En La Barra hablamos de

motogp

El Circuit Ricardo Tormo de Cheste acoge este fin de semana, como viene siendo habitual, el último Gran Premio de la temporada. Sin embargo, no es tan común que se llegue a esta carrera con todo por decidir. En esta ocasión, Marc Márquez parte con una importante ventaja sobre el único piloto que puede arrebatarle el campeonato, Andrea Dovizioso. Al italiano solo le vale ganar y que el de Cervera no ocupe uno de los 11 primeros puestos de la clasificación. Teniendo en cuenta que el peor puesto de Márquez esta temporada es el sexto (sin contar averías y caídas), todo parece indicar que finalmente “Dovi” no ocupará el primer cajón del podio final. Pero si hay un deporte impredecible ese es MotoGP™, y hasta que ambos no crucen la meta no estará nada dicho. Y si no, que se lo cuenten a los habituales de Cheste, que ya habrán visto, con éste, cuatro campeonatos que se decidieron en su circuito. En #LoVemosEnElBar hemos repasado qué ocurrió en los tres anteriores:   2006 – Hayden vs Rossi El piloto de Kentucky y el de Tavullia se jugaban el campeonato en el circuito valenciano con 8 puntos de ventaja para el italiano, que además había logrado la pole position. Sin embargo, una caída al comienzo del Gran Premio hizo que “Vale” perdiese posiciones y Hayden pudiese irse con el grupo de cabeza sin la oposición de Rossi. Al final, el americano fue tercero tras las Ducati de Troy Bayliss y Loris Capirossi, resultado más que suficiente para alzarse con su primer y único campeonato de la categoría reina. Y es que Valentino solo pudo ser decimotercero, sumando 3 puntos por los 16 de Hayden.   2013 –Márquez vs Lorenzo Última carrera y los dos pilotos que se disputaban el mundial jugaban “en casa”. En los poco más de 4 kilómetros del Circuit se batían Marc Márquez, que ese año había debutado en MotoGP™, y un Jorge Lorenzo más experimentado, pero que partía con 13 puntos de desventaja frente al catalán. A Márquez le bastaba con ser cuarto siempre y cuando el balear ganase, algo que había hecho en las dos carreras anteriores, Australia y Japón. La incógnita era saber cómo el de Cervera, más inexperto, iba a manejar la presión. La carrera fue toda una revelación. Marc Márquez se comportó como un veterano, calmó su ímpetu habitual, contemporizó y, a pesar de la victoria de Lorenzo en su Yamaha, acabó tercero, posición que le valió para sumar, en su debut en la categoría, su primer título mundial, siendo además el piloto más joven de la Historia en conseguirlo.   2015 – Rossi vs Lorenzo El antecedente más cercano tiene como protagonistas a dos clásicos de MotoGP™: Lorenzo y Rossi. Podríamos decir que hubo un tercero, Marc Márquez, y es que todos los aficionados al motociclismo recordamos que esa temporada fue la de la tristemente célebre “patada” del italiano al español en Sepang, carrera inmediatamente anterior a la de Cheste. En un ambiente crispado como pocas veces se recuerda en MotoGP™ -por no decir ninguna-, el de Tavullia defendía 7 puntos de ventaja sobre Lorenzo, pero contaba con el importante hándicap de salir el último en Valencia tras ser sancionado por el incidente con Márquez, una losa demasiado pesada. A pesar de la increíble remontada de Valentino Rossi, en la que pasó de la última posición a la cuarta, ésta no fue suficiente y su compañero de equipo se llevó el campeonato tras vencer en Cheste, por delante de Márquez y Pedrosa.  

Si San Mamés es “La Catedral” del fútbol español, ese honor en MotoGP™ lo ostenta el circuito neerlandés de Assen, “La Catedral del Motociclismo”, un trazado lleno de historia que se ha mantenido año tras año en el campeonato desde su primera edición, en 1949. Otros clásicos, como el circuito de la Isla de Man, Spa o Monza, no lo consiguieron. Una de las señas de identidad del Gran Premio de Holanda de MotoGP™ es que era el único que se disputaba en sábado, concretamente el último de junio. Lamentablemente para los amantes de las tradiciones, desde la edición de 2016 esto ya no es así y, al igual que el resto de los Grandes Premios, la carrera se celebra en domingo. Los aficionados al ciclismo recordarán además que, en 2009, la Vuelta a España partió del mítico circuito holandés. Pero volviendo al Motor, os contamos algunas particularidades o anécdotas que hacen de Assen un lugar sin igual en la historia del Motociclismo: Con la Iglesia hemos topado. Y es que la razón de que las carreras se celebrasen desde 1925 y hasta 2015 en sábado, fue que había una iglesia ubicada en los alrededores y, para que los fieles pudiesen seguir asistiendo a misa los domingos sin sufrir cortes en los accesos, el ayuntamiento de la localidad decretó que se corriese siempre en sábado. Además de MotoGP™, Assen también es sede del Campeonato Mundial de Superbikes, del Campeonato Británico de Superbikes y del Campeonato Mundial de Motocross. Y es que es de los pocos circuitos que está única y exclusivamente diseñado para motos. La extensión original del circuito era de 16.540 metros. En 1955 se acortó hasta los 7.705 metros, en 1984 hasta los 6.134 metros y, en 2006, a750 metros. De su trazado original, únicamente se conserva la recta principal. Tiene capacidad para 000 espectadores, de los que 60.000 pueden ver la carrera sentados. Es “nuestro” circuito preferido: Los pilotos españoles se sienten en Assen como en casa. 43 veces han ganado en el trazado holandés, más que en cualquier otro circuito del Mundial. Ángel “12+1” Nieto tiene la “pole” en victorias nacionales con 15 -en 50cc y 125cc-, seguido de Jorge Martínez Aspar (5), Jorge Lorenzo y Marc Márquez (4). Marc Márquez tiene el récord del circuito, con un tiempo medio de 1’33.617 por vuelta. El de Cervera “voló” sobre Assen en 2015 a una velocidad media de 146.7 km/h, alcanzando los 319.8 km/h. La vuelta rápida es para Valentino Rossi, que completó el circuito en 1’32.627. El trazado se caracteriza por su adherencia -incluso en condiciones climatológicas adversas- y por ser considerado uno de los más técnicos del Mundial. Empate y tan amigos. En 1975 tuvo lugar en Assen un hecho que, a día de hoy, sigue siendo único. En la carrera de 500cc, Barry Sheene y Giacomo Agostini terminaron la carrera exactamente con el mismo tiempo, incluidas hasta las décimas de segundo, máximo de medición en aquella época.

El Circuit Ricardo Tormo de Cheste acoge este fin de semana, como viene siendo habitual, el último Gran Premio de la temporada. Sin embargo, no es tan común que se llegue a esta carrera con todo por decidir. En esta ocasión, Marc Márquez parte con una importante ventaja sobre el único piloto que puede arrebatarle el campeonato, Andrea Dovizioso. Al italiano solo le vale ganar y que el de Cervera no ocupe uno de los 11 primeros puestos de la clasificación. Teniendo en cuenta que el peor puesto de Márquez esta temporada es el sexto (sin contar averías y caídas), todo parece indicar que finalmente “Dovi” no ocupará el primer cajón del podio final. Pero si hay un deporte impredecible ese es MotoGP™, y hasta que ambos no crucen la meta no estará nada dicho. Y si no, que se lo cuenten a los habituales de Cheste, que ya habrán visto, con éste, cuatro campeonatos que se decidieron en su circuito. En #LoVemosEnElBar hemos repasado qué ocurrió en los tres anteriores:   2006 – Hayden vs Rossi El piloto de Kentucky y el de Tavullia se jugaban el campeonato en el circuito valenciano con 8 puntos de ventaja para el italiano, que además había logrado la pole position. Sin embargo, una caída al comienzo del Gran Premio hizo que “Vale” perdiese posiciones y Hayden pudiese irse con el grupo de cabeza sin la oposición de Rossi. Al final, el americano fue tercero tras las Ducati de Troy Bayliss y Loris Capirossi, resultado más que suficiente para alzarse con su primer y único campeonato de la categoría reina. Y es que Valentino solo pudo ser decimotercero, sumando 3 puntos por los 16 de Hayden.   2013 –Márquez vs Lorenzo Última carrera y los dos pilotos que se disputaban el mundial jugaban “en casa”. En los poco más de 4 kilómetros del Circuit se batían Marc Márquez, que ese año había debutado en MotoGP™, y un Jorge Lorenzo más experimentado, pero que partía con 13 puntos de desventaja frente al catalán. A Márquez le bastaba con ser cuarto siempre y cuando el balear ganase, algo que había hecho en las dos carreras anteriores, Australia y Japón. La incógnita era saber cómo el de Cervera, más inexperto, iba a manejar la presión. La carrera fue toda una revelación. Marc Márquez se comportó como un veterano, calmó su ímpetu habitual, contemporizó y, a pesar de la victoria de Lorenzo en su Yamaha, acabó tercero, posición que le valió para sumar, en su debut en la categoría, su primer título mundial, siendo además el piloto más joven de la Historia en conseguirlo.   2015 – Rossi vs Lorenzo El antecedente más cercano tiene como protagonistas a dos clásicos de MotoGP™: Lorenzo y Rossi. Podríamos decir que hubo un tercero, Marc Márquez, y es que todos los aficionados al motociclismo recordamos que esa temporada fue la de la tristemente célebre “patada” del italiano al español en Sepang, carrera inmediatamente anterior a la de Cheste. En un ambiente crispado como pocas veces se recuerda en MotoGP™ -por no decir ninguna-, el de Tavullia defendía 7 puntos de ventaja sobre Lorenzo, pero contaba con el importante hándicap de salir el último en Valencia tras ser sancionado por el incidente con Márquez, una losa demasiado pesada. A pesar de la increíble remontada de Valentino Rossi, en la que pasó de la última posición a la cuarta, ésta no fue suficiente y su compañero de equipo se llevó el campeonato tras vencer en Cheste, por delante de Márquez y Pedrosa.  

Si San Mamés es “La Catedral” del fútbol español, ese honor en MotoGP™ lo ostenta el circuito neerlandés de Assen, “La Catedral del Motociclismo”, un trazado lleno de historia que se ha mantenido año tras año en el campeonato desde su primera edición, en 1949. Otros clásicos, como el circuito de la Isla de Man, Spa o Monza, no lo consiguieron. Una de las señas de identidad del Gran Premio de Holanda de MotoGP™ es que era el único que se disputaba en sábado, concretamente el último de junio. Lamentablemente para los amantes de las tradiciones, desde la edición de 2016 esto ya no es así y, al igual que el resto de los Grandes Premios, la carrera se celebra en domingo. Los aficionados al ciclismo recordarán además que, en 2009, la Vuelta a España partió del mítico circuito holandés. Pero volviendo al Motor, os contamos algunas particularidades o anécdotas que hacen de Assen un lugar sin igual en la historia del Motociclismo: Con la Iglesia hemos topado. Y es que la razón de que las carreras se celebrasen desde 1925 y hasta 2015 en sábado, fue que había una iglesia ubicada en los alrededores y, para que los fieles pudiesen seguir asistiendo a misa los domingos sin sufrir cortes en los accesos, el ayuntamiento de la localidad decretó que se corriese siempre en sábado. Además de MotoGP™, Assen también es sede del Campeonato Mundial de Superbikes, del Campeonato Británico de Superbikes y del Campeonato Mundial de Motocross. Y es que es de los pocos circuitos que está única y exclusivamente diseñado para motos. La extensión original del circuito era de 16.540 metros. En 1955 se acortó hasta los 7.705 metros, en 1984 hasta los 6.134 metros y, en 2006, a750 metros. De su trazado original, únicamente se conserva la recta principal. Tiene capacidad para 000 espectadores, de los que 60.000 pueden ver la carrera sentados. Es “nuestro” circuito preferido: Los pilotos españoles se sienten en Assen como en casa. 43 veces han ganado en el trazado holandés, más que en cualquier otro circuito del Mundial. Ángel “12+1” Nieto tiene la “pole” en victorias nacionales con 15 -en 50cc y 125cc-, seguido de Jorge Martínez Aspar (5), Jorge Lorenzo y Marc Márquez (4). Marc Márquez tiene el récord del circuito, con un tiempo medio de 1’33.617 por vuelta. El de Cervera “voló” sobre Assen en 2015 a una velocidad media de 146.7 km/h, alcanzando los 319.8 km/h. La vuelta rápida es para Valentino Rossi, que completó el circuito en 1’32.627. El trazado se caracteriza por su adherencia -incluso en condiciones climatológicas adversas- y por ser considerado uno de los más técnicos del Mundial. Empate y tan amigos. En 1975 tuvo lugar en Assen un hecho que, a día de hoy, sigue siendo único. En la carrera de 500cc, Barry Sheene y Giacomo Agostini terminaron la carrera exactamente con el mismo tiempo, incluidas hasta las décimas de segundo, máximo de medición en aquella época.

“Mientras las estadísticas no digan lo contrario”, “hasta que no sea matemático”, “hasta el final no está todo dicho”… Todas estas son frases a las que se suele recurrir en el mundo del deporte cuando estás a punto de conseguir un campeonato o, en el extremo contrario, cuando todavía conservas esperanzas de lograrlo aunque no las tengas todas contigo porque otros llevan ventaja. Por supuesto, las carreras en MotoGP™ no son una excepción. Todavía con más razón si tenemos en cuenta que estamos ante uno de los deportes más emocionantes y con una mayor carga de adrenalina que existen, donde los adelantamientos son una constante prácticamente en cada vuelta del trazado. Y es que los aficionados al motociclismo han vivido remontadas que han pasado a la historia por su espectacularidad, con pilotos que tras una caída o un percance mecánico se han impuesto en la carrera, o que tras una penalización han salido en las últimas posiciones y han acabado pisando el podio. En #LoVemosEnElBar hemos recopilado las más espectaculares: 1. Brad Binder, Circuito de Jerez, 2016 – 35 puestos Fuente: http://www.timeslive.co.za/ Brad Binder consiguió la pasada temporada la mayor remontada nunca vista en MotoGP ™, ganando 35 puestos y acabando con una maldición de 35 años sin que ningún piloto sudafricano lograse una victoria. Binder había sido sancionado por los comisarios al encontrar un software no homologado en su moto KTM. Desde la última plaza (35), alcanzó el puesto 21 tras la primera curva. Cuando restaban 16 vueltas, ya se había colocado octavo. En la siguiente, cuarto, a más de 4 segundos del trío de cabeza pero con un ritmo medio segundo por vuelta mejor que sus contrincantes. Los alcanzó a falta de 9 curvas. Adelantó a todos cuando quedaban 6. El resto es historia, concretamente la mayor remontada de la historia. Puedes verla en este vídeo. 2. Marc Márquez. Circuit Ricardo Tormo, 2012 – 32 puestos Fuente: www.redbull.com Era el año 2012 y Marc Márquez, entonces en Moto2, corría en casa, en el circuito de Cheste. Tras ser sancionado por una maniobra bordeando el reglamento con otro piloto, Márquez salía desde la posición 33 de la parrilla y, para más dificultad, la carrera se desarrollaría sobre asfalto mojado y en un circuito donde no es fácil adelantar. Nada hacía prever lo que luego sucedió. En la salida ya había sobrepasado a 20 pilotos, colocándose decimotercero. Cuando restaban 10 vueltas ya estaba en quinta posición. Al final, acabó ganando una carrera que ha quedado para la posteridad y en la que Julián Simón y Nico Terol le secundaron en un podio que supuso una fiesta para el motociclismo español. Puedes ver los mejores momentos de ese inolvidable Gran Premio en este vídeo. 3. Marc Márquez. Phillip Island Circuit, 2011 – 35 puestos Repite Márquez en el tercer lugar de las favoritas de #LoVemosEnElBar. Lo que hizo sobre la moto en el Gran Premio de Australia de 2011 no ocupa el primer puesto simplemente porque no ganó la carrera, pero el piloto catalán remontó nada más y nada menos que ¡35 puestos! en Moto2. Sancionado al igual que en Cheste un año después, también tuvo que salir desde la cola de la parrilla, en el puesto 38. El piloto de Cervera tiró de talento y velocidad para adelantar a 22 pilotos en la primera vuelta. La remontada no se detuvo y Márquez, necesitado de puntos, pudo acabar la carrera en tercera posición y subir al cajón. 4. Valentino Rossi. Circuit Ricardo Tormo, 2005 – 14 puestos Fuente: http://rossihelmets.com Valentino Rossi también acumula grandes remontadas en su amplia carrera en MotoGP™: Sepang 2010 (de 9º al 1º), Australia 2008 (de 12º al 2º), Assen 2007 (de 11º a 1º)… Pero sin duda la mejor tuvo lugar en Valencia en 2005, cuando partió desde la posición número 15 y finalizó 3º. Era su primera etapa en Yamaha y en un circuito, como es el de Cheste, poco dado a los adelantamientos por su estrechez. Sin embargo, “Il Dottore” se sobrepuso a las dificultades y progresivamente fue ganando puestos hasta acabar en una más que meritoria tercera plaza.  

“Mientras las estadísticas no digan lo contrario”, “hasta que no sea matemático”, “hasta el final no está todo dicho”… Todas estas son frases a las que se suele recurrir en el mundo del deporte cuando estás a punto de conseguir un campeonato o, en el extremo contrario, cuando todavía conservas esperanzas de lograrlo aunque no las tengas todas contigo porque otros llevan ventaja. Por supuesto, las carreras en MotoGP™ no son una excepción. Todavía con más razón si tenemos en cuenta que estamos ante uno de los deportes más emocionantes y con una mayor carga de adrenalina que existen, donde los adelantamientos son una constante prácticamente en cada vuelta del trazado. Y es que los aficionados al motociclismo han vivido remontadas que han pasado a la historia por su espectacularidad, con pilotos que tras una caída o un percance mecánico se han impuesto en la carrera, o que tras una penalización han salido en las últimas posiciones y han acabado pisando el podio. En #LoVemosEnElBar hemos recopilado las más espectaculares: 1. Brad Binder, Circuito de Jerez, 2016 – 35 puestos Fuente: http://www.timeslive.co.za/ Brad Binder consiguió la pasada temporada la mayor remontada nunca vista en MotoGP ™, ganando 35 puestos y acabando con una maldición de 35 años sin que ningún piloto sudafricano lograse una victoria. Binder había sido sancionado por los comisarios al encontrar un software no homologado en su moto KTM. Desde la última plaza (35), alcanzó el puesto 21 tras la primera curva. Cuando restaban 16 vueltas, ya se había colocado octavo. En la siguiente, cuarto, a más de 4 segundos del trío de cabeza pero con un ritmo medio segundo por vuelta mejor que sus contrincantes. Los alcanzó a falta de 9 curvas. Adelantó a todos cuando quedaban 6. El resto es historia, concretamente la mayor remontada de la historia. Puedes verla en este vídeo. 2. Marc Márquez. Circuit Ricardo Tormo, 2012 – 32 puestos Fuente: www.redbull.com Era el año 2012 y Marc Márquez, entonces en Moto2, corría en casa, en el circuito de Cheste. Tras ser sancionado por una maniobra bordeando el reglamento con otro piloto, Márquez salía desde la posición 33 de la parrilla y, para más dificultad, la carrera se desarrollaría sobre asfalto mojado y en un circuito donde no es fácil adelantar. Nada hacía prever lo que luego sucedió. En la salida ya había sobrepasado a 20 pilotos, colocándose decimotercero. Cuando restaban 10 vueltas ya estaba en quinta posición. Al final, acabó ganando una carrera que ha quedado para la posteridad y en la que Julián Simón y Nico Terol le secundaron en un podio que supuso una fiesta para el motociclismo español. Puedes ver los mejores momentos de ese inolvidable Gran Premio en este vídeo. 3. Marc Márquez. Phillip Island Circuit, 2011 – 35 puestos Repite Márquez en el tercer lugar de las favoritas de #LoVemosEnElBar. Lo que hizo sobre la moto en el Gran Premio de Australia de 2011 no ocupa el primer puesto simplemente porque no ganó la carrera, pero el piloto catalán remontó nada más y nada menos que ¡35 puestos! en Moto2. Sancionado al igual que en Cheste un año después, también tuvo que salir desde la cola de la parrilla, en el puesto 38. El piloto de Cervera tiró de talento y velocidad para adelantar a 22 pilotos en la primera vuelta. La remontada no se detuvo y Márquez, necesitado de puntos, pudo acabar la carrera en tercera posición y subir al cajón. 4. Valentino Rossi. Circuit Ricardo Tormo, 2005 – 14 puestos Fuente: http://rossihelmets.com Valentino Rossi también acumula grandes remontadas en su amplia carrera en MotoGP™: Sepang 2010 (de 9º al 1º), Australia 2008 (de 12º al 2º), Assen 2007 (de 11º a 1º)… Pero sin duda la mejor tuvo lugar en Valencia en 2005, cuando partió desde la posición número 15 y finalizó 3º. Era su primera etapa en Yamaha y en un circuito, como es el de Cheste, poco dado a los adelantamientos por su estrechez. Sin embargo, “Il Dottore” se sobrepuso a las dificultades y progresivamente fue ganando puestos hasta acabar en una más que meritoria tercera plaza.