En La Barra hablamos de

#lovemosenelbar

Siempre intentamos dar pistas y consejos sobre el uso y empleo de las redes sociales. Son una herramienta fundamental para la difusión de la actividad de los bares y restaurantes, aunque también sirven para conocer mejor a potenciales clientes y para actualizar la información vinculada con el negocio. La actividad en el mundo del social media requiere un requisito fundamental para poder gestionar correctamente las redes sociales: un calendario editorial. En este post te damos algunas pistas para que puedas hacer uno tú mismo. Gestionar proveedores, contratos, horarios de entrada y de salida y, además, las redes sociales, son todas tareas que exigen mucha atención. A veces, en el caso de la última responsabilidad, la de gestionar los perfiles de redes sociales, queda un poco en el olvido por el ritmo del día a día. Por ello, es importante organizar todas las ideas y las publicaciones que tenéis en mente para ir dándoles salida poco a poco y a tiempo. Ante esta necesidad, queremos daros algunas claves para que podáis planificar correctamente cada mes: Key dates Los días clave han pasado a formar parte del día a día de las redes sociales. Todos los negocios tienen un vínculo con alguno de estos días. Por ejemplo, las empresas energéticas tenderán a comunicar sus iniciativas a favor del medio ambiente, gracias a la celebración de este día el 5 de junio. En el caso de los bares y restaurantes las posibilidades son infinitas, por poner algunas opciones, en el mes de junio se celebran los siguientes días: 1 de junio: día mundial de la leche 16 de junio: día mundial de la tapa 18 de junio: día mundial de la gastronomía sostenible 18 de junio: día internacional del sushi Así una larga lista de temáticas que se pueden vincular con la actividad que lleváis a cabo cada día y cada mes. Formato de contenido Las redes comprenden una gran cantidad tipos formatos: vídeos, fotos, stories, galerías, encuestas… en fin, una serie de opciones de las que puedes sacar mucho jugo para aumentar la interacción y el engagement de tus perfiles con tus usuarios. En algunas ocasiones, montar muchos vídeos es complicado, porque es un formato que conlleva más tiempo que, por ejemplo, una imagen. No obstante, que eso no te limite para poder programar algunos vídeos a lo largo del año. Puedes programar un vídeo, dos encuestas o un “preguntas y respuestas” al mes, por ejemplo. Si tienes en mente lo que quieres comunicar en cada momento, será más sencillo poder ejecutar las iniciativas que habías pensado. Temática del contenido ¿Qué tipo de negocio gestionas? ¿Por qué se caracteriza? No es lo mismo crear contenido para un bar de tapas que para un bar irlandés. Porque cada uno comprende un tipo de clientela y ofrece un servicio diferente. Un bar de tapas puede hacer una publicación semanal que sea `La tapa de la semana´ y un bar irlandés puede explicar las diferencias que existen entre las cervezas que ofrecen. Por otra parte, los negocios de restauración tienen temáticas inherentes como sus cocinas, los espacios del local, el equipo humano que hace que todo funcione de maravilla o los detalles que aporta cada cocinero a cada planto. Analiza qué elementos componen tu negocio y cuáles pueden comunicarse por redes sociales, de esta manera podrás planificar fácilmente cada temática para repetirla cada cierto tiempo. Calendario editorial El calendario editorial es una herramienta indispensable para la gestión de las redes sociales, sea cual sea el negocio. Aporta una visión global de todo lo que se va a hacer en cada perfil y te deja evaluar en un solo vistazo las temáticas y los tipos de comunicaciones que vas a hacer. Para que puedas empezar a completar uno, te dejamos un ejemplo de uno de estos aquí. Tómate tu tiempo para organizar cada mes. Piensa qué puede interesar a tu clientela y quédate con las publicaciones que mejor han funcionado en meses anteriores para repetir el formato. Si planificas tu actividad, podrás ver cómo mejoran los resultados vinculados a tu actividad en el mundo del social media.

De los 32 clubes que iniciaron la fase de grupos de la competición en el mes de septiembre, solo quedan cuatro. Tan solo uno de ellos podrá alzar al cielo de París la orejona el próximo 28 de mayo. A continuación, analizamos a fondo por qué cada uno de los semifinalistas de la Champions League 2021-2022 debe o puede ganar la antigua Copa de Europa o, todo lo contrario, por qué no va a ganarla. Real Madrid   El 13 veces campeón de Europa tiene más experiencia que nadie en estas lides. Su último título fue conquistado en la 2017-2018 frente al Liverpool en la final de Kiev. Tras dos temporadas de transición, en la última edición alcanzó las semifinales, donde cayó ante el Chelsea, posteriormente campeón, del que se ha vengado en cuartos de final.   Por qué debe ganarla   El Real Madrid se siente en la Champions League como en el jardín de su casa. La remontada en octavos ante el Paris Saint-Germain, con hat-trick de Benzema; la exhibición en Stamford Bridge, con nuevo triplete del francés, y la vuelta en el Bernabéu frente al Chelsea, con reacción incluida invitan al optimismo. El estado de forma de Courtois en la portería, la segunda juventud de Modric a sus 36 años y el olfato goleador de Karim le hacen aspirante a todo. Además, el Madrid tiene la Liga prácticamente encarrilada, por lo que puede concentrarse en cuerpo y alma en su competición fetiche.     Por qué no debe ganarla   El nivel de la plantilla del Madrid está lejos del que conquistó cuatro Champions en cinco años, cuando contaba en el once con Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo, y el centro del campo tenía varios años menos. Asimismo, en algunos momentos de la temporada ha dado muestras de debilidad, como en la derrota liguera por 0-4 ante el Barcelona o en varios momentos del partido de vuelta ante el Chelsea.   Villarreal   Este pequeño pueblo de 50.000 habitantes en la provincia de Castellón ha vuelto a situarse en el mapa futbolístico europeo. El gol de Chukwueze en Múnich les ha hecho volver a la penúltima ronda de la máxima competición continental, que la alcanzaron en 2006 con el famoso penalti fallado por Riquelme ante el Arsenal.     Por qué debe ganarla   El Villarreal tiene una gran plantilla, y en la misma forman parte piezas fundamentales de la selección española que acudirá a Catar en noviembre como Pau Torres, Gerard Moreno o Yeremy Pino, además de los Raúl Albiol o Dani Parejo, que están en un momento espectacular. Además, ya ha eliminado a Juventus y Bayern. Si Dinamarca o Grecia ganaron la Eurocopa, ¿Por qué no va a levantar el Villarreal, actual campeón de la Europa League, la Champions?   Por qué no debe ganarla   De los cuatro equipos que quedan, el Villarreal es el que menos presupuesto y experiencia tiene en estas lides, algo que puede pesar de manera notable a estas alturas de competición. Además, no tiene ninguna obligación de ganar la competición, ya que ha superado con creces las expectativas llegando a la penúltima ronda. El hecho de que aún esté jugándose en Liga su participación en Europa durante la próxima temporada también puede pasarles factura.   Liverpool   Con seis entorchados en su haber, los reds ocupan, junto al Bayern, el tercer puesto en el escalafón histórico de la Liga de Campeones. Su último título tuvo lugar en la temporada 2018-2019, cuando derrotaron en la final inglesa del Wanda Metropolitano al Tottenham Hotspur por 2-0.   Por qué debe ganarla   El Liverpool está a un nivel altísimo de juego. En la Premier sigue aspirando al título después de recortar 11 puntos al City y el 14 de mayo disputarán la final de la FA Cup en Wembley frente al Chelsea. Además, ya saben lo que es ganar un título esta temporada, puesto que derrotaron, precisamente al conjunto londinense, por penaltis, en la final de la Copa de la Liga.   En la primera fase de la Champions fueron junto al Ajax, el único equipo en ganar todos los partidos. Además, no tenían un grupo fácil: Atlético de Madrid, Oporto y Milan fueron sus rivales. La aparición de Luis Díaz en la delantera, apuntala un arsenal ofensivo de por sí temible con Salah, Firmino, Mané y Diogo Jota.   Por qué no debe ganarla   Los de Jurgen Klopp están vivos en tres competiciones y tienen que afrontar un desgaste extra a estas alturas de temporada, cuando las fuerzas flaquean. Está por ver que el nivel de forma exhibido hasta la fecha se mantenga en el tramo final del curso. En octavos y cuartos de final, ante Inter y Benfica respectivamente, sentenciaron pronto en la ida y salvo algún sobresalto contra los italianos en la recta final, no afrontaron momentos complicados. Su nivel de competitividad en escenarios igualados en Europa es una incógnita.   Manchester City   Es junto al Paris Saint-Germain el nuevo rico del fútbol europeo. Tras varios intentos fallidos, la temporada pasada alcanzaron la final, en la que cayeron por la mínima frente al Chelsea en Lisboa después de dejar en la cuneta al club francés en semifinales y anteriormente a Borussia Dortmund y Borussia Monchengladbach.   Por qué debe ganarla   El Manchester City es el actual líder de la Premier y en cuartos de final eliminaron al Atlético de Madrid, en un duelo agónico de los que hay que ganar si aspiras al título continental. Una plantilla plagada de jugadores de extraordinaria calidad con De Bruyne, Mahrez, Rodri, Gundogan o Foden, va a darlo todo para ganar el título más deseado y por el que se embarcó Mansour bin Zayed Al-Nahyan  en este proyecto. Ya en la primera fase acabaron delante del PSG, abocando a los galos a una final anticipada en octavos.   Por qué no debe ganarla   Le falta la experiencia que tienen Real Madrid o Liverpool a estas alturas de competición y en la eliminatoria de cuartos ante el Atlético, adoleció de falta de pegada. Le falta un 9 clásico. Tiene al Liverpool pisándole los talones en la lucha por la que sería su octava Premier, sexta con la actual denominación y eso le puede distraer.   Faltan unas semanas para saber quién se hará con el trofeo, pero, sin duda, la competición está muy igualada.

Siempre intentamos dar pistas y consejos sobre el uso y empleo de las redes sociales. Son una herramienta fundamental para la difusión de la actividad de los bares y restaurantes, aunque también sirven para conocer mejor a potenciales clientes y para actualizar la información vinculada con el negocio. La actividad en el mundo del social media requiere un requisito fundamental para poder gestionar correctamente las redes sociales: un calendario editorial. En este post te damos algunas pistas para que puedas hacer uno tú mismo. Gestionar proveedores, contratos, horarios de entrada y de salida y, además, las redes sociales, son todas tareas que exigen mucha atención. A veces, en el caso de la última responsabilidad, la de gestionar los perfiles de redes sociales, queda un poco en el olvido por el ritmo del día a día. Por ello, es importante organizar todas las ideas y las publicaciones que tenéis en mente para ir dándoles salida poco a poco y a tiempo. Ante esta necesidad, queremos daros algunas claves para que podáis planificar correctamente cada mes: Key dates Los días clave han pasado a formar parte del día a día de las redes sociales. Todos los negocios tienen un vínculo con alguno de estos días. Por ejemplo, las empresas energéticas tenderán a comunicar sus iniciativas a favor del medio ambiente, gracias a la celebración de este día el 5 de junio. En el caso de los bares y restaurantes las posibilidades son infinitas, por poner algunas opciones, en el mes de junio se celebran los siguientes días: 1 de junio: día mundial de la leche 16 de junio: día mundial de la tapa 18 de junio: día mundial de la gastronomía sostenible 18 de junio: día internacional del sushi Así una larga lista de temáticas que se pueden vincular con la actividad que lleváis a cabo cada día y cada mes. Formato de contenido Las redes comprenden una gran cantidad tipos formatos: vídeos, fotos, stories, galerías, encuestas… en fin, una serie de opciones de las que puedes sacar mucho jugo para aumentar la interacción y el engagement de tus perfiles con tus usuarios. En algunas ocasiones, montar muchos vídeos es complicado, porque es un formato que conlleva más tiempo que, por ejemplo, una imagen. No obstante, que eso no te limite para poder programar algunos vídeos a lo largo del año. Puedes programar un vídeo, dos encuestas o un “preguntas y respuestas” al mes, por ejemplo. Si tienes en mente lo que quieres comunicar en cada momento, será más sencillo poder ejecutar las iniciativas que habías pensado. Temática del contenido ¿Qué tipo de negocio gestionas? ¿Por qué se caracteriza? No es lo mismo crear contenido para un bar de tapas que para un bar irlandés. Porque cada uno comprende un tipo de clientela y ofrece un servicio diferente. Un bar de tapas puede hacer una publicación semanal que sea `La tapa de la semana´ y un bar irlandés puede explicar las diferencias que existen entre las cervezas que ofrecen. Por otra parte, los negocios de restauración tienen temáticas inherentes como sus cocinas, los espacios del local, el equipo humano que hace que todo funcione de maravilla o los detalles que aporta cada cocinero a cada planto. Analiza qué elementos componen tu negocio y cuáles pueden comunicarse por redes sociales, de esta manera podrás planificar fácilmente cada temática para repetirla cada cierto tiempo. Calendario editorial El calendario editorial es una herramienta indispensable para la gestión de las redes sociales, sea cual sea el negocio. Aporta una visión global de todo lo que se va a hacer en cada perfil y te deja evaluar en un solo vistazo las temáticas y los tipos de comunicaciones que vas a hacer. Para que puedas empezar a completar uno, te dejamos un ejemplo de uno de estos aquí. Tómate tu tiempo para organizar cada mes. Piensa qué puede interesar a tu clientela y quédate con las publicaciones que mejor han funcionado en meses anteriores para repetir el formato. Si planificas tu actividad, podrás ver cómo mejoran los resultados vinculados a tu actividad en el mundo del social media.

De los 32 clubes que iniciaron la fase de grupos de la competición en el mes de septiembre, solo quedan cuatro. Tan solo uno de ellos podrá alzar al cielo de París la orejona el próximo 28 de mayo. A continuación, analizamos a fondo por qué cada uno de los semifinalistas de la Champions League 2021-2022 debe o puede ganar la antigua Copa de Europa o, todo lo contrario, por qué no va a ganarla. Real Madrid   El 13 veces campeón de Europa tiene más experiencia que nadie en estas lides. Su último título fue conquistado en la 2017-2018 frente al Liverpool en la final de Kiev. Tras dos temporadas de transición, en la última edición alcanzó las semifinales, donde cayó ante el Chelsea, posteriormente campeón, del que se ha vengado en cuartos de final.   Por qué debe ganarla   El Real Madrid se siente en la Champions League como en el jardín de su casa. La remontada en octavos ante el Paris Saint-Germain, con hat-trick de Benzema; la exhibición en Stamford Bridge, con nuevo triplete del francés, y la vuelta en el Bernabéu frente al Chelsea, con reacción incluida invitan al optimismo. El estado de forma de Courtois en la portería, la segunda juventud de Modric a sus 36 años y el olfato goleador de Karim le hacen aspirante a todo. Además, el Madrid tiene la Liga prácticamente encarrilada, por lo que puede concentrarse en cuerpo y alma en su competición fetiche.     Por qué no debe ganarla   El nivel de la plantilla del Madrid está lejos del que conquistó cuatro Champions en cinco años, cuando contaba en el once con Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo, y el centro del campo tenía varios años menos. Asimismo, en algunos momentos de la temporada ha dado muestras de debilidad, como en la derrota liguera por 0-4 ante el Barcelona o en varios momentos del partido de vuelta ante el Chelsea.   Villarreal   Este pequeño pueblo de 50.000 habitantes en la provincia de Castellón ha vuelto a situarse en el mapa futbolístico europeo. El gol de Chukwueze en Múnich les ha hecho volver a la penúltima ronda de la máxima competición continental, que la alcanzaron en 2006 con el famoso penalti fallado por Riquelme ante el Arsenal.     Por qué debe ganarla   El Villarreal tiene una gran plantilla, y en la misma forman parte piezas fundamentales de la selección española que acudirá a Catar en noviembre como Pau Torres, Gerard Moreno o Yeremy Pino, además de los Raúl Albiol o Dani Parejo, que están en un momento espectacular. Además, ya ha eliminado a Juventus y Bayern. Si Dinamarca o Grecia ganaron la Eurocopa, ¿Por qué no va a levantar el Villarreal, actual campeón de la Europa League, la Champions?   Por qué no debe ganarla   De los cuatro equipos que quedan, el Villarreal es el que menos presupuesto y experiencia tiene en estas lides, algo que puede pesar de manera notable a estas alturas de competición. Además, no tiene ninguna obligación de ganar la competición, ya que ha superado con creces las expectativas llegando a la penúltima ronda. El hecho de que aún esté jugándose en Liga su participación en Europa durante la próxima temporada también puede pasarles factura.   Liverpool   Con seis entorchados en su haber, los reds ocupan, junto al Bayern, el tercer puesto en el escalafón histórico de la Liga de Campeones. Su último título tuvo lugar en la temporada 2018-2019, cuando derrotaron en la final inglesa del Wanda Metropolitano al Tottenham Hotspur por 2-0.   Por qué debe ganarla   El Liverpool está a un nivel altísimo de juego. En la Premier sigue aspirando al título después de recortar 11 puntos al City y el 14 de mayo disputarán la final de la FA Cup en Wembley frente al Chelsea. Además, ya saben lo que es ganar un título esta temporada, puesto que derrotaron, precisamente al conjunto londinense, por penaltis, en la final de la Copa de la Liga.   En la primera fase de la Champions fueron junto al Ajax, el único equipo en ganar todos los partidos. Además, no tenían un grupo fácil: Atlético de Madrid, Oporto y Milan fueron sus rivales. La aparición de Luis Díaz en la delantera, apuntala un arsenal ofensivo de por sí temible con Salah, Firmino, Mané y Diogo Jota.   Por qué no debe ganarla   Los de Jurgen Klopp están vivos en tres competiciones y tienen que afrontar un desgaste extra a estas alturas de temporada, cuando las fuerzas flaquean. Está por ver que el nivel de forma exhibido hasta la fecha se mantenga en el tramo final del curso. En octavos y cuartos de final, ante Inter y Benfica respectivamente, sentenciaron pronto en la ida y salvo algún sobresalto contra los italianos en la recta final, no afrontaron momentos complicados. Su nivel de competitividad en escenarios igualados en Europa es una incógnita.   Manchester City   Es junto al Paris Saint-Germain el nuevo rico del fútbol europeo. Tras varios intentos fallidos, la temporada pasada alcanzaron la final, en la que cayeron por la mínima frente al Chelsea en Lisboa después de dejar en la cuneta al club francés en semifinales y anteriormente a Borussia Dortmund y Borussia Monchengladbach.   Por qué debe ganarla   El Manchester City es el actual líder de la Premier y en cuartos de final eliminaron al Atlético de Madrid, en un duelo agónico de los que hay que ganar si aspiras al título continental. Una plantilla plagada de jugadores de extraordinaria calidad con De Bruyne, Mahrez, Rodri, Gundogan o Foden, va a darlo todo para ganar el título más deseado y por el que se embarcó Mansour bin Zayed Al-Nahyan  en este proyecto. Ya en la primera fase acabaron delante del PSG, abocando a los galos a una final anticipada en octavos.   Por qué no debe ganarla   Le falta la experiencia que tienen Real Madrid o Liverpool a estas alturas de competición y en la eliminatoria de cuartos ante el Atlético, adoleció de falta de pegada. Le falta un 9 clásico. Tiene al Liverpool pisándole los talones en la lucha por la que sería su octava Premier, sexta con la actual denominación y eso le puede distraer.   Faltan unas semanas para saber quién se hará con el trofeo, pero, sin duda, la competición está muy igualada.

El día a día del sector de la restauración muchas veces no deja espacio para dedicarle el tiempo que necesitan las redes sociales. Contratar a una persona que gestione los perfiles es una decisión muy acertada, porque ellos podrán dedicarle todo el tiempo que tú no puedes y sabrán cómo manejarlas. A continuación, desarrollamos qué aspectos tener en cuenta para contratar un CM o community manager. Ser cocinero, gestor y además community manager, se presenta como una tarea un poco estresante. No obstante, no tienes por qué aunar todas estas capacidades. Si tu misión al emprender un negocio de restauración era la de gestor, tendrás que contratar a un cocinero. Y si tu anhelo era el de cocinar los mejores platos, debes contratar un community manager para la comunicación en redes sociales. Y así sucesivamente para que cada persona pueda realizar de la mejor manera su trabajo.   En algunas ocasiones, pensamos que el trabajo de otras personas puede ser fácil o sencillo. Por ello, algunos responsables de bares y restaurantes inician su andadura en las redes sociales en solitario. Sin embargo, la gestión de estos perfiles dista mucho de ser una tarea sencilla, aunque sí muy gratificante. La labor de contestar las preguntas de los usuarios, publicar de manera periódica en diferentes formatos o analizar la actividad de la cuenta, llevan mucho tiempo y dedicación. Por ello, a continuación, te damos las claves que debes tener en cuenta para contratar a un CM: Redacción: no hay que escribir grandes textos ni largos reportajes, pero no hay duda de que el detalle en la redacción es uno de los aspectos más importantes para un CM. La capacidad de usar correctamente las palabras, hará que explique bien todo aquello que el restaurante quiera reflejar. Además, cuidar la ortografía es un aspecto fundamental para dar buena imagen ante la comunidad de usuarios. Inquietud por el social media: todo buen profesional que se precie tiene que tener interés por la materia en la que trabaja. En el caso de las redes sociales debe ir un poco más allá. Las herramientas digitales están en constante proceso de cambio y evolución. Un ejemplo de ellos es que hace solo un par de años, la que ahora es una de las plataformas más importantes en este terreno, TikTok, no existía. Ahora, en España, reúne a más de 8 millones de usuarios. Por tanto, estar al día e informarse de todas las tendencias será un plus en el perfil profesional que busques. Paciencia: la parte buena de las redes sociales es que dan la oportunidad a las empresas de ser creativos y crear conversaciones con los usuarios que están al otro lado de la pantalla. Los perfiles de cada una de ellas son escaparates de su actividad donde en muchas ocasiones la gente opina para bien o para mal. No pasa nada por encajar valoraciones negativas, es normal en estas plataformas. Pero, con las que hay que tener más paciencia es con aquellas que no aportan ningún valor, las de los haters. Para ello, el CM debe tener mano izquierda y tratar esa opinión como cualquier otra, porque perder los papeles no servirá de nada y dejará en evidencia a la empresa. Mucha creatividad: estar publicando contenido diariamente, puede ser una actividad repetitiva que termine por desgastar a cualquiera. Tener la capacidad de programar posts variados y creativos, que no lleguen a ser muy repetitivos es una cualidad muy importante de la persona que te llevará las redes sociales, porque mejorará el engagement de la cuenta y mejorará la percepción de los usuarios sobre tu negocio. Informes de resultados: no dejes pasar la ocasión de aprender qué ha ido bien o qué no ha funcionado en tus redes. Pide que de manera mensual (o con la periodicidad que creas conveniente) un informe que detalle los aspectos más importantes de cómo han funcionado tus perfiles. En las redes, como en el fútbol, no siempre se gana. Sin embargo, si tienes contigo a una persona que pueda gestionar las pérdidas y convertirlas en likes, comentarios y nuevos seguidores, tu restaurante se posicionará como un referente en gastronomía y en cómo gestionar correctamente el contenido.

La decisión de la sociedad por reducir su consumo de carne es cada vez más frecuente. Los bares y restaurantes deben estar preparados para estas peticiones, por ello te proponemos algunos platos que puedes ofrecer para que todos los públicos se vean satisfechos con la oferta de tu local. España es uno de los países con mayor número de vegetarianos en el mundo. Casi un 1,5% de la población adulta en España es vegetariana y el 0,8% vegana, según el informe publicado por la empresa Lantern. Estos porcentajes son el equivalente a 550 mil personas en el caso de los vegetarianos y 315 mil en el caso de los veganos. Además, este informe también analiza el papel de los flexitarianos, aquellas personas que consumen carne o pescado de manera muy esporádica. Ante estas cifras y ante una tendencia que cada vez es más común, los bares y restaurantes tienen que tener un menú variado que tenga en cuenta este tipo de alimentación. Y no vale con las ensaladas, porque las opciones son infinitas. Así, con el fin de ser más flexibles y tener una carta rica y variada para las personas que han decidido no consumir más carne en su día a día, te ofrecemos una serie de alternativas sencillas que harán que tu local forme parte del listado de estas personas. Para empezar un entrante En España casi en todas las comidas se comparte un entrante y después cada persona se pide su plato. De hecho, en algunas ocasiones se comparte toda la comida, por tanto, contar con algunos platos vegetarianos o veganos hará que todos los comensales puedan disfrutar de la comida: Hummus Fácil, rico y para toda la familia. Este plato archiconocido formará parte de cualquier comanda. Los protagonistas son los garbanzos, sin embargo, debes contar con algunas especias como el comino y el sésamo. Siempre se sirve con un poco de pan de pita, pero puedes ofrecerlo también con crudités como palitos de zanahoria o calabacín. Apto para: Vegetarianos y veganos. Tsatsiki Gracias a los griegos podemos saborear esta salsa que está realmente deliciosa. Puede formar parte del menú de varias maneras, ya que se puede incorporar como aliño en una ensalada o como acompañante de un plato principal. Sin embargo, este entrante puede servirse para compartir y que los comensales vayan picando poco a poco con pan o verduritas cortadas. Los ingredientes de este plato son: yogurt, ajo, pepino y hierbabuena. Se nos hace la boca agua. Apto para: Vegetarianos, dado que los veganos no consumen leche que provenga de algún animal. Falafel Una vez más, la dieta mediterránea ofrece un plato rico y sabroso y una vez más los garbanzos son los protagonistas, aunque esta vez el formato es diferente. El falafel se presenta como unas pequeñas albóndigas hechas de esta legumbre y acompañada con otros ingredientes como ajo, cebolla, perejil y cilantro. Apto para: Vegetarianos y veganos. Seguimos con los principales Que no falte un plato contundente en tu oferta para que cualquier cliente pueda saciar su apetito. Espaguetis de calabacín Así es, los espaguetis de calabacín existen. Solo tienes que cortarlo muy fino y en tiras y acompañarlo de una salsa de tomate (o de lo que gustes), et voila, ya tienes la versión del plato italiano mundialmente conocido. Es un plato sencillo y que todavía mucha gente no conoce, por lo que puedes ser el primero en sorprender a los clientes. Apto para: Vegetarianos y veganos. Cuscús El cuscús es muy conocido por todos, sin embargo, para que quede marcado en la memoria de los clientes, tienes que cocinar uno excepcional. El más conocido es el marroquí, que está acompañado de verduras como zanahoria, calabacín, canela, ajo, perejil… en fin, un largo listado de especias y verduras que hacen que este plato sea una delicia para aquellos que lo prueban. Apto para: Vegetarianos y veganos. Paella de verduras No limites la paella a los carnívoros, ¡puedes hacerla solo con verduras! Aunque estamos acostumbrados a ver gambas, calamares o carnes como ternera y pollo en las paellas más tradicionales, se pueden sustituir por alcachofas, judías verdes, zanahoria y tomate. Y lo cierto es que no tienen nada que envidiar. Apto para: Vegetarianos y veganos. Seitán, tofu, surimi… Ahora que hay más vegetarianos y veganos, también ha aumentado la oferta de sucedáneos de la carne. Puedes hacer hamburguesas con tofu, tofu a la parrilla y hasta pasteles con este alimento. En la cultura oriental se utiliza mucho y lo condimentan con salsas y especias que hace que esté delicioso. Después, está el seitán, una base de gluten de trigo con el que puedes simular un plato con filetes (de seitán, claro) y acompañarlo de una guarnición. Apto para: Vegetarianos y veganos. Postres Manzanas asadas Postre sencillo donde los haya. Solo necesitas manzanas, azúcar, mantequilla y canela. Pon el horno a calentar, introduce las manzanas 15 minutos con todos los ingredientes bien integrados y tendrás un postre listo para cualquier paladar que le guste (mucho) el dulce. Apto para: Solo vegetarianos porque llevan mantequilla. Helado vegano Así es, existe el helado sin leche. Este postre recurre a otro tipo de “lácteos” como nata de soja, yogur de soja o crema de almendras. Hazlo del sabor que quieras, solo debes tener en cuenta que si quieres que lo consuman tanto veganos como vegetarianos no debe contar con ningún producto que provenga de los animales. Apto para: Vegetarianos y veganos. Ha quedado claro que realizar un menú para personas que no consumen carne no es tan complicado como aparenta. Haz que tu carta sea diversa y que todos los perfiles puedan consumir en tu restaurante sin ninguna restricción.

El día a día del sector de la restauración muchas veces no deja espacio para dedicarle el tiempo que necesitan las redes sociales. Contratar a una persona que gestione los perfiles es una decisión muy acertada, porque ellos podrán dedicarle todo el tiempo que tú no puedes y sabrán cómo manejarlas. A continuación, desarrollamos qué aspectos tener en cuenta para contratar un CM o community manager. Ser cocinero, gestor y además community manager, se presenta como una tarea un poco estresante. No obstante, no tienes por qué aunar todas estas capacidades. Si tu misión al emprender un negocio de restauración era la de gestor, tendrás que contratar a un cocinero. Y si tu anhelo era el de cocinar los mejores platos, debes contratar un community manager para la comunicación en redes sociales. Y así sucesivamente para que cada persona pueda realizar de la mejor manera su trabajo.   En algunas ocasiones, pensamos que el trabajo de otras personas puede ser fácil o sencillo. Por ello, algunos responsables de bares y restaurantes inician su andadura en las redes sociales en solitario. Sin embargo, la gestión de estos perfiles dista mucho de ser una tarea sencilla, aunque sí muy gratificante. La labor de contestar las preguntas de los usuarios, publicar de manera periódica en diferentes formatos o analizar la actividad de la cuenta, llevan mucho tiempo y dedicación. Por ello, a continuación, te damos las claves que debes tener en cuenta para contratar a un CM: Redacción: no hay que escribir grandes textos ni largos reportajes, pero no hay duda de que el detalle en la redacción es uno de los aspectos más importantes para un CM. La capacidad de usar correctamente las palabras, hará que explique bien todo aquello que el restaurante quiera reflejar. Además, cuidar la ortografía es un aspecto fundamental para dar buena imagen ante la comunidad de usuarios. Inquietud por el social media: todo buen profesional que se precie tiene que tener interés por la materia en la que trabaja. En el caso de las redes sociales debe ir un poco más allá. Las herramientas digitales están en constante proceso de cambio y evolución. Un ejemplo de ellos es que hace solo un par de años, la que ahora es una de las plataformas más importantes en este terreno, TikTok, no existía. Ahora, en España, reúne a más de 8 millones de usuarios. Por tanto, estar al día e informarse de todas las tendencias será un plus en el perfil profesional que busques. Paciencia: la parte buena de las redes sociales es que dan la oportunidad a las empresas de ser creativos y crear conversaciones con los usuarios que están al otro lado de la pantalla. Los perfiles de cada una de ellas son escaparates de su actividad donde en muchas ocasiones la gente opina para bien o para mal. No pasa nada por encajar valoraciones negativas, es normal en estas plataformas. Pero, con las que hay que tener más paciencia es con aquellas que no aportan ningún valor, las de los haters. Para ello, el CM debe tener mano izquierda y tratar esa opinión como cualquier otra, porque perder los papeles no servirá de nada y dejará en evidencia a la empresa. Mucha creatividad: estar publicando contenido diariamente, puede ser una actividad repetitiva que termine por desgastar a cualquiera. Tener la capacidad de programar posts variados y creativos, que no lleguen a ser muy repetitivos es una cualidad muy importante de la persona que te llevará las redes sociales, porque mejorará el engagement de la cuenta y mejorará la percepción de los usuarios sobre tu negocio. Informes de resultados: no dejes pasar la ocasión de aprender qué ha ido bien o qué no ha funcionado en tus redes. Pide que de manera mensual (o con la periodicidad que creas conveniente) un informe que detalle los aspectos más importantes de cómo han funcionado tus perfiles. En las redes, como en el fútbol, no siempre se gana. Sin embargo, si tienes contigo a una persona que pueda gestionar las pérdidas y convertirlas en likes, comentarios y nuevos seguidores, tu restaurante se posicionará como un referente en gastronomía y en cómo gestionar correctamente el contenido.

La decisión de la sociedad por reducir su consumo de carne es cada vez más frecuente. Los bares y restaurantes deben estar preparados para estas peticiones, por ello te proponemos algunos platos que puedes ofrecer para que todos los públicos se vean satisfechos con la oferta de tu local. España es uno de los países con mayor número de vegetarianos en el mundo. Casi un 1,5% de la población adulta en España es vegetariana y el 0,8% vegana, según el informe publicado por la empresa Lantern. Estos porcentajes son el equivalente a 550 mil personas en el caso de los vegetarianos y 315 mil en el caso de los veganos. Además, este informe también analiza el papel de los flexitarianos, aquellas personas que consumen carne o pescado de manera muy esporádica. Ante estas cifras y ante una tendencia que cada vez es más común, los bares y restaurantes tienen que tener un menú variado que tenga en cuenta este tipo de alimentación. Y no vale con las ensaladas, porque las opciones son infinitas. Así, con el fin de ser más flexibles y tener una carta rica y variada para las personas que han decidido no consumir más carne en su día a día, te ofrecemos una serie de alternativas sencillas que harán que tu local forme parte del listado de estas personas. Para empezar un entrante En España casi en todas las comidas se comparte un entrante y después cada persona se pide su plato. De hecho, en algunas ocasiones se comparte toda la comida, por tanto, contar con algunos platos vegetarianos o veganos hará que todos los comensales puedan disfrutar de la comida: Hummus Fácil, rico y para toda la familia. Este plato archiconocido formará parte de cualquier comanda. Los protagonistas son los garbanzos, sin embargo, debes contar con algunas especias como el comino y el sésamo. Siempre se sirve con un poco de pan de pita, pero puedes ofrecerlo también con crudités como palitos de zanahoria o calabacín. Apto para: Vegetarianos y veganos. Tsatsiki Gracias a los griegos podemos saborear esta salsa que está realmente deliciosa. Puede formar parte del menú de varias maneras, ya que se puede incorporar como aliño en una ensalada o como acompañante de un plato principal. Sin embargo, este entrante puede servirse para compartir y que los comensales vayan picando poco a poco con pan o verduritas cortadas. Los ingredientes de este plato son: yogurt, ajo, pepino y hierbabuena. Se nos hace la boca agua. Apto para: Vegetarianos, dado que los veganos no consumen leche que provenga de algún animal. Falafel Una vez más, la dieta mediterránea ofrece un plato rico y sabroso y una vez más los garbanzos son los protagonistas, aunque esta vez el formato es diferente. El falafel se presenta como unas pequeñas albóndigas hechas de esta legumbre y acompañada con otros ingredientes como ajo, cebolla, perejil y cilantro. Apto para: Vegetarianos y veganos. Seguimos con los principales Que no falte un plato contundente en tu oferta para que cualquier cliente pueda saciar su apetito. Espaguetis de calabacín Así es, los espaguetis de calabacín existen. Solo tienes que cortarlo muy fino y en tiras y acompañarlo de una salsa de tomate (o de lo que gustes), et voila, ya tienes la versión del plato italiano mundialmente conocido. Es un plato sencillo y que todavía mucha gente no conoce, por lo que puedes ser el primero en sorprender a los clientes. Apto para: Vegetarianos y veganos. Cuscús El cuscús es muy conocido por todos, sin embargo, para que quede marcado en la memoria de los clientes, tienes que cocinar uno excepcional. El más conocido es el marroquí, que está acompañado de verduras como zanahoria, calabacín, canela, ajo, perejil… en fin, un largo listado de especias y verduras que hacen que este plato sea una delicia para aquellos que lo prueban. Apto para: Vegetarianos y veganos. Paella de verduras No limites la paella a los carnívoros, ¡puedes hacerla solo con verduras! Aunque estamos acostumbrados a ver gambas, calamares o carnes como ternera y pollo en las paellas más tradicionales, se pueden sustituir por alcachofas, judías verdes, zanahoria y tomate. Y lo cierto es que no tienen nada que envidiar. Apto para: Vegetarianos y veganos. Seitán, tofu, surimi… Ahora que hay más vegetarianos y veganos, también ha aumentado la oferta de sucedáneos de la carne. Puedes hacer hamburguesas con tofu, tofu a la parrilla y hasta pasteles con este alimento. En la cultura oriental se utiliza mucho y lo condimentan con salsas y especias que hace que esté delicioso. Después, está el seitán, una base de gluten de trigo con el que puedes simular un plato con filetes (de seitán, claro) y acompañarlo de una guarnición. Apto para: Vegetarianos y veganos. Postres Manzanas asadas Postre sencillo donde los haya. Solo necesitas manzanas, azúcar, mantequilla y canela. Pon el horno a calentar, introduce las manzanas 15 minutos con todos los ingredientes bien integrados y tendrás un postre listo para cualquier paladar que le guste (mucho) el dulce. Apto para: Solo vegetarianos porque llevan mantequilla. Helado vegano Así es, existe el helado sin leche. Este postre recurre a otro tipo de “lácteos” como nata de soja, yogur de soja o crema de almendras. Hazlo del sabor que quieras, solo debes tener en cuenta que si quieres que lo consuman tanto veganos como vegetarianos no debe contar con ningún producto que provenga de los animales. Apto para: Vegetarianos y veganos. Ha quedado claro que realizar un menú para personas que no consumen carne no es tan complicado como aparenta. Haz que tu carta sea diversa y que todos los perfiles puedan consumir en tu restaurante sin ninguna restricción.

La final de la Copa del Rey siempre ha sido la fiesta del fútbol español por excelencia. El próximo 23 de abril, La Cartuja de Sevilla acogerá una nueva edición, en la que el Betis buscará su tercer título y el Valencia su noveno entorchado. El último trofeo conquistado por los heliopolitanos fue en 2005 tras derrotar a Osasuna en el Calderón. En el caso del conjunto ché, su último alirón fue en el estadio de su rival, el Villamarín, en 2019 frente al Barcelona. A continuación, vamos a repasar algunos de los finalistas más desconocidos de este campeonato.   El Recreativo de Huelva, en 2003   La temporada 2002-2003 se cerró con una final única. El Decano del fútbol español alcanzaba por primera vez en su historia la última ronda de la Copa tras dejar en la cuneta a Betis, Atlético de Madrid y Osasuna. Aquel equipo, dirigido por Lucas Alcaraz, capitaneado por Juan Merino y en el que jugaba Mariano Pernía, cayó en la final, disputada en el Martínez Valero de Elche, ante el Mallorca. El club balear levantó el título tras un doblete de Etoo y otro tanto de Pandiani, conquistando el segundo entorchado de su historia, tras la Supercopa de España de 1998. Los bermellones, además, tuvieron el honor de disputar la última final de la extinta Recopa, en 1999, que la perdieron por 2-1 contra la Lazio.     El Castilla, en 1980   Aunque a los aficionados más jóvenes les resulte extraño, hasta la temporada 1989-1990, los filiales disputaban la Copa del Rey. Diez años antes, en la 1979-1980, el Real Madrid hizo un doblete en toda regla, ya que tanto su primer equipo como el segundo, el Castilla, se disputaron el título. El filial blanco, que se había deshecho de Athletic, Real Sociedad y Sporting, en su camino hacia el partido definitivo en el Bernabéu, terminó cayendo 6-1 ante sus mayores. En aquella escuadra jugaban, entre otros, Agustín Rodríguez en la portería y Ricardo Gallego. El Castilla disputó la Recopa la temporada siguiente y cayó en la primera eliminatoria, a doble partido, ante el West Ham en la prórroga.   El Valladolid, en 1950 y 1989   Hasta en dos ocasiones ha alcanzado el conjunto pucelano la última ronda del Campeonato de España. En 1950 perdió la final ante el Athletic, otrora rey de Copas, después de eliminar a Real Sociedad, Sevilla y Real Madrid. En 1989 también alcanzó el subcampeonato, de la mano de Vicente Cantatore en el banquillo y Fernando Hierro en la cancha. En aquella ocasión el rival fue el Real Madrid.   Lo que no todo el mundo sabe es que el Valladolid es uno de los tres únicos clubes que cuenta con un título nacional ya desaparecido, la Copa de la Liga. En la temporada 1983-1984 se llevó el torneo tras ganar al Atlético de Madrid en la final disputada a ida y vuelta, con un contundente 3-0 en Zorrilla.   El Real Unión, cuatro títulos y un subcampeonato   El Real Unión de Irún, actualmente en Primera RFEF, cuenta en su haber con cuatro copas y un subcampeonato en los inicios de la competición. El club fronterizo se alzó con el torneo en 1913 (frente al Athletic), 1918 (ante el Madrid), 1924 (Real Madrid) y 1927 (Arenas). Además, quedó segundo en 1922, cuando perdió la final contra el Barcelona. El Real Unión es además uno de los diez clubes fundadores de la Liga, junto a Arenas, Athletic de Bilbao, Barcelona, Athletic de Madrid, Europa, Español, Racing, Real Madrid y Real Sociedad.   El Getafe, subcampeón en 2007 y 2008   Pese a que Real Madrid y Atlético de Madrid han llegado a monopolizar el fútbol europeo hasta en dos ocasiones, en la capital, o al menos en la Comunidad de Madrid hay más clubes que llegan lejos en competiciones importantes. Es el caso del Getafe, que fue subcampeón de Copa durante dos años consecutivos. En la 2006-2007 tras remontarle un 5-2 al Barcelona, con un histórico 4-0 en el Coliseum en semifinales, perdió el partido decisivo contra el Sevilla. Un año después, su verdugo fue el Valencia, después de haber eliminado a Mallorca o Racing.   Dos mitos de nuestro fútbol, Bernd Schuster y Michael Laudrup, estuvieron al frente de un conjunto azulón, que en la Europa League de 2008, a punto estuvo de eliminar al Bayern en cuartos de final, al que llevó a la prórroga.   La Copa del Rey, y más aún con el formato actual en el que se disputan todas las eliminatorias a partido único, a excepción de las semifinales, está hecha para que pequeños equipos hagan grandes cosas, por lo que quizás en unos años pueda haber nuevos clubes que se unan a esta lista.

El mundo de la restauración está lleno de profesiones diferentes: maitres, cocineros, camareros, sommeliers, economistas… y algunos necesitan una formación muy específica para llevar a cabo su trabajo con profesionalidad. En este post queremos hacer un recorrido sobre la formación que puede abarcar este sector para que tengas en cuenta todas las posibilidades. No, los cocineros no nacen sabiendo y los maitres tampoco (o no todos). Es como el talento innato de Messi o el duro entrenamiento de Cristiano, en la cocina y en la restauración también hay genios de nacimiento o por vocación. Por otra parte, la restauración y la hostelería están compuestas por un gran número de profesiones y perfiles laborales que van desde la gestión económica del negocio, hasta la elección de los mejores vinos. Así, en este artículo explicamos qué cursos puedes llevar a cabo en función de lo que más te interese desarrollar en tu carrera profesional en el mundo de la hostelería. Gestión de empresas hosteleras El sector de la hostelería en nuestro país es muy importante. En 2020, y tras el impacto que tuvo la COVID-19 en este sector, supuso un 6,2% del PIB. En este sentido, los bares y restaurantes son empresas con estructuras parecidas a otras, ya que comprenden la misma gestión que cualquier compañía, aunque con algunas especificaciones relativas al sector, como es normal. Los cursos destinados a formar a profesionales en gestión de empresas hosteleras tienen en cuenta aspectos que todo administrador tiene que tener presente a la hora de poner en marcha una empresa, sea cual sea el sector: desarrollo de un plan de negocio, gestión económico financiera o la confección de una cuenta de resultados. Ahora bien, a la hora de ver las cualidades en restauración, estos profesionales tienen que conocer la legislación específica en hostelería, entender el desarrollo que comprende el diseño de un local y saber qué tipos de negocios existen, tales como una franquicia o un restaurante tradicional. Algunos cursos que te pueden interesar: Escuela de Hostelería de la Cámara de Comercio Master en gestión hotelera de la Universidad Politécnica   El mejor referente gastronómico Desde que comenzó el programa Masterchef la cocina está de moda. Es muy normal entablar conversaciones sobre los platos que hemos probado el fin de semana o recomendar restaurantes que calidad-precio han valido la pena. Así, más allá de Le Cordon Bleu, existen muchas opciones que te permitirán explorar tu lado más foodie y mejorar la experiencia de los clientes cuando prueben los platos de tu restaurante. Este tipo de cursos aportan a los alumnos nociones sobre nutrición, dietética, innovación en la gestión de alimentos y todo lo relacionado con los productos, sus sabores, sus posibilidades y formas de elaborarlos. Algunos cursos de cocina que te pueden interesar: Escuela de Hostelería Hofmann Escuela de Hostelería de Madrid La gestión de un maître ¿Qué sería de una gran sala de un restaurante sin los maîtres? Estos “organizadores” natos, conocen a la perfección cómo funciona un restaurante, qué tiempos tienen los turnos, cuántos camareros son necesarios para cada momento y cómo hay que actuar ante las quejas de un cliente. Por tanto, el jefe de sala tiene que tener una serie de conocimientos sobre cómo organizar los horarios, supervisar el estado general del material y las necesidades de cocina. Este trabajo es muy exigente, ya que la dirección de un restaurante reclama mucho tiempo y dedicación. No obstante, ver cómo mejora el espacio en el que trabajas por la buena gestión que se realiza, sin duda, merece la pena. Algunos cursos de maître que te pueden interesar: Curso de Experto en Maître en ESAH El paladar de un sumiller Una buena comida puede ir acompañada de un buen vino. Para ello hay profesionales que saben recomendar perfectamente qué debes pedir con cada plato, porque este mundo va mucho más allá de combinar el vino blanco con pescado o el vino tinto con carne. Así en un curso profesional para sumillers aprenderás el origen de la uva, la legislación internacional y cómo se debe catar el vino para identificar todos los sabores y características de cada vendimia y cosecha. Por tanto, contar con una persona que sepa identificar todos estos matices, hará que tu restaurante gane puntos. Algunos cursos de maître que te pueden interesar: Curso de SUMILLERES de la Cámara de Comercio Curso Internacional de Sumillería – Círculo del vino Matritense   Todas estas formaciones en el mundo de la hostelería te ayudarán a mejorar la gestión de tu negocio y a que los clientes se queden con buen sabor de boca (nunca mejor dicho) y recomienden tu local a todos sus conocidos y amigos.

La final de la Copa del Rey siempre ha sido la fiesta del fútbol español por excelencia. El próximo 23 de abril, La Cartuja de Sevilla acogerá una nueva edición, en la que el Betis buscará su tercer título y el Valencia su noveno entorchado. El último trofeo conquistado por los heliopolitanos fue en 2005 tras derrotar a Osasuna en el Calderón. En el caso del conjunto ché, su último alirón fue en el estadio de su rival, el Villamarín, en 2019 frente al Barcelona. A continuación, vamos a repasar algunos de los finalistas más desconocidos de este campeonato.   El Recreativo de Huelva, en 2003   La temporada 2002-2003 se cerró con una final única. El Decano del fútbol español alcanzaba por primera vez en su historia la última ronda de la Copa tras dejar en la cuneta a Betis, Atlético de Madrid y Osasuna. Aquel equipo, dirigido por Lucas Alcaraz, capitaneado por Juan Merino y en el que jugaba Mariano Pernía, cayó en la final, disputada en el Martínez Valero de Elche, ante el Mallorca. El club balear levantó el título tras un doblete de Etoo y otro tanto de Pandiani, conquistando el segundo entorchado de su historia, tras la Supercopa de España de 1998. Los bermellones, además, tuvieron el honor de disputar la última final de la extinta Recopa, en 1999, que la perdieron por 2-1 contra la Lazio.     El Castilla, en 1980   Aunque a los aficionados más jóvenes les resulte extraño, hasta la temporada 1989-1990, los filiales disputaban la Copa del Rey. Diez años antes, en la 1979-1980, el Real Madrid hizo un doblete en toda regla, ya que tanto su primer equipo como el segundo, el Castilla, se disputaron el título. El filial blanco, que se había deshecho de Athletic, Real Sociedad y Sporting, en su camino hacia el partido definitivo en el Bernabéu, terminó cayendo 6-1 ante sus mayores. En aquella escuadra jugaban, entre otros, Agustín Rodríguez en la portería y Ricardo Gallego. El Castilla disputó la Recopa la temporada siguiente y cayó en la primera eliminatoria, a doble partido, ante el West Ham en la prórroga.   El Valladolid, en 1950 y 1989   Hasta en dos ocasiones ha alcanzado el conjunto pucelano la última ronda del Campeonato de España. En 1950 perdió la final ante el Athletic, otrora rey de Copas, después de eliminar a Real Sociedad, Sevilla y Real Madrid. En 1989 también alcanzó el subcampeonato, de la mano de Vicente Cantatore en el banquillo y Fernando Hierro en la cancha. En aquella ocasión el rival fue el Real Madrid.   Lo que no todo el mundo sabe es que el Valladolid es uno de los tres únicos clubes que cuenta con un título nacional ya desaparecido, la Copa de la Liga. En la temporada 1983-1984 se llevó el torneo tras ganar al Atlético de Madrid en la final disputada a ida y vuelta, con un contundente 3-0 en Zorrilla.   El Real Unión, cuatro títulos y un subcampeonato   El Real Unión de Irún, actualmente en Primera RFEF, cuenta en su haber con cuatro copas y un subcampeonato en los inicios de la competición. El club fronterizo se alzó con el torneo en 1913 (frente al Athletic), 1918 (ante el Madrid), 1924 (Real Madrid) y 1927 (Arenas). Además, quedó segundo en 1922, cuando perdió la final contra el Barcelona. El Real Unión es además uno de los diez clubes fundadores de la Liga, junto a Arenas, Athletic de Bilbao, Barcelona, Athletic de Madrid, Europa, Español, Racing, Real Madrid y Real Sociedad.   El Getafe, subcampeón en 2007 y 2008   Pese a que Real Madrid y Atlético de Madrid han llegado a monopolizar el fútbol europeo hasta en dos ocasiones, en la capital, o al menos en la Comunidad de Madrid hay más clubes que llegan lejos en competiciones importantes. Es el caso del Getafe, que fue subcampeón de Copa durante dos años consecutivos. En la 2006-2007 tras remontarle un 5-2 al Barcelona, con un histórico 4-0 en el Coliseum en semifinales, perdió el partido decisivo contra el Sevilla. Un año después, su verdugo fue el Valencia, después de haber eliminado a Mallorca o Racing.   Dos mitos de nuestro fútbol, Bernd Schuster y Michael Laudrup, estuvieron al frente de un conjunto azulón, que en la Europa League de 2008, a punto estuvo de eliminar al Bayern en cuartos de final, al que llevó a la prórroga.   La Copa del Rey, y más aún con el formato actual en el que se disputan todas las eliminatorias a partido único, a excepción de las semifinales, está hecha para que pequeños equipos hagan grandes cosas, por lo que quizás en unos años pueda haber nuevos clubes que se unan a esta lista.

El mundo de la restauración está lleno de profesiones diferentes: maitres, cocineros, camareros, sommeliers, economistas… y algunos necesitan una formación muy específica para llevar a cabo su trabajo con profesionalidad. En este post queremos hacer un recorrido sobre la formación que puede abarcar este sector para que tengas en cuenta todas las posibilidades. No, los cocineros no nacen sabiendo y los maitres tampoco (o no todos). Es como el talento innato de Messi o el duro entrenamiento de Cristiano, en la cocina y en la restauración también hay genios de nacimiento o por vocación. Por otra parte, la restauración y la hostelería están compuestas por un gran número de profesiones y perfiles laborales que van desde la gestión económica del negocio, hasta la elección de los mejores vinos. Así, en este artículo explicamos qué cursos puedes llevar a cabo en función de lo que más te interese desarrollar en tu carrera profesional en el mundo de la hostelería. Gestión de empresas hosteleras El sector de la hostelería en nuestro país es muy importante. En 2020, y tras el impacto que tuvo la COVID-19 en este sector, supuso un 6,2% del PIB. En este sentido, los bares y restaurantes son empresas con estructuras parecidas a otras, ya que comprenden la misma gestión que cualquier compañía, aunque con algunas especificaciones relativas al sector, como es normal. Los cursos destinados a formar a profesionales en gestión de empresas hosteleras tienen en cuenta aspectos que todo administrador tiene que tener presente a la hora de poner en marcha una empresa, sea cual sea el sector: desarrollo de un plan de negocio, gestión económico financiera o la confección de una cuenta de resultados. Ahora bien, a la hora de ver las cualidades en restauración, estos profesionales tienen que conocer la legislación específica en hostelería, entender el desarrollo que comprende el diseño de un local y saber qué tipos de negocios existen, tales como una franquicia o un restaurante tradicional. Algunos cursos que te pueden interesar: Escuela de Hostelería de la Cámara de Comercio Master en gestión hotelera de la Universidad Politécnica   El mejor referente gastronómico Desde que comenzó el programa Masterchef la cocina está de moda. Es muy normal entablar conversaciones sobre los platos que hemos probado el fin de semana o recomendar restaurantes que calidad-precio han valido la pena. Así, más allá de Le Cordon Bleu, existen muchas opciones que te permitirán explorar tu lado más foodie y mejorar la experiencia de los clientes cuando prueben los platos de tu restaurante. Este tipo de cursos aportan a los alumnos nociones sobre nutrición, dietética, innovación en la gestión de alimentos y todo lo relacionado con los productos, sus sabores, sus posibilidades y formas de elaborarlos. Algunos cursos de cocina que te pueden interesar: Escuela de Hostelería Hofmann Escuela de Hostelería de Madrid La gestión de un maître ¿Qué sería de una gran sala de un restaurante sin los maîtres? Estos “organizadores” natos, conocen a la perfección cómo funciona un restaurante, qué tiempos tienen los turnos, cuántos camareros son necesarios para cada momento y cómo hay que actuar ante las quejas de un cliente. Por tanto, el jefe de sala tiene que tener una serie de conocimientos sobre cómo organizar los horarios, supervisar el estado general del material y las necesidades de cocina. Este trabajo es muy exigente, ya que la dirección de un restaurante reclama mucho tiempo y dedicación. No obstante, ver cómo mejora el espacio en el que trabajas por la buena gestión que se realiza, sin duda, merece la pena. Algunos cursos de maître que te pueden interesar: Curso de Experto en Maître en ESAH El paladar de un sumiller Una buena comida puede ir acompañada de un buen vino. Para ello hay profesionales que saben recomendar perfectamente qué debes pedir con cada plato, porque este mundo va mucho más allá de combinar el vino blanco con pescado o el vino tinto con carne. Así en un curso profesional para sumillers aprenderás el origen de la uva, la legislación internacional y cómo se debe catar el vino para identificar todos los sabores y características de cada vendimia y cosecha. Por tanto, contar con una persona que sepa identificar todos estos matices, hará que tu restaurante gane puntos. Algunos cursos de maître que te pueden interesar: Curso de SUMILLERES de la Cámara de Comercio Curso Internacional de Sumillería – Círculo del vino Matritense   Todas estas formaciones en el mundo de la hostelería te ayudarán a mejorar la gestión de tu negocio y a que los clientes se queden con buen sabor de boca (nunca mejor dicho) y recomienden tu local a todos sus conocidos y amigos.

El menú del día es inherente a los bares y restaurantes en España. Esta tradición de los locales a veces puede resultar un poco repetitiva, por lo que intentar ser original en la confección del mismo será un punto a favor a la hora de elegir dónde comer. Aunque el concepto del menú es algo antiquísimo con unos orígenes que se remontan incluso hasta la Edad Media, el menú del día tal y como lo conocemos hoy en la actualidad es el descendiente más directo del menú turístico creado por el Ministerio de Información y Turismo en los años 60. Lo que por entonces nació como una imposición gubernamental para destacar los platos estrella de la gastronomía española en el extranjero y atraer así a los turistas, ha arraigado como un clásico extendido por toda la geografía española y un verdadero salvavidas para trabajadores, estudiantes e incluso los clientes más esporádicos. Pero después de casi sesenta años de tradición y con tantísimos clientes que recurren a él a diario, no podemos dejar de pensar nunca en pequeños retoques para actualizar la oferta de nuestro menú del día y conseguir que se adapte mejor que ningún otro a las demandas de nuestros clientes más habituales para que no se cansen de nosotros. Lo “healthy” está de moda Habitualmente, salir a comer fuera de casa estaba asociado con la idea de cometer algún exceso, pero ahora los clientes están cada vez más concienciados son la salud alimentaria y para todos aquellos que tienen que comer sí o sí en un restaurante cinco días a la semana durante su horario de trabajo, es imprescindible que desde nuestro local tengamos una oferta saludable para que puedan venir y repetir al día siguiente sin tener el cargo de conciencia de estar “saltándose la dieta”. Refuerza tu compromiso por el producto local En un mundo cada vez más globalizado, donde las barreras geográficas se difuminan y puedes acceder a una oferta gastronómica internacional sin apenas salir de tu ciudad, lo local todavía tiene muchísimo que decir. Apuesta por la creación de alianzas con otros comercios de tu zona que sirvan a modo de cadena de recomendación y resalten la calidad de los ingredientes de tu menú del día. Contar con los productos más frescos, de temporada y de proveedores locales será un indicativo de compromiso, sostenibilidad y calidad que no pasará inadvertido para los clientes de tu zona. Además, puede ser el mejor reclamo para los turistas que busquen el plato más típico cocinado con los productos más auténticos del lugar. No dejes escapar ninguna fecha clave Estamos de acuerdo en que el menú del día puede ser una de las mejores herramientas de los hosteleros para fidelizar clientes y no es menos cierto aquello de que “el ser humano es un animal de costumbres”, pero seguro que ofrecer el mismo menú los 365 días al año no será una buena idea. Afortunadamente, el calendario de festividades en España suele estar muy vinculadas a la gastronomía y nos brinda la posibilidad de incluir el plato estrella de ese día y que ningún comensal que venga a nuestro restaurante se va a querer perder. La tradición es revolución Quizás los conceptos de tradicional y revolucionario puedan parecerte antagónicos, pero si algo nos han demostrado industrias como la textil o la musical es que todo vuelve. Y en lo que respecta a la cocina, un plato tradicional siempre te hace sentir en casa. Pero ojo con replicar paso por paso las recetas más tradicionales. Todo menú del día exitoso debería aspirar  a tomar esas recetas que podrían ser heredadas en una familia generación tras generación y hacerlas propias aportando un toque distintivo y que remita siempre a nuestro establecimiento. Puede ser un ingrediente nuevo o quizás un toque más moderno en la presentación, pero si consigues convertir lo tradicional en algo único los clientes repetirán.   Y recuerda, todo local tiene un plato estrella que aúna los dos criterios soñados para todo producto: rentabilidad y popularidad. Esa será siempre nuestra gran baza y no puede faltar nunca en nuestra oferta, pero más allá se abre un abanico de posibilidades con las que jugar para tener siempre algo nuevo que ofrecer a los clientes más habituales y llamar la atención de los potenciales cliente.  

En algunas ocasiones poner la mesa puede ser una tarea un poco confusa. Existen asociaciones y profesionales que se dedican a dar este tipo de pautas que rige el protocolo. Queremos ayudarte a aclarar qué posición debe ocupar cada cubierto y elemento de una comida, en caso de que tengas que implique más seriedad que la habitual. Una de las definiciones que aplica la RAE para la palabra protocolo es: conjunto de reglas establecidas por norma o por costumbre para ceremonias y actos oficiales o solemnes. Partiendo de esta definición, los profesionales que trabajan en este sector, el del protocolo, saben aplicar todas las normas que hay que ejecutar en cada momento y en cada lugar. Muchas veces, cuando gestionas el día a día de un bar o restaurante, la jornada se va trabajando en atender a los clientes o cerrando pedidos de proveedores para el buen funcionamiento del local. Poner la mesa en un día normal no tiene porqué seguir las estrictas normas que dicta el protocolo. Sin embargo, si tienes un acto importante como una boda o una comunión, será un punto a favor que sepas cómo proceder para poner correctamente la mesa. En esta infografía te mostramos los elementos básicos que tienes que tener en cuenta y a continuación una explicación.     Poner la mesa paso a paso Un factor clave en la disposición de los elementos que componen una comida es que se vea ordenada. Nada da peor aspecto que ver los elementos desordenados y desorganizados. Teniendo esta pauta como pilar, explicamos las características que hay que tener en cuenta para poner una mesa formal: Platos principales: siempre en el centro. Puede haber hasta tres, uno encima de otro y por orden debería ser: primero el de la sopa, después el de la ensalada y por último el del plato principal. Plato del plan: aunque este plato genera cierta confusión cuando los comensales se sientan, siempre se sitúa arriba a la izquierda. Servilleta: a la izquierda de los tenedores, es decir, la izquierda del comensal. Cubiertos: los cubiertos van a la izquierda y a la derecha del plato. Tenedores: tanto si son tenedores de ensalada como de pescado o de carne, siempre irán a la izquierda del plato. En cuanto al orden, de izquierda a derecha deberán colocarse de la siguiente manera: ensalada, pescado y carne. Cuchillo: los cuchillos irán al otro lado del palto a la derecha junto con la cuchara. En el caso de que haya varios cuchillos el orden de izquierda a derecha será: carne, pescado, ensalada y, por último, la cuchara. Cubiertos de postre: estos irán por encima del plato principal. Primero la cuchara mirando a la izquierda y después el tenedor mirando a la derecha. Vasos y copas: un acto puede contar con varios tipos de vasos para cada tipo de bebida. El orden de los mismos es de izquierda a derecha: agua, vino tinto, vino blanco y por último y para brindar al final de la comida, la copa de champaign. Estas son unas algunas pautas sencillas que te ayudarán a tener claro dónde y cómo se ponen los elementos que componen una mesa bien puesta. Hay ocasiones que exigen un mayor número de elementos, como, por ejemplo, si el encuentro cuenta con marisco en el menú. Sin embargo, las que hemos explicado te ayudarán para cumplir con la parte más sencilla del protocolo.  

El menú del día es inherente a los bares y restaurantes en España. Esta tradición de los locales a veces puede resultar un poco repetitiva, por lo que intentar ser original en la confección del mismo será un punto a favor a la hora de elegir dónde comer. Aunque el concepto del menú es algo antiquísimo con unos orígenes que se remontan incluso hasta la Edad Media, el menú del día tal y como lo conocemos hoy en la actualidad es el descendiente más directo del menú turístico creado por el Ministerio de Información y Turismo en los años 60. Lo que por entonces nació como una imposición gubernamental para destacar los platos estrella de la gastronomía española en el extranjero y atraer así a los turistas, ha arraigado como un clásico extendido por toda la geografía española y un verdadero salvavidas para trabajadores, estudiantes e incluso los clientes más esporádicos. Pero después de casi sesenta años de tradición y con tantísimos clientes que recurren a él a diario, no podemos dejar de pensar nunca en pequeños retoques para actualizar la oferta de nuestro menú del día y conseguir que se adapte mejor que ningún otro a las demandas de nuestros clientes más habituales para que no se cansen de nosotros. Lo “healthy” está de moda Habitualmente, salir a comer fuera de casa estaba asociado con la idea de cometer algún exceso, pero ahora los clientes están cada vez más concienciados son la salud alimentaria y para todos aquellos que tienen que comer sí o sí en un restaurante cinco días a la semana durante su horario de trabajo, es imprescindible que desde nuestro local tengamos una oferta saludable para que puedan venir y repetir al día siguiente sin tener el cargo de conciencia de estar “saltándose la dieta”. Refuerza tu compromiso por el producto local En un mundo cada vez más globalizado, donde las barreras geográficas se difuminan y puedes acceder a una oferta gastronómica internacional sin apenas salir de tu ciudad, lo local todavía tiene muchísimo que decir. Apuesta por la creación de alianzas con otros comercios de tu zona que sirvan a modo de cadena de recomendación y resalten la calidad de los ingredientes de tu menú del día. Contar con los productos más frescos, de temporada y de proveedores locales será un indicativo de compromiso, sostenibilidad y calidad que no pasará inadvertido para los clientes de tu zona. Además, puede ser el mejor reclamo para los turistas que busquen el plato más típico cocinado con los productos más auténticos del lugar. No dejes escapar ninguna fecha clave Estamos de acuerdo en que el menú del día puede ser una de las mejores herramientas de los hosteleros para fidelizar clientes y no es menos cierto aquello de que “el ser humano es un animal de costumbres”, pero seguro que ofrecer el mismo menú los 365 días al año no será una buena idea. Afortunadamente, el calendario de festividades en España suele estar muy vinculadas a la gastronomía y nos brinda la posibilidad de incluir el plato estrella de ese día y que ningún comensal que venga a nuestro restaurante se va a querer perder. La tradición es revolución Quizás los conceptos de tradicional y revolucionario puedan parecerte antagónicos, pero si algo nos han demostrado industrias como la textil o la musical es que todo vuelve. Y en lo que respecta a la cocina, un plato tradicional siempre te hace sentir en casa. Pero ojo con replicar paso por paso las recetas más tradicionales. Todo menú del día exitoso debería aspirar  a tomar esas recetas que podrían ser heredadas en una familia generación tras generación y hacerlas propias aportando un toque distintivo y que remita siempre a nuestro establecimiento. Puede ser un ingrediente nuevo o quizás un toque más moderno en la presentación, pero si consigues convertir lo tradicional en algo único los clientes repetirán.   Y recuerda, todo local tiene un plato estrella que aúna los dos criterios soñados para todo producto: rentabilidad y popularidad. Esa será siempre nuestra gran baza y no puede faltar nunca en nuestra oferta, pero más allá se abre un abanico de posibilidades con las que jugar para tener siempre algo nuevo que ofrecer a los clientes más habituales y llamar la atención de los potenciales cliente.  

En algunas ocasiones poner la mesa puede ser una tarea un poco confusa. Existen asociaciones y profesionales que se dedican a dar este tipo de pautas que rige el protocolo. Queremos ayudarte a aclarar qué posición debe ocupar cada cubierto y elemento de una comida, en caso de que tengas que implique más seriedad que la habitual. Una de las definiciones que aplica la RAE para la palabra protocolo es: conjunto de reglas establecidas por norma o por costumbre para ceremonias y actos oficiales o solemnes. Partiendo de esta definición, los profesionales que trabajan en este sector, el del protocolo, saben aplicar todas las normas que hay que ejecutar en cada momento y en cada lugar. Muchas veces, cuando gestionas el día a día de un bar o restaurante, la jornada se va trabajando en atender a los clientes o cerrando pedidos de proveedores para el buen funcionamiento del local. Poner la mesa en un día normal no tiene porqué seguir las estrictas normas que dicta el protocolo. Sin embargo, si tienes un acto importante como una boda o una comunión, será un punto a favor que sepas cómo proceder para poner correctamente la mesa. En esta infografía te mostramos los elementos básicos que tienes que tener en cuenta y a continuación una explicación.     Poner la mesa paso a paso Un factor clave en la disposición de los elementos que componen una comida es que se vea ordenada. Nada da peor aspecto que ver los elementos desordenados y desorganizados. Teniendo esta pauta como pilar, explicamos las características que hay que tener en cuenta para poner una mesa formal: Platos principales: siempre en el centro. Puede haber hasta tres, uno encima de otro y por orden debería ser: primero el de la sopa, después el de la ensalada y por último el del plato principal. Plato del plan: aunque este plato genera cierta confusión cuando los comensales se sientan, siempre se sitúa arriba a la izquierda. Servilleta: a la izquierda de los tenedores, es decir, la izquierda del comensal. Cubiertos: los cubiertos van a la izquierda y a la derecha del plato. Tenedores: tanto si son tenedores de ensalada como de pescado o de carne, siempre irán a la izquierda del plato. En cuanto al orden, de izquierda a derecha deberán colocarse de la siguiente manera: ensalada, pescado y carne. Cuchillo: los cuchillos irán al otro lado del palto a la derecha junto con la cuchara. En el caso de que haya varios cuchillos el orden de izquierda a derecha será: carne, pescado, ensalada y, por último, la cuchara. Cubiertos de postre: estos irán por encima del plato principal. Primero la cuchara mirando a la izquierda y después el tenedor mirando a la derecha. Vasos y copas: un acto puede contar con varios tipos de vasos para cada tipo de bebida. El orden de los mismos es de izquierda a derecha: agua, vino tinto, vino blanco y por último y para brindar al final de la comida, la copa de champaign. Estas son unas algunas pautas sencillas que te ayudarán a tener claro dónde y cómo se ponen los elementos que componen una mesa bien puesta. Hay ocasiones que exigen un mayor número de elementos, como, por ejemplo, si el encuentro cuenta con marisco en el menú. Sin embargo, las que hemos explicado te ayudarán para cumplir con la parte más sencilla del protocolo.  

Kit digital: cómo aprovechar las ayudas del Gobierno para tu restaurante   Aunque un negocio de hostelería no es una start-up o una empresa tecnológica, también tiene que digitalizar algunas tareas. Por ejemplo, un bar debe contar con una página web y con perfiles de redes sociales. Para impulsar estos aspectos puedes aprovechar las ayudas que ha dispuesto el Gobierno para hacer que tu negocio se aproxime a la Transformación Digital. Un negocio de hostelería también debe pensar en la digitalización de algunas de sus funciones. Sí, como lo lees. Dependiendo de lo avanzado que esté tu local en este sentido podrás requerir unas necesidades u otras. Por ejemplo, un bar que todavía no cuenta con una página web tiene que dar ese primer paso para después aplicar soluciones de comercio electrónico. El Gobierno ha desarrollado el proyecto Kit Digital, una iniciativa que tiene como objetivo la implementación de soluciones digitales para alcanzar un mayor nivel de madurez en este aspecto. El plan está dirigido a microempresas, pymes y autónomos. Por tanto, puede que alguno de los puntos que desarrolla este programa te interesen. A continuación, te explicamos las claves de las soluciones que ofrecen y qué presupuesto puedes llegar a conseguir para llevar a cabo el plan. Segmentos que se benefician El ejecutivo ha desarrollado tres segmentos para determinar el presupuesto que deberá recibir cada empresa: Segmento 1 Pequeñas empresas de entre 10 y menos de 50 empleados: 12.000€ Segmento 2 Pequeñas empresas o Microempresas de entre 3 y menos de 10 empleados: 6.000€ Segmento 3 Pequeñas empresas o Microempresas de entre 1 y menos de 3 empleados y personas en situación de autoempleo: 2.000€ En qué consiste cada ayuda Kit Digital comprende varias categorías para el desarrollo de la digitalización de una empresa. Nosotros hemo seleccionado las que más te pueden interesar para dar un impulso a tu bar o restaurante en este sentido: Sitio web y presencia en internet Presupuesto máximo: 2.000€ Este apartado tiene en cuenta aspectos como la creación de un dominio, el alojamiento de un hosting para la web, el diseño de tu página o el desarrollo de un posicionamiento básico de tu web en internet. En estos momentos, en los que el delivery está más presente que nunca y los usuarios echan mano de internet para consultar la oferta gastronómica de su ciudad, contar con un site bien estructurado y con la información necesaria sobre tus servicios, es fundamental. Comercio electrónico Presupuesto máximo: 2.000€ Si quieres llegar a todos los hogares de tu ciudad deberás contar con una plataforma de pago en tu página web, es un elemento que no puedes pasar por alto. Para ello, deberás crear un catálogo de tus platos y servicios, para después, cuando los usuarios hayan seleccionado lo que quieren consumir, llegar al momento de pago. Esta acción tiene que ser accesible para que se pueda utilizar correctamente desde cualquier dispositivo. Gestión de redes sociales Presupuesto máximo: 2.500€ Siempre hacemos hincapié en la importancia que tienen las redes sociales para cualquier negocio. En el caso de los bares y restaurantes, en un país como España, tienen mucho potencial. Esta ayuda comprende aspectos como el desarrollo de un Social Media Plan, para ejecutar una estrategia en redes coherente; la monitorización de los perfiles, con el fin de valorar los impactos que tienen tus publicaciones y la creación de un calendario semanal para actualizar la información de tu local a tus seguidores. Factura electrónica Presupuesto máximo: 1.000€ Esta ayuda pretende cubrir todos los aspectos relacionados con la digitalización de las facturas: emisión de facturas ilimitadas, envío de facturas por correo electrónico, personalización de cada una de ellas o el control del vencimiento de las mismas, entre otros. Gestión de clientes Presupuesto máximo: 4.000€ Un negocio como el tuyo también puede aprovechar las sinergias que generan la gestión de clientes online. Así, esta ayuda, está destinada a que mejores la gestión de la información que tienes almacenada sobre tus clientes, así como que lleves a cabo una campaña de captación de leads. Con una de base de datos cuidada y bien trabajada puedes crear ofertas específicas para un grupo de usuarios; o avisar sobre nuevos productos y actos que vayas a realizar en tu local. La clave está en conocer bien tu base de datos y adaptar las comunicaciones a cada tipo de cliente.   Gestión de procesos Presupuesto máximo: 6.000€ Cualquier proyecto empresarial comprenderá tareas financieras, realización de inventario, ejecución compras y organización de la logística en mayor o menor medida. Gracias a este apartado podrás digitalizar y automatizar las tareas que comprenden la burocracia y el “papeleo” de los negocios. Estos son, bajo nuestro punto de vista, los proyectos más relevantes que puede aprovechar tu negocio en el contexto de la iniciativa Kit Digital. No dejes de informarte para valorar si tu local puede digitalizar alguno de estos procesos para mejorar la operatividad del día a día.

La temporalidad de los contratos es un aspecto que está muy relacionado con el mundo de la hostelería, sobre todo por las temporadas de verano y Navidad. Según la última Encuesta de Población Activa, España ya se sitúa a la cabeza de la Unión Europea en lo que respecta a la tasa de temporalidad, con unas cifras que aumentan 96 centésimas en los últimos 12 meses y ya llegan hasta el 26,2%. Dentro de este panorama, la hostelería es el segundo en el que la temporalidad tiene un mayor impacto, con un 12%, únicamente superado por la Sanidad, cuya tasa de trabajadores temporales alcanza el 15%. La ministra de Trabajo Yolanda Díaz, ha presentado las nuevas modificaciones y claves que se pondrán en vigor en esta reforma laboral, que tiene como objetivo una de las grandes problemáticas que lastra el mercado español. A continuación, te contamos qué sabemos sobre los aspectos que quiere cambiar el Gobierno respecto a la temporalidad de los contratos. Temporalidad de los contratos Como hemos mencionado anteriormente, uno de los objetivos primordiales de la nueva reforma laboral es poner freno a las temporalidades en los contratos de trabajo que ocupan una tasa tan importante del mercado laboral español. Una de las principales medidas propuesta para la consecución de este objetivo es que desaparece de la legislación el contrato temporal por obra o servicio. Además, las empresas españolas pasan de tener más de una treintena de tipos de contratos diferentes entre los que escoger en el momento de firmar una nueva incorporación, a tener básicamente tres: indefinido, temporal y de formación. Se pretende que el contrato indefinido se convierta en el habitual, al mismo tiempo que se impulsa la modalidad de contrato fijo-discontinuo y que únicamente se tenga que recurrir a la temporalidad bajo circunstancias muy específicas de la producción. ¿Cuáles son las alternativas para la hostelería? La estacionalidad para sectores como la hostelería o el turismo es un factor determinante a la hora de afrontar la contratación. Para amparar las actividades de temporada, las empresas tendrán la posibilidad de firmar contratos temporales de tipo estructural bajo dos causas: por circunstancias de la producción (por un tiempo máximo de 6 meses ampliables a un año por convenio) y para campañas ocasionales como el verano o la Navidad (duración máxima de 90 días al año no consecutivos). La nueva reforma también tiene en consideración los contratos de sustitución, que pasarán a considerarse como fijos cuando tenga 18 meses en un periodo de 24. Por su parte, el contrato de formación incluye el nuevo contrato de alternancia con una duración no superior a dos años y enfocado a los menores de treinta años que busquen una opción para compaginar el trabajo con los estudios, así como el contrato de práctica profesional con una duración de entre seis meses y un año. Penalización por incumplimiento Otro de los objetivos principales de la nueva reforma es combatir el fraude con el aumento de las penalizaciones. Así, el incumplimiento de las normas supondrá que el trabajador temporal pase a ser considerado fijo. Además, las multas por contratos fraudulentos aumentan de los 8.000 hasta un máximo de 10.000 euros. Se tratará de sanciones individualizadas a pagar por cada trabajador en una situación irregular. Las empresas tienen a partir de ahora hasta el 30 de marzo, como fecha límite para adaptar sus contratos temporales a las normas introducidas por la nueva reforma y evitar así posibles penalizaciones. A medida que se acerque la fecha dispondremos de más información sobre la aplicación de esta nueva normativa. Estar informado respecto a estos cambios va a ser muy importante para la buena consecución del trabajo en establecimientos como bares y restaurantes.

Kit digital: cómo aprovechar las ayudas del Gobierno para tu restaurante   Aunque un negocio de hostelería no es una start-up o una empresa tecnológica, también tiene que digitalizar algunas tareas. Por ejemplo, un bar debe contar con una página web y con perfiles de redes sociales. Para impulsar estos aspectos puedes aprovechar las ayudas que ha dispuesto el Gobierno para hacer que tu negocio se aproxime a la Transformación Digital. Un negocio de hostelería también debe pensar en la digitalización de algunas de sus funciones. Sí, como lo lees. Dependiendo de lo avanzado que esté tu local en este sentido podrás requerir unas necesidades u otras. Por ejemplo, un bar que todavía no cuenta con una página web tiene que dar ese primer paso para después aplicar soluciones de comercio electrónico. El Gobierno ha desarrollado el proyecto Kit Digital, una iniciativa que tiene como objetivo la implementación de soluciones digitales para alcanzar un mayor nivel de madurez en este aspecto. El plan está dirigido a microempresas, pymes y autónomos. Por tanto, puede que alguno de los puntos que desarrolla este programa te interesen. A continuación, te explicamos las claves de las soluciones que ofrecen y qué presupuesto puedes llegar a conseguir para llevar a cabo el plan. Segmentos que se benefician El ejecutivo ha desarrollado tres segmentos para determinar el presupuesto que deberá recibir cada empresa: Segmento 1 Pequeñas empresas de entre 10 y menos de 50 empleados: 12.000€ Segmento 2 Pequeñas empresas o Microempresas de entre 3 y menos de 10 empleados: 6.000€ Segmento 3 Pequeñas empresas o Microempresas de entre 1 y menos de 3 empleados y personas en situación de autoempleo: 2.000€ En qué consiste cada ayuda Kit Digital comprende varias categorías para el desarrollo de la digitalización de una empresa. Nosotros hemo seleccionado las que más te pueden interesar para dar un impulso a tu bar o restaurante en este sentido: Sitio web y presencia en internet Presupuesto máximo: 2.000€ Este apartado tiene en cuenta aspectos como la creación de un dominio, el alojamiento de un hosting para la web, el diseño de tu página o el desarrollo de un posicionamiento básico de tu web en internet. En estos momentos, en los que el delivery está más presente que nunca y los usuarios echan mano de internet para consultar la oferta gastronómica de su ciudad, contar con un site bien estructurado y con la información necesaria sobre tus servicios, es fundamental. Comercio electrónico Presupuesto máximo: 2.000€ Si quieres llegar a todos los hogares de tu ciudad deberás contar con una plataforma de pago en tu página web, es un elemento que no puedes pasar por alto. Para ello, deberás crear un catálogo de tus platos y servicios, para después, cuando los usuarios hayan seleccionado lo que quieren consumir, llegar al momento de pago. Esta acción tiene que ser accesible para que se pueda utilizar correctamente desde cualquier dispositivo. Gestión de redes sociales Presupuesto máximo: 2.500€ Siempre hacemos hincapié en la importancia que tienen las redes sociales para cualquier negocio. En el caso de los bares y restaurantes, en un país como España, tienen mucho potencial. Esta ayuda comprende aspectos como el desarrollo de un Social Media Plan, para ejecutar una estrategia en redes coherente; la monitorización de los perfiles, con el fin de valorar los impactos que tienen tus publicaciones y la creación de un calendario semanal para actualizar la información de tu local a tus seguidores. Factura electrónica Presupuesto máximo: 1.000€ Esta ayuda pretende cubrir todos los aspectos relacionados con la digitalización de las facturas: emisión de facturas ilimitadas, envío de facturas por correo electrónico, personalización de cada una de ellas o el control del vencimiento de las mismas, entre otros. Gestión de clientes Presupuesto máximo: 4.000€ Un negocio como el tuyo también puede aprovechar las sinergias que generan la gestión de clientes online. Así, esta ayuda, está destinada a que mejores la gestión de la información que tienes almacenada sobre tus clientes, así como que lleves a cabo una campaña de captación de leads. Con una de base de datos cuidada y bien trabajada puedes crear ofertas específicas para un grupo de usuarios; o avisar sobre nuevos productos y actos que vayas a realizar en tu local. La clave está en conocer bien tu base de datos y adaptar las comunicaciones a cada tipo de cliente.   Gestión de procesos Presupuesto máximo: 6.000€ Cualquier proyecto empresarial comprenderá tareas financieras, realización de inventario, ejecución compras y organización de la logística en mayor o menor medida. Gracias a este apartado podrás digitalizar y automatizar las tareas que comprenden la burocracia y el “papeleo” de los negocios. Estos son, bajo nuestro punto de vista, los proyectos más relevantes que puede aprovechar tu negocio en el contexto de la iniciativa Kit Digital. No dejes de informarte para valorar si tu local puede digitalizar alguno de estos procesos para mejorar la operatividad del día a día.

La temporalidad de los contratos es un aspecto que está muy relacionado con el mundo de la hostelería, sobre todo por las temporadas de verano y Navidad. Según la última Encuesta de Población Activa, España ya se sitúa a la cabeza de la Unión Europea en lo que respecta a la tasa de temporalidad, con unas cifras que aumentan 96 centésimas en los últimos 12 meses y ya llegan hasta el 26,2%. Dentro de este panorama, la hostelería es el segundo en el que la temporalidad tiene un mayor impacto, con un 12%, únicamente superado por la Sanidad, cuya tasa de trabajadores temporales alcanza el 15%. La ministra de Trabajo Yolanda Díaz, ha presentado las nuevas modificaciones y claves que se pondrán en vigor en esta reforma laboral, que tiene como objetivo una de las grandes problemáticas que lastra el mercado español. A continuación, te contamos qué sabemos sobre los aspectos que quiere cambiar el Gobierno respecto a la temporalidad de los contratos. Temporalidad de los contratos Como hemos mencionado anteriormente, uno de los objetivos primordiales de la nueva reforma laboral es poner freno a las temporalidades en los contratos de trabajo que ocupan una tasa tan importante del mercado laboral español. Una de las principales medidas propuesta para la consecución de este objetivo es que desaparece de la legislación el contrato temporal por obra o servicio. Además, las empresas españolas pasan de tener más de una treintena de tipos de contratos diferentes entre los que escoger en el momento de firmar una nueva incorporación, a tener básicamente tres: indefinido, temporal y de formación. Se pretende que el contrato indefinido se convierta en el habitual, al mismo tiempo que se impulsa la modalidad de contrato fijo-discontinuo y que únicamente se tenga que recurrir a la temporalidad bajo circunstancias muy específicas de la producción. ¿Cuáles son las alternativas para la hostelería? La estacionalidad para sectores como la hostelería o el turismo es un factor determinante a la hora de afrontar la contratación. Para amparar las actividades de temporada, las empresas tendrán la posibilidad de firmar contratos temporales de tipo estructural bajo dos causas: por circunstancias de la producción (por un tiempo máximo de 6 meses ampliables a un año por convenio) y para campañas ocasionales como el verano o la Navidad (duración máxima de 90 días al año no consecutivos). La nueva reforma también tiene en consideración los contratos de sustitución, que pasarán a considerarse como fijos cuando tenga 18 meses en un periodo de 24. Por su parte, el contrato de formación incluye el nuevo contrato de alternancia con una duración no superior a dos años y enfocado a los menores de treinta años que busquen una opción para compaginar el trabajo con los estudios, así como el contrato de práctica profesional con una duración de entre seis meses y un año. Penalización por incumplimiento Otro de los objetivos principales de la nueva reforma es combatir el fraude con el aumento de las penalizaciones. Así, el incumplimiento de las normas supondrá que el trabajador temporal pase a ser considerado fijo. Además, las multas por contratos fraudulentos aumentan de los 8.000 hasta un máximo de 10.000 euros. Se tratará de sanciones individualizadas a pagar por cada trabajador en una situación irregular. Las empresas tienen a partir de ahora hasta el 30 de marzo, como fecha límite para adaptar sus contratos temporales a las normas introducidas por la nueva reforma y evitar así posibles penalizaciones. A medida que se acerque la fecha dispondremos de más información sobre la aplicación de esta nueva normativa. Estar informado respecto a estos cambios va a ser muy importante para la buena consecución del trabajo en establecimientos como bares y restaurantes.