En La Barra hablamos de

black friday

Hace tiempo que el Black Friday pasó de ser un día centrado en el retail a abarcar todos los sectores, incluso lo más serios, hasta los bancos tienen promociones de Black Friday. Los negocios de hostelería no son una excepción. Bares y restaurantes tienen una oportunidad para hacer que ese fin de semana sea el pistoletazo de salida para las comidas y cenas de Navidad. Tras unos años muy diferentes debido a la pandemia, el próximo 26 de noviembre tienen una gran oportunidad para mostrarle a sus clientes y clientes potenciales que por fin han recuperado la normalidad. Aquí os dejamos algunas propuestas para que los clientes se decanten por nuestro establecimiento mientras aprovechan su día de compras. Aprovecha las cenas de empresa y amigos Los descuentos tipo 2x1 o “Happy hour” son buenas ideas para todo el año, pero en esta época  y ya casi sin restricciones, ¿por qué no aprovechar las cenas de grupos? El verdadero clásico de estas fechas. Aprovecha que esas cenas de Navidad que empresas y amigos reservan con antelación, e incluye algún descuento para grupos que les anime a elegirte. Esto también te permitirá que más personas, además de los habituales, conozcan tu negocio.   Cupones regalo El uso de cupones regalo es muy habitual en muchos establecimientos durante el Black Friday. Puede ser una opción muy acertada para hacer un regalo a alguien y así motivar una compra ofreciendo un descuento. Dale una vuelta de tuerca y aprovecha tu web o redes sociales para llevarlo a la práctica, por ejemplo, desde una semana o unos días antes y hasta el día previo al Black Friday a las 23:59h, los usuarios podrán descargar desde tu web un cupón de descuento especial, que solo podrán utilizar ese día en tu establecimiento. Otra modalidad diferente es hacer un pequeño juego con cada cliente que vaya a tu restaurante durante el Black Friday, por ejemplo, puedes entregar una tarjeta de rasca y gana, que pueda contener un premio: un descuento para un postre o desayuno, el típico 2x1, quitar el IVA de la cuenta final…   Ofertas diseñadas para ese día Establecer un menú especial en la carta durante un periodo de tiempo limitado llamará la atención de los clientes. Puede ser un menú con descuento en una determinada franja horaria, o un menú que incluya guiños al Black Friday, como con un marcado estilo americano También puedes ofrecer un trato especial con aquellas personas que, por ejemplo este año al caer en 26, tengan 26 años, o que en su DNI tengan el número “2611”.   Fomenta las buenas críticas La presencia en las redes sociales y en los foros de opinión es una parte muy importante para los consumidores. Cuando llega la hora de comer, el móvil se convierte en el gran aliado de los clientes que buscan un lugar en el que sentarse y disfrutar de su comida y bebida. Es por ello que una estrategia acertada en este Black Friday sería ofrecer a los clientes un plato gratis a cambio de una opinión favorable en Google o un refresco para los que compartan un post en tu Instagram o Facebook. Si no quieres morir de éxito, puedes hacerlo mediante un sorteo y que ese postre, bebida o plato gratis sea sorteado entre todos los que hayan comentado una publicación o hayan compartido un contenido.   A esta invito yo Si tienes una tapa, un aperitivo o un postre estrella que quieras dar a conocer, puede ser una muy buena opción ofrecerlo gratis ese día. Le darás más visibilidad para aquellos que no lo hayan probado y tus habituales aprovecharan ese día para hacerte una vista y pedir su plato favorito. Eso sí, escoge con cuidado y vigila tus márgenes. Te recomendamos que añadas letra pequeña, por ejemplo, si invitas al postre, puntualiza que para probarlo deberán haber consumido por los menos dos platos del menú.   Aprovechar el tirón comercial que tienen este tipo de días requiere un pequeño esfuerzo que puede reportar importantes beneficios para tu negocio. Y cuando decidas que quieres hacer, recuerda que solo funcionará si tus clientes lo saben, así que aprovecha todos tus canales sociales para que todo el mundo se entere.

Imagina que eres el director deportivo de un club y que la delantera Neymar, Mbappé y Cavani, en vez de costarte los 466 millones de euros que ha pagado el PSG, la puedes comprar por 186, un 40% del precio real. La única limitación, que lo hagas el próximo viernes día 24 de noviembre. Un chollo, ¿no? Pues algo similar es el Black Friday (“Viernes Negro”, en su traducción al español), una tradición importada de Estados Unidos y que da el pistoletazo de salida, justo el día después de Acción de Gracias, al período de compras navideñas. Para celebrarlo, muchas empresas y grandes almacenes aplican importantes descuentos a sus productos, dando lugar a un día de compras casi compulsivas por parte de unos usuarios ávidos de encontrar gangas. Una práctica que hasta hace relativamente poco ha estado muy unida a los productos tecnológicos pero que, desde hace unos años, se ha extendido a prácticamente todos los tipos de comercio. Incluidos los establecimientos de restauración, que han buscado fórmulas para aumentar o fidelizar su clientela con el pretexto del Black Friday. Y es que según la NRA (Asociación Americana de Restaurantes), de los 38 millones de estadounidenses que saldrán a hacer compras ese día, un 60% tiene pensado comer o cenar en algún establecimiento cercano. En España puede suceder algo similar. ¿Por qué no aprovecharlo? En #LoVemosEnElBar hemos recopilado algunas ideas para que exprimas al máximo el Black Friday: 1 Cupones y “rascas” Varios restaurantes han probado ya esta estrategia. La mecánica es muy sencilla: desde una semana o unos días antes y hasta el día previo al Black Friday a las 23:59h, los usuarios podrán descargar desde tu web un cupón de descuento especial, que solo podrán utilizar el “Viernes Negro” en tu establecimiento. Otra modalidad diferente es ofrecer a cada cliente que coma o cene en tu local el mismo día 24 de noviembre un “rasca”, esto es, la posibilidad de rascar una tarjeta que le entregarás con su plato o menú. De estas, una o varias pueden contener un premio que sea, por ejemplo, un postre gratis, un cóctel, un batido, un descuento en la próxima reserva… 2 Promociones para grupos y descuentos “clásicos” Muchos establecimientos optan directamente por una promoción más “clásica” pero asociándola con el Black Friday: proponer un descuento de un tanto por ciento en la carta, un 2x1 o 3x2, promover una “happy hour”, etc. Otros, en cambio, buscan que cada persona o grupo anime a su entorno a acompañarle y lleve a más potenciales clientes al restaurante. ¿Cómo? Incentivando los menús de grupo o, por ejemplo, haciendo un descuento especial para un acompañante. 3 Postre por “like” Las redes sociales son tu aliado, más todavía teniendo en cuenta que el fenómeno del Black Friday se mueve y viraliza, especialmente, en el entorno digital. Por eso, puedes ofrecer un descuento en el menú a cambio de un RT en Twitter, un postre gratis a los usuarios que hayan comentado en una publicación de Facebook o un refresco a los que hayan dado a “Me Gusta” en Instagram. Si prevés que van a ser demasiados, puedes anunciar un sorteo y que ese postre, bebida o menú gratis sea sorteado entre todos los que hayan comentado una publicación o hayan compartido un contenido. 4 Posicionarse en marketplaces Muchos seguro que los conoces ya e incluso es posible que trabajes con ellos: El Tenedor, Just Eat, Deliveroo… Estos marketplaces suelen realizar algunas promociones en fechas especiales como el Black Friday, concentrando en una lista aquellos restaurantes que aceptan ofertas ese día, atrayendo a más usuarios e incrementando tu visibilidad ante ellos. Algunos ya lo están haciendo, como Atrápalo. 5 Acuerdos con tiendas cercanas al restaurante Una iniciativa que pusieron en marcha, con mucho éxito, los restaurantes Pizza Kitchen y DiBella’s Old Fashioned Submarines en California. Los usuarios que compraban en las tiendas cercanas recibían, solo por realizar esa compra, un vale de 20 dólares para comer en alguno de esos restaurantes.

Hace tiempo que el Black Friday pasó de ser un día centrado en el retail a abarcar todos los sectores, incluso lo más serios, hasta los bancos tienen promociones de Black Friday. Los negocios de hostelería no son una excepción. Bares y restaurantes tienen una oportunidad para hacer que ese fin de semana sea el pistoletazo de salida para las comidas y cenas de Navidad. Tras unos años muy diferentes debido a la pandemia, el próximo 26 de noviembre tienen una gran oportunidad para mostrarle a sus clientes y clientes potenciales que por fin han recuperado la normalidad. Aquí os dejamos algunas propuestas para que los clientes se decanten por nuestro establecimiento mientras aprovechan su día de compras. Aprovecha las cenas de empresa y amigos Los descuentos tipo 2x1 o “Happy hour” son buenas ideas para todo el año, pero en esta época  y ya casi sin restricciones, ¿por qué no aprovechar las cenas de grupos? El verdadero clásico de estas fechas. Aprovecha que esas cenas de Navidad que empresas y amigos reservan con antelación, e incluye algún descuento para grupos que les anime a elegirte. Esto también te permitirá que más personas, además de los habituales, conozcan tu negocio.   Cupones regalo El uso de cupones regalo es muy habitual en muchos establecimientos durante el Black Friday. Puede ser una opción muy acertada para hacer un regalo a alguien y así motivar una compra ofreciendo un descuento. Dale una vuelta de tuerca y aprovecha tu web o redes sociales para llevarlo a la práctica, por ejemplo, desde una semana o unos días antes y hasta el día previo al Black Friday a las 23:59h, los usuarios podrán descargar desde tu web un cupón de descuento especial, que solo podrán utilizar ese día en tu establecimiento. Otra modalidad diferente es hacer un pequeño juego con cada cliente que vaya a tu restaurante durante el Black Friday, por ejemplo, puedes entregar una tarjeta de rasca y gana, que pueda contener un premio: un descuento para un postre o desayuno, el típico 2x1, quitar el IVA de la cuenta final…   Ofertas diseñadas para ese día Establecer un menú especial en la carta durante un periodo de tiempo limitado llamará la atención de los clientes. Puede ser un menú con descuento en una determinada franja horaria, o un menú que incluya guiños al Black Friday, como con un marcado estilo americano También puedes ofrecer un trato especial con aquellas personas que, por ejemplo este año al caer en 26, tengan 26 años, o que en su DNI tengan el número “2611”.   Fomenta las buenas críticas La presencia en las redes sociales y en los foros de opinión es una parte muy importante para los consumidores. Cuando llega la hora de comer, el móvil se convierte en el gran aliado de los clientes que buscan un lugar en el que sentarse y disfrutar de su comida y bebida. Es por ello que una estrategia acertada en este Black Friday sería ofrecer a los clientes un plato gratis a cambio de una opinión favorable en Google o un refresco para los que compartan un post en tu Instagram o Facebook. Si no quieres morir de éxito, puedes hacerlo mediante un sorteo y que ese postre, bebida o plato gratis sea sorteado entre todos los que hayan comentado una publicación o hayan compartido un contenido.   A esta invito yo Si tienes una tapa, un aperitivo o un postre estrella que quieras dar a conocer, puede ser una muy buena opción ofrecerlo gratis ese día. Le darás más visibilidad para aquellos que no lo hayan probado y tus habituales aprovecharan ese día para hacerte una vista y pedir su plato favorito. Eso sí, escoge con cuidado y vigila tus márgenes. Te recomendamos que añadas letra pequeña, por ejemplo, si invitas al postre, puntualiza que para probarlo deberán haber consumido por los menos dos platos del menú.   Aprovechar el tirón comercial que tienen este tipo de días requiere un pequeño esfuerzo que puede reportar importantes beneficios para tu negocio. Y cuando decidas que quieres hacer, recuerda que solo funcionará si tus clientes lo saben, así que aprovecha todos tus canales sociales para que todo el mundo se entere.

Imagina que eres el director deportivo de un club y que la delantera Neymar, Mbappé y Cavani, en vez de costarte los 466 millones de euros que ha pagado el PSG, la puedes comprar por 186, un 40% del precio real. La única limitación, que lo hagas el próximo viernes día 24 de noviembre. Un chollo, ¿no? Pues algo similar es el Black Friday (“Viernes Negro”, en su traducción al español), una tradición importada de Estados Unidos y que da el pistoletazo de salida, justo el día después de Acción de Gracias, al período de compras navideñas. Para celebrarlo, muchas empresas y grandes almacenes aplican importantes descuentos a sus productos, dando lugar a un día de compras casi compulsivas por parte de unos usuarios ávidos de encontrar gangas. Una práctica que hasta hace relativamente poco ha estado muy unida a los productos tecnológicos pero que, desde hace unos años, se ha extendido a prácticamente todos los tipos de comercio. Incluidos los establecimientos de restauración, que han buscado fórmulas para aumentar o fidelizar su clientela con el pretexto del Black Friday. Y es que según la NRA (Asociación Americana de Restaurantes), de los 38 millones de estadounidenses que saldrán a hacer compras ese día, un 60% tiene pensado comer o cenar en algún establecimiento cercano. En España puede suceder algo similar. ¿Por qué no aprovecharlo? En #LoVemosEnElBar hemos recopilado algunas ideas para que exprimas al máximo el Black Friday: 1 Cupones y “rascas” Varios restaurantes han probado ya esta estrategia. La mecánica es muy sencilla: desde una semana o unos días antes y hasta el día previo al Black Friday a las 23:59h, los usuarios podrán descargar desde tu web un cupón de descuento especial, que solo podrán utilizar el “Viernes Negro” en tu establecimiento. Otra modalidad diferente es ofrecer a cada cliente que coma o cene en tu local el mismo día 24 de noviembre un “rasca”, esto es, la posibilidad de rascar una tarjeta que le entregarás con su plato o menú. De estas, una o varias pueden contener un premio que sea, por ejemplo, un postre gratis, un cóctel, un batido, un descuento en la próxima reserva… 2 Promociones para grupos y descuentos “clásicos” Muchos establecimientos optan directamente por una promoción más “clásica” pero asociándola con el Black Friday: proponer un descuento de un tanto por ciento en la carta, un 2x1 o 3x2, promover una “happy hour”, etc. Otros, en cambio, buscan que cada persona o grupo anime a su entorno a acompañarle y lleve a más potenciales clientes al restaurante. ¿Cómo? Incentivando los menús de grupo o, por ejemplo, haciendo un descuento especial para un acompañante. 3 Postre por “like” Las redes sociales son tu aliado, más todavía teniendo en cuenta que el fenómeno del Black Friday se mueve y viraliza, especialmente, en el entorno digital. Por eso, puedes ofrecer un descuento en el menú a cambio de un RT en Twitter, un postre gratis a los usuarios que hayan comentado en una publicación de Facebook o un refresco a los que hayan dado a “Me Gusta” en Instagram. Si prevés que van a ser demasiados, puedes anunciar un sorteo y que ese postre, bebida o menú gratis sea sorteado entre todos los que hayan comentado una publicación o hayan compartido un contenido. 4 Posicionarse en marketplaces Muchos seguro que los conoces ya e incluso es posible que trabajes con ellos: El Tenedor, Just Eat, Deliveroo… Estos marketplaces suelen realizar algunas promociones en fechas especiales como el Black Friday, concentrando en una lista aquellos restaurantes que aceptan ofertas ese día, atrayendo a más usuarios e incrementando tu visibilidad ante ellos. Algunos ya lo están haciendo, como Atrápalo. 5 Acuerdos con tiendas cercanas al restaurante Una iniciativa que pusieron en marcha, con mucho éxito, los restaurantes Pizza Kitchen y DiBella’s Old Fashioned Submarines en California. Los usuarios que compraban en las tiendas cercanas recibían, solo por realizar esa compra, un vale de 20 dólares para comer en alguno de esos restaurantes.