En La Barra hablamos de

bares

Marketing emocional: fidelizar clientes apelando a sus emociones La tecnología es un gran aliado para la gestión diaria de los bares y restaurantes, pero esta no sirve de nada si no apelamos a la emoción de los clientes para lograr su satisfacción. Ya sea a través de un plato o de las sensaciones que experimenta en el local, ese debería ser tu principal objetivo. Analizamos algunas claves para potenciarla. Si algo tenemos en España, es una enorme cantidad de bares y restaurantes de calidad, no importa si es una gran ciudad o un pequeño pueblo “perdido”, no hay vida sin un bar cerca. Ante esta tremenda variedad de opciones, ¿todavía es posible diferenciarse? via GIPHY   Claro que sí, solo hay que encontrar ese aspecto único con el que destacar sobre tu competencia. Y para destacar es imprescindible provocar sensaciones en tus clientes, sensaciones que les generen un recuerdo positivo permanente acerca de su experiencia en tu local. Por ello, aprovecharse del marketing emocional, puede ser un recurso muy valioso, te explicamos cómo hacerlo.   ¿Qué es el marketing emocional? Hay jugadores que nunca han ganado nada o no han llegado a jugar en un equipo grande, pero tienen “algo”. Ese algo que te hace estar pendiente de sus carreras y animarles siempre que tienes oportunidad, que se lo digan a Cazorla, a Joaquín o a “Mágico Gonzalez”. via GIPHY Ese “algo especial” es la clave del marketing emocional y lo que puedes aplicar a tu establecimiento. Son las emociones, los intangibles, las que van a ayudar a fidelizar a los consumidores y conseguir que se conviertan en clientes habituales. El marketing emocional no requiere de grandes acciones publicitarias, no hace falta gastar dinero. La experiencia del cliente empieza desde que entra por la puerta y se encuentra con la sonrisa del camarero hasta la forma de presentar el menú en la mesa. Son pequeños, y no tan pequeños, detalles que harán que un cliente que nos visita por primera vez tenga ganas de volver. Dicho con un lenguaje más propio de las redes sociales, es una forma de generar engagement, de fidelizar al cliente. Veamos algunos ejemplos:   Cuenta una historia Para contar una historia puedes apoyarte en las redes sociales, hablar del origen de tu bar o restaurante, tus aspiraciones, contar cómo lo hiciste posible o explicar la procedencia de tus ingredientes, cómo los seleccionas y de dónde vienen. También puedes dar voz a tus empleados y dejar que, por ejemplo, sea el chef quien cuente su historia a través de un menú, en este caso habrá que formar equipo con los camareros para que la historia llegue completa al cliente en la mesa. También puedes ir a lo grande y contar tu historia a través de las paredes de tu local. Son muchos los restaurantes que se diferencian porque su carta o su decoración están muy enfocadas a un tema concreto. Los bares temáticos saben muy bien cómo sacar el máximo partido al storytelling creando lugares únicos e inconfundibles. Apóyate en la tecnología Ya hemos hablado de la importancia de las redes sociales en tu estrategia de marketing, mantén tus canales sociales activos e interactúa con tus clientes a través de ellos. También puedes publicar el menú del día, fotos de tus platos o incluso sortear una cena entre tus seguidores. Si ya tienes controladas tus redes sociales, recuerda que la tecnología no se acaba ahí, a continuación te damos algunos consejos que pueden ayudar a dotar de identidad a tu local: Que suene la música, ¿estás orgulloso de tu gusto musical? Que se sepa, haz una lista pública en Spotify para que tus clientes se suscriban, ese sonido tan personal de tu bar les acompañará en su día a día. Apúntate al delivery, probablemente ya lo hayas tenido que hacer por obligación, pero ya sabes que no hace falta que los clientes vayan a tu local para disfrutar de tu carta, puedes hacerlo por tu cuenta o asociarte con una plataforma como Glovo o Deliveroo. Si tu comida les gusta en casa, te aseguramos que los clientes estarán deseando probarla también en el local. Para dar un toque más emocional, acompaña los pedidos con una nota que contenga una frase positiva, o con un pequeño detalle personalizado que haga que tus clientes se sientan especiales. Haz encuestas online. La mejor forma de conocer y saber lo que quieren tus clientes es preguntarle a ellos. Pequeñas encuesta de satisfacción vía mail o redes sociales te darán muchas pista para saber qué esperan tus clientes de ti.   Crea una carta de película ¿Quién no recuerda la primera (de las muchas) vez que vio el Titanic? ¿O esa banda sonora inconfundible de Harry Potter? Esas películas que tienen un significado que trasciende más allá del entretenimiento pueden ser tus grandes aliadas para provocar una sonrisa entre tus clientes. ¿Por qué no trasladarlas a tu carta? Renombra tus platos con títulos de película conocidos, y dótales de una historia que explique la razón de esos títulos. De esta forma crearás un vínculo afectivo que reforzará la relación con tus clientes.   Conecta con los clientes Si contar una historia no te parece suficiente, haz que tus clientes la vivan en primera persona. ¿Tu cocina es el secreto mejor guardado de tu restaurante? Enséñalo. Puedes abrir tu casa al público organizando un taller de cocina en el propio restaurante  en los que los propios clientes aprenden tus trucos (no todos, claro), incluso pueden hacerlo de la mano del chef, preparando un menú especial que luego podrán degustar. Sabemos que cada bar es un mundo, pero seguro que hay varios consejos de esta lista que puedes aplicar en tu negocio, lo importante es querer implicarse con el cliente e intentar ofrecerle una experiencia distinta dentro de tu establecimiento. ¿Te apuntas?    

Hacer nuestras propias quinielas sobre quiénes serán los titulares ante un gran partido o competición es uno de los hobbies favoritos para muchos futboleros. En algunos casos es muy fácil acertar, si bien en otras ocasiones hay sorpresas. ¿O acaso alguno de vosotros anticipaba que Luis Enrique dejaría a Ramos en el banquillo para la Eurocopa? Luis Enrique Coach GIF  Más allá del fútbol, hacer este tipo de apuestas suele generalizarse también en otros ámbitos. ¿Qué preguntas caerán en el examen? ¿Cuál será la tendencia de moda de la próxima temporada? ¿Quién ganará Eurovisión? Son el tipo de cuestiones ante las que nos gusta, por lo general, elaborar nuestra porra particular. Antes de aventurarse a hacer suposiciones es importante tener una foto general sobre las opciones que hay en cada situación. De lo contrario, es imposible acertar. Seguro que si piensas en un restaurante te viene a la mente un camarero o un cocinero. Sin embargo, hay muchas más personas que conforman un equipo completo que haga funcionar el negocio. ¿Te atreves a adivinar todos los perfiles que forman parte del staff de cualquier restaurante? A continuación, desvelamos cuál es ese 11 perfecto en cualquier local de hostelería.   via GIPHY   Chef Es el corazón del equipo, el principal responsable de que el servicio sea excelente. El chef o cocinero jefe es el alma del mismo, el que define el estilo de la cocina y, por tanto, del que depende que los comensales repitan en tu restaurante. Aunque hay otros muchos factores que influyen en que tus clientes se vayan satisfechos o no, el principal es la calidad de la comida. Si no es buena, el servicio de sala puede ser impecable pero los clientes, probablemente, no volverán. Además, el chef es quien decide las compras, de él depende escoger los mejores ingredientes y anticipar las cantidades. Cocinero En algunos restaurantes, el rol de cocinero y chef recaen sobre la misma persona, pero hay ligeras diferencias. El chef es el jefe de cocina, quien decide qué platos incluir en la carta, qué combinaciones de productos realizar y cómo repartir el trabajo entre todo el personal de cocina. El cocinero, por su parte, se encarga de ejecutar esta tarea. Por tanto, esta distinción entre ambos perfiles es más propia de restaurantes grandes en los que debe haber varios cocineros para atender a todas las mesas. Si, además, en tu restaurante cuentas con varios cocineros, suele ser recomendable designar a un “segundo chef”, que podría suplir al principal en caso de necesidad. Ayudante de cocina La joven promesa. Tradicionalmente se conoce como “el pinche” de cocina. Suele ser un cocinero, generalmente con un perfil junior, que está iniciándose en el mundo de la hostelería, aprendiendo de los mejores. Responde ante las directrices de los cocineros, y suele tener un perfil multidisciplinar, que engloba desde preparar la mise-en-place para los cocineros (es decir, colocar las cantidades exactas de los ingredientes que se vayan a utilizar previamente al cocinado), hasta terminar un guiso. El objetivo del ayudante de cocina es facilitar el trabajo al cocinero, de forma que éste pueda delegar tareas en ellos para centrarse en los aspectos más complejos del cocinado. via GIPHY Jefe de sala Igual que hay un jefe de cocina cuyo cometido es velar por que el trabajo se realice de la mejor forma posible, la sala debe contar con la figura correspondiente. El jefe de sala, al que a menudo se conoce como maître, es el responsable de que los camareros estén bien coordinados, de que los clientes estén correctamente atendidos y de que no se produzcan errores que culminen en una experiencia insatisfecha del cliente. Además, se encarga de recibir a los clientes a su llegada y de acompañarlos hasta la mesa correspondiente. Encargado de zona Si tu restaurante es muy grande o cuenta con dos zonas físicamente diferenciadas, te vendrá bien contar con un encargado por cada una de ellas. En este tipo de locales, el maître necesita delegar en un responsable por cada una de las áreas que haya determinado. Estas áreas pueden estar divididas tanto por ubicaciones distintas dentro del local, como por mesas. Este encargado, que estaría sujeto a las órdenes del jefe de sala, debe coordinar a los camareros que trabajen en su zona, y comprobar que los clientes estén bien atendidos en esa área. Camarero de mesa El camarero es, junto al cocinero, la figura que se suele asociar a un bar o restaurante. La persona que desempeñe esta función debe contar con un conjunto de características muy concretas. Es el jugador total. Además de tener destreza con los platos, es recomendable que tenga buenas dotes sociales, pues es la cara visible ante los clientes. La impresión que estos se llevarán será muy distinta si se topan con un camarero amable, sonriente y profesional, que si les atiende un camarero antipático y poco dispuesto. Camarero de barra Aunque en locales más pequeños el camarero de mesa puede estar también en la barra, lo ideal es que haya uno para cada espacio. De esta manera evitarás sobrecargar de trabajo a una única persona y reducirás el tiempo de espera de los clientes, tanto los que consuman en barra como los que se sienten en mesa. Sumiller Este perfil es relativamente común en la hostelería española, si bien su presencia se limita a algunos restaurantes. La variedad enológica de la que disponemos en España es tan amplia que los clientes suelen agradecer que un experto en la materia les asesore sobre qué vino casa mejor con los platos que han escogido. Encargado de caja Cuadrar la caja es una tarea que más control y organización requiere. Cuantas más personas diferentes haya manejándola, más probabilidades habrá de que haya descuadres al final del día. Por ello, lo más recomendable es contar con un defensa férreo, preferiblemente con conocimientos contables básicos, para que se encargue de los cobros y de los pedidos a proveedores. Esta figura deberá llevar el control de todo lo que el restaurante ingrese, y comprobar que al cerrar el local se corresponda la cantidad de dinero cobrado con las ventas realizadas. via GIPHY Personal de limpieza La higiene es clave en un restaurante, tanto en la parte de sala como en la cocina. Debes asegurarte de que tu local esté siempre en perfectas condiciones, evitando así insalubridad y, consecuentemente, intoxicaciones alimentarias. Además, no hay peor sensación para un cliente que percibir que el local en el que va a comer no está limpio. Asesor fiscal y contable La contabilidad y las obligaciones fiscales que tienes como propietario de un negocio de hostelería son cuestiones que debes tener bajo control. El volumen de trabajo diario para sacar el restaurante adelante no evita la complejidad de este tipo de gestiones. Por ello es una buena opción delegarlas en una asesoría especializada en la que sepas que puedes confiar para no incurrir en problemas con Hacienda. Además, te permitirá centrarte en el negocio sin necesidad de estar pendiente de comprobar cuándo tienes que presentar la próxima liquidación de IVA. Ahora que ya sabes cómo debes configurar tu once perfecto, te toca a ti reunir al mejor equipo posible para colocar a tu restaurante en el punto de mira de todos los críticos gastronómicos y trabajar para incrementar el número de clientes fieles a tu negocio.  

Marketing emocional: fidelizar clientes apelando a sus emociones La tecnología es un gran aliado para la gestión diaria de los bares y restaurantes, pero esta no sirve de nada si no apelamos a la emoción de los clientes para lograr su satisfacción. Ya sea a través de un plato o de las sensaciones que experimenta en el local, ese debería ser tu principal objetivo. Analizamos algunas claves para potenciarla. Si algo tenemos en España, es una enorme cantidad de bares y restaurantes de calidad, no importa si es una gran ciudad o un pequeño pueblo “perdido”, no hay vida sin un bar cerca. Ante esta tremenda variedad de opciones, ¿todavía es posible diferenciarse? via GIPHY   Claro que sí, solo hay que encontrar ese aspecto único con el que destacar sobre tu competencia. Y para destacar es imprescindible provocar sensaciones en tus clientes, sensaciones que les generen un recuerdo positivo permanente acerca de su experiencia en tu local. Por ello, aprovecharse del marketing emocional, puede ser un recurso muy valioso, te explicamos cómo hacerlo.   ¿Qué es el marketing emocional? Hay jugadores que nunca han ganado nada o no han llegado a jugar en un equipo grande, pero tienen “algo”. Ese algo que te hace estar pendiente de sus carreras y animarles siempre que tienes oportunidad, que se lo digan a Cazorla, a Joaquín o a “Mágico Gonzalez”. via GIPHY Ese “algo especial” es la clave del marketing emocional y lo que puedes aplicar a tu establecimiento. Son las emociones, los intangibles, las que van a ayudar a fidelizar a los consumidores y conseguir que se conviertan en clientes habituales. El marketing emocional no requiere de grandes acciones publicitarias, no hace falta gastar dinero. La experiencia del cliente empieza desde que entra por la puerta y se encuentra con la sonrisa del camarero hasta la forma de presentar el menú en la mesa. Son pequeños, y no tan pequeños, detalles que harán que un cliente que nos visita por primera vez tenga ganas de volver. Dicho con un lenguaje más propio de las redes sociales, es una forma de generar engagement, de fidelizar al cliente. Veamos algunos ejemplos:   Cuenta una historia Para contar una historia puedes apoyarte en las redes sociales, hablar del origen de tu bar o restaurante, tus aspiraciones, contar cómo lo hiciste posible o explicar la procedencia de tus ingredientes, cómo los seleccionas y de dónde vienen. También puedes dar voz a tus empleados y dejar que, por ejemplo, sea el chef quien cuente su historia a través de un menú, en este caso habrá que formar equipo con los camareros para que la historia llegue completa al cliente en la mesa. También puedes ir a lo grande y contar tu historia a través de las paredes de tu local. Son muchos los restaurantes que se diferencian porque su carta o su decoración están muy enfocadas a un tema concreto. Los bares temáticos saben muy bien cómo sacar el máximo partido al storytelling creando lugares únicos e inconfundibles. Apóyate en la tecnología Ya hemos hablado de la importancia de las redes sociales en tu estrategia de marketing, mantén tus canales sociales activos e interactúa con tus clientes a través de ellos. También puedes publicar el menú del día, fotos de tus platos o incluso sortear una cena entre tus seguidores. Si ya tienes controladas tus redes sociales, recuerda que la tecnología no se acaba ahí, a continuación te damos algunos consejos que pueden ayudar a dotar de identidad a tu local: Que suene la música, ¿estás orgulloso de tu gusto musical? Que se sepa, haz una lista pública en Spotify para que tus clientes se suscriban, ese sonido tan personal de tu bar les acompañará en su día a día. Apúntate al delivery, probablemente ya lo hayas tenido que hacer por obligación, pero ya sabes que no hace falta que los clientes vayan a tu local para disfrutar de tu carta, puedes hacerlo por tu cuenta o asociarte con una plataforma como Glovo o Deliveroo. Si tu comida les gusta en casa, te aseguramos que los clientes estarán deseando probarla también en el local. Para dar un toque más emocional, acompaña los pedidos con una nota que contenga una frase positiva, o con un pequeño detalle personalizado que haga que tus clientes se sientan especiales. Haz encuestas online. La mejor forma de conocer y saber lo que quieren tus clientes es preguntarle a ellos. Pequeñas encuesta de satisfacción vía mail o redes sociales te darán muchas pista para saber qué esperan tus clientes de ti.   Crea una carta de película ¿Quién no recuerda la primera (de las muchas) vez que vio el Titanic? ¿O esa banda sonora inconfundible de Harry Potter? Esas películas que tienen un significado que trasciende más allá del entretenimiento pueden ser tus grandes aliadas para provocar una sonrisa entre tus clientes. ¿Por qué no trasladarlas a tu carta? Renombra tus platos con títulos de película conocidos, y dótales de una historia que explique la razón de esos títulos. De esta forma crearás un vínculo afectivo que reforzará la relación con tus clientes.   Conecta con los clientes Si contar una historia no te parece suficiente, haz que tus clientes la vivan en primera persona. ¿Tu cocina es el secreto mejor guardado de tu restaurante? Enséñalo. Puedes abrir tu casa al público organizando un taller de cocina en el propio restaurante  en los que los propios clientes aprenden tus trucos (no todos, claro), incluso pueden hacerlo de la mano del chef, preparando un menú especial que luego podrán degustar. Sabemos que cada bar es un mundo, pero seguro que hay varios consejos de esta lista que puedes aplicar en tu negocio, lo importante es querer implicarse con el cliente e intentar ofrecerle una experiencia distinta dentro de tu establecimiento. ¿Te apuntas?    

Hacer nuestras propias quinielas sobre quiénes serán los titulares ante un gran partido o competición es uno de los hobbies favoritos para muchos futboleros. En algunos casos es muy fácil acertar, si bien en otras ocasiones hay sorpresas. ¿O acaso alguno de vosotros anticipaba que Luis Enrique dejaría a Ramos en el banquillo para la Eurocopa? Luis Enrique Coach GIF  Más allá del fútbol, hacer este tipo de apuestas suele generalizarse también en otros ámbitos. ¿Qué preguntas caerán en el examen? ¿Cuál será la tendencia de moda de la próxima temporada? ¿Quién ganará Eurovisión? Son el tipo de cuestiones ante las que nos gusta, por lo general, elaborar nuestra porra particular. Antes de aventurarse a hacer suposiciones es importante tener una foto general sobre las opciones que hay en cada situación. De lo contrario, es imposible acertar. Seguro que si piensas en un restaurante te viene a la mente un camarero o un cocinero. Sin embargo, hay muchas más personas que conforman un equipo completo que haga funcionar el negocio. ¿Te atreves a adivinar todos los perfiles que forman parte del staff de cualquier restaurante? A continuación, desvelamos cuál es ese 11 perfecto en cualquier local de hostelería.   via GIPHY   Chef Es el corazón del equipo, el principal responsable de que el servicio sea excelente. El chef o cocinero jefe es el alma del mismo, el que define el estilo de la cocina y, por tanto, del que depende que los comensales repitan en tu restaurante. Aunque hay otros muchos factores que influyen en que tus clientes se vayan satisfechos o no, el principal es la calidad de la comida. Si no es buena, el servicio de sala puede ser impecable pero los clientes, probablemente, no volverán. Además, el chef es quien decide las compras, de él depende escoger los mejores ingredientes y anticipar las cantidades. Cocinero En algunos restaurantes, el rol de cocinero y chef recaen sobre la misma persona, pero hay ligeras diferencias. El chef es el jefe de cocina, quien decide qué platos incluir en la carta, qué combinaciones de productos realizar y cómo repartir el trabajo entre todo el personal de cocina. El cocinero, por su parte, se encarga de ejecutar esta tarea. Por tanto, esta distinción entre ambos perfiles es más propia de restaurantes grandes en los que debe haber varios cocineros para atender a todas las mesas. Si, además, en tu restaurante cuentas con varios cocineros, suele ser recomendable designar a un “segundo chef”, que podría suplir al principal en caso de necesidad. Ayudante de cocina La joven promesa. Tradicionalmente se conoce como “el pinche” de cocina. Suele ser un cocinero, generalmente con un perfil junior, que está iniciándose en el mundo de la hostelería, aprendiendo de los mejores. Responde ante las directrices de los cocineros, y suele tener un perfil multidisciplinar, que engloba desde preparar la mise-en-place para los cocineros (es decir, colocar las cantidades exactas de los ingredientes que se vayan a utilizar previamente al cocinado), hasta terminar un guiso. El objetivo del ayudante de cocina es facilitar el trabajo al cocinero, de forma que éste pueda delegar tareas en ellos para centrarse en los aspectos más complejos del cocinado. via GIPHY Jefe de sala Igual que hay un jefe de cocina cuyo cometido es velar por que el trabajo se realice de la mejor forma posible, la sala debe contar con la figura correspondiente. El jefe de sala, al que a menudo se conoce como maître, es el responsable de que los camareros estén bien coordinados, de que los clientes estén correctamente atendidos y de que no se produzcan errores que culminen en una experiencia insatisfecha del cliente. Además, se encarga de recibir a los clientes a su llegada y de acompañarlos hasta la mesa correspondiente. Encargado de zona Si tu restaurante es muy grande o cuenta con dos zonas físicamente diferenciadas, te vendrá bien contar con un encargado por cada una de ellas. En este tipo de locales, el maître necesita delegar en un responsable por cada una de las áreas que haya determinado. Estas áreas pueden estar divididas tanto por ubicaciones distintas dentro del local, como por mesas. Este encargado, que estaría sujeto a las órdenes del jefe de sala, debe coordinar a los camareros que trabajen en su zona, y comprobar que los clientes estén bien atendidos en esa área. Camarero de mesa El camarero es, junto al cocinero, la figura que se suele asociar a un bar o restaurante. La persona que desempeñe esta función debe contar con un conjunto de características muy concretas. Es el jugador total. Además de tener destreza con los platos, es recomendable que tenga buenas dotes sociales, pues es la cara visible ante los clientes. La impresión que estos se llevarán será muy distinta si se topan con un camarero amable, sonriente y profesional, que si les atiende un camarero antipático y poco dispuesto. Camarero de barra Aunque en locales más pequeños el camarero de mesa puede estar también en la barra, lo ideal es que haya uno para cada espacio. De esta manera evitarás sobrecargar de trabajo a una única persona y reducirás el tiempo de espera de los clientes, tanto los que consuman en barra como los que se sienten en mesa. Sumiller Este perfil es relativamente común en la hostelería española, si bien su presencia se limita a algunos restaurantes. La variedad enológica de la que disponemos en España es tan amplia que los clientes suelen agradecer que un experto en la materia les asesore sobre qué vino casa mejor con los platos que han escogido. Encargado de caja Cuadrar la caja es una tarea que más control y organización requiere. Cuantas más personas diferentes haya manejándola, más probabilidades habrá de que haya descuadres al final del día. Por ello, lo más recomendable es contar con un defensa férreo, preferiblemente con conocimientos contables básicos, para que se encargue de los cobros y de los pedidos a proveedores. Esta figura deberá llevar el control de todo lo que el restaurante ingrese, y comprobar que al cerrar el local se corresponda la cantidad de dinero cobrado con las ventas realizadas. via GIPHY Personal de limpieza La higiene es clave en un restaurante, tanto en la parte de sala como en la cocina. Debes asegurarte de que tu local esté siempre en perfectas condiciones, evitando así insalubridad y, consecuentemente, intoxicaciones alimentarias. Además, no hay peor sensación para un cliente que percibir que el local en el que va a comer no está limpio. Asesor fiscal y contable La contabilidad y las obligaciones fiscales que tienes como propietario de un negocio de hostelería son cuestiones que debes tener bajo control. El volumen de trabajo diario para sacar el restaurante adelante no evita la complejidad de este tipo de gestiones. Por ello es una buena opción delegarlas en una asesoría especializada en la que sepas que puedes confiar para no incurrir en problemas con Hacienda. Además, te permitirá centrarte en el negocio sin necesidad de estar pendiente de comprobar cuándo tienes que presentar la próxima liquidación de IVA. Ahora que ya sabes cómo debes configurar tu once perfecto, te toca a ti reunir al mejor equipo posible para colocar a tu restaurante en el punto de mira de todos los críticos gastronómicos y trabajar para incrementar el número de clientes fieles a tu negocio.  

El maître es una figura de gran importancia en los restaurantes. Es el encargado de que todo funcione, de que los comensales estén a gusto en la sala y de decidir el orden y la forma de trabajar de los camareros. Por ello, te desgranamos en esta infografía interactiva las 7 cualidades que debe tener el maître perfecto. ¿Cuáles son las cualidades que tiene que tener un maître? La respuesta a esta pregunta puede variar mucho. Seguramente cada profesional tenga una característica por la que destaque. Algunos serán cercanos, otros detallistas, pero lo que es seguro es que todos tienen que tener unos atributos comunes, como la formalidad o el liderazgo. Igual que los jugadores del Real Madrid, el Barça o el Atleti deben reunir unos requisitos mínimos, debes exigirlos también para fichar al pichichi de los maîtres. Este puesto de trabajo conlleva años de formación y mucha experiencia, por ello, contar con un buen maître que se ocupe de la sala de tu restaurante con profesionalidad es indispensable para el éxito de tu negocio. Si estás empezando o si estás pensando en incorporar esta figura a tu equipo, te damos algunas claves que tienes que tener en cuenta para la selección: 1. Conocimiento de gastronomía: no es el cocinero, pero sí el responsable de lo que sucede en la sala, por tanto, tiene que conocer la carta al dedillo.  Si se da el caso y le preguntan, debe ser capaz de asesorar a los comensales según los gustos que éstos le comuniquen. Además, junto con los camareros, es la persona que trata con los clientes cara a cara, sabrá cuándo un plato ha gustado y cuándo no para después poder comunicárselo al chef. 2. Resolutivo: cualquiera que haya trabajado en un restaurante sabe que no hay un guion establecido sobre lo que puede suceder. El maître tiene que intentar que todo salga de la manera más ordenada posible, así, si hay algún imprevisto éste podrá reaccionar para solucionarlo sin que nadie se moleste. 3. Liderazgo: un maître tiene a muchas personas a su cargo. Los camareros tienen que contar con un profesional que les guíe sobre las tareas que tienen que llevar a cabo y contar con su experiencia y autoridad. Si ponemos un símil futbolístico, el maître es el entrenador y los jugadores sus camareros, aunque la pelota no sería la comida. 4. Detallista: en cualquier puesto de trabajo ser detallista es un punto a favor de la persona, pero en un restaurante lo es más. Al tener que saber cuadrar horarios, número de clientes y el funcionamiento de la sala en general, el maître debe atender con especial mimo todos los elementos que forman parte de la gestión de su trabajo para que todo cuadre a la perfección. 5. Formal: el trabajo en un restaurante depende de muchas variantes, entre ellas el número de clientes que haya cada día y que no haya ningún imprevisto. Cuanto más formal y más en serio se tome su trabaje el maître, éste tendrá mejor capacidad de reacción para resolver los problemas que puedan surgir. 6. Control del estrés: saber gestionar emociones en el trabajo es una cualidad importante de todos los trabajadores. Saber controlar el estrés cuando trabajas en un restaurante es esencial. Pueden surgir miles de casuísticas que, si el maître las resuelve con profesionalidad, terminarán como una anécdota y no como un problema. 7. Empatía: todos hemos visto cómo a veces un comensal se enfada un poco más de lo que debe o, simplemente, no sabe comunicar su descontento. El encargado tiene que saber ponerse en su lugar para entender el porqué de su queja y para después poder solucionarla. Elegir a la persona adecuada puede marcar la diferencia entre que tu trabajo tenga éxito o, todo lo contrario. Si le dedicas tiempo a buscar a un maître que cumpla las características que hemos destacado, podrás confiar en el nuevo miembro del equipo y centrarte en tus tareas sin interrupciones.

Los españoles están deseando volver a los bares y restaurantes con normalidad, algo que parece estar cada vez más cerca. Un contexto en el que podrían surgir oportunidades de negocio para el sector, una vez que la situación de la pandemia se vaya regularizando. Si estás pensando en abrir un negocio de hostelería cuando la situación se calme, debes tener un plan de negocio correctamente estructurado. Te ayudamos con estos consejos. Lanzarse a una aventura empresarial propia supone un gran reto tanto personal como profesional. Especialmente en un momento tan complicado como el que vivimos, con una crisis sanitaria que ha precedido a una crisis económica. Sin embargo, ha sido una época clave para que muchas personas se decidan a abrir su propio negocio. Y, pese a que la hostelería ha sido un sector muy castigado, también ha dado pie a nuevos modelos de negocio. El comienzo de un proyecto siempre es ilusionante y retador -excepto quizá la Superliga, que va por el camino contrario-, pero debe hacerse con mesura, organización y una buena planificación. Sea cual sea el modelo de negocio relacionado con la hostelería (restaurante, gastrobar, take away, comida a domicilio…) es preciso elaborar un plan de negocio adecuado. La importancia de tener un buen plan de negocio es capital, pues de ello depende el desarrollo posterior y el éxito del mismo. Sin embargo, puede suponer un hándicap para alguien que no se haya adentrado en un proyecto así anteriormente. Tranquilo, somos tu Simeone particular. A continuación, te desvelamos los puntos que debería contener un buen plan de negocio para tu futuro bar o restaurante. 1. Análisis del sector Es importante tener en cuenta no solo qué está haciendo nuestra competencia, en función del tipo de local que vayas a montar, sino también qué se mueve en el sector. Estar al día de las tendencias es clave para tener éxito, pues ofreces a los clientes lo que en cada momento demandan. Por ejemplo, debes saber qué tipo de platos están más de moda, qué vinos tiene cada año la Guía Peñín o qué tendencias de decoración imperan. 2. Desarrollo de la idea El siguiente paso es definir cómo va a ser tu restaurante. En este aspecto es interesante resaltar sus características, cuál va a ser su principal especialización y valor diferencial, dónde estará ubicado, qué tipo de servicios ofrecerá, etc. Te recomendamos que, en este punto inicial del plan, definas lo más detalladamente posible el proyecto. De esta forma resultará más sencillo contemplar todos los requerimientos técnicos, productos, materiales, etc., necesarios para llevarlo a cabo. A nivel comercial, es importante definir qué tipo de cocina vas a ofrecer, qué platos introducirás en tu carta, qué estrategia vas a seguir, etc. Por ejemplo, no es lo mismo ofrecer un menú diferente cada semana aprovechando productos de temporada, que especializarte como restaurante micológico. Te aconsejamos tener en cuenta las características propias de cada entorno: el producto local, la tradición gastronómica de la zona, la cultura más o menos vanguardista, el perfil de cliente mayoritario, etc. 3. Producción y recursos humanos y materiales Ya tienes la idea y el análisis del mercado. Ahora es momento de plantear qué recursos hacen falta para materializarla. Y en este momento del plan de negocio es necesario contemplar diferentes tipos de recursos: Humanos: debes determinar qué personal necesitas en tu negocio, desde el cocinero hasta los camareros y jefes de sala, pasando por la persona encargada de la limpieza o el gerente de contabilidad. Materiales: es decir, los elementos físicos que van a formar parte de tu restaurante. Desde mesas, sillas, vasos, cubertería, manteles hasta los electrodomésticos para cocinar e incluso los alimentos. Servicios: debes contemplar todos los recursos no materiales que necesitas, como el TPV virtual, o servicios periódicos como la limpieza, la contabilidad o la asesoría legal para tu negocio. 4. Plan financiero Esta parte debe recoger todo lo plasmado anteriormente y traducirlo en términos de inversión, previsión de gastos y predefinición de márgenes. Si la planificación previa ha sido buena, no debería haber inversiones y gastos sorpresa en este punto. Algunos de los más relevantes y que necesitarás sea cual sea tu modelo de negocio son: Gastos fijos: alquiler del local, sueldos, luz, agua, gas, calefacción, etc.) Dispositivos tecnológicos y equipos informáticos (TPV, ordenador, comandero, tablets para visualizar las cartas, televisión, datáfono, etc.) Mobiliario y menaje Electrodomésticos Servicios Gastos relacionados con marketing y publicidad (anuncios en redes sociales, merchandising, cartelería, página web, etc.) Reforma del local, si fuera necesaria Fianza Productos alimentarios (ingredientes, bebidas, suministros básicos) Aunque hayamos desglosado exhaustivamente todos los gastos que deben estar cubiertos, es recomendable dedicar una partida a “gastos imprevistos”, para poder hacer frente a nuevas necesidades que surjan sin que suponga un problema económico. A partir de este análisis debes definir qué margen vas a sumar para obtener el precio de venta al público. Ten en cuenta que, a la hora de establecerlo, éste debe ser lo suficientemente elevado como para que te reporte beneficios una vez estén cubiertos todos los gastos mensuales. Además, en un sector como la hostelería es importante también estudiar qué precios ofrece la competencia directa, para que no existan grandes desfases con negocios similares que puedan hacerte perder clientes. 5. Difusión y visibilidad Ahora que ya tienes clara la viabilidad del negocio, es momento de pensar también qué estrategia de comunicación vas a seguir. Es esencial contar con una página web acorde con el estilo de tu local, y que sirva como carta de presentación ante potenciales clientes. Debe ser atractiva e invitar al usuario a visitar tu restaurante, destacando las fortalezas principales. También debes contemplar una estrategia de redes sociales, en la que definas aspectos como: Qué perfiles de redes vas a abrir. Por ejemplo, si te vas a dirigir a un target más joven, probablemente debas apostar por redes como Instagram o TikTok. Estilo y tono de tus publicaciones. Hay restaurantes que utilizan las redes para presentar los platos de la carta, mientras que otros se apoyan en ellas como una vía para compartir eventos, información sectorial de interés, etc. Independientemente del tipo de contenido que publiques, trata de mantener un mismo estilo visual (colores corporativos predominantes, misma línea para fotografiar los platos) y un tono acorde al tipo de público que te lee. Periodicidad de publicación. Sé realista y establece un ritmo de publicación que vayas a poder mantener de forma coherente. El plan de negocio es la hoja de ruta que va a marcar el arranque de tu proyecto de restauración. Por tanto, debes dedicarle el tiempo suficiente como para que esté todo bien contemplado, lo cual será sinónimo de buena organización. De lo contrario, es probable que surjan contratiempos de forma constante que te impidan planificar tu negocio de forma adecuada. Lo mejor es seguir una estrategia a lo Marcelo Bielsa: planificada, organizada y constante.

El maître es una figura de gran importancia en los restaurantes. Es el encargado de que todo funcione, de que los comensales estén a gusto en la sala y de decidir el orden y la forma de trabajar de los camareros. Por ello, te desgranamos en esta infografía interactiva las 7 cualidades que debe tener el maître perfecto. ¿Cuáles son las cualidades que tiene que tener un maître? La respuesta a esta pregunta puede variar mucho. Seguramente cada profesional tenga una característica por la que destaque. Algunos serán cercanos, otros detallistas, pero lo que es seguro es que todos tienen que tener unos atributos comunes, como la formalidad o el liderazgo. Igual que los jugadores del Real Madrid, el Barça o el Atleti deben reunir unos requisitos mínimos, debes exigirlos también para fichar al pichichi de los maîtres. Este puesto de trabajo conlleva años de formación y mucha experiencia, por ello, contar con un buen maître que se ocupe de la sala de tu restaurante con profesionalidad es indispensable para el éxito de tu negocio. Si estás empezando o si estás pensando en incorporar esta figura a tu equipo, te damos algunas claves que tienes que tener en cuenta para la selección: 1. Conocimiento de gastronomía: no es el cocinero, pero sí el responsable de lo que sucede en la sala, por tanto, tiene que conocer la carta al dedillo.  Si se da el caso y le preguntan, debe ser capaz de asesorar a los comensales según los gustos que éstos le comuniquen. Además, junto con los camareros, es la persona que trata con los clientes cara a cara, sabrá cuándo un plato ha gustado y cuándo no para después poder comunicárselo al chef. 2. Resolutivo: cualquiera que haya trabajado en un restaurante sabe que no hay un guion establecido sobre lo que puede suceder. El maître tiene que intentar que todo salga de la manera más ordenada posible, así, si hay algún imprevisto éste podrá reaccionar para solucionarlo sin que nadie se moleste. 3. Liderazgo: un maître tiene a muchas personas a su cargo. Los camareros tienen que contar con un profesional que les guíe sobre las tareas que tienen que llevar a cabo y contar con su experiencia y autoridad. Si ponemos un símil futbolístico, el maître es el entrenador y los jugadores sus camareros, aunque la pelota no sería la comida. 4. Detallista: en cualquier puesto de trabajo ser detallista es un punto a favor de la persona, pero en un restaurante lo es más. Al tener que saber cuadrar horarios, número de clientes y el funcionamiento de la sala en general, el maître debe atender con especial mimo todos los elementos que forman parte de la gestión de su trabajo para que todo cuadre a la perfección. 5. Formal: el trabajo en un restaurante depende de muchas variantes, entre ellas el número de clientes que haya cada día y que no haya ningún imprevisto. Cuanto más formal y más en serio se tome su trabaje el maître, éste tendrá mejor capacidad de reacción para resolver los problemas que puedan surgir. 6. Control del estrés: saber gestionar emociones en el trabajo es una cualidad importante de todos los trabajadores. Saber controlar el estrés cuando trabajas en un restaurante es esencial. Pueden surgir miles de casuísticas que, si el maître las resuelve con profesionalidad, terminarán como una anécdota y no como un problema. 7. Empatía: todos hemos visto cómo a veces un comensal se enfada un poco más de lo que debe o, simplemente, no sabe comunicar su descontento. El encargado tiene que saber ponerse en su lugar para entender el porqué de su queja y para después poder solucionarla. Elegir a la persona adecuada puede marcar la diferencia entre que tu trabajo tenga éxito o, todo lo contrario. Si le dedicas tiempo a buscar a un maître que cumpla las características que hemos destacado, podrás confiar en el nuevo miembro del equipo y centrarte en tus tareas sin interrupciones.

Los españoles están deseando volver a los bares y restaurantes con normalidad, algo que parece estar cada vez más cerca. Un contexto en el que podrían surgir oportunidades de negocio para el sector, una vez que la situación de la pandemia se vaya regularizando. Si estás pensando en abrir un negocio de hostelería cuando la situación se calme, debes tener un plan de negocio correctamente estructurado. Te ayudamos con estos consejos. Lanzarse a una aventura empresarial propia supone un gran reto tanto personal como profesional. Especialmente en un momento tan complicado como el que vivimos, con una crisis sanitaria que ha precedido a una crisis económica. Sin embargo, ha sido una época clave para que muchas personas se decidan a abrir su propio negocio. Y, pese a que la hostelería ha sido un sector muy castigado, también ha dado pie a nuevos modelos de negocio. El comienzo de un proyecto siempre es ilusionante y retador -excepto quizá la Superliga, que va por el camino contrario-, pero debe hacerse con mesura, organización y una buena planificación. Sea cual sea el modelo de negocio relacionado con la hostelería (restaurante, gastrobar, take away, comida a domicilio…) es preciso elaborar un plan de negocio adecuado. La importancia de tener un buen plan de negocio es capital, pues de ello depende el desarrollo posterior y el éxito del mismo. Sin embargo, puede suponer un hándicap para alguien que no se haya adentrado en un proyecto así anteriormente. Tranquilo, somos tu Simeone particular. A continuación, te desvelamos los puntos que debería contener un buen plan de negocio para tu futuro bar o restaurante. 1. Análisis del sector Es importante tener en cuenta no solo qué está haciendo nuestra competencia, en función del tipo de local que vayas a montar, sino también qué se mueve en el sector. Estar al día de las tendencias es clave para tener éxito, pues ofreces a los clientes lo que en cada momento demandan. Por ejemplo, debes saber qué tipo de platos están más de moda, qué vinos tiene cada año la Guía Peñín o qué tendencias de decoración imperan. 2. Desarrollo de la idea El siguiente paso es definir cómo va a ser tu restaurante. En este aspecto es interesante resaltar sus características, cuál va a ser su principal especialización y valor diferencial, dónde estará ubicado, qué tipo de servicios ofrecerá, etc. Te recomendamos que, en este punto inicial del plan, definas lo más detalladamente posible el proyecto. De esta forma resultará más sencillo contemplar todos los requerimientos técnicos, productos, materiales, etc., necesarios para llevarlo a cabo. A nivel comercial, es importante definir qué tipo de cocina vas a ofrecer, qué platos introducirás en tu carta, qué estrategia vas a seguir, etc. Por ejemplo, no es lo mismo ofrecer un menú diferente cada semana aprovechando productos de temporada, que especializarte como restaurante micológico. Te aconsejamos tener en cuenta las características propias de cada entorno: el producto local, la tradición gastronómica de la zona, la cultura más o menos vanguardista, el perfil de cliente mayoritario, etc. 3. Producción y recursos humanos y materiales Ya tienes la idea y el análisis del mercado. Ahora es momento de plantear qué recursos hacen falta para materializarla. Y en este momento del plan de negocio es necesario contemplar diferentes tipos de recursos: Humanos: debes determinar qué personal necesitas en tu negocio, desde el cocinero hasta los camareros y jefes de sala, pasando por la persona encargada de la limpieza o el gerente de contabilidad. Materiales: es decir, los elementos físicos que van a formar parte de tu restaurante. Desde mesas, sillas, vasos, cubertería, manteles hasta los electrodomésticos para cocinar e incluso los alimentos. Servicios: debes contemplar todos los recursos no materiales que necesitas, como el TPV virtual, o servicios periódicos como la limpieza, la contabilidad o la asesoría legal para tu negocio. 4. Plan financiero Esta parte debe recoger todo lo plasmado anteriormente y traducirlo en términos de inversión, previsión de gastos y predefinición de márgenes. Si la planificación previa ha sido buena, no debería haber inversiones y gastos sorpresa en este punto. Algunos de los más relevantes y que necesitarás sea cual sea tu modelo de negocio son: Gastos fijos: alquiler del local, sueldos, luz, agua, gas, calefacción, etc.) Dispositivos tecnológicos y equipos informáticos (TPV, ordenador, comandero, tablets para visualizar las cartas, televisión, datáfono, etc.) Mobiliario y menaje Electrodomésticos Servicios Gastos relacionados con marketing y publicidad (anuncios en redes sociales, merchandising, cartelería, página web, etc.) Reforma del local, si fuera necesaria Fianza Productos alimentarios (ingredientes, bebidas, suministros básicos) Aunque hayamos desglosado exhaustivamente todos los gastos que deben estar cubiertos, es recomendable dedicar una partida a “gastos imprevistos”, para poder hacer frente a nuevas necesidades que surjan sin que suponga un problema económico. A partir de este análisis debes definir qué margen vas a sumar para obtener el precio de venta al público. Ten en cuenta que, a la hora de establecerlo, éste debe ser lo suficientemente elevado como para que te reporte beneficios una vez estén cubiertos todos los gastos mensuales. Además, en un sector como la hostelería es importante también estudiar qué precios ofrece la competencia directa, para que no existan grandes desfases con negocios similares que puedan hacerte perder clientes. 5. Difusión y visibilidad Ahora que ya tienes clara la viabilidad del negocio, es momento de pensar también qué estrategia de comunicación vas a seguir. Es esencial contar con una página web acorde con el estilo de tu local, y que sirva como carta de presentación ante potenciales clientes. Debe ser atractiva e invitar al usuario a visitar tu restaurante, destacando las fortalezas principales. También debes contemplar una estrategia de redes sociales, en la que definas aspectos como: Qué perfiles de redes vas a abrir. Por ejemplo, si te vas a dirigir a un target más joven, probablemente debas apostar por redes como Instagram o TikTok. Estilo y tono de tus publicaciones. Hay restaurantes que utilizan las redes para presentar los platos de la carta, mientras que otros se apoyan en ellas como una vía para compartir eventos, información sectorial de interés, etc. Independientemente del tipo de contenido que publiques, trata de mantener un mismo estilo visual (colores corporativos predominantes, misma línea para fotografiar los platos) y un tono acorde al tipo de público que te lee. Periodicidad de publicación. Sé realista y establece un ritmo de publicación que vayas a poder mantener de forma coherente. El plan de negocio es la hoja de ruta que va a marcar el arranque de tu proyecto de restauración. Por tanto, debes dedicarle el tiempo suficiente como para que esté todo bien contemplado, lo cual será sinónimo de buena organización. De lo contrario, es probable que surjan contratiempos de forma constante que te impidan planificar tu negocio de forma adecuada. Lo mejor es seguir una estrategia a lo Marcelo Bielsa: planificada, organizada y constante.

El email marketing es una de las técnicas más utilizadas por los negocios para suscitar interés en potenciales clientes y captar su atención. La bandeja de entrada de los correos electrónico puede ser un gran aliado a la hora de fidelizar a tus clientes, pero debes saber cómo hacerlo. Te damos algunas ideas para que optimices esta metodología y puedas atraer a los usuarios como nuevos clientes. Hace tiempo que el email trascendió el ámbito laboral. Lo que empezó como una herramienta de comunicación entre compañeros de trabajo ha sumado otros públicos a lo largo de los años. Ahora todos tenemos una cuenta de correo electrónico personal y otra profesional, y empresas de todo tipo han desarrollado estrategias de contenido y captación para llamar la atención de su público objetivo. El propósito es que conozcan sus servicios y productos a través de un formato original y distendido. ¿Qué papel tiene la hostelería a la hora de hablar de email marketing? Las empresas de restauración, como cualquier otra, pueden aprovechar las características de estas herramientas, de la misma forma que pueden hacerlo las marcas de ropa. Solo tienen que saber cómo hacerlo. En este post te damos algunas claves que pueden ayudarte para desarrollar una estrategia de email marketing que te acerque a tus clientes y, lo que es mejor, que nuevos consumidores quiera conocer tu cocina: 1. Establece un objetivo en el ‘mercado de fichajes’ Para cada envío tendrás que concretar qué quieres conseguir, igual que los entrenadores fichan a uno u otro jugador según su estrategia para el año A través del email puedes comunicar una nueva oferta, la apertura de un nuevo local, la apuesta por un tipo de alimentación… En definitiva, cualquier iniciativa que realice tu negocio. Sin embargo, intenta concretar al máximo qué quieres trasladar, porque, si intentas anunciar demasiadas noticias sin dar protagonismo a ninguna en especial, los usuarios pueden sentirse desorientados y terminarán por perder el interés.  En esta fase eres como el Real Madrid: debes decidir si jugarlo todo a una y fichar a Mbappé, o si repartir tu presupuesto entre Haaland y Alaba. 2. Define un ‘calendario de Liga’ ¿Sabes cada cuánto tiempo quieres enviar una newsletter? Establecer un calendario de envíos es primordial. Este elemento te ayudará a concretar un orden en el contenido que vayas a compartir. Además, cuando tengas que analizar los resultados de cada envío, el hecho de que hayas decidido enviar un email o dos al mes, por ejemplo, te ayudará a entender y analizar la variación en los datos de cada envío. Los envíos de newsletter, igual que los partidos, cuanto más se anticipen, más probabilidades de éxito generarán. 3. La web, elemento fundamental en tu ‘entrenamiento’ La página web de tu negocio es un compañero indispensable en el desarrollo de una estrategia de email marketing por varias razones. Por una parte, la mayoría de los temas que mandes redirigirán a la web, por lo que haber dedicado tiempo y trabajo a tu página impulsará el éxito de tu envío. Por otra parte, la página web es un elemento clave para la captación de nuevos usuarios. Avisa a los internautas de que pueden recibir noticias sobre tu negocio si os proporcionan sus datos. De esta manera harás que tu comunidad crezca y que tu mensaje llegue al máximo número de personas posible. Por tanto, trabajar la web adecuadamente es lo que te ayudará a captar la atención de tus clientes, igual que el entrenamiento es clave para la victoria en el partido. 4. Define tu táctica de juego y trabaja los asuntos El asunto, la frase o título que ves en la bandeja de entrada de los emails es también uno de los elementos más importantes a la hora de realizar una estrategia de email marketing. De él dependerá que el correo termine en la bandeja de spam o en la principal, porque si utilizas términos que los servidores identifiquen como correo basura (como `oferta´ o `ahorra´) esto podrá mandar el mail a la bandeja no deseada. No obstante, no solo deberás evitar estas palabras, también tienes que redactar un asunto que sea conciso y directo y que aporte la información necesaria de lo que el usuario va a encontrar cuando abra el email. Elegir la táctica y la estrategia de juego es esencial para ganar el partido. Lo mismo ocurre con los asuntos de tu email. 5. El contenido, tu ‘once’ ganador La joya de la corona de tu estrategia es el contenido. No importa el calendario, ni los asuntos que redactes, si lo que encuentra el usuario en el email no le resulta de interés, porque no abrirá el siguiente email que le envíes. Igual que en un partido, no importa la estrategia y el entrenamiento previo si, a la hora de la verdad, los jugadores no aciertan. Dedica tiempo a decidir qué quieres contar y qué puede interesar a tus usuarios. Al mismo tiempo, puedes investigar sobre los formatos que existen, con el fin de hacer de los envíos dinámicos y entretenidos. Existen muchas formas de reflejar el contenido: infografías, vídeos tutoriales, posts en la sección del blog de tu web, colaboraciones con otros negocios… en definitiva, un sinfín de posibilidades sobre las que explorar para ser resolutivo y original en tus comunicaciones. La digitalización es ahora una tarea obligatoria para cualquier negocio, también para la restauración y la hostelería. Investigar e identificar qué acciones pueden beneficiar el crecimiento en los resultados de tu bar o restaurante te ayudará a superar la crisis que está viviendo este sector a causa de la pandemia.

Los locales de restauración son lugares en los que se reúnen personas para compartir tiempo de ocio. Por eso es importante que sean totalmente accesibles y que estén habilitados para aquellas personas que tengan algún tipo de discapacidad física. A continuación, te contamos cómo convertir tu bar en un lugar 100% accesible. En España, los bares y los restaurantes son lugares de encuentro y forman parte de nuestra cultura social. Garantizar la accesibilidad de tu local no solo puede tener un impacto positivo para tu negocio, sino que es una forma de apostar por la inclusión de todas las personas. En España hay 3,8 millones de hombres y mujeres con alguna discapacidad, lo que supone casi el 9% de la población según el INE. Además, los grupos de edad avanzada van ganando cada vez más espacio en la pirámide poblacional y, en este sentido, los lugares adaptados a personas de movilidad reducida serán, en un futuro cercano, una de las principales necesidades tanto en el sector de la hostelería como en todos los demás. Para convertir tu local en un espacio accesible e inclusivo es importante tener en cuenta factores como las normativas sobre accesibilidad que existen a nivel nacional, autonómico y local, así como el mobiliario o las posibles barreras arquitectónicas de tu bar. El proyecto Hostelería Accesible, impulsado por ONCE y su fundación, y en colaboración con Hostelería de España, recoge los establecimientos de restauración que se adaptan a las necesidades de accesibilidad y destaca toda la información relativa a las características del local. Si ahora también estás pensando en cómo mejorar la accesibilidad de tu negocio, a continuación, te adelantamos cuáles son los cuatro puntos clave para acondicionarlo: El acceso al interior de tu local La forma de entrada a tu local es determinante para todo usuario de silla de ruedas. Lo ideal es que la entrada se encuentre al mismo nivel que la zona de la vía pública. Cuando la entrada al local se tenga que realizar a través de una rampa, también debes tener en cuenta las dimensiones necesarias: un ancho mínimo de 1,20 metros, y una pendiente máxima del 10%. Te recomendamos además consultar las normativas de tu Comunidad Autónoma, ya que en algunos casos pueden ser más o menos restrictivas con estas medidas generales. Si las características de tu local no permiten instalar una rampa, también existen alternativas portátiles con materiales ligeros para poner y quitar una rampa cuando sea necesario. Y, cuando no existe alternativa, las plataformas elevadoras y salva-escaleras, así como los ascensores, siempre son una solución que garantiza plenas condiciones de accesibilidad. El tránsito dentro de tu establecimiento La superficie y la distribución de tu local también es fundamental para garantizar un tránsito accesible. Es recomendable tener suelo antideslizante, ya que facilita la movilidad y evita posibles caídas. Igualmente, el espacio ideal para personas con movilidad reducida e invidentes no debe tener obstáculos que impidan circular. También es importante tener en cuenta una anchura mínima de las puertas de entre 80-90 cm, preferiblemente abatibles hacia el exterior o correderas. Así como las medidas de las mesas para las personas con silla de ruedas, de tal forma que tengan con unos 70 cm de distancia, tanto entre las patas como de altura. La adaptación de los aseos Los aseos adaptados a personas con movilidad reducida son cada vez más comunes en los establecimientos de restauración. Pero si tu local todavía no cuenta con un aseo accesible, debes tener en cuenta algunas características especiales, como la altura del lavabo, de un máximo de 85cm, y preferiblemente con grifo automático. Igualmente, no olvides que la altura del asiento del WC oscila entre los 45-50cm y las barras de seguridad son imprescindibles para facilitar el acceso y la movilidad en el baño. Adaptar tu carta a personas con discapacidad visual También es importante que todos los usuarios puedan acceder a la carta de tu establecimiento, incluidas las personas con discapacidad visual. Cada vez son más las alternativas para acceder a los menús de los restaurantes. Por ejemplo, los códigos QR, permiten a cada usuario acceder individualmente a la carta a través de su smartphone. Pero, además, todos los establecimientos de hostelería pueden solicitar de forma gratuita la traducción de sus cartas a braille a través de la ONCE, así de sencillo. La accesibilidad, además de ser una forma de inclusión social, también es signo de calidad. Entre los requisitos del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) para otorgar la certificación de calidad, uno de ellos es el acondicionamiento de los locales para personas con discapacidad. Por lo tanto, ahora que ya sabes las claves básicas para mejorar la accesibilidad de tus comensales y tener un establecimiento totalmente de calidad, solo queda ponerlo en marcha.

El email marketing es una de las técnicas más utilizadas por los negocios para suscitar interés en potenciales clientes y captar su atención. La bandeja de entrada de los correos electrónico puede ser un gran aliado a la hora de fidelizar a tus clientes, pero debes saber cómo hacerlo. Te damos algunas ideas para que optimices esta metodología y puedas atraer a los usuarios como nuevos clientes. Hace tiempo que el email trascendió el ámbito laboral. Lo que empezó como una herramienta de comunicación entre compañeros de trabajo ha sumado otros públicos a lo largo de los años. Ahora todos tenemos una cuenta de correo electrónico personal y otra profesional, y empresas de todo tipo han desarrollado estrategias de contenido y captación para llamar la atención de su público objetivo. El propósito es que conozcan sus servicios y productos a través de un formato original y distendido. ¿Qué papel tiene la hostelería a la hora de hablar de email marketing? Las empresas de restauración, como cualquier otra, pueden aprovechar las características de estas herramientas, de la misma forma que pueden hacerlo las marcas de ropa. Solo tienen que saber cómo hacerlo. En este post te damos algunas claves que pueden ayudarte para desarrollar una estrategia de email marketing que te acerque a tus clientes y, lo que es mejor, que nuevos consumidores quiera conocer tu cocina: 1. Establece un objetivo en el ‘mercado de fichajes’ Para cada envío tendrás que concretar qué quieres conseguir, igual que los entrenadores fichan a uno u otro jugador según su estrategia para el año A través del email puedes comunicar una nueva oferta, la apertura de un nuevo local, la apuesta por un tipo de alimentación… En definitiva, cualquier iniciativa que realice tu negocio. Sin embargo, intenta concretar al máximo qué quieres trasladar, porque, si intentas anunciar demasiadas noticias sin dar protagonismo a ninguna en especial, los usuarios pueden sentirse desorientados y terminarán por perder el interés.  En esta fase eres como el Real Madrid: debes decidir si jugarlo todo a una y fichar a Mbappé, o si repartir tu presupuesto entre Haaland y Alaba. 2. Define un ‘calendario de Liga’ ¿Sabes cada cuánto tiempo quieres enviar una newsletter? Establecer un calendario de envíos es primordial. Este elemento te ayudará a concretar un orden en el contenido que vayas a compartir. Además, cuando tengas que analizar los resultados de cada envío, el hecho de que hayas decidido enviar un email o dos al mes, por ejemplo, te ayudará a entender y analizar la variación en los datos de cada envío. Los envíos de newsletter, igual que los partidos, cuanto más se anticipen, más probabilidades de éxito generarán. 3. La web, elemento fundamental en tu ‘entrenamiento’ La página web de tu negocio es un compañero indispensable en el desarrollo de una estrategia de email marketing por varias razones. Por una parte, la mayoría de los temas que mandes redirigirán a la web, por lo que haber dedicado tiempo y trabajo a tu página impulsará el éxito de tu envío. Por otra parte, la página web es un elemento clave para la captación de nuevos usuarios. Avisa a los internautas de que pueden recibir noticias sobre tu negocio si os proporcionan sus datos. De esta manera harás que tu comunidad crezca y que tu mensaje llegue al máximo número de personas posible. Por tanto, trabajar la web adecuadamente es lo que te ayudará a captar la atención de tus clientes, igual que el entrenamiento es clave para la victoria en el partido. 4. Define tu táctica de juego y trabaja los asuntos El asunto, la frase o título que ves en la bandeja de entrada de los emails es también uno de los elementos más importantes a la hora de realizar una estrategia de email marketing. De él dependerá que el correo termine en la bandeja de spam o en la principal, porque si utilizas términos que los servidores identifiquen como correo basura (como `oferta´ o `ahorra´) esto podrá mandar el mail a la bandeja no deseada. No obstante, no solo deberás evitar estas palabras, también tienes que redactar un asunto que sea conciso y directo y que aporte la información necesaria de lo que el usuario va a encontrar cuando abra el email. Elegir la táctica y la estrategia de juego es esencial para ganar el partido. Lo mismo ocurre con los asuntos de tu email. 5. El contenido, tu ‘once’ ganador La joya de la corona de tu estrategia es el contenido. No importa el calendario, ni los asuntos que redactes, si lo que encuentra el usuario en el email no le resulta de interés, porque no abrirá el siguiente email que le envíes. Igual que en un partido, no importa la estrategia y el entrenamiento previo si, a la hora de la verdad, los jugadores no aciertan. Dedica tiempo a decidir qué quieres contar y qué puede interesar a tus usuarios. Al mismo tiempo, puedes investigar sobre los formatos que existen, con el fin de hacer de los envíos dinámicos y entretenidos. Existen muchas formas de reflejar el contenido: infografías, vídeos tutoriales, posts en la sección del blog de tu web, colaboraciones con otros negocios… en definitiva, un sinfín de posibilidades sobre las que explorar para ser resolutivo y original en tus comunicaciones. La digitalización es ahora una tarea obligatoria para cualquier negocio, también para la restauración y la hostelería. Investigar e identificar qué acciones pueden beneficiar el crecimiento en los resultados de tu bar o restaurante te ayudará a superar la crisis que está viviendo este sector a causa de la pandemia.

Los locales de restauración son lugares en los que se reúnen personas para compartir tiempo de ocio. Por eso es importante que sean totalmente accesibles y que estén habilitados para aquellas personas que tengan algún tipo de discapacidad física. A continuación, te contamos cómo convertir tu bar en un lugar 100% accesible. En España, los bares y los restaurantes son lugares de encuentro y forman parte de nuestra cultura social. Garantizar la accesibilidad de tu local no solo puede tener un impacto positivo para tu negocio, sino que es una forma de apostar por la inclusión de todas las personas. En España hay 3,8 millones de hombres y mujeres con alguna discapacidad, lo que supone casi el 9% de la población según el INE. Además, los grupos de edad avanzada van ganando cada vez más espacio en la pirámide poblacional y, en este sentido, los lugares adaptados a personas de movilidad reducida serán, en un futuro cercano, una de las principales necesidades tanto en el sector de la hostelería como en todos los demás. Para convertir tu local en un espacio accesible e inclusivo es importante tener en cuenta factores como las normativas sobre accesibilidad que existen a nivel nacional, autonómico y local, así como el mobiliario o las posibles barreras arquitectónicas de tu bar. El proyecto Hostelería Accesible, impulsado por ONCE y su fundación, y en colaboración con Hostelería de España, recoge los establecimientos de restauración que se adaptan a las necesidades de accesibilidad y destaca toda la información relativa a las características del local. Si ahora también estás pensando en cómo mejorar la accesibilidad de tu negocio, a continuación, te adelantamos cuáles son los cuatro puntos clave para acondicionarlo: El acceso al interior de tu local La forma de entrada a tu local es determinante para todo usuario de silla de ruedas. Lo ideal es que la entrada se encuentre al mismo nivel que la zona de la vía pública. Cuando la entrada al local se tenga que realizar a través de una rampa, también debes tener en cuenta las dimensiones necesarias: un ancho mínimo de 1,20 metros, y una pendiente máxima del 10%. Te recomendamos además consultar las normativas de tu Comunidad Autónoma, ya que en algunos casos pueden ser más o menos restrictivas con estas medidas generales. Si las características de tu local no permiten instalar una rampa, también existen alternativas portátiles con materiales ligeros para poner y quitar una rampa cuando sea necesario. Y, cuando no existe alternativa, las plataformas elevadoras y salva-escaleras, así como los ascensores, siempre son una solución que garantiza plenas condiciones de accesibilidad. El tránsito dentro de tu establecimiento La superficie y la distribución de tu local también es fundamental para garantizar un tránsito accesible. Es recomendable tener suelo antideslizante, ya que facilita la movilidad y evita posibles caídas. Igualmente, el espacio ideal para personas con movilidad reducida e invidentes no debe tener obstáculos que impidan circular. También es importante tener en cuenta una anchura mínima de las puertas de entre 80-90 cm, preferiblemente abatibles hacia el exterior o correderas. Así como las medidas de las mesas para las personas con silla de ruedas, de tal forma que tengan con unos 70 cm de distancia, tanto entre las patas como de altura. La adaptación de los aseos Los aseos adaptados a personas con movilidad reducida son cada vez más comunes en los establecimientos de restauración. Pero si tu local todavía no cuenta con un aseo accesible, debes tener en cuenta algunas características especiales, como la altura del lavabo, de un máximo de 85cm, y preferiblemente con grifo automático. Igualmente, no olvides que la altura del asiento del WC oscila entre los 45-50cm y las barras de seguridad son imprescindibles para facilitar el acceso y la movilidad en el baño. Adaptar tu carta a personas con discapacidad visual También es importante que todos los usuarios puedan acceder a la carta de tu establecimiento, incluidas las personas con discapacidad visual. Cada vez son más las alternativas para acceder a los menús de los restaurantes. Por ejemplo, los códigos QR, permiten a cada usuario acceder individualmente a la carta a través de su smartphone. Pero, además, todos los establecimientos de hostelería pueden solicitar de forma gratuita la traducción de sus cartas a braille a través de la ONCE, así de sencillo. La accesibilidad, además de ser una forma de inclusión social, también es signo de calidad. Entre los requisitos del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) para otorgar la certificación de calidad, uno de ellos es el acondicionamiento de los locales para personas con discapacidad. Por lo tanto, ahora que ya sabes las claves básicas para mejorar la accesibilidad de tus comensales y tener un establecimiento totalmente de calidad, solo queda ponerlo en marcha.

Algunos locales y restaurantes se diferencian porque su carta o su decoración están muy enfocadas a un tema concreto, por ejemplo, los establecimientos donde solo se sirven todo tipo de cereales. Hacemos un listado de algunos de los que podemos encontrar en España y qué podemos aprender de su gestión para atraer nuevos clientes. Cuando se dice que ‘comemos por los ojos’, no solo lo hacemos con la comida. La apariencia de un bar puede ser clave a la hora de decantarse por un establecimiento u otro. Y es que, por lo general, la primera impresión sí cuenta para decidirte por un local u otro. Los bares temáticos conocen muy bien cómo sacar el máximo partido al interiorismo creando lugares únicos, especiales e inconfundibles. En toda España puedes encontrar establecimientos tan curiosos como restaurantes de superhéroes, bares dentro de un bosque encantado o cafeterías que podrían ser una recreación de Alicia en el País de las Maravillas. Te mostramos algunos de los más destacados. 1. Cereal Hunters: cereales de todo el mundo a cualquier hora del día Parecía que solo se tomaban en casa hasta que abrió sus puertas Cereal Hunters Café: el primer bar de cereales de España. Este concepto, que ha reinventado incluso los desayunos de empresa, consigue trasladar una experiencia tradicionalmente doméstica al ámbito social. En su carta puedes encontrar más de 80 tipos de cereales de todo el mundo, incluidos los famosos ‘Froot Loops’ de la serie Big Bang Theory o los ‘Cheerios’ con los que Matilda iniciaba su magia. Tienen hasta 15 tipos de leche: fresca, de avellana, de coco, de almendras; y toppings de chocolate, nubes, Kit Kat, Oreo y galletas María, entre otros. Facebook Con dos locales en Madrid y uno en Barcelona, han reinventado el negocio de los cereales para que se pueden comer a cualquier hora del día. Además, su decoración cuenta con cajas de todo tipo de cereales, incluidas ediciones especiales de coleccionista que pueden alcanzar hasta los 400 dólares. 2. Comic Planet: donde comen los superhéroes La hamburguesería más icónica de Córdoba es un sueño hecho realidad para los fans de los superhéroes. El local está 100% ambientado en los personajes de Marvel y ofrece una carta de hamburguesas, postres y desayunos al más puro estilo americano. Además, incluyen gran cantidad de alternativas veganas y sin gluten. Comic Planet también cuenta con un restaurante en Madrid que se complementa con una tienda de comics y artículos para los más aficionados. Es un lugar donde, sin duda, Clark Kent o Peter Parker harían una parada. Facebook 3. Pudding: la cafetería inspirada en Alicia en el País de las Maravillas En el corazón de Barcelona se esconde la cafetería más mágica de la ciudad. Inspirada en la novela de Lewis Carroll, Pudding podría ser el reino de Alicia en el País de las Maravillas: un lugar original, lleno de colores y fantasía. La decoración transporta al universo mágico de Alicia, con cuadros de perros con disfraces, champiñones gigantes y un techo de tela con motivos de caña de azúcar. Además de ser una cafetería con tartas artesanales, en las mesas puedes encontrar libros, juegos de mesa y pizarras. Es todo un espacio para dar rienda suelta a la imaginación. De hecho, el lema de la cafetería es “Eat, learn and think” (come, aprende y piensa), lo que lo convierte en uno de los lugares favoritos para los niños más curiosos. Bueno Bonito Barcelona 4. Bloom: el florido gastrobar de estilo inglés El último gastrobar de Salvador Bachiller en Madrid se llama Bloom, que significa ‘florecer’ en inglés. Como su nombre indica, está ambientado en jardines y árboles repletos de flores. Recuerda a un invernadero de palacio con flores en cada esquina. Inspirado en el estilo shabby chic inglés, es uno de los lugares más románticos de la ciudad. Permite adentrarse en un espacio íntimo, dulce y alejado del bullicio exterior. Las escaleras conducen a través de un túnel de flores rosas al interior del local, posiblemente uno de los lugares favoritos para fotografiar en Instagram. Traveler 5. Bosc de les Fades: un bar dentro de un cuento de hadas Uno de los establecimientos con más encanto de Barcelona es el conocido Bosc de les Fades. El lugar parece un bosque sacado de un cuento de hadas, con extraños árboles, gnomos, cascadas, sirenas y criaturas fantásticas en cada rincón. El bar traslada a sus visitantes a un mundo de magia y fantasía en el que podría aparecer Frodo en cualquier momento. En su carta ofrecen entrantes, bocadillos, sándwiches, bebidas y cócteles de autor. Con un ambiente así de especial, también es uno de los sitios preferidos para ir en familia. Crónica Global Los bares temáticos son una iniciativa muy original para sorprender a los clientes que buscan algo diferente. Teniendo un motivo de inspiración, es posible ambientar un bar casi en cualquier cosa. Puedes encontrar bares con estilos medievales, de películas como Harry Potter o con aires hawaianos. Recuerda que la decoración es una de las claves para atraer clientes y los establecimientos con una temática especial son un claro ejemplo de ello.

¿Conoces todas las alternativas de pago que existen? Hace unos años solo existía la tarjeta o el cash, pero ahora, con los avances en transformación digital, las opciones se han multiplicado. En este post te contamos cuáles son las mejores opciones para que elijas la que más le conviene a tu negocio. El pago en efectivo o con tarjeta son las opciones de cobro más conocidas en bares y restaurantes. También son las que más se utilizan, si bien es verdad que en los últimos meses esta tendencia ha cambiado. La ausencia de contacto físico derivada de la pandemia ha favorecido que surjan nuevas formas de pago hasta ahora minoritarias. Ahora más que nunca, la innovación tecnológica es una vía para adaptarse a las nuevas circunstancias, tanto a nivel de negocio como en la relación con los clientes. De hecho, la digitalización del sector hostelero en los últimos meses ha sido el equivalente a cinco años. A continuación, te mostramos cuáles son las opciones más populares y las últimas novedades para este tipo de transacciones. Para complementar la información, nos atrevemos a buscar su equivalente futbolístico. Efectivo, la opción con mayor arraigo generacional El pago en efectivo era un método muy común hasta el momento, especialmente entre los usuarios más adultos. Aunque las formas de cobro alternativas han ido ganando cada vez más protagonismo, la pandemia ha sido el verdadero detonante para ir diciendo adiós al cash. De hecho, desde el último año, el 70% de los españoles ha reducido o abandonado el pago con dinero en efectivo. Algunos países como Suecia ya apuestan por eliminar este método para crear una economía ‘cashless’. Pero a día de hoy, en nuestro país sigue siendo un método habitual que se acepta en prácticamente todos los establecimientos. El pago en efectivo viene a ser como Buffon, una vieja gloria que sigue jugando a primer nivel, pese a que cada vez se vislumbra más cerca su final. Tarjeta, la alternativa más común El pago con tarjeta es uno de los métodos más cómodos de usar por parte de los clientes. Esto ha favorecido que, actualmente, apenas existan comisiones por parte de los bancos a los comercios. Además, los datáfonos han pasado a ser completamente portátiles y pueden utilizarse tanto en el interior de los locales como en terrazas sin ningún problema. Especialmente desde la pandemia, se ha convertido en el método de pago por excelencia para evitar el contacto físico. El inconveniente que puede tener el uso de datáfonos es que funciona a través de cobertura móvil o conexión Wi-Fi. Si te quedaras sin Internet o tuvieras mala cobertura en tu establecimiento, no podrías cobrar correctamente. Pero, en cualquier caso, adoptar este método de pago de forma casi sistemática es muy positivo por la cantidad de ventajas que ofrece; especialmente ahora, que también es posible pagar con tarjeta directamente desde el teléfono móvil. Extrapolándolo al universo futbolístico, esta modalidad sería como Benzema: si se dan las condiciones adecuadas, sobresale. Códigos QR para facilitar el ‘contactless’ Además de la funcionalidad de pagar con tarjeta a través del móvil, los smartphones también permiten pagar a través de códigos QR (Quick Response). En los últimos meses hemos visto cómo ha crecido la cantidad de usos que tiene esta tecnología. En el sector hostelero, el uso del QR se ha multiplicado para publicar cartas y menús, pero sus funcionalidades van mucho más allá. Te adelantamos que los códigos QR también permiten procesar varias formas de pago sin contacto, de forma que puedes: Crear un código QR que escaneen los clientes para realizar el pago: Puedes digitalizar el ticket de tus clientes implantando pasarelas de pago seguras vinculada a un código QR. De esta manera, los usuarios solo tienen que colocar la cámara frente al código y realizar el pago a través de su propio teléfono móvil, como si fuera una compra por internet. Leer el código QR del cliente en su pantalla móvil: El cliente también puede abrir su aplicación bancaria o de compras y mostrar un QR con los datos de su tarjeta bancaria. Escaneando el código, puedes digitalizar la transacción y concluir el pago. Pagos a través de la aplicación móvil: Algunos establecimientos de restauración han desarrollado apps propias para efectuar el pago. Además, esta opción permite crear descuentos exclusivos y puntos de fidelización. Como restaurante, solo tienes que abrir la aplicación, escanear el código del cliente y procesar el cobro. La percepción de esta modalidad entre los clientes como un sistema moderno y seguro la convierten en el Luka Modric de los pagos. Bizum, de la opción entre amigos a sistema de pago general Bizum es un servicio que han incorporado conjuntamente los bancos españoles para enviar y recibir pagos inmediatos a través del móvil. La acogida ha sido un éxito entre los usuarios por las ventajas que ofrece. Solo es necesario tener un número de teléfono móvil asociado a una cuenta bancaria. Luego, simplemente introduciendo el teléfono del destinatario en la aplicación, se pueden efectuar pagos instantáneos y sin comisiones. Aunque se trata de un método empleado principalmente entre particulares, es una nueva alternativa para los comercios que puede resultar muy cómoda. Además, te permite conectar con el público más joven que está más acostumbrado a utilizarlo. Igual que Bizum, el joven Bryan Gil ha dado el salto del anonimato futbolístico a la primera línea tras su convocatoria para jugar con la Selección. Ahora, todo el mundo habla de él. Ticket restaurante, para fidelizar a empleados Otro método de pago son los tickets o tarjetas restaurante. Funcionan como vales que las empresas facilitan a sus empleados en concepto de dietas. De esta manera, se ofrece como un beneficio extra para los trabajadores y a su vez impulsa el consumo en los establecimientos de restauración. A la hora de canjearlo, el importe se liquida como si fuera un pago con tarjeta normal, por lo que no tiene ninguna implicación extra para el cliente. Aceptar tickets restaurante puede ayudarte a ganar clientes muy fieles. Si tu local está en una zona donde hay varias empresas, puede ser una alternativa diaria para los empleados que gasten esos tickets y coman fuera. Eso sí, no sirve de nada si no ofreces un buen servicio y una calidad óptima, pero ayuda a la hora de tomar la decisión. Viene a ser como Iniesta, que juegue donde juegue, los aficionados ven esos partidos. Incluso si es fútbol japonés. Bitcoin, una modalidad en alza El alcance de las criptomonedas o bitcoins sigue siendo cada vez mayor, como también lo es la confianza de los ciudadanos en ellas. De hecho, año tras año se suman más bares y restaurantes a esta tendencia. Desde que en 2012 el establecimiento alemán ‘Room 77’ se convirtiese en pionero, muchos han sido los que han seguido su estela, pese a que ha terminado cerrando. Tanto es así que entre Madrid y Barcelona hay una treintena de restaurantes que admiten el pago mediante bitcoins. Sin duda, toda una promesa de futuro, igual que Mbappé. Antes de elegir qué método de pago aceptará tu negocio es fundamental conocer cuáles son las opciones que mejor se pueden adaptar a tus clientes. Especialmente ahora que el pago sin contacto se ha convertido prácticamente en una primera necesidad, los nuevos sistemas para efectuar este tipo de transacciones parece que han llegado para quedarse.

Algunos locales y restaurantes se diferencian porque su carta o su decoración están muy enfocadas a un tema concreto, por ejemplo, los establecimientos donde solo se sirven todo tipo de cereales. Hacemos un listado de algunos de los que podemos encontrar en España y qué podemos aprender de su gestión para atraer nuevos clientes. Cuando se dice que ‘comemos por los ojos’, no solo lo hacemos con la comida. La apariencia de un bar puede ser clave a la hora de decantarse por un establecimiento u otro. Y es que, por lo general, la primera impresión sí cuenta para decidirte por un local u otro. Los bares temáticos conocen muy bien cómo sacar el máximo partido al interiorismo creando lugares únicos, especiales e inconfundibles. En toda España puedes encontrar establecimientos tan curiosos como restaurantes de superhéroes, bares dentro de un bosque encantado o cafeterías que podrían ser una recreación de Alicia en el País de las Maravillas. Te mostramos algunos de los más destacados. 1. Cereal Hunters: cereales de todo el mundo a cualquier hora del día Parecía que solo se tomaban en casa hasta que abrió sus puertas Cereal Hunters Café: el primer bar de cereales de España. Este concepto, que ha reinventado incluso los desayunos de empresa, consigue trasladar una experiencia tradicionalmente doméstica al ámbito social. En su carta puedes encontrar más de 80 tipos de cereales de todo el mundo, incluidos los famosos ‘Froot Loops’ de la serie Big Bang Theory o los ‘Cheerios’ con los que Matilda iniciaba su magia. Tienen hasta 15 tipos de leche: fresca, de avellana, de coco, de almendras; y toppings de chocolate, nubes, Kit Kat, Oreo y galletas María, entre otros. Facebook Con dos locales en Madrid y uno en Barcelona, han reinventado el negocio de los cereales para que se pueden comer a cualquier hora del día. Además, su decoración cuenta con cajas de todo tipo de cereales, incluidas ediciones especiales de coleccionista que pueden alcanzar hasta los 400 dólares. 2. Comic Planet: donde comen los superhéroes La hamburguesería más icónica de Córdoba es un sueño hecho realidad para los fans de los superhéroes. El local está 100% ambientado en los personajes de Marvel y ofrece una carta de hamburguesas, postres y desayunos al más puro estilo americano. Además, incluyen gran cantidad de alternativas veganas y sin gluten. Comic Planet también cuenta con un restaurante en Madrid que se complementa con una tienda de comics y artículos para los más aficionados. Es un lugar donde, sin duda, Clark Kent o Peter Parker harían una parada. Facebook 3. Pudding: la cafetería inspirada en Alicia en el País de las Maravillas En el corazón de Barcelona se esconde la cafetería más mágica de la ciudad. Inspirada en la novela de Lewis Carroll, Pudding podría ser el reino de Alicia en el País de las Maravillas: un lugar original, lleno de colores y fantasía. La decoración transporta al universo mágico de Alicia, con cuadros de perros con disfraces, champiñones gigantes y un techo de tela con motivos de caña de azúcar. Además de ser una cafetería con tartas artesanales, en las mesas puedes encontrar libros, juegos de mesa y pizarras. Es todo un espacio para dar rienda suelta a la imaginación. De hecho, el lema de la cafetería es “Eat, learn and think” (come, aprende y piensa), lo que lo convierte en uno de los lugares favoritos para los niños más curiosos. Bueno Bonito Barcelona 4. Bloom: el florido gastrobar de estilo inglés El último gastrobar de Salvador Bachiller en Madrid se llama Bloom, que significa ‘florecer’ en inglés. Como su nombre indica, está ambientado en jardines y árboles repletos de flores. Recuerda a un invernadero de palacio con flores en cada esquina. Inspirado en el estilo shabby chic inglés, es uno de los lugares más románticos de la ciudad. Permite adentrarse en un espacio íntimo, dulce y alejado del bullicio exterior. Las escaleras conducen a través de un túnel de flores rosas al interior del local, posiblemente uno de los lugares favoritos para fotografiar en Instagram. Traveler 5. Bosc de les Fades: un bar dentro de un cuento de hadas Uno de los establecimientos con más encanto de Barcelona es el conocido Bosc de les Fades. El lugar parece un bosque sacado de un cuento de hadas, con extraños árboles, gnomos, cascadas, sirenas y criaturas fantásticas en cada rincón. El bar traslada a sus visitantes a un mundo de magia y fantasía en el que podría aparecer Frodo en cualquier momento. En su carta ofrecen entrantes, bocadillos, sándwiches, bebidas y cócteles de autor. Con un ambiente así de especial, también es uno de los sitios preferidos para ir en familia. Crónica Global Los bares temáticos son una iniciativa muy original para sorprender a los clientes que buscan algo diferente. Teniendo un motivo de inspiración, es posible ambientar un bar casi en cualquier cosa. Puedes encontrar bares con estilos medievales, de películas como Harry Potter o con aires hawaianos. Recuerda que la decoración es una de las claves para atraer clientes y los establecimientos con una temática especial son un claro ejemplo de ello.

¿Conoces todas las alternativas de pago que existen? Hace unos años solo existía la tarjeta o el cash, pero ahora, con los avances en transformación digital, las opciones se han multiplicado. En este post te contamos cuáles son las mejores opciones para que elijas la que más le conviene a tu negocio. El pago en efectivo o con tarjeta son las opciones de cobro más conocidas en bares y restaurantes. También son las que más se utilizan, si bien es verdad que en los últimos meses esta tendencia ha cambiado. La ausencia de contacto físico derivada de la pandemia ha favorecido que surjan nuevas formas de pago hasta ahora minoritarias. Ahora más que nunca, la innovación tecnológica es una vía para adaptarse a las nuevas circunstancias, tanto a nivel de negocio como en la relación con los clientes. De hecho, la digitalización del sector hostelero en los últimos meses ha sido el equivalente a cinco años. A continuación, te mostramos cuáles son las opciones más populares y las últimas novedades para este tipo de transacciones. Para complementar la información, nos atrevemos a buscar su equivalente futbolístico. Efectivo, la opción con mayor arraigo generacional El pago en efectivo era un método muy común hasta el momento, especialmente entre los usuarios más adultos. Aunque las formas de cobro alternativas han ido ganando cada vez más protagonismo, la pandemia ha sido el verdadero detonante para ir diciendo adiós al cash. De hecho, desde el último año, el 70% de los españoles ha reducido o abandonado el pago con dinero en efectivo. Algunos países como Suecia ya apuestan por eliminar este método para crear una economía ‘cashless’. Pero a día de hoy, en nuestro país sigue siendo un método habitual que se acepta en prácticamente todos los establecimientos. El pago en efectivo viene a ser como Buffon, una vieja gloria que sigue jugando a primer nivel, pese a que cada vez se vislumbra más cerca su final. Tarjeta, la alternativa más común El pago con tarjeta es uno de los métodos más cómodos de usar por parte de los clientes. Esto ha favorecido que, actualmente, apenas existan comisiones por parte de los bancos a los comercios. Además, los datáfonos han pasado a ser completamente portátiles y pueden utilizarse tanto en el interior de los locales como en terrazas sin ningún problema. Especialmente desde la pandemia, se ha convertido en el método de pago por excelencia para evitar el contacto físico. El inconveniente que puede tener el uso de datáfonos es que funciona a través de cobertura móvil o conexión Wi-Fi. Si te quedaras sin Internet o tuvieras mala cobertura en tu establecimiento, no podrías cobrar correctamente. Pero, en cualquier caso, adoptar este método de pago de forma casi sistemática es muy positivo por la cantidad de ventajas que ofrece; especialmente ahora, que también es posible pagar con tarjeta directamente desde el teléfono móvil. Extrapolándolo al universo futbolístico, esta modalidad sería como Benzema: si se dan las condiciones adecuadas, sobresale. Códigos QR para facilitar el ‘contactless’ Además de la funcionalidad de pagar con tarjeta a través del móvil, los smartphones también permiten pagar a través de códigos QR (Quick Response). En los últimos meses hemos visto cómo ha crecido la cantidad de usos que tiene esta tecnología. En el sector hostelero, el uso del QR se ha multiplicado para publicar cartas y menús, pero sus funcionalidades van mucho más allá. Te adelantamos que los códigos QR también permiten procesar varias formas de pago sin contacto, de forma que puedes: Crear un código QR que escaneen los clientes para realizar el pago: Puedes digitalizar el ticket de tus clientes implantando pasarelas de pago seguras vinculada a un código QR. De esta manera, los usuarios solo tienen que colocar la cámara frente al código y realizar el pago a través de su propio teléfono móvil, como si fuera una compra por internet. Leer el código QR del cliente en su pantalla móvil: El cliente también puede abrir su aplicación bancaria o de compras y mostrar un QR con los datos de su tarjeta bancaria. Escaneando el código, puedes digitalizar la transacción y concluir el pago. Pagos a través de la aplicación móvil: Algunos establecimientos de restauración han desarrollado apps propias para efectuar el pago. Además, esta opción permite crear descuentos exclusivos y puntos de fidelización. Como restaurante, solo tienes que abrir la aplicación, escanear el código del cliente y procesar el cobro. La percepción de esta modalidad entre los clientes como un sistema moderno y seguro la convierten en el Luka Modric de los pagos. Bizum, de la opción entre amigos a sistema de pago general Bizum es un servicio que han incorporado conjuntamente los bancos españoles para enviar y recibir pagos inmediatos a través del móvil. La acogida ha sido un éxito entre los usuarios por las ventajas que ofrece. Solo es necesario tener un número de teléfono móvil asociado a una cuenta bancaria. Luego, simplemente introduciendo el teléfono del destinatario en la aplicación, se pueden efectuar pagos instantáneos y sin comisiones. Aunque se trata de un método empleado principalmente entre particulares, es una nueva alternativa para los comercios que puede resultar muy cómoda. Además, te permite conectar con el público más joven que está más acostumbrado a utilizarlo. Igual que Bizum, el joven Bryan Gil ha dado el salto del anonimato futbolístico a la primera línea tras su convocatoria para jugar con la Selección. Ahora, todo el mundo habla de él. Ticket restaurante, para fidelizar a empleados Otro método de pago son los tickets o tarjetas restaurante. Funcionan como vales que las empresas facilitan a sus empleados en concepto de dietas. De esta manera, se ofrece como un beneficio extra para los trabajadores y a su vez impulsa el consumo en los establecimientos de restauración. A la hora de canjearlo, el importe se liquida como si fuera un pago con tarjeta normal, por lo que no tiene ninguna implicación extra para el cliente. Aceptar tickets restaurante puede ayudarte a ganar clientes muy fieles. Si tu local está en una zona donde hay varias empresas, puede ser una alternativa diaria para los empleados que gasten esos tickets y coman fuera. Eso sí, no sirve de nada si no ofreces un buen servicio y una calidad óptima, pero ayuda a la hora de tomar la decisión. Viene a ser como Iniesta, que juegue donde juegue, los aficionados ven esos partidos. Incluso si es fútbol japonés. Bitcoin, una modalidad en alza El alcance de las criptomonedas o bitcoins sigue siendo cada vez mayor, como también lo es la confianza de los ciudadanos en ellas. De hecho, año tras año se suman más bares y restaurantes a esta tendencia. Desde que en 2012 el establecimiento alemán ‘Room 77’ se convirtiese en pionero, muchos han sido los que han seguido su estela, pese a que ha terminado cerrando. Tanto es así que entre Madrid y Barcelona hay una treintena de restaurantes que admiten el pago mediante bitcoins. Sin duda, toda una promesa de futuro, igual que Mbappé. Antes de elegir qué método de pago aceptará tu negocio es fundamental conocer cuáles son las opciones que mejor se pueden adaptar a tus clientes. Especialmente ahora que el pago sin contacto se ha convertido prácticamente en una primera necesidad, los nuevos sistemas para efectuar este tipo de transacciones parece que han llegado para quedarse.

Cuando escuchamos la palabra “Clásico” todos pensamos inmediatamente en el Real Madrid-Barcelona. Un partido que ha paralizado el mundo en los últimos años debido a los éxitos de ambos equipos a nivel internacional, que se traducen en 13 Champions League para los blancos y 5 para los azulgrana. Claro está que hay otros partidos de enorme relevancia a nivel autonómico, los derbis. Que se lo digan a Joaquín, que es de los futbolistas con más derbis a sus espaldas… No obstante, hoy nos centramos en los Clásicos por excelencia de cada país, donde la rivalidad manda. España no es el único país que tiene su partido del siglo como mínimo dos veces al año. A continuación, repasamos los más importantes fuera de nuestras fronteras: 1-Boca-River El Superclásico del fútbol argentino, que enfrenta a Boca Juniors con River Plate, es uno de los 50 acontecimientos deportivos que hay que ver antes de morir, según el diario británico The Observer. AS Argentina La rivalidad nace a principios del siglo XX, cuando ambos equipos eran vecinos del barrio porteño de La Boca. River se trasladaría posteriormente a Belgrano, pese a que se le conozca erróneamente como el club de Núñez, al tiempo que aumentaban las rencillas entre ambas escuadras. Los duelos entre bosteros y gallinas tanto en La Bombonera como en el Monumental, forman parte de la historia del fútbol. No obstante, el enfrentamiento histórico por excelencia tuvo lugar en la final de la Copa Libertadores de 2018, que se disputó en Madrid, por los incidentes acaecidos antes de la disputa del partido de vuelta en la cancha de River. Los millonarios se impusieron a los xeneizes por 3-1, conquistando su cuarto cetro continental. 2-Inter-Juventus                                                                                El derbi de Italia enfrenta a los dos equipos más laureados del fútbol transalpino a nivel nacional. Si bien en Europa el Milan tiene más Champions League (7) que Juventus e Inter juntos, dentro de las fronteras italianas la situación cambia. AS La cercanía entre Milán y Turín, la cantidad de aficionados que aglutinan a lo largo y ancho del país y sus éxitos, 36 scudetti para i bianconeri, 18 para i nerazzuri, han contribuido a hacer crecer esta rivalidad. Esta temporada el Inter, líder destacado de la Serie A, puede poner fin al reinado juventino en Italia, donde el club de Agnelli acumula nueve títulos consecutivos. En el último enfrentamiento liguero, disputado en enero en San Siro, los goles de Arturo Vidal y Nicolò Barella dejaron los tres puntos en Milán. En la penúltima jornada, se verán las caras en la capital de Piamonte. 3-Manchester United-Liverpool Si bien en Londres hay grandes rivalidades entre clubes (Tottenham-Arsenal en el norte, Chelsea-Fulham en el oeste o West Ham-Millwall en el este), el gran clásico del fútbol inglés enfrenta a dos escuadras del industrioso norte del país, que son las más exitosas a nivel continental. Fútbol RED El Liverpool, seis veces campeón de Europa, y el Manchester United, vencedor en tres ocasiones, dirimen uno de los partidos más vibrantes de la Premier. Si bien los red devils, han visto como su dominio en la ciudad se ve amenazado por el Manchester City, cuando van a Anfield a medirse a los reds, todos sus seguidores ven cómo aumentan sus pulsaciones. A nivel doméstico, el Liverpool consiguió la temporada pasada un título que se le resistía desde 1989. En Europa la situación es otro cantar, ya que mientras los de Solskjaer acabaron rebotados a la Europa League, los de Klopp han entrado entre los ocho mejores, y ganaron el torneo hace dos temporadas. 4- Paris Saint Germain-Olympique de Marsella El duelo entre los representantes de las dos principales ciudades francesas tiene una rivalidad relativamente reciente. Y es que el Paris Saint Germain solo había ganado en dos ocasiones la liga hasta la llegada de Nasser Al Khelaifi en 2011. Goal.com Desde entonces, han conseguido levantar el campeonato en otras siete ocasiones (en las últimas ocho campañas solo se les ha escapado el título en 2017) y se han convertido en el dominador absoluto del fútbol galo. La temporada pasada llegaron a la final de la Champions. Pero en Marsella, pueden decir con orgullo que son, hasta la fecha, el único club francés en levantar la copa de las orejas grandes. Lo consiguieron en 1993 y en esa plantilla no estaban ni Zidane ni Francescoli, dos de los futbolistas más importantes que han jugado en el Velodrome. 5-Panathinaikos-Olympiacos El clásico del fútbol griego entre el PAO y la escuadra de El Pireo, es legendario en baloncesto, donde en el OAKA y en el Pabellón de la Paz y la Amistad siempre se viven partidos calientes. Ambos son grandes de Europa: el Panathinaikos cuenta con 6 Euroligas y el Olympiacos con 3. Olympiacos.org Pero en fútbol también existe esta rivalidad. Los rojiblancos, un fijo en la fase de grupos de la Champions League, han monopolizado el fútbol heleno recientemente con 13 títulos en los 16 últimos campeonatos de la Superliga. No obstante, el Panathinaikos es el único equipo griego que ha disputado la final de la Copa de Europa. Fue en 1971 y cayeron ante el Ajax por 2-0. 6-Peñarol-Nacional Se dice que Uruguay es una enorme cancha de fútbol con 3 millones de personas dentro. Y es que el país charrúa cuenta con 2 Mundiales y 15 Copas América, récord absoluto este último. Algo realmente sorprendente viendo su tamaño y su población. AS A nivel de clubes, dos escuadras de Montevideo, Peñarol y Nacional, dirimen el superclásico local.  Ambos equipos han ganado 97 de las 116 ediciones del campeonato nacional y se han enfrentado en 46 ocasiones en la Copa Libertadores, la cifra más alta en un partido de estas características. En sus orígenes, Peñarol representaba a los inmigrantes ingleses y Nacional a la población criolla. A nivel continental, los aurinegros han levantado en 5 ocasiones la Libertadores, por 3 de los tricolores. 7-Fenerbahce-Galatasaray El duelo por excelencia del fútbol turco enfrenta a Fenerbahce y Galatasaray, dos de los tres principales clubes de Estambul, el otro es el Besiktas. Ambos disputan el único derby trascontinental del planeta, puesto que el Fenerbahce juega en la parte asiática de la ciudad y el Galatasaray en la europea. Fútbol RED El club fundado por Ali Sami Yen, supera a sus vecinos por poco en cuanto a campeonatos ligueros, 22 a 19. Además, el Galatasaray es el único club de Turquía que ha ganado un título europeo. En 2000 se impuso al Arsenal, por penaltis, en la final de la Copa de la UEFA y posteriormente ganaría la Supercopa de Europa ante el Real Madrid. Ahora que ya hemos hecho un repaso por los Clásicos más relevantes del globo terráqueo, ¿no tienes aún más ganas de disfrutar del siguiente? El ambiente de tensión que se genera en estos partidos y la intensidad de los goles son incomparables. Aunque este año tendremos que conformarnos con verlos desde casa o en un local con la distancia recomendada, y sin los abrazos propios de la emoción, un Clásico sigue siendo un Clásico.

La sostenibilidad es uno de los grandes objetivos europeos de cara a los próximos años, tanto para las empresas como en la propia sociedad. Un compromiso que también deben adquirir los bares y restaurantes. Hace varias semanas conocíamos que será este año cuando entre en vigor la normativa para reducir los plásticos de un solo uso. Esta será la primera de muchas acciones que los negocios de hostelería tendrán que implementar en materia de compromiso medioambiental. Y ojo, que no es un tema que pase desapercibido ni siquiera en el mundo del fútbol. Hace poco más de un año daba el pistoletazo de salida la campaña “El Fútbol Recicla”, que contó con rostros como Borja Iglesias o Virginia Torrecillas. Más allá todavía va Héctor Bellerín, joven promesa del Arsenal, tras convertirse en copropietario del Forest Green Rovers, considerado el club más ecológico del mundo. Ante esta situación, los bares y restaurantes no pueden dar la espalda a la conciencia social cada vez más extendida. El siguiente paso es pensar con qué acciones del día a día pueden contribuir a reducir el impacto medioambiental. En este post te damos una pista para empezar: mejora tu consumo energético. 1. Reduce el consumo de agua En un restaurante está claro que el agua es necesaria para cocinar y limpiar. Sin embargo, ¿realmente eres consciente de cuánta agua gastas? Y, lo que es más importante, de cuánta podrías ahorrar. Seguro que, si te paras a observar, te das cuenta de que puedes optimizar mucho más el gasto de agua. Por ejemplo, ábrela solo cuando vayas a llenar una olla, o cuando vayas a aclarar una bayeta. Si la necesitas para fregar, no la dejes correr continuamente, abre y cierra el grifo cuando tengas que aclarar los platos. 2. La temperatura del agua también influye Aunque puede parecer contradictorio, utilizar el agua caliente incrementa el gasto energético. Por tanto, siempre que puedas utilizarla más bien templada o incluso fría opta por ello. Sabemos que hay ciertas acciones para las que el agua caliente es necesaria (la temperatura para lavar los platos en un restaurante debe ascender a los 90ºC), condiciones que pueden variar según cada comunidad y su protocolo técnico-sanitario. Aún así, te recomendamos comprobar si tus electrodomésticos están programados por encima de esa temperatura. 3. La iluminación, mejor natural y de bajo consumo La iluminación que escojas para tu bar o restaurante es mucho más relevante de lo que parece. Está directamente relacionada con la sensación que quieras causar en tus clientes, y debe también estar alineada con la esencia y el estilo de tu bar. Por ejemplo, si tu local tiene un carácter más moderno, tranquilo e íntimo, tendrá una luz más tenue. Si, por el contrario, es un local más abierto y quieres conseguir un ambiente de interacción entre clientes, la luz será más intensa. Igualmente, siempre es más recomendable aprovechar al máximo la luz natural, mucho más agradable para los clientes. De hecho, la decoración de un local que esté pintado con colores claros favorece la sensación de luz natural y hace que sea menos necesario recurrir a luz artificial que en un local en cuya decoración predominan los colores oscuros. En cualquier caso, elegir un sistema de bajo consumo como bombillas LED o halógenos te ayudará a reducir la factura de la luz. Por otro lado, es importante programar el consumo eléctrico, evitando así apagar y encender constantemente. 4. Desconecta los aparatos eléctricos cuando no se usen Esta es una de esas acciones que, en muchas ocasiones, no llevamos a cabo por pereza. Los electrodomésticos o aparatos consumen energía por el simple hecho de estar enchufados, por lo que cuando no se vayan a utilizar, lo ideal sería desconectarlos. Quizá no aquellos en los que pueda ser más difícil, como los electrodomésticos de cocina, pero sí otros como cafeteras, routers, teléfonos, televisiones, etc. 5. Acondiciona el local de forma eficiente La climatización del establecimiento es clave para optimizar la eficiencia energética. Una idea muy recurrente y que apenas notarán tus clientes es crear flujos de aire, de forma que haya siempre una zona de entrada de aire y una de salida. Esto contribuye a que el aire se renueve constantemente y se mantenga una temperatura mucho más constante. Eso sí, si en tu restaurante cuentas con zonas en las que hay una diferencia de temperatura importante, deberías optar por incorporar termostatos independientes que se puedan regular según las necesidades de cada estancia. Como ves, son recomendaciones que a priori pueden parecer más obvias, pero que en la práctica no solemos llevar a cabo. La propia actividad constante y diaria hace que no prestemos atención a los pequeños detalles que, en este caso, pueden marcar una importante diferencia en tu factura eléctrica y contribuir a la conservación sostenible.  

Cuando escuchamos la palabra “Clásico” todos pensamos inmediatamente en el Real Madrid-Barcelona. Un partido que ha paralizado el mundo en los últimos años debido a los éxitos de ambos equipos a nivel internacional, que se traducen en 13 Champions League para los blancos y 5 para los azulgrana. Claro está que hay otros partidos de enorme relevancia a nivel autonómico, los derbis. Que se lo digan a Joaquín, que es de los futbolistas con más derbis a sus espaldas… No obstante, hoy nos centramos en los Clásicos por excelencia de cada país, donde la rivalidad manda. España no es el único país que tiene su partido del siglo como mínimo dos veces al año. A continuación, repasamos los más importantes fuera de nuestras fronteras: 1-Boca-River El Superclásico del fútbol argentino, que enfrenta a Boca Juniors con River Plate, es uno de los 50 acontecimientos deportivos que hay que ver antes de morir, según el diario británico The Observer. AS Argentina La rivalidad nace a principios del siglo XX, cuando ambos equipos eran vecinos del barrio porteño de La Boca. River se trasladaría posteriormente a Belgrano, pese a que se le conozca erróneamente como el club de Núñez, al tiempo que aumentaban las rencillas entre ambas escuadras. Los duelos entre bosteros y gallinas tanto en La Bombonera como en el Monumental, forman parte de la historia del fútbol. No obstante, el enfrentamiento histórico por excelencia tuvo lugar en la final de la Copa Libertadores de 2018, que se disputó en Madrid, por los incidentes acaecidos antes de la disputa del partido de vuelta en la cancha de River. Los millonarios se impusieron a los xeneizes por 3-1, conquistando su cuarto cetro continental. 2-Inter-Juventus                                                                                El derbi de Italia enfrenta a los dos equipos más laureados del fútbol transalpino a nivel nacional. Si bien en Europa el Milan tiene más Champions League (7) que Juventus e Inter juntos, dentro de las fronteras italianas la situación cambia. AS La cercanía entre Milán y Turín, la cantidad de aficionados que aglutinan a lo largo y ancho del país y sus éxitos, 36 scudetti para i bianconeri, 18 para i nerazzuri, han contribuido a hacer crecer esta rivalidad. Esta temporada el Inter, líder destacado de la Serie A, puede poner fin al reinado juventino en Italia, donde el club de Agnelli acumula nueve títulos consecutivos. En el último enfrentamiento liguero, disputado en enero en San Siro, los goles de Arturo Vidal y Nicolò Barella dejaron los tres puntos en Milán. En la penúltima jornada, se verán las caras en la capital de Piamonte. 3-Manchester United-Liverpool Si bien en Londres hay grandes rivalidades entre clubes (Tottenham-Arsenal en el norte, Chelsea-Fulham en el oeste o West Ham-Millwall en el este), el gran clásico del fútbol inglés enfrenta a dos escuadras del industrioso norte del país, que son las más exitosas a nivel continental. Fútbol RED El Liverpool, seis veces campeón de Europa, y el Manchester United, vencedor en tres ocasiones, dirimen uno de los partidos más vibrantes de la Premier. Si bien los red devils, han visto como su dominio en la ciudad se ve amenazado por el Manchester City, cuando van a Anfield a medirse a los reds, todos sus seguidores ven cómo aumentan sus pulsaciones. A nivel doméstico, el Liverpool consiguió la temporada pasada un título que se le resistía desde 1989. En Europa la situación es otro cantar, ya que mientras los de Solskjaer acabaron rebotados a la Europa League, los de Klopp han entrado entre los ocho mejores, y ganaron el torneo hace dos temporadas. 4- Paris Saint Germain-Olympique de Marsella El duelo entre los representantes de las dos principales ciudades francesas tiene una rivalidad relativamente reciente. Y es que el Paris Saint Germain solo había ganado en dos ocasiones la liga hasta la llegada de Nasser Al Khelaifi en 2011. Goal.com Desde entonces, han conseguido levantar el campeonato en otras siete ocasiones (en las últimas ocho campañas solo se les ha escapado el título en 2017) y se han convertido en el dominador absoluto del fútbol galo. La temporada pasada llegaron a la final de la Champions. Pero en Marsella, pueden decir con orgullo que son, hasta la fecha, el único club francés en levantar la copa de las orejas grandes. Lo consiguieron en 1993 y en esa plantilla no estaban ni Zidane ni Francescoli, dos de los futbolistas más importantes que han jugado en el Velodrome. 5-Panathinaikos-Olympiacos El clásico del fútbol griego entre el PAO y la escuadra de El Pireo, es legendario en baloncesto, donde en el OAKA y en el Pabellón de la Paz y la Amistad siempre se viven partidos calientes. Ambos son grandes de Europa: el Panathinaikos cuenta con 6 Euroligas y el Olympiacos con 3. Olympiacos.org Pero en fútbol también existe esta rivalidad. Los rojiblancos, un fijo en la fase de grupos de la Champions League, han monopolizado el fútbol heleno recientemente con 13 títulos en los 16 últimos campeonatos de la Superliga. No obstante, el Panathinaikos es el único equipo griego que ha disputado la final de la Copa de Europa. Fue en 1971 y cayeron ante el Ajax por 2-0. 6-Peñarol-Nacional Se dice que Uruguay es una enorme cancha de fútbol con 3 millones de personas dentro. Y es que el país charrúa cuenta con 2 Mundiales y 15 Copas América, récord absoluto este último. Algo realmente sorprendente viendo su tamaño y su población. AS A nivel de clubes, dos escuadras de Montevideo, Peñarol y Nacional, dirimen el superclásico local.  Ambos equipos han ganado 97 de las 116 ediciones del campeonato nacional y se han enfrentado en 46 ocasiones en la Copa Libertadores, la cifra más alta en un partido de estas características. En sus orígenes, Peñarol representaba a los inmigrantes ingleses y Nacional a la población criolla. A nivel continental, los aurinegros han levantado en 5 ocasiones la Libertadores, por 3 de los tricolores. 7-Fenerbahce-Galatasaray El duelo por excelencia del fútbol turco enfrenta a Fenerbahce y Galatasaray, dos de los tres principales clubes de Estambul, el otro es el Besiktas. Ambos disputan el único derby trascontinental del planeta, puesto que el Fenerbahce juega en la parte asiática de la ciudad y el Galatasaray en la europea. Fútbol RED El club fundado por Ali Sami Yen, supera a sus vecinos por poco en cuanto a campeonatos ligueros, 22 a 19. Además, el Galatasaray es el único club de Turquía que ha ganado un título europeo. En 2000 se impuso al Arsenal, por penaltis, en la final de la Copa de la UEFA y posteriormente ganaría la Supercopa de Europa ante el Real Madrid. Ahora que ya hemos hecho un repaso por los Clásicos más relevantes del globo terráqueo, ¿no tienes aún más ganas de disfrutar del siguiente? El ambiente de tensión que se genera en estos partidos y la intensidad de los goles son incomparables. Aunque este año tendremos que conformarnos con verlos desde casa o en un local con la distancia recomendada, y sin los abrazos propios de la emoción, un Clásico sigue siendo un Clásico.

La sostenibilidad es uno de los grandes objetivos europeos de cara a los próximos años, tanto para las empresas como en la propia sociedad. Un compromiso que también deben adquirir los bares y restaurantes. Hace varias semanas conocíamos que será este año cuando entre en vigor la normativa para reducir los plásticos de un solo uso. Esta será la primera de muchas acciones que los negocios de hostelería tendrán que implementar en materia de compromiso medioambiental. Y ojo, que no es un tema que pase desapercibido ni siquiera en el mundo del fútbol. Hace poco más de un año daba el pistoletazo de salida la campaña “El Fútbol Recicla”, que contó con rostros como Borja Iglesias o Virginia Torrecillas. Más allá todavía va Héctor Bellerín, joven promesa del Arsenal, tras convertirse en copropietario del Forest Green Rovers, considerado el club más ecológico del mundo. Ante esta situación, los bares y restaurantes no pueden dar la espalda a la conciencia social cada vez más extendida. El siguiente paso es pensar con qué acciones del día a día pueden contribuir a reducir el impacto medioambiental. En este post te damos una pista para empezar: mejora tu consumo energético. 1. Reduce el consumo de agua En un restaurante está claro que el agua es necesaria para cocinar y limpiar. Sin embargo, ¿realmente eres consciente de cuánta agua gastas? Y, lo que es más importante, de cuánta podrías ahorrar. Seguro que, si te paras a observar, te das cuenta de que puedes optimizar mucho más el gasto de agua. Por ejemplo, ábrela solo cuando vayas a llenar una olla, o cuando vayas a aclarar una bayeta. Si la necesitas para fregar, no la dejes correr continuamente, abre y cierra el grifo cuando tengas que aclarar los platos. 2. La temperatura del agua también influye Aunque puede parecer contradictorio, utilizar el agua caliente incrementa el gasto energético. Por tanto, siempre que puedas utilizarla más bien templada o incluso fría opta por ello. Sabemos que hay ciertas acciones para las que el agua caliente es necesaria (la temperatura para lavar los platos en un restaurante debe ascender a los 90ºC), condiciones que pueden variar según cada comunidad y su protocolo técnico-sanitario. Aún así, te recomendamos comprobar si tus electrodomésticos están programados por encima de esa temperatura. 3. La iluminación, mejor natural y de bajo consumo La iluminación que escojas para tu bar o restaurante es mucho más relevante de lo que parece. Está directamente relacionada con la sensación que quieras causar en tus clientes, y debe también estar alineada con la esencia y el estilo de tu bar. Por ejemplo, si tu local tiene un carácter más moderno, tranquilo e íntimo, tendrá una luz más tenue. Si, por el contrario, es un local más abierto y quieres conseguir un ambiente de interacción entre clientes, la luz será más intensa. Igualmente, siempre es más recomendable aprovechar al máximo la luz natural, mucho más agradable para los clientes. De hecho, la decoración de un local que esté pintado con colores claros favorece la sensación de luz natural y hace que sea menos necesario recurrir a luz artificial que en un local en cuya decoración predominan los colores oscuros. En cualquier caso, elegir un sistema de bajo consumo como bombillas LED o halógenos te ayudará a reducir la factura de la luz. Por otro lado, es importante programar el consumo eléctrico, evitando así apagar y encender constantemente. 4. Desconecta los aparatos eléctricos cuando no se usen Esta es una de esas acciones que, en muchas ocasiones, no llevamos a cabo por pereza. Los electrodomésticos o aparatos consumen energía por el simple hecho de estar enchufados, por lo que cuando no se vayan a utilizar, lo ideal sería desconectarlos. Quizá no aquellos en los que pueda ser más difícil, como los electrodomésticos de cocina, pero sí otros como cafeteras, routers, teléfonos, televisiones, etc. 5. Acondiciona el local de forma eficiente La climatización del establecimiento es clave para optimizar la eficiencia energética. Una idea muy recurrente y que apenas notarán tus clientes es crear flujos de aire, de forma que haya siempre una zona de entrada de aire y una de salida. Esto contribuye a que el aire se renueve constantemente y se mantenga una temperatura mucho más constante. Eso sí, si en tu restaurante cuentas con zonas en las que hay una diferencia de temperatura importante, deberías optar por incorporar termostatos independientes que se puedan regular según las necesidades de cada estancia. Como ves, son recomendaciones que a priori pueden parecer más obvias, pero que en la práctica no solemos llevar a cabo. La propia actividad constante y diaria hace que no prestemos atención a los pequeños detalles que, en este caso, pueden marcar una importante diferencia en tu factura eléctrica y contribuir a la conservación sostenible.