Dream Team

Los 5 récords de restaurantes más curiosos

Probablemente hayas escuchado hablar del libro Guinness de los Récords, una publicación anual que recoge los récords mundiales más destacados. Muchos establecimientos ven la oportunidad de darse a conocer entre mucha gente y utilizan este tipo de logros para convertirse en un reclamo a nivel mundial.

Ser el vendedor del hot-dog más grande del mundo, ofrecer la mayor pizza jamás servida o convertirse en el restaurante más grande (en cuanto a espacio) del mundo son algunos de los hitos que pueden convertir a un establecimiento normal en algo más, en una experiencia en sí. No hace falta que te rompas la cabeza y te pongas a intentar romper todos los récords posibles, que no todos somos Messi.

Si de verdad quieres diferenciarte del resto, márcate un objetivo real, que sea original, que no pueda conseguir todo el mundo. Esto acercará la posibilidad de convertirte en una referencia. Te mostramos algunos de los récords mundiales más curiosos, sobre comida y restaurantes, para que te inspires.

1. El chef más anciano del mundo

La Vanguardia

Japón es uno de los países que goza de una esperanza de vida más alta: de 81 años para los hombres y 87 años para las mujeres. De hecho, muchos estudios prevén que en el año 2050, el 40% de la población tendrá más de 65 años. No es de extrañar, pues, que el chef más anciano del mundo sea japonés. Se llama Jiro Ono y con 94 años es una de las mayores referencias mundiales en lo que al sushi respecta. Es tan excelente en lo suyo que figuras de la política tan distinguidas como Obama o el emperador de Japón han probado las delicias de este nonagenario cocinero.

Sukiyabashi Jiro, así se llama el reconocido restaurante, abrió sus puertas en el distrito de Ginza en 1965. Es tan exclusivo que quienes quieran realizar una reserva deben estar preparados para gastar al menos 40,000 yenes (alrededor de 350 euros).

Ojo, porque además tienen ser clientes habituales, reservar a través de un conserje en su hotel de lujo o simplemente tener conexiones especiales.

Yo que tú empezaba por revisar las partidas de nacimiento de tus empleados, quizá no lo sabes y tu cocinero es el más anciano de España, por ejemplo.  

2. La escultura de queso (comestible) más grande del mundo

upi.com

The Melt, una cadena de restaurantes de queso norteamericana, se propuso como reto producir la mayor mayor escultura de queso del mundo. El trabajo lo realizó Troy Landwehr, que partió de una única pieza de 907,2 kg de cheddar curado. El ‘Miguel Ángel del queso’ creó una obra de arte comestible que medía 114.3 cm de alto por 96.52 cm de diámetro.

THE MELT Celebrates National Cheeseburger Day by Breaking the Guinness World Records Title for Largest Cheese Sculpture .

Le llevó más de 30 moldear semejante cantidad de queso. La pieza final pesaba la friolera de 691.27 kg, rompiendo el anterior récord de 419.57 kg que logró Sarah Kaufmann, otra estadounidense, en 2011.

3. 75 horas seguidas cocinando

Maliha Mohammed, una chef de 36 años de Mombasa, Kenia, cocinó durante 75 horas sin parar, estableciendo un nuevo récord mundial en Kenya Bay Beach Resort en Mombasa.

La chef comenzó a cocinar el jueves 15 de agosto de 2019, exactamente a las 10.00 a.m., y estuvo haciéndolo hasta las 13.03 p.m. del domingo 18 de agosto. Batió el récord establecido por Rickey Lumpkin de California en los Estados Unidos, que cocinó durante 68 horas, 30 minutos y un segundo, en diciembre de 2018.

Maliha preparó más de 400 recetas de cocina swahili y otros alimentos locales de todo el país. Y no solo eso, a pesar de la fatiga y los pies hinchados, también preparó algunas comidas internacionales. Por ejemplo, más de 10 tipos de pizza distintos. Cocinó "mandazi, biryani, chapati, frijoles de coco, pollo periperi, githeri, mukimo, pescado frito, tocino y algunos jugos", apunta uno de los medios que se acercó a atestiguar el hito.

4. La mayor pizza jamás servida

World Record Guiness

En Burlson, Texas (EE.UU) el Moontower Pizza Bar ofrece la posibilidad de engullir 1,98m2 de pizza. Una cantidad tan grande que probablemente ni Higuaín ni Ronaldo Nazario con más hambre que el tamagochi de un sordo se la podrían acabar.

La gente del pueblo la bautizó como 'The Bus' (El Autobús) por su forma contundente y rectangular. Hay que pedirla con 48 horas de antelación y cuesta 299,95 dólares. Eso sí, puedes añadir cualquier topping que quieras. La parte negativa es que solo se realizan entregas en suelo estadounidense… ¿Te animas a importar la idea?

5. El restaurante más antiguo del mundo

Según el libro Guinness de los Récords este récord lo ostenta un restaurante español. El Restaurante Botín, situado al lado de la Plaza Mayor de Madrid, abrió sus puertas en 1725. Jean Botín y su esposa acudieron a la capital con la intención de trabajar para un noble de la corte real. El restaurante cuenta con cuatro pisos de los que se conserva el interior original de cada uno de ellos además del horno de leña de antaño, con fecha de 1868.

El establecimiento se ha convertido ya en una atracción para los turistas, además de que se encuentra en el centro de la capital española, donde se suele concentrar el mayor número de visitantes.

El matrimonio Botín falleció sin dejar ninguna descendencia así que su sobrino tomó las riendas del negocio. Por eso hoy en día ya no se conoce como Restaurante Botín u Hostería Botín, sino Sobrino de Botín.

Como ves, no es fácil hacerse con la insignia Récord Guinness. Es necesario un gran esfuerzo, tanto por tu parte como por la que le toca al cliente. Sin embargo, lograr un hito de estas características puede resultar muy atractivo para potenciales clientes y también beneficioso para el reconocimiento de tu establecimiento. Lo puedes compartir en redes sociales o lo puedes compartir con la prensa, depende de ti. Ahora es tu turno, piensa ¿cuál podría ser el Récord Guinness que tienes más a mano?

Quizás también te interese