Consejos para llenar el bar

Ley sobre el desperdicio alimentario: qué necesitas saber

El desperdicio de comida es un tema que cada vez preocupa más a los Gobiernos, sobre todo por la poca concienciación que existe al respecto. Con el fin de tomar cartas en el asunto el Ejecutivo ha diseñado un proyecto de ley que quiere acabar con este conflicto. Te contamos qué aspectos son los más importantes para la gestión de tu restaurante.

Los hogares españoles tiran anualmente en total 1.364 millones de kilos al año, lo que representa 31 kilos de comida por persona al año. Es una cifra muy elevada. En el caso de los restaurantes, cuatro de cada diez personas dejaron alimentos en el plato. Una vez más, un porcentaje muy alto de personas y un resultado final para los alimentos que debe evitarse a toda costa.

Ahora el Gobierno ha puesto en marcha una Ley que pretende combatir el desperdicio de alimentos. El objetivo es establecer un referente de buenas prácticas que evite que la comida termine en la basura.

Los bares y restaurantes no están exentos de este compromiso. El documento incluye algunas pautas que deberán llevar a cabo. En este post te resumimos los aspectos más importantes que tienes que ejecutar en tu local para estar preparado en el momento que se apruebe este anteproyecto y para ser más responsable con el medio ambiente.

Obligaciones de los agentes de la cadena alimentaria

El Capítulo II, Artículo 6 del anteproyecto define las obligaciones que tienen todos los agentes que participan en la cadena alimentaria, es decir desde los distribuidores hasta las empresas de hostelería. Así, este punto determina que todos estos agentes tienen que:

  • Disponer de infraestructuras adecuadas para la manipulación, almacenamiento y transporte de los alimentos, así como de sistemas que garanticen la cadena de frío y desarrollo de los protocolos establecidos en cuanto al traslado y recepción en frío.
  • Otro de los puntos con el que tienen que comprometerse las empresas es con el desarrollo de un plan específico de prevención de pérdidas y desperdicio. Al mismo tiempo, cada año deberán informar sobre la cantidad de pérdidas en alimentación.
  • También deben desarrollar planes de sensibilización y formación a los empleados de su negocio, con el fin de que apliquen de forma activa la prevención y reducción de pérdidas.
  • Además de hacer un uso racional de los recursos, aquellos alimentos que sobren y estén en buen estado, deberán donarse a entidades de iniciativa social, como ONGs y bancos de alimentos.

                Obligaciones para empresas de la hostelería y otros proveedores

  • Es obligatorio dar la posibilidad de que los comensales se lleven los alimentos que han sobrado y para ello se proporcionarán túperes que sean responsables con el medio ambiente.
  • Incorporar criterios de compra sostenible y de calidad, así como potenciar el comercio de proximidad. Los bares y restaurantes que tienen peticiones muy específicas podrán adquirir productos que no sean de proximidad.
  • Los hosteleros también deben disponer de un pacto o convenio que regule la donación del excedente de alimentos a organizaciones con el fin de determinar de qué manera se recogerán los alimentos.

Infracciones y sanciones:

El documento divide las infracciones en leves, graves o muy graves. En este sentido, los bares y restaurantes deberán tener en cuenta los siguientes aspectos:

Leves:

  • No contar con un plan de prevención y no cuantificar las pérdidas serán causas para la aplicación de una infracción leve.
  • Al mismo tiempo, no llevar a cabo un convenio que regule la donación de excedentes por parte de las empresas también acarreará una infracción leve.

Graves:

  • La discriminación por motivos de edad, sexo, salud, orientación sexual, etc. a la hora de realizar la donación de alimentos.

Muy graves:

La reincidencia en sanciones graves en un plazo de dos años se considerarán infracciones muy graves.

Las sanciones se ejecutarán de la siguiente manera:

- Infracciones leves serán sancionadas con una multa de hasta 6.000 €.

- Infracciones graves serán sancionadas con multa entre 6.001 € y 150.000 €.

- Infracciones muy graves serán sancionadas con multa entre 150.001 € y 1.000.000 €.

Poner en marcha un plan que cumpla con las exigencias de esta ley hará que tu actividad como empresario se encuentre dentro de la norma y, además, estarás colaborando de manera activa en cuidar el entorno y en la potenciación de actividades que benefician el medio ambiente.

Quizás también te interese