Consejos para llenar el bar

Impuesto al plástico: cómo afectará a tu negocio a partir de 2021

El Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de junio la Estrategia Española de Economía Circular 2030 (EEEC30), a través de la cual se rige el Anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados, lo cual se traducirá en la prohibición de la venta y uso de plásticos de un solo uso. De esta forma, se establece por primera vez en España un impuesto sobre los envases no reutilizables para reducir su uso.

Este anteproyecto de ley tiene dos objetivos: evitar que los plásticos lleguen a la naturaleza, concretamente al mar. Se estima que cada año llegan 13 millones de toneladas de plástico al mar, provocando la muerte de aves y mamíferos marinos, según la ONU. El otro motivo es proteger el medio ambiente y la salud de las personas.

La prohibición de plásticos monouso tiene ya una fecha fijada. El 21 de julio de 2021 quedará prohibida la introducción en el mercado de plásticos como, cubiertos, platos, vasos, pajitas o tapas. El Gobierno asegura que el impuesto a estos envases se establecerá en base a las recomendaciones de la Comisión Europea. Su importe será de 0,45 euros por Kilo de envase, por lo que esperan recaudar 724 millones de euros anuales.

Con esta y otras medidas, el Gobierno calcula una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero por debajo de los 10 millones de toneladas en 2030.

Estas son las prácticas que debes seguir si tienes un negocio de hostelería

Tendrás que decir adiós a los plásticos, así que marca en tu calendario el 21 de julio de 2021 como la fecha en la que quedará prohibida la utilización de plásticos de un solo uso.

La pandemia ha introducido en nuestro día a día la comida a domicilio o el take away, por lo que el aumento de plásticos monouso se ha visto incrementado. Para estar al día con la ley estas son algunas de las prácticas que tendrás que tener en cuenta:

  • El uso de envases biodegradables ha adquirido un arrebatador protagonismo en los últimos meses, tal es así que sus precios son cada vez más competitivos. Cubiertos, platos, vasos… asegúrate de que llevan la etiqueta de “biodegradable”. Además de cumplir la ley, esto te servirá para dar una imagen de negocio más comprometida con el medio ambiente.
  • No te olvides de las bolsas con las que cargarán la comida para llevar, éstas deben ser o bien de cartón o biodegradables.
  • ¿Qué ocurre con los habituales sobres de salsas que sirven en restaurantes? Al igual que servimos la salsa de soja en un recipiente de vidrio tendremos que hacer lo mismo con las salsas como la mayonesa, el kétchup o la mostaza y servirlas en un cuenco cuando el cliente la pida para acompañar su comida. Cuando la pidan para llevar deberemos consultar las diferentes opciones, pues como hemos mencionado antes, ya existen estas opciones como consecuencia de la demanda de la ciudadanía a que las empresas sean cada vez más sostenibles.
  • Por otra parte, con respecto al uso de pajitas tienes dos opciones: decidir no hacer uso de ellas o simplemente escoger pajitas de cartón. También puedes poner a la venta pajitas de metal, al igual que los supermercados hicieron con las bolsas, cuando se empezó a cobrar por su uso, que crearon las bolsas reutilizables, más grandes y resistentes.

Nos encontramos, ahora más que nunca, en un mundo en continuo cambio, de esta forma debemos cambiar una vez más nuestros hábitos, hasta que finalmente el componente biodegradable esté más que integrado en nuestro día a día. A mayor demanda, mayor oferta, lo cual se traducirá en una bajada de precios, de modo que, lo que a priori puede parecer que vaya a generar más gastos, acabará por no generarlo debido a que se producirán más cantidades para satisfacer las nuevas necesidades.

Quizás también te interese