Fútbol

Estadios de fútbol históricos: los datos más curiosos

El estadio es junto al escudo y la camiseta la principal seña de identidad de un club. En los últimos años hemos asistido a la remodelación o al cambio de sede de algunas de las escuadras punteras del fútbol internacional. Hoy vamos a recordar aquellos estadios míticos que han pasado a la historia.

 

El viejo Wembley: el gol fantasma por excelencia

La conocida como catedral del fútbol mundial fue la sede de la selección inglesa desde 1923 hasta su cierre en 2000 y posterior demolición en 2002. Cinco años después vería la luz en el mismo lugar el nuevo estadio con idéntico nombre.

En el viejo Wembley, Inglaterra conquistó su único título de selecciones, el Mundial de 1966. La final ante Alemania pasó a la historia por el gol fantasma de Geoff Hurst, quizás el más famoso de los Mundiales. En aquella época no había VAR y el remate del por entonces delantero del West Ham golpeó en el larguero y botó en los alrededores de la línea. ¿Dentro o fuera? El caso es que el árbitro soviético Bakhramov pitó gol y Hurst se consagró con un hat-trick que encumbró a los pross. Casi cuatro décadas después, la Universidad de Oxford acabó con el msiterio y determinó a través de un estudio que el esférico no había entrado. Inglaterra ganó el partido 4-2 en la prórroga.

via GIPHY

El Vicente Calderón coronó al primer campeón del Mundo que no lo era de Europa

El Atlético de Madrid es el único club que se ha proclamado campeón de la Copa Intercontinental sin haber levantado la Copa de Europa previamente. En 1974 los colchoneros cayeron en la final ante el Bayern de Múnich, pero por problemas de fechas los alemanes decidieron no participar en el desafío ante el campeón sudamericano.

El Atleti se enfrentó a Independiente de Avellaneda, aún hoy en día rey de América, con siete Copas Libertadores. Tras perder 1-0 en el partido de ida en la Doble Visera, remontó la eliminatoria en el Vicente Calderón con un 2-0. Marcaron los goles Javier Irureta y el Ratón Ayala.

El Manzanares fue la casa del Atleti hasta 2017, cuando se mudó al Metropolitano.

via Gfycat

Sarriá: el mejor partido de la historia de los Mundiales

El estadio de Sarriá, cercano a la Avenida Diagonal de Barcelona ha sido la casa del Espanyol desde 1923 hasta 1997, cuando los pericos se trasladaron a Montjuïc, antes de instalarse definitivamente en Cornellá-El Prat.

En España 1982, acogió el que se ha considerado mejor partido de la historia de los Mundiales. Se enfrentaban en la segunda fase, la Italia de Paolo Rossi, Tardelli y Altobelli contra la Brasil de Sócrates y Falcao. Los azzurri vencieron 3-2 con hat-trick de Pablito en un auténtico espectáculo. Posteriormente, terminaron levantando su por entonces tercer entorchado (hoy cuentan ya con cuatro) en el Bernabéu frente a Alemania, con el júbilo de Sandro Pertini en la grada.

via Gfycat

Delle Alpi: el gol de Caniggia a Brasil

El estadio Delle Alpi fue construido con motivo del Mundial de Italia 1990. Inicialmente fue la casa de la Juventus y del Torino, hasta que en 2006 el Toro decidió volver al Olímpico de Turín. La Vecchia Signora lo tuvo como sede hasta 2009, cuando empezó a construir en el mismo lugar, pero con menos espectadores, su nueva casa, el Juventus Stadium.

Durante el campeonato del mundo celebrado en suelo transalpino, el estadio acogió un partido histórico. El clásico de Sudamérica enfrentaba en los octavos de final a Argentina con Brasil. La albiceleste se impuso con un gol de Caniggia (quizás el más importante de su carrera) tras una estratosférica jugada de Maradona. Tiempo después, el brasileño Branco acusó a miembros del staff técnico argentino de haberle dado un botellín envenenado en un cooling break, extremo este que no llegó a ser investigado por la FIFA.

via Gfycat

Olímpico de Múnich: la volea de Van Basten

Aunque el estadio no ha desaparecido, el Bayern y el Múnich 1860 se mudaron al Allianz Arena en 2005, por lo que desde ese año no acoge partidos de élite. No obstante, el Türkgücu, un club con raíces turcas, de la tercera categoría alemana volvió a utilizar las instalaciones en 2020.  

El Olympiastadion ha acogido los Juegos Olímpicos de 1972, el Mundial de 1974 con la victoria de la Alemania Federal de Torpedo Müller ante los Países Bajos de Cruyff y la Eurocopa de 1988. En esta última competición, los oranje se reconciliaron con el estadio, ya que se proclamaron campeones de Europa por primera vez, derrotando por 2-0 a la extinta URSS. El partido pasó a la historia por la volea de Van Basten que confirmaba el gol inicial de Ruud Gullit.

Quizás también te interese