Dream Team

Bares de TV: Si quieres atraer clientes, no te parezcas a ellos

El cine y las series de televisión han sido siempre un ejemplo para muchas cosas, y sus bares no van a ser menos. Sin embargo, si quieres a tu negocio y crees en su viabilidad, hay ciertos establecimientos que seguro que recuerdas haber visto en tu pantalla y de cuyas costumbres debes huir. Hemos hecho un viaje espacio-temporal que atraviesa realidad y ficción para acercarte algunos de los ejemplos que NO debes seguir si quieres atraer a cada vez más clientes y, si ya los tienes, mantenerlos.

Friends - Central Perk

Friends, una de las series más celebradas y seguidas de los últimos tiempos, ha cumplido ya más de 20 años desde su estreno. 10 temporadas, 236 episodios y 118 horas de emisión para la sitcom que obtuvo un éxito sin precedentes. Los seis amigos protagonistas se reunían en un café, el Central Perk, que nos ha dado un buen puñado de ideas, pero no para imitar precisamente.
  • Nunca ponían tapa: O, en otras palabras, la mejor manera de pegarse un tiro en el pie si eres un bar en España y te has decidido a retransmitir el fútbol. Aunque sean unos (siempre efectivos) frutos secos, incentivar la sed de tus clientes con algo para picar es un gesto que, además de repercutir en un aumento del consumo de bebidas, será apreciado por la clientela.
  • Trata de ser más simpático que Gunther: Quizá debido a los celos que mostraba hacia Ross (por ser la pareja de Rachel, por la que estaba perdidamente enamorado), la verdad es que nunca fue excesivamente amable con él. Muestra tu mejor cara con los clientes, una sonrisa a tiempo es siempre una buena manera de dejar una buena impresión.
  • No dejes cantar a nadie que no sepa: Está muy bien organizar actividades en tu bar como por ejemplo música en directo, pero asegúrate antes de quien va a cantar sabe hacerlo o de que el grupo en concreto y su estilo musical “casa” con la idea de tu bar y atraerá al tipo de clientela que quieres. Muchas risas con el Smelly Cat de Phoebe, sí, pero si eso lo organizas en tu bar, en vez de llenarlo conseguirás vaciarlo.
  • No ponían el fútbol: El peor de sus fallos. El fútbol es un potente generador de negocio para un bar y, renunciar a él, es hacerlo a más clientes y a más consumiciones. Más todavía si se dispones de una plataforma para sacar el máximo provecho a las retransmisiones deportivas como es #LoVemosEnElBar.

Bar Reinols - Aída

Que conste que estamos muy a favor de los nombres de bares originales y los juegos de palabras, de hecho, nos declaramos admiradores de valientes emprendedores que en su momento fundaron el Bar Veider, La Tapilla Sixtina, el Facefood, el Bar-Kito, el Beer para Creer o el Bar Tolo. Sin embargo, puede que el único acierto sea el nombre, pues el Bar Reinols era la viva imagen de lo que NO hay que hacer:
  • No regales como tapa lo que nadie se quiere comer o lo que está bordeando el mal estado.
  • Cuidado con el reciclaje: Si de primero pones en el menú sopa de arroz, no utilices las sobras para servir arroz con leche de postre el día siguiente. Cuida la materia prima.
  • A los camareros se les habla con cariño: Durante un servicio, como en cualquier trabajo, pueden surgir discrepancias. Como los platos sucios se lavan en casa, no discutas con tus compañeros delante de los clientes. La imagen de tu bar se verá afectada.
Hay bares de TV que mejor no imitar

Taberna de los Hermanos Serrano - Los Serrano

Lo poco gusta y lo mucho cansa, dice el refranero español. Y para española española, la taberna de Los Serrano. Y para cansancio, el que tuvieron que sufrir sus clientes a base de jamón. Y es que la cocina tradicional está muy bien, nos encanta, pero no está de más innovar entre fogones de vez en cuando. Y no, no hablamos de tortillas deconstruidas o de utilizar el nitrógeno líquido en tus recetas, tampoco de dar un giro a tu cocina, sino de variar de vez en cuando en los platos que sirves. Así, ampliarás tu alcance a otro tipo de clientes y les darás un aliciente para volver a los que ya tienes. Mantén el jamón y la ensaladilla, faltaría más, pero trata de crear nuevas composiciones que sorprendan también a tus fieles. Si nadie hace mejor que tú la ración de oreja y no estás dispuesto a dejar de servirla, por lo que un cambio de carta es inasumible, no hay problema, puedes probar a tematizar la carta en días de partido, introduciendo por ejemplo platos con nombres de futbolista. ¿Necesitas ideas? Nosotros te mostramos cómo hacerlo.

Bar La Oficina - Los Ladrones Van a la Oficina

Otra de las series cuyo hilo conductor era un bar fue Los Ladrones Van a la Oficina. Allí, un puñado de estafadores tramaba sus peripecias y negocios. De este particular establecimiento hemos extraído algunas costumbres que mejor evitar:
  • Mantén el escándalo a raya: La retransmisión de partidos de fútbol tiene un componente tan social que es muy dado a los gritos y el jolgorio, igual que el bar de Los Ladrones Van a la Oficina. Sin embargo, tienes que pensar que hay más clientes, consumidores que buscan en tu bar un entorno tranquilo para charlar, leer e incluso trabajar. Por eso, es importante establecer, en la medida de lo posible, zonas diferenciadas en el local para separar un tipo de clientes y otro.
  • No subestimes la imagen ni la limpieza: Alimentos grasientos, servilletas tiradas junto a la barra, serrín en el suelo… A muchos clientes es posible que no les importe, pero para otros no será una sorpresa agradable cuando vayan a ver el fútbol a tu local, encontrarse con ese “decorado”. Especialmente si son nuevos clientes, una buena primera impresión es básica para fidelizarlos.

Quizás también te interese