En La Barra hablamos de

restaurante

Los clientes buscan cada vez más establecimientos que les sorprendan, en los que encuentren algo diferente y novedoso para ellos. Y es que la sorpresa es, en muchas ocasiones, el aspecto que más influye en la percepción final de cualquier acción. Y, si no, que se lo digan a Pellegrini tras el ‘Alcorconazo’... La tecnología es la piedra angular sobre la que se asienta la capacidad de asombrar hoy en día, y por ello deberías considerar implantar una serie de innovaciones tecnológicas que te ayuden a captar clientes. El problema reside, en muchas ocasiones, en tener una idea potente que te diferencie de los demás. Y, por supuesto, en tener la capacidad y los recursos para llevarla a cabo. Si no tienes a mano a un Joaquín que te ilumine con sus ideas, es preferible ver qué acciones están llevando a cabo otros restaurantes y ver si las puedes adaptar al tuyo. También es importante mantener la mente abierta. La tecnología pone al alcance de tu mano un mundo de posibilidades amplísimo y que es probable que desconozcas. En este artículo no te vamos a descubrir quién levantará la Orejona el próximo año, pero sí cuáles son las ideas más innovadoras para tu negocio. Domino’s Pizza: comunicación omnicanal La conocida cadena de pizzerías es una de las que están más a la vanguardia en lo que a tecnología se refiere. Su última apuesta es el sistema AnyWare, que engloba todos los canales de comunicación mediante los cuales los usuarios pueden contactar con los establecimientos. Entre las aplicaciones que integra se encuentran Alexa, Google Home, Slack, Messenger, Zero Click, Twitter, Smart Watch, etc. Este mecanismo de omnicanalidad facilita la comunicación con los clientes, al tiempo que proyecta una imagen de amplio conocimiento digital de la compañía. Five Guys: control sensorizado de temperatura La franquicia de hamburguesas, cuya popularidad ascendió después de que Obama hiciese público su gusto por ellas, utiliza sensores de temperatura que funcionan vía Bluetooth. Es obvio que la temperatura es uno de los factores principales para cualquier restaurante. No todos los alimentos necesitan las mismas condiciones de almacenamiento y cocinado, por lo que debes estar muy pendiente de que cada zona esté a la temperatura adecuada. Para conseguir que este proceso sea más eficiente, el restaurante comenzó a utilizar estos sensores en los refrigeradores, la cocina y las máquinas de batidos de sus establecimientos. Además del ahorro de tiempo que supone a los trabajadores el control de la temperatura, una de las grandes ventajas de este sistema es la reducción de desperdicios alimentarios. En caso de que se produzca algún fallo, el dueño del restaurante tiene la opción de recibir una alerta en un dispositivo electrónico en el momento. KFC: formación a través de realidad virtual De una cadena de hamburguesas pasamos a la más conocida de pollo. Kentucky Fried Chicken utiliza la realidad virtual en la formación de sus empleados mezclando un componente lúdico. Ha desarrollado un videojuego, simulando una escape room, en el que los candidatos deben conseguir todos los pasos de la receta clásica de pollo que sirven en sus restaurantes. El objetivo no es otro que comprobar cómo se desenvolverían los aspirantes a trabajadores. Si bien es verdad que esta prueba no es suficiente para demostrar su soltura en la cocina, actúa como un primer filtro durante el proceso de selección. En el siguiente vídeo te mostramos en qué consiste este juego: Food Ink: menú en impresión 3D Este restaurante, ubicado en Londres, se define como el primer restaurante en impresión 3D del mundo. La particularidad que tiene es clara: tanto los alimentos que sirve como los utensilios y los muebles están producidos mediante impresión 3D. Las "tintas" están compuestas por pastas a base de alimentos procesados, por lo que son totalmente comestibles. De esta forma el cliente siente una inmersión total en un universo más propio del futuro que nos imaginamos que del presente. Aunque la idea comenzó con un establecimiento fijo en la capital británica, hoy en día se ha convertido en una propuesta itinerante que va cambiando de ciudad. Su eslogan, "Taste Tomorrow Today" (‘Prueba el mañana hoy’), transmite la esencia del establecimiento: acercar las técnicas del futuro a las costumbres actuales. Ya has visto que la innovación tecnológica también llega a la gastronomía, y tu restaurante no puede quedarse atrás. Cuanta más capacidad de sorprender a tus clientes tengas, mayor satisfacción sentirán y, consecuentemente, mejor reputación obtendrá tu negocio.

Los grandes entrenadores tienen algo que los diferencia del resto: todos sus jugadores creen ciegamente en lo que ellos proponen. Les siguen sin siquiera dudarlo. Sus consejos son la brújula que les guía sobre el campo. Son, en cierto modo, un oráculo en el que encuentran respuesta para todas las situaciones del partido. Seguro que, después de esta introducción, se os ha venido a la cabeza el mismo que a nosotros… Para aquellos cuyo talento futbolístico no nos permitió llegar más allá de las ligas de barrio y para los que ni han tocado nunca un balón ni tienen intención de hacerlo, lo más parecido a un oráculo que tenemos en la vida real es Google Maps. Cuando estamos en la calle (nuestro particular terreno de juego) le preguntamos constantemente dónde está este o aquel restaurante, si hay supermercados cerca de mí, cuál es el cajero a menor distancia, etc. Por esto, es fundamental que los negocios estén siempre bien posicionados en esta plataforma y sus dueños muy atentos a las nuevas funcionalidades que les ofrece. Especialmente, los propietarios de bares y restaurantes. Porque igual que Cádiz fue la ciudad perfecta para que “El Mágico” sacase todo su fútbol, Google Maps es la plataforma idónea para que los negocios de hostelería capten potenciales clientes. Grupos, recomendaciones y lista foodie Recientemente, Google Maps ha anunciado tres nuevas funcionalidades que pueden resultar realmente útiles para bares y restaurantes. A continuación, pasamos a detallar sus principales características y cómo te ayudarán a llenar tu establecimiento: 1. Elección en grupo o para eventos especiales Hace unos meses Google hizo público que ya se podían gestionar reservas a través de Maps. Ahora, amplían las utilidades de la herramienta permitiendo a los usuarios elegir restaurante rápidamente para grupos o eventos. El funcionamiento es muy sencillo: Entra en Google Maps y selecciona “Restaurantes” para acceder a aquellos que están próximos: Pulsa sobre el restaurante que interese. Una vez se abra su ventana, mantén pulsado y arrastra sobre la esquina inferior derecha. Suelta en el apartado “Añadir a la lista”. Puedes incluir tantos como quieras: Comparte la lista con los contactos desde “Compartir”. Cada uno puede votar por aquel o aquellos restaurantes que más -o menos- le gusten. Al final, Google los ordenará según los que hayan sido más votados para facilitar la elección: 2. Machine Learning para encontrar restaurantes compatibles Si a un usuario le gusta un tipo de comida similar al que ofertas en tu restaurante o suele visitar otros de estilo parecido, estás de enhorabuena, porque ahora hay más posibilidades de que Google Maps le recomiende tu negocio. Y es que la plataforma ha incluido en su última actualización una pestaña denominada “Para ti”. ¿Cómo funciona? El usuario, al entrar en la app de Google Maps, encontrará en la zona inferior derecha una nueva pestaña, “Para ti”. Gracias al Machine Learning, una vez acceda, verá los restaurantes y otros establecimientos afines a él en función de los lugares que ha visitado anteriormente, el tipo de establecimiento en el que ha comido o sobre el que ha opinado, o nuevas aperturas que pueden coincidir con sus gustos: Además, podrá configurar las zonas que quiere descubrir o que va a visitar, por ejemplo, en un próximo viaje: Como verás, es fundamental que tengas tu perfil de Google Maps optimizado. Cuanta más información y opiniones contenga, más posibilidades de hacer “match” con los usuarios. 3. Los favoritos de los “Foodies” Al explorar los restaurantes de una zona, Google Maps ha potenciado la información que pone a disposición del usuario. Basándose en las últimas reseñas, visitas y valoraciones, el algoritmo de Google y páginas especializadas como The Infautuation, ofrece una lista actualizada de los restaurantes favoritos de los usuarios. A continuación te mostramos un ejemplo de la zona de “Hispanoamérica” en Madrid: Estar en esa lista será como llevarse una Champions. Así que pon a punto tu estrategia rellenando tu ficha en Google Maps, activa a tus mejores jugadores/clientes para que dejen comentarios positivos y comienza a ganar partidos en la liga de los restaurantes.  

Los clientes buscan cada vez más establecimientos que les sorprendan, en los que encuentren algo diferente y novedoso para ellos. Y es que la sorpresa es, en muchas ocasiones, el aspecto que más influye en la percepción final de cualquier acción. Y, si no, que se lo digan a Pellegrini tras el ‘Alcorconazo’... La tecnología es la piedra angular sobre la que se asienta la capacidad de asombrar hoy en día, y por ello deberías considerar implantar una serie de innovaciones tecnológicas que te ayuden a captar clientes. El problema reside, en muchas ocasiones, en tener una idea potente que te diferencie de los demás. Y, por supuesto, en tener la capacidad y los recursos para llevarla a cabo. Si no tienes a mano a un Joaquín que te ilumine con sus ideas, es preferible ver qué acciones están llevando a cabo otros restaurantes y ver si las puedes adaptar al tuyo. También es importante mantener la mente abierta. La tecnología pone al alcance de tu mano un mundo de posibilidades amplísimo y que es probable que desconozcas. En este artículo no te vamos a descubrir quién levantará la Orejona el próximo año, pero sí cuáles son las ideas más innovadoras para tu negocio. Domino’s Pizza: comunicación omnicanal La conocida cadena de pizzerías es una de las que están más a la vanguardia en lo que a tecnología se refiere. Su última apuesta es el sistema AnyWare, que engloba todos los canales de comunicación mediante los cuales los usuarios pueden contactar con los establecimientos. Entre las aplicaciones que integra se encuentran Alexa, Google Home, Slack, Messenger, Zero Click, Twitter, Smart Watch, etc. Este mecanismo de omnicanalidad facilita la comunicación con los clientes, al tiempo que proyecta una imagen de amplio conocimiento digital de la compañía. Five Guys: control sensorizado de temperatura La franquicia de hamburguesas, cuya popularidad ascendió después de que Obama hiciese público su gusto por ellas, utiliza sensores de temperatura que funcionan vía Bluetooth. Es obvio que la temperatura es uno de los factores principales para cualquier restaurante. No todos los alimentos necesitan las mismas condiciones de almacenamiento y cocinado, por lo que debes estar muy pendiente de que cada zona esté a la temperatura adecuada. Para conseguir que este proceso sea más eficiente, el restaurante comenzó a utilizar estos sensores en los refrigeradores, la cocina y las máquinas de batidos de sus establecimientos. Además del ahorro de tiempo que supone a los trabajadores el control de la temperatura, una de las grandes ventajas de este sistema es la reducción de desperdicios alimentarios. En caso de que se produzca algún fallo, el dueño del restaurante tiene la opción de recibir una alerta en un dispositivo electrónico en el momento. KFC: formación a través de realidad virtual De una cadena de hamburguesas pasamos a la más conocida de pollo. Kentucky Fried Chicken utiliza la realidad virtual en la formación de sus empleados mezclando un componente lúdico. Ha desarrollado un videojuego, simulando una escape room, en el que los candidatos deben conseguir todos los pasos de la receta clásica de pollo que sirven en sus restaurantes. El objetivo no es otro que comprobar cómo se desenvolverían los aspirantes a trabajadores. Si bien es verdad que esta prueba no es suficiente para demostrar su soltura en la cocina, actúa como un primer filtro durante el proceso de selección. En el siguiente vídeo te mostramos en qué consiste este juego: Food Ink: menú en impresión 3D Este restaurante, ubicado en Londres, se define como el primer restaurante en impresión 3D del mundo. La particularidad que tiene es clara: tanto los alimentos que sirve como los utensilios y los muebles están producidos mediante impresión 3D. Las "tintas" están compuestas por pastas a base de alimentos procesados, por lo que son totalmente comestibles. De esta forma el cliente siente una inmersión total en un universo más propio del futuro que nos imaginamos que del presente. Aunque la idea comenzó con un establecimiento fijo en la capital británica, hoy en día se ha convertido en una propuesta itinerante que va cambiando de ciudad. Su eslogan, "Taste Tomorrow Today" (‘Prueba el mañana hoy’), transmite la esencia del establecimiento: acercar las técnicas del futuro a las costumbres actuales. Ya has visto que la innovación tecnológica también llega a la gastronomía, y tu restaurante no puede quedarse atrás. Cuanta más capacidad de sorprender a tus clientes tengas, mayor satisfacción sentirán y, consecuentemente, mejor reputación obtendrá tu negocio.

Los grandes entrenadores tienen algo que los diferencia del resto: todos sus jugadores creen ciegamente en lo que ellos proponen. Les siguen sin siquiera dudarlo. Sus consejos son la brújula que les guía sobre el campo. Son, en cierto modo, un oráculo en el que encuentran respuesta para todas las situaciones del partido. Seguro que, después de esta introducción, se os ha venido a la cabeza el mismo que a nosotros… Para aquellos cuyo talento futbolístico no nos permitió llegar más allá de las ligas de barrio y para los que ni han tocado nunca un balón ni tienen intención de hacerlo, lo más parecido a un oráculo que tenemos en la vida real es Google Maps. Cuando estamos en la calle (nuestro particular terreno de juego) le preguntamos constantemente dónde está este o aquel restaurante, si hay supermercados cerca de mí, cuál es el cajero a menor distancia, etc. Por esto, es fundamental que los negocios estén siempre bien posicionados en esta plataforma y sus dueños muy atentos a las nuevas funcionalidades que les ofrece. Especialmente, los propietarios de bares y restaurantes. Porque igual que Cádiz fue la ciudad perfecta para que “El Mágico” sacase todo su fútbol, Google Maps es la plataforma idónea para que los negocios de hostelería capten potenciales clientes. Grupos, recomendaciones y lista foodie Recientemente, Google Maps ha anunciado tres nuevas funcionalidades que pueden resultar realmente útiles para bares y restaurantes. A continuación, pasamos a detallar sus principales características y cómo te ayudarán a llenar tu establecimiento: 1. Elección en grupo o para eventos especiales Hace unos meses Google hizo público que ya se podían gestionar reservas a través de Maps. Ahora, amplían las utilidades de la herramienta permitiendo a los usuarios elegir restaurante rápidamente para grupos o eventos. El funcionamiento es muy sencillo: Entra en Google Maps y selecciona “Restaurantes” para acceder a aquellos que están próximos: Pulsa sobre el restaurante que interese. Una vez se abra su ventana, mantén pulsado y arrastra sobre la esquina inferior derecha. Suelta en el apartado “Añadir a la lista”. Puedes incluir tantos como quieras: Comparte la lista con los contactos desde “Compartir”. Cada uno puede votar por aquel o aquellos restaurantes que más -o menos- le gusten. Al final, Google los ordenará según los que hayan sido más votados para facilitar la elección: 2. Machine Learning para encontrar restaurantes compatibles Si a un usuario le gusta un tipo de comida similar al que ofertas en tu restaurante o suele visitar otros de estilo parecido, estás de enhorabuena, porque ahora hay más posibilidades de que Google Maps le recomiende tu negocio. Y es que la plataforma ha incluido en su última actualización una pestaña denominada “Para ti”. ¿Cómo funciona? El usuario, al entrar en la app de Google Maps, encontrará en la zona inferior derecha una nueva pestaña, “Para ti”. Gracias al Machine Learning, una vez acceda, verá los restaurantes y otros establecimientos afines a él en función de los lugares que ha visitado anteriormente, el tipo de establecimiento en el que ha comido o sobre el que ha opinado, o nuevas aperturas que pueden coincidir con sus gustos: Además, podrá configurar las zonas que quiere descubrir o que va a visitar, por ejemplo, en un próximo viaje: Como verás, es fundamental que tengas tu perfil de Google Maps optimizado. Cuanta más información y opiniones contenga, más posibilidades de hacer “match” con los usuarios. 3. Los favoritos de los “Foodies” Al explorar los restaurantes de una zona, Google Maps ha potenciado la información que pone a disposición del usuario. Basándose en las últimas reseñas, visitas y valoraciones, el algoritmo de Google y páginas especializadas como The Infautuation, ofrece una lista actualizada de los restaurantes favoritos de los usuarios. A continuación te mostramos un ejemplo de la zona de “Hispanoamérica” en Madrid: Estar en esa lista será como llevarse una Champions. Así que pon a punto tu estrategia rellenando tu ficha en Google Maps, activa a tus mejores jugadores/clientes para que dejen comentarios positivos y comienza a ganar partidos en la liga de los restaurantes.  

En busca del jugador revelación de la temporada podríamos viajar hasta Valencia para visitar a Gonçalo Guedes, a Villarreal para ver a Rodri o a Bilbao para disfrutar del juego de Unai Núñez, por poner algunos ejemplos. Sin embargo, ha sido en Almansa, provincia de Albacete, donde hemos descubierto a un crack que se desenvuelve con tanta destreza tras los fogones como en las redes sociales. Se trata del restaurante De Cuchara, ubicado en el Hotel Blu de la localidad manchega. Antes de que cualquier otro ojeador quiera tenerlo en su equipo, hemos decidido por unanimidad incorporarlo a nuestro Dream Team. Y es que en De Cuchara, el excelente trato al cliente y una suculenta cocina tradicional y de mercado les ha permitido ser el establecimiento de referencia en la zona de la puerta de Levante. Pero esto no es todo, porque han demostrado también saber perfectamente cómo “jugar” su partido en el terreno de las redes sociales, lo que les ha convertido en uno de los ganadores del mes de febrero del Programa de Premios Vodafone TV Bares. Estas son algunas de las razones que nos han llevado a ficharles para nuestro Dream Team: Porque son un equipo 100% involucrado en las redes sociales: Y si no mira esta imagen con la que participaron en nuestro programa, ¡lo tiene todo! El hasthag #LoVemosEnElBar, la ubicación del hotel, las competiciones que van a retransmitir y, por supuesto, una imagen del equipo del restaurante apoyando a sus clubes con las respectivas camisetas. ¡Muy bien jugado!   Porque utilizan diferentes formatos en sus publicaciones: Como hemos comentado en otros posts, cuanto más visuales sean tus publicaciones en las redes sociales, mayor engagement obtendrán. En De Cuchara lo saben y, además de incluir imágenes, han preparado este vídeo sobre cómo servir el vermut, incluyendo además el hashtag correspondiente. Una jugada de pizarra.   Porque transmiten cercanía y transparencia a sus seguidores: Una de las recomendaciones más habituales para los restaurantes presentes en las redes sociales es que no se limiten simplemente a mostrar su carta y su número de teléfono, sino que enseñen también su local, su manera de cocinar o “presenten” a su equipo. Con este tipo de publicaciones, se transmite cercanía y transparencia a los seguidores.   Porque están al día de todo lo que se mueve en las redes: Un buen ejemplo de ello es que saben sumarse a las llamadas k-dates, esto es, fechas especiales o días mundiales -en este caso gastronómicos- que tienen gran éxito en las redes sociales. Por ejemplo, esta es la publicación que prepararon para sumarse al #díainternacionaldelacroqueta   Porque saben que los clientes son lo más importante: En DeCuchara no dudan cuando de cuidar a sus comensales se trata. Por eso, también agradecen las buenas opiniones de los clientes en las redes sociales. Incluso con humor, como en esta publicación, hablando de una nota manuscrita como el #Tripadvisor1.0. Bravo.   Porque crean sus propios hashtags: Además de sumarse a los hashtags tendencia en las redes sociales, en De Cuchara han tirado de creatividad para crear el suyo propio: #acomeralBlu, una iniciativa que aplaudimos. Por todas estas razones y algunas más, De Cuchara pasa a formar parte de nuestro Dream Team. ¡Enhorabuena!

Ingenio, imaginación, creatividad, buen humor y una pizca de amor por los colores: estos son los ingredientes que han utilizado los bares en el primer mes del Programa de Premios Vodafone TV Bares para crear sus publicaciones estrella en las redes sociales, demostrando que se les da tan bien la gestión de sus perfiles como la de sus establecimientos. Cada uno en su estilo y apoyando a su equipo, lo cierto es que han sido muchos los bares que se han sumado al hashtag #LoVemosEnElBar y han descargado las imágenes gratuitas de su área privada para hacer sus publicaciones más atractivas y, de paso, ganar entradas para ver a su equipo en vivo y en directo. Hemos seleccionado solo algunas de ellas para que te sirvan de inspiración y te ayuden a promocionar tus retransmisiones deportivas: 1. Waksman 14 Bar Restaurante, Madrid El gerente de Waksman 14, establecimiento ubicado en Madrid, ha demostrado que domina perfectamente las redes sociales y que sabe cómo aprovechar todos los recursos que #LoVemosEnElBar le ofrece para promocionar los partidos que retransmitirá. Como podrás ver en las siguientes publicaciones, ha utilizado diferentes hashtags para combinar fútbol y gastronomía. Además, ha complementado uno de sus posts con imágenes extraídas de nuestra programación.   2. Duppy Café, Valencia Valenciano y valencianista, así es Duppy Café, un establecimiento donde el fútbol es el principal protagonista de su muro de Facebook. En este caso, Duppy también completa sus publicaciones con imágenes, a las que añade hashtags relacionados con el fútbol. Además, hace un guiño a su equipo, el Valencia, con el #siempreamunt. 3. Bar Garibaldi, Fuenlabrada José Lázaro, del Bar Garibaldi, nos ha enseñado cómo a través de un tweet puede dar a conocer muchos aspectos de su bar. Para conseguirlo, ha compartido la ficha de su establecimiento en #LoVemosEnElBar, donde ha incluido imágenes, localización, una descripción del bar, sus servicios (terraza, WiFi, etc.) y hasta los equipos favoritos de sus clientes. De esta forma, José utiliza tanto las redes sociales como el buscador de #LoVemosEnElBar para promocionar sus retransmisiones deportivas y hacerse visible ante los futboleros que estén buscando un lugar donde seguir a su equipo. 4. Cervecería El Muro Benimaclet, Valencia Volvemos a Valencia y nos dirigimos hasta un muro de Facebook que respira fútbol, el de la Cervecería El Muro Benimaclet. Además de una muy completa utilización de hashtags, incluye en sus publicaciones una oferta específica para dinamizar sus partidos: “Si vienes con la camiseta del Valencia, te invitamos al primer doble que te tomes”. Sin duda, un lugar donde ver a los “che” en un ambiente futbolero. 5. PanchitoAribau, Barcelona Y de Valencia a Barcelona para llegar al muro de PanchitoAribau, un restaurante mexicano que además utiliza las imágenes del área privada de #LoVemosEnElBar para avisar a sus clientes de los partidos que va a retransmitir. 6. La Tahona, Girona En Girona están de enhorabuena: en su primera temporada en LaLiga Santander, el conjunto de Pablo Machín está cuajando una actuación muy destacada, hasta el punto de que todo parece indicar que no pasará apuros para mantener la categoría. La ciudad vibra con su equipo y los bares no iban a ser menos. Tanto que se atreven con publicaciones tan originales como la siguiente: una composición con la camiseta del Girona, una apetecible ración de boquerones y un mensaje claro: “Nos lo vamos a comer… AMUNT GIRONA”. Y, por supuesto, que no falte el hashtag #LoVemosEnElBar. ¡Nos declaremos seguidores incondicionales de La Tahona!

En busca del jugador revelación de la temporada podríamos viajar hasta Valencia para visitar a Gonçalo Guedes, a Villarreal para ver a Rodri o a Bilbao para disfrutar del juego de Unai Núñez, por poner algunos ejemplos. Sin embargo, ha sido en Almansa, provincia de Albacete, donde hemos descubierto a un crack que se desenvuelve con tanta destreza tras los fogones como en las redes sociales. Se trata del restaurante De Cuchara, ubicado en el Hotel Blu de la localidad manchega. Antes de que cualquier otro ojeador quiera tenerlo en su equipo, hemos decidido por unanimidad incorporarlo a nuestro Dream Team. Y es que en De Cuchara, el excelente trato al cliente y una suculenta cocina tradicional y de mercado les ha permitido ser el establecimiento de referencia en la zona de la puerta de Levante. Pero esto no es todo, porque han demostrado también saber perfectamente cómo “jugar” su partido en el terreno de las redes sociales, lo que les ha convertido en uno de los ganadores del mes de febrero del Programa de Premios Vodafone TV Bares. Estas son algunas de las razones que nos han llevado a ficharles para nuestro Dream Team: Porque son un equipo 100% involucrado en las redes sociales: Y si no mira esta imagen con la que participaron en nuestro programa, ¡lo tiene todo! El hasthag #LoVemosEnElBar, la ubicación del hotel, las competiciones que van a retransmitir y, por supuesto, una imagen del equipo del restaurante apoyando a sus clubes con las respectivas camisetas. ¡Muy bien jugado!   Porque utilizan diferentes formatos en sus publicaciones: Como hemos comentado en otros posts, cuanto más visuales sean tus publicaciones en las redes sociales, mayor engagement obtendrán. En De Cuchara lo saben y, además de incluir imágenes, han preparado este vídeo sobre cómo servir el vermut, incluyendo además el hashtag correspondiente. Una jugada de pizarra.   Porque transmiten cercanía y transparencia a sus seguidores: Una de las recomendaciones más habituales para los restaurantes presentes en las redes sociales es que no se limiten simplemente a mostrar su carta y su número de teléfono, sino que enseñen también su local, su manera de cocinar o “presenten” a su equipo. Con este tipo de publicaciones, se transmite cercanía y transparencia a los seguidores.   Porque están al día de todo lo que se mueve en las redes: Un buen ejemplo de ello es que saben sumarse a las llamadas k-dates, esto es, fechas especiales o días mundiales -en este caso gastronómicos- que tienen gran éxito en las redes sociales. Por ejemplo, esta es la publicación que prepararon para sumarse al #díainternacionaldelacroqueta   Porque saben que los clientes son lo más importante: En DeCuchara no dudan cuando de cuidar a sus comensales se trata. Por eso, también agradecen las buenas opiniones de los clientes en las redes sociales. Incluso con humor, como en esta publicación, hablando de una nota manuscrita como el #Tripadvisor1.0. Bravo.   Porque crean sus propios hashtags: Además de sumarse a los hashtags tendencia en las redes sociales, en De Cuchara han tirado de creatividad para crear el suyo propio: #acomeralBlu, una iniciativa que aplaudimos. Por todas estas razones y algunas más, De Cuchara pasa a formar parte de nuestro Dream Team. ¡Enhorabuena!

Ingenio, imaginación, creatividad, buen humor y una pizca de amor por los colores: estos son los ingredientes que han utilizado los bares en el primer mes del Programa de Premios Vodafone TV Bares para crear sus publicaciones estrella en las redes sociales, demostrando que se les da tan bien la gestión de sus perfiles como la de sus establecimientos. Cada uno en su estilo y apoyando a su equipo, lo cierto es que han sido muchos los bares que se han sumado al hashtag #LoVemosEnElBar y han descargado las imágenes gratuitas de su área privada para hacer sus publicaciones más atractivas y, de paso, ganar entradas para ver a su equipo en vivo y en directo. Hemos seleccionado solo algunas de ellas para que te sirvan de inspiración y te ayuden a promocionar tus retransmisiones deportivas: 1. Waksman 14 Bar Restaurante, Madrid El gerente de Waksman 14, establecimiento ubicado en Madrid, ha demostrado que domina perfectamente las redes sociales y que sabe cómo aprovechar todos los recursos que #LoVemosEnElBar le ofrece para promocionar los partidos que retransmitirá. Como podrás ver en las siguientes publicaciones, ha utilizado diferentes hashtags para combinar fútbol y gastronomía. Además, ha complementado uno de sus posts con imágenes extraídas de nuestra programación.   2. Duppy Café, Valencia Valenciano y valencianista, así es Duppy Café, un establecimiento donde el fútbol es el principal protagonista de su muro de Facebook. En este caso, Duppy también completa sus publicaciones con imágenes, a las que añade hashtags relacionados con el fútbol. Además, hace un guiño a su equipo, el Valencia, con el #siempreamunt. 3. Bar Garibaldi, Fuenlabrada José Lázaro, del Bar Garibaldi, nos ha enseñado cómo a través de un tweet puede dar a conocer muchos aspectos de su bar. Para conseguirlo, ha compartido la ficha de su establecimiento en #LoVemosEnElBar, donde ha incluido imágenes, localización, una descripción del bar, sus servicios (terraza, WiFi, etc.) y hasta los equipos favoritos de sus clientes. De esta forma, José utiliza tanto las redes sociales como el buscador de #LoVemosEnElBar para promocionar sus retransmisiones deportivas y hacerse visible ante los futboleros que estén buscando un lugar donde seguir a su equipo. 4. Cervecería El Muro Benimaclet, Valencia Volvemos a Valencia y nos dirigimos hasta un muro de Facebook que respira fútbol, el de la Cervecería El Muro Benimaclet. Además de una muy completa utilización de hashtags, incluye en sus publicaciones una oferta específica para dinamizar sus partidos: “Si vienes con la camiseta del Valencia, te invitamos al primer doble que te tomes”. Sin duda, un lugar donde ver a los “che” en un ambiente futbolero. 5. PanchitoAribau, Barcelona Y de Valencia a Barcelona para llegar al muro de PanchitoAribau, un restaurante mexicano que además utiliza las imágenes del área privada de #LoVemosEnElBar para avisar a sus clientes de los partidos que va a retransmitir. 6. La Tahona, Girona En Girona están de enhorabuena: en su primera temporada en LaLiga Santander, el conjunto de Pablo Machín está cuajando una actuación muy destacada, hasta el punto de que todo parece indicar que no pasará apuros para mantener la categoría. La ciudad vibra con su equipo y los bares no iban a ser menos. Tanto que se atreven con publicaciones tan originales como la siguiente: una composición con la camiseta del Girona, una apetecible ración de boquerones y un mensaje claro: “Nos lo vamos a comer… AMUNT GIRONA”. Y, por supuesto, que no falte el hashtag #LoVemosEnElBar. ¡Nos declaremos seguidores incondicionales de La Tahona!

El marketing es un mundo en constante evolución, tanto como los colores de las botas de los futbolistas. Sin embargo, dejando por un momento a un lado tendencias más actuales como el neuromarketing o el marketing automation, existe una rama que no por conocida ha perdido ni un ápice de efectividad para bares y restaurantes, el marketing visual. En el mundo del fútbol funciona igual, por eso los anuncios de calzoncillos los protagonizan Ljungberg, Beckham, Figo y Cannavaro mientras que Rooney, Di María, Tévez, Rustu, Jaap Stam y Mariano Pernía todavía están esperando una llamada. Vestidos. Bromas aparte, ¿qué es entonces el marketing visual? Se trata de la disciplina que estudia cómo utilizar elementos visuales para comunicar aquello que quieres transmitir sobre tu marca o negocio y orientar la decisión de compra. Si no te ha quedado del todo claro o le ves una aplicación para tu restaurante, apunta estas 7 tácticas: 1. Diseño y mobiliario acorde a tu comida Comer es un placer y, como tal, el cliente busca que sea una experiencia de la que disfrutar. Por eso, es necesario que se sienta realmente a gusto el tiempo que permanezca en tu restaurante. Pero para que así sea, primero tienes que captar su atención y conseguir que entre. El interiorismo es esencial para ello: Hay que atraer a los clientes desde la calle, por lo que es recomendable que el salón sea visible desde la misma. Escoge bien los colores, en consonancia con el tipo de comida que ofrezcas y la imagen que desees trasladar: evita los azules, el subconsciente lo asocia a toxinas y puede producir pérdida de apetito; los neutros dan imagen de seriedad y elegancia; los oscuros transmiten un ambiente más íntimo y acogedor; los claros y blancos se asocian a una imagen más fresca y desenfadada. Piensa la distribución de las mesas: tienen que estar lo suficientemente separadas para que no sea incómodo ni den sensación de agobio. No ubiques clientes al lado del baño o de la puerta. Otros elementos como la cubertería, las mesas y sillas o la barra deberán coordinarse con la decoración y complementar la idea que se quiera dar del restaurante. 2. Iluminación, en su justa medida El consejo aquí es claro y conciso: la iluminación tiene que transmitir intimidad y comodidad, por lo que no debe ser ni demasiado clara como en una tienda o un supermercado ni demasiado oscura. A ser posible, que sirva para potenciar colores y texturas. 3. Ubicación del producto En tu establecimiento hay ubicaciones preferentes para llamar la atención del usuario y orientar su decisión de compra. Por ejemplo, habrás percibido que algunos restaurantes sitúan cerca de las mesas los botelleros de vino para incentivar, a través del subconsciente, las ganas de consumir este producto en concreto. Otro ejemplo lo habrás visto en las marisquerías, que disponen de una pecera desde donde poder seleccionar el producto. En esta línea, los establecimientos especializados en carne suelen mostrar las piezas o cortes, ya sea en el escaparate o en una vitrina en el interior. Por último, no es extraño ver las botellas de bebidas detrás de la barra. De este modo, cuando un cliente va a pedir, ve toda la gama de producto, desde las marcas más asequibles a otras más caras. 4. La carta, esencial en tu estrategia de marketing visual Olvídate de cartas con cientos de platos que “aburran” a tus clientes y generen más dudas y desconcierto que apetito. En otras palabras, no seas como Denílson en el Betis, 500 regates y nula efectividad. Sé más como Busquets, pocos toques y todos con criterio. A nivel de diseño, destaca tipográficamente los platos más representativos del local, los de temporada o aquellas nuevas creaciones culinarias que quieres que prueben los comensales, es decir, lo que más te interese vender. En este punto, según El Tenedor, los clientes prestan más atención a los platos ubicados en la zona superior derecha de la carta y en la esquina inferior izquierda, el denominado “Triángulo de oro” de la restauración. Otros consejos: Incorpora una explicación breve de cada plato. Palabras como “fresco”, “orgánico”, “local” o “kilómetro 0” suelen funcionar bien. Si es posible, incluye una fotografía de los platos (o al menos de los más destacados). Recuerda que el hambre también entra por los ojos. Que sean realistas y apetitosas, nada de imágenes de Internet. Escoge bien los colores de la carta: vuelve a evitar el azul y elige otros como el verde, que transmite frescura y que el producto es saludable; o el naranja, que incentiva el apetito. Juega con el tamaño de las imágenes: Los productos que quieras vender por tener un margen más alto, ilústralos con fotografías más de mayor tamaño. Si un plato no vende, elimínalo de la carta. Ejemplo de carta breve, con un diseño sobrio, en la que se resaltan las especialidades y se incluyen imágenes cuidadas 5. Aprovechamiento de soportes para promociones Cuando buscas dar a conocer tus promociones y ofertas, utilizar todos los soportes a tu alcance puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de la iniciativa. Desde las clásicas pizarras a pantallas donde colocar vídeos con ofertas especiales, pasando por carteles en el centro de mesa o manteles de papel serigrafiados. Cualquier soporte es útil para “entrar por los ojos” del cliente, el objetivo del marketing visual. 6. Flyers o folletos La clave en este caso es definir perfectamente el mensaje que se quiere dar y resaltarlo gráficamente, no incluir tal cantidad de impactos que parezca la sección de anuncios del periódico. Puedes utilizar los flyers como soporte para dar a conocer menús especiales, ofertas, servicios a los clientes, eventos especiales o retransmisiones deportivas. A nivel de diseño, no olvides destacar aquellos beneficios que puedan hacer a un potencial cliente decantarse por tu restaurante frente a la competencia: precios, tamaño, calidad de los productos o velocidad en el servicio o la entrega, por ejemplo. Importantísimo: Cuida la resolución de las imágenes, que al imprimirlas se vean totalmente nítidas. Una imagen borrosa o descuidada empeorará la percepción del posible cliente. Por último, aunque no menos importante, incluye un texto que incite a la acción: “Sólo hoy”, “Promoción limitada”, “Válida hasta fin de existencias”, etc. Este flyer contiene los horarios, imágenes en alta resolución, una llamada a la acción y, además, resalta el precio.  7. El packaging, un reflejo en movimiento de tu restaurante Si tienes servicio a domicilio o para llevar, presta especial atención al packaging o embalaje de los productos. Ten en cuenta que es un elemento que contribuye a hacer imagen de marca y que, además, está en constante movimiento, pues depende de dónde lo lleve el cliente o repartidor, por lo que el alcance e impacto de tu servicio se incrementa. No te compliques en exceso, un diseño sencillo pero cuidado puede dar muy buenos resultados. Veámoslo con el ejemplo de Embutique, una empresa de comida española en Londres. En sus envases incluye el logo, el nombre de la empresa, una breve descripción del tipo de comida y, en las bolsas, frases con las que captar la atención. Además, introduce en cada envío una tarjeta.

Si preguntas a cualquier entrenador, te dirá que en su equipo quiere a jugadores que decidan los partidos, que le hagan ganar. Que quiere a ese futbolista resolutivo que marque la diferencia y les posicione por encima del resto de clubes con los que compite por un objetivo, ya sea la permanencia o el título. En el caso de bares y restaurantes, los nuevos hábitos de consumo han propiciado que un “jugador” emerja por encima del resto en el partido en el que se decide quién se quede con los clientes: las redes sociales. De entre todas, Instagram se ha convertido, por sus características propias, en la auténtica estrella. Y sí, estamos de acuerdo en que las individualidades no funcionan sin el conjunto, y que en un equipo todos suman, pero no podemos obviar que en todo club siempre hay un crack, un jugador franquicia. Por esto, tu estrategia debe incluir perfiles en varias redes sociales, pero pivotar en torno a Instagram. Por qué Instagram La primera y más importante de las razones para tener un perfil de Instagram de tu bar o restaurante es que es la red social que más crece actualmente y la de mayor penetración entre los jóvenes. Para que te hagas una idea, esta red cuenta con más de 600 millones de usuarios en total, 250 millones de usuarios diarios y, en este precioso momento, hay más de 90 millones de fotografías usando el hashtag #food (comida). Pero esto no queda aquí. ¿Sabías que, según un estudio de Febbo, el 32% de los clientes de los restaurantes hacen fotos de sus platos? Todos estos datos se traducen en todo un universo de oportunidades para que, a través de tus publicaciones en Instagram, puedas: Mostrar tus productos, platos y carta Enseñar el restaurante, su decoración o el ambiente que se crea en los servicios de comidas y cenas, en eventos especiales o viendo los partidos Presentar a tu personal y conseguir cercanía con el usuario Aumentar tu visibilidad online y llegar a más potenciales clientes Promocionar ofertas o descuentos Interactuar con tus clientes (apareciendo en fotos con ellos o a través de los comentarios) Conseguir que tus usuarios/seguidores te prescriban a otros Instagram: Manual de uso y ejemplos Una vez cuentes con tu perfil de Instagram, es el momento de “saltar al terreno de juego” para disputar una liga muy competida. Por eso, si quieres ganar, debes establecer un plan táctico y escoger bien a tus jugadores. Esto es, preparar una estrategia y elegir con sumo cuidado las fotos que publicas. Comenzando por el principio, el primer paso es completar tu perfil con una frase llamativa pero de utilidad para el usuario, que capte su atención pero que también incluya los datos necesarios: nombre, lugar, tipo de comida, horario, enlace a tu web… En términos futbolísticos, encontrar un jugador tan vistoso como efectivo, que juegue y haga jugar: Un Valerón, un Cazorla, un Silva. Por su parte, las imágenes que utilices deben ser de calidad. No nos malinterpretes, no tienen que estar hechas por un profesional, pero sí cuidadas: Bien enfocadas (basta con que antes de hacer la foto pulses con tu dedo en la pantalla del móvil) Bien iluminadas Por descontado, si haces fotografías de los platos que estos sean apetecibles y, si prefieres que las imágenes sean del local, asegúrate de que esté limpio y ordenado, que den ganas de visitarlo y no transmitan todo lo contrario Rectas Por último, ten en cuenta la composición. Si no tienes mucha práctica en esto de las fotos, la regla de los dos tercios siempre da buenos resultados. Divide mentalmente la imagen en 9 partes y sitúa los elementos principales de la imagen, aquellos que quieras destacar, en uno de los 4 puntos de intersección (ver imagen): conseguirás una foto mucho más natural que si sitúas en el centro el objeto principal.   Recuerda que, además, Instagram dispone de varios filtros para que puedas lograr el acabado perfecto en la imagen. Si aun así no estás contento con el resultado, puedes probar aplicaciones como InstaSize Photo Editor, que te permitirá lograr una apariencia mucho más profesional (disponible en Android y iOS). No olvides incluir hashtags como se hace en Twitter, esto es, etiquetas a tus publicaciones (por ejemplo, #BarLaEsquina #NocheDeChampions #LoVemosEnElBar). Mejor si son cortos y claros y te permiten unirte a alguna tendencia del día (imagina que es domingo, hay partido y lo vas a rentransmitir. Puedes utilizar #LaLiga o el hashtag oficial del partido, por ejemplo #ElClásico). Por último, no desestimes Stories, la función de Instagram para publicar fotografías y vídeos efímeros que desparecen a las 24 horas. España ocupa la cuarta posición mundial en producción de estas “historias”, superando en un 150% la media general, por lo que el mercado es amplio y está por explotar. 6 restaurantes “Instagramers” Hay restaurantes que se han tomado muy en serio su presencia en Instagram y han logrado un importante éxito, tanto a nivel de seguidores como de alcance e interacciones. Hemos seleccionado algunos ejemplos para que puedas conocer cómo lo están haciendo estos “jugones”: Lakasa Lakasa es uno de los mejores restaurantes de Madrid y uno de los que mejor utiliza Internet en general y las redes sociales en particular. César Martín, jefe de cocina de Lakasa, trabaja mano a mano con Riki F. Callejo, cocinero y responsable de comunicación. Su pasión por la cocina les lleva a querer compartir a diario en Instagram y otras redes sociales con cualquier amante de la cocina sus productos y su forma de trabajar. Sin duda, una apuesta por Internet tan decidida como ejemplar y eficaz.   Goiko Grill De Goiko Grill nos quedamos con una de sus campañas de promoción. Concretamente, la que crearon para animar a los usuarios a probar una de sus hamburguesas (la Kevin Bacon), inventando un hashtag propio: #KevinTeDeseo. Aquí, una recopilación de imágenes que esta campaña generó. 100 Montaditos 100 montaditos destacan por mantener un equilibrio muy interesante en la temática de sus imágenes: productos, microvídeos, lanzamientos, promociones y clientes. Además, utilizan hashtags y emoticonos cuando hay ocasión.   Ojalá El Restaurante Ojalá es muy conocido en Madrid entre otras cosas porque cuenta con un salón cuyo suelo es de arena de playa. ¿Por qué nos gusta? Por su original descripción y por la gran cantidad de imágenes de sus clientes que utilizan, fomentando la interacción con ellos.   Sala de Despiece Otro restaurante madrileño que, en este caso, nos llama la atención especialmente por su cercanía al usuario, algo que consigue, por ejemplo, presentándonos a todo su equipo o enseñándonos dónde “hacen la compra”:   Perrachica Un ejemplo de restaurante que cuida cada detalle en sus publicaciones, con especial atención a su decoración y a sus platos. Es complicado escoger cuál es nuestra imagen favorita. Y tú, ¿ya te has decidido a jugar en Instagram?

El marketing es un mundo en constante evolución, tanto como los colores de las botas de los futbolistas. Sin embargo, dejando por un momento a un lado tendencias más actuales como el neuromarketing o el marketing automation, existe una rama que no por conocida ha perdido ni un ápice de efectividad para bares y restaurantes, el marketing visual. En el mundo del fútbol funciona igual, por eso los anuncios de calzoncillos los protagonizan Ljungberg, Beckham, Figo y Cannavaro mientras que Rooney, Di María, Tévez, Rustu, Jaap Stam y Mariano Pernía todavía están esperando una llamada. Vestidos. Bromas aparte, ¿qué es entonces el marketing visual? Se trata de la disciplina que estudia cómo utilizar elementos visuales para comunicar aquello que quieres transmitir sobre tu marca o negocio y orientar la decisión de compra. Si no te ha quedado del todo claro o le ves una aplicación para tu restaurante, apunta estas 7 tácticas: 1. Diseño y mobiliario acorde a tu comida Comer es un placer y, como tal, el cliente busca que sea una experiencia de la que disfrutar. Por eso, es necesario que se sienta realmente a gusto el tiempo que permanezca en tu restaurante. Pero para que así sea, primero tienes que captar su atención y conseguir que entre. El interiorismo es esencial para ello: Hay que atraer a los clientes desde la calle, por lo que es recomendable que el salón sea visible desde la misma. Escoge bien los colores, en consonancia con el tipo de comida que ofrezcas y la imagen que desees trasladar: evita los azules, el subconsciente lo asocia a toxinas y puede producir pérdida de apetito; los neutros dan imagen de seriedad y elegancia; los oscuros transmiten un ambiente más íntimo y acogedor; los claros y blancos se asocian a una imagen más fresca y desenfadada. Piensa la distribución de las mesas: tienen que estar lo suficientemente separadas para que no sea incómodo ni den sensación de agobio. No ubiques clientes al lado del baño o de la puerta. Otros elementos como la cubertería, las mesas y sillas o la barra deberán coordinarse con la decoración y complementar la idea que se quiera dar del restaurante. 2. Iluminación, en su justa medida El consejo aquí es claro y conciso: la iluminación tiene que transmitir intimidad y comodidad, por lo que no debe ser ni demasiado clara como en una tienda o un supermercado ni demasiado oscura. A ser posible, que sirva para potenciar colores y texturas. 3. Ubicación del producto En tu establecimiento hay ubicaciones preferentes para llamar la atención del usuario y orientar su decisión de compra. Por ejemplo, habrás percibido que algunos restaurantes sitúan cerca de las mesas los botelleros de vino para incentivar, a través del subconsciente, las ganas de consumir este producto en concreto. Otro ejemplo lo habrás visto en las marisquerías, que disponen de una pecera desde donde poder seleccionar el producto. En esta línea, los establecimientos especializados en carne suelen mostrar las piezas o cortes, ya sea en el escaparate o en una vitrina en el interior. Por último, no es extraño ver las botellas de bebidas detrás de la barra. De este modo, cuando un cliente va a pedir, ve toda la gama de producto, desde las marcas más asequibles a otras más caras. 4. La carta, esencial en tu estrategia de marketing visual Olvídate de cartas con cientos de platos que “aburran” a tus clientes y generen más dudas y desconcierto que apetito. En otras palabras, no seas como Denílson en el Betis, 500 regates y nula efectividad. Sé más como Busquets, pocos toques y todos con criterio. A nivel de diseño, destaca tipográficamente los platos más representativos del local, los de temporada o aquellas nuevas creaciones culinarias que quieres que prueben los comensales, es decir, lo que más te interese vender. En este punto, según El Tenedor, los clientes prestan más atención a los platos ubicados en la zona superior derecha de la carta y en la esquina inferior izquierda, el denominado “Triángulo de oro” de la restauración. Otros consejos: Incorpora una explicación breve de cada plato. Palabras como “fresco”, “orgánico”, “local” o “kilómetro 0” suelen funcionar bien. Si es posible, incluye una fotografía de los platos (o al menos de los más destacados). Recuerda que el hambre también entra por los ojos. Que sean realistas y apetitosas, nada de imágenes de Internet. Escoge bien los colores de la carta: vuelve a evitar el azul y elige otros como el verde, que transmite frescura y que el producto es saludable; o el naranja, que incentiva el apetito. Juega con el tamaño de las imágenes: Los productos que quieras vender por tener un margen más alto, ilústralos con fotografías más de mayor tamaño. Si un plato no vende, elimínalo de la carta. Ejemplo de carta breve, con un diseño sobrio, en la que se resaltan las especialidades y se incluyen imágenes cuidadas 5. Aprovechamiento de soportes para promociones Cuando buscas dar a conocer tus promociones y ofertas, utilizar todos los soportes a tu alcance puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de la iniciativa. Desde las clásicas pizarras a pantallas donde colocar vídeos con ofertas especiales, pasando por carteles en el centro de mesa o manteles de papel serigrafiados. Cualquier soporte es útil para “entrar por los ojos” del cliente, el objetivo del marketing visual. 6. Flyers o folletos La clave en este caso es definir perfectamente el mensaje que se quiere dar y resaltarlo gráficamente, no incluir tal cantidad de impactos que parezca la sección de anuncios del periódico. Puedes utilizar los flyers como soporte para dar a conocer menús especiales, ofertas, servicios a los clientes, eventos especiales o retransmisiones deportivas. A nivel de diseño, no olvides destacar aquellos beneficios que puedan hacer a un potencial cliente decantarse por tu restaurante frente a la competencia: precios, tamaño, calidad de los productos o velocidad en el servicio o la entrega, por ejemplo. Importantísimo: Cuida la resolución de las imágenes, que al imprimirlas se vean totalmente nítidas. Una imagen borrosa o descuidada empeorará la percepción del posible cliente. Por último, aunque no menos importante, incluye un texto que incite a la acción: “Sólo hoy”, “Promoción limitada”, “Válida hasta fin de existencias”, etc. Este flyer contiene los horarios, imágenes en alta resolución, una llamada a la acción y, además, resalta el precio.  7. El packaging, un reflejo en movimiento de tu restaurante Si tienes servicio a domicilio o para llevar, presta especial atención al packaging o embalaje de los productos. Ten en cuenta que es un elemento que contribuye a hacer imagen de marca y que, además, está en constante movimiento, pues depende de dónde lo lleve el cliente o repartidor, por lo que el alcance e impacto de tu servicio se incrementa. No te compliques en exceso, un diseño sencillo pero cuidado puede dar muy buenos resultados. Veámoslo con el ejemplo de Embutique, una empresa de comida española en Londres. En sus envases incluye el logo, el nombre de la empresa, una breve descripción del tipo de comida y, en las bolsas, frases con las que captar la atención. Además, introduce en cada envío una tarjeta.

Si preguntas a cualquier entrenador, te dirá que en su equipo quiere a jugadores que decidan los partidos, que le hagan ganar. Que quiere a ese futbolista resolutivo que marque la diferencia y les posicione por encima del resto de clubes con los que compite por un objetivo, ya sea la permanencia o el título. En el caso de bares y restaurantes, los nuevos hábitos de consumo han propiciado que un “jugador” emerja por encima del resto en el partido en el que se decide quién se quede con los clientes: las redes sociales. De entre todas, Instagram se ha convertido, por sus características propias, en la auténtica estrella. Y sí, estamos de acuerdo en que las individualidades no funcionan sin el conjunto, y que en un equipo todos suman, pero no podemos obviar que en todo club siempre hay un crack, un jugador franquicia. Por esto, tu estrategia debe incluir perfiles en varias redes sociales, pero pivotar en torno a Instagram. Por qué Instagram La primera y más importante de las razones para tener un perfil de Instagram de tu bar o restaurante es que es la red social que más crece actualmente y la de mayor penetración entre los jóvenes. Para que te hagas una idea, esta red cuenta con más de 600 millones de usuarios en total, 250 millones de usuarios diarios y, en este precioso momento, hay más de 90 millones de fotografías usando el hashtag #food (comida). Pero esto no queda aquí. ¿Sabías que, según un estudio de Febbo, el 32% de los clientes de los restaurantes hacen fotos de sus platos? Todos estos datos se traducen en todo un universo de oportunidades para que, a través de tus publicaciones en Instagram, puedas: Mostrar tus productos, platos y carta Enseñar el restaurante, su decoración o el ambiente que se crea en los servicios de comidas y cenas, en eventos especiales o viendo los partidos Presentar a tu personal y conseguir cercanía con el usuario Aumentar tu visibilidad online y llegar a más potenciales clientes Promocionar ofertas o descuentos Interactuar con tus clientes (apareciendo en fotos con ellos o a través de los comentarios) Conseguir que tus usuarios/seguidores te prescriban a otros Instagram: Manual de uso y ejemplos Una vez cuentes con tu perfil de Instagram, es el momento de “saltar al terreno de juego” para disputar una liga muy competida. Por eso, si quieres ganar, debes establecer un plan táctico y escoger bien a tus jugadores. Esto es, preparar una estrategia y elegir con sumo cuidado las fotos que publicas. Comenzando por el principio, el primer paso es completar tu perfil con una frase llamativa pero de utilidad para el usuario, que capte su atención pero que también incluya los datos necesarios: nombre, lugar, tipo de comida, horario, enlace a tu web… En términos futbolísticos, encontrar un jugador tan vistoso como efectivo, que juegue y haga jugar: Un Valerón, un Cazorla, un Silva. Por su parte, las imágenes que utilices deben ser de calidad. No nos malinterpretes, no tienen que estar hechas por un profesional, pero sí cuidadas: Bien enfocadas (basta con que antes de hacer la foto pulses con tu dedo en la pantalla del móvil) Bien iluminadas Por descontado, si haces fotografías de los platos que estos sean apetecibles y, si prefieres que las imágenes sean del local, asegúrate de que esté limpio y ordenado, que den ganas de visitarlo y no transmitan todo lo contrario Rectas Por último, ten en cuenta la composición. Si no tienes mucha práctica en esto de las fotos, la regla de los dos tercios siempre da buenos resultados. Divide mentalmente la imagen en 9 partes y sitúa los elementos principales de la imagen, aquellos que quieras destacar, en uno de los 4 puntos de intersección (ver imagen): conseguirás una foto mucho más natural que si sitúas en el centro el objeto principal.   Recuerda que, además, Instagram dispone de varios filtros para que puedas lograr el acabado perfecto en la imagen. Si aun así no estás contento con el resultado, puedes probar aplicaciones como InstaSize Photo Editor, que te permitirá lograr una apariencia mucho más profesional (disponible en Android y iOS). No olvides incluir hashtags como se hace en Twitter, esto es, etiquetas a tus publicaciones (por ejemplo, #BarLaEsquina #NocheDeChampions #LoVemosEnElBar). Mejor si son cortos y claros y te permiten unirte a alguna tendencia del día (imagina que es domingo, hay partido y lo vas a rentransmitir. Puedes utilizar #LaLiga o el hashtag oficial del partido, por ejemplo #ElClásico). Por último, no desestimes Stories, la función de Instagram para publicar fotografías y vídeos efímeros que desparecen a las 24 horas. España ocupa la cuarta posición mundial en producción de estas “historias”, superando en un 150% la media general, por lo que el mercado es amplio y está por explotar. 6 restaurantes “Instagramers” Hay restaurantes que se han tomado muy en serio su presencia en Instagram y han logrado un importante éxito, tanto a nivel de seguidores como de alcance e interacciones. Hemos seleccionado algunos ejemplos para que puedas conocer cómo lo están haciendo estos “jugones”: Lakasa Lakasa es uno de los mejores restaurantes de Madrid y uno de los que mejor utiliza Internet en general y las redes sociales en particular. César Martín, jefe de cocina de Lakasa, trabaja mano a mano con Riki F. Callejo, cocinero y responsable de comunicación. Su pasión por la cocina les lleva a querer compartir a diario en Instagram y otras redes sociales con cualquier amante de la cocina sus productos y su forma de trabajar. Sin duda, una apuesta por Internet tan decidida como ejemplar y eficaz.   Goiko Grill De Goiko Grill nos quedamos con una de sus campañas de promoción. Concretamente, la que crearon para animar a los usuarios a probar una de sus hamburguesas (la Kevin Bacon), inventando un hashtag propio: #KevinTeDeseo. Aquí, una recopilación de imágenes que esta campaña generó. 100 Montaditos 100 montaditos destacan por mantener un equilibrio muy interesante en la temática de sus imágenes: productos, microvídeos, lanzamientos, promociones y clientes. Además, utilizan hashtags y emoticonos cuando hay ocasión.   Ojalá El Restaurante Ojalá es muy conocido en Madrid entre otras cosas porque cuenta con un salón cuyo suelo es de arena de playa. ¿Por qué nos gusta? Por su original descripción y por la gran cantidad de imágenes de sus clientes que utilizan, fomentando la interacción con ellos.   Sala de Despiece Otro restaurante madrileño que, en este caso, nos llama la atención especialmente por su cercanía al usuario, algo que consigue, por ejemplo, presentándonos a todo su equipo o enseñándonos dónde “hacen la compra”:   Perrachica Un ejemplo de restaurante que cuida cada detalle en sus publicaciones, con especial atención a su decoración y a sus platos. Es complicado escoger cuál es nuestra imagen favorita. Y tú, ¿ya te has decidido a jugar en Instagram?

¿Te imaginas que en el campo del Liverpool nadie fuese de rojo? ¿O que en el mítico “Muro Amarillo” del campo del Dortmund no hubiese ni un aficionado vestido de ese color? En tu negocio, igual que en el fútbol, la ambientación es importante. Si el apoyo de la grada es esencial para que los jugadores de un equipo ganen un partido, “vestir” tu bar en épocas señaladas logrará crear el ambiente propicio para incentivar el consumo de los clientes. Uno de los períodos del año que más se prestan a aprovechar el estado de euforia de los comensales y obtener más beneficios es el navideño. Y es que el espíritu de la Navidad inspira a los clientes y, guste o no, tendrás las de ganar si te contagias de éste, pues entre un restaurante decorado y otro no… la gran mayoría escogerán el primero. Por esto, te vamos a dar algunas claves para que puedas decorar tu bar o restaurante sin necesidad de invertir mucho dinero: Frío en la calle, calor en el interior De acuerdo, no es que en Navidad en España el frío sea igual que el de un Spartak de Moscú - Zenith en febrero, pero lo lógico es que en la calle la temperatura no sea precisamente agradable, por lo que debes ofrecer a los usuarios todo lo contrario, un ambiente cálido y que incite a pasar un buen rato. Recurre a colores vivos para conseguirlo. En Navidad estás de suerte, ya que tampoco habrá que pensar mucho, pues las “tonalidades oficiales” de este período ya incluyen el rojo, el verde, el plateado o el dorado. Eso sí, cuidado con las combinaciones, no todos tienen que estar combinados a la vez ni en un mismo objeto. El escaparate, como el mediapunta Es inevitable que, cuando ves jugar a un equipo por primera vez, se te vayan los ojos hacia el jugador que más luce: el Laudrup, el Valerón, el Maradona o el Platini de turno. Ese número 10 que llama la atención más que el resto. Después ya te vas fijando en cómo se coloca el 5, cómo saca el balón el 4, cómo se incorpora el 2 y cómo centra el 7. Con el escaparate pasa algo similar, es el primer y principal reclamo en el que se van a fijar los posibles clientes y como tal hay que dedicarle especial cuidado a la hora de decorarlo. Las guirnaldas, las coronas y las luces pueden ser un adorno discreto y cumplir perfectamente con su función, esto es, llamar la atención y dar un toque navideño sin desmerecer al resto de los componentes del escaparate. Importante: que estos objetos no impidan a los usuarios ver lo que hay en el interior o acceder al local. Sobre si es conveniente poner un árbol de Navidad en el escaparate (o en la entrada), es como jugar con doble pivote, hay opiniones para todos los gustos. Dependerá del hueco del que dispongas, pero si tienes que decidir entre dentro y fuera, te recomendamos que guardes el recurso para el interior y juegues con las luces en el exterior, llamarán más la atención. Los adornos, en su justa medida Hay futbolistas que, por volcánicos, pueden llegar a desesperar hasta a sus propios aficionados: Stoichkov, Roy Keane, Diego Costa, Gatuso… En el extremo contrario, los hay que logran poner nerviosos a sus seguidores con su aparente desidia: Pastore, Riquelme, Ganso, Benzema… Y es que en el término medio está la virtud. Por eso, al decorar debes encontrar ese punto entre colocar una guirnalda en una esquina casi invisible y el exceso de decoración navideña, que no sabes si estás un restaurante o en Times Square en hora punta. La decoración navideña debe sustituir o complementar a los objetos habituales, no añadirse a estos. Ten en cuenta además que, cuantos más adornos, mayor puede ser la sensación de agobio para el usuario y más las dificultades para que los trabajadores desempeñen su labor normalmente. En este sentido, algunos consejos: Utiliza los adornos para decorar objetos que previamente ya tengas en el local: plantas, escaleras, cuadros, equipos de sonido o televisión, etc. Las coronas son siempre una buena opción para decorar las paredes. Añade figuras navideñas relacionadas con las Navidades a estanterías o muebles: renos, figuras de Papá Noel, muñecos de nieve, etc. El árbol, el mediocentro organizador El árbol es como el mediocentro, debe ser el eje de tu estrategia de decoración y debe estar siempre en tu equipo, sí o sí. Tú eliges si es natural (más bonito pero más sucio puesto que puede perder agujas) o si es sintético (menos personal aunque cumplidor, con 6 años de vida útil aproximadamente), pero es importante que si te decides a colocarlo, lo decores bien: estrellas, luces, bolas, guirnaldas… Un árbol apenas decorado causará en el cliente la sensación contraria a la que buscas. La MCN aquí va de música Si el PSG tiene en su “MCN” (Mbappé, Cavani y Neymar) una de las delanteras más temidas de Europa, tú tienes en tu “MCN” (Marimorena, Cantad pastores y Noche de paz) una de las bandas sonoras más reconocibles de toda Navidad que se precie. Y es que los villancicos o las canciones eminentemente navideñas (Raphael y su tamborilero, Mariah Carey y su All I want for Christmas is You, etc.) son tus aliados para crear una atmósfera perfecta en esta época. Eso sí, asegúrate de tener una amplia selección (no reproducir 10 canciones en bucle) y que el volumen sea moderado. ¿Y la mesa? Los objetos de la mesa también son susceptibles de decoración navideña, siempre y cuando no compliquemos o entorpezcamos al comensal: velas, centros de mesa con bolas y flores, manteles o servilletas personalizados con motivos navideños, cubresillas, etc… Y, por supuesto, no te olvides de colocar un vaso para el champagne o el cava, pues si en algún momento del año se consumen estos productos, ese es la Navidad.

Es la hora de la Champions. Son las 20:45 y comienzas a escuchar un rumor por la puerta oscilante de la cocina. Son los clientes, que ya han llegado y vienen con hambre. Para un cocinero, igual que para los futbolistas, la mayor parte de sus cualidades y destrezas se demuestran en 90 minutos y no, en este caso no hay tiempo de descanso. Pero sí mucho entrenamiento y un sistema táctico planeado a la perfección. El pitido inicial Las freidoras empiezan a calentar, todos los cocineros están ya en sus posiciones y, como si de un silbato se tratase, con el primer grito de “Un pulpo a la gallega” comienza el partido. El caos llega en forma de comandas que inundan las paredes y mesas de la cocina. Marcos agarra el cuchillo y comienza a pelar patatas con la misma rapidez que Juanfran corre la banda, Lucía hace arder la sabrosa carne sobre la plancha y Pedro empieza a fregar platos y repasar cubiertos como Aduriz remata, sin parar. Se le caen un par de vasos, todos se ponen a gritar y Jose casi pierde los nervios mientras coloca la floritura final sobre el entrante de ensalada trufada. Jefe de cocina: El crack del partido Este equipo de cocina es el mejor, pero en un trabajo con tensión es necesario alguien que mantenga el control, como un entrenador que indica desde la banda quién entra y quién sale y hace las correcciones necesarias. Es esencial un jefe de cocina. Que todo salga a pedir de boca tiene mucho que ver con él, un organizador nato capaz de marcar la diferencia. Pero para que durante la hora punta del restaurante todo fluya, el jefe de cocina debe contar con unas cualidades y una madera que no todos tenemos: Las cualidades del buen jefe de cocina -Liderazgo Tener poder de mando natural es básico para que todo fluya. Es necesario que el chef sepa crear un buen clima de trabajo y que tenga a todo su equipo bajo control. Como en todo trabajo, un fallo en un eslabón de la cadena puede echarlo todo a perder. Por eso, saber mediar con cada conflicto y solucionar eficazmente cada problema es fundamental para que todo salga adelante. -Estrategia… Si no sales con una estrategia definida es como jugar sin portero: te van a caer unos cuantos goles. El jefe de cocina conoce los distintos tiempos de cocción, la velocidad de cada ayudante, cuánto se tarda en pelar una gamba y la temperatura exacta a la que sale el gazpacho. La optimización es una de las principales características de la buena cocina. ¿Alguna vez te han servido las patatas frías y el filete ardiendo? Pues eso. -…y organización La optimización no se queda ahí: Y es que a nadie le gusta tirar comida, y menos a un negocio de restauración. Es importante una comunicación constante con el jefe de sala para saber cuántas reservas hay, cuánta gente se espera o si hay oferta especial en la tortilla deconstruida -esa gran incomprendida, el Guti de la cocina española-. Porque preparar comida de más es como tirar dinero por la borda. -¡Dos cafés! O un café doble. O dos cafés dobles. El jefe de cocina debe tener los ojos absolutamente abiertos. Un error, un despiste o un retraso de dos minutos pueden colapsar la cocina… y no salen los platos, y los comensales comienzan a quejarse. Y el público, cuando pita a su equipo, es soberano. -¡Y bon apetit! Todo empieza con una visita matutina al mercado para escoger los mejores productos. Por eso, gran parte de la satisfacción de los clientes depende de si el chef tiene buen criterio. Después, lo evidente. Su mano con la cuchara de palo debe ser comedida. Un poquito de sal, medio ajo, un poco de pimentón… ni más ni menos: En cocina las grandes diferencias se miden en pizcas. Y sí, debe ser creativo, conocer las recetas y las cualidades de todos los alimentos con los que trabaje. Por eso, cuantas más temporadas cuente a sus espaldas, mejor. No decimos que no haya un sub-21 con talento, ni mucho menos, pero Gabi o Xabi Prieto saben de qué va el negocio como nadie. De ahí, solo queda lucirse, saber dar unos toquecitos, carrera por la banda, un regate, centrar al área pequeña, chute y… ¡bon apetit!

¿Te imaginas que en el campo del Liverpool nadie fuese de rojo? ¿O que en el mítico “Muro Amarillo” del campo del Dortmund no hubiese ni un aficionado vestido de ese color? En tu negocio, igual que en el fútbol, la ambientación es importante. Si el apoyo de la grada es esencial para que los jugadores de un equipo ganen un partido, “vestir” tu bar en épocas señaladas logrará crear el ambiente propicio para incentivar el consumo de los clientes. Uno de los períodos del año que más se prestan a aprovechar el estado de euforia de los comensales y obtener más beneficios es el navideño. Y es que el espíritu de la Navidad inspira a los clientes y, guste o no, tendrás las de ganar si te contagias de éste, pues entre un restaurante decorado y otro no… la gran mayoría escogerán el primero. Por esto, te vamos a dar algunas claves para que puedas decorar tu bar o restaurante sin necesidad de invertir mucho dinero: Frío en la calle, calor en el interior De acuerdo, no es que en Navidad en España el frío sea igual que el de un Spartak de Moscú - Zenith en febrero, pero lo lógico es que en la calle la temperatura no sea precisamente agradable, por lo que debes ofrecer a los usuarios todo lo contrario, un ambiente cálido y que incite a pasar un buen rato. Recurre a colores vivos para conseguirlo. En Navidad estás de suerte, ya que tampoco habrá que pensar mucho, pues las “tonalidades oficiales” de este período ya incluyen el rojo, el verde, el plateado o el dorado. Eso sí, cuidado con las combinaciones, no todos tienen que estar combinados a la vez ni en un mismo objeto. El escaparate, como el mediapunta Es inevitable que, cuando ves jugar a un equipo por primera vez, se te vayan los ojos hacia el jugador que más luce: el Laudrup, el Valerón, el Maradona o el Platini de turno. Ese número 10 que llama la atención más que el resto. Después ya te vas fijando en cómo se coloca el 5, cómo saca el balón el 4, cómo se incorpora el 2 y cómo centra el 7. Con el escaparate pasa algo similar, es el primer y principal reclamo en el que se van a fijar los posibles clientes y como tal hay que dedicarle especial cuidado a la hora de decorarlo. Las guirnaldas, las coronas y las luces pueden ser un adorno discreto y cumplir perfectamente con su función, esto es, llamar la atención y dar un toque navideño sin desmerecer al resto de los componentes del escaparate. Importante: que estos objetos no impidan a los usuarios ver lo que hay en el interior o acceder al local. Sobre si es conveniente poner un árbol de Navidad en el escaparate (o en la entrada), es como jugar con doble pivote, hay opiniones para todos los gustos. Dependerá del hueco del que dispongas, pero si tienes que decidir entre dentro y fuera, te recomendamos que guardes el recurso para el interior y juegues con las luces en el exterior, llamarán más la atención. Los adornos, en su justa medida Hay futbolistas que, por volcánicos, pueden llegar a desesperar hasta a sus propios aficionados: Stoichkov, Roy Keane, Diego Costa, Gatuso… En el extremo contrario, los hay que logran poner nerviosos a sus seguidores con su aparente desidia: Pastore, Riquelme, Ganso, Benzema… Y es que en el término medio está la virtud. Por eso, al decorar debes encontrar ese punto entre colocar una guirnalda en una esquina casi invisible y el exceso de decoración navideña, que no sabes si estás un restaurante o en Times Square en hora punta. La decoración navideña debe sustituir o complementar a los objetos habituales, no añadirse a estos. Ten en cuenta además que, cuantos más adornos, mayor puede ser la sensación de agobio para el usuario y más las dificultades para que los trabajadores desempeñen su labor normalmente. En este sentido, algunos consejos: Utiliza los adornos para decorar objetos que previamente ya tengas en el local: plantas, escaleras, cuadros, equipos de sonido o televisión, etc. Las coronas son siempre una buena opción para decorar las paredes. Añade figuras navideñas relacionadas con las Navidades a estanterías o muebles: renos, figuras de Papá Noel, muñecos de nieve, etc. El árbol, el mediocentro organizador El árbol es como el mediocentro, debe ser el eje de tu estrategia de decoración y debe estar siempre en tu equipo, sí o sí. Tú eliges si es natural (más bonito pero más sucio puesto que puede perder agujas) o si es sintético (menos personal aunque cumplidor, con 6 años de vida útil aproximadamente), pero es importante que si te decides a colocarlo, lo decores bien: estrellas, luces, bolas, guirnaldas… Un árbol apenas decorado causará en el cliente la sensación contraria a la que buscas. La MCN aquí va de música Si el PSG tiene en su “MCN” (Mbappé, Cavani y Neymar) una de las delanteras más temidas de Europa, tú tienes en tu “MCN” (Marimorena, Cantad pastores y Noche de paz) una de las bandas sonoras más reconocibles de toda Navidad que se precie. Y es que los villancicos o las canciones eminentemente navideñas (Raphael y su tamborilero, Mariah Carey y su All I want for Christmas is You, etc.) son tus aliados para crear una atmósfera perfecta en esta época. Eso sí, asegúrate de tener una amplia selección (no reproducir 10 canciones en bucle) y que el volumen sea moderado. ¿Y la mesa? Los objetos de la mesa también son susceptibles de decoración navideña, siempre y cuando no compliquemos o entorpezcamos al comensal: velas, centros de mesa con bolas y flores, manteles o servilletas personalizados con motivos navideños, cubresillas, etc… Y, por supuesto, no te olvides de colocar un vaso para el champagne o el cava, pues si en algún momento del año se consumen estos productos, ese es la Navidad.

Es la hora de la Champions. Son las 20:45 y comienzas a escuchar un rumor por la puerta oscilante de la cocina. Son los clientes, que ya han llegado y vienen con hambre. Para un cocinero, igual que para los futbolistas, la mayor parte de sus cualidades y destrezas se demuestran en 90 minutos y no, en este caso no hay tiempo de descanso. Pero sí mucho entrenamiento y un sistema táctico planeado a la perfección. El pitido inicial Las freidoras empiezan a calentar, todos los cocineros están ya en sus posiciones y, como si de un silbato se tratase, con el primer grito de “Un pulpo a la gallega” comienza el partido. El caos llega en forma de comandas que inundan las paredes y mesas de la cocina. Marcos agarra el cuchillo y comienza a pelar patatas con la misma rapidez que Juanfran corre la banda, Lucía hace arder la sabrosa carne sobre la plancha y Pedro empieza a fregar platos y repasar cubiertos como Aduriz remata, sin parar. Se le caen un par de vasos, todos se ponen a gritar y Jose casi pierde los nervios mientras coloca la floritura final sobre el entrante de ensalada trufada. Jefe de cocina: El crack del partido Este equipo de cocina es el mejor, pero en un trabajo con tensión es necesario alguien que mantenga el control, como un entrenador que indica desde la banda quién entra y quién sale y hace las correcciones necesarias. Es esencial un jefe de cocina. Que todo salga a pedir de boca tiene mucho que ver con él, un organizador nato capaz de marcar la diferencia. Pero para que durante la hora punta del restaurante todo fluya, el jefe de cocina debe contar con unas cualidades y una madera que no todos tenemos: Las cualidades del buen jefe de cocina -Liderazgo Tener poder de mando natural es básico para que todo fluya. Es necesario que el chef sepa crear un buen clima de trabajo y que tenga a todo su equipo bajo control. Como en todo trabajo, un fallo en un eslabón de la cadena puede echarlo todo a perder. Por eso, saber mediar con cada conflicto y solucionar eficazmente cada problema es fundamental para que todo salga adelante. -Estrategia… Si no sales con una estrategia definida es como jugar sin portero: te van a caer unos cuantos goles. El jefe de cocina conoce los distintos tiempos de cocción, la velocidad de cada ayudante, cuánto se tarda en pelar una gamba y la temperatura exacta a la que sale el gazpacho. La optimización es una de las principales características de la buena cocina. ¿Alguna vez te han servido las patatas frías y el filete ardiendo? Pues eso. -…y organización La optimización no se queda ahí: Y es que a nadie le gusta tirar comida, y menos a un negocio de restauración. Es importante una comunicación constante con el jefe de sala para saber cuántas reservas hay, cuánta gente se espera o si hay oferta especial en la tortilla deconstruida -esa gran incomprendida, el Guti de la cocina española-. Porque preparar comida de más es como tirar dinero por la borda. -¡Dos cafés! O un café doble. O dos cafés dobles. El jefe de cocina debe tener los ojos absolutamente abiertos. Un error, un despiste o un retraso de dos minutos pueden colapsar la cocina… y no salen los platos, y los comensales comienzan a quejarse. Y el público, cuando pita a su equipo, es soberano. -¡Y bon apetit! Todo empieza con una visita matutina al mercado para escoger los mejores productos. Por eso, gran parte de la satisfacción de los clientes depende de si el chef tiene buen criterio. Después, lo evidente. Su mano con la cuchara de palo debe ser comedida. Un poquito de sal, medio ajo, un poco de pimentón… ni más ni menos: En cocina las grandes diferencias se miden en pizcas. Y sí, debe ser creativo, conocer las recetas y las cualidades de todos los alimentos con los que trabaje. Por eso, cuantas más temporadas cuente a sus espaldas, mejor. No decimos que no haya un sub-21 con talento, ni mucho menos, pero Gabi o Xabi Prieto saben de qué va el negocio como nadie. De ahí, solo queda lucirse, saber dar unos toquecitos, carrera por la banda, un regate, centrar al área pequeña, chute y… ¡bon apetit!