En La Barra hablamos de

#lovemosenelbar

A tres meses del verano solo tenemos dos grandes preocupaciones: el mercado de fichajes y cuidar la línea. Pensar en deshacernos de esos kilos de más nos tensa casi tanto como no saber si Hazard vestirá de blanco la próxima temporada o si Griezzman nuevamente “se queda”. Pasa la Semana Santa y, repentinamente, todos nos aficionamos a hacer deporte. Como cuando el portero sube a rematar un córner… a la desesperada. Pero igual de importante que el ejercicio es la alimentación. Este espíritu healthy no pasa desapercibido tampoco para los restaurantes, que introducen en su menú platos más frescos y sanos. Durante la época estival, tu negocio debe convertirse en un auténtico real fooder. Lejos de ser una moda, los menús real fooder se han convertido en una tendencia, gracias sobre todo a Instagram. El caso es que si no te adaptas a los gustos de tus clientes, tendrás las mismas probabilidades de éxito que Benzema con Deschamps o Bale con su español. Cuanto más original sea tu oferta, más comensales captarás y más te diferenciarás de la competencia. Normalmente se suele recurrir a los platos más evidentes, como gazpacho o ensalada campera. Sin embargo, el abanico de posibilidades es tan amplio como lo sea tu imaginación. ¿Por qué no arriesgar con platos innovadores? Haz tus propias versiones de las recetas que más te gusten y conviértelas en saludables para tus clientes. Te damos siete ideas. 1. Arroz con castañas y setas El arroz es uno de los ingredientes que siempre están presentes en los menús de restaurantes: en forma de paella, arroz negro, arroz con bogavante… Pero, ¿a que no es habitual ver un guiso de arroz con castañas en la carta? Sofríe la cebolla, el ajo y el tomate junto con el arroz. Después, añade caldo de verduras y déjalo cocer hasta que esté al punto que te gusta. Cuando falten diez minutos para que esté a tu gusto, añade un poco de azafrán y las castañas, previamente escaldadas durante un minuto. El resultado: un guiso diferente con un sabor muy característico. Foto: Pinterest 2. Bombones de salmón marinado rellenos de queso y aguacate Este es el ejemplo perfecto de cómo una presentación original puede cambiar por completo un plato sencillo. Te aconsejamos marinar el salmón un día antes de prepararlo. Para ello solo tienes que colocar el salmón en un recipiente cubierto de sal gorda, azúcar y eneldo. Deja reposar 24 horas y el salmón estará listo para consumir. Por otro lado, mezcla unos dados de aguacate con queso feta y alíñalo con un poco de aceite de oliva, sal y una pizca de estragón. Finalmente, haz una bola con el relleno y cúbrela de salmón. Tus clientes se quedarán tan boquiabiertos como los culés tras la remontada épica al PSG. Foto: Pinterest 3. Hamburguesas de atún ¿Quién ha dicho que comerse una hamburguesa no es sano? Haz tu propia versión combinando atún, perejil, zanahoria y cebolla, mezclando todo ello con un huevo y pan rallado. Puedes utilizar un mollete de pan y añadir rúcula, tomate, queso y mostaza a tu hamburguesa. Un plato delicioso y una buena forma de conseguir que los niños coman pescado. Foto: Pinterest 4. Nuggets de verduras y lentejas al horno Si no eres muy fan de las verduras, esta es la manera ideal de comerlas y de ofrecerlas a tus clientes. Deja las lentejas en remojo durante 24 horas y, cuando estén blandas, tritúralas junto con zanahoria, brócoli y calabacín. Para darle mayor untuosidad, te recomendamos añadir queso emmental o cheddar. Sazona a tu gusto, añade pan rallado y dales la forma que más te guste. Hornea durante 20 minutos aproximadamente, y estarán listos para sorprender a los comensales. Puedes acompañarlos con salsa de soja o con mayonesa de lima para darle un toque más fresco. Foto: La cocina de Lila 5. Crema fría de pepino y manzana La alternativa al gazpacho que triunfará entre tus clientes. No solo porque probablemente no la hayan probado antes, sino por el sabor fresco y dulce que deja en boca. Tritura pepino, manzana Golden o Pink Lady, cebolla, sésamo, cilantro, estragón, un poco de sal y pimienta. Añade agua y, si te atreves, un yogur cremoso. Obtendrás una sopa fría muy sana y, sobre todo, muy rica. En el momento de servir, añade cebolla frita o sésamo por encima; le dará un toque ‘crunch’ espléndido. Foto: Velocidad Cuchara 6. Tabulé de bulgur Este derivado del trigo es perfecto para un buen tabulé. Tus clientes seguramente estarán más acostumbrados a probarlo con cuscús o quinoa, por lo que esta alternativa les resultará curiosa. Cuece el bulgur en caldo de verduras y deja que se enfríe. Después solo tienes que juntarlo con el resto de ingredientes: pimientos, cebolla, tomate, pepino y pasas. Aderézalo como más te guste y emplátalo de forma atractiva. Lo bueno es que puedes innovar cuanto quieras y añadir los ingredientes que prefieras. Un plato fácil y lleno de nutrientes. Foto: Cocina Casera 7. Ensalada de burrata con fresas Cierto es que el verano nos abre el apetito de platos frescos con los que combatir el calor. Eso sí, no ofrezcas la típica ensalada que tus clientes pueden encontrar en cualquier otro bar. A veces combinar dos ingredientes que aparentemente no te imaginas que pueden funcionar es la mejor opción. Elaborar esta ensalada es muy fácil. Utiliza rúcula de base y añade fresa troceada, burrata y nueces. Aderézalo con una vinagreta balsámica y decóralo con unos brotes. Foto: Pinterest Las siete ideas healthy que te proponemos son un acierto asegurado. Además de ser creativas, son muy fáciles de elaborar y el resultado te deja el mismo sabor de boca que aquellla volea de Zidane en la novena. Y, como siempre te decimos, da rienda suelta a tu imaginación. Los platos de tu carta reflejan tu personalidad; cuanto más convencido estés de tu menú, más gustarás a tus clientes.

Tener referentes es algo inherente al ser humano; todos nos hemos inspirado en alguien a la hora de comportarnos y de actuar, sea algún familiar o personaje conocido. ¿Quién no ha soñado alguna vez con tener la visión de juego de Valerón? ¿Y el instinto goleador de Raúl? ¿La velocidad de Roberto Carlos? ¿El toque de balón de Pantic? Al final nos hemos quedado en la liga del barrio, haciendo lo posible por aguantar de la manera más digna los 50 minutos que dura un partido de fútbol 7. Pareciéndonos más a Bogarde y Musampa en un día malo que a todos los referentes que antes hemos mencionado. Pero mentiríamos si no dijésemos que fue bonito mientras el sueño duró. Aspiraciones como esta son habituales e incluso necesarias, pues compararnos con alguien que consideramos un modelo a seguir nos incita a ser mejores. Esta máxima es extrapolable a la página web de tu bar o restaurante. La web es, en muchas ocasiones, el primer contacto que tienen los clientes con tu establecimiento. Y, como en casi todo, la primera impresión es muy importante, y es que es el primer filtro que realiza el usuario. Sencillez y usabilidad, claves para tu web Lo primero que debes preguntarte es: ¿qué características mínimas necesita tu web para que sea práctica y atractiva? En primer lugar, la usabilidad. Es lo básico. Para que una web sea funcional, debe tener los menús fácilmente accesibles, de forma que el cliente navegue intuitivamente por ella sin encontrar grandes dificultades. En segundo lugar, la sencillez. Lo bueno, si breve, dos veces bueno. No adornes tu discurso en la web con elementos innecesarios, lo único que hacen es distraer al usuario de su destino. Finalmente, hay que tener en cuenta la rapidez. Evita incluir archivos excesivamente pesados que ralenticen la velocidad de carga. No es recomendable que el potencial cliente esté esperando demasiado tiempo para ver la página. Recordamos el fax de De Gea… Si todavía no te queda claro cómo debería ser una web funcional, te mostramos 15 ejemplos de webs de restaurantes que, por una u otra razón, pueden servirte de inspiración. 1. Grupo Larrumba Este conjunto de restaurantes permite que el cliente encuentre rápidamente el restaurante que busca y que, tan solo con un clic, acceda a la descripción, la opción de reserva y el CTA para redirigirle a la web del restaurante en cuestión. Un mecanismo realmente sencillo y práctico. Vaya, como el juego de los equipos de Clemente. 2. La Candela Restó Este restaurante cuenta con una web con un diseño muy innovador y puramente visual, aunque sin perder la funcionalidad. En todo momento el usuario dispone de la barra de navegación para ir de un contenido a otro sin necesidad de hacer scroll. 3. Murgaritz No encontrarás muchas páginas de restaurantes tan sencillas como esta. Tiene las tres opciones básicas que los clientes deben saber, y dispone de un diseño muy limpio, sensación proporcionada por el degradado de blanco y gris. Una elegancia similar a la que desprende Zidane. 4. Macao Macao presenta una web con una estructura muy simple y un diseño muy limpio y envolvente, debido a los tonos pastel que predominan. No tiene una cantidad excesiva de texto, lo que también facilita la navegación. En general, es muy minimalista pero muy clara. Su equivalente futbolístico serían Kroos, Busquets o Rodri: sencillez pero con calidad. 5. Ginger Lo mejor de esta web es que en todo momento está visible el botón para reservar mesa, de color rojo. Supone un gran contraste visual con respecto al fondo blanco, lo que hace que el usuario dirija su vista rápidamente hacia él. 6. Bagá Este espacio gastronómico transmite al usuario, nada más entrar, la esencia de Jaén. Tanto las imágenes interactivas que se suceden como el lema “Sentir Jaén” son lo primero que éste ve. Después, al ir haciendo scroll, se distingue cada bloque perfectamente diferenciado del resto, con lo que la navegación es mucho más simple. 7. Venta Moncalvillo Este restaurante riojano tiene una web especialmente recomendable por dos motivos. En primer lugar, porque los datos de contacto aparecen perfectamente visibles en cuanto entras a la página, evitando que el usuario “pierda el tiempo” buscándolo. En segundo lugar, porque tiene una home muy visual en la que incluye un vídeo corporativo que te despierta las ganas de seguir descubriendo más sobre el lugar. 8. Alacena de las monjas Granada es la localización de este establecimiento, cuya web se caracteriza por ser muy funcional. El menú de navegación permanece fijo en la parte izquierda de la pantalla, independientemente de la página que el usuario visite. Esto le facilita el traspaso de una a otra, evitando que se distraiga. Además, la imagen del restaurante, ubicado en un antiguo convento, le añade un atractivo histórico y cultural. 9. Árbore da Veira Entrar en la web de este restaurante es entrar en Galicia. Lo primero que capta la atención del usuario es el vídeo de las olas del mar en movimiento, lo cual dota a la página de un gran dinamismo. El resto de la web se caracteriza por utilizar diseños muy visuales y coloridos, y por incluir textos escuetos que hacen que la lectura sea muy ligera. Pura esencia gallega, como Fran o Iago Aspas. 10. Habitual Ricard Camarena regenta este restaurante valenciano en el que el diseño sigue un estilo muy mediterráneo: colores que recuerdan a la playa y una tipografía con un toque desenfadado. El menú de navegación también está fijo en la parte superior de la pantalla, y con las secciones claramente diferenciadas, algo que siempre es un plus porque simplifica la navegación. 11. Raices La web del restaurante del mediático Carlos Maldonado, ganador de MasterChef, representa su carisma. Es divertida y vanguardista, mostrando un reflejo de sus platos. Pero, sobre todo, transmite la personalidad del chef. Además, es una web con un estilo juvenil, que conecta con las personas más jóvenes, el colectivo que se puede sentir más identificado con Maldonado. 12. Casa Gerardo El blanco es el color principal de la web, en la que la mayor parte del espacio está destinada a imágenes. Este restaurante asturiano está especializado en la fabada, y esto es lo primero que ves cuando entras en su página con apenas dos imágenes. Además, el funcionamiento de la página es muy intuitivo. 13. Cocinandos Este restaurante leonés tiene la peculiaridad de que cambia semanalmente su menú, y es que lo conforma en función de los productos de los que dispone cada semana. La principal característica de su web es la simplicidad; de hecho, la página principal está compuesta únicamente por un vídeo. El contenido de cada menú de navegación, por lo general, también es muy visual debido al predominio de las fotografías, lo que hace que su lectura sea más ligera. 14. Heart Ibiza Este espacio gastronómico, creado por los hermanos Adrià y el Cirque du Soleil, plasma en su web la originalidad de su concepto. El cliente disfruta de una integración entre la gastronomía y el espectáculo; por ello han optado por un diseño de la web puramente interactivo y visual. El usuario no tiene que hacer scroll, sino que navega de una página a otra a través de los diferentes botones habilitados para ello. Y, sin duda, lo que más llama la atención es el espectacular diseño visual, que recuerda al Cirque du Soleil. 15. El Club Allard Este negocio, ubicado en pleno corazón de Madrid, desprende mucha elegancia ya desde su web. La usabilidad y funcionalidad son muy buenas, pues es muy fácil situarse en cualquier parte de la misma. Además, incluye una parte interactiva en la que el cliente visualiza los platos y debe situarse encima de ellos para descubrir qué son. Este hecho es un gran atractivo para el usuario, pues ve la estética de los platos, y eso aumenta sus ganas de ir al restaurante y probarlos. Como has visto, la usabilidad y la funcionalidad son las principales características para que tu web traiga clientes. Sin embargo, cada vez se da más importancia al diseño visual, pues además debe ser atractiva. La apuesta de la mayoría de estos restaurantes es utilizar un diseño con un fondo claro, potenciado por elementos audiovisuales como fotos y vídeos que hagan que la web sea dinámica. Toma nota y convierte tu página en un mecanismo para captar usuarios, creándoles la necesidad de ir a visitarte.

A tres meses del verano solo tenemos dos grandes preocupaciones: el mercado de fichajes y cuidar la línea. Pensar en deshacernos de esos kilos de más nos tensa casi tanto como no saber si Hazard vestirá de blanco la próxima temporada o si Griezzman nuevamente “se queda”. Pasa la Semana Santa y, repentinamente, todos nos aficionamos a hacer deporte. Como cuando el portero sube a rematar un córner… a la desesperada. Pero igual de importante que el ejercicio es la alimentación. Este espíritu healthy no pasa desapercibido tampoco para los restaurantes, que introducen en su menú platos más frescos y sanos. Durante la época estival, tu negocio debe convertirse en un auténtico real fooder. Lejos de ser una moda, los menús real fooder se han convertido en una tendencia, gracias sobre todo a Instagram. El caso es que si no te adaptas a los gustos de tus clientes, tendrás las mismas probabilidades de éxito que Benzema con Deschamps o Bale con su español. Cuanto más original sea tu oferta, más comensales captarás y más te diferenciarás de la competencia. Normalmente se suele recurrir a los platos más evidentes, como gazpacho o ensalada campera. Sin embargo, el abanico de posibilidades es tan amplio como lo sea tu imaginación. ¿Por qué no arriesgar con platos innovadores? Haz tus propias versiones de las recetas que más te gusten y conviértelas en saludables para tus clientes. Te damos siete ideas. 1. Arroz con castañas y setas El arroz es uno de los ingredientes que siempre están presentes en los menús de restaurantes: en forma de paella, arroz negro, arroz con bogavante… Pero, ¿a que no es habitual ver un guiso de arroz con castañas en la carta? Sofríe la cebolla, el ajo y el tomate junto con el arroz. Después, añade caldo de verduras y déjalo cocer hasta que esté al punto que te gusta. Cuando falten diez minutos para que esté a tu gusto, añade un poco de azafrán y las castañas, previamente escaldadas durante un minuto. El resultado: un guiso diferente con un sabor muy característico. Foto: Pinterest 2. Bombones de salmón marinado rellenos de queso y aguacate Este es el ejemplo perfecto de cómo una presentación original puede cambiar por completo un plato sencillo. Te aconsejamos marinar el salmón un día antes de prepararlo. Para ello solo tienes que colocar el salmón en un recipiente cubierto de sal gorda, azúcar y eneldo. Deja reposar 24 horas y el salmón estará listo para consumir. Por otro lado, mezcla unos dados de aguacate con queso feta y alíñalo con un poco de aceite de oliva, sal y una pizca de estragón. Finalmente, haz una bola con el relleno y cúbrela de salmón. Tus clientes se quedarán tan boquiabiertos como los culés tras la remontada épica al PSG. Foto: Pinterest 3. Hamburguesas de atún ¿Quién ha dicho que comerse una hamburguesa no es sano? Haz tu propia versión combinando atún, perejil, zanahoria y cebolla, mezclando todo ello con un huevo y pan rallado. Puedes utilizar un mollete de pan y añadir rúcula, tomate, queso y mostaza a tu hamburguesa. Un plato delicioso y una buena forma de conseguir que los niños coman pescado. Foto: Pinterest 4. Nuggets de verduras y lentejas al horno Si no eres muy fan de las verduras, esta es la manera ideal de comerlas y de ofrecerlas a tus clientes. Deja las lentejas en remojo durante 24 horas y, cuando estén blandas, tritúralas junto con zanahoria, brócoli y calabacín. Para darle mayor untuosidad, te recomendamos añadir queso emmental o cheddar. Sazona a tu gusto, añade pan rallado y dales la forma que más te guste. Hornea durante 20 minutos aproximadamente, y estarán listos para sorprender a los comensales. Puedes acompañarlos con salsa de soja o con mayonesa de lima para darle un toque más fresco. Foto: La cocina de Lila 5. Crema fría de pepino y manzana La alternativa al gazpacho que triunfará entre tus clientes. No solo porque probablemente no la hayan probado antes, sino por el sabor fresco y dulce que deja en boca. Tritura pepino, manzana Golden o Pink Lady, cebolla, sésamo, cilantro, estragón, un poco de sal y pimienta. Añade agua y, si te atreves, un yogur cremoso. Obtendrás una sopa fría muy sana y, sobre todo, muy rica. En el momento de servir, añade cebolla frita o sésamo por encima; le dará un toque ‘crunch’ espléndido. Foto: Velocidad Cuchara 6. Tabulé de bulgur Este derivado del trigo es perfecto para un buen tabulé. Tus clientes seguramente estarán más acostumbrados a probarlo con cuscús o quinoa, por lo que esta alternativa les resultará curiosa. Cuece el bulgur en caldo de verduras y deja que se enfríe. Después solo tienes que juntarlo con el resto de ingredientes: pimientos, cebolla, tomate, pepino y pasas. Aderézalo como más te guste y emplátalo de forma atractiva. Lo bueno es que puedes innovar cuanto quieras y añadir los ingredientes que prefieras. Un plato fácil y lleno de nutrientes. Foto: Cocina Casera 7. Ensalada de burrata con fresas Cierto es que el verano nos abre el apetito de platos frescos con los que combatir el calor. Eso sí, no ofrezcas la típica ensalada que tus clientes pueden encontrar en cualquier otro bar. A veces combinar dos ingredientes que aparentemente no te imaginas que pueden funcionar es la mejor opción. Elaborar esta ensalada es muy fácil. Utiliza rúcula de base y añade fresa troceada, burrata y nueces. Aderézalo con una vinagreta balsámica y decóralo con unos brotes. Foto: Pinterest Las siete ideas healthy que te proponemos son un acierto asegurado. Además de ser creativas, son muy fáciles de elaborar y el resultado te deja el mismo sabor de boca que aquellla volea de Zidane en la novena. Y, como siempre te decimos, da rienda suelta a tu imaginación. Los platos de tu carta reflejan tu personalidad; cuanto más convencido estés de tu menú, más gustarás a tus clientes.

Tener referentes es algo inherente al ser humano; todos nos hemos inspirado en alguien a la hora de comportarnos y de actuar, sea algún familiar o personaje conocido. ¿Quién no ha soñado alguna vez con tener la visión de juego de Valerón? ¿Y el instinto goleador de Raúl? ¿La velocidad de Roberto Carlos? ¿El toque de balón de Pantic? Al final nos hemos quedado en la liga del barrio, haciendo lo posible por aguantar de la manera más digna los 50 minutos que dura un partido de fútbol 7. Pareciéndonos más a Bogarde y Musampa en un día malo que a todos los referentes que antes hemos mencionado. Pero mentiríamos si no dijésemos que fue bonito mientras el sueño duró. Aspiraciones como esta son habituales e incluso necesarias, pues compararnos con alguien que consideramos un modelo a seguir nos incita a ser mejores. Esta máxima es extrapolable a la página web de tu bar o restaurante. La web es, en muchas ocasiones, el primer contacto que tienen los clientes con tu establecimiento. Y, como en casi todo, la primera impresión es muy importante, y es que es el primer filtro que realiza el usuario. Sencillez y usabilidad, claves para tu web Lo primero que debes preguntarte es: ¿qué características mínimas necesita tu web para que sea práctica y atractiva? En primer lugar, la usabilidad. Es lo básico. Para que una web sea funcional, debe tener los menús fácilmente accesibles, de forma que el cliente navegue intuitivamente por ella sin encontrar grandes dificultades. En segundo lugar, la sencillez. Lo bueno, si breve, dos veces bueno. No adornes tu discurso en la web con elementos innecesarios, lo único que hacen es distraer al usuario de su destino. Finalmente, hay que tener en cuenta la rapidez. Evita incluir archivos excesivamente pesados que ralenticen la velocidad de carga. No es recomendable que el potencial cliente esté esperando demasiado tiempo para ver la página. Recordamos el fax de De Gea… Si todavía no te queda claro cómo debería ser una web funcional, te mostramos 15 ejemplos de webs de restaurantes que, por una u otra razón, pueden servirte de inspiración. 1. Grupo Larrumba Este conjunto de restaurantes permite que el cliente encuentre rápidamente el restaurante que busca y que, tan solo con un clic, acceda a la descripción, la opción de reserva y el CTA para redirigirle a la web del restaurante en cuestión. Un mecanismo realmente sencillo y práctico. Vaya, como el juego de los equipos de Clemente. 2. La Candela Restó Este restaurante cuenta con una web con un diseño muy innovador y puramente visual, aunque sin perder la funcionalidad. En todo momento el usuario dispone de la barra de navegación para ir de un contenido a otro sin necesidad de hacer scroll. 3. Murgaritz No encontrarás muchas páginas de restaurantes tan sencillas como esta. Tiene las tres opciones básicas que los clientes deben saber, y dispone de un diseño muy limpio, sensación proporcionada por el degradado de blanco y gris. Una elegancia similar a la que desprende Zidane. 4. Macao Macao presenta una web con una estructura muy simple y un diseño muy limpio y envolvente, debido a los tonos pastel que predominan. No tiene una cantidad excesiva de texto, lo que también facilita la navegación. En general, es muy minimalista pero muy clara. Su equivalente futbolístico serían Kroos, Busquets o Rodri: sencillez pero con calidad. 5. Ginger Lo mejor de esta web es que en todo momento está visible el botón para reservar mesa, de color rojo. Supone un gran contraste visual con respecto al fondo blanco, lo que hace que el usuario dirija su vista rápidamente hacia él. 6. Bagá Este espacio gastronómico transmite al usuario, nada más entrar, la esencia de Jaén. Tanto las imágenes interactivas que se suceden como el lema “Sentir Jaén” son lo primero que éste ve. Después, al ir haciendo scroll, se distingue cada bloque perfectamente diferenciado del resto, con lo que la navegación es mucho más simple. 7. Venta Moncalvillo Este restaurante riojano tiene una web especialmente recomendable por dos motivos. En primer lugar, porque los datos de contacto aparecen perfectamente visibles en cuanto entras a la página, evitando que el usuario “pierda el tiempo” buscándolo. En segundo lugar, porque tiene una home muy visual en la que incluye un vídeo corporativo que te despierta las ganas de seguir descubriendo más sobre el lugar. 8. Alacena de las monjas Granada es la localización de este establecimiento, cuya web se caracteriza por ser muy funcional. El menú de navegación permanece fijo en la parte izquierda de la pantalla, independientemente de la página que el usuario visite. Esto le facilita el traspaso de una a otra, evitando que se distraiga. Además, la imagen del restaurante, ubicado en un antiguo convento, le añade un atractivo histórico y cultural. 9. Árbore da Veira Entrar en la web de este restaurante es entrar en Galicia. Lo primero que capta la atención del usuario es el vídeo de las olas del mar en movimiento, lo cual dota a la página de un gran dinamismo. El resto de la web se caracteriza por utilizar diseños muy visuales y coloridos, y por incluir textos escuetos que hacen que la lectura sea muy ligera. Pura esencia gallega, como Fran o Iago Aspas. 10. Habitual Ricard Camarena regenta este restaurante valenciano en el que el diseño sigue un estilo muy mediterráneo: colores que recuerdan a la playa y una tipografía con un toque desenfadado. El menú de navegación también está fijo en la parte superior de la pantalla, y con las secciones claramente diferenciadas, algo que siempre es un plus porque simplifica la navegación. 11. Raices La web del restaurante del mediático Carlos Maldonado, ganador de MasterChef, representa su carisma. Es divertida y vanguardista, mostrando un reflejo de sus platos. Pero, sobre todo, transmite la personalidad del chef. Además, es una web con un estilo juvenil, que conecta con las personas más jóvenes, el colectivo que se puede sentir más identificado con Maldonado. 12. Casa Gerardo El blanco es el color principal de la web, en la que la mayor parte del espacio está destinada a imágenes. Este restaurante asturiano está especializado en la fabada, y esto es lo primero que ves cuando entras en su página con apenas dos imágenes. Además, el funcionamiento de la página es muy intuitivo. 13. Cocinandos Este restaurante leonés tiene la peculiaridad de que cambia semanalmente su menú, y es que lo conforma en función de los productos de los que dispone cada semana. La principal característica de su web es la simplicidad; de hecho, la página principal está compuesta únicamente por un vídeo. El contenido de cada menú de navegación, por lo general, también es muy visual debido al predominio de las fotografías, lo que hace que su lectura sea más ligera. 14. Heart Ibiza Este espacio gastronómico, creado por los hermanos Adrià y el Cirque du Soleil, plasma en su web la originalidad de su concepto. El cliente disfruta de una integración entre la gastronomía y el espectáculo; por ello han optado por un diseño de la web puramente interactivo y visual. El usuario no tiene que hacer scroll, sino que navega de una página a otra a través de los diferentes botones habilitados para ello. Y, sin duda, lo que más llama la atención es el espectacular diseño visual, que recuerda al Cirque du Soleil. 15. El Club Allard Este negocio, ubicado en pleno corazón de Madrid, desprende mucha elegancia ya desde su web. La usabilidad y funcionalidad son muy buenas, pues es muy fácil situarse en cualquier parte de la misma. Además, incluye una parte interactiva en la que el cliente visualiza los platos y debe situarse encima de ellos para descubrir qué son. Este hecho es un gran atractivo para el usuario, pues ve la estética de los platos, y eso aumenta sus ganas de ir al restaurante y probarlos. Como has visto, la usabilidad y la funcionalidad son las principales características para que tu web traiga clientes. Sin embargo, cada vez se da más importancia al diseño visual, pues además debe ser atractiva. La apuesta de la mayoría de estos restaurantes es utilizar un diseño con un fondo claro, potenciado por elementos audiovisuales como fotos y vídeos que hagan que la web sea dinámica. Toma nota y convierte tu página en un mecanismo para captar usuarios, creándoles la necesidad de ir a visitarte.

Llega una de las fechas más esperadas del año para muchos. Y no, no es la final de la Champions o de la Copa del Rey. Es la Semana Santa. Cuatro días festivos que para algunos se transforman en una semana completa, y que por supuesto, aprovechan para sus planes de ocio. Y es que la Semana Santa va de procesiones y mucho más: salir a tomar el aperitivo, viajar u organizar quedadas entre amigos en bares y restaurantes son planes habituales en esta época. Por lo tanto, tu negocio tiene en la Semana Santa una nueva oportunidad para llenar barra y salones. Pero, para eso, debes diferenciarte de tu competencia. Una opción es tematizar tu menú. Porque la gastronomía española cuenta con una serie de platos típicos de estas fechas que deben formar parte de tu oferta si quieres captar la atención de clientes potenciales y recurrentes. En Semana Santa, tarjeta amarilla a la carne La cocina ligada a Semana Santa cuenta con una peculiaridad que marca muchos de sus platos: la prohibición de consumir carne los viernes de Cuaresma. Aunque esta es una tradición religiosa, ha influido en la gastronomía a lo largo de los años. La ausencia de carne en el menú ha elevado la importancia de otros productos como las legumbres, el pescado o los dulces. Ya sabemos que los futbolistas tienen una dieta muy estricta, pero estamos de vacaciones en Semana Santa… Y si algo bueno tenemos en España, además del fútbol, es la materia prima. Por eso es recomendable que dediques un día a preparar tu menú de Semana Santa, combinando tradición y vanguardia para llegar tanto a tus clientes más clásicos como al público joven. A continuación te mostramos nuestro 11 titular para estas fechas. 1. Potaje de Vigilia  Es uno de los grandes clásicos de Semana Santa. Debido a la eliminación de la carne en la dieta durante los viernes de Cuaresma, la necesidad de ingerir otros alimentos que nos proporcionen la energía en su lugar. Este potaje se elabora con garbanzos, bacalao en salazón, espinacas y huevo cocido. El típico guiso cocinado a fuego lento que, maridado con un buen vino, será motivo más que suficiente para que tus clientes te visiten. Foto: 20minutos 2. Potaje viudas Otro de los platos que más se asocian con la Semana Santa es este guiso de patatas que, además, tiene la ventaja de que es muy fácil de hacer. El nombre de “patatas viudas” se debe a que no se acompaña de carne, como es habitual en guisos de patatas. Para elaborarlo solo necesitas patatas, cebolla, pimiento, ajo, laurel, aceite y, sobre todo, tiempo y mimo para cocinarlo. Éxito asegurado. Foto: La cocina de Alimerka 3. Sopa de Ajo Aunque este plato es habitual durante todo el año en las regiones castellanas, gana popularidad en el resto del país en Semana Santa. Parte de su celebridad se debe a que es muy barato de hacer, pues únicamente se elabora con pan, ajo, aceite, pimentón y huevo. Un consejo: escalfa el huevo justo antes de servirla en la propia sopa. Foto: Cocina Delirante 4. Porrusalda Este plato de cuchara es similar a las patatas viudas, solo que se le añade puerro. Para completarlo puedes añadirle bacalao. Esta receta es originaria del País Vasco, donde se comenzó a consumir durante el austero periodo de Cuaresma. Para degustar este plato en toda su esencia, lo mejor es dejar que se cueza la patata hasta que prácticamente se deshaga. Foto: El Español 5. Arroz con Bacalao La sobriedad simboliza los platos de Semana Santa, época en el que tradicionalmente era común realizar periodos de ayuno. El arroz con bacalao es uno de los platos típicos porque cuenta con dos ingredientes muy sencillos y con gran aporte calórico. Sin embargo, siéntete libre de innovar y crear tu propia versión. Foto: AMC 6. Buñuelos de pescado Suelen elaborarse con bacalao, aunque no queremos monopolizar nuestro 11 titular con este pescado. Para innovar en un plato tan tradicional como este, te proponemos rellenarlos de langostinos y manzana, para darle un toque sorpresa que apasionará a tus clientes. Acompáñalos de una salsa de tomate o una salsa verde (según si eres del Sevilla o del Betis), que le aportará una pincelada de color muy interesante. 7. Hornazo El hornazo es otro de esos platos característicos de Semana Santa que ha ido ganando fama a nivel nacional, pero cuyo origen se remonta a regiones como Salamanca o Jaén, donde se elabora salado y dulce respectivamente. La ventaja del hornazo es que puedes ser creativo a la hora de rellenarlo. Si sigues una línea más tradicional, opta por un relleno de picadillo, chorizo o jamón (o verduras y pescado para los más adeptos a la prohibición de carne de los viernes). Si, por el contrario, quieres probar cosas nuevas, te proponemos rellenos como buey de mar, sardinas con tomate o espinacas y queso. Foto: Cuchillo y tenedor 8. Pimientos rellenos de salmón, gambas y setas Un plato muy tradicional con un giro más actual. Los pimientos rellenos suelen ser muy recurrentes en los menús. Por ello, si quieres destacar necesitas una idea original que tus clientes solo puedan degustar en tu negocio. Te proponemos un relleno de salmón marinado, gambas y setas, que puedes acompañar por una salsa de queso suave con nueces. Otra idea es gratinarlo con un poco de mayonesa en vez de queso. Foto: Youtube 9. Torrijas El dulce que no puede faltar en esta época son las torrijas. Es, también, uno de los más versionados. Cada maestrillo tiene su librillo, y cada chef decide elaborarlas a su estilo. Así, la receta original de las torrijas ha derivado hasta variedades como torrijas de vino, en escabeche de frambuesa o la torrija de mermelada de limón, entre otras. Imaginación al poder. 10. Pestiños Es otro de los dulces típicos de Semana Santa. Tan típico que cuesta encontrarlo en otra época. Su elaboración es sencilla: una masa a base de harina, aceite de oliva para freírlos y miel para bañarlos. En este postre recomendamos ceñirse a la tradición, pues es un gran clásico de la gastronomía española que poco a poco se va perdiendo, y que únicamente recuperamos en épocas como esta. Foto: Cocina a buenas horas 11. Mona de Pascua Característico sobre todo de la región este de la península (Cataluña, Valencia, Castilla La Mancha, Murcia, etc.), hoy en día es un regalo con el que los padrinos obsequian a sus ahijados. La Mona de Pascua es el postre que marca el fin de la Cuaresma y, por tanto, de la Semana Santa. Aunque hoy en día su ingrediente principal es el chocolate, la mona tradicional era un bizcocho similar al roscón de Reyes decorado con huevos. Sin embargo, en el siglo XIX los pasteleros empezaron a sustituir los huevos de gallina por otros de chocolate, tradición que ha ido evolucionando hasta nuestros días, en los que podemos encontrar figuras de chocolate tan originales como esta de Messi, personaje elegido en 2010 para la tradicional mona a tamaño natural que cada año elabora el maestro pastelero Ramón Prats en Lleida. Foto: Eldiario24 Semana Santa es una época de tradiciones, pero ello no significa que no puedas innovar. Ofrecer algo diferente del resto de bares y restaurantes es clave para que tus clientes se decanten por tu establecimiento. Además, puedes aprovechar las redes sociales para anunciar tu menú especial de Semana Santa, e incluso para interactuar con ellos.

Di Stefano y Puskas, Kubala y Suárez, Van Basten y Gullit, Butragueño y Hugo Sánchez, Ronaldo y Rivaldo, Xavi e Iniesta, Forlán y Agüero. Cuando estas parejas jugaban juntas, todo cambiaba. Tenían una conexión especial. Un vínculo que incrementaba de manera exponencial las potencialidades de cada uno. Juntos, en definitiva, eran mejores. Y, sobre todo, mucho más eficaces para sus clubes o selecciones. Ahora, extrapolemos este comportamiento a tu negocio. Concretamente, a tu bar o restaurante. Conectar dispositivos para incrementar la eficiencia de tus equipos, para obtener información sobre los intereses de tus usuarios y darles un mejor servicio, para mejorar tu gestión. En definitiva, para optimizar tus procesos y obtener una mayor rentabilidad. En esto consiste precisamente Internet of Things o Internet de las Cosas. Nota: A veces, lo verás nombrado y abreviado como IoT -igual que Cristiano Ronaldo es CR7-. Internet of Things: Interconexión en tu restaurante Comenzando por el principio, cuando hablamos de Internet of Things lo hacemos de la conexión a través de Internet de cualquier objeto o equipo con otro de su entorno. Esta conectividad posibilita que tomen datos y los intercambien. Un ejemplo muy sencillo es el de los kioscos autoservicio de McDonalds. Seguro que los has visto. El cliente, en vez de esperar su turno en la cola, puede elegir realizar un pedido a través de estos dispositivos. Su comanda se envía directamente a cocina, que lo recibe en otro dispositivo. Además, en el caso de la cadena de hamburguesas, hay un tercer actor, el teléfono móvil del usuario, desde el que pueden pedir, pero también pagar su pedido. Fuente: Forbes Pero esto es solo el principio. La tecnología IoT evoluciona constantemente y son muchas las funcionalidades de las que provee a los negocios de hostelería. Aplicaciones de IoT en el día a día de tu restaurante Llegados a este punto, te interesará saber qué más ventajas y aplicaciones tiene Internet of Things en el día a día de los restaurantes. Porque igual que la teoría nos dice que marcar un penalti no es excesivamente complicado, luego la práctica ya es otra cosa. Que se lo digan a Djukic, a Nadal o a Koke y Aspas en el último Campeonato del Mundo… Por esto, dejemos por un momento al lado lo que debería ser y centrémonos en lo que realmente a día de hoy es. Estas son solo algunas de sus aplicaciones: Regulación de la calefacción, del aire acondicionado y de la iluminación. Hace tiempo que en restaurantes de todo el mundo se controla, mediante sensores, la climatización en función de la utilización de los fogones. Cuanto más calor, más potencia en el aire acondicionado o una mayor reducción de los grados de la calefacción. También se adapta la luz gracias a sensores en función del tránsito de usuarios. Por ejemplo, si el salón está vacío o solo está ocupado en uno de sus extremos, se iluminará solo una parte y no todo el habitáculo. Esto repercute, de manera directa, en un importante ahorro energético, pero también en la prolongación de la vida útil de los equipos. Por supuesto, los datos de consumo se envían a un cuadro de mando para que sean monitorizados por los encargados y, a partir de ellos, puedan establecer medidas de reducción de costes y adaptación del suministro en función de las necesidades reales. Seguridad alimentaria. Una cadena de restaurantes española por todos conocida, el Grupo Vips, se sirve de sensores IoT para, midiendo la temperatura de sus neveras, arcones, vitrinas, etc., controlar la seguridad alimentaria en sus restaurantes. Todos los alimentos deben estar en perfectas condiciones de conservación. Los responsables reciben en tiempo real toda esa información y, si hay alguna incidencia, pueden tomar decisiones rápidas gracias a la automatización en la extracción de datos. Cafeteras hiperconectadas. Las cafeteras son a los bares y restaurantes españoles lo que el sombrero cordobés a las celebraciones de gol de Finidi: totalmente imprescindibles. Ahora, gracias a IoT, el propietario de uno o varios restaurantes puede conocer de antemano el número de ciclos de café de cada máquina, si puede haber una potencial avería o si necesita mantenimiento. Esto se traduce en una mayor eficiencia en la gestión del restaurante. En este sentido, Quality Espresso Link es la empresa que ha apostado por estas máquinas y que las presentó junto a Vodafone en el Mobile World Congress. Fuente: Hostelvending Gestión de alimentos perecederos y almacén. Es muy habitual que los restaurantes trabajen con alimentos o ingredientes con una reducida vida útil: Por ejemplo, el pescado fresco o el marisco suelen consumirse casi en el mismo día en el que se compran al proveedor. Sin embargo, existen otros alimentos que quizá puedan durar más días, como la fruta o los vegetales. Pero, ¿cuánto? A veces no se sabe a ciencia cierta y, por no medir bien a la hora de hacer la compra, acaba desperdiciándose mucha comida. Para responder a esta pregunta, Internet of Things es un aliado de jefes de cocina y gerentes de restaurantes. Por ejemplo, la compañía Skelabs ha desarrollado Neo, un tarro de cristal inteligente que se conecta con el móvil del responsable de cocina. Este dispositivo le posibilita ver las cantidades exactas de producto de las que disponen y generar alertas cuando quede poco y sea necesaria una reposición. Así, la gestión del almacén se hace inteligente y se evita el desperdicio de alimentos porque se haya comprado demasiada cantidad. Fuente: Digital Trends Como ves, la digitalización ha llegado a la hostelería para quedarse y las aplicaciones de Internet of Things al sector de la restauración son tan variadas como los peinados de Pogba. Elige bien cuáles son las que mejor le “quedan” a tu restaurante y comienza a disfrutar de todas sus ventajas.

Llega una de las fechas más esperadas del año para muchos. Y no, no es la final de la Champions o de la Copa del Rey. Es la Semana Santa. Cuatro días festivos que para algunos se transforman en una semana completa, y que por supuesto, aprovechan para sus planes de ocio. Y es que la Semana Santa va de procesiones y mucho más: salir a tomar el aperitivo, viajar u organizar quedadas entre amigos en bares y restaurantes son planes habituales en esta época. Por lo tanto, tu negocio tiene en la Semana Santa una nueva oportunidad para llenar barra y salones. Pero, para eso, debes diferenciarte de tu competencia. Una opción es tematizar tu menú. Porque la gastronomía española cuenta con una serie de platos típicos de estas fechas que deben formar parte de tu oferta si quieres captar la atención de clientes potenciales y recurrentes. En Semana Santa, tarjeta amarilla a la carne La cocina ligada a Semana Santa cuenta con una peculiaridad que marca muchos de sus platos: la prohibición de consumir carne los viernes de Cuaresma. Aunque esta es una tradición religiosa, ha influido en la gastronomía a lo largo de los años. La ausencia de carne en el menú ha elevado la importancia de otros productos como las legumbres, el pescado o los dulces. Ya sabemos que los futbolistas tienen una dieta muy estricta, pero estamos de vacaciones en Semana Santa… Y si algo bueno tenemos en España, además del fútbol, es la materia prima. Por eso es recomendable que dediques un día a preparar tu menú de Semana Santa, combinando tradición y vanguardia para llegar tanto a tus clientes más clásicos como al público joven. A continuación te mostramos nuestro 11 titular para estas fechas. 1. Potaje de Vigilia  Es uno de los grandes clásicos de Semana Santa. Debido a la eliminación de la carne en la dieta durante los viernes de Cuaresma, la necesidad de ingerir otros alimentos que nos proporcionen la energía en su lugar. Este potaje se elabora con garbanzos, bacalao en salazón, espinacas y huevo cocido. El típico guiso cocinado a fuego lento que, maridado con un buen vino, será motivo más que suficiente para que tus clientes te visiten. Foto: 20minutos 2. Potaje viudas Otro de los platos que más se asocian con la Semana Santa es este guiso de patatas que, además, tiene la ventaja de que es muy fácil de hacer. El nombre de “patatas viudas” se debe a que no se acompaña de carne, como es habitual en guisos de patatas. Para elaborarlo solo necesitas patatas, cebolla, pimiento, ajo, laurel, aceite y, sobre todo, tiempo y mimo para cocinarlo. Éxito asegurado. Foto: La cocina de Alimerka 3. Sopa de Ajo Aunque este plato es habitual durante todo el año en las regiones castellanas, gana popularidad en el resto del país en Semana Santa. Parte de su celebridad se debe a que es muy barato de hacer, pues únicamente se elabora con pan, ajo, aceite, pimentón y huevo. Un consejo: escalfa el huevo justo antes de servirla en la propia sopa. Foto: Cocina Delirante 4. Porrusalda Este plato de cuchara es similar a las patatas viudas, solo que se le añade puerro. Para completarlo puedes añadirle bacalao. Esta receta es originaria del País Vasco, donde se comenzó a consumir durante el austero periodo de Cuaresma. Para degustar este plato en toda su esencia, lo mejor es dejar que se cueza la patata hasta que prácticamente se deshaga. Foto: El Español 5. Arroz con Bacalao La sobriedad simboliza los platos de Semana Santa, época en el que tradicionalmente era común realizar periodos de ayuno. El arroz con bacalao es uno de los platos típicos porque cuenta con dos ingredientes muy sencillos y con gran aporte calórico. Sin embargo, siéntete libre de innovar y crear tu propia versión. Foto: AMC 6. Buñuelos de pescado Suelen elaborarse con bacalao, aunque no queremos monopolizar nuestro 11 titular con este pescado. Para innovar en un plato tan tradicional como este, te proponemos rellenarlos de langostinos y manzana, para darle un toque sorpresa que apasionará a tus clientes. Acompáñalos de una salsa de tomate o una salsa verde (según si eres del Sevilla o del Betis), que le aportará una pincelada de color muy interesante. 7. Hornazo El hornazo es otro de esos platos característicos de Semana Santa que ha ido ganando fama a nivel nacional, pero cuyo origen se remonta a regiones como Salamanca o Jaén, donde se elabora salado y dulce respectivamente. La ventaja del hornazo es que puedes ser creativo a la hora de rellenarlo. Si sigues una línea más tradicional, opta por un relleno de picadillo, chorizo o jamón (o verduras y pescado para los más adeptos a la prohibición de carne de los viernes). Si, por el contrario, quieres probar cosas nuevas, te proponemos rellenos como buey de mar, sardinas con tomate o espinacas y queso. Foto: Cuchillo y tenedor 8. Pimientos rellenos de salmón, gambas y setas Un plato muy tradicional con un giro más actual. Los pimientos rellenos suelen ser muy recurrentes en los menús. Por ello, si quieres destacar necesitas una idea original que tus clientes solo puedan degustar en tu negocio. Te proponemos un relleno de salmón marinado, gambas y setas, que puedes acompañar por una salsa de queso suave con nueces. Otra idea es gratinarlo con un poco de mayonesa en vez de queso. Foto: Youtube 9. Torrijas El dulce que no puede faltar en esta época son las torrijas. Es, también, uno de los más versionados. Cada maestrillo tiene su librillo, y cada chef decide elaborarlas a su estilo. Así, la receta original de las torrijas ha derivado hasta variedades como torrijas de vino, en escabeche de frambuesa o la torrija de mermelada de limón, entre otras. Imaginación al poder. 10. Pestiños Es otro de los dulces típicos de Semana Santa. Tan típico que cuesta encontrarlo en otra época. Su elaboración es sencilla: una masa a base de harina, aceite de oliva para freírlos y miel para bañarlos. En este postre recomendamos ceñirse a la tradición, pues es un gran clásico de la gastronomía española que poco a poco se va perdiendo, y que únicamente recuperamos en épocas como esta. Foto: Cocina a buenas horas 11. Mona de Pascua Característico sobre todo de la región este de la península (Cataluña, Valencia, Castilla La Mancha, Murcia, etc.), hoy en día es un regalo con el que los padrinos obsequian a sus ahijados. La Mona de Pascua es el postre que marca el fin de la Cuaresma y, por tanto, de la Semana Santa. Aunque hoy en día su ingrediente principal es el chocolate, la mona tradicional era un bizcocho similar al roscón de Reyes decorado con huevos. Sin embargo, en el siglo XIX los pasteleros empezaron a sustituir los huevos de gallina por otros de chocolate, tradición que ha ido evolucionando hasta nuestros días, en los que podemos encontrar figuras de chocolate tan originales como esta de Messi, personaje elegido en 2010 para la tradicional mona a tamaño natural que cada año elabora el maestro pastelero Ramón Prats en Lleida. Foto: Eldiario24 Semana Santa es una época de tradiciones, pero ello no significa que no puedas innovar. Ofrecer algo diferente del resto de bares y restaurantes es clave para que tus clientes se decanten por tu establecimiento. Además, puedes aprovechar las redes sociales para anunciar tu menú especial de Semana Santa, e incluso para interactuar con ellos.

Di Stefano y Puskas, Kubala y Suárez, Van Basten y Gullit, Butragueño y Hugo Sánchez, Ronaldo y Rivaldo, Xavi e Iniesta, Forlán y Agüero. Cuando estas parejas jugaban juntas, todo cambiaba. Tenían una conexión especial. Un vínculo que incrementaba de manera exponencial las potencialidades de cada uno. Juntos, en definitiva, eran mejores. Y, sobre todo, mucho más eficaces para sus clubes o selecciones. Ahora, extrapolemos este comportamiento a tu negocio. Concretamente, a tu bar o restaurante. Conectar dispositivos para incrementar la eficiencia de tus equipos, para obtener información sobre los intereses de tus usuarios y darles un mejor servicio, para mejorar tu gestión. En definitiva, para optimizar tus procesos y obtener una mayor rentabilidad. En esto consiste precisamente Internet of Things o Internet de las Cosas. Nota: A veces, lo verás nombrado y abreviado como IoT -igual que Cristiano Ronaldo es CR7-. Internet of Things: Interconexión en tu restaurante Comenzando por el principio, cuando hablamos de Internet of Things lo hacemos de la conexión a través de Internet de cualquier objeto o equipo con otro de su entorno. Esta conectividad posibilita que tomen datos y los intercambien. Un ejemplo muy sencillo es el de los kioscos autoservicio de McDonalds. Seguro que los has visto. El cliente, en vez de esperar su turno en la cola, puede elegir realizar un pedido a través de estos dispositivos. Su comanda se envía directamente a cocina, que lo recibe en otro dispositivo. Además, en el caso de la cadena de hamburguesas, hay un tercer actor, el teléfono móvil del usuario, desde el que pueden pedir, pero también pagar su pedido. Fuente: Forbes Pero esto es solo el principio. La tecnología IoT evoluciona constantemente y son muchas las funcionalidades de las que provee a los negocios de hostelería. Aplicaciones de IoT en el día a día de tu restaurante Llegados a este punto, te interesará saber qué más ventajas y aplicaciones tiene Internet of Things en el día a día de los restaurantes. Porque igual que la teoría nos dice que marcar un penalti no es excesivamente complicado, luego la práctica ya es otra cosa. Que se lo digan a Djukic, a Nadal o a Koke y Aspas en el último Campeonato del Mundo… Por esto, dejemos por un momento al lado lo que debería ser y centrémonos en lo que realmente a día de hoy es. Estas son solo algunas de sus aplicaciones: Regulación de la calefacción, del aire acondicionado y de la iluminación. Hace tiempo que en restaurantes de todo el mundo se controla, mediante sensores, la climatización en función de la utilización de los fogones. Cuanto más calor, más potencia en el aire acondicionado o una mayor reducción de los grados de la calefacción. También se adapta la luz gracias a sensores en función del tránsito de usuarios. Por ejemplo, si el salón está vacío o solo está ocupado en uno de sus extremos, se iluminará solo una parte y no todo el habitáculo. Esto repercute, de manera directa, en un importante ahorro energético, pero también en la prolongación de la vida útil de los equipos. Por supuesto, los datos de consumo se envían a un cuadro de mando para que sean monitorizados por los encargados y, a partir de ellos, puedan establecer medidas de reducción de costes y adaptación del suministro en función de las necesidades reales. Seguridad alimentaria. Una cadena de restaurantes española por todos conocida, el Grupo Vips, se sirve de sensores IoT para, midiendo la temperatura de sus neveras, arcones, vitrinas, etc., controlar la seguridad alimentaria en sus restaurantes. Todos los alimentos deben estar en perfectas condiciones de conservación. Los responsables reciben en tiempo real toda esa información y, si hay alguna incidencia, pueden tomar decisiones rápidas gracias a la automatización en la extracción de datos. Cafeteras hiperconectadas. Las cafeteras son a los bares y restaurantes españoles lo que el sombrero cordobés a las celebraciones de gol de Finidi: totalmente imprescindibles. Ahora, gracias a IoT, el propietario de uno o varios restaurantes puede conocer de antemano el número de ciclos de café de cada máquina, si puede haber una potencial avería o si necesita mantenimiento. Esto se traduce en una mayor eficiencia en la gestión del restaurante. En este sentido, Quality Espresso Link es la empresa que ha apostado por estas máquinas y que las presentó junto a Vodafone en el Mobile World Congress. Fuente: Hostelvending Gestión de alimentos perecederos y almacén. Es muy habitual que los restaurantes trabajen con alimentos o ingredientes con una reducida vida útil: Por ejemplo, el pescado fresco o el marisco suelen consumirse casi en el mismo día en el que se compran al proveedor. Sin embargo, existen otros alimentos que quizá puedan durar más días, como la fruta o los vegetales. Pero, ¿cuánto? A veces no se sabe a ciencia cierta y, por no medir bien a la hora de hacer la compra, acaba desperdiciándose mucha comida. Para responder a esta pregunta, Internet of Things es un aliado de jefes de cocina y gerentes de restaurantes. Por ejemplo, la compañía Skelabs ha desarrollado Neo, un tarro de cristal inteligente que se conecta con el móvil del responsable de cocina. Este dispositivo le posibilita ver las cantidades exactas de producto de las que disponen y generar alertas cuando quede poco y sea necesaria una reposición. Así, la gestión del almacén se hace inteligente y se evita el desperdicio de alimentos porque se haya comprado demasiada cantidad. Fuente: Digital Trends Como ves, la digitalización ha llegado a la hostelería para quedarse y las aplicaciones de Internet of Things al sector de la restauración son tan variadas como los peinados de Pogba. Elige bien cuáles son las que mejor le “quedan” a tu restaurante y comienza a disfrutar de todas sus ventajas.

Que los clientes repitan ración de torreznos en tu bar es bueno para ti. No hay ninguna duda. Que viendo los mejores partidazos de la Champions se pidan más de un refresco, pues tampoco está nada mal. En ambos casos puede significar algún gramo de más para los futboleros que disfrutan de los partidos en tu negocio, pero también más dinero en caja. Pero, al final, estos clientes no tendrán que hacer un sprint de 60 metros, perseguir por la banda a Jordi Alba, aguantar una eliminatoria con prórroga o cubrir a Vinicius Jr. Por eso, cuando son los jugadores de tu equipo los que se toman alguna ración de más, ya no te hace tanta gracia. El último al que le han perseguido los rumores de estar algo por encima de su peso ha sido a Marcelo, pero nosotros queremos echar la vista atrás para recordar esos futbolistas a los que su afición por la comida les hizo ganarse más de un titular. Así que, tú que puedes, ponte cómodo, prepárate un montadito y acompáñanos en este recorrido por esta alineación de jugones que tuvieron algún momento fuera de forma -o, al menos, de la forma exigida a un futbolista-. //

La presencia de un buen camarero es clave para que un restaurante tenga éxito. Estos profesionales actúan como embajadores del mismo, y, por tanto, la buena disposición de los camareros puede ser el broche perfecto para que el cliente se lleve una impresión positiva del establecimiento. El trabajo de atención al público conlleva una serie de responsabilidades que debe tener en cuenta cualquiera que se dedique a ello. Es decir, si tienes un bar, el servicio probablemente sea uno de los factores decisivos que pueden hacer que el cliente vuelva o no. Hay ciertas acciones que los camareros tienen que evitar sí o sí. Dar malas contestaciones a los comensales o no saber qué incluye el menú son algunas de ellas. Y, aunque parecen conceptos básicos, no todos los camareros los cumplen. Por ello, a la hora de contratar al personal, hay que buscar una serie de cualidades imprescindibles. No se trata de mostrar la vis cómica de Joaquín, pero tampoco conviene hacer gala de la “simpatía” de Mourinho. La clave está en encontrar el término medio. En esta infografía te mostramos las características perfectas para saber cuándo has encontrado al camarero ideal para tu restaurante. Dotes comerciales Un camarero es un comercial de su propio bar. Por tanto, tiene que tener un espíritu que le incite a vender más y más. Ante un cliente dubitativo, tiene que desplegar todo su arsenal de argumentos para convencerle de aquello que cumpla sus necesidades. Habilidades comunicativas La labia es fundamental para desempeñar este trabajo. No solo captas la atención de los comensales, sino que contribuyes a que se sientan más cómodos contigo. Si explica las cosas adecuadamente, transmitirá mucha más confianza que si muestra inseguridad en sus respuestas. Y aquí, nuevamente apostamos por el término medio: que no sea tan parco como Luis Enrique ni tan divagador como Valdano. Sonrisa permanente En este punto, no podemos evitar rememorar a Van Gaal y su “siempre negatifo, nunca positifo” No hay nada peor que un camarero malhumorado de manera constante. Algo así como cuando Bale celebra los goles. Mostrar una sonrisa a tus clientes les predispone positivamente. Además, se sentirán mucho más agradecidos por el servicio. Detalles como este son los que pueden hacer que la experiencia gastronómica sea perfecta. Capacidad de organización Es un factor imprescindible para ser buen camarero. Puede darse la situación de tener el restaurante lleno y de que se acumulen las comandas a la misma hora. Si no hay una buena organización, lo más probable es que el servicio no salga bien. El resultado: clientes descontentos por falta de orden. Imagínatelo en otro ámbito: ¿qué diferencia a Simeone de Sarri? El primero organiza bien al Atleti y los colchoneros lo aplauden; el segundo, todo lo contrario. Gestión del estrés El agobio puntual que puede generar la llegada masiva de clientes puede bloquearle si no tiene la capacidad resolutiva de administrarlo. Lo importante es que el cliente no perciba ese estrés, pues le transmitiría más desconfianza y, como consecuencia, una peor percepción del servicio. Conocimiento del menú ¿Te imaginas un futbolista que no sepa darle al balón (caso aparte la destreza de Karius)? Es inconcebible. Igual pasa con los camareros a los que el cliente les pregunta por un plato de la carta y su respuesta es “tengo que preguntarlo en cocina”. Cuanto más lejos, mejor. La educación por encima de todo Mantener el respeto al cliente en todo momento es una de las reglas básicas de la hostelería y de la vida en general. En ocasiones hay clientes desagradables, pero eso no justifica que el camarero deba perder los nervios. Cuanto más idiomas mejor Si algo caracteriza a la gastronomía española es su fama mundialmente reconocida, algo que sin duda atrae a muchos turistas. Por ello, no sería raro que a tu restaurante vayan extranjeros a comer y cenar, y no siempre entienden bien nuestro idioma. Ante esa situación hay dos posibles escenarios: si el camarero habla otros idiomas, los clientes se sentirán comprendidos y es probable que se queden a comer. Si, en caso contrario, el camarero solo habla español y no puede entenderles, probablemente buscarán otro restaurante en el que encuentren esa comunicación. Se trata, básicamente, de que tu camarero domine el inglés un poco mejor que Jesús Gil en la mítica rueda de prensa con periodistas holandeses. Tampoco es difícil. Trabajo en equipo A la hora de dar un servicio de hostelería es fundamental saber trabajar conjuntamente con tus compañeros. Y, a menos que seas Cristiano o Messi (a quienes se les perdona su individualismo porque lo compensan marcando goles), el trabajo en equipo es esencial. Apoyarse unos en otros es sinónimo de éxito. En cambio, no saber coordinarse con el resto del equipo implica no solo un trabajo peor hecho, sino también un mal ambiente laboral. Por ello, el camarero perfecto debe tener clara la importancia de este engranaje y contribuir a él. Compromiso Ser camarero es incompatible con ciertas actividades. Imagínate que tenga que abrir el bar a las 6 de la mañana, se enfrente a un turno largo y llegue tras haberse pasado la noche entera de fiesta con Ronaldinho. Es inviable. La persona que desempeñe este puesto debe mostrar un alto nivel de compromiso. Si te topas con un Mágico González en potencia, mejor descártalo. Si encuentras a un candidato que reúne todas estas cualidades, no dudes en ofrecerle el puesto: es el camarero perfecto. Una vez contratado, está de tu mano hacerle sentir a gusto y evitar que se vaya a trabajar a otro restaurante.

Que los clientes repitan ración de torreznos en tu bar es bueno para ti. No hay ninguna duda. Que viendo los mejores partidazos de la Champions se pidan más de un refresco, pues tampoco está nada mal. En ambos casos puede significar algún gramo de más para los futboleros que disfrutan de los partidos en tu negocio, pero también más dinero en caja. Pero, al final, estos clientes no tendrán que hacer un sprint de 60 metros, perseguir por la banda a Jordi Alba, aguantar una eliminatoria con prórroga o cubrir a Vinicius Jr. Por eso, cuando son los jugadores de tu equipo los que se toman alguna ración de más, ya no te hace tanta gracia. El último al que le han perseguido los rumores de estar algo por encima de su peso ha sido a Marcelo, pero nosotros queremos echar la vista atrás para recordar esos futbolistas a los que su afición por la comida les hizo ganarse más de un titular. Así que, tú que puedes, ponte cómodo, prepárate un montadito y acompáñanos en este recorrido por esta alineación de jugones que tuvieron algún momento fuera de forma -o, al menos, de la forma exigida a un futbolista-. //

La presencia de un buen camarero es clave para que un restaurante tenga éxito. Estos profesionales actúan como embajadores del mismo, y, por tanto, la buena disposición de los camareros puede ser el broche perfecto para que el cliente se lleve una impresión positiva del establecimiento. El trabajo de atención al público conlleva una serie de responsabilidades que debe tener en cuenta cualquiera que se dedique a ello. Es decir, si tienes un bar, el servicio probablemente sea uno de los factores decisivos que pueden hacer que el cliente vuelva o no. Hay ciertas acciones que los camareros tienen que evitar sí o sí. Dar malas contestaciones a los comensales o no saber qué incluye el menú son algunas de ellas. Y, aunque parecen conceptos básicos, no todos los camareros los cumplen. Por ello, a la hora de contratar al personal, hay que buscar una serie de cualidades imprescindibles. No se trata de mostrar la vis cómica de Joaquín, pero tampoco conviene hacer gala de la “simpatía” de Mourinho. La clave está en encontrar el término medio. En esta infografía te mostramos las características perfectas para saber cuándo has encontrado al camarero ideal para tu restaurante. Dotes comerciales Un camarero es un comercial de su propio bar. Por tanto, tiene que tener un espíritu que le incite a vender más y más. Ante un cliente dubitativo, tiene que desplegar todo su arsenal de argumentos para convencerle de aquello que cumpla sus necesidades. Habilidades comunicativas La labia es fundamental para desempeñar este trabajo. No solo captas la atención de los comensales, sino que contribuyes a que se sientan más cómodos contigo. Si explica las cosas adecuadamente, transmitirá mucha más confianza que si muestra inseguridad en sus respuestas. Y aquí, nuevamente apostamos por el término medio: que no sea tan parco como Luis Enrique ni tan divagador como Valdano. Sonrisa permanente En este punto, no podemos evitar rememorar a Van Gaal y su “siempre negatifo, nunca positifo” No hay nada peor que un camarero malhumorado de manera constante. Algo así como cuando Bale celebra los goles. Mostrar una sonrisa a tus clientes les predispone positivamente. Además, se sentirán mucho más agradecidos por el servicio. Detalles como este son los que pueden hacer que la experiencia gastronómica sea perfecta. Capacidad de organización Es un factor imprescindible para ser buen camarero. Puede darse la situación de tener el restaurante lleno y de que se acumulen las comandas a la misma hora. Si no hay una buena organización, lo más probable es que el servicio no salga bien. El resultado: clientes descontentos por falta de orden. Imagínatelo en otro ámbito: ¿qué diferencia a Simeone de Sarri? El primero organiza bien al Atleti y los colchoneros lo aplauden; el segundo, todo lo contrario. Gestión del estrés El agobio puntual que puede generar la llegada masiva de clientes puede bloquearle si no tiene la capacidad resolutiva de administrarlo. Lo importante es que el cliente no perciba ese estrés, pues le transmitiría más desconfianza y, como consecuencia, una peor percepción del servicio. Conocimiento del menú ¿Te imaginas un futbolista que no sepa darle al balón (caso aparte la destreza de Karius)? Es inconcebible. Igual pasa con los camareros a los que el cliente les pregunta por un plato de la carta y su respuesta es “tengo que preguntarlo en cocina”. Cuanto más lejos, mejor. La educación por encima de todo Mantener el respeto al cliente en todo momento es una de las reglas básicas de la hostelería y de la vida en general. En ocasiones hay clientes desagradables, pero eso no justifica que el camarero deba perder los nervios. Cuanto más idiomas mejor Si algo caracteriza a la gastronomía española es su fama mundialmente reconocida, algo que sin duda atrae a muchos turistas. Por ello, no sería raro que a tu restaurante vayan extranjeros a comer y cenar, y no siempre entienden bien nuestro idioma. Ante esa situación hay dos posibles escenarios: si el camarero habla otros idiomas, los clientes se sentirán comprendidos y es probable que se queden a comer. Si, en caso contrario, el camarero solo habla español y no puede entenderles, probablemente buscarán otro restaurante en el que encuentren esa comunicación. Se trata, básicamente, de que tu camarero domine el inglés un poco mejor que Jesús Gil en la mítica rueda de prensa con periodistas holandeses. Tampoco es difícil. Trabajo en equipo A la hora de dar un servicio de hostelería es fundamental saber trabajar conjuntamente con tus compañeros. Y, a menos que seas Cristiano o Messi (a quienes se les perdona su individualismo porque lo compensan marcando goles), el trabajo en equipo es esencial. Apoyarse unos en otros es sinónimo de éxito. En cambio, no saber coordinarse con el resto del equipo implica no solo un trabajo peor hecho, sino también un mal ambiente laboral. Por ello, el camarero perfecto debe tener clara la importancia de este engranaje y contribuir a él. Compromiso Ser camarero es incompatible con ciertas actividades. Imagínate que tenga que abrir el bar a las 6 de la mañana, se enfrente a un turno largo y llegue tras haberse pasado la noche entera de fiesta con Ronaldinho. Es inviable. La persona que desempeñe este puesto debe mostrar un alto nivel de compromiso. Si te topas con un Mágico González en potencia, mejor descártalo. Si encuentras a un candidato que reúne todas estas cualidades, no dudes en ofrecerle el puesto: es el camarero perfecto. Una vez contratado, está de tu mano hacerle sentir a gusto y evitar que se vaya a trabajar a otro restaurante.

En posts anteriores hemos hablado de la importancia que tiene una buena web para los bares y restaurantes. Es lo primero que ven muchos de los clientes, para los que la confianza que les transmita la página contribuye a su decisión de ir o no. Luis Aragonés no se ganó a la afición de la selección por arte de magia, sino a base de generarles seguridad y de hacerles creer que, con ese equipo, era posible “ganar y ganar y volver a ganar”. Pues con la página de tu restaurante pasa lo mismo. La relación entre la web y el usuario sigue cierta progresión, tiene que construirse poco a poco según éste se vaya convenciendo de lo que ve. Sin embargo, para que los clientes lleguen a tu página, ésta tiene que estar fácilmente accesible en Google. Y es que esta plataforma gana todos los años la Champions de los buscadores sin que exista, a día de hoy, un rival capaz de poner en entredicho su hegemonía. Entender su funcionamiento te permitirá sacarle el máximo rendimiento. Tu objetivo debe ser que la web de tu restaurante aparezca en la primera página de Google. Esto es, en el top 10 de resultados de búsqueda. El SEO, tu gran aliado para captar clientes Y aquí el crack que tu negocio necesita no es otro que el SEO (Search Engine Optimization), es decir, el conjunto de acciones que se llevan a cabo para mejorar el posicionamiento de forma orgánica. En el extremo opuesto estaría el SEM, una técnica de pago para aumentar posicionamiento. Haciendo un nuevo símil futbolístico, el SEO sería el Alavés, que sacando todo el partido de muchos jugadores fichados a coste 0 está haciendo un auténtico temporadón; y el SEM sería el Manchester City, que también la está haciendo pero previamente ha tirado de talonario. Al final, tanto los aficionados de un equipo como de otro están más que satisfechos y ambos clubes cumplirán con creces con sus objetivos. Diferentes estrategias, mismo resultado. Volviendo a la web de tu negocio, existen diversas técnicas que te ayudarán a conseguir este fin. En este post te damos algunas claves para optimizar tu posicionamiento. Elige las palabras clave adecuadas A priori puede parecer más sencillo de lo que realmente es. Seleccionar las palabras clave (keywords) perfectas para posicionar tu web es uno de los primeros pasos que debes llevar a cabo. Para comenzar, realiza una búsqueda de qué keywords son las más potentes en el sector de la hostelería, siempre en función del tipo de establecimiento que tengas.  Puede resultarte útil ponerte en la mente de tu cliente. Este barrido es interesante también para saber qué palabras no funcionan. Una vez que las hayas seleccionado, teniendo en cuenta aquellas que se utilizan más, recuerda incluirlas con cierta asiduidad en la web pero sin pasarte, para evitar penalizaciones de Google. Además, es importante tener en cuenta qué posibilidades tienes según la competencia que tenga la keyword. Por ejemplo, si tienes un restaurante italiano, lo lógico es que trates de posicionarte bajo la palabra clave “restaurante italiano”. Sin embargo, debes tener en cuenta que la competencia por esta keyword será más elevada, pues tiene 553 millones de resultados. Te recomendamos que ajustes un poco más y busques las keywords más específicas (long-tail), por ejemplo “menú restaurante italiano en Madrid” o “restaurante italiano en Les Corts Barcelona”. El contenido audiovisual es cada vez más importante Google otorga cada vez más importancia a las imágenes y los vídeos que al texto. Por un lado, los buscadores posicionan mejor las fotos. Por otra parte, la visualización de los vídeos hace que el usuario permanezca más tiempo en la página, y eso supone puntos a favor de cara a Google, pues interpreta que ofrecemos un contenido de calidad. Por ello es recomendable que en tu web incluyas contenido audiovisual; y si es propio, mejor. En este sentido, conviene adaptar tu contenido para que pueda ser visto también desde móvil, lo cual contribuirá al posicionamiento. Es decir, procura que las fotos y los vídeos estén adecuados al formato móvil (diseño responsive). No te olvides de las mataetiquetas Son unas etiquetas informativas que se añaden en el código HTML de una página y que dan información sobre la categorización de la misma. La finalidad de estos ‘tags’ de título y descripción es hacer que nuestro contenido sea inteligible para Google. Vendrían a ser como el comentarista del partido. Facilitan al motor de búsqueda la información que necesita saber sobre la web. De esta forma, la plataforma decidirá si posicionarlo o no. Por esto es importante utilizar metaetiquetas que Google entienda, como “title”, “description”, “robots”, “content”, etc. Los enlaces son garantía de calidad Tan importante como incluir links internos es generar links externos. Si otra web enlaza a nuestro contenido, Google lo entiende como una recomendación de contenido de calidad, y lo posiciona mejor. Eso sí, los enlaces tienen que ser de páginas que cuenten con una buena reputación. Por otro lado, conectar nuestras propias páginas favorece la navegación por la web, hace que el usuario esté más tiempo, y Google lo premia. Ofrece contenido de interés para los usuarios Si tienes una web de un restaurante, no escribas sobre zapatos. Esto es algo tan obvio como que Bogarde no tenía “ADN Barça”. Intenta averiguar qué esperan encontrar tus usuarios, además de tu menú. Un recurso útil -y atractivo- es incluir un blog o una página en la que publiques artículos relacionados con el sector, herramientas para tus clientes, o cualquier tipo de información con la que captar su atención (nuevos platos, eventos, retransmisiones deportivas de la semana, etc). Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de redactar el contenido es hacerlo ‘SEO-friendly’; es decir, incluir las palabras clave más potentes y pensar en él en clave más audiovisual. Las redes sociales se convierten en tu mejor aliado Hoy en día el mundo se mueve a través de las redes sociales. Tanto es así que se han convertido en una importante referencia a nivel de posicionamiento. Si enlazas tus redes sociales a tu web, redirigirás hacia ella todo el tráfico proveniente de la enorme difusión que éstas generan. Y aquí hacemos como cuando CR7 enseña abdominales, un poco de autopromoción: recuerda que tenemos varios posts para ayudarte a sacarles todo el partido. Un buen posicionamiento en Google puede ayudarte mucho en tu expansión digital. Tienes la posibilidad de abrir ante ti una fuente imparable de clientes potenciales si consigues aparecer en las primeras páginas del buscador. El balón está en tu campo; en tu mano está aprovechar la jugada o perder la oportunidad de ganar visibilidad.

Pensar en todo aquello que se convierta en un reclamo para captar clientes es fundamental para los bares y restaurantes. Las redes sociales, particularmente Instagram, son un gran escaparate para los establecimientos, especialmente si es alguna celebridad la que los menciona. Por eso es recomendable que, si tienes como cliente a alguien famoso, lo grites a los cuatro vientos. Al estilo de Luis Enrique. Si tienes ese autógrafo milenario de Zarra, la camiseta mítica de Beckenbauer o fotos con jugones como Guti o Diego Tristán que merezcan ser expuestas, te aconsejamos crear tu propio Wall of Fame. Ya se sabe que el hecho de que un personaje conocido visite un bar es motivo para que muchos clientes curiosos le imiten y descubran por qué ha elegido dicho negocio. Eso sí, una cosa es utilizar tu Wall of Fame como un reclamo para captar la atención de tus clientes, y otra muy distinta es forrar hasta el último metro cuadrado de tu bar. A continuación te mostramos algunos  consejos y ejemplos de establecimientos que puedes tomar como referencia, y otros a los que no deberías imitar. Cómo crear el Wall of Fame perfecto Aunque no existe una ciencia exacta en materia de decoración, sí hay ciertos aspectos que hay que tener en cuenta. La clave es encontrar el término medio con el que atraer la atención de tus clientes sin que tu restaurante parezca la grada de pie de Las Gaunas en los 90, todos ahí apretados. No recargues en exceso el local: para evitar que se vea demasiado lleno de fotografías, puedes optar por dos cosas. Por un lado, concentrar unas cuantas imágenes en un rincón, de forma que no ocupen todo el restaurante sino solamente la parte destinada a ello. Si, por el contrario, prefieres repartirlas por todo el negocio, no debes juntarlas en exceso para no agobiar a los clientes. No todas las fotografías deberían exponerse: en ocasiones es posible que tengas que filtrar y elegir qué imágenes vas a exponer y cuáles no. Los criterios a seguir varían: según la relevancia que tenga la persona conocida, según lo formal o informal que sea la foto, etc. Por ejemplo, si solo tienes sitio para una imagen y en el último mes te han visitado Griezmann y Paqui, excentral de Osasuna y Las Palmas, pues qué quieres que te digamos… El corazón nos dice que Paqui debería estar en tu pared, pero la razón nos dice que el francés tendrá una mayor capacidad de prescripción. Eso sí, quede aquí nuestro homenaje a Paqui Veza. Actualiza el repertorio: si se da el caso de que tu bar ha acumulado fotos a lo largo de muchos años, procura mezclarlas con algunas más actuales. De lo contrario parecería que el éxito del local es algo solo del pasado. Lúcelo en redes sociales: aprovecha los perfiles de tu establecimiento en redes para publicar imágenes donde los usuarios puedan ver tu Wall of Fame. Así despertarás en ellos las ganas de visitarte, y podrás generar más engagement mencionando las cuentas de aquellos famosos que te visiten y que formen parte de este rincón. El podio de los Walls of Fame Que tus clientes vean que están en el mismo bar en el que han estado estrellas del fútbol es sinónimo de éxito. Te mostramos algunos establecimientos que aprovechan al máximo esta ventaja: Válgame Dios Este local, ubicado en Madrid, es uno de los más conocidos del barrio de Chueca. Y no es para menos, pues son varias las celebrities que lo han visitado, como Marta Sánchez, Pedro Almodóvar, Carlos Jean o Pedro Duque. Las fotografías están colocadas de forma que se aprovecha muy bien el espacio sin ser cargante. Además, se intercalan con otras decoraciones, entre las que destacan diseños de lo más original. Aperto DC El chef Luigi Diotaiuti es uno de los principales embajadores de la comida italiana. En su restaurante Aperto, situado en Washington, han degustado el menú George Clooney, Hilary Clinton y John Kerry, entre otros. Con este elenco de visitas, no es de extrañar que el propietario haya creado un rincón (y solo un rincón) en el que exhibe todas las fotos de personajes conocidos a los que ha dado de comer. Paardenburg Este establecimiento es una visita obligada en Holanda si eres hincha del Ajax, pues reciben especialmente bien a todos los socios del Johan Cruyff Arena. El restaurante es prácticamente un lugar de culto al equipo y al mítico jugador. Sin embargo, la decoración no resulta burda, sino elegante y envolvente. Walls of Fame que están fuera de juego En el lado contrario encontramos una serie de restaurantes cuya pasión es desmedida, hasta el punto de recargar en exceso el restaurante. Una decoración exagerada puede crear una sensación de agobio e incomodidad en el cliente. A continuación te enseñamos algunos ejemplos de lo que no deberías hacer en tu restaurante. Katz's Delicatessen En Nueva York encontramos este restaurante, abierto desde 1888. El éxito del restaurante es algo claro, pues aguantar más de 130 años no es moco de pavo. Como pasa en muchas ocasiones, llevar tantos años al pie del cañón implica que han sido muchos los clientes que te han visitado. Y, si además de no dejar el espacio suficiente en la pared, juntas en exceso las mesas y es un sitio más bien oscuro, cuando el local se llena es fácil que sientas que te ahogas. Don Denis Es una de las marisquerías más conocidas de Andorra; lleva cerca de 40 años en pie y se ha convertido en un lugar de referencia en la zona. Claro que tanto tiempo da para muchas visitas, y el dueño del restaurante no ha querido dejar pasar la oportunidad de inmortalizarlas todas. El problema es que ha recargado tanto el establecimiento que, mires donde mires, solamente hay fotografías. El Tulipán Este local, situado en pleno barrio madrileño de Salamanca, se inauguró en los años 40. Su dueño era un colchonero de pura cepa, y por ello decidió decorar su bar con fotos y camisetas de jugadores del Atlético de Madrid. Con el paso del tiempo incluyó también reliquias de los madridistas, por lo que ahora vemos camisetas por todas partes. Incluso en el techo, algo que puede resultar ciertamente extraño si estás comiendo. Los restaurantes que están tan abarrotados de fotografías o autógrafos suelen ser los que más fama tienen; de ahí que sean tantos los famosos que van a visitarlos. Sin embargo, es siempre recomendable tener en cuenta la estética y crear una atmósfera acogedora, aunque a veces suponga sacrificar alguna de las fotos y no ponerla en nuestro establecimiento.

En posts anteriores hemos hablado de la importancia que tiene una buena web para los bares y restaurantes. Es lo primero que ven muchos de los clientes, para los que la confianza que les transmita la página contribuye a su decisión de ir o no. Luis Aragonés no se ganó a la afición de la selección por arte de magia, sino a base de generarles seguridad y de hacerles creer que, con ese equipo, era posible “ganar y ganar y volver a ganar”. Pues con la página de tu restaurante pasa lo mismo. La relación entre la web y el usuario sigue cierta progresión, tiene que construirse poco a poco según éste se vaya convenciendo de lo que ve. Sin embargo, para que los clientes lleguen a tu página, ésta tiene que estar fácilmente accesible en Google. Y es que esta plataforma gana todos los años la Champions de los buscadores sin que exista, a día de hoy, un rival capaz de poner en entredicho su hegemonía. Entender su funcionamiento te permitirá sacarle el máximo rendimiento. Tu objetivo debe ser que la web de tu restaurante aparezca en la primera página de Google. Esto es, en el top 10 de resultados de búsqueda. El SEO, tu gran aliado para captar clientes Y aquí el crack que tu negocio necesita no es otro que el SEO (Search Engine Optimization), es decir, el conjunto de acciones que se llevan a cabo para mejorar el posicionamiento de forma orgánica. En el extremo opuesto estaría el SEM, una técnica de pago para aumentar posicionamiento. Haciendo un nuevo símil futbolístico, el SEO sería el Alavés, que sacando todo el partido de muchos jugadores fichados a coste 0 está haciendo un auténtico temporadón; y el SEM sería el Manchester City, que también la está haciendo pero previamente ha tirado de talonario. Al final, tanto los aficionados de un equipo como de otro están más que satisfechos y ambos clubes cumplirán con creces con sus objetivos. Diferentes estrategias, mismo resultado. Volviendo a la web de tu negocio, existen diversas técnicas que te ayudarán a conseguir este fin. En este post te damos algunas claves para optimizar tu posicionamiento. Elige las palabras clave adecuadas A priori puede parecer más sencillo de lo que realmente es. Seleccionar las palabras clave (keywords) perfectas para posicionar tu web es uno de los primeros pasos que debes llevar a cabo. Para comenzar, realiza una búsqueda de qué keywords son las más potentes en el sector de la hostelería, siempre en función del tipo de establecimiento que tengas.  Puede resultarte útil ponerte en la mente de tu cliente. Este barrido es interesante también para saber qué palabras no funcionan. Una vez que las hayas seleccionado, teniendo en cuenta aquellas que se utilizan más, recuerda incluirlas con cierta asiduidad en la web pero sin pasarte, para evitar penalizaciones de Google. Además, es importante tener en cuenta qué posibilidades tienes según la competencia que tenga la keyword. Por ejemplo, si tienes un restaurante italiano, lo lógico es que trates de posicionarte bajo la palabra clave “restaurante italiano”. Sin embargo, debes tener en cuenta que la competencia por esta keyword será más elevada, pues tiene 553 millones de resultados. Te recomendamos que ajustes un poco más y busques las keywords más específicas (long-tail), por ejemplo “menú restaurante italiano en Madrid” o “restaurante italiano en Les Corts Barcelona”. El contenido audiovisual es cada vez más importante Google otorga cada vez más importancia a las imágenes y los vídeos que al texto. Por un lado, los buscadores posicionan mejor las fotos. Por otra parte, la visualización de los vídeos hace que el usuario permanezca más tiempo en la página, y eso supone puntos a favor de cara a Google, pues interpreta que ofrecemos un contenido de calidad. Por ello es recomendable que en tu web incluyas contenido audiovisual; y si es propio, mejor. En este sentido, conviene adaptar tu contenido para que pueda ser visto también desde móvil, lo cual contribuirá al posicionamiento. Es decir, procura que las fotos y los vídeos estén adecuados al formato móvil (diseño responsive). No te olvides de las mataetiquetas Son unas etiquetas informativas que se añaden en el código HTML de una página y que dan información sobre la categorización de la misma. La finalidad de estos ‘tags’ de título y descripción es hacer que nuestro contenido sea inteligible para Google. Vendrían a ser como el comentarista del partido. Facilitan al motor de búsqueda la información que necesita saber sobre la web. De esta forma, la plataforma decidirá si posicionarlo o no. Por esto es importante utilizar metaetiquetas que Google entienda, como “title”, “description”, “robots”, “content”, etc. Los enlaces son garantía de calidad Tan importante como incluir links internos es generar links externos. Si otra web enlaza a nuestro contenido, Google lo entiende como una recomendación de contenido de calidad, y lo posiciona mejor. Eso sí, los enlaces tienen que ser de páginas que cuenten con una buena reputación. Por otro lado, conectar nuestras propias páginas favorece la navegación por la web, hace que el usuario esté más tiempo, y Google lo premia. Ofrece contenido de interés para los usuarios Si tienes una web de un restaurante, no escribas sobre zapatos. Esto es algo tan obvio como que Bogarde no tenía “ADN Barça”. Intenta averiguar qué esperan encontrar tus usuarios, además de tu menú. Un recurso útil -y atractivo- es incluir un blog o una página en la que publiques artículos relacionados con el sector, herramientas para tus clientes, o cualquier tipo de información con la que captar su atención (nuevos platos, eventos, retransmisiones deportivas de la semana, etc). Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de redactar el contenido es hacerlo ‘SEO-friendly’; es decir, incluir las palabras clave más potentes y pensar en él en clave más audiovisual. Las redes sociales se convierten en tu mejor aliado Hoy en día el mundo se mueve a través de las redes sociales. Tanto es así que se han convertido en una importante referencia a nivel de posicionamiento. Si enlazas tus redes sociales a tu web, redirigirás hacia ella todo el tráfico proveniente de la enorme difusión que éstas generan. Y aquí hacemos como cuando CR7 enseña abdominales, un poco de autopromoción: recuerda que tenemos varios posts para ayudarte a sacarles todo el partido. Un buen posicionamiento en Google puede ayudarte mucho en tu expansión digital. Tienes la posibilidad de abrir ante ti una fuente imparable de clientes potenciales si consigues aparecer en las primeras páginas del buscador. El balón está en tu campo; en tu mano está aprovechar la jugada o perder la oportunidad de ganar visibilidad.

Pensar en todo aquello que se convierta en un reclamo para captar clientes es fundamental para los bares y restaurantes. Las redes sociales, particularmente Instagram, son un gran escaparate para los establecimientos, especialmente si es alguna celebridad la que los menciona. Por eso es recomendable que, si tienes como cliente a alguien famoso, lo grites a los cuatro vientos. Al estilo de Luis Enrique. Si tienes ese autógrafo milenario de Zarra, la camiseta mítica de Beckenbauer o fotos con jugones como Guti o Diego Tristán que merezcan ser expuestas, te aconsejamos crear tu propio Wall of Fame. Ya se sabe que el hecho de que un personaje conocido visite un bar es motivo para que muchos clientes curiosos le imiten y descubran por qué ha elegido dicho negocio. Eso sí, una cosa es utilizar tu Wall of Fame como un reclamo para captar la atención de tus clientes, y otra muy distinta es forrar hasta el último metro cuadrado de tu bar. A continuación te mostramos algunos  consejos y ejemplos de establecimientos que puedes tomar como referencia, y otros a los que no deberías imitar. Cómo crear el Wall of Fame perfecto Aunque no existe una ciencia exacta en materia de decoración, sí hay ciertos aspectos que hay que tener en cuenta. La clave es encontrar el término medio con el que atraer la atención de tus clientes sin que tu restaurante parezca la grada de pie de Las Gaunas en los 90, todos ahí apretados. No recargues en exceso el local: para evitar que se vea demasiado lleno de fotografías, puedes optar por dos cosas. Por un lado, concentrar unas cuantas imágenes en un rincón, de forma que no ocupen todo el restaurante sino solamente la parte destinada a ello. Si, por el contrario, prefieres repartirlas por todo el negocio, no debes juntarlas en exceso para no agobiar a los clientes. No todas las fotografías deberían exponerse: en ocasiones es posible que tengas que filtrar y elegir qué imágenes vas a exponer y cuáles no. Los criterios a seguir varían: según la relevancia que tenga la persona conocida, según lo formal o informal que sea la foto, etc. Por ejemplo, si solo tienes sitio para una imagen y en el último mes te han visitado Griezmann y Paqui, excentral de Osasuna y Las Palmas, pues qué quieres que te digamos… El corazón nos dice que Paqui debería estar en tu pared, pero la razón nos dice que el francés tendrá una mayor capacidad de prescripción. Eso sí, quede aquí nuestro homenaje a Paqui Veza. Actualiza el repertorio: si se da el caso de que tu bar ha acumulado fotos a lo largo de muchos años, procura mezclarlas con algunas más actuales. De lo contrario parecería que el éxito del local es algo solo del pasado. Lúcelo en redes sociales: aprovecha los perfiles de tu establecimiento en redes para publicar imágenes donde los usuarios puedan ver tu Wall of Fame. Así despertarás en ellos las ganas de visitarte, y podrás generar más engagement mencionando las cuentas de aquellos famosos que te visiten y que formen parte de este rincón. El podio de los Walls of Fame Que tus clientes vean que están en el mismo bar en el que han estado estrellas del fútbol es sinónimo de éxito. Te mostramos algunos establecimientos que aprovechan al máximo esta ventaja: Válgame Dios Este local, ubicado en Madrid, es uno de los más conocidos del barrio de Chueca. Y no es para menos, pues son varias las celebrities que lo han visitado, como Marta Sánchez, Pedro Almodóvar, Carlos Jean o Pedro Duque. Las fotografías están colocadas de forma que se aprovecha muy bien el espacio sin ser cargante. Además, se intercalan con otras decoraciones, entre las que destacan diseños de lo más original. Aperto DC El chef Luigi Diotaiuti es uno de los principales embajadores de la comida italiana. En su restaurante Aperto, situado en Washington, han degustado el menú George Clooney, Hilary Clinton y John Kerry, entre otros. Con este elenco de visitas, no es de extrañar que el propietario haya creado un rincón (y solo un rincón) en el que exhibe todas las fotos de personajes conocidos a los que ha dado de comer. Paardenburg Este establecimiento es una visita obligada en Holanda si eres hincha del Ajax, pues reciben especialmente bien a todos los socios del Johan Cruyff Arena. El restaurante es prácticamente un lugar de culto al equipo y al mítico jugador. Sin embargo, la decoración no resulta burda, sino elegante y envolvente. Walls of Fame que están fuera de juego En el lado contrario encontramos una serie de restaurantes cuya pasión es desmedida, hasta el punto de recargar en exceso el restaurante. Una decoración exagerada puede crear una sensación de agobio e incomodidad en el cliente. A continuación te enseñamos algunos ejemplos de lo que no deberías hacer en tu restaurante. Katz's Delicatessen En Nueva York encontramos este restaurante, abierto desde 1888. El éxito del restaurante es algo claro, pues aguantar más de 130 años no es moco de pavo. Como pasa en muchas ocasiones, llevar tantos años al pie del cañón implica que han sido muchos los clientes que te han visitado. Y, si además de no dejar el espacio suficiente en la pared, juntas en exceso las mesas y es un sitio más bien oscuro, cuando el local se llena es fácil que sientas que te ahogas. Don Denis Es una de las marisquerías más conocidas de Andorra; lleva cerca de 40 años en pie y se ha convertido en un lugar de referencia en la zona. Claro que tanto tiempo da para muchas visitas, y el dueño del restaurante no ha querido dejar pasar la oportunidad de inmortalizarlas todas. El problema es que ha recargado tanto el establecimiento que, mires donde mires, solamente hay fotografías. El Tulipán Este local, situado en pleno barrio madrileño de Salamanca, se inauguró en los años 40. Su dueño era un colchonero de pura cepa, y por ello decidió decorar su bar con fotos y camisetas de jugadores del Atlético de Madrid. Con el paso del tiempo incluyó también reliquias de los madridistas, por lo que ahora vemos camisetas por todas partes. Incluso en el techo, algo que puede resultar ciertamente extraño si estás comiendo. Los restaurantes que están tan abarrotados de fotografías o autógrafos suelen ser los que más fama tienen; de ahí que sean tantos los famosos que van a visitarlos. Sin embargo, es siempre recomendable tener en cuenta la estética y crear una atmósfera acogedora, aunque a veces suponga sacrificar alguna de las fotos y no ponerla en nuestro establecimiento.

El día 8 de marzo está reconocido globalmente como el Día Internacional de la Mujer, una fecha cuya relevancia ha ido creciendo a lo largo de los últimos años, en parte gracias a fenómenos como el #MeToo. Son cada vez más los ámbitos sociales en los que las mujeres ganan presencia. El deporte en general, y el fútbol en particular, es uno de ellos. Precisamente en el mundo del balompié, en el que ha predominado siempre la figura masculina, está abriéndose progresivamente a otorgar más visibilidad al fútbol femenino. Los medios de comunicación retransmiten con frecuencia estos encuentros y el reconocimiento profesional evoluciona constantemente. Por esto, desde #LoVemosEnElBar queremos hacer un recorrido por los hitos del fútbol femenino español en un día tan especial. Más árbitras en la RFEF La primera parada nos lleva al mundo del arbitraje. Según la RFEF, durante la temporada pasada había un total de 20 colegiadas en primera división, igualando en número a los 20 árbitros hombres. A lo largo de los últimos cinco años, el número de árbitras de fútbol se ha duplicado en España. Ya hay más rostros femeninos conocidos en este ámbito. Destaca especialmente Marta Huerta, cuya imagen fue utilizada por la federación holandesa en una campaña destinada a captar colegiadas. Desde este organismo afirmaron que seleccionaron la foto debido a la sensación de empoderamiento que desprenden sus gestos. Fuente: Marca.com Otro paso importante en materia de integración femenina en el mundo futbolístico es la inclusión de tres mujeres en el cuerpo directivo de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF): Ana Muñoz (vicepresidenta para asuntos de integridad), María Dolores Martínez (vocal), y Marisa González Casado (vocal). La Selección femenina de Sub-17, Premio Nacional del Deporte La Selección femenina de fútbol Sub-17, que hace unas semanas se coronaba como campeona del mundo en Uruguay, ha recibido el Premio Nacional del Deporte 2018. Se ha reconocido a nivel mediático especialmente a una de sus jugadoras, Salma Paralluelo, que compagina el fútbol con el atletismo. Y lo hace de una manera espectacular, pues con solo 15 años no solo ha ganado el Mundial sub 17, sino que ha sido medalla de bronce en el campeonato de España de Atletismo absoluto y ha conseguido marca mínima para el Europeo de Glasgow. Unos meses antes, las mismas jugadoras se proclamaron “reinas” de Europa, tras vencer a Alemania por 2-0, que hasta entonces era el equipo que sumaba más títulos. Eurocopa de Noruega y Suecia, primera participación española Si bien las Sub-17 son el futuro, no podemos olvidarnos en este repaso de las pioneras. En este sentido, mención especial merece el equipo que consiguió, por primera vez para España, participar en una Eurocopa. Además, lo lograron tras eliminar en el playoff a una potencia como Inglaterra. Fue en 1997 en el torneo celebrado en Noruega y Suecia, y lograron llegar hasta semifinales, donde cayeron por 2 a 1 frente a Italia. Una participación histórica. En ese mismo campeonato, la delantera Ángeles Parejo fue seleccionada por la UEFA en el 11 ideal del torneo. Vero Boquete, primera española en ganar la Champions Vero Boquete es una auténtica trotamundos del mundo del fútbol. La gallega ha jugado en España, Estados Unidos, Rusia, Suecia, Francia, Alemania y China. Es considerada por muchos la mejor jugadora española de la historia y carga sobre sus espaldas una trayectoria repleta de títulos colectivos y distinciones individuales al alcance de muy pocas -y pocos- futbolistas: Fuente: El Confidencial Campeona de la Copa de la Reina Campeona de la liga de Estados Unidos Campeona de la liga sueca Campeona de la Champions Campeona de Europa sub-19 Campeona de la Copa Algarve Octava clasificada en el Balón de Oro 2014 Cuarta mejor jugadora europea en 2015 Mejor jugadora de la liga estadounidense en 2011 Mejor centrocampista de la liga sueca en 2012 Boquete ha sido pionera en el fútbol femenino español, pues es la primera futbolista nacional que ha jugado la final de la Champions y la primera que la ha ganado. Campeonas continentales en fútbol sala El pasado mes de febrero se celebró el primer Campeonato de Europa de Fútbol Sala de la historia. Y fue la selección española la que se hizo con el título tras imponerse a la portuguesa por un contundente 0-4 en la final de un torneo que se disputó precisamente en el país luso. En la semifinal ya se habían deshecho de la escuadra rusa con otra goleada: 5-0. Fuente: @sefutbol Ahora, desde la selección campeona han hecho un llamamiento a la FIFA. ¿Cuándo se organizará por primera vez un mundial femenino de fútbol sala? Ese será sin duda otro hito histórico. España y se ha ofrecido para acogerlo. Mari Paz Vilas, récord goleador Mari Paz Vilas es una de las goleadoras más prolíficas de la Liga Iberdrola y en el año 2012 consiguió un récord europeo a nivel de selecciones. Sucedió en el partido clasificatorio que enfrentaba a España y Kazajstán en Las Rozas. La Selección ganó por 13 goles a 0 y Vilas marcó nada más y nada menos que 7 goles, récord histórico de la competición. Una especialista en perforar redes. Fuente: Diario de Arousa Desde #LoVemosEnElBar queremos reconocer con este post a todas las jugadoras, entrenadoras, presidentas, directivas, personal técnico y sanitario, árbitras y aficionadas que han contribuido y contribuyen cada día a hacer cada vez más visible y seguido el fútbol femenino.

La tendencia foodie en Instagram continúa al alza; la red social sigue siendo uno de los principales escaparates a través del cual los influencers gastronómicos generan y extienden nuevas modas. En posts anteriores elaboramos nuestro propio diccionario foodie, en el que os acercábamos los conceptos más significativos. En esta ocasión desvelamos en qué consisten algunas de las tendencias más novedosas de Instagram que debes conocer para estar al día. Los denominados ‘gastroinfluencers’ son los abanderados de todas las novedades que cogen fuerza en Instagram. El ámbito gastronómico es además uno de los que más se prestan a este tipo de modas, pues cada vez son más los usuarios interesados en este tipo de perfiles. Seguro que has dado con algún influencer que hablaba sobre real food, batch cooking o workout meals, entre otras cuestiones. Para que no se te quede la misma cara que a Marcelino tras descubrir que el Valencia ha batido el récord de empates a estas alturas de LaLiga, a continuación te explicamos cuáles son estas tendencias y cómo se definen. Así podrás demostrar a tus clientes que sabes de lo que hablas y enrollarte tanto como Valdano comentando una triangulación. Real food Este es probablemente uno de los términos más utilizados últimamente; y es que este hashtag cuenta en Instagram con más de 6.500.000 publicaciones. Pero, ¿qué entendemos exactamente por real food cuando hablamos de ello? La traducción literal sería “comida real”; esta tendencia se basa en evitar los alimentos procesados y hacer que nuestra dieta se componga exclusivamente de alimentos naturales. Es decir, sin añadidos ni conservantes. Si eres adepto de esta tendencia probablemente te hayan catalogado en tu círculo como “real fooder”. Eso sí, una regla básica es que la presentación de las fotos de este tipo de comida en Instagram debe ser atractiva y colorida. Uno de los pioneros de este movimiento es Carlos Ríos, que compara los alimentos ultraprocesados con Matrix, un mundo del cual los real fooders tienen que salir. Food Jenga Es probable que conozcas el Jenga, un juego tradicional de habilidad en el cual debes ir colocando bloques en una torre sin que ésta se caiga. Aparentemente, la relación entre este juego y la comida es como la de Luis Enrique y Jordi Alba. Por más que lo intenten, sus personalidades no casan. Pero lo cierto es que el food jenga es una incipiente moda entre los gastroinfluencers. Se trata simplemente de presentar la comida igual que el conocido juego: apilando los alimentos igual que la torre del juego. Claro que esta moda no puede hacerse con todas las comidas, sino simplemente con aquellas que tengan suficiente estabilidad como para mantenerse. Si decides presentar tus platos a modo de jenga, seguro que consigues que tus clientes compartan las fotos en sus perfiles de Instagram mencionando a tu establecimiento. Te mostramos un ejemplo: Fuente: Instagram Batch cooking ¿Recordáis el consejo del Cholo: “partido a partido”? Pues el batch cooking es más bien lo contrario. Este concepto consiste, básicamente, en marcarse un Marie Kondo en la cocina. Es decir, planificar y ordenar las comidas de toda la semana en un solo día con el objetivo de ahorrar tiempo. Otra de sus grandes ventajas es que puedes diseñar tus menús atendiendo a criterios nutricionales; decidir qué día vas a poner carbohidratos, proteínas, verduras, etc., y hacerlo mucho más equilibrado. Además, organizar tu menú de esta manera te permite ahorrar también en la cesta de la compra, pues adquieres únicamente lo que vas a necesitar para cada día. ¿Cómo puedes aplicar la técnica del batch cooking en tu restaurante? Además de planificar el menú, intenta cocinar con antelación todo aquello que se pueda conservar. Así ahorrarás tiempo y aumentas la eficiencia de tu cocina. Symmetry Breakfast Esta es una de esas modas puramente “de postureo”, pues lo que se persigue es conseguir una foto visualmente atractiva basada en la simetría para conseguir muchas interacciones en Instagram. Y funciona, pues además del hashtag (que suma más de 16.000 publicaciones en la red social), Michael Zee es el impulsor de la cuenta @SymmetryBreakfast. Con más de 780.000 seguidores, se ha convertido en la referencia de esta tendencia. El symmetry breakfast está muy ligado a las parejas, por lo que es habitual acompañarlo con mensajes de amor o con las típicas fotos del café con el dibujo de un corazón. Te proponemos que, cuando sirvas desayunos, los presentes de forma simétrica y valores las reacciones de tus clientes. Si alguna vez te visitan José y Juanmi Callejón y les sirves un symmetry breakfast, lo clavas. Estas son algunas ideas en las que puedes inspirarte: Fuente: Instagram Workout meals Este tipo de comidas se engloban dentro de la categoría de “healthy food”, pues son todas aquellas combinaciones ideales para comer antes o después de haber hecho deporte. Ya sabemos que Isco desayuna spaghetti si tiene un partido a mediodía, y eso es porque nutricionalmente sigue unos parámetros en función del deporte que haga. Este es el sentido de las workout meals, definirlas en base a las necesidades que el cuerpo manifieste según si son previas o posteriores al ejercicio. Comida en miniatura Aunque el origen de esta tendencia está en Japón, su capacidad de viralización se extiende a los cinco continentes. Y es que es como mínimo curioso el hecho de elaborar platos en miniatura. Es inevitable que esto nos traslade a nuestra infancia, al típico juego de “cocinitas” en el que los ingredientes también eran mini. Sin embargo, esta es otra de esas tendencias que son más visuales que funcionales, pues realmente no resulta muy práctico cocinar en miniatura. Aun así, puede ser un reclamo para captar la atención de tus clientes, y como tal lo debes enfocar. Aunque a veces la mejor esencia se presenta en frascos pequeños; y si no que se lo digan a la pulga Messi, uno de los mejores jugadores del mundo, o a Piatti. Fuente: 20minutos Ahora que ya estás al tanto de las principales tendencias gastronómicas en Instagram es el momento de ver cómo las puedes aplicar en tu restaurante. Y no solo a través de tus perfiles en redes, sino también in situ en tu establecimiento. No solo provocarás que tus clientes repitan, sino también que otros nuevos vengan con la finalidad de plasmar en su Instagram lo que tú ofreces en tu restaurante.

El día 8 de marzo está reconocido globalmente como el Día Internacional de la Mujer, una fecha cuya relevancia ha ido creciendo a lo largo de los últimos años, en parte gracias a fenómenos como el #MeToo. Son cada vez más los ámbitos sociales en los que las mujeres ganan presencia. El deporte en general, y el fútbol en particular, es uno de ellos. Precisamente en el mundo del balompié, en el que ha predominado siempre la figura masculina, está abriéndose progresivamente a otorgar más visibilidad al fútbol femenino. Los medios de comunicación retransmiten con frecuencia estos encuentros y el reconocimiento profesional evoluciona constantemente. Por esto, desde #LoVemosEnElBar queremos hacer un recorrido por los hitos del fútbol femenino español en un día tan especial. Más árbitras en la RFEF La primera parada nos lleva al mundo del arbitraje. Según la RFEF, durante la temporada pasada había un total de 20 colegiadas en primera división, igualando en número a los 20 árbitros hombres. A lo largo de los últimos cinco años, el número de árbitras de fútbol se ha duplicado en España. Ya hay más rostros femeninos conocidos en este ámbito. Destaca especialmente Marta Huerta, cuya imagen fue utilizada por la federación holandesa en una campaña destinada a captar colegiadas. Desde este organismo afirmaron que seleccionaron la foto debido a la sensación de empoderamiento que desprenden sus gestos. Fuente: Marca.com Otro paso importante en materia de integración femenina en el mundo futbolístico es la inclusión de tres mujeres en el cuerpo directivo de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF): Ana Muñoz (vicepresidenta para asuntos de integridad), María Dolores Martínez (vocal), y Marisa González Casado (vocal). La Selección femenina de Sub-17, Premio Nacional del Deporte La Selección femenina de fútbol Sub-17, que hace unas semanas se coronaba como campeona del mundo en Uruguay, ha recibido el Premio Nacional del Deporte 2018. Se ha reconocido a nivel mediático especialmente a una de sus jugadoras, Salma Paralluelo, que compagina el fútbol con el atletismo. Y lo hace de una manera espectacular, pues con solo 15 años no solo ha ganado el Mundial sub 17, sino que ha sido medalla de bronce en el campeonato de España de Atletismo absoluto y ha conseguido marca mínima para el Europeo de Glasgow. Unos meses antes, las mismas jugadoras se proclamaron “reinas” de Europa, tras vencer a Alemania por 2-0, que hasta entonces era el equipo que sumaba más títulos. Eurocopa de Noruega y Suecia, primera participación española Si bien las Sub-17 son el futuro, no podemos olvidarnos en este repaso de las pioneras. En este sentido, mención especial merece el equipo que consiguió, por primera vez para España, participar en una Eurocopa. Además, lo lograron tras eliminar en el playoff a una potencia como Inglaterra. Fue en 1997 en el torneo celebrado en Noruega y Suecia, y lograron llegar hasta semifinales, donde cayeron por 2 a 1 frente a Italia. Una participación histórica. En ese mismo campeonato, la delantera Ángeles Parejo fue seleccionada por la UEFA en el 11 ideal del torneo. Vero Boquete, primera española en ganar la Champions Vero Boquete es una auténtica trotamundos del mundo del fútbol. La gallega ha jugado en España, Estados Unidos, Rusia, Suecia, Francia, Alemania y China. Es considerada por muchos la mejor jugadora española de la historia y carga sobre sus espaldas una trayectoria repleta de títulos colectivos y distinciones individuales al alcance de muy pocas -y pocos- futbolistas: Fuente: El Confidencial Campeona de la Copa de la Reina Campeona de la liga de Estados Unidos Campeona de la liga sueca Campeona de la Champions Campeona de Europa sub-19 Campeona de la Copa Algarve Octava clasificada en el Balón de Oro 2014 Cuarta mejor jugadora europea en 2015 Mejor jugadora de la liga estadounidense en 2011 Mejor centrocampista de la liga sueca en 2012 Boquete ha sido pionera en el fútbol femenino español, pues es la primera futbolista nacional que ha jugado la final de la Champions y la primera que la ha ganado. Campeonas continentales en fútbol sala El pasado mes de febrero se celebró el primer Campeonato de Europa de Fútbol Sala de la historia. Y fue la selección española la que se hizo con el título tras imponerse a la portuguesa por un contundente 0-4 en la final de un torneo que se disputó precisamente en el país luso. En la semifinal ya se habían deshecho de la escuadra rusa con otra goleada: 5-0. Fuente: @sefutbol Ahora, desde la selección campeona han hecho un llamamiento a la FIFA. ¿Cuándo se organizará por primera vez un mundial femenino de fútbol sala? Ese será sin duda otro hito histórico. España y se ha ofrecido para acogerlo. Mari Paz Vilas, récord goleador Mari Paz Vilas es una de las goleadoras más prolíficas de la Liga Iberdrola y en el año 2012 consiguió un récord europeo a nivel de selecciones. Sucedió en el partido clasificatorio que enfrentaba a España y Kazajstán en Las Rozas. La Selección ganó por 13 goles a 0 y Vilas marcó nada más y nada menos que 7 goles, récord histórico de la competición. Una especialista en perforar redes. Fuente: Diario de Arousa Desde #LoVemosEnElBar queremos reconocer con este post a todas las jugadoras, entrenadoras, presidentas, directivas, personal técnico y sanitario, árbitras y aficionadas que han contribuido y contribuyen cada día a hacer cada vez más visible y seguido el fútbol femenino.

La tendencia foodie en Instagram continúa al alza; la red social sigue siendo uno de los principales escaparates a través del cual los influencers gastronómicos generan y extienden nuevas modas. En posts anteriores elaboramos nuestro propio diccionario foodie, en el que os acercábamos los conceptos más significativos. En esta ocasión desvelamos en qué consisten algunas de las tendencias más novedosas de Instagram que debes conocer para estar al día. Los denominados ‘gastroinfluencers’ son los abanderados de todas las novedades que cogen fuerza en Instagram. El ámbito gastronómico es además uno de los que más se prestan a este tipo de modas, pues cada vez son más los usuarios interesados en este tipo de perfiles. Seguro que has dado con algún influencer que hablaba sobre real food, batch cooking o workout meals, entre otras cuestiones. Para que no se te quede la misma cara que a Marcelino tras descubrir que el Valencia ha batido el récord de empates a estas alturas de LaLiga, a continuación te explicamos cuáles son estas tendencias y cómo se definen. Así podrás demostrar a tus clientes que sabes de lo que hablas y enrollarte tanto como Valdano comentando una triangulación. Real food Este es probablemente uno de los términos más utilizados últimamente; y es que este hashtag cuenta en Instagram con más de 6.500.000 publicaciones. Pero, ¿qué entendemos exactamente por real food cuando hablamos de ello? La traducción literal sería “comida real”; esta tendencia se basa en evitar los alimentos procesados y hacer que nuestra dieta se componga exclusivamente de alimentos naturales. Es decir, sin añadidos ni conservantes. Si eres adepto de esta tendencia probablemente te hayan catalogado en tu círculo como “real fooder”. Eso sí, una regla básica es que la presentación de las fotos de este tipo de comida en Instagram debe ser atractiva y colorida. Uno de los pioneros de este movimiento es Carlos Ríos, que compara los alimentos ultraprocesados con Matrix, un mundo del cual los real fooders tienen que salir. Food Jenga Es probable que conozcas el Jenga, un juego tradicional de habilidad en el cual debes ir colocando bloques en una torre sin que ésta se caiga. Aparentemente, la relación entre este juego y la comida es como la de Luis Enrique y Jordi Alba. Por más que lo intenten, sus personalidades no casan. Pero lo cierto es que el food jenga es una incipiente moda entre los gastroinfluencers. Se trata simplemente de presentar la comida igual que el conocido juego: apilando los alimentos igual que la torre del juego. Claro que esta moda no puede hacerse con todas las comidas, sino simplemente con aquellas que tengan suficiente estabilidad como para mantenerse. Si decides presentar tus platos a modo de jenga, seguro que consigues que tus clientes compartan las fotos en sus perfiles de Instagram mencionando a tu establecimiento. Te mostramos un ejemplo: Fuente: Instagram Batch cooking ¿Recordáis el consejo del Cholo: “partido a partido”? Pues el batch cooking es más bien lo contrario. Este concepto consiste, básicamente, en marcarse un Marie Kondo en la cocina. Es decir, planificar y ordenar las comidas de toda la semana en un solo día con el objetivo de ahorrar tiempo. Otra de sus grandes ventajas es que puedes diseñar tus menús atendiendo a criterios nutricionales; decidir qué día vas a poner carbohidratos, proteínas, verduras, etc., y hacerlo mucho más equilibrado. Además, organizar tu menú de esta manera te permite ahorrar también en la cesta de la compra, pues adquieres únicamente lo que vas a necesitar para cada día. ¿Cómo puedes aplicar la técnica del batch cooking en tu restaurante? Además de planificar el menú, intenta cocinar con antelación todo aquello que se pueda conservar. Así ahorrarás tiempo y aumentas la eficiencia de tu cocina. Symmetry Breakfast Esta es una de esas modas puramente “de postureo”, pues lo que se persigue es conseguir una foto visualmente atractiva basada en la simetría para conseguir muchas interacciones en Instagram. Y funciona, pues además del hashtag (que suma más de 16.000 publicaciones en la red social), Michael Zee es el impulsor de la cuenta @SymmetryBreakfast. Con más de 780.000 seguidores, se ha convertido en la referencia de esta tendencia. El symmetry breakfast está muy ligado a las parejas, por lo que es habitual acompañarlo con mensajes de amor o con las típicas fotos del café con el dibujo de un corazón. Te proponemos que, cuando sirvas desayunos, los presentes de forma simétrica y valores las reacciones de tus clientes. Si alguna vez te visitan José y Juanmi Callejón y les sirves un symmetry breakfast, lo clavas. Estas son algunas ideas en las que puedes inspirarte: Fuente: Instagram Workout meals Este tipo de comidas se engloban dentro de la categoría de “healthy food”, pues son todas aquellas combinaciones ideales para comer antes o después de haber hecho deporte. Ya sabemos que Isco desayuna spaghetti si tiene un partido a mediodía, y eso es porque nutricionalmente sigue unos parámetros en función del deporte que haga. Este es el sentido de las workout meals, definirlas en base a las necesidades que el cuerpo manifieste según si son previas o posteriores al ejercicio. Comida en miniatura Aunque el origen de esta tendencia está en Japón, su capacidad de viralización se extiende a los cinco continentes. Y es que es como mínimo curioso el hecho de elaborar platos en miniatura. Es inevitable que esto nos traslade a nuestra infancia, al típico juego de “cocinitas” en el que los ingredientes también eran mini. Sin embargo, esta es otra de esas tendencias que son más visuales que funcionales, pues realmente no resulta muy práctico cocinar en miniatura. Aun así, puede ser un reclamo para captar la atención de tus clientes, y como tal lo debes enfocar. Aunque a veces la mejor esencia se presenta en frascos pequeños; y si no que se lo digan a la pulga Messi, uno de los mejores jugadores del mundo, o a Piatti. Fuente: 20minutos Ahora que ya estás al tanto de las principales tendencias gastronómicas en Instagram es el momento de ver cómo las puedes aplicar en tu restaurante. Y no solo a través de tus perfiles en redes, sino también in situ en tu establecimiento. No solo provocarás que tus clientes repitan, sino también que otros nuevos vengan con la finalidad de plasmar en su Instagram lo que tú ofreces en tu restaurante.

Síguenos en redes sociales

10,9 k followers 2.9k fans

Tweets #LoVemosEnElBar


Retwitteado por ERozas
@VodafoneEmpresa
@VodafoneEmpresa

#Hostelería | Diferénciate de tu competencia y atrae más clientes esta #SemanaSanta con un menú temático en tu restaurante. En #LoVemosEnElBar te dejamos algunas algunas ideas 👉 https://t.co/lHDgKTY17T


@VodafoneEmpresa
@VodafoneEmpresa

#Hostelería | Diferénciate de tu competencia y atrae más clientes esta #SemanaSanta con un menú temático en tu restaurante. En #LoVemosEnElBar te dejamos algunas algunas ideas 👉 https://t.co/lHDgKTY17T