En La Barra hablamos de

innovacion

Es posible que, cuando de invertir en redes sociales se trata, no seas un equipo comprador y con una gran capacidad de gasto, tipo Manchester City. Más bien al contrario, tienes que buscar donde otros no encuentran para poder hacer un equipo competitivo a coste cero. ¿Difícil? Quizá. ¿Imposible? Ni mucho menos. Para ayudarte, permítenos que seamos tus ojeadores por un día: hemos recorrido Internet en busca de las mejores herramientas gratuitas para la gestión de tus redes sociales. Toma nota, porque con un poco de entrenamiento, este es un once ganador: 1.Hootsuite Un comodín en toda regla. Hootsuite sería el típico futbolista que lo mismo te juega en de extremo que de falso 9, de mediapunta que de pivote de contención, de central que de lateral. Un Lahm o un Macherano en potencia. Se trata de una herramienta que te permitirá, en su versión gratuita, gestionar hasta 3 perfiles de tus redes sociales al mismo tiempo. Estas se ubicarán en diferentes columnas dentro de la propia plataforma y, desde ahí, podrás hacer publicaciones, contestar a tus seguidores, seguir otras cuentas e incluso programar tus posts -sabemos que eres una persona ocupada-. Si, por ejemplo, utilizas Twitter, Facebook e Instagram, Hootsuite te simplificará mucho la gestión. 2. IFTTT Hablando de simplificar, IFTTT es otro aliado para optimizar tu tiempo. Si tus publicaciones son similares en las diferentes redes sociales, esta herramienta te será muy útil. Pongamos un ejemplo. Quieres publicar una actualización en tus redes sociales: “Mañana día de #fútbol en el #BarLaEsquina. Retransmitiremos el Barcelona-Real Madrid, el Zaragoza-Cádiz y el C.D. Bullense-Olímpico de Totana. Te esperamos #LoVemosEnElBar”. En principio, deberías ir a cada perfil de cada red social y publicarlo, pero con IFTTT puedes crear, de manera muy sencilla, una regla para que, cuando hagas una publicación en una red, ésta se replique automáticamente en el resto. Es posible generar cientos de combinaciones más, como por ejemplo cada vez que actualices tu blog, se genere un tweet avisando a tus seguidores. 3. Klout ¿Te imaginas que la mayoría de tus publicaciones fueran sobre Osasuna pero que tus clientes fueran del Logroñés? ¿O que publiques sobre el Sevilla y tus seguidores sean del Betis? Seguramente, por mucho que te esmeres, no lograrías generar un sentimiento positivo. Para conocer el grado de influencia de tus redes sociales y el sentimiento que tu marca genera en los usuarios, Klout es la herramienta perfecta. Klout mide la influencia con una puntuación entre 1 y 100. Para que te hagas una idea, Cristiano Ronaldo tiene una influencia de 91, Justin Bieber de 92 y Obama de 99 sobre 100. 4. Bitly Muy sencilla en su uso, Bitly posibilita acortar enlaces para que, especialmente en redes sociales con caracteres limitados como Twitter, un link muy largo no ocupe prácticamente toda la publicación. A nivel práctico, si en un tweet quieres dar a conocer que en tu bar se ven los mejores partidos y enlazar a tu web, tendrás muchos más caracteres disponibles para el mensaje si, en vez de “www.barlaesquina.com/servicios/programacion/partidos/ligasantander/jornada12/barcelona-madrid” tienes algo como “http://bit.ly/2DORDko”. Solo tienes que poner tu enlace en la barra de búsqueda, cliclar en “Shorten” y tendrás listo tu link corto. 5. Metricspot ¿Recuerdas el marcaje de Goikoetxea sobre Maradona en 1984? ¿O el de Puyol a Figo en el 2000? Pues Metricspot te ayudará a hacer un marcaje al hombre en toda regla, pero sobre tu competencia. Esta herramienta realiza un análisis pormenorizado de la web o el Twitter de tus competidores. En el caso de la red social, podrás conocer sus seguidores, la frecuencia de publicación, su influencia, sus tweets más populares, los hashtags que más utiliza, los enlaces que más han compartido o su ubicación, entre otras cosas. 6. Twazzup Se trata de una herramienta básica pero muy útil si quieres saber cómo tener más alcance con tus publicaciones o con qué usuarios interactuar. Twazzup monitoriza en tiempo real lo que está pasando en Twitter, de modo que haciendo una búsqueda por etiqueta, marca o keyword, podrás ver quién está hablando sobre ese tema, links y fotos que se han publicado y tweets recientes. Por ejemplo, buscando “#Russia2018”, hashtag oficial del próximo Mundial, aparecen todos estos resultados: 7. Ritetag Esta temporada, cuando Messi se alía con Jordi Alba, multiplica su influencia en el juego. Hace no demasiado tiempo, pasaba lo mismo con Guti y Ronaldo o con Godín y Miranda. En las redes sociales pasa algo similar. Por eso, si vas a utilizar un hashtag o keyword, debes saber que si lo acompañas con otros hashtags o keywords incrementarás su alcance, es decir, la posibilidad de llegar a muchos más usuarios con tu publicación. Ritetag sirve exactamente para eso, para establecer conexiones entre términos que te permitan aumentar tu audiencia.   Ejemplo de conexiones para #AthleticClub 8. Giphy Las publicaciones en redes sociales que vayan acompañadas de una imagen tienen mucha mejor aceptación entre los usuarios y generan más interacciones. Si encima utilizas GIFS que puedan resultar graciosos, tus posibilidades se incrementan más que el peso de Ronald Koeman desde que colgó las botas. En este campo, Giphy es el buscador estrella, en el que podrás encontrar GIFS por categorías o buscando por palabra clave, como por ejemplo “Ibrahimovic”, todo un generador de GIFS el delantero del Manchester: 9. Freepik Al hilo de lo comentado en el anterior punto sobre lo bien que funciona incluir imágenes en tus publicaciones (en Instagram no te queda otra), es posible que no tengas tiempo para estar todo el día con la cámara encima o buscando en Internet imágenes sin derechos de uso. Bancos de imágenes gratuitos como Freepik o Pixabay pueden serte de gran utilidad para encontrar fotos con las que mejorar tus posts. Pero hay muchos más, aquí puedes encontrar otros 8, todos ellos gratis. 10. Canva Canva es al diseño lo que un “todocampista” sería al fútbol. Lo mismo te permite hacerte un logo para tu bar y tus redes sociales que una imagen de cabecera para Facebook, una carta para el restaurante que una imagen para publicar en Twitter con las medidas exactas. Todo en uno. 11. Agora Pulse A pesar de ser una herramienta de pago, dispone de ciertas funcionalidades gratuitas que te serán muy útiles, como por ejemplo el barómetro de Facebook (para conocer qué tal está funcionando tu página y compararla con otras), el reporte de analíticas de Twitter o, una especialmente interesante, la que permite realizar sorteos en tus redes sociales. Con este once titular, estamos seguros de que tendrás una temporada de éxitos en tu bar y sin tener que tirar de banquillo.

Si preguntas a cualquier entrenador, te dirá que en su equipo quiere a jugadores que decidan los partidos, que le hagan ganar. Que quiere a ese futbolista resolutivo que marque la diferencia y les posicione por encima del resto de clubes con los que compite por un objetivo, ya sea la permanencia o el título. En el caso de bares y restaurantes, los nuevos hábitos de consumo han propiciado que un “jugador” emerja por encima del resto en el partido en el que se decide quién se quede con los clientes: las redes sociales. De entre todas, Instagram se ha convertido, por sus características propias, en la auténtica estrella. Y sí, estamos de acuerdo en que las individualidades no funcionan sin el conjunto, y que en un equipo todos suman, pero no podemos obviar que en todo club siempre hay un crack, un jugador franquicia. Por esto, tu estrategia debe incluir perfiles en varias redes sociales, pero pivotar en torno a Instagram. Por qué Instagram La primera y más importante de las razones para tener un perfil de Instagram de tu bar o restaurante es que es la red social que más crece actualmente y la de mayor penetración entre los jóvenes. Para que te hagas una idea, esta red cuenta con más de 600 millones de usuarios en total, 250 millones de usuarios diarios y, en este precioso momento, hay más de 90 millones de fotografías usando el hashtag #food (comida). Pero esto no queda aquí. ¿Sabías que, según un estudio de Febbo, el 32% de los clientes de los restaurantes hacen fotos de sus platos? Todos estos datos se traducen en todo un universo de oportunidades para que, a través de tus publicaciones en Instagram, puedas: Mostrar tus productos, platos y carta Enseñar el restaurante, su decoración o el ambiente que se crea en los servicios de comidas y cenas, en eventos especiales o viendo los partidos Presentar a tu personal y conseguir cercanía con el usuario Aumentar tu visibilidad online y llegar a más potenciales clientes Promocionar ofertas o descuentos Interactuar con tus clientes (apareciendo en fotos con ellos o a través de los comentarios) Conseguir que tus usuarios/seguidores te prescriban a otros Instagram: Manual de uso y ejemplos Una vez cuentes con tu perfil de Instagram, es el momento de “saltar al terreno de juego” para disputar una liga muy competida. Por eso, si quieres ganar, debes establecer un plan táctico y escoger bien a tus jugadores. Esto es, preparar una estrategia y elegir con sumo cuidado las fotos que publicas. Comenzando por el principio, el primer paso es completar tu perfil con una frase llamativa pero de utilidad para el usuario, que capte su atención pero que también incluya los datos necesarios: nombre, lugar, tipo de comida, horario, enlace a tu web… En términos futbolísticos, encontrar un jugador tan vistoso como efectivo, que juegue y haga jugar: Un Valerón, un Cazorla, un Silva. Por su parte, las imágenes que utilices deben ser de calidad. No nos malinterpretes, no tienen que estar hechas por un profesional, pero sí cuidadas: Bien enfocadas (basta con que antes de hacer la foto pulses con tu dedo en la pantalla del móvil) Bien iluminadas Por descontado, si haces fotografías de los platos que estos sean apetecibles y, si prefieres que las imágenes sean del local, asegúrate de que esté limpio y ordenado, que den ganas de visitarlo y no transmitan todo lo contrario Rectas Por último, ten en cuenta la composición. Si no tienes mucha práctica en esto de las fotos, la regla de los dos tercios siempre da buenos resultados. Divide mentalmente la imagen en 9 partes y sitúa los elementos principales de la imagen, aquellos que quieras destacar, en uno de los 4 puntos de intersección (ver imagen): conseguirás una foto mucho más natural que si sitúas en el centro el objeto principal.   Recuerda que, además, Instagram dispone de varios filtros para que puedas lograr el acabado perfecto en la imagen. Si aun así no estás contento con el resultado, puedes probar aplicaciones como InstaSize Photo Editor, que te permitirá lograr una apariencia mucho más profesional (disponible en Android y iOS). No olvides incluir hashtags como se hace en Twitter, esto es, etiquetas a tus publicaciones (por ejemplo, #BarLaEsquina #NocheDeChampions #LoVemosEnElBar). Mejor si son cortos y claros y te permiten unirte a alguna tendencia del día (imagina que es domingo, hay partido y lo vas a rentransmitir. Puedes utilizar #LaLiga o el hashtag oficial del partido, por ejemplo #ElClásico). Por último, no desestimes Stories, la función de Instagram para publicar fotografías y vídeos efímeros que desparecen a las 24 horas. España ocupa la cuarta posición mundial en producción de estas “historias”, superando en un 150% la media general, por lo que el mercado es amplio y está por explotar. 6 restaurantes “Instagramers” Hay restaurantes que se han tomado muy en serio su presencia en Instagram y han logrado un importante éxito, tanto a nivel de seguidores como de alcance e interacciones. Hemos seleccionado algunos ejemplos para que puedas conocer cómo lo están haciendo estos “jugones”: Lakasa Lakasa es uno de los mejores restaurantes de Madrid y uno de los que mejor utiliza Internet en general y las redes sociales en particular. César Martín, jefe de cocina de Lakasa, trabaja mano a mano con Riki F. Callejo, cocinero y responsable de comunicación. Su pasión por la cocina les lleva a querer compartir a diario en Instagram y otras redes sociales con cualquier amante de la cocina sus productos y su forma de trabajar. Sin duda, una apuesta por Internet tan decidida como ejemplar y eficaz.   Goiko Grill De Goiko Grill nos quedamos con una de sus campañas de promoción. Concretamente, la que crearon para animar a los usuarios a probar una de sus hamburguesas (la Kevin Bacon), inventando un hashtag propio: #KevinTeDeseo. Aquí, una recopilación de imágenes que esta campaña generó. 100 Montaditos 100 montaditos destacan por mantener un equilibrio muy interesante en la temática de sus imágenes: productos, microvídeos, lanzamientos, promociones y clientes. Además, utilizan hashtags y emoticonos cuando hay ocasión.   Ojalá El Restaurante Ojalá es muy conocido en Madrid entre otras cosas porque cuenta con un salón cuyo suelo es de arena de playa. ¿Por qué nos gusta? Por su original descripción y por la gran cantidad de imágenes de sus clientes que utilizan, fomentando la interacción con ellos.   Sala de Despiece Otro restaurante madrileño que, en este caso, nos llama la atención especialmente por su cercanía al usuario, algo que consigue, por ejemplo, presentándonos a todo su equipo o enseñándonos dónde “hacen la compra”:   Perrachica Un ejemplo de restaurante que cuida cada detalle en sus publicaciones, con especial atención a su decoración y a sus platos. Es complicado escoger cuál es nuestra imagen favorita. Y tú, ¿ya te has decidido a jugar en Instagram?

Es posible que, cuando de invertir en redes sociales se trata, no seas un equipo comprador y con una gran capacidad de gasto, tipo Manchester City. Más bien al contrario, tienes que buscar donde otros no encuentran para poder hacer un equipo competitivo a coste cero. ¿Difícil? Quizá. ¿Imposible? Ni mucho menos. Para ayudarte, permítenos que seamos tus ojeadores por un día: hemos recorrido Internet en busca de las mejores herramientas gratuitas para la gestión de tus redes sociales. Toma nota, porque con un poco de entrenamiento, este es un once ganador: 1.Hootsuite Un comodín en toda regla. Hootsuite sería el típico futbolista que lo mismo te juega en de extremo que de falso 9, de mediapunta que de pivote de contención, de central que de lateral. Un Lahm o un Macherano en potencia. Se trata de una herramienta que te permitirá, en su versión gratuita, gestionar hasta 3 perfiles de tus redes sociales al mismo tiempo. Estas se ubicarán en diferentes columnas dentro de la propia plataforma y, desde ahí, podrás hacer publicaciones, contestar a tus seguidores, seguir otras cuentas e incluso programar tus posts -sabemos que eres una persona ocupada-. Si, por ejemplo, utilizas Twitter, Facebook e Instagram, Hootsuite te simplificará mucho la gestión. 2. IFTTT Hablando de simplificar, IFTTT es otro aliado para optimizar tu tiempo. Si tus publicaciones son similares en las diferentes redes sociales, esta herramienta te será muy útil. Pongamos un ejemplo. Quieres publicar una actualización en tus redes sociales: “Mañana día de #fútbol en el #BarLaEsquina. Retransmitiremos el Barcelona-Real Madrid, el Zaragoza-Cádiz y el C.D. Bullense-Olímpico de Totana. Te esperamos #LoVemosEnElBar”. En principio, deberías ir a cada perfil de cada red social y publicarlo, pero con IFTTT puedes crear, de manera muy sencilla, una regla para que, cuando hagas una publicación en una red, ésta se replique automáticamente en el resto. Es posible generar cientos de combinaciones más, como por ejemplo cada vez que actualices tu blog, se genere un tweet avisando a tus seguidores. 3. Klout ¿Te imaginas que la mayoría de tus publicaciones fueran sobre Osasuna pero que tus clientes fueran del Logroñés? ¿O que publiques sobre el Sevilla y tus seguidores sean del Betis? Seguramente, por mucho que te esmeres, no lograrías generar un sentimiento positivo. Para conocer el grado de influencia de tus redes sociales y el sentimiento que tu marca genera en los usuarios, Klout es la herramienta perfecta. Klout mide la influencia con una puntuación entre 1 y 100. Para que te hagas una idea, Cristiano Ronaldo tiene una influencia de 91, Justin Bieber de 92 y Obama de 99 sobre 100. 4. Bitly Muy sencilla en su uso, Bitly posibilita acortar enlaces para que, especialmente en redes sociales con caracteres limitados como Twitter, un link muy largo no ocupe prácticamente toda la publicación. A nivel práctico, si en un tweet quieres dar a conocer que en tu bar se ven los mejores partidos y enlazar a tu web, tendrás muchos más caracteres disponibles para el mensaje si, en vez de “www.barlaesquina.com/servicios/programacion/partidos/ligasantander/jornada12/barcelona-madrid” tienes algo como “http://bit.ly/2DORDko”. Solo tienes que poner tu enlace en la barra de búsqueda, cliclar en “Shorten” y tendrás listo tu link corto. 5. Metricspot ¿Recuerdas el marcaje de Goikoetxea sobre Maradona en 1984? ¿O el de Puyol a Figo en el 2000? Pues Metricspot te ayudará a hacer un marcaje al hombre en toda regla, pero sobre tu competencia. Esta herramienta realiza un análisis pormenorizado de la web o el Twitter de tus competidores. En el caso de la red social, podrás conocer sus seguidores, la frecuencia de publicación, su influencia, sus tweets más populares, los hashtags que más utiliza, los enlaces que más han compartido o su ubicación, entre otras cosas. 6. Twazzup Se trata de una herramienta básica pero muy útil si quieres saber cómo tener más alcance con tus publicaciones o con qué usuarios interactuar. Twazzup monitoriza en tiempo real lo que está pasando en Twitter, de modo que haciendo una búsqueda por etiqueta, marca o keyword, podrás ver quién está hablando sobre ese tema, links y fotos que se han publicado y tweets recientes. Por ejemplo, buscando “#Russia2018”, hashtag oficial del próximo Mundial, aparecen todos estos resultados: 7. Ritetag Esta temporada, cuando Messi se alía con Jordi Alba, multiplica su influencia en el juego. Hace no demasiado tiempo, pasaba lo mismo con Guti y Ronaldo o con Godín y Miranda. En las redes sociales pasa algo similar. Por eso, si vas a utilizar un hashtag o keyword, debes saber que si lo acompañas con otros hashtags o keywords incrementarás su alcance, es decir, la posibilidad de llegar a muchos más usuarios con tu publicación. Ritetag sirve exactamente para eso, para establecer conexiones entre términos que te permitan aumentar tu audiencia.   Ejemplo de conexiones para #AthleticClub 8. Giphy Las publicaciones en redes sociales que vayan acompañadas de una imagen tienen mucha mejor aceptación entre los usuarios y generan más interacciones. Si encima utilizas GIFS que puedan resultar graciosos, tus posibilidades se incrementan más que el peso de Ronald Koeman desde que colgó las botas. En este campo, Giphy es el buscador estrella, en el que podrás encontrar GIFS por categorías o buscando por palabra clave, como por ejemplo “Ibrahimovic”, todo un generador de GIFS el delantero del Manchester: 9. Freepik Al hilo de lo comentado en el anterior punto sobre lo bien que funciona incluir imágenes en tus publicaciones (en Instagram no te queda otra), es posible que no tengas tiempo para estar todo el día con la cámara encima o buscando en Internet imágenes sin derechos de uso. Bancos de imágenes gratuitos como Freepik o Pixabay pueden serte de gran utilidad para encontrar fotos con las que mejorar tus posts. Pero hay muchos más, aquí puedes encontrar otros 8, todos ellos gratis. 10. Canva Canva es al diseño lo que un “todocampista” sería al fútbol. Lo mismo te permite hacerte un logo para tu bar y tus redes sociales que una imagen de cabecera para Facebook, una carta para el restaurante que una imagen para publicar en Twitter con las medidas exactas. Todo en uno. 11. Agora Pulse A pesar de ser una herramienta de pago, dispone de ciertas funcionalidades gratuitas que te serán muy útiles, como por ejemplo el barómetro de Facebook (para conocer qué tal está funcionando tu página y compararla con otras), el reporte de analíticas de Twitter o, una especialmente interesante, la que permite realizar sorteos en tus redes sociales. Con este once titular, estamos seguros de que tendrás una temporada de éxitos en tu bar y sin tener que tirar de banquillo.

Si preguntas a cualquier entrenador, te dirá que en su equipo quiere a jugadores que decidan los partidos, que le hagan ganar. Que quiere a ese futbolista resolutivo que marque la diferencia y les posicione por encima del resto de clubes con los que compite por un objetivo, ya sea la permanencia o el título. En el caso de bares y restaurantes, los nuevos hábitos de consumo han propiciado que un “jugador” emerja por encima del resto en el partido en el que se decide quién se quede con los clientes: las redes sociales. De entre todas, Instagram se ha convertido, por sus características propias, en la auténtica estrella. Y sí, estamos de acuerdo en que las individualidades no funcionan sin el conjunto, y que en un equipo todos suman, pero no podemos obviar que en todo club siempre hay un crack, un jugador franquicia. Por esto, tu estrategia debe incluir perfiles en varias redes sociales, pero pivotar en torno a Instagram. Por qué Instagram La primera y más importante de las razones para tener un perfil de Instagram de tu bar o restaurante es que es la red social que más crece actualmente y la de mayor penetración entre los jóvenes. Para que te hagas una idea, esta red cuenta con más de 600 millones de usuarios en total, 250 millones de usuarios diarios y, en este precioso momento, hay más de 90 millones de fotografías usando el hashtag #food (comida). Pero esto no queda aquí. ¿Sabías que, según un estudio de Febbo, el 32% de los clientes de los restaurantes hacen fotos de sus platos? Todos estos datos se traducen en todo un universo de oportunidades para que, a través de tus publicaciones en Instagram, puedas: Mostrar tus productos, platos y carta Enseñar el restaurante, su decoración o el ambiente que se crea en los servicios de comidas y cenas, en eventos especiales o viendo los partidos Presentar a tu personal y conseguir cercanía con el usuario Aumentar tu visibilidad online y llegar a más potenciales clientes Promocionar ofertas o descuentos Interactuar con tus clientes (apareciendo en fotos con ellos o a través de los comentarios) Conseguir que tus usuarios/seguidores te prescriban a otros Instagram: Manual de uso y ejemplos Una vez cuentes con tu perfil de Instagram, es el momento de “saltar al terreno de juego” para disputar una liga muy competida. Por eso, si quieres ganar, debes establecer un plan táctico y escoger bien a tus jugadores. Esto es, preparar una estrategia y elegir con sumo cuidado las fotos que publicas. Comenzando por el principio, el primer paso es completar tu perfil con una frase llamativa pero de utilidad para el usuario, que capte su atención pero que también incluya los datos necesarios: nombre, lugar, tipo de comida, horario, enlace a tu web… En términos futbolísticos, encontrar un jugador tan vistoso como efectivo, que juegue y haga jugar: Un Valerón, un Cazorla, un Silva. Por su parte, las imágenes que utilices deben ser de calidad. No nos malinterpretes, no tienen que estar hechas por un profesional, pero sí cuidadas: Bien enfocadas (basta con que antes de hacer la foto pulses con tu dedo en la pantalla del móvil) Bien iluminadas Por descontado, si haces fotografías de los platos que estos sean apetecibles y, si prefieres que las imágenes sean del local, asegúrate de que esté limpio y ordenado, que den ganas de visitarlo y no transmitan todo lo contrario Rectas Por último, ten en cuenta la composición. Si no tienes mucha práctica en esto de las fotos, la regla de los dos tercios siempre da buenos resultados. Divide mentalmente la imagen en 9 partes y sitúa los elementos principales de la imagen, aquellos que quieras destacar, en uno de los 4 puntos de intersección (ver imagen): conseguirás una foto mucho más natural que si sitúas en el centro el objeto principal.   Recuerda que, además, Instagram dispone de varios filtros para que puedas lograr el acabado perfecto en la imagen. Si aun así no estás contento con el resultado, puedes probar aplicaciones como InstaSize Photo Editor, que te permitirá lograr una apariencia mucho más profesional (disponible en Android y iOS). No olvides incluir hashtags como se hace en Twitter, esto es, etiquetas a tus publicaciones (por ejemplo, #BarLaEsquina #NocheDeChampions #LoVemosEnElBar). Mejor si son cortos y claros y te permiten unirte a alguna tendencia del día (imagina que es domingo, hay partido y lo vas a rentransmitir. Puedes utilizar #LaLiga o el hashtag oficial del partido, por ejemplo #ElClásico). Por último, no desestimes Stories, la función de Instagram para publicar fotografías y vídeos efímeros que desparecen a las 24 horas. España ocupa la cuarta posición mundial en producción de estas “historias”, superando en un 150% la media general, por lo que el mercado es amplio y está por explotar. 6 restaurantes “Instagramers” Hay restaurantes que se han tomado muy en serio su presencia en Instagram y han logrado un importante éxito, tanto a nivel de seguidores como de alcance e interacciones. Hemos seleccionado algunos ejemplos para que puedas conocer cómo lo están haciendo estos “jugones”: Lakasa Lakasa es uno de los mejores restaurantes de Madrid y uno de los que mejor utiliza Internet en general y las redes sociales en particular. César Martín, jefe de cocina de Lakasa, trabaja mano a mano con Riki F. Callejo, cocinero y responsable de comunicación. Su pasión por la cocina les lleva a querer compartir a diario en Instagram y otras redes sociales con cualquier amante de la cocina sus productos y su forma de trabajar. Sin duda, una apuesta por Internet tan decidida como ejemplar y eficaz.   Goiko Grill De Goiko Grill nos quedamos con una de sus campañas de promoción. Concretamente, la que crearon para animar a los usuarios a probar una de sus hamburguesas (la Kevin Bacon), inventando un hashtag propio: #KevinTeDeseo. Aquí, una recopilación de imágenes que esta campaña generó. 100 Montaditos 100 montaditos destacan por mantener un equilibrio muy interesante en la temática de sus imágenes: productos, microvídeos, lanzamientos, promociones y clientes. Además, utilizan hashtags y emoticonos cuando hay ocasión.   Ojalá El Restaurante Ojalá es muy conocido en Madrid entre otras cosas porque cuenta con un salón cuyo suelo es de arena de playa. ¿Por qué nos gusta? Por su original descripción y por la gran cantidad de imágenes de sus clientes que utilizan, fomentando la interacción con ellos.   Sala de Despiece Otro restaurante madrileño que, en este caso, nos llama la atención especialmente por su cercanía al usuario, algo que consigue, por ejemplo, presentándonos a todo su equipo o enseñándonos dónde “hacen la compra”:   Perrachica Un ejemplo de restaurante que cuida cada detalle en sus publicaciones, con especial atención a su decoración y a sus platos. Es complicado escoger cuál es nuestra imagen favorita. Y tú, ¿ya te has decidido a jugar en Instagram?

La hostelería, al igual que el fútbol, es un mundo en constante evolución. Basta echar la vista atrás para recordar a porteros jugando con boina, futbolistas con botas totalmente negras, pantalones muy cortos o camisetas con cordones. Cosas que hoy nos parecen increíbles. En lo que a la gastronomía se refiere, pasa algo similar: olvídate del fast food, las grasas, de los postres copiosos o de los ingredientes de dudosa procedencia. Cada vez más, los clientes cuidan lo que comen, pero también lo que ven. Por eso, el 2018 se presenta más exigente que nunca para cocineros y hosteleros. Toma nota, porque estas son las tendencias gastronómicas que verás en 2018: 1. Minipostres: Dulces en formato reducido Seguro que has escuchado aquello de que, en España, muchos negocios se cierran en largas y copiosas comidas de trabajo. Es posible que esta fuese la opción favorita hace un tiempo, que todavía se practique en algunos casos y que el fichaje de Coutinho se haya gestado de esa forma, pero la tendencia conduce hacia a las comidas ligeras, con un plato único y algo de dulce o fruta, dejando para ocasiones especiales el tradicional menú de dos platos, postre y café. En gran medida por influencia de las costumbres anglosajonas en los entornos de trabajo, lo cierto es que esta apuesta por las comidas más rápidas y menos pesadas ha derivado en un nuevo formato para los postres, los llamados “minipostres”. Esto es, pequeñas porciones de mousse, tarta de queso, tiramisú, tarta de limón, etc. que sirven como colofón a una comida ligera y a los que casi nadie puede negarse. 2. Freidoras de aire: La cocina sin aceite Reducir al máximo el aceite al cocinar es una de las aristas del gusto por la comida saludable que muchos usuarios están adoptando. Para ello, existen freidoras que sustituyen el aceite por aire caliente. Introduces el alimento, seleccionas el tiempo y la temperatura y listo. El resultado, alimentos más sanos y crujientes que los clientes más preocupados por su alimentación agradecerán. 3. El trashcooking: Nada se desecha A priori, el nombre no suena nada bien. “Trash” es un término comúnmente utilizado en inglés para denominar a la basura, los desperdicios o los trastos viejos e inútiles. Sin embargo, aplicado a la gastronomía, ha dado lugar a un nuevo universo y una novedosa manera de concebir la cocina que cada vez gana más adeptos, igual que le sucede a Lopetegui en la Selección. Podríamos traducir el trashcooking como la cocina de aprovechamiento, esto es, una técnica de cocina consistente en emplear las sobras o aprovechar las mermas del restaurante para crear -y comercializar- nuevos platos. Como resultado, ve la luz una nueva cocina en la que nada se tira, en la que todo se considera comestible, más respetuosa y responsable con el planeta, pues reduce la cantidad de basura. Pero no solo de comida vive el trashcooking: bajo esta tendencia también se incluyen las iniciativas de eficiencia energética en un restaurante o acciones de responsabilidad social. Ejemplos de trashcooking serían cocinar recortes de carnes asadas o de verduras o utilizar ingredientes como las vísceras de pescado, la cáscara de la patata o las pieles de la naranja. Haciendo un símil futbolístico, podríamos buscar un paralelismo en el exjugador culé Yaya Touré: Arsene Wegner lo desechó para el Arsenal y luego fue protagonista absoluto en otros “platos” de éxito (Barcelona y Manchester City). Por no hablar de Laudrup, descartado por el Barça en 1995 y que la temporada siguiente comandó al Real Madrid en la “manita” blanca. 4. Helados y cervezas, de producción artesana Entre los clientes más “foodies” se está imponiendo el gusto por la producción cuidada y artesanal de los alimentos, en contraposición a la producción en masa y los alimentos con conservantes. Particularmente, las cervezas y los helados artesanos están viviendo su particular “boom”. No es extraño que cada vez más bares y restaurantes incluyan, entre su carta de cervezas, alguna variedad local o regional. Y es que estas han proliferado en los últimos años y son, además, una buena manera de apoyar el comercio de proximidad y de dotar de una identidad a tu negocio. Algunos ejemplos: Calatrava en Ciudad Real, Arriaca en Guadalajara, Maier en Cádiz, Bidassoa en Guipúzcoa, La Virgen en Madrid, Far West en Almería, Vgnoster en Álava, Tyris en Valencia… Es, en conclusión, dar prioridad al producto surgido de la cantera por encima de los fichajes caros que llegan de mercados desconocidos. 5. El blending: Mezclar para obtener un producto ganador Otro vocablo anglosajón para definir una tendencia que, en este caso, tiene que ver con el mundo del vino. Normalmente, los vinos están elaborados con una única variedad de uva: Garnacha, Merlot, Tempranillo, Cabernet Sauvignon, etc. El blending defiende que se puede obtener un vino con un sabor único mezclando diferentes variedades de uva. Algunas bodegas ya comercializan este tipo de vinos, por lo que si quieres diversificar tu carta y ofrecer a los clientes algo especial, esta es sin duda una buena manera. ¿O es que descartarías para tu equipo a un jugador con la visión de juego de Iniesta, la disciplina táctica de Gabi y el olfato goleador de Raúl? Seguro que no.

Una web sin visitas es como jugar un partido en un estadio vacío, como un portero sin guantes, como un delantero que nunca marca goles o como Luis Aragonés sin su chándal. Le falta la esencia. Porque hoy en día no vale solo con estar en Internet, con tener una web sin apenas información o desactualizada, con crearse un perfil en las redes sociales para después no publicar o no interactuar con los seguidores. Hoy es necesario sacar todo el partido a tu presencia en la Red. Por esta razón, en #LoVemosEnElBar queremos darte algunos consejos para que, si tienes web, puedas llegar a más clientes. 1. El diseño, moderno y responsive Si una persona ha llegado a tu web y ésta tiene un diseño anticuado, demasiado texto y pocas imágenes o tarda más de la cuenta en cargar, es posible que su paciencia se agote antes de ver cualquier información relevante. De hecho, Ester Marinas, Responsable de Pequeños y Medianos Negocios de Google España y Portugal, afirma que la mitad de los sitios web pierden clientes en los primeros 5 segundos desde que acceden. Debes saber además que, según un estudio de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación, el 94,6% de los españoles se conecta a Internet a través del móvil,  por lo que es necesario que tu web tenga un diseño responsive, esto es, que los contenidos se adapten para ser leídos desde un ordenador como hasta ahora, pero también desde un móvil o una tablet. Haciendo un símil futbolístico, podríamos decir que lo que necesitas es que tu web sea un jugador total, que rinda igual de mediocentro que de central, que chute tan fuerte con la izquierda como con la derecha y que juegue igual en Maracaná y con el balón del Mundial, que en un campo de tierra y con un Mikasa. Para conseguir un diseño moderno y responsive, un par de consejos: Muchas de las plantillas gratuitas de WordPress incluyen ya esta característica automáticamente. Asegúrate de escoger una de ellas. Si ya tienes una web, Google pone a tu disposición dos herramientas que la analizarán y te dirán si tu web está optimizada para móviles y cómo puedes mejorarla: Mobile-friendly test y PageSpeed Insights. 2. El SEO, tu aliado para posicionarte en Google El SEO (Search Engine Optimization) es el conjunto de tácticas que ayudarán a que tu bar sea visible en Google. En otras palabras, facilitará que aparezca en los primeros resultados de las búsquedas y que los usuarios lo encuentren más fácilmente. Para conseguirlo, varias son las recomendaciones: crear un blog, optimizar las metaetiquetas, hacer un estudio de palabras clave… No te asustes todavía si no sabes de qué estamos hablando, aquí tienes unas cuantas claves que te harán el proceso más sencillo. 3. Una imagen vale más que mil palabras Si un potencial cliente entra a tu web y no ve imágenes del bar, desconfiará. Por eso, sube fotos y muestra lo mejor de tu local, sea lo que sea: el ambiente que se monta con los partidos, las raciones, la enorme barra, el amplio salón, etc. Ten en cuenta que sobre gustos no hay nada escrito (la famosa camiseta del kétchup del Athletic da fe de ello) y que, mientras algunos futboleros preferirán ver los partidos en el afterwork de moda, otros pensarán que no hay mejor lugar que el “bar de palillo” más tradicional. 4. Lo que cuenten los clientes, tu mejor referencia Internet es el principal responsable de que, hoy en día, antes de hacer una compra o buscar un restaurante donde comer, prácticamente cualquier usuario consulte en la Red las opiniones de otros clientes. Por eso, habilitar un espacio en tu web donde puedan dejar sus comentarios o introducir los que se hayan incluido en webs como TripAdvisor -se hace a través de su widget gratuito-, servirá como acicate para que muchos usuarios se convenzan de que en tu bar se ve el fútbol como en ningún sitio, de que tus bravas son las mejores o de que el ambiente del viernes noche no tiene nada que envidiar al del Ramón de Carranza. 5. Incluye un botón directo de reserva Estamos acostumbrados a comprar directamente desde el móvil, pero también a reservar vuelos y hoteles. Con los restaurantes pasa algo similar. Si queremos salir a cenar, estamos indecisos entre dos establecimientos y a la hora de reservar uno nos hace levantar el teléfono y otro no, seguro que nos decantaremos por el que nos permita realizar una reserva por Internet, simplemente pulsando un botón. Incluir un botón de reserva en la web es más sencillo de lo que parece. De hecho, existen varios plugins de Wordpress que puedes instalar de manera gratuita y que te permitirán gestionar las reservas. Algunos ejemplos: Booking Calendar Easy Reservations Redi Restaurant Reservation 6. Aumenta tu audiencia en un marketplace ¿A que te suenan Deliveroo o El Tenedor? Pues ambos son marketplaces. Estas plataformas suelen contar con una gran base de clientes, por lo que aparecer en una de ellas puede resultar una eficaz campaña de marketing para darse a conocer ante muchos usuarios que, quizá, de otro modo nunca hubiesen reparado en tu negocio. La parte “negativa” para tus cuentas será que, normalmente, para figurar en un site de este tipo tendrás que proponer un descuento sobre el precio habitual de tus productos y/o deberás pagar al marketplace alguna comisión cuando la transacción se complete. Existen algunos genéricos como Groupon o Groupalia que tienen su sección de restaurantes y otros específicos del sector, como El Tenedor o Restaurantes.com. Además, puedes dar a conocer las bondades de tu cocina en aquellos dedicados a la comida a domicilio, como Just Eat, Resto-in, Uber Eats o Deliveroo. Ten en cuenta que, si tu comida gusta a domicilio, quizá la próxima vez que esos clientes estén por la zona se decidan a parar en tu local.

La hostelería, al igual que el fútbol, es un mundo en constante evolución. Basta echar la vista atrás para recordar a porteros jugando con boina, futbolistas con botas totalmente negras, pantalones muy cortos o camisetas con cordones. Cosas que hoy nos parecen increíbles. En lo que a la gastronomía se refiere, pasa algo similar: olvídate del fast food, las grasas, de los postres copiosos o de los ingredientes de dudosa procedencia. Cada vez más, los clientes cuidan lo que comen, pero también lo que ven. Por eso, el 2018 se presenta más exigente que nunca para cocineros y hosteleros. Toma nota, porque estas son las tendencias gastronómicas que verás en 2018: 1. Minipostres: Dulces en formato reducido Seguro que has escuchado aquello de que, en España, muchos negocios se cierran en largas y copiosas comidas de trabajo. Es posible que esta fuese la opción favorita hace un tiempo, que todavía se practique en algunos casos y que el fichaje de Coutinho se haya gestado de esa forma, pero la tendencia conduce hacia a las comidas ligeras, con un plato único y algo de dulce o fruta, dejando para ocasiones especiales el tradicional menú de dos platos, postre y café. En gran medida por influencia de las costumbres anglosajonas en los entornos de trabajo, lo cierto es que esta apuesta por las comidas más rápidas y menos pesadas ha derivado en un nuevo formato para los postres, los llamados “minipostres”. Esto es, pequeñas porciones de mousse, tarta de queso, tiramisú, tarta de limón, etc. que sirven como colofón a una comida ligera y a los que casi nadie puede negarse. 2. Freidoras de aire: La cocina sin aceite Reducir al máximo el aceite al cocinar es una de las aristas del gusto por la comida saludable que muchos usuarios están adoptando. Para ello, existen freidoras que sustituyen el aceite por aire caliente. Introduces el alimento, seleccionas el tiempo y la temperatura y listo. El resultado, alimentos más sanos y crujientes que los clientes más preocupados por su alimentación agradecerán. 3. El trashcooking: Nada se desecha A priori, el nombre no suena nada bien. “Trash” es un término comúnmente utilizado en inglés para denominar a la basura, los desperdicios o los trastos viejos e inútiles. Sin embargo, aplicado a la gastronomía, ha dado lugar a un nuevo universo y una novedosa manera de concebir la cocina que cada vez gana más adeptos, igual que le sucede a Lopetegui en la Selección. Podríamos traducir el trashcooking como la cocina de aprovechamiento, esto es, una técnica de cocina consistente en emplear las sobras o aprovechar las mermas del restaurante para crear -y comercializar- nuevos platos. Como resultado, ve la luz una nueva cocina en la que nada se tira, en la que todo se considera comestible, más respetuosa y responsable con el planeta, pues reduce la cantidad de basura. Pero no solo de comida vive el trashcooking: bajo esta tendencia también se incluyen las iniciativas de eficiencia energética en un restaurante o acciones de responsabilidad social. Ejemplos de trashcooking serían cocinar recortes de carnes asadas o de verduras o utilizar ingredientes como las vísceras de pescado, la cáscara de la patata o las pieles de la naranja. Haciendo un símil futbolístico, podríamos buscar un paralelismo en el exjugador culé Yaya Touré: Arsene Wegner lo desechó para el Arsenal y luego fue protagonista absoluto en otros “platos” de éxito (Barcelona y Manchester City). Por no hablar de Laudrup, descartado por el Barça en 1995 y que la temporada siguiente comandó al Real Madrid en la “manita” blanca. 4. Helados y cervezas, de producción artesana Entre los clientes más “foodies” se está imponiendo el gusto por la producción cuidada y artesanal de los alimentos, en contraposición a la producción en masa y los alimentos con conservantes. Particularmente, las cervezas y los helados artesanos están viviendo su particular “boom”. No es extraño que cada vez más bares y restaurantes incluyan, entre su carta de cervezas, alguna variedad local o regional. Y es que estas han proliferado en los últimos años y son, además, una buena manera de apoyar el comercio de proximidad y de dotar de una identidad a tu negocio. Algunos ejemplos: Calatrava en Ciudad Real, Arriaca en Guadalajara, Maier en Cádiz, Bidassoa en Guipúzcoa, La Virgen en Madrid, Far West en Almería, Vgnoster en Álava, Tyris en Valencia… Es, en conclusión, dar prioridad al producto surgido de la cantera por encima de los fichajes caros que llegan de mercados desconocidos. 5. El blending: Mezclar para obtener un producto ganador Otro vocablo anglosajón para definir una tendencia que, en este caso, tiene que ver con el mundo del vino. Normalmente, los vinos están elaborados con una única variedad de uva: Garnacha, Merlot, Tempranillo, Cabernet Sauvignon, etc. El blending defiende que se puede obtener un vino con un sabor único mezclando diferentes variedades de uva. Algunas bodegas ya comercializan este tipo de vinos, por lo que si quieres diversificar tu carta y ofrecer a los clientes algo especial, esta es sin duda una buena manera. ¿O es que descartarías para tu equipo a un jugador con la visión de juego de Iniesta, la disciplina táctica de Gabi y el olfato goleador de Raúl? Seguro que no.

Una web sin visitas es como jugar un partido en un estadio vacío, como un portero sin guantes, como un delantero que nunca marca goles o como Luis Aragonés sin su chándal. Le falta la esencia. Porque hoy en día no vale solo con estar en Internet, con tener una web sin apenas información o desactualizada, con crearse un perfil en las redes sociales para después no publicar o no interactuar con los seguidores. Hoy es necesario sacar todo el partido a tu presencia en la Red. Por esta razón, en #LoVemosEnElBar queremos darte algunos consejos para que, si tienes web, puedas llegar a más clientes. 1. El diseño, moderno y responsive Si una persona ha llegado a tu web y ésta tiene un diseño anticuado, demasiado texto y pocas imágenes o tarda más de la cuenta en cargar, es posible que su paciencia se agote antes de ver cualquier información relevante. De hecho, Ester Marinas, Responsable de Pequeños y Medianos Negocios de Google España y Portugal, afirma que la mitad de los sitios web pierden clientes en los primeros 5 segundos desde que acceden. Debes saber además que, según un estudio de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación, el 94,6% de los españoles se conecta a Internet a través del móvil,  por lo que es necesario que tu web tenga un diseño responsive, esto es, que los contenidos se adapten para ser leídos desde un ordenador como hasta ahora, pero también desde un móvil o una tablet. Haciendo un símil futbolístico, podríamos decir que lo que necesitas es que tu web sea un jugador total, que rinda igual de mediocentro que de central, que chute tan fuerte con la izquierda como con la derecha y que juegue igual en Maracaná y con el balón del Mundial, que en un campo de tierra y con un Mikasa. Para conseguir un diseño moderno y responsive, un par de consejos: Muchas de las plantillas gratuitas de WordPress incluyen ya esta característica automáticamente. Asegúrate de escoger una de ellas. Si ya tienes una web, Google pone a tu disposición dos herramientas que la analizarán y te dirán si tu web está optimizada para móviles y cómo puedes mejorarla: Mobile-friendly test y PageSpeed Insights. 2. El SEO, tu aliado para posicionarte en Google El SEO (Search Engine Optimization) es el conjunto de tácticas que ayudarán a que tu bar sea visible en Google. En otras palabras, facilitará que aparezca en los primeros resultados de las búsquedas y que los usuarios lo encuentren más fácilmente. Para conseguirlo, varias son las recomendaciones: crear un blog, optimizar las metaetiquetas, hacer un estudio de palabras clave… No te asustes todavía si no sabes de qué estamos hablando, aquí tienes unas cuantas claves que te harán el proceso más sencillo. 3. Una imagen vale más que mil palabras Si un potencial cliente entra a tu web y no ve imágenes del bar, desconfiará. Por eso, sube fotos y muestra lo mejor de tu local, sea lo que sea: el ambiente que se monta con los partidos, las raciones, la enorme barra, el amplio salón, etc. Ten en cuenta que sobre gustos no hay nada escrito (la famosa camiseta del kétchup del Athletic da fe de ello) y que, mientras algunos futboleros preferirán ver los partidos en el afterwork de moda, otros pensarán que no hay mejor lugar que el “bar de palillo” más tradicional. 4. Lo que cuenten los clientes, tu mejor referencia Internet es el principal responsable de que, hoy en día, antes de hacer una compra o buscar un restaurante donde comer, prácticamente cualquier usuario consulte en la Red las opiniones de otros clientes. Por eso, habilitar un espacio en tu web donde puedan dejar sus comentarios o introducir los que se hayan incluido en webs como TripAdvisor -se hace a través de su widget gratuito-, servirá como acicate para que muchos usuarios se convenzan de que en tu bar se ve el fútbol como en ningún sitio, de que tus bravas son las mejores o de que el ambiente del viernes noche no tiene nada que envidiar al del Ramón de Carranza. 5. Incluye un botón directo de reserva Estamos acostumbrados a comprar directamente desde el móvil, pero también a reservar vuelos y hoteles. Con los restaurantes pasa algo similar. Si queremos salir a cenar, estamos indecisos entre dos establecimientos y a la hora de reservar uno nos hace levantar el teléfono y otro no, seguro que nos decantaremos por el que nos permita realizar una reserva por Internet, simplemente pulsando un botón. Incluir un botón de reserva en la web es más sencillo de lo que parece. De hecho, existen varios plugins de Wordpress que puedes instalar de manera gratuita y que te permitirán gestionar las reservas. Algunos ejemplos: Booking Calendar Easy Reservations Redi Restaurant Reservation 6. Aumenta tu audiencia en un marketplace ¿A que te suenan Deliveroo o El Tenedor? Pues ambos son marketplaces. Estas plataformas suelen contar con una gran base de clientes, por lo que aparecer en una de ellas puede resultar una eficaz campaña de marketing para darse a conocer ante muchos usuarios que, quizá, de otro modo nunca hubiesen reparado en tu negocio. La parte “negativa” para tus cuentas será que, normalmente, para figurar en un site de este tipo tendrás que proponer un descuento sobre el precio habitual de tus productos y/o deberás pagar al marketplace alguna comisión cuando la transacción se complete. Existen algunos genéricos como Groupon o Groupalia que tienen su sección de restaurantes y otros específicos del sector, como El Tenedor o Restaurantes.com. Además, puedes dar a conocer las bondades de tu cocina en aquellos dedicados a la comida a domicilio, como Just Eat, Resto-in, Uber Eats o Deliveroo. Ten en cuenta que, si tu comida gusta a domicilio, quizá la próxima vez que esos clientes estén por la zona se decidan a parar en tu local.

Reconócelo: cuando no sabes algo, lo primero que haces, incluso antes de llamar a tu madre, es preguntárselo a Google. Internet es el Iniesta de la vida moderna: Siempre te resuelve el partido. Lo que no está en Internet es como si no existiera, y a tu bar le pasa lo mismo. Si estás, te resultará más fácil que te encuentren, así que ya va siendo hora de que aprendas cómo promocionarte a través de redes sociales o agregadores. Y es que aunque prepares las mejores tortillas de la ciudad, un buen número de clientes consultarán primero las opiniones de tu local en Yelp, ojearán el precio medio de la carta en TripAdvisor o buscarán si existen descuentos especiales reservando con El Tenedor. Imagina que un grupo de amigos termina su pachanga del domingo. Hambrientos, están a dos manzanas de tu restaurante y les entra el antojo implacable de devorar un bocata de calamares. Te remangas y colocas el gorro de cocinero. Eres todo un especialista en este plato. Pues recoge tus utensilios, porque si no estás bien posicionado en Google, te quedarás tan colgado como España en el Mundial del 94. Lo que ocurre en realidad es que esos amigos sacan su smartphone y teclean en Google “Bocata de calamares cerca de mí”. Si tu establecimiento no aparece ahí, acabarán pagando la cuenta al que tenga un mejor posicionamiento. Por eso, no permitas que te metan un gol y ten en cuenta estos fichajes para tu bar: Una web y un blog: El ataque perfecto Recomendación importante… Deberías tener una web, un espacio que hable de tu restaurante o bar, de su carta, de sus curiosidades, que incluya sus fotos y un mapa que despeje el camino más rápido que Beckenbauer. También es muy útil contar con un blog que actualices regularmente, al menos una vez al mes. Un blog te permite hablar de tu famoso bocata de calamares, y que Google se entere de quién es el mayor experto de este manjar y que cuando alguien te busque… te encuentre. Todo debe hacerse según unas pautas fundamentales que, a partir de keywords o palabras clave, te ubican en torno a los términos que te interesan. Dicho de otra forma, si en tu blog utilizas las palabras clave “bocatas de calamares” en diferentes posts, Google te posicionará como experto en ese plato. Tripadvisor: Tu centro del campo Es un agregador para hosteleros del que puede depender tu popularidad. Se trata de una herramienta que utilizan aquellos que quieren ir a un restaurante sin sorpresas, y que se basa en un algoritmo que prioriza unos establecimientos sobre otros en función de los comentarios de los clientes. ¿Y cómo se consigue una buena posición en esta red? Lo más importante es tener comentarios, muchos, positivos y recientes. Es un aspecto crucial, ya que una buena posición es una buena forma de atraer clientela. Así que pide a tus clientes que opinen en TripAdvisor sobre su maravillosa experiencia en tu restaurante. Pero contar solo con TripAdvisor es como tener un delantero chupón, y no hay nada mejor que un ataque en equipo coordinado. Por eso, existen otros lugares en Internet como El Tenedor que te permitirán un trabajo conjunto para conseguir la mejor reputación en este mundo tan digital. El Tenedor: lleva la delantera A la gente no solo le gusta comer bien, también quiere sentirse especial. Le encanta recibir ofertas y descuentos y se siente cómoda reservando de forma sencilla. Para eso existen herramientas de reserva -que también incluyen sistemas de puntuaciones- en las que tienes que estar. El Tenedor permite a tus clientes reservar de la forma más sencilla y, si así lo deseas, con descuentos: algo aconsejable para tener el restaurante siempre lleno. También existen otras opciones que debes tener en cuenta y que ayudarán a tus clientes potenciales a llegar a tu negocio: Restaurantes.com, Restalo o Pidemesa son solo algunas de ellas. Las redes sociales: Los “cracks” Todo lo expuesto hasta aquí es más que útil. Sin embargo, no podemos olvidarnos de las redes sociales clásicas, porque una jugada magistral no sirve de nada sin un buen remate. Para ello, un perfil de Instagram permite mostrar tus creaciones culinarias y los mejores momentos del local; así como un perfil de Facebook es un lugar donde podrás contarlo todo (y escucharlo todo). Son las redes sociales más cercanas y en las que vas a poder llegar de una forma más íntima a tu público objetivo. Google+ también puede dar un punto extra a tu posicionamiento en el buscador, algo que no te vendrá nada mal. Y no solo eso. Enlazar todos tus contenidos entre todas las redes te lanzará muy alto y no permitirá que se te escape nadie que te esté buscando. Así que, ya sabes, sumérgete en el mundo digital, apuesta por las redes sociales y márcate una remontada.

Si hasta el fútbol -que históricamente ha mostrado más animadversión a la tecnología que Ibrahimovic a Guardiola- se ha decidido a apostar por la innovación para mejorar sus prestaciones, el mundo de la hostelería y la restauración no iba a ser menos. Por eso, son muchos los negocios que se han decidido a digitalizar sus procesos para conseguir una mayor optimización de sus tiempos y recursos. Otros, además, han ido un paso más allá y se han convencido de aplicar las últimas innovaciones para conseguir diferenciarse del resto. Pero, ¿cuáles son esas tendencias innovadoras en restauración? En #LoVemosEnElBar te las mostramos: Una experiencia completa, desde el móvil El comensal consulta la carta antes de llegar al restaurante, elige los platos, envía la orden a la cocina, disfruta de su comida y paga. Todo desde el teléfono móvil. Una experiencia de cliente completamente digital que reduce el servicio por mesa en hasta 30 minutos, aumentando la rotación. Es la propuesta de MrNoow, una aplicación disponible tanto para Android como para iOS que pretende revolucionar el mundo de la hostelería. Gestión de colas Tan sencillo como avisar a los clientes a través de su smartphone de que su mesa ya está libre, de esta forma no tienen que esperar en la cola y pueden aprovechar su tiempo para dar un paseo, hacer un recado o tomar algo tranquilamente. Existen diversas plataformas capaces de proveer de este servicio, entre otras: SinCola -permite solicitar tickets desde el teléfono y recibir información sobre cuánta gente tiene por delante- o Smartline. ¡Qué bien le hubiese venido a Faubert! Que en vez de estar dormitando en el banquillo podría haber esperado en el vestuario echando su siesta a que el entrenador le avisara para entrar al campo. Pre-pedido Pongamos que un cliente tiene el tiempo justo para comer y, por ejemplo, volver al trabajo. Que pueda pedir su comida de camino al restaurante y no tener que esperar a que el personal de sala vaya a tomarle nota es un beneficio que redunda tanto en el usuario, que tendrá que esperar menos; como en el restaurante, que optimizando los tiempos puede alcanzar una mayor rotación de mesas, atender a más comensales y, por consiguiente, obtener mayores beneficios. Para conseguirlo, son varias las apps que en países como Estados Unidos o Australia han hecho del pre-pedido una realidad, como Allset o Skip. De momento, en España tendremos que esperar, creemos que no tanto como Javi Navarro para debutar con la Selección (lo hizo con 32 años y 9 meses). Gestión de turnos de los empleados Establecer los turnos de los camareros y cuadrar las horas, especialmente en temporada alta, puede ser una de las labores más tediosas y complicadas para el responsable de un bar o restaurante. Vaya, que seguramente te guste menos que a Mágico González entrenar. La tecnología ha conseguido mejorar este proceso -se habla de un 80% en ahorro de tiempo- y facilitarlo mediante plataformas que además de automatización, permiten una clara visualización de los turnos por parte del responsable y de los empleados. Algunos ejemplos son 7shifts y When I Work. Gestión de inventario y pedidos a proveedores Otra tendencia, también en España, es la centralización y digitalización del proceso de pedido a proveedores, además de la gestión del inventario. Recursos hay varios, comenzando por Philomarket, una empresa valenciana que en un principio fue un marketplace de proveedores para hostelería pero que, con el tiempo, se ha convertido en un sistema gestor de pedidos e inventario que permite ahorrar tiempo y dinero, pero también ver las estadísticas y facturas online. Por su parte, BlueCart dispone de una herramienta llamada Restaurant Inventory Magamente Tool para gestionar en tiempo real y desde el móvil todo el inventario. Shopping Leeks también ayuda al dueño del restaurante o al jefe de cocina posibilitando enviar vía app y en dos clics los pedidos a los proveedores. Pagar por colarse Sí, como lo lees. Pero espera, suena peor de lo que en realidad es. Y es que puedes pagar por colarte siempre y cuando el dinero vaya destinado a una buena causa. Es decir, es un “cuele” solidario. Esta es la iniciativa que han puesto en marcha desde Charitywait, donde el restaurante en cuestión destina una serie de plazas a clientes dispuestos a pagar algo más por comer o cenar antes que el resto. Ese plus irá dirigido a una causa benéfica que el propio establecimiento haya seleccionado previamente, no al negocio. Por su parte, el cliente se asegura que la próxima mesa que quede libre será la suya.

Reconócelo: cuando no sabes algo, lo primero que haces, incluso antes de llamar a tu madre, es preguntárselo a Google. Internet es el Iniesta de la vida moderna: Siempre te resuelve el partido. Lo que no está en Internet es como si no existiera, y a tu bar le pasa lo mismo. Si estás, te resultará más fácil que te encuentren, así que ya va siendo hora de que aprendas cómo promocionarte a través de redes sociales o agregadores. Y es que aunque prepares las mejores tortillas de la ciudad, un buen número de clientes consultarán primero las opiniones de tu local en Yelp, ojearán el precio medio de la carta en TripAdvisor o buscarán si existen descuentos especiales reservando con El Tenedor. Imagina que un grupo de amigos termina su pachanga del domingo. Hambrientos, están a dos manzanas de tu restaurante y les entra el antojo implacable de devorar un bocata de calamares. Te remangas y colocas el gorro de cocinero. Eres todo un especialista en este plato. Pues recoge tus utensilios, porque si no estás bien posicionado en Google, te quedarás tan colgado como España en el Mundial del 94. Lo que ocurre en realidad es que esos amigos sacan su smartphone y teclean en Google “Bocata de calamares cerca de mí”. Si tu establecimiento no aparece ahí, acabarán pagando la cuenta al que tenga un mejor posicionamiento. Por eso, no permitas que te metan un gol y ten en cuenta estos fichajes para tu bar: Una web y un blog: El ataque perfecto Recomendación importante… Deberías tener una web, un espacio que hable de tu restaurante o bar, de su carta, de sus curiosidades, que incluya sus fotos y un mapa que despeje el camino más rápido que Beckenbauer. También es muy útil contar con un blog que actualices regularmente, al menos una vez al mes. Un blog te permite hablar de tu famoso bocata de calamares, y que Google se entere de quién es el mayor experto de este manjar y que cuando alguien te busque… te encuentre. Todo debe hacerse según unas pautas fundamentales que, a partir de keywords o palabras clave, te ubican en torno a los términos que te interesan. Dicho de otra forma, si en tu blog utilizas las palabras clave “bocatas de calamares” en diferentes posts, Google te posicionará como experto en ese plato. Tripadvisor: Tu centro del campo Es un agregador para hosteleros del que puede depender tu popularidad. Se trata de una herramienta que utilizan aquellos que quieren ir a un restaurante sin sorpresas, y que se basa en un algoritmo que prioriza unos establecimientos sobre otros en función de los comentarios de los clientes. ¿Y cómo se consigue una buena posición en esta red? Lo más importante es tener comentarios, muchos, positivos y recientes. Es un aspecto crucial, ya que una buena posición es una buena forma de atraer clientela. Así que pide a tus clientes que opinen en TripAdvisor sobre su maravillosa experiencia en tu restaurante. Pero contar solo con TripAdvisor es como tener un delantero chupón, y no hay nada mejor que un ataque en equipo coordinado. Por eso, existen otros lugares en Internet como El Tenedor que te permitirán un trabajo conjunto para conseguir la mejor reputación en este mundo tan digital. El Tenedor: lleva la delantera A la gente no solo le gusta comer bien, también quiere sentirse especial. Le encanta recibir ofertas y descuentos y se siente cómoda reservando de forma sencilla. Para eso existen herramientas de reserva -que también incluyen sistemas de puntuaciones- en las que tienes que estar. El Tenedor permite a tus clientes reservar de la forma más sencilla y, si así lo deseas, con descuentos: algo aconsejable para tener el restaurante siempre lleno. También existen otras opciones que debes tener en cuenta y que ayudarán a tus clientes potenciales a llegar a tu negocio: Restaurantes.com, Restalo o Pidemesa son solo algunas de ellas. Las redes sociales: Los “cracks” Todo lo expuesto hasta aquí es más que útil. Sin embargo, no podemos olvidarnos de las redes sociales clásicas, porque una jugada magistral no sirve de nada sin un buen remate. Para ello, un perfil de Instagram permite mostrar tus creaciones culinarias y los mejores momentos del local; así como un perfil de Facebook es un lugar donde podrás contarlo todo (y escucharlo todo). Son las redes sociales más cercanas y en las que vas a poder llegar de una forma más íntima a tu público objetivo. Google+ también puede dar un punto extra a tu posicionamiento en el buscador, algo que no te vendrá nada mal. Y no solo eso. Enlazar todos tus contenidos entre todas las redes te lanzará muy alto y no permitirá que se te escape nadie que te esté buscando. Así que, ya sabes, sumérgete en el mundo digital, apuesta por las redes sociales y márcate una remontada.

Si hasta el fútbol -que históricamente ha mostrado más animadversión a la tecnología que Ibrahimovic a Guardiola- se ha decidido a apostar por la innovación para mejorar sus prestaciones, el mundo de la hostelería y la restauración no iba a ser menos. Por eso, son muchos los negocios que se han decidido a digitalizar sus procesos para conseguir una mayor optimización de sus tiempos y recursos. Otros, además, han ido un paso más allá y se han convencido de aplicar las últimas innovaciones para conseguir diferenciarse del resto. Pero, ¿cuáles son esas tendencias innovadoras en restauración? En #LoVemosEnElBar te las mostramos: Una experiencia completa, desde el móvil El comensal consulta la carta antes de llegar al restaurante, elige los platos, envía la orden a la cocina, disfruta de su comida y paga. Todo desde el teléfono móvil. Una experiencia de cliente completamente digital que reduce el servicio por mesa en hasta 30 minutos, aumentando la rotación. Es la propuesta de MrNoow, una aplicación disponible tanto para Android como para iOS que pretende revolucionar el mundo de la hostelería. Gestión de colas Tan sencillo como avisar a los clientes a través de su smartphone de que su mesa ya está libre, de esta forma no tienen que esperar en la cola y pueden aprovechar su tiempo para dar un paseo, hacer un recado o tomar algo tranquilamente. Existen diversas plataformas capaces de proveer de este servicio, entre otras: SinCola -permite solicitar tickets desde el teléfono y recibir información sobre cuánta gente tiene por delante- o Smartline. ¡Qué bien le hubiese venido a Faubert! Que en vez de estar dormitando en el banquillo podría haber esperado en el vestuario echando su siesta a que el entrenador le avisara para entrar al campo. Pre-pedido Pongamos que un cliente tiene el tiempo justo para comer y, por ejemplo, volver al trabajo. Que pueda pedir su comida de camino al restaurante y no tener que esperar a que el personal de sala vaya a tomarle nota es un beneficio que redunda tanto en el usuario, que tendrá que esperar menos; como en el restaurante, que optimizando los tiempos puede alcanzar una mayor rotación de mesas, atender a más comensales y, por consiguiente, obtener mayores beneficios. Para conseguirlo, son varias las apps que en países como Estados Unidos o Australia han hecho del pre-pedido una realidad, como Allset o Skip. De momento, en España tendremos que esperar, creemos que no tanto como Javi Navarro para debutar con la Selección (lo hizo con 32 años y 9 meses). Gestión de turnos de los empleados Establecer los turnos de los camareros y cuadrar las horas, especialmente en temporada alta, puede ser una de las labores más tediosas y complicadas para el responsable de un bar o restaurante. Vaya, que seguramente te guste menos que a Mágico González entrenar. La tecnología ha conseguido mejorar este proceso -se habla de un 80% en ahorro de tiempo- y facilitarlo mediante plataformas que además de automatización, permiten una clara visualización de los turnos por parte del responsable y de los empleados. Algunos ejemplos son 7shifts y When I Work. Gestión de inventario y pedidos a proveedores Otra tendencia, también en España, es la centralización y digitalización del proceso de pedido a proveedores, además de la gestión del inventario. Recursos hay varios, comenzando por Philomarket, una empresa valenciana que en un principio fue un marketplace de proveedores para hostelería pero que, con el tiempo, se ha convertido en un sistema gestor de pedidos e inventario que permite ahorrar tiempo y dinero, pero también ver las estadísticas y facturas online. Por su parte, BlueCart dispone de una herramienta llamada Restaurant Inventory Magamente Tool para gestionar en tiempo real y desde el móvil todo el inventario. Shopping Leeks también ayuda al dueño del restaurante o al jefe de cocina posibilitando enviar vía app y en dos clics los pedidos a los proveedores. Pagar por colarse Sí, como lo lees. Pero espera, suena peor de lo que en realidad es. Y es que puedes pagar por colarte siempre y cuando el dinero vaya destinado a una buena causa. Es decir, es un “cuele” solidario. Esta es la iniciativa que han puesto en marcha desde Charitywait, donde el restaurante en cuestión destina una serie de plazas a clientes dispuestos a pagar algo más por comer o cenar antes que el resto. Ese plus irá dirigido a una causa benéfica que el propio establecimiento haya seleccionado previamente, no al negocio. Por su parte, el cliente se asegura que la próxima mesa que quede libre será la suya.