En La Barra hablamos de

gastronomía

Si preguntas a cualquier entrenador, te dirá que en su equipo quiere a jugadores que decidan los partidos, que le hagan ganar. Que quiere a ese futbolista resolutivo que marque la diferencia y les posicione por encima del resto de clubes con los que compite por un objetivo, ya sea la permanencia o el título. En el caso de bares y restaurantes, los nuevos hábitos de consumo han propiciado que un “jugador” emerja por encima del resto en el partido en el que se decide quién se quede con los clientes: las redes sociales. De entre todas, Instagram se ha convertido, por sus características propias, en la auténtica estrella. Y sí, estamos de acuerdo en que las individualidades no funcionan sin el conjunto, y que en un equipo todos suman, pero no podemos obviar que en todo club siempre hay un crack, un jugador franquicia. Por esto, tu estrategia debe incluir perfiles en varias redes sociales, pero pivotar en torno a Instagram. Por qué Instagram La primera y más importante de las razones para tener un perfil de Instagram de tu bar o restaurante es que es la red social que más crece actualmente y la de mayor penetración entre los jóvenes. Para que te hagas una idea, esta red cuenta con más de 600 millones de usuarios en total, 250 millones de usuarios diarios y, en este precioso momento, hay más de 90 millones de fotografías usando el hashtag #food (comida). Pero esto no queda aquí. ¿Sabías que, según un estudio de Febbo, el 32% de los clientes de los restaurantes hacen fotos de sus platos? Todos estos datos se traducen en todo un universo de oportunidades para que, a través de tus publicaciones en Instagram, puedas: Mostrar tus productos, platos y carta Enseñar el restaurante, su decoración o el ambiente que se crea en los servicios de comidas y cenas, en eventos especiales o viendo los partidos Presentar a tu personal y conseguir cercanía con el usuario Aumentar tu visibilidad online y llegar a más potenciales clientes Promocionar ofertas o descuentos Interactuar con tus clientes (apareciendo en fotos con ellos o a través de los comentarios) Conseguir que tus usuarios/seguidores te prescriban a otros Instagram: Manual de uso y ejemplos Una vez cuentes con tu perfil de Instagram, es el momento de “saltar al terreno de juego” para disputar una liga muy competida. Por eso, si quieres ganar, debes establecer un plan táctico y escoger bien a tus jugadores. Esto es, preparar una estrategia y elegir con sumo cuidado las fotos que publicas. Comenzando por el principio, el primer paso es completar tu perfil con una frase llamativa pero de utilidad para el usuario, que capte su atención pero que también incluya los datos necesarios: nombre, lugar, tipo de comida, horario, enlace a tu web… En términos futbolísticos, encontrar un jugador tan vistoso como efectivo, que juegue y haga jugar: Un Valerón, un Cazorla, un Silva. Por su parte, las imágenes que utilices deben ser de calidad. No nos malinterpretes, no tienen que estar hechas por un profesional, pero sí cuidadas: Bien enfocadas (basta con que antes de hacer la foto pulses con tu dedo en la pantalla del móvil) Bien iluminadas Por descontado, si haces fotografías de los platos que estos sean apetecibles y, si prefieres que las imágenes sean del local, asegúrate de que esté limpio y ordenado, que den ganas de visitarlo y no transmitan todo lo contrario Rectas Por último, ten en cuenta la composición. Si no tienes mucha práctica en esto de las fotos, la regla de los dos tercios siempre da buenos resultados. Divide mentalmente la imagen en 9 partes y sitúa los elementos principales de la imagen, aquellos que quieras destacar, en uno de los 4 puntos de intersección (ver imagen): conseguirás una foto mucho más natural que si sitúas en el centro el objeto principal.   Recuerda que, además, Instagram dispone de varios filtros para que puedas lograr el acabado perfecto en la imagen. Si aun así no estás contento con el resultado, puedes probar aplicaciones como InstaSize Photo Editor, que te permitirá lograr una apariencia mucho más profesional (disponible en Android y iOS). No olvides incluir hashtags como se hace en Twitter, esto es, etiquetas a tus publicaciones (por ejemplo, #BarLaEsquina #NocheDeChampions #LoVemosEnElBar). Mejor si son cortos y claros y te permiten unirte a alguna tendencia del día (imagina que es domingo, hay partido y lo vas a rentransmitir. Puedes utilizar #LaLiga o el hashtag oficial del partido, por ejemplo #ElClásico). Por último, no desestimes Stories, la función de Instagram para publicar fotografías y vídeos efímeros que desparecen a las 24 horas. España ocupa la cuarta posición mundial en producción de estas “historias”, superando en un 150% la media general, por lo que el mercado es amplio y está por explotar. 6 restaurantes “Instagramers” Hay restaurantes que se han tomado muy en serio su presencia en Instagram y han logrado un importante éxito, tanto a nivel de seguidores como de alcance e interacciones. Hemos seleccionado algunos ejemplos para que puedas conocer cómo lo están haciendo estos “jugones”: Lakasa Lakasa es uno de los mejores restaurantes de Madrid y uno de los que mejor utiliza Internet en general y las redes sociales en particular. César Martín, jefe de cocina de Lakasa, trabaja mano a mano con Riki F. Callejo, cocinero y responsable de comunicación. Su pasión por la cocina les lleva a querer compartir a diario en Instagram y otras redes sociales con cualquier amante de la cocina sus productos y su forma de trabajar. Sin duda, una apuesta por Internet tan decidida como ejemplar y eficaz.   Goiko Grill De Goiko Grill nos quedamos con una de sus campañas de promoción. Concretamente, la que crearon para animar a los usuarios a probar una de sus hamburguesas (la Kevin Bacon), inventando un hashtag propio: #KevinTeDeseo. Aquí, una recopilación de imágenes que esta campaña generó. 100 Montaditos 100 montaditos destacan por mantener un equilibrio muy interesante en la temática de sus imágenes: productos, microvídeos, lanzamientos, promociones y clientes. Además, utilizan hashtags y emoticonos cuando hay ocasión.   Ojalá El Restaurante Ojalá es muy conocido en Madrid entre otras cosas porque cuenta con un salón cuyo suelo es de arena de playa. ¿Por qué nos gusta? Por su original descripción y por la gran cantidad de imágenes de sus clientes que utilizan, fomentando la interacción con ellos.   Sala de Despiece Otro restaurante madrileño que, en este caso, nos llama la atención especialmente por su cercanía al usuario, algo que consigue, por ejemplo, presentándonos a todo su equipo o enseñándonos dónde “hacen la compra”:   Perrachica Un ejemplo de restaurante que cuida cada detalle en sus publicaciones, con especial atención a su decoración y a sus platos. Es complicado escoger cuál es nuestra imagen favorita. Y tú, ¿ya te has decidido a jugar en Instagram?

La hostelería, al igual que el fútbol, es un mundo en constante evolución. Basta echar la vista atrás para recordar a porteros jugando con boina, futbolistas con botas totalmente negras, pantalones muy cortos o camisetas con cordones. Cosas que hoy nos parecen increíbles. En lo que a la gastronomía se refiere, pasa algo similar: olvídate del fast food, las grasas, de los postres copiosos o de los ingredientes de dudosa procedencia. Cada vez más, los clientes cuidan lo que comen, pero también lo que ven. Por eso, el 2018 se presenta más exigente que nunca para cocineros y hosteleros. Toma nota, porque estas son las tendencias gastronómicas que verás en 2018: 1. Minipostres: Dulces en formato reducido Seguro que has escuchado aquello de que, en España, muchos negocios se cierran en largas y copiosas comidas de trabajo. Es posible que esta fuese la opción favorita hace un tiempo, que todavía se practique en algunos casos y que el fichaje de Coutinho se haya gestado de esa forma, pero la tendencia conduce hacia a las comidas ligeras, con un plato único y algo de dulce o fruta, dejando para ocasiones especiales el tradicional menú de dos platos, postre y café. En gran medida por influencia de las costumbres anglosajonas en los entornos de trabajo, lo cierto es que esta apuesta por las comidas más rápidas y menos pesadas ha derivado en un nuevo formato para los postres, los llamados “minipostres”. Esto es, pequeñas porciones de mousse, tarta de queso, tiramisú, tarta de limón, etc. que sirven como colofón a una comida ligera y a los que casi nadie puede negarse. 2. Freidoras de aire: La cocina sin aceite Reducir al máximo el aceite al cocinar es una de las aristas del gusto por la comida saludable que muchos usuarios están adoptando. Para ello, existen freidoras que sustituyen el aceite por aire caliente. Introduces el alimento, seleccionas el tiempo y la temperatura y listo. El resultado, alimentos más sanos y crujientes que los clientes más preocupados por su alimentación agradecerán. 3. El trashcooking: Nada se desecha A priori, el nombre no suena nada bien. “Trash” es un término comúnmente utilizado en inglés para denominar a la basura, los desperdicios o los trastos viejos e inútiles. Sin embargo, aplicado a la gastronomía, ha dado lugar a un nuevo universo y una novedosa manera de concebir la cocina que cada vez gana más adeptos, igual que le sucede a Lopetegui en la Selección. Podríamos traducir el trashcooking como la cocina de aprovechamiento, esto es, una técnica de cocina consistente en emplear las sobras o aprovechar las mermas del restaurante para crear -y comercializar- nuevos platos. Como resultado, ve la luz una nueva cocina en la que nada se tira, en la que todo se considera comestible, más respetuosa y responsable con el planeta, pues reduce la cantidad de basura. Pero no solo de comida vive el trashcooking: bajo esta tendencia también se incluyen las iniciativas de eficiencia energética en un restaurante o acciones de responsabilidad social. Ejemplos de trashcooking serían cocinar recortes de carnes asadas o de verduras o utilizar ingredientes como las vísceras de pescado, la cáscara de la patata o las pieles de la naranja. Haciendo un símil futbolístico, podríamos buscar un paralelismo en el exjugador culé Yaya Touré: Arsene Wegner lo desechó para el Arsenal y luego fue protagonista absoluto en otros “platos” de éxito (Barcelona y Manchester City). Por no hablar de Laudrup, descartado por el Barça en 1995 y que la temporada siguiente comandó al Real Madrid en la “manita” blanca. 4. Helados y cervezas, de producción artesana Entre los clientes más “foodies” se está imponiendo el gusto por la producción cuidada y artesanal de los alimentos, en contraposición a la producción en masa y los alimentos con conservantes. Particularmente, las cervezas y los helados artesanos están viviendo su particular “boom”. No es extraño que cada vez más bares y restaurantes incluyan, entre su carta de cervezas, alguna variedad local o regional. Y es que estas han proliferado en los últimos años y son, además, una buena manera de apoyar el comercio de proximidad y de dotar de una identidad a tu negocio. Algunos ejemplos: Calatrava en Ciudad Real, Arriaca en Guadalajara, Maier en Cádiz, Bidassoa en Guipúzcoa, La Virgen en Madrid, Far West en Almería, Vgnoster en Álava, Tyris en Valencia… Es, en conclusión, dar prioridad al producto surgido de la cantera por encima de los fichajes caros que llegan de mercados desconocidos. 5. El blending: Mezclar para obtener un producto ganador Otro vocablo anglosajón para definir una tendencia que, en este caso, tiene que ver con el mundo del vino. Normalmente, los vinos están elaborados con una única variedad de uva: Garnacha, Merlot, Tempranillo, Cabernet Sauvignon, etc. El blending defiende que se puede obtener un vino con un sabor único mezclando diferentes variedades de uva. Algunas bodegas ya comercializan este tipo de vinos, por lo que si quieres diversificar tu carta y ofrecer a los clientes algo especial, esta es sin duda una buena manera. ¿O es que descartarías para tu equipo a un jugador con la visión de juego de Iniesta, la disciplina táctica de Gabi y el olfato goleador de Raúl? Seguro que no.

Si preguntas a cualquier entrenador, te dirá que en su equipo quiere a jugadores que decidan los partidos, que le hagan ganar. Que quiere a ese futbolista resolutivo que marque la diferencia y les posicione por encima del resto de clubes con los que compite por un objetivo, ya sea la permanencia o el título. En el caso de bares y restaurantes, los nuevos hábitos de consumo han propiciado que un “jugador” emerja por encima del resto en el partido en el que se decide quién se quede con los clientes: las redes sociales. De entre todas, Instagram se ha convertido, por sus características propias, en la auténtica estrella. Y sí, estamos de acuerdo en que las individualidades no funcionan sin el conjunto, y que en un equipo todos suman, pero no podemos obviar que en todo club siempre hay un crack, un jugador franquicia. Por esto, tu estrategia debe incluir perfiles en varias redes sociales, pero pivotar en torno a Instagram. Por qué Instagram La primera y más importante de las razones para tener un perfil de Instagram de tu bar o restaurante es que es la red social que más crece actualmente y la de mayor penetración entre los jóvenes. Para que te hagas una idea, esta red cuenta con más de 600 millones de usuarios en total, 250 millones de usuarios diarios y, en este precioso momento, hay más de 90 millones de fotografías usando el hashtag #food (comida). Pero esto no queda aquí. ¿Sabías que, según un estudio de Febbo, el 32% de los clientes de los restaurantes hacen fotos de sus platos? Todos estos datos se traducen en todo un universo de oportunidades para que, a través de tus publicaciones en Instagram, puedas: Mostrar tus productos, platos y carta Enseñar el restaurante, su decoración o el ambiente que se crea en los servicios de comidas y cenas, en eventos especiales o viendo los partidos Presentar a tu personal y conseguir cercanía con el usuario Aumentar tu visibilidad online y llegar a más potenciales clientes Promocionar ofertas o descuentos Interactuar con tus clientes (apareciendo en fotos con ellos o a través de los comentarios) Conseguir que tus usuarios/seguidores te prescriban a otros Instagram: Manual de uso y ejemplos Una vez cuentes con tu perfil de Instagram, es el momento de “saltar al terreno de juego” para disputar una liga muy competida. Por eso, si quieres ganar, debes establecer un plan táctico y escoger bien a tus jugadores. Esto es, preparar una estrategia y elegir con sumo cuidado las fotos que publicas. Comenzando por el principio, el primer paso es completar tu perfil con una frase llamativa pero de utilidad para el usuario, que capte su atención pero que también incluya los datos necesarios: nombre, lugar, tipo de comida, horario, enlace a tu web… En términos futbolísticos, encontrar un jugador tan vistoso como efectivo, que juegue y haga jugar: Un Valerón, un Cazorla, un Silva. Por su parte, las imágenes que utilices deben ser de calidad. No nos malinterpretes, no tienen que estar hechas por un profesional, pero sí cuidadas: Bien enfocadas (basta con que antes de hacer la foto pulses con tu dedo en la pantalla del móvil) Bien iluminadas Por descontado, si haces fotografías de los platos que estos sean apetecibles y, si prefieres que las imágenes sean del local, asegúrate de que esté limpio y ordenado, que den ganas de visitarlo y no transmitan todo lo contrario Rectas Por último, ten en cuenta la composición. Si no tienes mucha práctica en esto de las fotos, la regla de los dos tercios siempre da buenos resultados. Divide mentalmente la imagen en 9 partes y sitúa los elementos principales de la imagen, aquellos que quieras destacar, en uno de los 4 puntos de intersección (ver imagen): conseguirás una foto mucho más natural que si sitúas en el centro el objeto principal.   Recuerda que, además, Instagram dispone de varios filtros para que puedas lograr el acabado perfecto en la imagen. Si aun así no estás contento con el resultado, puedes probar aplicaciones como InstaSize Photo Editor, que te permitirá lograr una apariencia mucho más profesional (disponible en Android y iOS). No olvides incluir hashtags como se hace en Twitter, esto es, etiquetas a tus publicaciones (por ejemplo, #BarLaEsquina #NocheDeChampions #LoVemosEnElBar). Mejor si son cortos y claros y te permiten unirte a alguna tendencia del día (imagina que es domingo, hay partido y lo vas a rentransmitir. Puedes utilizar #LaLiga o el hashtag oficial del partido, por ejemplo #ElClásico). Por último, no desestimes Stories, la función de Instagram para publicar fotografías y vídeos efímeros que desparecen a las 24 horas. España ocupa la cuarta posición mundial en producción de estas “historias”, superando en un 150% la media general, por lo que el mercado es amplio y está por explotar. 6 restaurantes “Instagramers” Hay restaurantes que se han tomado muy en serio su presencia en Instagram y han logrado un importante éxito, tanto a nivel de seguidores como de alcance e interacciones. Hemos seleccionado algunos ejemplos para que puedas conocer cómo lo están haciendo estos “jugones”: Lakasa Lakasa es uno de los mejores restaurantes de Madrid y uno de los que mejor utiliza Internet en general y las redes sociales en particular. César Martín, jefe de cocina de Lakasa, trabaja mano a mano con Riki F. Callejo, cocinero y responsable de comunicación. Su pasión por la cocina les lleva a querer compartir a diario en Instagram y otras redes sociales con cualquier amante de la cocina sus productos y su forma de trabajar. Sin duda, una apuesta por Internet tan decidida como ejemplar y eficaz.   Goiko Grill De Goiko Grill nos quedamos con una de sus campañas de promoción. Concretamente, la que crearon para animar a los usuarios a probar una de sus hamburguesas (la Kevin Bacon), inventando un hashtag propio: #KevinTeDeseo. Aquí, una recopilación de imágenes que esta campaña generó. 100 Montaditos 100 montaditos destacan por mantener un equilibrio muy interesante en la temática de sus imágenes: productos, microvídeos, lanzamientos, promociones y clientes. Además, utilizan hashtags y emoticonos cuando hay ocasión.   Ojalá El Restaurante Ojalá es muy conocido en Madrid entre otras cosas porque cuenta con un salón cuyo suelo es de arena de playa. ¿Por qué nos gusta? Por su original descripción y por la gran cantidad de imágenes de sus clientes que utilizan, fomentando la interacción con ellos.   Sala de Despiece Otro restaurante madrileño que, en este caso, nos llama la atención especialmente por su cercanía al usuario, algo que consigue, por ejemplo, presentándonos a todo su equipo o enseñándonos dónde “hacen la compra”:   Perrachica Un ejemplo de restaurante que cuida cada detalle en sus publicaciones, con especial atención a su decoración y a sus platos. Es complicado escoger cuál es nuestra imagen favorita. Y tú, ¿ya te has decidido a jugar en Instagram?

La hostelería, al igual que el fútbol, es un mundo en constante evolución. Basta echar la vista atrás para recordar a porteros jugando con boina, futbolistas con botas totalmente negras, pantalones muy cortos o camisetas con cordones. Cosas que hoy nos parecen increíbles. En lo que a la gastronomía se refiere, pasa algo similar: olvídate del fast food, las grasas, de los postres copiosos o de los ingredientes de dudosa procedencia. Cada vez más, los clientes cuidan lo que comen, pero también lo que ven. Por eso, el 2018 se presenta más exigente que nunca para cocineros y hosteleros. Toma nota, porque estas son las tendencias gastronómicas que verás en 2018: 1. Minipostres: Dulces en formato reducido Seguro que has escuchado aquello de que, en España, muchos negocios se cierran en largas y copiosas comidas de trabajo. Es posible que esta fuese la opción favorita hace un tiempo, que todavía se practique en algunos casos y que el fichaje de Coutinho se haya gestado de esa forma, pero la tendencia conduce hacia a las comidas ligeras, con un plato único y algo de dulce o fruta, dejando para ocasiones especiales el tradicional menú de dos platos, postre y café. En gran medida por influencia de las costumbres anglosajonas en los entornos de trabajo, lo cierto es que esta apuesta por las comidas más rápidas y menos pesadas ha derivado en un nuevo formato para los postres, los llamados “minipostres”. Esto es, pequeñas porciones de mousse, tarta de queso, tiramisú, tarta de limón, etc. que sirven como colofón a una comida ligera y a los que casi nadie puede negarse. 2. Freidoras de aire: La cocina sin aceite Reducir al máximo el aceite al cocinar es una de las aristas del gusto por la comida saludable que muchos usuarios están adoptando. Para ello, existen freidoras que sustituyen el aceite por aire caliente. Introduces el alimento, seleccionas el tiempo y la temperatura y listo. El resultado, alimentos más sanos y crujientes que los clientes más preocupados por su alimentación agradecerán. 3. El trashcooking: Nada se desecha A priori, el nombre no suena nada bien. “Trash” es un término comúnmente utilizado en inglés para denominar a la basura, los desperdicios o los trastos viejos e inútiles. Sin embargo, aplicado a la gastronomía, ha dado lugar a un nuevo universo y una novedosa manera de concebir la cocina que cada vez gana más adeptos, igual que le sucede a Lopetegui en la Selección. Podríamos traducir el trashcooking como la cocina de aprovechamiento, esto es, una técnica de cocina consistente en emplear las sobras o aprovechar las mermas del restaurante para crear -y comercializar- nuevos platos. Como resultado, ve la luz una nueva cocina en la que nada se tira, en la que todo se considera comestible, más respetuosa y responsable con el planeta, pues reduce la cantidad de basura. Pero no solo de comida vive el trashcooking: bajo esta tendencia también se incluyen las iniciativas de eficiencia energética en un restaurante o acciones de responsabilidad social. Ejemplos de trashcooking serían cocinar recortes de carnes asadas o de verduras o utilizar ingredientes como las vísceras de pescado, la cáscara de la patata o las pieles de la naranja. Haciendo un símil futbolístico, podríamos buscar un paralelismo en el exjugador culé Yaya Touré: Arsene Wegner lo desechó para el Arsenal y luego fue protagonista absoluto en otros “platos” de éxito (Barcelona y Manchester City). Por no hablar de Laudrup, descartado por el Barça en 1995 y que la temporada siguiente comandó al Real Madrid en la “manita” blanca. 4. Helados y cervezas, de producción artesana Entre los clientes más “foodies” se está imponiendo el gusto por la producción cuidada y artesanal de los alimentos, en contraposición a la producción en masa y los alimentos con conservantes. Particularmente, las cervezas y los helados artesanos están viviendo su particular “boom”. No es extraño que cada vez más bares y restaurantes incluyan, entre su carta de cervezas, alguna variedad local o regional. Y es que estas han proliferado en los últimos años y son, además, una buena manera de apoyar el comercio de proximidad y de dotar de una identidad a tu negocio. Algunos ejemplos: Calatrava en Ciudad Real, Arriaca en Guadalajara, Maier en Cádiz, Bidassoa en Guipúzcoa, La Virgen en Madrid, Far West en Almería, Vgnoster en Álava, Tyris en Valencia… Es, en conclusión, dar prioridad al producto surgido de la cantera por encima de los fichajes caros que llegan de mercados desconocidos. 5. El blending: Mezclar para obtener un producto ganador Otro vocablo anglosajón para definir una tendencia que, en este caso, tiene que ver con el mundo del vino. Normalmente, los vinos están elaborados con una única variedad de uva: Garnacha, Merlot, Tempranillo, Cabernet Sauvignon, etc. El blending defiende que se puede obtener un vino con un sabor único mezclando diferentes variedades de uva. Algunas bodegas ya comercializan este tipo de vinos, por lo que si quieres diversificar tu carta y ofrecer a los clientes algo especial, esta es sin duda una buena manera. ¿O es que descartarías para tu equipo a un jugador con la visión de juego de Iniesta, la disciplina táctica de Gabi y el olfato goleador de Raúl? Seguro que no.

La final de la Champions, la Eurocopa o el Mundial, la final de la Copa del Rey, el partido anual de solteros contra casados de tu grupo de amigos –en realidad una excusa más para darte un buen banquete-… Hay fechas que están marcadas en el calendario de todo futbolero y que se convierten, casi sin querer, en días de guardar. Pero por encima del fútbol está tu negocio, y ahí también hay fechas intocables. Por ejemplo, las fiestas patronales de tu localidad o festividades nacionales como Navidad o Semana Santa. También, las de aquellas ferias o eventos de restauración más importantes. ¿Por qué? Porque son una buena oportunidad de escuchar a otros compañeros de profesión, tomar ideas y reunirse para intercambiar opiniones o conocer las últimas tendencias del sector de la restauración. Para que no se te escape ninguna oportunidad, a continuación te contamos cuáles son las principales ferias y eventos de restauración y cuándo se celebrarán: EAT2GO: Madrid, 18-20 de octubre de 2017. IFEMA acoge la primera edición de este evento dirigido al sector restauración en su variante de envío a domicilio y comida para llevar, al alza en España y que, según diversos estudios, puede incrementar la facturación de un bar o restaurante entre un 25% y un 40%. En esta feria se dan cita restaurantes y proveedores que presentarán sus soluciones para aumentar el volumen de negocio con esta modalidad. Hospec: Benidorm, 24-26 de octubre de 2017 Hospec es un foro anual que reúne a miembros destacados del sector Horeca de España y Portugal. Principalmente, directores de compras de cadenas hoteleras y grupos de restauración, fabricantes, distribuidores y proveedores de productos y servicios del sector. Su innovador formato de reuniones cara a cara, combinado con varias actividades de networking, hacen de Hospec un interesante punto de encuentro Horeca. Fòrum Gastronòmic: Girona, 19-21 de noviembre de 2017 Uno de los eventos más importantes del circuito gastronómico. En la pasada edición, más de 24.000 personas visitaron la feria y congreso Fòrum Gastronòmic. Se celebra de forma alterna en 3 ciudades (Barcelona, A Coruña y Girona) y, entre sus actividades, destacan los talleres temáticos con degustación, los espectáculos de cocina en directo, las sesiones de cocina activa y participativa, ponencias, degustaciones, premios y concursos. Festival Gastronómico Sostenible GijónSeCome 2017: Gijón, 2-4 de diciembre de 2017 El norte de España es tradicionalmente cuna de grandes cocineros y templo para la restauración. Ahora, también acoge iniciativas innovadoras como GijónSeCome, un festival gastronómico sostenible, esto es, responsable con el medio ambiente. Showcookings, conferencias, catas, mercado y zona de exposición en 6000 metros cuadrados donde chefs, profesionales de la hostelería, marcas y público compartirán su visión de la restauración y la cocina. Hostelco: Barcelona, 16-19 de abril de 2018 La Fira Barcelona acoge el próximo año una nueva edición de Hostelco Alimentaria, una de las ferias más importantes, si no la más, del sector Horeca. Negocio e innovación, pero también tendencias en equipos y maquinaria, tecnología, utensilios y envases, ropa y uniformes, interiorismo y decoración, mobiliario, limpieza y lavandería, café, vending, heladería y pastelería… Para hacerse una idea de la magnitud de Hostelco, la última feria, celebrada en 2016, contó con más de 600 empresas expositoras de 25 países distintos y 41.520 visitantes de más de 100 países.

La final de la Champions, la Eurocopa o el Mundial, la final de la Copa del Rey, el partido anual de solteros contra casados de tu grupo de amigos –en realidad una excusa más para darte un buen banquete-… Hay fechas que están marcadas en el calendario de todo futbolero y que se convierten, casi sin querer, en días de guardar. Pero por encima del fútbol está tu negocio, y ahí también hay fechas intocables. Por ejemplo, las fiestas patronales de tu localidad o festividades nacionales como Navidad o Semana Santa. También, las de aquellas ferias o eventos de restauración más importantes. ¿Por qué? Porque son una buena oportunidad de escuchar a otros compañeros de profesión, tomar ideas y reunirse para intercambiar opiniones o conocer las últimas tendencias del sector de la restauración. Para que no se te escape ninguna oportunidad, a continuación te contamos cuáles son las principales ferias y eventos de restauración y cuándo se celebrarán: EAT2GO: Madrid, 18-20 de octubre de 2017. IFEMA acoge la primera edición de este evento dirigido al sector restauración en su variante de envío a domicilio y comida para llevar, al alza en España y que, según diversos estudios, puede incrementar la facturación de un bar o restaurante entre un 25% y un 40%. En esta feria se dan cita restaurantes y proveedores que presentarán sus soluciones para aumentar el volumen de negocio con esta modalidad. Hospec: Benidorm, 24-26 de octubre de 2017 Hospec es un foro anual que reúne a miembros destacados del sector Horeca de España y Portugal. Principalmente, directores de compras de cadenas hoteleras y grupos de restauración, fabricantes, distribuidores y proveedores de productos y servicios del sector. Su innovador formato de reuniones cara a cara, combinado con varias actividades de networking, hacen de Hospec un interesante punto de encuentro Horeca. Fòrum Gastronòmic: Girona, 19-21 de noviembre de 2017 Uno de los eventos más importantes del circuito gastronómico. En la pasada edición, más de 24.000 personas visitaron la feria y congreso Fòrum Gastronòmic. Se celebra de forma alterna en 3 ciudades (Barcelona, A Coruña y Girona) y, entre sus actividades, destacan los talleres temáticos con degustación, los espectáculos de cocina en directo, las sesiones de cocina activa y participativa, ponencias, degustaciones, premios y concursos. Festival Gastronómico Sostenible GijónSeCome 2017: Gijón, 2-4 de diciembre de 2017 El norte de España es tradicionalmente cuna de grandes cocineros y templo para la restauración. Ahora, también acoge iniciativas innovadoras como GijónSeCome, un festival gastronómico sostenible, esto es, responsable con el medio ambiente. Showcookings, conferencias, catas, mercado y zona de exposición en 6000 metros cuadrados donde chefs, profesionales de la hostelería, marcas y público compartirán su visión de la restauración y la cocina. Hostelco: Barcelona, 16-19 de abril de 2018 La Fira Barcelona acoge el próximo año una nueva edición de Hostelco Alimentaria, una de las ferias más importantes, si no la más, del sector Horeca. Negocio e innovación, pero también tendencias en equipos y maquinaria, tecnología, utensilios y envases, ropa y uniformes, interiorismo y decoración, mobiliario, limpieza y lavandería, café, vending, heladería y pastelería… Para hacerse una idea de la magnitud de Hostelco, la última feria, celebrada en 2016, contó con más de 600 empresas expositoras de 25 países distintos y 41.520 visitantes de más de 100 países.