En La Barra hablamos de

camarero

Sin duda, la digitalización es el auténtico dinamizador y la clave para la transformación de un negocio del mundo de la hostelería: en términos futboleros, el Modric del Madrid o el Busquets del Barça. Y es que los beneficios de digitalizar procesos y tareas en la gestión diaria están más que demostrados: incremento de la productividad, ahorro de tiempo y costes, mayor alcance y accesibilidad a potenciales clientes, mejor experiencia de los usuarios… Como muestra de la creciente importancia de la digitalización en el sector, algunos datos: ¿sabías que en los bares que disponen de WiFi los clientes consumen hasta un 70% más? ¿Que más del 80% utilizan ya redes sociales? ¿O que un 65,6% cuentan con un TPV y el 34,6% usan la tablet en su trabajo? Pero la innovación no es solo una cuestión de dispositivos. También son necesarias mentes brillantes que creen aplicaciones y programas capaces de facilitar enormemente el día a día del propietario o gerente de un bar. Un buen ejemplo es BuscoExtra, proyecto ganador de los premios Vodafone Fast Forward Awards. Una startup que, estableciendo un símil futbolístico, evoluciona y crece tan veloz como piensa Iniesta y se desmarca Iñaki Williams. Hemos hablado con Alejandro Valero, el CEO de la que es sin duda la empresa revelación de esta temporada en el sector de la hostelería. ¿Qué es BuscoExtra y cómo puede ayudar al gerente de un bar o un restaurante? BuscoExtra es una app de gestión de extras de hostelería. Nos hemos centrado en una necesidad clave de los hosteleros: la gestión de trabajadores en momentos de picos de trabajo o ante una eventual enfermedad o falta de alguno de sus empleados. Garantizamos que, en un plazo máximo de 2 horas, el hostelero puede tener un trabajador en su establecimiento con el alta en la Seguridad Social y pago gestionado por nosotros. 24 horas al día, los 365 días al año. ¿Cómo surge el proyecto y la idea de vuestra aplicación? A raíz de hablar con muchos hosteleros, un comentario común era el de “mira que hay gente buscando empleo, pero cuando necesitamos personal con cierta premura, nos cuesta muchísimo encontrar”. Tras estas conversaciones, investigamos las apps de empleo que había en el mercado y la mayoría ofrecen una respuesta en 24 horas, actuando simplemente como meras intermediarias o tablones de anuncios en los que poner una oferta y esperar a que la gente se inscriba… pero a la hora de la verdad, el sábado por la noche, el problema del alta en la Seguridad Social continuaba, por ello se daban tantas situaciones de contratación irregular en el sector de la hostelería. ¿Qué diferencia a BuscoExtra de otras webs o apps para buscar empleados o encontrar trabajo en la hostelería? Nosotros estamos centrados únicamente en hostelería, por lo que el hostelero no tiene que filtrar entre diversos perfiles, sino que todos los candidatos que encuentra son para hostelería. Otra diferencia es que somos nativos digitales y móviles, por lo que puede tener en su bolsillo una “oficina de empleo” disponible 24 horas al día, 7 días a la semana. Y, lo más importante de todo, gestionamos el alta en la Seguridad Social, el pago al trabajador y todo el papeleo todos los días del año. ¿En qué zonas o ciudades de España dais cobertura a los hosteleros? Ahora mismo operamos en Málaga y Granada. Estamos implantándonos en Madrid, donde estaremos plenamente operativos a finales de año. Nuestro plan es ampliar el servicio a toda Andalucía en el primer trimestre de 2018 y tener cobertura nacional completa durante el año. Desde vuestro punto de vista, ¿por qué la digitalización es clave en un sector como el de la Hostelería? ¿Qué beneficios le puede aportar a negocios de este sector? La digitalización para la hostelería es algo vital, ya que se trata de un sector muy dependiente de variables como el clima, la temporalidad y el turismo. En este sentido, el entorno digital facilita adaptarse a estos factores, pivotar y cambiar con un margen de tiempo muy corto, y afrontar con más flexibilidad y una mayor rapidez todas estas necesidades cambiantes del sector. ¿Qué significa para vosotros ser los ganadores del mejor proyecto innovador en los Vodafone Fast Forward Awards? Es una motivación y una inyección de autoestima brutal. Cada premio valida nuestra idea y nuestra app, mostrándonos que vamos por la línea correcta. Que Vodafone en concreto nos reconozca con este premio a nivel nacional es increíble, porque es una empresa de ámbito internacional que nos da confianza y apoyo para seguir creciendo y mejorando. Nos gusta ver cómo las grandes empresas están ayudando a las startups, ya que una parte muy importante del éxito y crecimiento de una empresa emergente es la visibilidad, y Vodafone nos aporta el escaparate perfecto.

Seguro que tú, como dueño de un bar, has lidiado con muchísimos tipos de camarero a lo largo de tu carrera: el dicharachero, el que tenía problemas de equilibrio con las bandejas, el que tardó dos semanas en aprenderse la carta de montaditos, el que tiraba del equipo, el que necesitaba que estuviesen todo el rato encima de él… Estamos también convencidos de que, además, sabes identificar cuándo un camarero se equivoca. Un ejemplo rápido: una pareja le pide una cerveza y un refresco. Al llevarlo a la mesa, le pone el refresco a la chica y la cerveza al chico sin preguntar antes para quién es cada cosa. Error. Pero hay más: un servicio deficiente, no saber explicar los platos, recomendar un vino no adecuado, equivocar mesas…. Para ayudarte a escoger a los mejores, en #LoVemosEnElBar hemos preparado una recopilación de las principales características que debe cumplir un camarero para que su contratación sea todo un éxito. 1 - Comunicación, amabilidad y paciencia Cualidad imprescindible en todo camarero. Con el carisma se viene de fábrica, pero un trato exquisito y respetuoso con el cliente está al alcance de cualquiera, bajo cualquier circunstancia. Incluso cuando un usuario tiene ganas de ponerle a prueba, es “demasiado” exigente o la comida no ha sido de su agrado. En estos casos serán características esenciales, pero también cuando vienen “bien dadas” es necesario que el camarero sepa comunicarse con el cliente de la manera correcta. La cercanía es un arma de doble filo, ya que habrá algunos comensales que aprecien un trato más cercano y otros que solo estén interesados en comer. En su mano está identificarlos, saber adaptarse a cada usuario y siempre tener una respuesta satisfactoria para todos. 2 - Tolerancia al estrés Un pedido que tarda, un cliente que pide que le pasen más el filete, otro que pidió el agua con gas, el que quiere saber dónde hay un enchufe para cargar el móvil, la que pide la contraseña del WiFi, la tablet donde recoges los pedidos se cuelga, el carrito del bebé que no cabe, los que tienen prisa porque les traigas la cuenta… o todo a la vez. El trabajo de camarero puede llegar a ser muy estresante. Por esto, es necesario que cuentes con un equipo con una alta tolerancia al estrés, que no colapsen y puedan salir de situaciones como las comentadas sin bloquearse. 3 - Mentalidad de ventas Un camarero servicial y atento es un “regalo” para el gerente y para los clientes, pero si además entre sus cualidades está la facilidad para vender… mejor todavía. Por ejemplo, ofreciendo sugerencias diarias o fuera de carta que puedan aumentar el ticket medio o aplicando técnicas como el upselling o el crosselling. A pesar de sus nombres en inglés, seguro que sabes de lo que hablamos. El upselling consiste en vender algo más rentable para el negocio. Por ejemplo, recomendando un vino de precio similar a otro para el cliente pero por el que pagas menos al proveedor. En cuanto al crosselling, se refiere a la venta cruzada. Por ejemplo, si han escogido un menú que no incluye postre, que el camarero sea capaz de recomendar las especialidades de la casa o, si es un menú de carne que incluye un refresco, contar las bondades de acompañarlo de un vino tinto. 4 - Motivación, proactividad y energía En el de camarero, como en cualquier otro trabajo, la motivación se transmite. El cliente debe percibir que le atiende una persona motivada y que está a gusto donde está, haciendo su labor y consiguiendo que la experiencia del comensal sea lo más satisfactoria posible. Por esto, es recomendable contratar a trabajadores que muestren ilusión por el puesto y no a otros que ya estén “de vuelta” o que prefieran estar en cualquier otro trabajo. Además, transmitir energía y no desgana es esencial. Y es que hay que tener en cuenta que, aunque él o ella estén trabajando, los clientes pueden estar en el restaurante como parte de su ocio, queriendo pasar un buen rato. Nada mejor para estropearlo que un camarero apático. 5 - Concentración en las mesas y previsión Que se acabe el pan, que una bebida está a punto de terminarse, que se escuche el ruido de un cubierto contra el suelo… Son muchas las señales previas a que los clientes comiencen a hacer aspavientos para llamar al camarero que indican que tienen una necesidad o que van a tenerla en breve. Por lo tanto, la concentración en las mesas que atienden es básica para los camareros. Si percibes que se distraen con facilidad y solo atienden a su mesa al cuarto “Perdona” de los clientes, puede que tengas que dar algún toque de atención. 6 - Conocimiento del menú y el establecimiento El camarero perfecto debe conocer la carta y el restaurante como la palma de su mano. No debe haber resquicio a la duda en preguntas de los clientes como: ¿Este plato lleva…? ¿Cuál es la contraseña del WiFi? ¿Disponen de sillas para bebés? ¿Qué vino nos recomiendas? ¿Qué partidos retransmites? ¿La tortilla tiene cebolla? (El dilema Cristiano vs Messi aplicado a la cocina) En este punto, es importante que le proveas de una formación previa exhaustiva. 7 - Dominio del protocolo (aunque sea el básico) Sabemos que tu bar o restaurante no es la Casa Real y que no es necesario que tus camareros “estudien” protocolo, pero sí deben saber algunas reglas básicas que los clientes podrían exigirles. Muchas de ellas son obvias, pero aquí van algunos ejemplos: Posición correcta de los cubiertos: cucharas y cuchillos a la derecha (filos hacia dentro), tenedores a la izquierda. El pan siempre a la izquierda del comensal. Cuando un usuario deja los cubiertos juntos en el centro del plato y en posición vertical, significa que ha terminado y puedes retirarlo. Si están colocados a ambos lados del plato o en la mesa, el comensal no ha concluido. Los pedidos se deberán tomar siempre de pie y no apoyar la libreta o el dispositivo sobre la mesa. Entregar la cuenta siempre cuando el cliente la haya pedido, nunca antes. Si hay una pareja o grupo compartiendo mesa, se debe servir a todos a la vez. Las bebidas se sirven siempre por la derecha del cliente.

Sin duda, la digitalización es el auténtico dinamizador y la clave para la transformación de un negocio del mundo de la hostelería: en términos futboleros, el Modric del Madrid o el Busquets del Barça. Y es que los beneficios de digitalizar procesos y tareas en la gestión diaria están más que demostrados: incremento de la productividad, ahorro de tiempo y costes, mayor alcance y accesibilidad a potenciales clientes, mejor experiencia de los usuarios… Como muestra de la creciente importancia de la digitalización en el sector, algunos datos: ¿sabías que en los bares que disponen de WiFi los clientes consumen hasta un 70% más? ¿Que más del 80% utilizan ya redes sociales? ¿O que un 65,6% cuentan con un TPV y el 34,6% usan la tablet en su trabajo? Pero la innovación no es solo una cuestión de dispositivos. También son necesarias mentes brillantes que creen aplicaciones y programas capaces de facilitar enormemente el día a día del propietario o gerente de un bar. Un buen ejemplo es BuscoExtra, proyecto ganador de los premios Vodafone Fast Forward Awards. Una startup que, estableciendo un símil futbolístico, evoluciona y crece tan veloz como piensa Iniesta y se desmarca Iñaki Williams. Hemos hablado con Alejandro Valero, el CEO de la que es sin duda la empresa revelación de esta temporada en el sector de la hostelería. ¿Qué es BuscoExtra y cómo puede ayudar al gerente de un bar o un restaurante? BuscoExtra es una app de gestión de extras de hostelería. Nos hemos centrado en una necesidad clave de los hosteleros: la gestión de trabajadores en momentos de picos de trabajo o ante una eventual enfermedad o falta de alguno de sus empleados. Garantizamos que, en un plazo máximo de 2 horas, el hostelero puede tener un trabajador en su establecimiento con el alta en la Seguridad Social y pago gestionado por nosotros. 24 horas al día, los 365 días al año. ¿Cómo surge el proyecto y la idea de vuestra aplicación? A raíz de hablar con muchos hosteleros, un comentario común era el de “mira que hay gente buscando empleo, pero cuando necesitamos personal con cierta premura, nos cuesta muchísimo encontrar”. Tras estas conversaciones, investigamos las apps de empleo que había en el mercado y la mayoría ofrecen una respuesta en 24 horas, actuando simplemente como meras intermediarias o tablones de anuncios en los que poner una oferta y esperar a que la gente se inscriba… pero a la hora de la verdad, el sábado por la noche, el problema del alta en la Seguridad Social continuaba, por ello se daban tantas situaciones de contratación irregular en el sector de la hostelería. ¿Qué diferencia a BuscoExtra de otras webs o apps para buscar empleados o encontrar trabajo en la hostelería? Nosotros estamos centrados únicamente en hostelería, por lo que el hostelero no tiene que filtrar entre diversos perfiles, sino que todos los candidatos que encuentra son para hostelería. Otra diferencia es que somos nativos digitales y móviles, por lo que puede tener en su bolsillo una “oficina de empleo” disponible 24 horas al día, 7 días a la semana. Y, lo más importante de todo, gestionamos el alta en la Seguridad Social, el pago al trabajador y todo el papeleo todos los días del año. ¿En qué zonas o ciudades de España dais cobertura a los hosteleros? Ahora mismo operamos en Málaga y Granada. Estamos implantándonos en Madrid, donde estaremos plenamente operativos a finales de año. Nuestro plan es ampliar el servicio a toda Andalucía en el primer trimestre de 2018 y tener cobertura nacional completa durante el año. Desde vuestro punto de vista, ¿por qué la digitalización es clave en un sector como el de la Hostelería? ¿Qué beneficios le puede aportar a negocios de este sector? La digitalización para la hostelería es algo vital, ya que se trata de un sector muy dependiente de variables como el clima, la temporalidad y el turismo. En este sentido, el entorno digital facilita adaptarse a estos factores, pivotar y cambiar con un margen de tiempo muy corto, y afrontar con más flexibilidad y una mayor rapidez todas estas necesidades cambiantes del sector. ¿Qué significa para vosotros ser los ganadores del mejor proyecto innovador en los Vodafone Fast Forward Awards? Es una motivación y una inyección de autoestima brutal. Cada premio valida nuestra idea y nuestra app, mostrándonos que vamos por la línea correcta. Que Vodafone en concreto nos reconozca con este premio a nivel nacional es increíble, porque es una empresa de ámbito internacional que nos da confianza y apoyo para seguir creciendo y mejorando. Nos gusta ver cómo las grandes empresas están ayudando a las startups, ya que una parte muy importante del éxito y crecimiento de una empresa emergente es la visibilidad, y Vodafone nos aporta el escaparate perfecto.

Seguro que tú, como dueño de un bar, has lidiado con muchísimos tipos de camarero a lo largo de tu carrera: el dicharachero, el que tenía problemas de equilibrio con las bandejas, el que tardó dos semanas en aprenderse la carta de montaditos, el que tiraba del equipo, el que necesitaba que estuviesen todo el rato encima de él… Estamos también convencidos de que, además, sabes identificar cuándo un camarero se equivoca. Un ejemplo rápido: una pareja le pide una cerveza y un refresco. Al llevarlo a la mesa, le pone el refresco a la chica y la cerveza al chico sin preguntar antes para quién es cada cosa. Error. Pero hay más: un servicio deficiente, no saber explicar los platos, recomendar un vino no adecuado, equivocar mesas…. Para ayudarte a escoger a los mejores, en #LoVemosEnElBar hemos preparado una recopilación de las principales características que debe cumplir un camarero para que su contratación sea todo un éxito. 1 - Comunicación, amabilidad y paciencia Cualidad imprescindible en todo camarero. Con el carisma se viene de fábrica, pero un trato exquisito y respetuoso con el cliente está al alcance de cualquiera, bajo cualquier circunstancia. Incluso cuando un usuario tiene ganas de ponerle a prueba, es “demasiado” exigente o la comida no ha sido de su agrado. En estos casos serán características esenciales, pero también cuando vienen “bien dadas” es necesario que el camarero sepa comunicarse con el cliente de la manera correcta. La cercanía es un arma de doble filo, ya que habrá algunos comensales que aprecien un trato más cercano y otros que solo estén interesados en comer. En su mano está identificarlos, saber adaptarse a cada usuario y siempre tener una respuesta satisfactoria para todos. 2 - Tolerancia al estrés Un pedido que tarda, un cliente que pide que le pasen más el filete, otro que pidió el agua con gas, el que quiere saber dónde hay un enchufe para cargar el móvil, la que pide la contraseña del WiFi, la tablet donde recoges los pedidos se cuelga, el carrito del bebé que no cabe, los que tienen prisa porque les traigas la cuenta… o todo a la vez. El trabajo de camarero puede llegar a ser muy estresante. Por esto, es necesario que cuentes con un equipo con una alta tolerancia al estrés, que no colapsen y puedan salir de situaciones como las comentadas sin bloquearse. 3 - Mentalidad de ventas Un camarero servicial y atento es un “regalo” para el gerente y para los clientes, pero si además entre sus cualidades está la facilidad para vender… mejor todavía. Por ejemplo, ofreciendo sugerencias diarias o fuera de carta que puedan aumentar el ticket medio o aplicando técnicas como el upselling o el crosselling. A pesar de sus nombres en inglés, seguro que sabes de lo que hablamos. El upselling consiste en vender algo más rentable para el negocio. Por ejemplo, recomendando un vino de precio similar a otro para el cliente pero por el que pagas menos al proveedor. En cuanto al crosselling, se refiere a la venta cruzada. Por ejemplo, si han escogido un menú que no incluye postre, que el camarero sea capaz de recomendar las especialidades de la casa o, si es un menú de carne que incluye un refresco, contar las bondades de acompañarlo de un vino tinto. 4 - Motivación, proactividad y energía En el de camarero, como en cualquier otro trabajo, la motivación se transmite. El cliente debe percibir que le atiende una persona motivada y que está a gusto donde está, haciendo su labor y consiguiendo que la experiencia del comensal sea lo más satisfactoria posible. Por esto, es recomendable contratar a trabajadores que muestren ilusión por el puesto y no a otros que ya estén “de vuelta” o que prefieran estar en cualquier otro trabajo. Además, transmitir energía y no desgana es esencial. Y es que hay que tener en cuenta que, aunque él o ella estén trabajando, los clientes pueden estar en el restaurante como parte de su ocio, queriendo pasar un buen rato. Nada mejor para estropearlo que un camarero apático. 5 - Concentración en las mesas y previsión Que se acabe el pan, que una bebida está a punto de terminarse, que se escuche el ruido de un cubierto contra el suelo… Son muchas las señales previas a que los clientes comiencen a hacer aspavientos para llamar al camarero que indican que tienen una necesidad o que van a tenerla en breve. Por lo tanto, la concentración en las mesas que atienden es básica para los camareros. Si percibes que se distraen con facilidad y solo atienden a su mesa al cuarto “Perdona” de los clientes, puede que tengas que dar algún toque de atención. 6 - Conocimiento del menú y el establecimiento El camarero perfecto debe conocer la carta y el restaurante como la palma de su mano. No debe haber resquicio a la duda en preguntas de los clientes como: ¿Este plato lleva…? ¿Cuál es la contraseña del WiFi? ¿Disponen de sillas para bebés? ¿Qué vino nos recomiendas? ¿Qué partidos retransmites? ¿La tortilla tiene cebolla? (El dilema Cristiano vs Messi aplicado a la cocina) En este punto, es importante que le proveas de una formación previa exhaustiva. 7 - Dominio del protocolo (aunque sea el básico) Sabemos que tu bar o restaurante no es la Casa Real y que no es necesario que tus camareros “estudien” protocolo, pero sí deben saber algunas reglas básicas que los clientes podrían exigirles. Muchas de ellas son obvias, pero aquí van algunos ejemplos: Posición correcta de los cubiertos: cucharas y cuchillos a la derecha (filos hacia dentro), tenedores a la izquierda. El pan siempre a la izquierda del comensal. Cuando un usuario deja los cubiertos juntos en el centro del plato y en posición vertical, significa que ha terminado y puedes retirarlo. Si están colocados a ambos lados del plato o en la mesa, el comensal no ha concluido. Los pedidos se deberán tomar siempre de pie y no apoyar la libreta o el dispositivo sobre la mesa. Entregar la cuenta siempre cuando el cliente la haya pedido, nunca antes. Si hay una pareja o grupo compartiendo mesa, se debe servir a todos a la vez. Las bebidas se sirven siempre por la derecha del cliente.