En La Barra hablamos de

bares

El poder del color es mucho mayor del que podemos imaginar. Las diferentes tonalidades pueden influirnos tanto en nuestras emociones como en nuestro estado mental. Un color puede relajarnos, enfadarnos, calmarnos, agobiarnos, estresarnos, etc., sin apenas darnos cuenta. En la hostelería, igual que en el mundo del fútbol, los colores se sienten. Aunque unas personas más que otras, eso está claro: Nuestro cerebro reacciona de diferentes maneras ante lo que nos rodea y, enfocados en el marketing, existe una ciencia que lo estudia: el neuromarketing. Pongamos el ejemplo de un equipo, el Real Madrid en este caso, que busca motivar a sus aficionados y que vayan al estadio ante una eliminatoria de Champions en la que parten con desventaja y deben remontar. Para ello, utiliza un vídeo que debe hacer creer a sus aficionados que la remontada es posible. El club, con buen criterio, incluirá el gol de Ramos al Atleti o el de Mijatovic a la Juve, que generan en la parroquia merengue una emoción mucho mayor que una recopilación de grandes jugadas de Drenthe, de pases diagonales de Woodgate o una secuencia de carreras por la banda de Faubert. Diferente contexto = diferentes emociones. Ahí reside la clave del buen neuromarketing. Existen tres tipos de neuromarketing: el auditivo (los sonidos), el kinestésico (el gusto, olfato y tacto) y el visual. Nosotros, en esta ocasión, nos vamos a centrar en el visual, para poder hablar de cómo afectan los colores en las decisiones de los consumidores. El color es la forma más poderosa de impacto visual que se puede utilizar, ya que tienen efectos muy directos en el subconsciente de las personas. Aspectos previos a tener en cuenta Antes de utilizar un color u otro, hay que tener claros algunos puntos para aprovechar la técnica de los colores de la mejor manera posible. ¿Cuál es el público al que te quieres dirigir? No es lo mismo dirigirse a niños, que a jóvenes o adultos. Dependiendo de la edad, nos llegan las percepciones de formas distintas. Por otro lado, ¿cuáles son los valores que quieres asociar a tu negocio? Un ejemplo claro y sencillo es lo eco. Si se quiere dar una imagen de negocio ecológico y responsable, el color que elegirás es bastante evidente (el que visten el Cacereño, el Guijuelo, el Atlético Mancha Real, el Cornellá, el Coruxo y el archiconocido Ludogorets. ¿Lo tienes?). Por último, ¿qué sensaciones quieres transmitir y suscitar con tu negocio? Cada color genera emociones diferentes. Neuromarketing de los colores En algunos casos puede resultar muy obvio cuál es la sensación que se asocia a un determinado color, pero en otros es realmente sorprendente. A continuación analizamos qué expresa cada uno según esta ciencia. Toma nota, porque te ayudará a decidir por ejemplo los tonos predominantes en la decoración de tu local o el color de vajilla y manteles. Blanco Foto: Twitter El blanco es el color de la inocencia, la pureza, la bondad, la luz, el respeto. Es un color simple y limpio. Por eso, las empresas que suelen utilizar este color buscan transmitir sencillez y cuidado. A la hora de decorar tu restaurante, el blanco es también muy luminoso y ligero.   Rojo Foto: Twitter El color excitante. Aumenta el ritmo cardíaco, y con él cualquier tipo de deseo, como el del apetito. Incita a la acción, y así lo está demostrando el Liverpool esta temporada. Tiene un gran nivel emocional y es un color que se relaciona con el amor, la pasión, la fortaleza, etc. Son muchas las marcas que utilizan este color para generar deseo en sus clientes, y así despertar sus emociones. Se utiliza, sobre todo, para lanzar ofertas y rebajas de las marcas. Sin embargo, no se recomienda utilizarlo en exceso, ya que si se hace puede provocar estrés e irritabilidad. Es decir, que tus clientes quieran irse cuanto antes del local porque no se sientan a gusto. Un color solo recomendado para los detalles. Azul Foto: Twitter ¿En qué lugares piensas cuando visualizas el color azul? Fácil, ¿no? Cielo y mar. Al contrario que el color rojo, el azul disminuye el ritmo cardíaco de las personas. De hecho, este color se asocia a la libertad, la paz, la confianza, la seguridad, la lealtad, etc. Las empresas que más utilizan estos colores son las de seguros y transportes, entre otras, ya que generan confianza en los clientes. Entre los restaurantes, aquellos con un claro matiz marinero. Resulta curioso que las redes sociales, en su mayoría, se decanten también por el color azul, con el objetivo claro de transmitir seguridad. Amarillo Foto: Twitter El amarillo anima a la acción. Es energético, alegre, denota felicidad e inteligencia. Segrega serotonina, lo que nos hace sentir creativos y alegres. Al ser un color que llama mucho la atención, al igual que con el rojo, hay que tener cuidado con su uso excesivo, ya que puede generar irritación y sobresaturación. Seguro que tienes en mente qué famosa hamburguesería utiliza el amarillo tanto en su logo como en sus locales. Por tanto, corremos el riesgo de que se asocie el restaurante con la comida rápida. Utilizar con cautela (como a Vinicius). Naranja Foto: Twitter El color juvenil. El naranja tiene algunas características similares al amarillo, como la felicidad, y al rojo, como la energía. Es el color de la diversión, por eso, algunas empresas lo utilizan para el call to action, invitando así al movimiento en eventos y lanzamientos de manera juvenil y divertida. Verde Foto: Twitter Armonía, naturaleza, frescura, salud, vida, tranquilidad, ecología… El llamado color de la esperanza es muy buscado y utilizado por numerosas empresas y negocios, ya que genera menos estrés, que, al fin y al cabo, es lo que todas las personas anhelan. Es, además, el color con el que se identifica a un local responsable, sostenible y que cuida el medio ambiente. Y sí, el Ludogorets y el Atlético Mancha Real visten de verde. Rosa Foto: 20 Minutos A nadie se le olvida el impacto positivo que tuvo la camiseta rosa en el Real Madrid. Es el color de la amistad y el amor. Se asocia con la belleza, los perfumes, la feminidad, el romanticismo, etc. Morado Foto: LaNazione.it El morado es un color que proyecta lujo y sofisticación, poder y ambición. Ayuda a solucionar los problemas, aporta calma y relajación. Equipos como la mítica Fiorentina en el Calcio (inolvidable ver a los Chiesa, Mijatovic, Batistuta, Rui Costa o Roberto Baggio enfundados en la zamarra viola) o el Anderlecht belga siempre lo han vestido orgullosos. Hasta el Real Madrid vistió una camiseta morada en la 2016-2017. Negro Foto: ABC El negro es el color elegante por excelencia. Representa la formalidad, la seriedad, el poder, el misterio… Quizá por eso no hay muchos equipos que lo elijan como color oficial de su primera equipación. Algunos como el Barça, el Chelsea o el Sevilla se han atrevido con el negro en su segunda camiseta. Contrastándolo con otros colores se potencia mucho más su efecto. Elegir un color para representar los valores de un negocio no es algo sencillo ni sin importancia. Por esta razón debes conocer el impacto que tienen los colores en los posibles clientes antes de elegir uno, y poder, así, escoger el más indicado según lo que quieras transmitir a tus visitantes.

Para muchos, febrero es sinónimo de fútbol. Especialmente, porque vuelven los partidos de Champions League (los octavos de final) que todo aficionado lleva esperando desde mediados de noviembre. Además, se disputan las semifinales de la Copa del Rey y, por supuesto, siguen en juego las competiciones regulares. Sin embargo, entre jornada y jornada, hay un día en el que el balompié pasa a segundo plano para que parejas de todo el mundo celebren el “día más romántico del año”. Es el momento para historias de amor tan idílicas como la de Messi con el Balón de Oro. Sí, se trata de una fecha tan señalada como San Valentín. Lo que para otros es un día apasionado, para ti puede ser una gran oportunidad de visibilizar tu negocio. Y en citas como esta, tu gran aliado son las redes sociales. Las redes sociales son una excelente manera de interactuar con clientes potenciales en cualquier época del año y particularmente en días festivos o en celebraciones. Sobre todo en un país como el nuestro, en el que los españoles destacamos por ser los más románticos en estas plataformas. ¿Qué puedes hacer en tus redes sociales? Como sabemos que no es fácil captar la atención de tus clientes, te ofrecemos algunas claves para que consigas cautivar a cualquier pareja. 1. Pon a punto tus redes sociales Es importante que la apariencia de tus distintos perfiles en cada plataforma transmita la sensación de que es una fecha señalada. Es decir, que evoquen a San Valentín. Cambia tu foto de perfil o de portada por una en la que aparezca Cupido, un corazón o cualquier elemento que recuerde que es el día de los enamorados. Por ejemplo, en la cuenta de Twitter de Vodafone, se ha sustituido la foto de portada anterior por esta, en la que se alude a esta cita y además se aprovecha para realizar una promoción. Fuente: Twitter 2. Organiza un speed dating y difúndelo en redes El speed dating es una modalidad de cita a ciegas que tiene como objetivo conocer a mucha gente en poco tiempo, hasta dar con tu pareja ideal. En este sentido, las redes sociales te servirán de trampolín para conseguir más repercusión. Por ejemplo, puedes comenzar una campaña de social paid en tu zona. Es decir, pagar para promocionar la publicación del evento teniendo en cuenta la cercanía a tu local. Y no hace falta que inviertas una gran cantidad de dinero, con una pequeña aportación te valdrá. Esto te permitirá llegar a los usuarios que tú elijas e impactar en clientes potenciales. Para facilitar la inscripción a los usuarios, incluye un enlace a un formulario de registro en tu web. ¿Cómo funciona? En estos eventos se suelen preparar varias mesas con un par de sillas. En cada mesa hay una persona que espera y la silla libre está reservada para cada pretendiente. Con el fin de que todo el mundo se conozca, cada uno pasa por las diferentes mesas en una cita rápida (speed dating) que dura entre 5 y 10 minutos. Al final, cada pareja elegirá a quién quiere seguir conociendo y a quién no. Existe la posibilidad de que alguno se vaya más de vacío que el Valencia de Mendieta, Kily González y Cañizares de la Champions. 3. Interactúa con tus seguidores Una buena idea para generar cierto engagement con tus seguidores es a partir de una conversación con ellos. Puedes lanzar preguntas como: “¿en qué momento te diste cuenta de que estabas enamorad@ de tu pareja?”, ¿cuál ha sido la mejor/peor cita que has tenido?”, “¿qué plato sería el ideal para celebrar una noche como esta?”, etc.    También puedes ofrecer promociones a cambio de esas respuestas, así te asegurarás de un cierto retorno y visibilidad. Esto puede ir unido a un concurso. Por ejemplo, “Cuéntanos cuál ha sido el #SanValentín más especial que pasaste con tu pareja y por qué. Si tu historia se encuentra entre las más románticas, podrás disfrutar de un 20% de descuento en tu próxima cena”. 4. Acondiciona la decoración del local para que tus clientes lo compartan en sus perfiles Vivimos en la era de los influencers y de compartir en redes cada experiencia. Sobre todo cuando se trata de mostrar un momento especial. Por eso es importante crear un entorno romántico e íntimo. Que sea susceptible de ser fotografiado, listo para que los comensales se vean tentados de enseñárselo a todos sus followers. Por ejemplo, puedes bajar la intensidad de la luz (tampoco los dejes a oscuras), colocar velas en las mesas o deleitar a tus comensales con música en directo (se escuchará en sus vídeos). Si te sientes poco inspirado, siempre puedes tirar de una lista en spotify, tan romántica como la relación entre el Real Madrid y la Champions.  Este punto también se puede aplicar a la comida. Si preparas un menú de San Valentín vistoso, estarás invitando a tus comensales a compartir su delicioso plato en sus redes. En este caso, es importante que en las cartas de los menús, los servilleteros o incluso en los manteles incluyas el nombre de tu marca (también puedes atreverte con un hashtag específico) en redes sociales para que no se olviden de mencionarte. Aparecer en los stories de Instagram siempre te será útil. ¡Recuerda que te tienen que conocer! 4. No te olvides de los solteros Por último, aunque no menos importante, ten en mente a los grandes olvidados de un día como este: los solteros. Aunque es un día centrado en los enamorados, es una buena oportunidad para ganarte un buen puñado de usuarios. Una buena idea para hacerlo es compartiendo memes, empatizando con su mal de amores. No subestimes el poder de “viralización” que tienen los memes y si no, que se lo digan a Van Gaal. Puedes utilizar, por ejemplo, el ya mítico de “Sam va lentín” o promocionando alguno de tus menús “individuales” perfectos para las almas libres de este país. Fuente: Verne Las redes sociales son un gran aliado para proyectar y visibilizar tu restaurante. Especialmente en fechas temáticas como esta en la que muchas parejas eligen cenar o comer fuera y celebrar su amor. No olvides echar un vistazo a los canales de otros restaurantes; es posible que se te ocurran nuevas ideas para los tuyos. ¿Estás listo para inundar tu establecimiento de romanticismo? Pon en práctica cualquiera de estas ideas y dale ese pequeño empujón a tus redes.

El poder del color es mucho mayor del que podemos imaginar. Las diferentes tonalidades pueden influirnos tanto en nuestras emociones como en nuestro estado mental. Un color puede relajarnos, enfadarnos, calmarnos, agobiarnos, estresarnos, etc., sin apenas darnos cuenta. En la hostelería, igual que en el mundo del fútbol, los colores se sienten. Aunque unas personas más que otras, eso está claro: Nuestro cerebro reacciona de diferentes maneras ante lo que nos rodea y, enfocados en el marketing, existe una ciencia que lo estudia: el neuromarketing. Pongamos el ejemplo de un equipo, el Real Madrid en este caso, que busca motivar a sus aficionados y que vayan al estadio ante una eliminatoria de Champions en la que parten con desventaja y deben remontar. Para ello, utiliza un vídeo que debe hacer creer a sus aficionados que la remontada es posible. El club, con buen criterio, incluirá el gol de Ramos al Atleti o el de Mijatovic a la Juve, que generan en la parroquia merengue una emoción mucho mayor que una recopilación de grandes jugadas de Drenthe, de pases diagonales de Woodgate o una secuencia de carreras por la banda de Faubert. Diferente contexto = diferentes emociones. Ahí reside la clave del buen neuromarketing. Existen tres tipos de neuromarketing: el auditivo (los sonidos), el kinestésico (el gusto, olfato y tacto) y el visual. Nosotros, en esta ocasión, nos vamos a centrar en el visual, para poder hablar de cómo afectan los colores en las decisiones de los consumidores. El color es la forma más poderosa de impacto visual que se puede utilizar, ya que tienen efectos muy directos en el subconsciente de las personas. Aspectos previos a tener en cuenta Antes de utilizar un color u otro, hay que tener claros algunos puntos para aprovechar la técnica de los colores de la mejor manera posible. ¿Cuál es el público al que te quieres dirigir? No es lo mismo dirigirse a niños, que a jóvenes o adultos. Dependiendo de la edad, nos llegan las percepciones de formas distintas. Por otro lado, ¿cuáles son los valores que quieres asociar a tu negocio? Un ejemplo claro y sencillo es lo eco. Si se quiere dar una imagen de negocio ecológico y responsable, el color que elegirás es bastante evidente (el que visten el Cacereño, el Guijuelo, el Atlético Mancha Real, el Cornellá, el Coruxo y el archiconocido Ludogorets. ¿Lo tienes?). Por último, ¿qué sensaciones quieres transmitir y suscitar con tu negocio? Cada color genera emociones diferentes. Neuromarketing de los colores En algunos casos puede resultar muy obvio cuál es la sensación que se asocia a un determinado color, pero en otros es realmente sorprendente. A continuación analizamos qué expresa cada uno según esta ciencia. Toma nota, porque te ayudará a decidir por ejemplo los tonos predominantes en la decoración de tu local o el color de vajilla y manteles. Blanco Foto: Twitter El blanco es el color de la inocencia, la pureza, la bondad, la luz, el respeto. Es un color simple y limpio. Por eso, las empresas que suelen utilizar este color buscan transmitir sencillez y cuidado. A la hora de decorar tu restaurante, el blanco es también muy luminoso y ligero.   Rojo Foto: Twitter El color excitante. Aumenta el ritmo cardíaco, y con él cualquier tipo de deseo, como el del apetito. Incita a la acción, y así lo está demostrando el Liverpool esta temporada. Tiene un gran nivel emocional y es un color que se relaciona con el amor, la pasión, la fortaleza, etc. Son muchas las marcas que utilizan este color para generar deseo en sus clientes, y así despertar sus emociones. Se utiliza, sobre todo, para lanzar ofertas y rebajas de las marcas. Sin embargo, no se recomienda utilizarlo en exceso, ya que si se hace puede provocar estrés e irritabilidad. Es decir, que tus clientes quieran irse cuanto antes del local porque no se sientan a gusto. Un color solo recomendado para los detalles. Azul Foto: Twitter ¿En qué lugares piensas cuando visualizas el color azul? Fácil, ¿no? Cielo y mar. Al contrario que el color rojo, el azul disminuye el ritmo cardíaco de las personas. De hecho, este color se asocia a la libertad, la paz, la confianza, la seguridad, la lealtad, etc. Las empresas que más utilizan estos colores son las de seguros y transportes, entre otras, ya que generan confianza en los clientes. Entre los restaurantes, aquellos con un claro matiz marinero. Resulta curioso que las redes sociales, en su mayoría, se decanten también por el color azul, con el objetivo claro de transmitir seguridad. Amarillo Foto: Twitter El amarillo anima a la acción. Es energético, alegre, denota felicidad e inteligencia. Segrega serotonina, lo que nos hace sentir creativos y alegres. Al ser un color que llama mucho la atención, al igual que con el rojo, hay que tener cuidado con su uso excesivo, ya que puede generar irritación y sobresaturación. Seguro que tienes en mente qué famosa hamburguesería utiliza el amarillo tanto en su logo como en sus locales. Por tanto, corremos el riesgo de que se asocie el restaurante con la comida rápida. Utilizar con cautela (como a Vinicius). Naranja Foto: Twitter El color juvenil. El naranja tiene algunas características similares al amarillo, como la felicidad, y al rojo, como la energía. Es el color de la diversión, por eso, algunas empresas lo utilizan para el call to action, invitando así al movimiento en eventos y lanzamientos de manera juvenil y divertida. Verde Foto: Twitter Armonía, naturaleza, frescura, salud, vida, tranquilidad, ecología… El llamado color de la esperanza es muy buscado y utilizado por numerosas empresas y negocios, ya que genera menos estrés, que, al fin y al cabo, es lo que todas las personas anhelan. Es, además, el color con el que se identifica a un local responsable, sostenible y que cuida el medio ambiente. Y sí, el Ludogorets y el Atlético Mancha Real visten de verde. Rosa Foto: 20 Minutos A nadie se le olvida el impacto positivo que tuvo la camiseta rosa en el Real Madrid. Es el color de la amistad y el amor. Se asocia con la belleza, los perfumes, la feminidad, el romanticismo, etc. Morado Foto: LaNazione.it El morado es un color que proyecta lujo y sofisticación, poder y ambición. Ayuda a solucionar los problemas, aporta calma y relajación. Equipos como la mítica Fiorentina en el Calcio (inolvidable ver a los Chiesa, Mijatovic, Batistuta, Rui Costa o Roberto Baggio enfundados en la zamarra viola) o el Anderlecht belga siempre lo han vestido orgullosos. Hasta el Real Madrid vistió una camiseta morada en la 2016-2017. Negro Foto: ABC El negro es el color elegante por excelencia. Representa la formalidad, la seriedad, el poder, el misterio… Quizá por eso no hay muchos equipos que lo elijan como color oficial de su primera equipación. Algunos como el Barça, el Chelsea o el Sevilla se han atrevido con el negro en su segunda camiseta. Contrastándolo con otros colores se potencia mucho más su efecto. Elegir un color para representar los valores de un negocio no es algo sencillo ni sin importancia. Por esta razón debes conocer el impacto que tienen los colores en los posibles clientes antes de elegir uno, y poder, así, escoger el más indicado según lo que quieras transmitir a tus visitantes.

Para muchos, febrero es sinónimo de fútbol. Especialmente, porque vuelven los partidos de Champions League (los octavos de final) que todo aficionado lleva esperando desde mediados de noviembre. Además, se disputan las semifinales de la Copa del Rey y, por supuesto, siguen en juego las competiciones regulares. Sin embargo, entre jornada y jornada, hay un día en el que el balompié pasa a segundo plano para que parejas de todo el mundo celebren el “día más romántico del año”. Es el momento para historias de amor tan idílicas como la de Messi con el Balón de Oro. Sí, se trata de una fecha tan señalada como San Valentín. Lo que para otros es un día apasionado, para ti puede ser una gran oportunidad de visibilizar tu negocio. Y en citas como esta, tu gran aliado son las redes sociales. Las redes sociales son una excelente manera de interactuar con clientes potenciales en cualquier época del año y particularmente en días festivos o en celebraciones. Sobre todo en un país como el nuestro, en el que los españoles destacamos por ser los más románticos en estas plataformas. ¿Qué puedes hacer en tus redes sociales? Como sabemos que no es fácil captar la atención de tus clientes, te ofrecemos algunas claves para que consigas cautivar a cualquier pareja. 1. Pon a punto tus redes sociales Es importante que la apariencia de tus distintos perfiles en cada plataforma transmita la sensación de que es una fecha señalada. Es decir, que evoquen a San Valentín. Cambia tu foto de perfil o de portada por una en la que aparezca Cupido, un corazón o cualquier elemento que recuerde que es el día de los enamorados. Por ejemplo, en la cuenta de Twitter de Vodafone, se ha sustituido la foto de portada anterior por esta, en la que se alude a esta cita y además se aprovecha para realizar una promoción. Fuente: Twitter 2. Organiza un speed dating y difúndelo en redes El speed dating es una modalidad de cita a ciegas que tiene como objetivo conocer a mucha gente en poco tiempo, hasta dar con tu pareja ideal. En este sentido, las redes sociales te servirán de trampolín para conseguir más repercusión. Por ejemplo, puedes comenzar una campaña de social paid en tu zona. Es decir, pagar para promocionar la publicación del evento teniendo en cuenta la cercanía a tu local. Y no hace falta que inviertas una gran cantidad de dinero, con una pequeña aportación te valdrá. Esto te permitirá llegar a los usuarios que tú elijas e impactar en clientes potenciales. Para facilitar la inscripción a los usuarios, incluye un enlace a un formulario de registro en tu web. ¿Cómo funciona? En estos eventos se suelen preparar varias mesas con un par de sillas. En cada mesa hay una persona que espera y la silla libre está reservada para cada pretendiente. Con el fin de que todo el mundo se conozca, cada uno pasa por las diferentes mesas en una cita rápida (speed dating) que dura entre 5 y 10 minutos. Al final, cada pareja elegirá a quién quiere seguir conociendo y a quién no. Existe la posibilidad de que alguno se vaya más de vacío que el Valencia de Mendieta, Kily González y Cañizares de la Champions. 3. Interactúa con tus seguidores Una buena idea para generar cierto engagement con tus seguidores es a partir de una conversación con ellos. Puedes lanzar preguntas como: “¿en qué momento te diste cuenta de que estabas enamorad@ de tu pareja?”, ¿cuál ha sido la mejor/peor cita que has tenido?”, “¿qué plato sería el ideal para celebrar una noche como esta?”, etc.    También puedes ofrecer promociones a cambio de esas respuestas, así te asegurarás de un cierto retorno y visibilidad. Esto puede ir unido a un concurso. Por ejemplo, “Cuéntanos cuál ha sido el #SanValentín más especial que pasaste con tu pareja y por qué. Si tu historia se encuentra entre las más románticas, podrás disfrutar de un 20% de descuento en tu próxima cena”. 4. Acondiciona la decoración del local para que tus clientes lo compartan en sus perfiles Vivimos en la era de los influencers y de compartir en redes cada experiencia. Sobre todo cuando se trata de mostrar un momento especial. Por eso es importante crear un entorno romántico e íntimo. Que sea susceptible de ser fotografiado, listo para que los comensales se vean tentados de enseñárselo a todos sus followers. Por ejemplo, puedes bajar la intensidad de la luz (tampoco los dejes a oscuras), colocar velas en las mesas o deleitar a tus comensales con música en directo (se escuchará en sus vídeos). Si te sientes poco inspirado, siempre puedes tirar de una lista en spotify, tan romántica como la relación entre el Real Madrid y la Champions.  Este punto también se puede aplicar a la comida. Si preparas un menú de San Valentín vistoso, estarás invitando a tus comensales a compartir su delicioso plato en sus redes. En este caso, es importante que en las cartas de los menús, los servilleteros o incluso en los manteles incluyas el nombre de tu marca (también puedes atreverte con un hashtag específico) en redes sociales para que no se olviden de mencionarte. Aparecer en los stories de Instagram siempre te será útil. ¡Recuerda que te tienen que conocer! 4. No te olvides de los solteros Por último, aunque no menos importante, ten en mente a los grandes olvidados de un día como este: los solteros. Aunque es un día centrado en los enamorados, es una buena oportunidad para ganarte un buen puñado de usuarios. Una buena idea para hacerlo es compartiendo memes, empatizando con su mal de amores. No subestimes el poder de “viralización” que tienen los memes y si no, que se lo digan a Van Gaal. Puedes utilizar, por ejemplo, el ya mítico de “Sam va lentín” o promocionando alguno de tus menús “individuales” perfectos para las almas libres de este país. Fuente: Verne Las redes sociales son un gran aliado para proyectar y visibilizar tu restaurante. Especialmente en fechas temáticas como esta en la que muchas parejas eligen cenar o comer fuera y celebrar su amor. No olvides echar un vistazo a los canales de otros restaurantes; es posible que se te ocurran nuevas ideas para los tuyos. ¿Estás listo para inundar tu establecimiento de romanticismo? Pon en práctica cualquiera de estas ideas y dale ese pequeño empujón a tus redes.

Estamos en un momento en el que la innovación tecnológica está dando lugar a nuevos modelos de negocio. Y es que, más allá del VAR en el mundo del fútbol o el ojo de halcón en el tenis, la tecnología está permitiendo adaptar otros ecosistemas, como los del sector de la restauración, al contexto digital actual. Una de las grandes novedades que seguirá creciendo a lo largo del año es la impresión de comida en 3D. ¿Te imaginas poder imprimir los alimentos que más les apetezcan a tus visitantes y en el momento que quieran? Esta es la principal ventaja de este avance, además del carácter innovador y diferencial que supone para los clientes. Muy probablemente hayas escuchado hablar de las impresoras 3D y de los usos que se le dan en a la hora de fabricar prótesis, calzado e incluso coches. Desde hace algunos años, este tipo de tecnología dio el salto a la producción de comida y no son pocos los bares y restaurantes que han decidido hacerse con estas impresoras. ¿Cómo funciona la impresión de comida en 3D? Es normal que escuchar la frase “imprimir comida” suene más confuso que escuchar a Sergio Ramos hablar inglés. Sin embargo, la explicación a que se pueda elaborar contenido comestible a través de una impresora es mucho más sencilla que la táctica de un equipo de Clemente.  El sistema es muy similar al de una impresora convencional. La comida, que sería la tinta, se introduce en una cápsula que, a su vez, está controlada por un mecanismo que la dirige según el aspecto que le quieras dar al alimento. Finalmente, la comida sale por una boquilla que irá dando la forma que hayas pensado para el plato. Los ingredientes que puedes utilizar son muy variados. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta que el único requisito es que quepan por la boquilla, la encargada de imprimir la comida.  Ya quieras elaborar una pieza central del plato, un acompañamiento o una guarnición, podrás introducir cualquier tipo de materia prima como masas, azúcares, chocolate, carne picada e incluso cereales o frutos secos. 5 aplicaciones de la impresión en 3D en tu restaurante Las impresoras 3D de comida ofrecen una serie de ventajas a los establecimientos que las utilizan. Por un lado, la sorpresa que generan al cliente. Los consumidores no están acostumbrados a ver comida impresa, por lo que ganarás un punto positivo sorprendiéndoles con un plato original. Por otra parte, permiten desarrollar plenamente la creatividad del cocinero, que puede diseñar los platos exactamente como quiera. Sin embargo, probablemente nos cueste imaginar el alcance real de la impresión de comida en 3D. Estas son las principales aplicaciones que permite: 1. Elaboración de platos con diseños únicos y totalmente personalizados Las impresoras 3D cuentan con la ventaja de que dan forma a cualquier tipo de diseño, sin importar la configuración que tengan. Esto otorga un toque único a tus platos, en los que cada cocinero puede “imprimir” su propio carácter. Por ejemplo, para hacer postres ya no es necesario ceñirse a la forma de un molde, sino que el chef puede hacer posible cualquier aspecto. Es el caso de Dinara Kasko, una pastelería ucraniana, que vende postres tan curiosos como este: Foto: 3dnatives.com 2. Desarrollo creativo y sorpresivo de ingredientes muy tradicionales Sin duda el chocolate es uno de los ingredientes estrella en las impresiones en 3D, pero también es quizá el más habitual en la carta de postres de cualquier restaurante. Este tipo de impresoras permite dotarle de un aspecto novedoso a la par que sorprendente, y contribuir una vez más a generar el factor sorpresa tan positivo para tus clientes. Por ejemplo, puedes imprimir chocolate en forma de teclado de ordenador. Foto: Pinterest 3. Inclusión de más trampantojos en tu carta Ya sabes que un trampantojo es la forma de denominar a un plato que parece algo totalmente distinto de lo que realmente es. Este tipo de creaciones, más tradicionales de la cocina vanguardista, se convierten en una opción muy recurrente de llevar a cabo gracias a las impresoras 3D. Una idea: puedes presentar un “huevo frito” en el que la yema sea un melocotón y la clara sea una nube de azúcar. En este caso ambos ingredientes se pueden obtener mediante impresión en 3D. 4. Aumento de las opciones veganas o celiacas en tu menú Cada vez más comensales piden menús vegetarianos, veganos o celiacos, y no siempre los bares cuentan con una amplia variedad. Tener una impresora de comida en 3D te permite atender casi cualquier petición. Indirectamente muestra a tu restaurante como una alternativa vegana, evitando la “discriminación” que pueden sentir en ciertas ocasiones los clientes que siguen este tipo de alimentación. 5. Incremento del poder de viralización en redes sociales La originalidad de los platos impresos en 3D hace que los comensales sientan la necesidad de compartir en sus redes sociales las fotos de lo que están comiendo. Es posible que algunos no mencionen a tu restaurante, pero muchos sí lo harán, y esto te permite ganar visibilidad también entre los usuarios de redes. La impresión de comida en 3D es una alternativa que, si bien todavía no es muy común encontrarla en restaurantes, adquirirá cada vez mayor relevancia. En este contexto se abre ante ti la oportunidad perfecta de destacar sobre tu competencia. No solo por ofrecer platos curiosos y diferentes, sino por ser el primero en hacerlo. Como en todo, convertirte en pionero de una acción hace que todo el mundo se acuerde de ti. Todavía nos compadecemos de Karius…

¿Te imaginas estar viendo un partido sin panchitos, pipas o palomitas? Está claro: la comida y el fútbol siempre han ido de la mano. Si lo piensas, el bar es un elemento crucial en los estadios de fútbol, todos tienen uno. Y no necesariamente te tiene que gustar zampar como si fueses Ronaldo Nazario. Gane o pierda tu equipo, siempre verás mejor el partido con un refresco y algo que picar. En la comida, como en el fútbol, existen debates que comenzaron hace años y que todavía perduran en la actualidad. Si te asomas a las redes sociales hasta puedes ser testigo de discusiones de lo más interesantes. Quién fue mejor, ¿Maradona o Pelé? Qué es mejor, ¿tortilla de patatas con o sin cebolla? En este  test podrás descubrir la asociación entre tus gustos gastronómicos y algunos futbolistas. ¿Cuál es tu plato favorito? ¿Qué condimento prefieres utilizar en la cocina? Te proponemos 11 preguntas con un resultado final de lo más divertido. //

Estamos en un momento en el que la innovación tecnológica está dando lugar a nuevos modelos de negocio. Y es que, más allá del VAR en el mundo del fútbol o el ojo de halcón en el tenis, la tecnología está permitiendo adaptar otros ecosistemas, como los del sector de la restauración, al contexto digital actual. Una de las grandes novedades que seguirá creciendo a lo largo del año es la impresión de comida en 3D. ¿Te imaginas poder imprimir los alimentos que más les apetezcan a tus visitantes y en el momento que quieran? Esta es la principal ventaja de este avance, además del carácter innovador y diferencial que supone para los clientes. Muy probablemente hayas escuchado hablar de las impresoras 3D y de los usos que se le dan en a la hora de fabricar prótesis, calzado e incluso coches. Desde hace algunos años, este tipo de tecnología dio el salto a la producción de comida y no son pocos los bares y restaurantes que han decidido hacerse con estas impresoras. ¿Cómo funciona la impresión de comida en 3D? Es normal que escuchar la frase “imprimir comida” suene más confuso que escuchar a Sergio Ramos hablar inglés. Sin embargo, la explicación a que se pueda elaborar contenido comestible a través de una impresora es mucho más sencilla que la táctica de un equipo de Clemente.  El sistema es muy similar al de una impresora convencional. La comida, que sería la tinta, se introduce en una cápsula que, a su vez, está controlada por un mecanismo que la dirige según el aspecto que le quieras dar al alimento. Finalmente, la comida sale por una boquilla que irá dando la forma que hayas pensado para el plato. Los ingredientes que puedes utilizar son muy variados. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta que el único requisito es que quepan por la boquilla, la encargada de imprimir la comida.  Ya quieras elaborar una pieza central del plato, un acompañamiento o una guarnición, podrás introducir cualquier tipo de materia prima como masas, azúcares, chocolate, carne picada e incluso cereales o frutos secos. 5 aplicaciones de la impresión en 3D en tu restaurante Las impresoras 3D de comida ofrecen una serie de ventajas a los establecimientos que las utilizan. Por un lado, la sorpresa que generan al cliente. Los consumidores no están acostumbrados a ver comida impresa, por lo que ganarás un punto positivo sorprendiéndoles con un plato original. Por otra parte, permiten desarrollar plenamente la creatividad del cocinero, que puede diseñar los platos exactamente como quiera. Sin embargo, probablemente nos cueste imaginar el alcance real de la impresión de comida en 3D. Estas son las principales aplicaciones que permite: 1. Elaboración de platos con diseños únicos y totalmente personalizados Las impresoras 3D cuentan con la ventaja de que dan forma a cualquier tipo de diseño, sin importar la configuración que tengan. Esto otorga un toque único a tus platos, en los que cada cocinero puede “imprimir” su propio carácter. Por ejemplo, para hacer postres ya no es necesario ceñirse a la forma de un molde, sino que el chef puede hacer posible cualquier aspecto. Es el caso de Dinara Kasko, una pastelería ucraniana, que vende postres tan curiosos como este: Foto: 3dnatives.com 2. Desarrollo creativo y sorpresivo de ingredientes muy tradicionales Sin duda el chocolate es uno de los ingredientes estrella en las impresiones en 3D, pero también es quizá el más habitual en la carta de postres de cualquier restaurante. Este tipo de impresoras permite dotarle de un aspecto novedoso a la par que sorprendente, y contribuir una vez más a generar el factor sorpresa tan positivo para tus clientes. Por ejemplo, puedes imprimir chocolate en forma de teclado de ordenador. Foto: Pinterest 3. Inclusión de más trampantojos en tu carta Ya sabes que un trampantojo es la forma de denominar a un plato que parece algo totalmente distinto de lo que realmente es. Este tipo de creaciones, más tradicionales de la cocina vanguardista, se convierten en una opción muy recurrente de llevar a cabo gracias a las impresoras 3D. Una idea: puedes presentar un “huevo frito” en el que la yema sea un melocotón y la clara sea una nube de azúcar. En este caso ambos ingredientes se pueden obtener mediante impresión en 3D. 4. Aumento de las opciones veganas o celiacas en tu menú Cada vez más comensales piden menús vegetarianos, veganos o celiacos, y no siempre los bares cuentan con una amplia variedad. Tener una impresora de comida en 3D te permite atender casi cualquier petición. Indirectamente muestra a tu restaurante como una alternativa vegana, evitando la “discriminación” que pueden sentir en ciertas ocasiones los clientes que siguen este tipo de alimentación. 5. Incremento del poder de viralización en redes sociales La originalidad de los platos impresos en 3D hace que los comensales sientan la necesidad de compartir en sus redes sociales las fotos de lo que están comiendo. Es posible que algunos no mencionen a tu restaurante, pero muchos sí lo harán, y esto te permite ganar visibilidad también entre los usuarios de redes. La impresión de comida en 3D es una alternativa que, si bien todavía no es muy común encontrarla en restaurantes, adquirirá cada vez mayor relevancia. En este contexto se abre ante ti la oportunidad perfecta de destacar sobre tu competencia. No solo por ofrecer platos curiosos y diferentes, sino por ser el primero en hacerlo. Como en todo, convertirte en pionero de una acción hace que todo el mundo se acuerde de ti. Todavía nos compadecemos de Karius…

¿Te imaginas estar viendo un partido sin panchitos, pipas o palomitas? Está claro: la comida y el fútbol siempre han ido de la mano. Si lo piensas, el bar es un elemento crucial en los estadios de fútbol, todos tienen uno. Y no necesariamente te tiene que gustar zampar como si fueses Ronaldo Nazario. Gane o pierda tu equipo, siempre verás mejor el partido con un refresco y algo que picar. En la comida, como en el fútbol, existen debates que comenzaron hace años y que todavía perduran en la actualidad. Si te asomas a las redes sociales hasta puedes ser testigo de discusiones de lo más interesantes. Quién fue mejor, ¿Maradona o Pelé? Qué es mejor, ¿tortilla de patatas con o sin cebolla? En este  test podrás descubrir la asociación entre tus gustos gastronómicos y algunos futbolistas. ¿Cuál es tu plato favorito? ¿Qué condimento prefieres utilizar en la cocina? Te proponemos 11 preguntas con un resultado final de lo más divertido. //

Todo futbolero de pro tiene un calendario marcado con las fechas más relevantes de la temporada: la final de la Champions, El Clásico, la final de la Copa del Rey, los partidos de la Selección o, incluso, los siempre emocionantes playoffs de LaLiga SmartBank. Al igual que ocurre en el deporte rey, el sector de la restauración también tiene cada año unos días que deben ser intocables para tu negocio. Y no, en este caso no hablamos de las vacaciones o las festividades de toda la vida, que también. Las ferias o eventos de restauración más importantes. ¿Por qué? Porque son una buena oportunidad de escuchar a otros compañeros de profesión, tomar ideas y reunirse para intercambiar opiniones o conocer las últimas tendencias del sector. Enero: 22 al 26 de enero: Feria Internacional de Turismo (FITUR). (IFEMA, Feria de Madrid, Madrid). Febrero: 3 al 5 de febrero: H&T, Salón Profesional del Equipamiento, Alimentación y Servicios para Hostelería y Turismo. (Palacio de Congresos y Exposiciones de Málaga). 4 de febrero: GastroMarketing, VII Congreso de Marketing gastronómico. (Palacio de Congresos y Exposiciones de Málaga). 5 al 9 de febrero: Xantar, Salón Internacional de Turismo gastronómico (Ourense, Galicia). 7 al 23 de febrero: Gastrofestival Madrid (Madrid). 16 al 18 de febrero: Meat Attraction (IFEMA, Madrid). 17 de febrero: Salón Selección Málaga, Guía Peñín (NH Málaga, Málaga). 20 al 21 de febrero: Congreso Internacional de Turismo Gastronómico, FoodTrex Pamplona (Feria Internacional de Turismo, Navartur). 24 al 26 de febrero: Hospitality Innovation Planet (IFEMA, Madrid). 27 al 29 de febrero: Experiencia Verema Valencia (Hotel Balneario Las Arenas, Valencia). 28 de febrero al 1 de marzo: BioCultura A Coruña (EXPOCoruña, La Coruña). Marzo: 13 al 15 de marzo: Barcelona Beer Festival (L´Hospitalet de Llobregat, Barcelona). 14 y 15 de marzo: ViveEco Market (Feria de Valladolid). 14 al 24 de marzo: Passeig de Gourmets (Passeig de Gràcia, Barcelona). 18 y 19 de marzo: World Olive Oil Exhibition (IFEMA, Madrid). 30 de marzo al 2 de abril: Salón de Gourmets (IFEMA, Madrid). Abril: 20 al 23 de abril: Alimentaria (Barcelona). 20 al 23 de abril: Hostelco 2020. Salón internacional del equipamiento para la restauración, hotelería y colectividades. Fira Barcelona (Barcelona). 21 de abril: Salón de las burbujas y Salón del Vermut, Guía Peñín (Palacio de Neptuno, Madrid). Mayo: 4 de mayo: Experiencia Verema Murcia (sede por confirmar). 7 al 10 de mayo: BioCultura Barcelona (Palau Sant Jordi, Barcelona). 11 de mayo: Salón Selección Palma de Mallorca, Guía Peñín (GPRO Valparaiso Palace, Palma de Mallorca). Junio: 3 y 4 de junio: Organic Food Iberia, Feria Profesional Internacional del Sector Ecológico (IFEMA, Madrid). 22 de junio: Salón Selección Las Palmas, Guía Peñín (Hotel Santa Catalina, Las Palmas). Julio: 29 de julio al 2 de agosto: Fiesta del Albariño (Cambados, Galicia). Septiembre: 18 al 20 de septiembre: Salón Internacional del Chocolate (Palacio de Cibeles, Madrid). Octubre: 26 al 27 de octubre: Salón de los Mejores Vinos de España (IFEMA, Madrid). 20 al 22 de octubre: Fruit Attraction (IFEMA, Madrid) Feria internacional de las frutas y hortalizas. Noviembre: 13 al 15 de noviembre: Eat2Go (IFEMA, Madrid) Feria internacional de la industria del 13 al 15 de noviembre: Salón Internacional del Vending y Restauración Automática (IFEMA, Madrid). 14 al 17 de noviembre: INTERSICOP (Salón Internacional de panadería, pastelería, heladería y café) (IFEMA, Madrid). 24 de noviembre: Salón de las Estrellas, Guía Peñín (Ático de Chamartín, Madrid). 26 al 29 de noviembre: BioCultura Madrid (IFEMA Madrid). Diciembre: Fecha por determinar: Gijón Se Come (Recinto Ferial Luis Adaro, Gijón) Fecha por determinar: Fitruf (Sarrión, Teruel) Como ves, las opciones son muchas y muy variadas: el mes de febrero está copado de propuestas y citas muy interesantes. Barcelona es la ciudad en la que estar en abril… Puede que te parezca complicado a la hora de escoger a qué ferias debes acudir. Nuestro consejo es que hagas un balance de a cuáles te interesa más ir o cuáles se ajustan más a tus necesidades. Por ejemplo, ¿te gustaría desarrollar en tu negocio nuevos canales de venta digital? Eat2Go es el evento al que no debes faltar. ¿Quieres ofrecer el ‘Messi’ de los vermuts? No te pierdas el Salón del Cava y el Vermut 2020.

En posts anteriores hablábamos sobre la importancia de aprovechar los días internacionales para incrementar la visibilidad de tu negocio. Pues bien, 2020 llega con uno que no puedes pasar por alto. El 16 de enero se celebra el Día Internacional de la Croqueta, uno de los platos que mejor acogida tiene entre los clientes. Aprovechando esta fecha, desde #LoVemosEnElBar queremos rendirle nuestro particular tributo, como antes hicieron otros en el mundo del fútbol, aunque con distinta suerte: Iniesta elevó la croqueta al arte de lo sublime Neymar la bajó hasta el mismísimo suelo (en repetidas ocasiones) Las croquetas son a la cocina lo que Rafa Nadal es al tenis: la inmensa mayoría de gente las adora, pero siempre hay a quien no le gustan. Por eso suelen ser uno de los platos estrella en cualquier bar o restaurante. Además, la gran versatilidad que ofrecen hace que puedas desarrollar toda tu creatividad a la hora de elegir los ingredientes. Algunos como el jamón, el pollo, la ropa vieja, el queso o el boletus son más típicos. Los más vanguardistas apuestan por sabores como morcilla con manzana, pistacho o chipirones en su tinta. Sea cual sea la especialidad que elijas, lo que está claro es que no puedes pasar por alto la celebración de este día. Te ayudamos proporcionándote algunas ideas originales con las que diferenciarte de tu competencia. 1. Crea un menú degustación solo de croquetas Si celebras el día internacional de las croquetas, estás prácticamente obligado a ofrecer una degustación. Los clientes lo esperan, y tú puedes aprovechar la oportunidad para dar a conocer a tu bar por sus croquetas. En lugar de optar únicamente por las más clásicas, es la ocasión perfecta para innovar e incluir croquetas que no tengan en otros bares. Un ejemplo de los tipos de croquetas que puedes ofrecer en este menú degustación es el siguiente: - croquetas de jamón - croquetas de bacalao - croquetas de salmón - croquetas de calabacín - croquetas de carabineros - croquetas de pimientos de piquillo - croquetas de pera, queso y nueces - croquetas de pollo al curry Para hacer más interesante la degustación puedes retar a tus clientes a que adivinen todos los sabores. Si aciertan, les invitas a una bebida. Eso sí, siempre que tengan ningún tipo de alergia alimentaria. 2. Organiza un showcooking para tus clientes La excepcionalidad de este día es motivo suficiente para realizar alguna acción distinta para tus clientes. El 16 de enero es una fecha en la que puedes organizar un showcooking invitando a un cocinero popular que enseñe a los asistentes a cocinar las mejores croquetas. Además, puedes plantearlo con fines benéficos, para incentivar la participación tanto del chef como de los clientes. 3. Crea un ebook con tus mejores recetas de croquetas Aprovecha los recursos que ofrecen la tecnología y la digitalización para fidelizar a los usuarios que consumen en tu bar o restaurante. Una buena alternativa para conseguirlo es elaborar un ebook descargable en el que plasmes tus mejores recetas de croquetas y ofrecérselo a los usuarios de redes sociales a modo de regalo de celebración de este día. 4. Comparte en Youtube los secretos de tus croquetas Si crees que cocinas las mejores croquetas de todos los establecimientos de tu zona, el 16 de enero es el día para demostrarlo. Graba un vídeo en el que tu cocinero comparta los trucos de unas buenas croquetas y compártelo en Youtube. De esta manera puedes viralizarlo también en tus redes sociales y fomentar que los usuarios que lo vean sientan la necesidad de ir a tu restaurante a probar las croquetas. 5. Elabora la 'ruta croquetera' del barrio Tu objetivo como hostelero es diferenciarte de tu competencia y captar a tus clientes, pero en días como este puede ser buena opción remar todos hacia una misma dirección. Por ello puedes plantear una acción conjunta junto con otros bares de la zona y crear una ruta croquetera, de forma que los clientes pasen un día entero probando todas las croquetas del barrio. Puedes inspirarte en este “croquemapa” elaborado por la web Croquetas en Madrid. Es sencillo: simplemente debes ponerte de acuerdo con el resto de bares, elaborar un mapa con la ubicación de todos aquellos que participen y distribuirlo entre los vecinos. Si quieres hacerlo más atractivo, puedes plantear la opción de crear una web en la que los clientes puedan votar cuál ha sido la croqueta que más les haya gustado. El Día Internacional de la Croqueta puede convertirse en una gran celebración que compartir con tus clientes. Solo necesitas un poco de imaginación y creatividad para destacar sobre el resto de establecimientos.

Todo futbolero de pro tiene un calendario marcado con las fechas más relevantes de la temporada: la final de la Champions, El Clásico, la final de la Copa del Rey, los partidos de la Selección o, incluso, los siempre emocionantes playoffs de LaLiga SmartBank. Al igual que ocurre en el deporte rey, el sector de la restauración también tiene cada año unos días que deben ser intocables para tu negocio. Y no, en este caso no hablamos de las vacaciones o las festividades de toda la vida, que también. Las ferias o eventos de restauración más importantes. ¿Por qué? Porque son una buena oportunidad de escuchar a otros compañeros de profesión, tomar ideas y reunirse para intercambiar opiniones o conocer las últimas tendencias del sector. Enero: 22 al 26 de enero: Feria Internacional de Turismo (FITUR). (IFEMA, Feria de Madrid, Madrid). Febrero: 3 al 5 de febrero: H&T, Salón Profesional del Equipamiento, Alimentación y Servicios para Hostelería y Turismo. (Palacio de Congresos y Exposiciones de Málaga). 4 de febrero: GastroMarketing, VII Congreso de Marketing gastronómico. (Palacio de Congresos y Exposiciones de Málaga). 5 al 9 de febrero: Xantar, Salón Internacional de Turismo gastronómico (Ourense, Galicia). 7 al 23 de febrero: Gastrofestival Madrid (Madrid). 16 al 18 de febrero: Meat Attraction (IFEMA, Madrid). 17 de febrero: Salón Selección Málaga, Guía Peñín (NH Málaga, Málaga). 20 al 21 de febrero: Congreso Internacional de Turismo Gastronómico, FoodTrex Pamplona (Feria Internacional de Turismo, Navartur). 24 al 26 de febrero: Hospitality Innovation Planet (IFEMA, Madrid). 27 al 29 de febrero: Experiencia Verema Valencia (Hotel Balneario Las Arenas, Valencia). 28 de febrero al 1 de marzo: BioCultura A Coruña (EXPOCoruña, La Coruña). Marzo: 13 al 15 de marzo: Barcelona Beer Festival (L´Hospitalet de Llobregat, Barcelona). 14 y 15 de marzo: ViveEco Market (Feria de Valladolid). 14 al 24 de marzo: Passeig de Gourmets (Passeig de Gràcia, Barcelona). 18 y 19 de marzo: World Olive Oil Exhibition (IFEMA, Madrid). 30 de marzo al 2 de abril: Salón de Gourmets (IFEMA, Madrid). Abril: 20 al 23 de abril: Alimentaria (Barcelona). 20 al 23 de abril: Hostelco 2020. Salón internacional del equipamiento para la restauración, hotelería y colectividades. Fira Barcelona (Barcelona). 21 de abril: Salón de las burbujas y Salón del Vermut, Guía Peñín (Palacio de Neptuno, Madrid). Mayo: 4 de mayo: Experiencia Verema Murcia (sede por confirmar). 7 al 10 de mayo: BioCultura Barcelona (Palau Sant Jordi, Barcelona). 11 de mayo: Salón Selección Palma de Mallorca, Guía Peñín (GPRO Valparaiso Palace, Palma de Mallorca). Junio: 3 y 4 de junio: Organic Food Iberia, Feria Profesional Internacional del Sector Ecológico (IFEMA, Madrid). 22 de junio: Salón Selección Las Palmas, Guía Peñín (Hotel Santa Catalina, Las Palmas). Julio: 29 de julio al 2 de agosto: Fiesta del Albariño (Cambados, Galicia). Septiembre: 18 al 20 de septiembre: Salón Internacional del Chocolate (Palacio de Cibeles, Madrid). Octubre: 26 al 27 de octubre: Salón de los Mejores Vinos de España (IFEMA, Madrid). 20 al 22 de octubre: Fruit Attraction (IFEMA, Madrid) Feria internacional de las frutas y hortalizas. Noviembre: 13 al 15 de noviembre: Eat2Go (IFEMA, Madrid) Feria internacional de la industria del 13 al 15 de noviembre: Salón Internacional del Vending y Restauración Automática (IFEMA, Madrid). 14 al 17 de noviembre: INTERSICOP (Salón Internacional de panadería, pastelería, heladería y café) (IFEMA, Madrid). 24 de noviembre: Salón de las Estrellas, Guía Peñín (Ático de Chamartín, Madrid). 26 al 29 de noviembre: BioCultura Madrid (IFEMA Madrid). Diciembre: Fecha por determinar: Gijón Se Come (Recinto Ferial Luis Adaro, Gijón) Fecha por determinar: Fitruf (Sarrión, Teruel) Como ves, las opciones son muchas y muy variadas: el mes de febrero está copado de propuestas y citas muy interesantes. Barcelona es la ciudad en la que estar en abril… Puede que te parezca complicado a la hora de escoger a qué ferias debes acudir. Nuestro consejo es que hagas un balance de a cuáles te interesa más ir o cuáles se ajustan más a tus necesidades. Por ejemplo, ¿te gustaría desarrollar en tu negocio nuevos canales de venta digital? Eat2Go es el evento al que no debes faltar. ¿Quieres ofrecer el ‘Messi’ de los vermuts? No te pierdas el Salón del Cava y el Vermut 2020.

En posts anteriores hablábamos sobre la importancia de aprovechar los días internacionales para incrementar la visibilidad de tu negocio. Pues bien, 2020 llega con uno que no puedes pasar por alto. El 16 de enero se celebra el Día Internacional de la Croqueta, uno de los platos que mejor acogida tiene entre los clientes. Aprovechando esta fecha, desde #LoVemosEnElBar queremos rendirle nuestro particular tributo, como antes hicieron otros en el mundo del fútbol, aunque con distinta suerte: Iniesta elevó la croqueta al arte de lo sublime Neymar la bajó hasta el mismísimo suelo (en repetidas ocasiones) Las croquetas son a la cocina lo que Rafa Nadal es al tenis: la inmensa mayoría de gente las adora, pero siempre hay a quien no le gustan. Por eso suelen ser uno de los platos estrella en cualquier bar o restaurante. Además, la gran versatilidad que ofrecen hace que puedas desarrollar toda tu creatividad a la hora de elegir los ingredientes. Algunos como el jamón, el pollo, la ropa vieja, el queso o el boletus son más típicos. Los más vanguardistas apuestan por sabores como morcilla con manzana, pistacho o chipirones en su tinta. Sea cual sea la especialidad que elijas, lo que está claro es que no puedes pasar por alto la celebración de este día. Te ayudamos proporcionándote algunas ideas originales con las que diferenciarte de tu competencia. 1. Crea un menú degustación solo de croquetas Si celebras el día internacional de las croquetas, estás prácticamente obligado a ofrecer una degustación. Los clientes lo esperan, y tú puedes aprovechar la oportunidad para dar a conocer a tu bar por sus croquetas. En lugar de optar únicamente por las más clásicas, es la ocasión perfecta para innovar e incluir croquetas que no tengan en otros bares. Un ejemplo de los tipos de croquetas que puedes ofrecer en este menú degustación es el siguiente: - croquetas de jamón - croquetas de bacalao - croquetas de salmón - croquetas de calabacín - croquetas de carabineros - croquetas de pimientos de piquillo - croquetas de pera, queso y nueces - croquetas de pollo al curry Para hacer más interesante la degustación puedes retar a tus clientes a que adivinen todos los sabores. Si aciertan, les invitas a una bebida. Eso sí, siempre que tengan ningún tipo de alergia alimentaria. 2. Organiza un showcooking para tus clientes La excepcionalidad de este día es motivo suficiente para realizar alguna acción distinta para tus clientes. El 16 de enero es una fecha en la que puedes organizar un showcooking invitando a un cocinero popular que enseñe a los asistentes a cocinar las mejores croquetas. Además, puedes plantearlo con fines benéficos, para incentivar la participación tanto del chef como de los clientes. 3. Crea un ebook con tus mejores recetas de croquetas Aprovecha los recursos que ofrecen la tecnología y la digitalización para fidelizar a los usuarios que consumen en tu bar o restaurante. Una buena alternativa para conseguirlo es elaborar un ebook descargable en el que plasmes tus mejores recetas de croquetas y ofrecérselo a los usuarios de redes sociales a modo de regalo de celebración de este día. 4. Comparte en Youtube los secretos de tus croquetas Si crees que cocinas las mejores croquetas de todos los establecimientos de tu zona, el 16 de enero es el día para demostrarlo. Graba un vídeo en el que tu cocinero comparta los trucos de unas buenas croquetas y compártelo en Youtube. De esta manera puedes viralizarlo también en tus redes sociales y fomentar que los usuarios que lo vean sientan la necesidad de ir a tu restaurante a probar las croquetas. 5. Elabora la 'ruta croquetera' del barrio Tu objetivo como hostelero es diferenciarte de tu competencia y captar a tus clientes, pero en días como este puede ser buena opción remar todos hacia una misma dirección. Por ello puedes plantear una acción conjunta junto con otros bares de la zona y crear una ruta croquetera, de forma que los clientes pasen un día entero probando todas las croquetas del barrio. Puedes inspirarte en este “croquemapa” elaborado por la web Croquetas en Madrid. Es sencillo: simplemente debes ponerte de acuerdo con el resto de bares, elaborar un mapa con la ubicación de todos aquellos que participen y distribuirlo entre los vecinos. Si quieres hacerlo más atractivo, puedes plantear la opción de crear una web en la que los clientes puedan votar cuál ha sido la croqueta que más les haya gustado. El Día Internacional de la Croqueta puede convertirse en una gran celebración que compartir con tus clientes. Solo necesitas un poco de imaginación y creatividad para destacar sobre el resto de establecimientos.

Queda tiempo, pero ve preparándote: la Unión Europea ha decidido que los plásticos desechables deben desaparecer en 2021. Esto también afecta a bares y restaurantes, especialmente si te has sumado a la tendencia ‘take away’ y ofreces comida para llevar. Esta iniciativa por parte de la UE responde a las necesidades de los consumidores. Cada vez son más conscientes de los problemas medioambientales y esperan que los restaurantes actúen en consecuencia. Reducir la dependencia de tu bar o restaurante en plásticos de un solo uso es una buena manera de mostrar a tus clientes de que tú también quieres aportar tu granito de arena en favor del medio ambiente. Aunque a priori puede parecer más difícil que ver a Guardiola capitaneando a los blancos, no tienes que asustarte. Existen alternativas desechables, no contaminantes y asequibles para todos los bolsillos.Te proponemos un puñado de medidas para que empieces a olvidar el plástico en tu negocio. Primer paso: elaborar un listado de los plásticos de los que prescindir Está demostrado que la sociedad está más concienciada sobre el uso que darle al plástico y a la hora de elegir un restaurante o bar, se priorizan las opciones responsables con el medio ambiente. Incluso los grandes futbolistas como Iniesta o El Guaje se muestran proactivos en la guerra contra el plástico, participando en el reto viral #YoElijoPlaneta, promovido por National Geographic. Probablemente el listado de productos plásticos que utilizas en tu día a día sea muy largo. Pero no te preocupes. Te recomendamos que empieces por los más básicos, para que después te sea más sencillo deshacerte de otros con más presencia. Puedes empezar a revisar el uso que le das o con qué materiales están fabricados. Por ejemplo: Botellas de agua Utensilios de cocina Copas o vasos de plástico Tapas de ollas o tuppers Rollo para embalaje, de plástico Bolsas (de basura, para llevar...) Envases de comida para llevar Envase de palillos Como hemos dicho, estas son algunas sugerencias de productos plásticos de los que puedes prescindir. Si quieres seguir adelante en tu guerra contra el plástico compartimos contigo una serie de pasos: 1. Utiliza pajitas de papel Hay opciones muy buenas a las típicas pajitas de plástico. Durante este año hemos visto cómo algunos restaurantes han optado por reemplazarlas, mientras que otros decidieron eliminarlas por completo.   Una buena idea es dejar de facilitar las pajitas a menos que lo soliciten: lleva las bebidas a una mesa sin pajitas y, si los clientes las solicitan, llévales una pajita de papel. De este modo, tus clientes usarán menos pajitas de lo normal, reduciendo el uso general de plásticos. 2. Utiliza recipientes de acero inoxidable en vez de plásticos La ventaja de usar este tipo de recipientes no es únicamente medioambiental, sino también culinaria. Y es que la comida que guardamos en envases de plástico tiende a coger el sabor y olor del mismo, mientras que si optamos por un recipiente de acero o loza esto no ocurre. 3. Hazte con dispensadores de vidrio, cerámica o acero inoxidable para guardar los condimentos De la misma forma que sucede con la comida pasa con los condimentos, sobre todo con las especias, que suelen ser muy aromáticas. Mantener sus propiedades organolépticas es más sencillo en frascos de vidrio que en botes de plástico. 4. Utiliza tapas para cubrir ollas, cacerolas o recipientes del estilo en lugar de film transparente En lugar de cubrir los alimentos con un envoltorio de plástico normal, utiliza papel de aluminio o incluso las propias tapas de acero. También puedes optar por papel encerado o papel pergamino asegurado con una goma elástica. O bien, lo más sencillo, un paño de cocina o una servilleta de tela sobre un frasco con una goma elástica. A la hora de almacenar alimentos también podemos elegir bolsas de silicona reutilizables que son aptas para ser congeladas. Las bolsas de silicona duran mucho más y son menos propensas a liberar toxinas que sus homólogas plásticas. El material base del que están hechos es sílice (arena derivada del cuarzo), que se encuentra comúnmente en todo el mundo. También puedes encontrar bolsas de tela lavables con cierre de cremallera o velcro, pero no tienen un cierre tan hermético y por lo general no se utilizan para cocinar. 5. Evita los productos plásticos de decoración Decorar tu restaurante está muy bien, es incluso necesario para convertirlo en un lugar acogedor. Sin embargo, muchos establecimientos tienden a comprar adornos de plástico. Te recomendamos que apeles a tu creatividad para utilizar elementos decorativos de otros materiales. Por ejemplo, puedes abogar por el bambú o el mimbre, que además de ser original, son muy estéticos. Y si no te lo crees, atento a este ejemplo: Foto: Pinterest 6. Cambia las bolsas de basura de plástico por otras biodegradables Los restaurantes generan elevadas cantidades de basura diarias. Si en vez de utilizar bolsas de plástico optas por bolsas biodegradables reduces considerablemente el impacto medioambiental. Estas bolsas suelen estar fabricadas con materiales como almidón de patata o maíz mezclado con fibras sintéticas degradables. Hay algunos restaurantes que van más allá y directamente eliminan las bolsas de basura. Es el caso de Silo, un establecimiento ubicado en Brighton (Reino Unido), que no cuenta con un cubo de basura en la cocina. Su chef, Douglas McMaster, es uno de los principales abanderados del movimiento “zero waste”, y utiliza todos los restos orgánicos que sobran como abono natural. 7. Asóciate con proveedores que utilicen materiales reciclables La conciencia medioambiental no implica solo que tu restaurante contribuya directamente a reducir los plásticos, sino que también involucres en esta tarea a tus proveedores. Si todos los negocios de hostelería estableciesen acuerdos únicamente con empresas sostenibles el impacto negativo se reduciría todavía más. 8. Compra la materia prima envuelta o empaquetada en papel o cajas de cartón Comprar ingredientes a granel no solo te ayudará a reducir los costes de los alimentos, sino a reducir el número de envases para tirar. La idea es la misma que en los supermercados: evitar el plástico que únicamente sirve para trasladar productos y sustituirlo por opciones más ecológicas. 9. ¿Ofreces la posibilidad de comprar comida para llevar? Facilita cubiertos de madera desechables o que estén fabricados a base de material reciclable No todos los pedidos para llevar tienen que incluir cubiertos, pues no siempre son necesarios. Si recibes pedidos “take away” por vía online una buena opción es incluir una pregunta en el proceso que sea "¿Necesita cubiertos?", para así saber en qué ocasiones los debes introducir. Si el pedido se realiza físicamente o por teléfono, realiza esta pregunta a los clientes directamente. 10. El café, en vasos de papel Cada vez son más las personas que piden en bares un café para llevar, bien sea de camino al trabajo o simplemente para dar un paseo. En lugar de utilizar vasos de plástico escoge otros de papel o que sean desechables. Lo mismo ocurre con los removedores: mejor que sean de madera. Reducir el plástico en tu bar o restaurante es más fácil de lo que crees. La clave está en adoptar estas pequeñas medidas diariamente e incorporarlas en tu día a día. Por otro lado puedes “educar” a tus clientes y acostumbrarles también a que ellos mismos soliciten diversas alternativas al plástico.  

Publicar en tus redes sociales algunos de tus platos está muy bien. De hecho, es una manera estupenda de darte a conocer entre los usuarios. Sin embargo, puedes multiplicar tu audiencia si utilizas bien los hashtags o etiquetas de tus publicaciones. La ecuación es clara: mayor alcance, mayores posibilidades de atraer a nuevos clientes. El hashtag es muy útil a la hora de encontrar contenido y conectar con usuarios que están hablando de temas similares. Te ayudamos con algunos de los 15 hashtags gastronómicos más populares con los que puedes incrementar el alcance de tu bar en las redes sociales. 1. #DíadelaCroqueta ¿Quién puede resistirse a comer una sola de estas delicias rebozadas? Todo el mundo ama las croquetas. Por eso, hablar de ellas en las redes sociales no puede traer más que buenas noticias. El 16 de enero se celebra el Día Internacional de la Croqueta, algo que ninguno de tus perfiles debe obviar. Puedes publicar imágenes, ofrecer datos curiosos o, incluso, compartir alguno de tus secretos para hacer la bechamel tan cremosa. Y no solo existe el día de la croqueta, también de muchos otros alimentos, ¡aprovéchalos! ¿Qué futbolista compartiría el hashtag? Sin duda, el gran Iniesta. 2. #Oktoberfest Es una de las citas más importantes del año en Alemania y se celebra en todo el mundo.  Puedes añadir algún que otro guiño a la gastronomía bávara en tu menú. Aunque no lo parezca, la comida juega un papel cada vez más importante en un día como este: los embutidos knockwurst y bierwurst o los deliciosos pretzels, pueden ser un comienzo. ¿Qué futbolista compartiría el hashtag? Toni Kroos 3. #PizzaTime Quizá una de las protagonistas ‘foodie’ de las redes sociales. No solo las Tortugas Ninja muestran una atracción salvaje hacia este manjar italiano, en cualquier plataforma puedes encontrar usuarios profesando un amor incondicional hacia ella. En esta etiqueta puedes visualizar distintas propuestas con las que inspirar tu menú o, por qué no, compartir tus mejores invenciones. ¿Qué futbolista compartiría el hashtag? Cual buen italiano, Buffon. 4. #BurgerManía La hamburguesa es uno de los platos más populares que existen. Para homenajear a este legendario plato puedes llevar a cabo muchas acciones: elaborar un top 10 de las mejores hamburguesas de tu local, promocionar una edición especial para el Día Internacional de la Hamburguesa, o hasta organizar un concurso para ver quién come el mayor número de ellas. ¿Qué futbolista compartiría el hashtag? David Villa, un asturiano muy ‘americanizado’. Eso sí, acompañada de una sidrina. 5. #CheeseLover En redes sociales puedes encontrar verdaderos apasionados del queso. Sobre todo accediendo a esta etiqueta, donde algunos muestran devoción por este producto lácteo. El 27 de marzo se celebra el Día del Queso, una fecha inmejorable para aprovechar. Por ejemplo, puedes compartir preguntas y datos curiosos sobre quesos, recetas únicas en las que utilices mucho queso. ¿Qué futbolista compartiría el hashtag? Después de que se fabricase un queso a partir de sus bacterias, David Beckham tiene todo el derecho a hablar sobre este alimento.  6. #SundayBrunch El Brunch es un concepto anglosajón que consiste en desayunar (breakfast) y comer (lunch) a la vez, de ahí el acrónimo. Esta idea está cada vez más de moda en nuestro país, aunque esto de desayunar tarde quizá sea una idea que nos suene bastante. ¿Qué futbolista compartiría el hashtag en redes sociales? Sergio Ramos en su faceta de influencer.   7. #GoVegan El veganismo ha dejado de ser una tendencia hasta convertirse en una realidad en nuestro país. La dieta de mucha gente ha cambiado, y dejar de consumir carne por razones ideológicas o morales se ha convertido en algo social. En redes sociales puedes encontrar conversaciones de todo tipo sobre el tema, y si en tu establecimiento ofreces menús “veggies”, ¿por qué no decirlo? Es una buena oportunidad para darte a conocer entre un segmento muy comprometido y agradecido.  ¿Qué futbolista compartiría el hashtag? Cualquiera del Forest Green Rovers, el primer equipo de fútbol vegano del mundo. 8. #StPatricksDay Da igual que tu establecimiento no esté relacionado con lo irlandés. ¿Qué es más nuestro que celebrar cualquier fiesta? El 17 de marzo se celebra el patrón de Irlanda, no solo en este país, sino también en otros rincones del mundo. Puedes decorar tu local con elementos verdes y compartirlo en redes, pues ese día hay una verdadera actividad en las plataformas sociales. Es una buena manera de llegar también a turistas que se dejan caer por nuestro país durante estas fechas. ¿Qué futbolista compartiría el hashtag? Roy Keane, un tipo duro y muy ‘Irish’. 9. #TacoTuesday What day is it, Lakers Nation?!?!🌮🌮🌮🌮🌮🌮🌮🌮🌮🌮🌮 pic.twitter.com/S5Q123vUim — Los Angeles Lakers (@Lakers) October 30, 2019 El jugador de baloncesto Lebron James y su familia empezaron a popularizar el concepto Taco Tuesday (Martes de tacos) en las redes sociales. Se trata de un  día especial de la semana en el que se engullen tacos como si no hubiera un mañana. Si tu restaurante no ofrece tacos, puede ser un buen ejemplo para que conviertas cualquier día de la semana en el elegido para que promociones  tu sabroso pincho de tortilla, al que podrías llamar, por ejemplo, #Pinchernes. ¿Qué futbolista compartiría este hashtag? Chicharito, como buen embajador mexicano.   10. #FoodPorn Este es uno de los hashtags más populares y utilizados en Instagram. Como el propio nombre indica, se trata de compartir aquella comida que despierta nuestros instintos más básicos con tan solo verla. La clave de este hashtag es compartir una fotografía que estimule, agite e incite a los clientes a acudir a tu negocio y comer ese plato sin siquiera pensar cuáles son sus ingredientes.   ¿Qué futbolista compartiría este hashtag? Cristiano Ronaldo, que despierta más o menos las mismas pasiones. 11. #Chocoholic El hashtag para los más chocolateros. Aquí encontrarás todo tipo de odas al chocolate. De hecho, es una de las principales etiquetas que nos ofrece Instagram a la hora de buscar delicias de cacao. ¿Tienes un postre que desafiaría hasta al mismísimo Willy Wonka? Este es el mejor hashtag al que te puedes referir cuando pretendas dirigirte a los más chocolateros. ¿Qué futbolista compartiría este hashtag? Joaquín es el candidato perfecto. 12. #TrueCook Un cocinero de verdad. Esta etiqueta puede serte de utilidad a la hora de compartir experiencias de cocina. Puedes realizar un vídeo corto mostrando a tus empleados en plena faena frente a los fogones o simplemente realizando una corta entrevista mientras prepara alguno de los platos más famosos de tu local. ¿Qué futbolista compartiría este hashtag? El Niño Torres es todo un cocinillas… Fuente: Youtube 13. #HappyHour La hora feliz de toda la vida. Si la llevas a la práctica en tu negocio, es importante hacerlo también en las redes sociales, donde puede llegar a muchas más personas. ¿A quién no le atrae una propuesta como esta? ¿Qué futbolista compartiría el hashtag? Dembelé, que suele llegar casi siempre tarde, seguro que se apuntaría a esta tendencia. 14. #ComidadeTodaLaVida La cocina tradicional y clásica cada vez es más difícil de encontrar en muchos bares y restaurantes del país. Con la proliferación de las cadenas y franquiciados, ser un establecimiento que ofrezca comida auténtica y de proximidad es un rasgo reseñable.  Puedes utilizar esta etiqueta para compartir recetas de antaño y reivindicar los platos de toda la vida. ¿Qué futbolista compartiría este hashtag? Vicente del Bosque, ‘el de toda la vida’. 15. #TGIF Thanks.God.It’s.Friday (gracias a Dios que es viernes) Esta expresión de origen anglosajón se hizo popular con el auge de Twitter. Se asocia con salir y juntarse en un bar o en un restaurante con amigos. Puede serte útil a la hora de promocionar algún tipo de oferta o simplemente para acercarte a la gente. ¿Qué futbolista compartiría este hashtag? Neymar ha demostrado cierta afición a las salidas nocturnas. El uso de hashtags sin duda aumentará la popularidad y exposición de tu restaurante en redes. Estos son algunos de los hashtags que más se viralizan o se nombran, pero no dejes de comprobar cuáles son las tendencias más populares. No te olvides de ser creativo y dar rienda suelta a tu imaginación, es lo que te llevará al camino del #éxito.

Queda tiempo, pero ve preparándote: la Unión Europea ha decidido que los plásticos desechables deben desaparecer en 2021. Esto también afecta a bares y restaurantes, especialmente si te has sumado a la tendencia ‘take away’ y ofreces comida para llevar. Esta iniciativa por parte de la UE responde a las necesidades de los consumidores. Cada vez son más conscientes de los problemas medioambientales y esperan que los restaurantes actúen en consecuencia. Reducir la dependencia de tu bar o restaurante en plásticos de un solo uso es una buena manera de mostrar a tus clientes de que tú también quieres aportar tu granito de arena en favor del medio ambiente. Aunque a priori puede parecer más difícil que ver a Guardiola capitaneando a los blancos, no tienes que asustarte. Existen alternativas desechables, no contaminantes y asequibles para todos los bolsillos.Te proponemos un puñado de medidas para que empieces a olvidar el plástico en tu negocio. Primer paso: elaborar un listado de los plásticos de los que prescindir Está demostrado que la sociedad está más concienciada sobre el uso que darle al plástico y a la hora de elegir un restaurante o bar, se priorizan las opciones responsables con el medio ambiente. Incluso los grandes futbolistas como Iniesta o El Guaje se muestran proactivos en la guerra contra el plástico, participando en el reto viral #YoElijoPlaneta, promovido por National Geographic. Probablemente el listado de productos plásticos que utilizas en tu día a día sea muy largo. Pero no te preocupes. Te recomendamos que empieces por los más básicos, para que después te sea más sencillo deshacerte de otros con más presencia. Puedes empezar a revisar el uso que le das o con qué materiales están fabricados. Por ejemplo: Botellas de agua Utensilios de cocina Copas o vasos de plástico Tapas de ollas o tuppers Rollo para embalaje, de plástico Bolsas (de basura, para llevar...) Envases de comida para llevar Envase de palillos Como hemos dicho, estas son algunas sugerencias de productos plásticos de los que puedes prescindir. Si quieres seguir adelante en tu guerra contra el plástico compartimos contigo una serie de pasos: 1. Utiliza pajitas de papel Hay opciones muy buenas a las típicas pajitas de plástico. Durante este año hemos visto cómo algunos restaurantes han optado por reemplazarlas, mientras que otros decidieron eliminarlas por completo.   Una buena idea es dejar de facilitar las pajitas a menos que lo soliciten: lleva las bebidas a una mesa sin pajitas y, si los clientes las solicitan, llévales una pajita de papel. De este modo, tus clientes usarán menos pajitas de lo normal, reduciendo el uso general de plásticos. 2. Utiliza recipientes de acero inoxidable en vez de plásticos La ventaja de usar este tipo de recipientes no es únicamente medioambiental, sino también culinaria. Y es que la comida que guardamos en envases de plástico tiende a coger el sabor y olor del mismo, mientras que si optamos por un recipiente de acero o loza esto no ocurre. 3. Hazte con dispensadores de vidrio, cerámica o acero inoxidable para guardar los condimentos De la misma forma que sucede con la comida pasa con los condimentos, sobre todo con las especias, que suelen ser muy aromáticas. Mantener sus propiedades organolépticas es más sencillo en frascos de vidrio que en botes de plástico. 4. Utiliza tapas para cubrir ollas, cacerolas o recipientes del estilo en lugar de film transparente En lugar de cubrir los alimentos con un envoltorio de plástico normal, utiliza papel de aluminio o incluso las propias tapas de acero. También puedes optar por papel encerado o papel pergamino asegurado con una goma elástica. O bien, lo más sencillo, un paño de cocina o una servilleta de tela sobre un frasco con una goma elástica. A la hora de almacenar alimentos también podemos elegir bolsas de silicona reutilizables que son aptas para ser congeladas. Las bolsas de silicona duran mucho más y son menos propensas a liberar toxinas que sus homólogas plásticas. El material base del que están hechos es sílice (arena derivada del cuarzo), que se encuentra comúnmente en todo el mundo. También puedes encontrar bolsas de tela lavables con cierre de cremallera o velcro, pero no tienen un cierre tan hermético y por lo general no se utilizan para cocinar. 5. Evita los productos plásticos de decoración Decorar tu restaurante está muy bien, es incluso necesario para convertirlo en un lugar acogedor. Sin embargo, muchos establecimientos tienden a comprar adornos de plástico. Te recomendamos que apeles a tu creatividad para utilizar elementos decorativos de otros materiales. Por ejemplo, puedes abogar por el bambú o el mimbre, que además de ser original, son muy estéticos. Y si no te lo crees, atento a este ejemplo: Foto: Pinterest 6. Cambia las bolsas de basura de plástico por otras biodegradables Los restaurantes generan elevadas cantidades de basura diarias. Si en vez de utilizar bolsas de plástico optas por bolsas biodegradables reduces considerablemente el impacto medioambiental. Estas bolsas suelen estar fabricadas con materiales como almidón de patata o maíz mezclado con fibras sintéticas degradables. Hay algunos restaurantes que van más allá y directamente eliminan las bolsas de basura. Es el caso de Silo, un establecimiento ubicado en Brighton (Reino Unido), que no cuenta con un cubo de basura en la cocina. Su chef, Douglas McMaster, es uno de los principales abanderados del movimiento “zero waste”, y utiliza todos los restos orgánicos que sobran como abono natural. 7. Asóciate con proveedores que utilicen materiales reciclables La conciencia medioambiental no implica solo que tu restaurante contribuya directamente a reducir los plásticos, sino que también involucres en esta tarea a tus proveedores. Si todos los negocios de hostelería estableciesen acuerdos únicamente con empresas sostenibles el impacto negativo se reduciría todavía más. 8. Compra la materia prima envuelta o empaquetada en papel o cajas de cartón Comprar ingredientes a granel no solo te ayudará a reducir los costes de los alimentos, sino a reducir el número de envases para tirar. La idea es la misma que en los supermercados: evitar el plástico que únicamente sirve para trasladar productos y sustituirlo por opciones más ecológicas. 9. ¿Ofreces la posibilidad de comprar comida para llevar? Facilita cubiertos de madera desechables o que estén fabricados a base de material reciclable No todos los pedidos para llevar tienen que incluir cubiertos, pues no siempre son necesarios. Si recibes pedidos “take away” por vía online una buena opción es incluir una pregunta en el proceso que sea "¿Necesita cubiertos?", para así saber en qué ocasiones los debes introducir. Si el pedido se realiza físicamente o por teléfono, realiza esta pregunta a los clientes directamente. 10. El café, en vasos de papel Cada vez son más las personas que piden en bares un café para llevar, bien sea de camino al trabajo o simplemente para dar un paseo. En lugar de utilizar vasos de plástico escoge otros de papel o que sean desechables. Lo mismo ocurre con los removedores: mejor que sean de madera. Reducir el plástico en tu bar o restaurante es más fácil de lo que crees. La clave está en adoptar estas pequeñas medidas diariamente e incorporarlas en tu día a día. Por otro lado puedes “educar” a tus clientes y acostumbrarles también a que ellos mismos soliciten diversas alternativas al plástico.  

Publicar en tus redes sociales algunos de tus platos está muy bien. De hecho, es una manera estupenda de darte a conocer entre los usuarios. Sin embargo, puedes multiplicar tu audiencia si utilizas bien los hashtags o etiquetas de tus publicaciones. La ecuación es clara: mayor alcance, mayores posibilidades de atraer a nuevos clientes. El hashtag es muy útil a la hora de encontrar contenido y conectar con usuarios que están hablando de temas similares. Te ayudamos con algunos de los 15 hashtags gastronómicos más populares con los que puedes incrementar el alcance de tu bar en las redes sociales. 1. #DíadelaCroqueta ¿Quién puede resistirse a comer una sola de estas delicias rebozadas? Todo el mundo ama las croquetas. Por eso, hablar de ellas en las redes sociales no puede traer más que buenas noticias. El 16 de enero se celebra el Día Internacional de la Croqueta, algo que ninguno de tus perfiles debe obviar. Puedes publicar imágenes, ofrecer datos curiosos o, incluso, compartir alguno de tus secretos para hacer la bechamel tan cremosa. Y no solo existe el día de la croqueta, también de muchos otros alimentos, ¡aprovéchalos! ¿Qué futbolista compartiría el hashtag? Sin duda, el gran Iniesta. 2. #Oktoberfest Es una de las citas más importantes del año en Alemania y se celebra en todo el mundo.  Puedes añadir algún que otro guiño a la gastronomía bávara en tu menú. Aunque no lo parezca, la comida juega un papel cada vez más importante en un día como este: los embutidos knockwurst y bierwurst o los deliciosos pretzels, pueden ser un comienzo. ¿Qué futbolista compartiría el hashtag? Toni Kroos 3. #PizzaTime Quizá una de las protagonistas ‘foodie’ de las redes sociales. No solo las Tortugas Ninja muestran una atracción salvaje hacia este manjar italiano, en cualquier plataforma puedes encontrar usuarios profesando un amor incondicional hacia ella. En esta etiqueta puedes visualizar distintas propuestas con las que inspirar tu menú o, por qué no, compartir tus mejores invenciones. ¿Qué futbolista compartiría el hashtag? Cual buen italiano, Buffon. 4. #BurgerManía La hamburguesa es uno de los platos más populares que existen. Para homenajear a este legendario plato puedes llevar a cabo muchas acciones: elaborar un top 10 de las mejores hamburguesas de tu local, promocionar una edición especial para el Día Internacional de la Hamburguesa, o hasta organizar un concurso para ver quién come el mayor número de ellas. ¿Qué futbolista compartiría el hashtag? David Villa, un asturiano muy ‘americanizado’. Eso sí, acompañada de una sidrina. 5. #CheeseLover En redes sociales puedes encontrar verdaderos apasionados del queso. Sobre todo accediendo a esta etiqueta, donde algunos muestran devoción por este producto lácteo. El 27 de marzo se celebra el Día del Queso, una fecha inmejorable para aprovechar. Por ejemplo, puedes compartir preguntas y datos curiosos sobre quesos, recetas únicas en las que utilices mucho queso. ¿Qué futbolista compartiría el hashtag? Después de que se fabricase un queso a partir de sus bacterias, David Beckham tiene todo el derecho a hablar sobre este alimento.  6. #SundayBrunch El Brunch es un concepto anglosajón que consiste en desayunar (breakfast) y comer (lunch) a la vez, de ahí el acrónimo. Esta idea está cada vez más de moda en nuestro país, aunque esto de desayunar tarde quizá sea una idea que nos suene bastante. ¿Qué futbolista compartiría el hashtag en redes sociales? Sergio Ramos en su faceta de influencer.   7. #GoVegan El veganismo ha dejado de ser una tendencia hasta convertirse en una realidad en nuestro país. La dieta de mucha gente ha cambiado, y dejar de consumir carne por razones ideológicas o morales se ha convertido en algo social. En redes sociales puedes encontrar conversaciones de todo tipo sobre el tema, y si en tu establecimiento ofreces menús “veggies”, ¿por qué no decirlo? Es una buena oportunidad para darte a conocer entre un segmento muy comprometido y agradecido.  ¿Qué futbolista compartiría el hashtag? Cualquiera del Forest Green Rovers, el primer equipo de fútbol vegano del mundo. 8. #StPatricksDay Da igual que tu establecimiento no esté relacionado con lo irlandés. ¿Qué es más nuestro que celebrar cualquier fiesta? El 17 de marzo se celebra el patrón de Irlanda, no solo en este país, sino también en otros rincones del mundo. Puedes decorar tu local con elementos verdes y compartirlo en redes, pues ese día hay una verdadera actividad en las plataformas sociales. Es una buena manera de llegar también a turistas que se dejan caer por nuestro país durante estas fechas. ¿Qué futbolista compartiría el hashtag? Roy Keane, un tipo duro y muy ‘Irish’. 9. #TacoTuesday What day is it, Lakers Nation?!?!🌮🌮🌮🌮🌮🌮🌮🌮🌮🌮🌮 pic.twitter.com/S5Q123vUim — Los Angeles Lakers (@Lakers) October 30, 2019 El jugador de baloncesto Lebron James y su familia empezaron a popularizar el concepto Taco Tuesday (Martes de tacos) en las redes sociales. Se trata de un  día especial de la semana en el que se engullen tacos como si no hubiera un mañana. Si tu restaurante no ofrece tacos, puede ser un buen ejemplo para que conviertas cualquier día de la semana en el elegido para que promociones  tu sabroso pincho de tortilla, al que podrías llamar, por ejemplo, #Pinchernes. ¿Qué futbolista compartiría este hashtag? Chicharito, como buen embajador mexicano.   10. #FoodPorn Este es uno de los hashtags más populares y utilizados en Instagram. Como el propio nombre indica, se trata de compartir aquella comida que despierta nuestros instintos más básicos con tan solo verla. La clave de este hashtag es compartir una fotografía que estimule, agite e incite a los clientes a acudir a tu negocio y comer ese plato sin siquiera pensar cuáles son sus ingredientes.   ¿Qué futbolista compartiría este hashtag? Cristiano Ronaldo, que despierta más o menos las mismas pasiones. 11. #Chocoholic El hashtag para los más chocolateros. Aquí encontrarás todo tipo de odas al chocolate. De hecho, es una de las principales etiquetas que nos ofrece Instagram a la hora de buscar delicias de cacao. ¿Tienes un postre que desafiaría hasta al mismísimo Willy Wonka? Este es el mejor hashtag al que te puedes referir cuando pretendas dirigirte a los más chocolateros. ¿Qué futbolista compartiría este hashtag? Joaquín es el candidato perfecto. 12. #TrueCook Un cocinero de verdad. Esta etiqueta puede serte de utilidad a la hora de compartir experiencias de cocina. Puedes realizar un vídeo corto mostrando a tus empleados en plena faena frente a los fogones o simplemente realizando una corta entrevista mientras prepara alguno de los platos más famosos de tu local. ¿Qué futbolista compartiría este hashtag? El Niño Torres es todo un cocinillas… Fuente: Youtube 13. #HappyHour La hora feliz de toda la vida. Si la llevas a la práctica en tu negocio, es importante hacerlo también en las redes sociales, donde puede llegar a muchas más personas. ¿A quién no le atrae una propuesta como esta? ¿Qué futbolista compartiría el hashtag? Dembelé, que suele llegar casi siempre tarde, seguro que se apuntaría a esta tendencia. 14. #ComidadeTodaLaVida La cocina tradicional y clásica cada vez es más difícil de encontrar en muchos bares y restaurantes del país. Con la proliferación de las cadenas y franquiciados, ser un establecimiento que ofrezca comida auténtica y de proximidad es un rasgo reseñable.  Puedes utilizar esta etiqueta para compartir recetas de antaño y reivindicar los platos de toda la vida. ¿Qué futbolista compartiría este hashtag? Vicente del Bosque, ‘el de toda la vida’. 15. #TGIF Thanks.God.It’s.Friday (gracias a Dios que es viernes) Esta expresión de origen anglosajón se hizo popular con el auge de Twitter. Se asocia con salir y juntarse en un bar o en un restaurante con amigos. Puede serte útil a la hora de promocionar algún tipo de oferta o simplemente para acercarte a la gente. ¿Qué futbolista compartiría este hashtag? Neymar ha demostrado cierta afición a las salidas nocturnas. El uso de hashtags sin duda aumentará la popularidad y exposición de tu restaurante en redes. Estos son algunos de los hashtags que más se viralizan o se nombran, pero no dejes de comprobar cuáles son las tendencias más populares. No te olvides de ser creativo y dar rienda suelta a tu imaginación, es lo que te llevará al camino del #éxito.

Probablemente hayas escuchado hablar del libro Guinness de los Récords, una publicación anual que recoge los récords mundiales más destacados. Muchos establecimientos ven la oportunidad de darse a conocer entre mucha gente y utilizan este tipo de logros para convertirse en un reclamo a nivel mundial. Ser el vendedor del hot-dog más grande del mundo, ofrecer la mayor pizza jamás servida o convertirse en el restaurante más grande (en cuanto a espacio) del mundo son algunos de los hitos que pueden convertir a un establecimiento normal en algo más, en una experiencia en sí. No hace falta que te rompas la cabeza y te pongas a intentar romper todos los récords posibles, que no todos somos Messi. Si de verdad quieres diferenciarte del resto, márcate un objetivo real, que sea original, que no pueda conseguir todo el mundo. Esto acercará la posibilidad de convertirte en una referencia. Te mostramos algunos de los récords mundiales más curiosos, sobre comida y restaurantes, para que te inspires. 1. El chef más anciano del mundo La Vanguardia Japón es uno de los países que goza de una esperanza de vida más alta: de 81 años para los hombres y 87 años para las mujeres. De hecho, muchos estudios prevén que en el año 2050, el 40% de la población tendrá más de 65 años. No es de extrañar, pues, que el chef más anciano del mundo sea japonés. Se llama Jiro Ono y con 94 años es una de las mayores referencias mundiales en lo que al sushi respecta. Es tan excelente en lo suyo que figuras de la política tan distinguidas como Obama o el emperador de Japón han probado las delicias de este nonagenario cocinero. Sukiyabashi Jiro, así se llama el reconocido restaurante, abrió sus puertas en el distrito de Ginza en 1965. Es tan exclusivo que quienes quieran realizar una reserva deben estar preparados para gastar al menos 40,000 yenes (alrededor de 350 euros). Ojo, porque además tienen ser clientes habituales, reservar a través de un conserje en su hotel de lujo o simplemente tener conexiones especiales. Yo que tú empezaba por revisar las partidas de nacimiento de tus empleados, quizá no lo sabes y tu cocinero es el más anciano de España, por ejemplo.   2. La escultura de queso (comestible) más grande del mundo upi.com The Melt, una cadena de restaurantes de queso norteamericana, se propuso como reto producir la mayor mayor escultura de queso del mundo. El trabajo lo realizó Troy Landwehr, que partió de una única pieza de 907,2 kg de cheddar curado. El ‘Miguel Ángel del queso’ creó una obra de arte comestible que medía 114.3 cm de alto por 96.52 cm de diámetro. THE MELT Celebrates National Cheeseburger Day by Breaking the Guinness World Records Title for Largest Cheese Sculpture . Le llevó más de 30 moldear semejante cantidad de queso. La pieza final pesaba la friolera de 691.27 kg, rompiendo el anterior récord de 419.57 kg que logró Sarah Kaufmann, otra estadounidense, en 2011. 3. 75 horas seguidas cocinando Maliha Mohammed, una chef de 36 años de Mombasa, Kenia, cocinó durante 75 horas sin parar, estableciendo un nuevo récord mundial en Kenya Bay Beach Resort en Mombasa. La chef comenzó a cocinar el jueves 15 de agosto de 2019, exactamente a las 10.00 a.m., y estuvo haciéndolo hasta las 13.03 p.m. del domingo 18 de agosto. Batió el récord establecido por Rickey Lumpkin de California en los Estados Unidos, que cocinó durante 68 horas, 30 minutos y un segundo, en diciembre de 2018. Maliha preparó más de 400 recetas de cocina swahili y otros alimentos locales de todo el país. Y no solo eso, a pesar de la fatiga y los pies hinchados, también preparó algunas comidas internacionales. Por ejemplo, más de 10 tipos de pizza distintos. Cocinó "mandazi, biryani, chapati, frijoles de coco, pollo periperi, githeri, mukimo, pescado frito, tocino y algunos jugos", apunta uno de los medios que se acercó a atestiguar el hito. 4. La mayor pizza jamás servida World Record Guiness En Burlson, Texas (EE.UU) el Moontower Pizza Bar ofrece la posibilidad de engullir 1,98m2 de pizza. Una cantidad tan grande que probablemente ni Higuaín ni Ronaldo Nazario con más hambre que el tamagochi de un sordo se la podrían acabar. La gente del pueblo la bautizó como 'The Bus' (El Autobús) por su forma contundente y rectangular. Hay que pedirla con 48 horas de antelación y cuesta 299,95 dólares. Eso sí, puedes añadir cualquier topping que quieras. La parte negativa es que solo se realizan entregas en suelo estadounidense… ¿Te animas a importar la idea? 5. El restaurante más antiguo del mundo Según el libro Guinness de los Récords este récord lo ostenta un restaurante español. El Restaurante Botín, situado al lado de la Plaza Mayor de Madrid, abrió sus puertas en 1725. Jean Botín y su esposa acudieron a la capital con la intención de trabajar para un noble de la corte real. El restaurante cuenta con cuatro pisos de los que se conserva el interior original de cada uno de ellos además del horno de leña de antaño, con fecha de 1868. El establecimiento se ha convertido ya en una atracción para los turistas, además de que se encuentra en el centro de la capital española, donde se suele concentrar el mayor número de visitantes. El matrimonio Botín falleció sin dejar ninguna descendencia así que su sobrino tomó las riendas del negocio. Por eso hoy en día ya no se conoce como Restaurante Botín u Hostería Botín, sino Sobrino de Botín. Como ves, no es fácil hacerse con la insignia Récord Guinness. Es necesario un gran esfuerzo, tanto por tu parte como por la que le toca al cliente. Sin embargo, lograr un hito de estas características puede resultar muy atractivo para potenciales clientes y también beneficioso para el reconocimiento de tu establecimiento. Lo puedes compartir en redes sociales o lo puedes compartir con la prensa, depende de ti. Ahora es tu turno, piensa ¿cuál podría ser el Récord Guinness que tienes más a mano?

Llegamos al final de 2019 prácticamente sin darnos cuenta y, además de sacar el turrón, toca pensar en cómo aprovechar la época de Navidad en tu bar o restaurante. Importante: este año la celebración pre-navideña en tu establecimiento será con ‘El Clásico’ del 18 de diciembre. Convoca a todos tus clientes ese día y asegúrate de que no se lo pierden. La competitividad manda, y no puedes ser el único de todo el barrio que escape a las iniciativas propias de la campaña navideña. Sin embargo, debes buscar la forma de diferenciarte de tu competencia y destacar ante los clientes para que se decanten por tu negocio. Esto no siempre es fácil, especialmente en un mundo en el que la inmediatez y amplitud de opciones que proporcionan las redes sociales nos obliga a distinguirnos con ideas sorprendentes. El factor sorpresa unido a la originalidad de la época de Navidad son las principales características que debes tener en cuenta. Eso sí, procura que las sorpresas sean positivas, pues hay ocasiones en las que no todo vale para vender… Más allá de acoger cenas y comidas de Navidad, puedes explorar nuevas ideas creativas de marketing para llevar a cabo durante todo el mes. Acontinuación te desvelamos 7 posibles acciones originales. 1. “Buscando al Grinch”, el concurso de disfraces que todos esperan Paradójicamente, el Grinch es uno de los personajes que más se asocian a la Navidad. ¿Por qué no dedicarle un día y organizar un concurso de disfraces en tu bar? Es un personaje conocido, no excesivamente complicado de imitar y  cuyo resultado puede ser muy divertido (y, sobre todo, diferenciador). Anúncialo a bombo y platillo en tu página web y redes sociales. Incluso puedes enviar una newsletter específica avisando de que habrá un concurso y animando a los clientes a acudir a tu bar. Para captar la atención de grupos, una idea interesante puede ser ofrecer descuentos en consumiciones a aquellos grupos de más de cuatro personas en que vengan disfrazados. Así consigues que entre ellos compartan el evento y llenen tu negocio ese día. Como premio puedes regalar una cesta de Navidad, algo típico de los bares en estas fechas. Eso sí, cuenta con que quizá alguien aparezca disfrazado de Mourinho… Todo puede pasar. 2. Organiza un brunch navideño En línea con la generosidad que emana el espíritu navideño, esta es una buena época para tener un detalle con tus clientes. Una forma de agradecerles su fidelidad y confianza en ti es compartir con ellos un brunch en el que les invites a desayunar. La elección del formato brunch es simple: está de moda, y eso puede incitar a los comensales a compartirlo en sus redes sociales, de forma que incrementen la visibilidad de tu bar. 3. La porra navideña Navidad y vacaciones, dos realidades indisociables… también para los futbolistas. Especialmente, en el caso de LaLiga, que para del 23 de diciembre al 2 de enero. ¿Qué hacer esos días para que los fieles que ven cada partido en tu bar sigan visitándote? Fácil, una porra alternativa. En un post anterior te dimos algunas ideas de formatos.  Pero ahora, tienes que darle una vuelta. Te proponemos hacer una porra alternativa con algunos deportes que normalmente no forman parte de estos juegos. Puede ser una buena opción para, risas mediante, atraer a tus clientes y que se diviertan viendo competiciones que usualmente no siguen y donde el azar tendrá un papel más que relevante para dilucidar el ganador de la porra. Por ejemplo: ¿Quién ganará la San Silvestre Vallecana? ¿Qué equipo alevín levantará la copa en el torneo LaLigaPromises? ¿Cuánto tardará el ganador de la tradicional Copa Nadal de Barcelona? ¿Y el último que llegará? ¿Quién va a subir a lo más alto del podio en los saltos de trampolín de Garmisch-Partenkirchen? (para que te entiendan: los saltos de esquí después del concierto de la Orquesta Filarmónica de Viena del 1 de enero. ¡Míticos!) Ya nos imaginamos a tus clientes divididos y animando sin descanso al japonés Ryōyū Kobayashi, al polaco Kamil Stoch o al noruego Daniel-André Tande. Por ejemplo. 4. Promueve una cena benéfica Navidad es un período muy apropiado para dar rienda suelta a nuestra solidaridad, y qué mejor manera de hacerlo que de forma benéfica. Te recomendamos que elijas un día entre semana, dado que los fines de semana de diciembre son complicados por cenas de empresa y festivos. Anuncia que todo lo que se recaude durante esa cena irá destinado a una asociación o entidad benéfica. Iniciativas como esta no solo incentivan a los clientes a cenar en tu restaurante, sino que además refuerzan la reputación del negocio a nivel social, algo cada vez más valorado por las nuevas generaciones. 5. El amigo invisible futbolero Reúne a tus fieles más futboleros un día en Navidad, seguro que con el parón e LaLiga estarán ansiosos por comentar entre ellos la actualidad, acostumbrados como están a verse al menos dos veces por semana. ¿La excusa? Un amigo invisible entre aficionados. ¿Te imaginas los regalos “con mala leche” que se pueden hacer entre ellos en función de la situación de su equipo? Las risas -y las consumiciones- están aseguradas. Ya divisamos a ese seguidor culé regalando al acérrimo madridista la mítica bandera de Gales: Fuente: Euroweekly News O a ese fan de Osasuna al que le cae como regalo la bufanda del Logroñés para que no coja frío en Navidad. Por no hablar del colchonero que recibirá el calendario de cocina 2020 del Real Madrid y la foto de Griezzman celebrando goles como culé, el madridista que se lleve la postal firmada de Morata o las orejeras del Oviedo que le van a regalar al del Sporting de Gijón. Imaginación -y diversión- al poder. 6. Crea una tarjeta de descuento por fidelización en Navidad Puede ser buena opción repartir entre tus clientes una tarjeta en la que pongas un sello por cada desayuno, comida o cena que efectúen en tu establecimiento. Si reúnen cinco consumiciones durante el mes de diciembre, les puedes regalar la sexta. Esta iniciativa se puede llevar a cabo tanto de forma física entre los clientes de toda la vida de tu bar, como digitalmente. Por ejemplo, puedes ofrecerla en la app de tu restaurante, o crear una app específica para esta acción de fidelización. 7. Personaliza tus dulces y dales un toque navideño En lugar de optar por productos más clásicos como el turrón o los polvorones, te proponemos crear tus propios dulces de Navidad. Un ejemplo: puedes hornear galletas con forma de árbol o estrella y decorarlas con motivos navideños. Una vez las tengas, regala una galleta con cada café que te pidan. Además de crear un ambiente más propio de la época, conseguirás sacar una sonrisa a tus clientes. Y eso, casi siempre, vale mucho más que cualquier palabra. Aquí tienes una pequeña inspiración: Son muchas las acciones que puedes realizar en la época navideña para fidelizar a tus clientes y captar algunos nuevos. Trata de que sean lo más originales posible y no excesivamente invasivas, pero que te permitan destacar sobre tu competencia. Lo importante es que, sea lo que sea lo que decidas hacer, lo lleves a cabo con ilusión, y que así lo transmitas a quien te visite en el bar.

Probablemente hayas escuchado hablar del libro Guinness de los Récords, una publicación anual que recoge los récords mundiales más destacados. Muchos establecimientos ven la oportunidad de darse a conocer entre mucha gente y utilizan este tipo de logros para convertirse en un reclamo a nivel mundial. Ser el vendedor del hot-dog más grande del mundo, ofrecer la mayor pizza jamás servida o convertirse en el restaurante más grande (en cuanto a espacio) del mundo son algunos de los hitos que pueden convertir a un establecimiento normal en algo más, en una experiencia en sí. No hace falta que te rompas la cabeza y te pongas a intentar romper todos los récords posibles, que no todos somos Messi. Si de verdad quieres diferenciarte del resto, márcate un objetivo real, que sea original, que no pueda conseguir todo el mundo. Esto acercará la posibilidad de convertirte en una referencia. Te mostramos algunos de los récords mundiales más curiosos, sobre comida y restaurantes, para que te inspires. 1. El chef más anciano del mundo La Vanguardia Japón es uno de los países que goza de una esperanza de vida más alta: de 81 años para los hombres y 87 años para las mujeres. De hecho, muchos estudios prevén que en el año 2050, el 40% de la población tendrá más de 65 años. No es de extrañar, pues, que el chef más anciano del mundo sea japonés. Se llama Jiro Ono y con 94 años es una de las mayores referencias mundiales en lo que al sushi respecta. Es tan excelente en lo suyo que figuras de la política tan distinguidas como Obama o el emperador de Japón han probado las delicias de este nonagenario cocinero. Sukiyabashi Jiro, así se llama el reconocido restaurante, abrió sus puertas en el distrito de Ginza en 1965. Es tan exclusivo que quienes quieran realizar una reserva deben estar preparados para gastar al menos 40,000 yenes (alrededor de 350 euros). Ojo, porque además tienen ser clientes habituales, reservar a través de un conserje en su hotel de lujo o simplemente tener conexiones especiales. Yo que tú empezaba por revisar las partidas de nacimiento de tus empleados, quizá no lo sabes y tu cocinero es el más anciano de España, por ejemplo.   2. La escultura de queso (comestible) más grande del mundo upi.com The Melt, una cadena de restaurantes de queso norteamericana, se propuso como reto producir la mayor mayor escultura de queso del mundo. El trabajo lo realizó Troy Landwehr, que partió de una única pieza de 907,2 kg de cheddar curado. El ‘Miguel Ángel del queso’ creó una obra de arte comestible que medía 114.3 cm de alto por 96.52 cm de diámetro. THE MELT Celebrates National Cheeseburger Day by Breaking the Guinness World Records Title for Largest Cheese Sculpture . Le llevó más de 30 moldear semejante cantidad de queso. La pieza final pesaba la friolera de 691.27 kg, rompiendo el anterior récord de 419.57 kg que logró Sarah Kaufmann, otra estadounidense, en 2011. 3. 75 horas seguidas cocinando Maliha Mohammed, una chef de 36 años de Mombasa, Kenia, cocinó durante 75 horas sin parar, estableciendo un nuevo récord mundial en Kenya Bay Beach Resort en Mombasa. La chef comenzó a cocinar el jueves 15 de agosto de 2019, exactamente a las 10.00 a.m., y estuvo haciéndolo hasta las 13.03 p.m. del domingo 18 de agosto. Batió el récord establecido por Rickey Lumpkin de California en los Estados Unidos, que cocinó durante 68 horas, 30 minutos y un segundo, en diciembre de 2018. Maliha preparó más de 400 recetas de cocina swahili y otros alimentos locales de todo el país. Y no solo eso, a pesar de la fatiga y los pies hinchados, también preparó algunas comidas internacionales. Por ejemplo, más de 10 tipos de pizza distintos. Cocinó "mandazi, biryani, chapati, frijoles de coco, pollo periperi, githeri, mukimo, pescado frito, tocino y algunos jugos", apunta uno de los medios que se acercó a atestiguar el hito. 4. La mayor pizza jamás servida World Record Guiness En Burlson, Texas (EE.UU) el Moontower Pizza Bar ofrece la posibilidad de engullir 1,98m2 de pizza. Una cantidad tan grande que probablemente ni Higuaín ni Ronaldo Nazario con más hambre que el tamagochi de un sordo se la podrían acabar. La gente del pueblo la bautizó como 'The Bus' (El Autobús) por su forma contundente y rectangular. Hay que pedirla con 48 horas de antelación y cuesta 299,95 dólares. Eso sí, puedes añadir cualquier topping que quieras. La parte negativa es que solo se realizan entregas en suelo estadounidense… ¿Te animas a importar la idea? 5. El restaurante más antiguo del mundo Según el libro Guinness de los Récords este récord lo ostenta un restaurante español. El Restaurante Botín, situado al lado de la Plaza Mayor de Madrid, abrió sus puertas en 1725. Jean Botín y su esposa acudieron a la capital con la intención de trabajar para un noble de la corte real. El restaurante cuenta con cuatro pisos de los que se conserva el interior original de cada uno de ellos además del horno de leña de antaño, con fecha de 1868. El establecimiento se ha convertido ya en una atracción para los turistas, además de que se encuentra en el centro de la capital española, donde se suele concentrar el mayor número de visitantes. El matrimonio Botín falleció sin dejar ninguna descendencia así que su sobrino tomó las riendas del negocio. Por eso hoy en día ya no se conoce como Restaurante Botín u Hostería Botín, sino Sobrino de Botín. Como ves, no es fácil hacerse con la insignia Récord Guinness. Es necesario un gran esfuerzo, tanto por tu parte como por la que le toca al cliente. Sin embargo, lograr un hito de estas características puede resultar muy atractivo para potenciales clientes y también beneficioso para el reconocimiento de tu establecimiento. Lo puedes compartir en redes sociales o lo puedes compartir con la prensa, depende de ti. Ahora es tu turno, piensa ¿cuál podría ser el Récord Guinness que tienes más a mano?

Llegamos al final de 2019 prácticamente sin darnos cuenta y, además de sacar el turrón, toca pensar en cómo aprovechar la época de Navidad en tu bar o restaurante. Importante: este año la celebración pre-navideña en tu establecimiento será con ‘El Clásico’ del 18 de diciembre. Convoca a todos tus clientes ese día y asegúrate de que no se lo pierden. La competitividad manda, y no puedes ser el único de todo el barrio que escape a las iniciativas propias de la campaña navideña. Sin embargo, debes buscar la forma de diferenciarte de tu competencia y destacar ante los clientes para que se decanten por tu negocio. Esto no siempre es fácil, especialmente en un mundo en el que la inmediatez y amplitud de opciones que proporcionan las redes sociales nos obliga a distinguirnos con ideas sorprendentes. El factor sorpresa unido a la originalidad de la época de Navidad son las principales características que debes tener en cuenta. Eso sí, procura que las sorpresas sean positivas, pues hay ocasiones en las que no todo vale para vender… Más allá de acoger cenas y comidas de Navidad, puedes explorar nuevas ideas creativas de marketing para llevar a cabo durante todo el mes. Acontinuación te desvelamos 7 posibles acciones originales. 1. “Buscando al Grinch”, el concurso de disfraces que todos esperan Paradójicamente, el Grinch es uno de los personajes que más se asocian a la Navidad. ¿Por qué no dedicarle un día y organizar un concurso de disfraces en tu bar? Es un personaje conocido, no excesivamente complicado de imitar y  cuyo resultado puede ser muy divertido (y, sobre todo, diferenciador). Anúncialo a bombo y platillo en tu página web y redes sociales. Incluso puedes enviar una newsletter específica avisando de que habrá un concurso y animando a los clientes a acudir a tu bar. Para captar la atención de grupos, una idea interesante puede ser ofrecer descuentos en consumiciones a aquellos grupos de más de cuatro personas en que vengan disfrazados. Así consigues que entre ellos compartan el evento y llenen tu negocio ese día. Como premio puedes regalar una cesta de Navidad, algo típico de los bares en estas fechas. Eso sí, cuenta con que quizá alguien aparezca disfrazado de Mourinho… Todo puede pasar. 2. Organiza un brunch navideño En línea con la generosidad que emana el espíritu navideño, esta es una buena época para tener un detalle con tus clientes. Una forma de agradecerles su fidelidad y confianza en ti es compartir con ellos un brunch en el que les invites a desayunar. La elección del formato brunch es simple: está de moda, y eso puede incitar a los comensales a compartirlo en sus redes sociales, de forma que incrementen la visibilidad de tu bar. 3. La porra navideña Navidad y vacaciones, dos realidades indisociables… también para los futbolistas. Especialmente, en el caso de LaLiga, que para del 23 de diciembre al 2 de enero. ¿Qué hacer esos días para que los fieles que ven cada partido en tu bar sigan visitándote? Fácil, una porra alternativa. En un post anterior te dimos algunas ideas de formatos.  Pero ahora, tienes que darle una vuelta. Te proponemos hacer una porra alternativa con algunos deportes que normalmente no forman parte de estos juegos. Puede ser una buena opción para, risas mediante, atraer a tus clientes y que se diviertan viendo competiciones que usualmente no siguen y donde el azar tendrá un papel más que relevante para dilucidar el ganador de la porra. Por ejemplo: ¿Quién ganará la San Silvestre Vallecana? ¿Qué equipo alevín levantará la copa en el torneo LaLigaPromises? ¿Cuánto tardará el ganador de la tradicional Copa Nadal de Barcelona? ¿Y el último que llegará? ¿Quién va a subir a lo más alto del podio en los saltos de trampolín de Garmisch-Partenkirchen? (para que te entiendan: los saltos de esquí después del concierto de la Orquesta Filarmónica de Viena del 1 de enero. ¡Míticos!) Ya nos imaginamos a tus clientes divididos y animando sin descanso al japonés Ryōyū Kobayashi, al polaco Kamil Stoch o al noruego Daniel-André Tande. Por ejemplo. 4. Promueve una cena benéfica Navidad es un período muy apropiado para dar rienda suelta a nuestra solidaridad, y qué mejor manera de hacerlo que de forma benéfica. Te recomendamos que elijas un día entre semana, dado que los fines de semana de diciembre son complicados por cenas de empresa y festivos. Anuncia que todo lo que se recaude durante esa cena irá destinado a una asociación o entidad benéfica. Iniciativas como esta no solo incentivan a los clientes a cenar en tu restaurante, sino que además refuerzan la reputación del negocio a nivel social, algo cada vez más valorado por las nuevas generaciones. 5. El amigo invisible futbolero Reúne a tus fieles más futboleros un día en Navidad, seguro que con el parón e LaLiga estarán ansiosos por comentar entre ellos la actualidad, acostumbrados como están a verse al menos dos veces por semana. ¿La excusa? Un amigo invisible entre aficionados. ¿Te imaginas los regalos “con mala leche” que se pueden hacer entre ellos en función de la situación de su equipo? Las risas -y las consumiciones- están aseguradas. Ya divisamos a ese seguidor culé regalando al acérrimo madridista la mítica bandera de Gales: Fuente: Euroweekly News O a ese fan de Osasuna al que le cae como regalo la bufanda del Logroñés para que no coja frío en Navidad. Por no hablar del colchonero que recibirá el calendario de cocina 2020 del Real Madrid y la foto de Griezzman celebrando goles como culé, el madridista que se lleve la postal firmada de Morata o las orejeras del Oviedo que le van a regalar al del Sporting de Gijón. Imaginación -y diversión- al poder. 6. Crea una tarjeta de descuento por fidelización en Navidad Puede ser buena opción repartir entre tus clientes una tarjeta en la que pongas un sello por cada desayuno, comida o cena que efectúen en tu establecimiento. Si reúnen cinco consumiciones durante el mes de diciembre, les puedes regalar la sexta. Esta iniciativa se puede llevar a cabo tanto de forma física entre los clientes de toda la vida de tu bar, como digitalmente. Por ejemplo, puedes ofrecerla en la app de tu restaurante, o crear una app específica para esta acción de fidelización. 7. Personaliza tus dulces y dales un toque navideño En lugar de optar por productos más clásicos como el turrón o los polvorones, te proponemos crear tus propios dulces de Navidad. Un ejemplo: puedes hornear galletas con forma de árbol o estrella y decorarlas con motivos navideños. Una vez las tengas, regala una galleta con cada café que te pidan. Además de crear un ambiente más propio de la época, conseguirás sacar una sonrisa a tus clientes. Y eso, casi siempre, vale mucho más que cualquier palabra. Aquí tienes una pequeña inspiración: Son muchas las acciones que puedes realizar en la época navideña para fidelizar a tus clientes y captar algunos nuevos. Trata de que sean lo más originales posible y no excesivamente invasivas, pero que te permitan destacar sobre tu competencia. Lo importante es que, sea lo que sea lo que decidas hacer, lo lleves a cabo con ilusión, y que así lo transmitas a quien te visite en el bar.