En La Barra hablamos de

bar

Igual que Pirlo siempre encontraba la mejor opción de pase, hay aficionados que siempre dan con la forma de hacerse oír entre las miles de personas que pueblan las gradas de los estadios. Los hay que cantan voz en grito a coro con sus compañeros de tribuna. Otros, los menos, expresan todo aquello que quieren contar a través de las pancartas, un trozo de tela, plástico o papel que les sirve para mandar mensajes de todo tipo. Porque las hay reivindicativas, grandes, pequeñas, desafortunadas, con gracia, irónicas, directas, preparadas con juegos de palabras… Estamos seguros de que ahora mismo recuerdas al menos una que te ha sacado una sonrisa. Nosotros también, pero puestos a pensar, decidimos que era más útil recopilar las mejores en un post. Así que hemos tirado de memoria futbolera -la misma a la que invocamos para que nos haga olvidar rápido el España vs Rusia o el peinado de Neymar- para reunir las mejores que hemos visto en un campo de fútbol. La importancia de medir bien los tiempos A buen seguro estos hinchas ingleses no se esperaban que su selección cayese tan pronto en el torneo de Brasil de 2014 (fueron últimos en su grupo). Es de alabar que, más allá de la decepción con su equipo, decidiesen tomárselo con tan buen humor y hacer esta pancarta: “Vuelos a Río – 1.200 libras Disfrutar del ambiente – 2.000 libras Hotel – 2.000 libras Llegar después de que te eliminen – No tiene precio”   Messi, los extraterrestres vienen a por ti Vale, quizá la pancarta por sí sola no quede en el recuerdo, pero ¿y si la combinas con semejante disfraz? Todo cobra sentido. Y nosotros que pensábamos que con vestirnos de sevillana o de torero para animar a La Roja éramos de lo más pintoresco de una grada…. Isco, yo que tú me lo pensaba Isco, ¿tú has probado los miguelitos de La Roda? Hemos estado en Albacete y sabemos de lo que hablamos: hojaldre, crema, azúcar glasé… Sales ganando con el cambio, créenos. Skrtel, un tipo muy duro El Liverpool tiene, gracias a Anfield, uno de los campos con mayor mística de todo el mundo, con el You’ll Never Walk Alone uno de los himnos más emocionantes del fútbol mundial, con The Kop uno de los grupos de animación más intensos, con Salah uno de los mejores jugadores… Y con el eslovaco Skrtel tenía un tipo muy muy duro. Es más, tras leer esta pancarta uno piensa que Pablo Alfaro, Vinnie Jones o Juanma López eran angelitos: “Martin Skrtel es tan duro que pide un BigMac en el Burger King y se lo ponen”. Bravo. El Signal Iduna Park y una de las mejores aficiones de Europa “En el camino de la Copa perdida”. Este fue el mensaje del impresionante tifo que los aficionados del Borussia Dortmund formaron durante la visita del Málaga al Signal Iduna Park en la Champions de 2013. El conjunto alemán acabó llegando a la final de ese año, que perdió ante el Bayern Munich.   Una aldea poblada por irreductibles renanos que resiste, todavía y como siempre, al invasor El Bochum es un equipo alemán de Renania del Norte que actualmente juega en segunda división. Lejos queda su mejor época, con varios años seguidos en la Bundesliga. En un partido frente al Kaiserlautern, otro clásico germano venido a menos en los últimos tiempos, sus hinchas colocaron esta pancarta de Asterix, el pequeño e irreductible galo, expulsando a la mascota de su rival de un puntapié. Quizá en ese momento no lo necesitaban, pero ahora mismo no les vendría mal darle un buen trago a la marmita para, al menos, volver a la Bundesliga. El Emirates da la bienvenida a sus nuevos ¿fichajes? Ya sabemos que, en la prensa y en TV, la rumorología sobre fichajes está a la orden del día. Esto provoca la ilusión del aficionado de a pie, al que se le ilumina la mirada solo con leer los titulares y pensar en el equipazo que va a tener el próximo año. Pero, ¿qué pasa si luego no llega ninguno? ¿Qué ocurre si te prometen a Suárez y te tienes que conformar con Bendtner? ¿Si ya ves a Rooney vestido de gunner y te traen a Gervinho? Una de dos, o te resignas o haces como estos aficionados que se plantaron en el Emirates con esta pancarta, con la que dan la bienvenida al club a todos aquellos fichajes que sonaron pero jamás llegaron. En Argentina no hay discusión Devoción es lo que sienten los argentinos con Diego Armando Maradona. En una de las múltiples batallas que se libran en la guerra por saber quién fue el mejor del siglo pasado, si “el Diego” o Pelé, los aficionados albicelestes lo dejaron bien claro con esta pancarta. Y claro, Maradona encantado: Twitter, no eres bienvenido en Glasgow Los aficionados del Rangers se han cansado de perder contra su eterno rival, el Celtic. Y puestos a buscar culpables, parece que no les hace mucha gracia que sus jugadores lo den todo en las redes sociales… y no en el campo de fútbol. Así que les dejaron este mensajito: Menos tiempo tuiteando y más tiempo entrenando”. Porque los árbitros también tienen sus fans El inglés Mark Clattenburg es uno de los árbitros más mediáticos del mundo del fútbol. Ha impartido justicia en la Premier, en mundiales, en Juegos Olímpicos y en la Champions League. De hecho, fue el encargado de arbitrar la final entre Atlético de Madrid y Real Madrid en 2016. Actualmente continúa en activo en la liga de Arabia Saudí. Antes de partir, los aficionados ingleses quisieron despedirle con honores e incluso se vio una pancarta dedicada a su persona, algo nada común al tratarse de un árbitro. En ella se podía leer “Clattenburg: Árbitro, líder, leyenda”. Un ejemplo a seguir. El colombiano que, en realidad, no quería estar allí Este aficionado colombiano utilizó una pancarta para dar explicaciones a su pareja por haberse marchado a Brasil a ver a su selección. La excusa no tiene desperdicio. Un mensaje para su ex “Saludos para mi ex, la paso mejor sin ti” fue el mensaje que un aficionado mexicano aprovechó para mandar a su expareja en un partido de la “tri”. No se le ve muy apesadumbrado por la ruptura, para ser sinceros. Siempre positivo, nunca negativo Si en España Louis Van Gaal llegó a ser objeto de chanzas y hasta le dedicaron un guiñol con cabeza de ladrillo, en Manchester su figura fue mucho más respetada. Tanto como para cambiar el nombre a la ciudad, a pesar de que al mando de los Red Devils solo consiguió una FA Cup. “El Elegido” no es Lebron, es un asturiano Como lo lees. Uno de los apodos de Lebron James es “El Elegido”, sin embargo, en Manchester no opinan lo mismo. Juan Mata tuvo un reconocimiento “peculiar” por parte de una afición que siempre le ha apreciado. En inglés, “El Elegido” se traduce como “The Chosen One”. Jugando con el parecido en la pronunciación de “One” y “Juan”, los hinchas ingleses le dedicaron esta pancarta. El Sabio eterno Porque con él sí que empezó todo, y no con Kevin Roldán. El fallecimiento de Luis Aragonés, artífice desde el banquillo de la primera Eurocopa de España, llenó los campos de toda España de pancartas en homenaje a “El Sabio”. “Zapatones” seguro que guardaría con especial cariño las que le dedicaron en el Calderón y esta de Valencia, con un mensaje “Usted nos guio hacia la gloria” que resume como ninguna el legado de Luis en el fútbol español.

Las redes sociales son una herramienta de gran utilidad para promocionar tu negocio de hostelería y conseguir que tus clientes hablen bien de ti. Por eso, si quieres que tu restaurante se convierta en el Wembley del sector y tu objetivo es ganarle el partido de la reputación a tu competencia, te recomendamos que cuides cada detalle y que seas lo más original posible en tus perfiles, que al fin y al cabo son como las giras veraniegas de los equipos, toda una ventana abierta al mundo Desde compartir tus menús, promociones u ofertas especiales, hasta presumir de ambiente deportivo: las redes sociales te permiten darte a conocer y mostrar imágenes atractivas para enseñarle a todo el mundo por qué tu restaurante es un verdadero “jugón”. En este sentido, no basta solo con publicar por publicar, sino que debes tirar a colocar para destacar sobre el resto. Por esto, te damos algunas claves e ideas para que apuntes en tu pizarra táctica: Ante todo, respeto y “buen rollo” Una de las reglas no escritas del deporte es la de que hay que respetar a todos los contrarios. En las redes sucede algo similar: lo primero que debes tener presente es que, cuando abres tu restaurante al mundo de las redes sociales, te estás exponiendo a que los usuarios viertan opiniones sobre él, y no todas tienen por qué ser positivas. De eso saben mucho los técnicos, que cada vez que hacen una alineación tienen a varios “entrenadores” de salón o de barra criticando sus decisiones en Internet. La clave está en no perder la compostura cuando se dan estas situaciones. Y ahí es donde se ha de ver la mano del buen entrenador que es capaz de cambiar por completo el sino de un encuentro con su toma de decisiones. Ante un cliente insatisfecho muéstrate dialogante y respetuoso, no rehúyas la respuesta y aborda su queja con determinación. Si consideras que tiene la razón en su comentario, que no se te caigan los anillos por reconocer tu responsabilidad en la derrota y pedir disculpas. Tal vez este gesto tan honrado y transparente te ayude a ganarte su confianza o la de otros potenciales clientes que pueden llegar a visitar tu local. Intenta compensar en la medida de lo posible al cliente que muestre su queja ofreciéndole algún servicio gratuito en su próxima visita. De ese modo podrías revertir la situación y no sólo recuperar al cliente sino además fidelizarlo, pues estarás demostrando que te preocupas por la satisfacción del usuario. Por tanto, una de las principales premisas que debes interiorizar si quieres que hablen bien de ti en las redes sociales es que debes mostrarte activo e interactuar siempre con los usuarios. Una vez asumido este concepto táctico, estas son algunas iniciativas que puedes llevar a cabo en tu bar para provocar que los clientes hablen bien de ti en las redes: Platos del día ganadores. La imagen cobra una importancia fundamental en las redes, pues está demostrado que los contenidos audiovisuales son los más compartidos por los internautas. De hecho, Instagram se consolida como una de las redes favoritas en España, con especial aceptación para dar a conocer momentos gastronómicos. Cuando se acerca la hora de comer y el hambre empieza a hacer estragos, ¿por qué no subes cada día una foto de ese plato estrella de tu menú? ¿O quizás un buen emplatado de esa ración de croquetas de la casa? Conseguirás que la gente entre deseando probarlo. Crea un hashtag propio para que, quien quiera, pueda localizar rápidamente otros platos del día habituales en tu cocina y te pregunte por ellos. Invita además a tus clientes a que vayan y repitan la foto para demostrar que tus emplatados son reales. Fotos y photocalls, un buen tándem. Tu local no es el Camp Nou, ni el Bernabéu ni el Wanda ni San Mamés, por poner algunos ejemplos. Por eso, tienes que hacer algo para que los clientes se sientan tentados a hacerse fotos y subirlas a sus redes sociales. Una idea para conseguirlo es colocar un photocall en tu negocio. Puedes ser todo lo creativo que quieras. Imágenes divertidas de personajes para meter la cabeza, fondos emotivos, frases optimistas, efectos visuales… Si prefieres controlar todavía más la acción, puedes contar con un fotógrafo que tome las imágenes y las suba a tu perfil del local. Es una buena forma de mostrar la vida social que se mueve en tu restaurante y enseñar abiertamente que se trata de un local de éxito al que la gente va a disfrutar. Es posible que esta simple acción ejerza de efecto llamada y ayude a ponerlo de moda. La emoción del sorteo. Otra idea que funciona muy bien y que te ayudará a que tus clientes hablen bien de ti en las redes es la de celebrar sorteos entre tus seguidores. Pondrás el marcador a tu favor si, por ejemplo, anuncias con unos días de antelación que vas a regalar al ganador del concurso una cena, unas copas o lo que se te ocurra, con el requisito de compartir tu publicación en su muro y dar un like a tu contenido. Vinculándolo a la acción anterior, también puedes crear un sorteo entre todos los que se hagan una fotografía en tu local y usen tu hashtag. La revolución del vídeo. El vídeo no sólo está llamado a revolucionar el arbitraje en el fútbol, sino que también es una gran herramienta de promoción para tu local. Cuando muestras, por ejemplo, cómo prepararas un plato, cómo tu local se va llenando o cómo se celebran los goles, haces más real tu promesa de ofrecer a tus clientes una experiencia inolvidable. Crea espectáculo: eventos y acciones especiales. Sácale partido en las redes a cada actividad que organices, como actuaciones musicales, campeonatos de futbolín o cualquier evento que se te ocurra. Todo lo que ofrezcas será un valor añadido a tu servicio y te ayudará a captar a potenciales clientes. Pero lo importante es que sepas venderlo en tus perfiles. Unido a la idea anterior, haz vídeos en directo y emítelos a través de portales como Facebook. Haz uso de ellos y enséñale a la gente en tiempo real el ambientazo que hay en ese momento en tu negocio y lo que se está perdiendo por no haber acudido a la cita. En resumen, el poder de difusión que tienen las redes sociales hará posible que muchos potenciales clientes descubran tu negocio y, al menos, se puedan llegar a plantear visitarlo para conocer de primera mano las bondades que vendes a través de tus perfiles.

Igual que Pirlo siempre encontraba la mejor opción de pase, hay aficionados que siempre dan con la forma de hacerse oír entre las miles de personas que pueblan las gradas de los estadios. Los hay que cantan voz en grito a coro con sus compañeros de tribuna. Otros, los menos, expresan todo aquello que quieren contar a través de las pancartas, un trozo de tela, plástico o papel que les sirve para mandar mensajes de todo tipo. Porque las hay reivindicativas, grandes, pequeñas, desafortunadas, con gracia, irónicas, directas, preparadas con juegos de palabras… Estamos seguros de que ahora mismo recuerdas al menos una que te ha sacado una sonrisa. Nosotros también, pero puestos a pensar, decidimos que era más útil recopilar las mejores en un post. Así que hemos tirado de memoria futbolera -la misma a la que invocamos para que nos haga olvidar rápido el España vs Rusia o el peinado de Neymar- para reunir las mejores que hemos visto en un campo de fútbol. La importancia de medir bien los tiempos A buen seguro estos hinchas ingleses no se esperaban que su selección cayese tan pronto en el torneo de Brasil de 2014 (fueron últimos en su grupo). Es de alabar que, más allá de la decepción con su equipo, decidiesen tomárselo con tan buen humor y hacer esta pancarta: “Vuelos a Río – 1.200 libras Disfrutar del ambiente – 2.000 libras Hotel – 2.000 libras Llegar después de que te eliminen – No tiene precio”   Messi, los extraterrestres vienen a por ti Vale, quizá la pancarta por sí sola no quede en el recuerdo, pero ¿y si la combinas con semejante disfraz? Todo cobra sentido. Y nosotros que pensábamos que con vestirnos de sevillana o de torero para animar a La Roja éramos de lo más pintoresco de una grada…. Isco, yo que tú me lo pensaba Isco, ¿tú has probado los miguelitos de La Roda? Hemos estado en Albacete y sabemos de lo que hablamos: hojaldre, crema, azúcar glasé… Sales ganando con el cambio, créenos. Skrtel, un tipo muy duro El Liverpool tiene, gracias a Anfield, uno de los campos con mayor mística de todo el mundo, con el You’ll Never Walk Alone uno de los himnos más emocionantes del fútbol mundial, con The Kop uno de los grupos de animación más intensos, con Salah uno de los mejores jugadores… Y con el eslovaco Skrtel tenía un tipo muy muy duro. Es más, tras leer esta pancarta uno piensa que Pablo Alfaro, Vinnie Jones o Juanma López eran angelitos: “Martin Skrtel es tan duro que pide un BigMac en el Burger King y se lo ponen”. Bravo. El Signal Iduna Park y una de las mejores aficiones de Europa “En el camino de la Copa perdida”. Este fue el mensaje del impresionante tifo que los aficionados del Borussia Dortmund formaron durante la visita del Málaga al Signal Iduna Park en la Champions de 2013. El conjunto alemán acabó llegando a la final de ese año, que perdió ante el Bayern Munich.   Una aldea poblada por irreductibles renanos que resiste, todavía y como siempre, al invasor El Bochum es un equipo alemán de Renania del Norte que actualmente juega en segunda división. Lejos queda su mejor época, con varios años seguidos en la Bundesliga. En un partido frente al Kaiserlautern, otro clásico germano venido a menos en los últimos tiempos, sus hinchas colocaron esta pancarta de Asterix, el pequeño e irreductible galo, expulsando a la mascota de su rival de un puntapié. Quizá en ese momento no lo necesitaban, pero ahora mismo no les vendría mal darle un buen trago a la marmita para, al menos, volver a la Bundesliga. El Emirates da la bienvenida a sus nuevos ¿fichajes? Ya sabemos que, en la prensa y en TV, la rumorología sobre fichajes está a la orden del día. Esto provoca la ilusión del aficionado de a pie, al que se le ilumina la mirada solo con leer los titulares y pensar en el equipazo que va a tener el próximo año. Pero, ¿qué pasa si luego no llega ninguno? ¿Qué ocurre si te prometen a Suárez y te tienes que conformar con Bendtner? ¿Si ya ves a Rooney vestido de gunner y te traen a Gervinho? Una de dos, o te resignas o haces como estos aficionados que se plantaron en el Emirates con esta pancarta, con la que dan la bienvenida al club a todos aquellos fichajes que sonaron pero jamás llegaron. En Argentina no hay discusión Devoción es lo que sienten los argentinos con Diego Armando Maradona. En una de las múltiples batallas que se libran en la guerra por saber quién fue el mejor del siglo pasado, si “el Diego” o Pelé, los aficionados albicelestes lo dejaron bien claro con esta pancarta. Y claro, Maradona encantado: Twitter, no eres bienvenido en Glasgow Los aficionados del Rangers se han cansado de perder contra su eterno rival, el Celtic. Y puestos a buscar culpables, parece que no les hace mucha gracia que sus jugadores lo den todo en las redes sociales… y no en el campo de fútbol. Así que les dejaron este mensajito: Menos tiempo tuiteando y más tiempo entrenando”. Porque los árbitros también tienen sus fans El inglés Mark Clattenburg es uno de los árbitros más mediáticos del mundo del fútbol. Ha impartido justicia en la Premier, en mundiales, en Juegos Olímpicos y en la Champions League. De hecho, fue el encargado de arbitrar la final entre Atlético de Madrid y Real Madrid en 2016. Actualmente continúa en activo en la liga de Arabia Saudí. Antes de partir, los aficionados ingleses quisieron despedirle con honores e incluso se vio una pancarta dedicada a su persona, algo nada común al tratarse de un árbitro. En ella se podía leer “Clattenburg: Árbitro, líder, leyenda”. Un ejemplo a seguir. El colombiano que, en realidad, no quería estar allí Este aficionado colombiano utilizó una pancarta para dar explicaciones a su pareja por haberse marchado a Brasil a ver a su selección. La excusa no tiene desperdicio. Un mensaje para su ex “Saludos para mi ex, la paso mejor sin ti” fue el mensaje que un aficionado mexicano aprovechó para mandar a su expareja en un partido de la “tri”. No se le ve muy apesadumbrado por la ruptura, para ser sinceros. Siempre positivo, nunca negativo Si en España Louis Van Gaal llegó a ser objeto de chanzas y hasta le dedicaron un guiñol con cabeza de ladrillo, en Manchester su figura fue mucho más respetada. Tanto como para cambiar el nombre a la ciudad, a pesar de que al mando de los Red Devils solo consiguió una FA Cup. “El Elegido” no es Lebron, es un asturiano Como lo lees. Uno de los apodos de Lebron James es “El Elegido”, sin embargo, en Manchester no opinan lo mismo. Juan Mata tuvo un reconocimiento “peculiar” por parte de una afición que siempre le ha apreciado. En inglés, “El Elegido” se traduce como “The Chosen One”. Jugando con el parecido en la pronunciación de “One” y “Juan”, los hinchas ingleses le dedicaron esta pancarta. El Sabio eterno Porque con él sí que empezó todo, y no con Kevin Roldán. El fallecimiento de Luis Aragonés, artífice desde el banquillo de la primera Eurocopa de España, llenó los campos de toda España de pancartas en homenaje a “El Sabio”. “Zapatones” seguro que guardaría con especial cariño las que le dedicaron en el Calderón y esta de Valencia, con un mensaje “Usted nos guio hacia la gloria” que resume como ninguna el legado de Luis en el fútbol español.

Las redes sociales son una herramienta de gran utilidad para promocionar tu negocio de hostelería y conseguir que tus clientes hablen bien de ti. Por eso, si quieres que tu restaurante se convierta en el Wembley del sector y tu objetivo es ganarle el partido de la reputación a tu competencia, te recomendamos que cuides cada detalle y que seas lo más original posible en tus perfiles, que al fin y al cabo son como las giras veraniegas de los equipos, toda una ventana abierta al mundo Desde compartir tus menús, promociones u ofertas especiales, hasta presumir de ambiente deportivo: las redes sociales te permiten darte a conocer y mostrar imágenes atractivas para enseñarle a todo el mundo por qué tu restaurante es un verdadero “jugón”. En este sentido, no basta solo con publicar por publicar, sino que debes tirar a colocar para destacar sobre el resto. Por esto, te damos algunas claves e ideas para que apuntes en tu pizarra táctica: Ante todo, respeto y “buen rollo” Una de las reglas no escritas del deporte es la de que hay que respetar a todos los contrarios. En las redes sucede algo similar: lo primero que debes tener presente es que, cuando abres tu restaurante al mundo de las redes sociales, te estás exponiendo a que los usuarios viertan opiniones sobre él, y no todas tienen por qué ser positivas. De eso saben mucho los técnicos, que cada vez que hacen una alineación tienen a varios “entrenadores” de salón o de barra criticando sus decisiones en Internet. La clave está en no perder la compostura cuando se dan estas situaciones. Y ahí es donde se ha de ver la mano del buen entrenador que es capaz de cambiar por completo el sino de un encuentro con su toma de decisiones. Ante un cliente insatisfecho muéstrate dialogante y respetuoso, no rehúyas la respuesta y aborda su queja con determinación. Si consideras que tiene la razón en su comentario, que no se te caigan los anillos por reconocer tu responsabilidad en la derrota y pedir disculpas. Tal vez este gesto tan honrado y transparente te ayude a ganarte su confianza o la de otros potenciales clientes que pueden llegar a visitar tu local. Intenta compensar en la medida de lo posible al cliente que muestre su queja ofreciéndole algún servicio gratuito en su próxima visita. De ese modo podrías revertir la situación y no sólo recuperar al cliente sino además fidelizarlo, pues estarás demostrando que te preocupas por la satisfacción del usuario. Por tanto, una de las principales premisas que debes interiorizar si quieres que hablen bien de ti en las redes sociales es que debes mostrarte activo e interactuar siempre con los usuarios. Una vez asumido este concepto táctico, estas son algunas iniciativas que puedes llevar a cabo en tu bar para provocar que los clientes hablen bien de ti en las redes: Platos del día ganadores. La imagen cobra una importancia fundamental en las redes, pues está demostrado que los contenidos audiovisuales son los más compartidos por los internautas. De hecho, Instagram se consolida como una de las redes favoritas en España, con especial aceptación para dar a conocer momentos gastronómicos. Cuando se acerca la hora de comer y el hambre empieza a hacer estragos, ¿por qué no subes cada día una foto de ese plato estrella de tu menú? ¿O quizás un buen emplatado de esa ración de croquetas de la casa? Conseguirás que la gente entre deseando probarlo. Crea un hashtag propio para que, quien quiera, pueda localizar rápidamente otros platos del día habituales en tu cocina y te pregunte por ellos. Invita además a tus clientes a que vayan y repitan la foto para demostrar que tus emplatados son reales. Fotos y photocalls, un buen tándem. Tu local no es el Camp Nou, ni el Bernabéu ni el Wanda ni San Mamés, por poner algunos ejemplos. Por eso, tienes que hacer algo para que los clientes se sientan tentados a hacerse fotos y subirlas a sus redes sociales. Una idea para conseguirlo es colocar un photocall en tu negocio. Puedes ser todo lo creativo que quieras. Imágenes divertidas de personajes para meter la cabeza, fondos emotivos, frases optimistas, efectos visuales… Si prefieres controlar todavía más la acción, puedes contar con un fotógrafo que tome las imágenes y las suba a tu perfil del local. Es una buena forma de mostrar la vida social que se mueve en tu restaurante y enseñar abiertamente que se trata de un local de éxito al que la gente va a disfrutar. Es posible que esta simple acción ejerza de efecto llamada y ayude a ponerlo de moda. La emoción del sorteo. Otra idea que funciona muy bien y que te ayudará a que tus clientes hablen bien de ti en las redes es la de celebrar sorteos entre tus seguidores. Pondrás el marcador a tu favor si, por ejemplo, anuncias con unos días de antelación que vas a regalar al ganador del concurso una cena, unas copas o lo que se te ocurra, con el requisito de compartir tu publicación en su muro y dar un like a tu contenido. Vinculándolo a la acción anterior, también puedes crear un sorteo entre todos los que se hagan una fotografía en tu local y usen tu hashtag. La revolución del vídeo. El vídeo no sólo está llamado a revolucionar el arbitraje en el fútbol, sino que también es una gran herramienta de promoción para tu local. Cuando muestras, por ejemplo, cómo prepararas un plato, cómo tu local se va llenando o cómo se celebran los goles, haces más real tu promesa de ofrecer a tus clientes una experiencia inolvidable. Crea espectáculo: eventos y acciones especiales. Sácale partido en las redes a cada actividad que organices, como actuaciones musicales, campeonatos de futbolín o cualquier evento que se te ocurra. Todo lo que ofrezcas será un valor añadido a tu servicio y te ayudará a captar a potenciales clientes. Pero lo importante es que sepas venderlo en tus perfiles. Unido a la idea anterior, haz vídeos en directo y emítelos a través de portales como Facebook. Haz uso de ellos y enséñale a la gente en tiempo real el ambientazo que hay en ese momento en tu negocio y lo que se está perdiendo por no haber acudido a la cita. En resumen, el poder de difusión que tienen las redes sociales hará posible que muchos potenciales clientes descubran tu negocio y, al menos, se puedan llegar a plantear visitarlo para conocer de primera mano las bondades que vendes a través de tus perfiles.

Igual que para muchos el fútbol no solo es un deporte, un plato puede no ser solo un simple alimento. Y es que la comida, igual que le pasa a Karius, entra primero por la vista. Dicho esto, no pretendemos negar que la calidad de tu cocina es casi siempre lo más importante para obtener y mantener clientes, pero queremos transmitirte la necesidad de cuidar también “el envoltorio”. ¿O acaso no cuidan los futbolistas de que sus camisetas estén siempre impecables? -menos Cristiano, que tiene más querencia a quitársela-. El fútbol lo llevan dentro, pero no se les ocurriría aparecer en el campo sin cada detalle de su uniforme perfectamente estudiado. Y es que su imagen también es parte del marketing. Algo similar ocurre en un restaurante: llegarás a ser un jugador top por tu comida y la calidad de tus platos, pero la apariencia también es fundamental. Y no, no hablamos solo de que el interiorismo esté muy trabajado o de que la fachada llame la atención a kilómetros de distancia, que también es importante; sino de la imagen de tus platos. Para ayudarte a cuidar tanto el fondo como la forma de tus creaciones culinarias, en #LoVemosEnElBar te traemos algunos trucos para lograr el emplatado perfecto: Equilibrio y armonía El ingrediente principal tiene que ser el elemento protagonista que logre acaparar todas las miradas, como ocurre con Griezmann en el Atleti o Neymar en el PSG. Este componente esencial debe situarse en el centro del plato, colocando alrededor elementos que lo doten de armonía, cuidando que se encuentren en la ubicación correcta y no fuera de sitio, una regla que el restaurante Pointer Madrid tiene muy en cuenta en todas sus composiciones.  Si son varios los elementos protagonistas, es recomendable que cuides la simetría del plato. La importancia del color Igual que ser forofo de un equipo significa sentir e identificarse con los colores que lo representa, en la cocina ocurre lo mismo, ya que la comida no sólo se saborea sino que se disfruta mirándola. Aunque a priori parezca exagerado, el color puede llegar a influir en el sabor de los alimentos, porque éste también expresa y transmite. Por ejemplo, el verde evoca frescura y salud y las tonalidades rojas, pasión. El restaurante Perrachica se identifica con colores claros que alterna con algún toque cálido para sorprender al comensal. En este punto, es importante considerar el color de la vajilla también. Por ejemplo, es extraño que un plato de carne roja luzca bien en una vajilla oscura, pues no resaltará tanto las tonalidades del corte. Por eso, el consejo más extendido es que la vajilla tenga colores neutros como el blanco, de este modo la atención del comensal estará puesta en los ingredientes y no en la decoración. Vajilla, cubertería y mantelería Un club de futbol no son sólo los jugadores, sino también todo lo que les rodea: presidente, entrenador, cuerpo técnico, empleados, estadio y, por supuesto, la afición. En la restauración, una vez más, podemos establecer un paralelismo bastante claro. Aunque la materia prima tiene que ser de calidad, sin una vajilla y cubertería acorde y una mantelería con estilo, como bien aplica el restaurante Amazónico, tu plato no tendrá el mismo éxito. Y aquí, para entendernos, volvemos a recurrir al Atleti y tomamos el ejemplo de Hasselbaink, delantero colchonero que en la temporada del descenso se salió, pero los que le rodeaban no estuvieron al mismo nivel, por lo que el conjunto no llegó a funcionar en ningún momento. Por último, en este apartado volveremos a poner la vista especialmente en la vajilla, aunque en este caso en su tamaño. Porque utilizar platos grandes cuando el contenido es pequeño es un error, pero lo contrario (mucha comida en plato pequeño) también. Es fundamental conseguir un equilibrio. Altura = Volumen Esta regla no se cumple en todos los ámbitos de la vida. Por ejemplo, Pau Gasol y Shaquille O’Neal. Ambos son muy altos, pero si hablamos de volumen… el pobre Pau no tiene nada que hacer. En cocina, la recomendación es colocar los distintos elementos que forman un plato en diferentes alturas, de este modo la impresión que transmite es de volumen y consistencia, favoreciendo impactar en los comensales. Para conseguirlo, puedes utilizar diferentes utensilios como los timbales o las pinzas de emplatar. Un experto en esta técnica es el restaurante El Paraguas. Una vez que conoces todos estos consejos de emplatado, debes saber que también existen algunos errores a evitar, como decorar tus platos con elementos no comestibles, poner más comida de la necesaria o no cuidar la limpieza de la vajilla, algo muy sencillo de cumplir pero que si no tienes en cuenta puede llevarte, sin que te des cuenta, de Primera a Regional en poco tiempo.  

Imaginarse un equipo sin entrenador, por mucho que se hable de la autogestión del vestuario, se hace complicado. La organización sobre el verde sin duda se resentiría. Cada uno iría por su lado sin una idea clara de juego que potencie las virtudes del equipo para conseguir el objetivo final: meter, al menos, un gol más que el contrario y darle una alegría a los aficionados que han ido al estadio. Exactamente lo mismo ocurre en un restaurante. Puedes tener un equipazo en cocina, una sucesión de individualidades de altura, que si no tienen una cabeza visible que saque lo mejor de cada uno… los resultados jamás llegarán o, por lo menos, no serán tan buenos como podrían serlo. Y los clientes se darán cuenta. Esa figura gestora imprescindible es el chef o jefe de cocina. Pero los chefs se han convertido, para los restaurantes, en algo más. En su cara visible en las redes sociales. Un embajador capaz de dotar de personalidad propia al negocio. En este contexto, son muchos los cocineros de renombre internacional que se han calzado las botas para saltar a un terreno de juego nuevo para ellos, el de Instagram, poniendo la exquisitez de sus mejores platos a disposición (visual) de cualquier persona detrás de una pantalla. Como nos gusta aprender de los mejores, te mostramos los 5 más virales: Jamie Oliver (@jamieoliver) Recetas con 5 ingredientes, platos veganos o cocina mediterránea. Son solo algunos de los puntos fuertes de Jamie Oliver, todo un fenómeno de masas. Aprendió a cocinar en el restaurante de sus padres con apenas 5 años. El resto es historia: propietario de varias cadenas de restaurantes, ha participado en numerosos programas de la televisión británica y ha escrito cerca de una quincena de libros de recetas. Suma más de 6,4 millones de seguidores y su amplio repertorio de platos y recetas ha conseguido inspirar a sus seguidores y contagiarles su pasión por la cocina. Triunfa no solo por su personalidad, creatividad y sencillez a la hora de cocinar, sino también porque es un fiel defensor de los productos sanos, frescos y locales. Hace unos años impulsó el movimiento Food Revolution, cuyo propósito es cambiar los malos hábitos alimenticios, promover la alimentación saludable y luchar contra la comida basura. Sus platos suelen mezclar la cocina italiana y la oriental, en los que las hierbas aromáticas juegan un papel importantísimo. Gordon Ramsay (@gordongram) El escocés Gordon Ramsay acumula cerca de 4,4 millones de seguidores en Instagram y es propietario de varios restaurantes a lo largo y ancho del globo. De sobra es conocido su fuerte y peculiar carácter -una mezcla de Stoichkov y Mostovoi-, algo que millones de espectadores han podido comprobar en programas como Hell’s Kitchen o Masterchef y que le ha llevado a protagonizar más de una polémica. Tras dar sus primeros pasos en los fogones al lado de prestigiosos cocineros, a los 32 años abrió su primer restaurante. En tan solo tres años logró reunir las 3 estrellas Michelin que adornan sus vitrinas. Como las 3 Champions seguidas del Madrid de Zidane, pero en cocina. Tal y como él mismo ha reconocido, sus dos platos estrella son los spaghetti de langosta y el capuccino de porotos blancos con trufa blanca. En su cocina (y en su Instagram) se refleja su perfeccionismo y el rechazo al exceso de ornamentación. David Chang (@davidchang) Aunque nació en Estados Unidos, sus raíces coreanas han marcado su trayectoria culinaria. Tras varias experiencias en distintos restaurantes y una estancia de dos años en Japón, en 2004 decidió abrir el suyo: Momofuko Noodle Bar, un pequeño local especializado en ramen y comida asiática. Para su sorpresa, sus noodles comenzaron a atraer la atención de muchos foodies. Tal fue el éxito que ha abierto locales en Nueva York, Sidney y Toronto. Esta fama le permitió participar en distintos programas de televisión como jurado e, incluso, crear una revista en 2011. ¿Sus platos estrella? Las alitas confitadas, los buns de cerdo o el ramen, que supone una moderna fusión de la cocina asiática y americana. David Chang también se ha hecho popular por prohibir a sus clientes sacar fotos a la comida en sus restaurantes. Actualmente, cuenta con más de un millón de seguidores. Rene Redzepi (@reneredzepinoma) Con un gran impacto mediático gracias a su artísticas, geométricas y coloridas fotos, Rene Redzepi no solo triunfa en el mundo de la cocina, sino también en las redes sociales con 702.000 seguidores. Es el chef principal y co-propietario del restaurante Noma de Copenhague, considerado en varias ocasiones por la revista Restaurant Magazine como el mejor del mundo. Con dos estrellas Michelin y con el marisco como materia prima protagonista de su cocina, Redzepi se ha reconvertido en este último año para dar paso a una nueva propuesta gastronómica y revolucionar así el mundo de la cocina escandinava. El Noma 2.0 se especializa en productos locales reinterpretados con nuevas técnicas y emplatados minimalistas. Dabiz Muñoz (@dabizdiverxo) “Renovarse o morir” es el lema del cocinero español de vanguardia por excelencia. Tras sus inicios en distintos restaurantes en Londres, en 2007 se asentó en Madrid para iniciar su mayor proyecto: la creación de DiverXO, restaurante especializado en cocina fusión. Un estilo arriesgado y sin tapujos que ha logrado gran reconocimiento por la combinación de especialidades procedentes de diferentes gastronomías. La innovación y personalidad son las claves de su éxito. En Instagram cuenta ya con 460.000 seguidores. No podíamos acabar este artículo sin mencionar al turco Nusret Gökçe, más conocido como Salt Bae. Seguro que te suena: es el que tira la sal y corta la carne de una manera más bien extraña. Sí, el que sube fotos presumiendo de músculos. El que siempre va con gafas de sol. ¿No? A ver si ahora… Es el que has visto haciendo no se sabe muy bien qué con Maradona, Ramos, Marcelo o Cristiano.

Igual que para muchos el fútbol no solo es un deporte, un plato puede no ser solo un simple alimento. Y es que la comida, igual que le pasa a Karius, entra primero por la vista. Dicho esto, no pretendemos negar que la calidad de tu cocina es casi siempre lo más importante para obtener y mantener clientes, pero queremos transmitirte la necesidad de cuidar también “el envoltorio”. ¿O acaso no cuidan los futbolistas de que sus camisetas estén siempre impecables? -menos Cristiano, que tiene más querencia a quitársela-. El fútbol lo llevan dentro, pero no se les ocurriría aparecer en el campo sin cada detalle de su uniforme perfectamente estudiado. Y es que su imagen también es parte del marketing. Algo similar ocurre en un restaurante: llegarás a ser un jugador top por tu comida y la calidad de tus platos, pero la apariencia también es fundamental. Y no, no hablamos solo de que el interiorismo esté muy trabajado o de que la fachada llame la atención a kilómetros de distancia, que también es importante; sino de la imagen de tus platos. Para ayudarte a cuidar tanto el fondo como la forma de tus creaciones culinarias, en #LoVemosEnElBar te traemos algunos trucos para lograr el emplatado perfecto: Equilibrio y armonía El ingrediente principal tiene que ser el elemento protagonista que logre acaparar todas las miradas, como ocurre con Griezmann en el Atleti o Neymar en el PSG. Este componente esencial debe situarse en el centro del plato, colocando alrededor elementos que lo doten de armonía, cuidando que se encuentren en la ubicación correcta y no fuera de sitio, una regla que el restaurante Pointer Madrid tiene muy en cuenta en todas sus composiciones.  Si son varios los elementos protagonistas, es recomendable que cuides la simetría del plato. La importancia del color Igual que ser forofo de un equipo significa sentir e identificarse con los colores que lo representa, en la cocina ocurre lo mismo, ya que la comida no sólo se saborea sino que se disfruta mirándola. Aunque a priori parezca exagerado, el color puede llegar a influir en el sabor de los alimentos, porque éste también expresa y transmite. Por ejemplo, el verde evoca frescura y salud y las tonalidades rojas, pasión. El restaurante Perrachica se identifica con colores claros que alterna con algún toque cálido para sorprender al comensal. En este punto, es importante considerar el color de la vajilla también. Por ejemplo, es extraño que un plato de carne roja luzca bien en una vajilla oscura, pues no resaltará tanto las tonalidades del corte. Por eso, el consejo más extendido es que la vajilla tenga colores neutros como el blanco, de este modo la atención del comensal estará puesta en los ingredientes y no en la decoración. Vajilla, cubertería y mantelería Un club de futbol no son sólo los jugadores, sino también todo lo que les rodea: presidente, entrenador, cuerpo técnico, empleados, estadio y, por supuesto, la afición. En la restauración, una vez más, podemos establecer un paralelismo bastante claro. Aunque la materia prima tiene que ser de calidad, sin una vajilla y cubertería acorde y una mantelería con estilo, como bien aplica el restaurante Amazónico, tu plato no tendrá el mismo éxito. Y aquí, para entendernos, volvemos a recurrir al Atleti y tomamos el ejemplo de Hasselbaink, delantero colchonero que en la temporada del descenso se salió, pero los que le rodeaban no estuvieron al mismo nivel, por lo que el conjunto no llegó a funcionar en ningún momento. Por último, en este apartado volveremos a poner la vista especialmente en la vajilla, aunque en este caso en su tamaño. Porque utilizar platos grandes cuando el contenido es pequeño es un error, pero lo contrario (mucha comida en plato pequeño) también. Es fundamental conseguir un equilibrio. Altura = Volumen Esta regla no se cumple en todos los ámbitos de la vida. Por ejemplo, Pau Gasol y Shaquille O’Neal. Ambos son muy altos, pero si hablamos de volumen… el pobre Pau no tiene nada que hacer. En cocina, la recomendación es colocar los distintos elementos que forman un plato en diferentes alturas, de este modo la impresión que transmite es de volumen y consistencia, favoreciendo impactar en los comensales. Para conseguirlo, puedes utilizar diferentes utensilios como los timbales o las pinzas de emplatar. Un experto en esta técnica es el restaurante El Paraguas. Una vez que conoces todos estos consejos de emplatado, debes saber que también existen algunos errores a evitar, como decorar tus platos con elementos no comestibles, poner más comida de la necesaria o no cuidar la limpieza de la vajilla, algo muy sencillo de cumplir pero que si no tienes en cuenta puede llevarte, sin que te des cuenta, de Primera a Regional en poco tiempo.  

Imaginarse un equipo sin entrenador, por mucho que se hable de la autogestión del vestuario, se hace complicado. La organización sobre el verde sin duda se resentiría. Cada uno iría por su lado sin una idea clara de juego que potencie las virtudes del equipo para conseguir el objetivo final: meter, al menos, un gol más que el contrario y darle una alegría a los aficionados que han ido al estadio. Exactamente lo mismo ocurre en un restaurante. Puedes tener un equipazo en cocina, una sucesión de individualidades de altura, que si no tienen una cabeza visible que saque lo mejor de cada uno… los resultados jamás llegarán o, por lo menos, no serán tan buenos como podrían serlo. Y los clientes se darán cuenta. Esa figura gestora imprescindible es el chef o jefe de cocina. Pero los chefs se han convertido, para los restaurantes, en algo más. En su cara visible en las redes sociales. Un embajador capaz de dotar de personalidad propia al negocio. En este contexto, son muchos los cocineros de renombre internacional que se han calzado las botas para saltar a un terreno de juego nuevo para ellos, el de Instagram, poniendo la exquisitez de sus mejores platos a disposición (visual) de cualquier persona detrás de una pantalla. Como nos gusta aprender de los mejores, te mostramos los 5 más virales: Jamie Oliver (@jamieoliver) Recetas con 5 ingredientes, platos veganos o cocina mediterránea. Son solo algunos de los puntos fuertes de Jamie Oliver, todo un fenómeno de masas. Aprendió a cocinar en el restaurante de sus padres con apenas 5 años. El resto es historia: propietario de varias cadenas de restaurantes, ha participado en numerosos programas de la televisión británica y ha escrito cerca de una quincena de libros de recetas. Suma más de 6,4 millones de seguidores y su amplio repertorio de platos y recetas ha conseguido inspirar a sus seguidores y contagiarles su pasión por la cocina. Triunfa no solo por su personalidad, creatividad y sencillez a la hora de cocinar, sino también porque es un fiel defensor de los productos sanos, frescos y locales. Hace unos años impulsó el movimiento Food Revolution, cuyo propósito es cambiar los malos hábitos alimenticios, promover la alimentación saludable y luchar contra la comida basura. Sus platos suelen mezclar la cocina italiana y la oriental, en los que las hierbas aromáticas juegan un papel importantísimo. Gordon Ramsay (@gordongram) El escocés Gordon Ramsay acumula cerca de 4,4 millones de seguidores en Instagram y es propietario de varios restaurantes a lo largo y ancho del globo. De sobra es conocido su fuerte y peculiar carácter -una mezcla de Stoichkov y Mostovoi-, algo que millones de espectadores han podido comprobar en programas como Hell’s Kitchen o Masterchef y que le ha llevado a protagonizar más de una polémica. Tras dar sus primeros pasos en los fogones al lado de prestigiosos cocineros, a los 32 años abrió su primer restaurante. En tan solo tres años logró reunir las 3 estrellas Michelin que adornan sus vitrinas. Como las 3 Champions seguidas del Madrid de Zidane, pero en cocina. Tal y como él mismo ha reconocido, sus dos platos estrella son los spaghetti de langosta y el capuccino de porotos blancos con trufa blanca. En su cocina (y en su Instagram) se refleja su perfeccionismo y el rechazo al exceso de ornamentación. David Chang (@davidchang) Aunque nació en Estados Unidos, sus raíces coreanas han marcado su trayectoria culinaria. Tras varias experiencias en distintos restaurantes y una estancia de dos años en Japón, en 2004 decidió abrir el suyo: Momofuko Noodle Bar, un pequeño local especializado en ramen y comida asiática. Para su sorpresa, sus noodles comenzaron a atraer la atención de muchos foodies. Tal fue el éxito que ha abierto locales en Nueva York, Sidney y Toronto. Esta fama le permitió participar en distintos programas de televisión como jurado e, incluso, crear una revista en 2011. ¿Sus platos estrella? Las alitas confitadas, los buns de cerdo o el ramen, que supone una moderna fusión de la cocina asiática y americana. David Chang también se ha hecho popular por prohibir a sus clientes sacar fotos a la comida en sus restaurantes. Actualmente, cuenta con más de un millón de seguidores. Rene Redzepi (@reneredzepinoma) Con un gran impacto mediático gracias a su artísticas, geométricas y coloridas fotos, Rene Redzepi no solo triunfa en el mundo de la cocina, sino también en las redes sociales con 702.000 seguidores. Es el chef principal y co-propietario del restaurante Noma de Copenhague, considerado en varias ocasiones por la revista Restaurant Magazine como el mejor del mundo. Con dos estrellas Michelin y con el marisco como materia prima protagonista de su cocina, Redzepi se ha reconvertido en este último año para dar paso a una nueva propuesta gastronómica y revolucionar así el mundo de la cocina escandinava. El Noma 2.0 se especializa en productos locales reinterpretados con nuevas técnicas y emplatados minimalistas. Dabiz Muñoz (@dabizdiverxo) “Renovarse o morir” es el lema del cocinero español de vanguardia por excelencia. Tras sus inicios en distintos restaurantes en Londres, en 2007 se asentó en Madrid para iniciar su mayor proyecto: la creación de DiverXO, restaurante especializado en cocina fusión. Un estilo arriesgado y sin tapujos que ha logrado gran reconocimiento por la combinación de especialidades procedentes de diferentes gastronomías. La innovación y personalidad son las claves de su éxito. En Instagram cuenta ya con 460.000 seguidores. No podíamos acabar este artículo sin mencionar al turco Nusret Gökçe, más conocido como Salt Bae. Seguro que te suena: es el que tira la sal y corta la carne de una manera más bien extraña. Sí, el que sube fotos presumiendo de músculos. El que siempre va con gafas de sol. ¿No? A ver si ahora… Es el que has visto haciendo no se sabe muy bien qué con Maradona, Ramos, Marcelo o Cristiano.

Para muchos, el Campeonato del Mundo de fútbol es el evento deportivo por excelencia, solo equiparable a los Juegos Olímpicos. Una competición que perdura en la memoria de aficionados de todo el planeta, que acumulan recuerdos de jugadores, estadios, ciudades, árbitros -Al Ghandour siempre estará en nuestra memoria-, entrenadores y, también, camisetas. Aunque, para ser justos, mientras que hay algunas que el peso de los años ha hecho olvidar, otras permanecen y permanecerán para siempre en la retina de los futboleros. En #LoVemosEnElBar queremos compartir nuestro particular armario de camisetas mundialistas, que han sido elegidas tanto por su diseño como por la historia que tienen detrás. Brasil, 1970 Un equipo para la historia con un jugador para la eternidad, Edson Arantes do Nascimento, Pelé. En 1970 en México, Brasil y el considerado “Mejor deportista del siglo XX” por el COI consiguieron su tercera estrella al vencer en la final a Italia en el primer mundial televisado en color. El broche de oro para la carrera de un genio al que siempre se le recuerda vistiendo la verdeamarela más clásica, sin marca, publicidad o extraños brillos. Una camiseta de culto que permanece totalmente vigente en el imaginario colectivo. Holanda, 1974 De acuerdo, nunca llegaron a ganar un Campeonato del Mundo. De hecho, perdieron las dos finales que jugaron (Alemania en 1974 y Argentina en 1978). Pero a la “Naranja Mecánica” es justo medirla por el legado que dejó y no por las copas que alzó. Y es que pocas selecciones han sido capaces de ser reconocibles por su juego, evolucionar y revolucionar el balompié. Si acaso, el Brasil de 1970, la España del “Tiki-Taka” y ésta, la Holanda del fútbol total. Dirigida por Rinus Michaels, capitaneada por Johan Cruyff y con jugadores de la talla de Johan Neeskens, Johnny Rep, Ruud Krol o los hermanos Van der Kerkhoff; fue pionera en la presión en todo el campo, en jugar sin un 9 puro, en intercambiar las posiciones entre jugadores y en llegar al área triangulación tras triangulación. Su camiseta naranja es actualmente una de las más icónicas, solicitadas y vendidas entre los amantes del fútbol retro. Inglaterra, 1982 Para muchos, una de las camisetas más perfectas que jamás se ha hecho. Con ella se plantó Inglaterra en el torneo de España en 1982. No podemos decir que les fuese muy bien, pues cayeron eliminados en segunda ronda a pesar de contar en sus filas con peloteros como Kevin Keegan o Glenn Hoodle. Hoy en día es objeto de coleccionista, prácticamente pieza de museo, pues se trata de una prenda revolucionaria en la Inglaterra de la época. Y es que fue la primera vez que dejaron de lado los diseños planos característicos de entonces (camiseta blanca total y escudo). Admiral fue la culpable. Una marca de ropa interior que llegó a vestir a la selección inglesa. Fue ella la que introdujo las franjas, de modo que si querías vestir como tu equipo debías tener una camiseta Admiral, no cualquier otra. Tras un éxito mundial, Admiral se declaró en bancarrota en 1982 y fue vendida. Hace pocos años resurgió y es proveedor deportivo de, por ejemplo, la selección de Gibraltar. Francia, 1984 y 1998 Barthez, Thuram, Lizarazu, Deschamps, Karembeu, Djorkaeff, Desailly… y Zidane, sobre todo Zidane. El genio salió una vez más de la lámpara en Saint Denis, en su casa, en una final en la que la Brasil de Rivaldo, Ronaldo o Bebeto no pudo hacer nada para contener a los “Bleu”. Cayeron por 3 a 0. Para el recuerdo esa camiseta azul que portaba el 10 y que vio una de sus exhibiciones más recordadas. A su vez, se trata de un homenaje a la que vistió el combinado galo en 1984, en otro torneo que ganaron y que también se disputó en su país. Una final de infausto recuerdo para La Roja por cierto. Argentina, 1986 Si la de Holanda de 1974 es una de las camisetas retro más solicitadas, la de Argentina de 1986 no le anda a la zaga, ni mucho menos. Mítica elástica de Le Coq Sportif que pasó a la historia, en su versión azul, por enseñar al mundo cómo se marcan, en un mismo partido, un Gol del Siglo y otro con la Mano de Dios. ¿De qué planeta viniste, Diego? Alemania, 1990 Nos acercamos a los mundiales más recientes, aquellos con un recuerdo más nítido, y viajamos hasta Italia 90, el primer Campeonato del Mundo con juego en disquete para ordenadores. Eso sí, en 3 colores. En aquella edición reinó Alemania Federal. Al poco tiempo se uniría con Alemania Democrática, pero antes tuvo tiempo de conseguir su estrella a costa de la Argentina de Ruggeri, Maradona, Burruchaga o Sensini. En el cuadro teutón, nombres que nos suenan familiares (Illgner, Klinsmann, Matthäus…) vistieron uno de los diseños más celebrados de Adidas, con los colores de la bandera presentes en el frontal. De hecho, en el próximo campeonato de Rusia el equipo germano llevará una camiseta inspirada en la de los campeones de 1990. USA, 1994 Cuando se supo que Estados Unidos iba a organizar un campeonato de estas características, más de uno se echó las manos a la cabeza. ¿Cómo es posible? Un país para el que el fútbol ni siquiera se jugaba con los pies y donde llamaban “soccer” a nuestro deporte rey. Pues bien, el torneo de 1994 no solo fue el espaldarazo definitivo para el fútbol en el país, sino que presentó ante los ojos del mundo a una selección con jugadores muy carismáticos (solo hay que recordar al “rockero” pelirrojo Alexi Lalas, las rastas de Cobi Jones, el look a lo “Machete” de Marcelo Balboa o a Tony Meola) y enfundados en una camiseta que dio mucho que hablar. Y es que Adidas abandonó la sobriedad habitual en sus diseños para añadir un cuello en “v” nada común en la época y un estampado de grandes estrellas -en honor la bandera estadounidense- sobre un color azul que evocaba a un tejido vaquero, otra de las señas de identidad del país. El equipo llegó a pasar de ronda, si bien se encontraron con el que a la postre sería el campeón, Brasil, y su aventura terminó en octavos. España, 1994 No podemos dejar pasar la oportunidad de elegir una de las camisetas de España. Podríamos escoger la del torneo de Sudáfrica por el recuerdo que conlleva, pero la verdad es que si ha habido un diseño rompedor en La Roja ese ha sido, sin duda, el de 1994. Además, el modelo que llevaremos en Rusia está inspirado en éste, con los ya míticos -y polémicos- “rombos” conformando franjas verticales. De aquél campeonato recordamos para siempre el codazo a Luis Enrique, el golazo de Goiko a Alemania, el fallo de Julio Salinas a lo Cardeñosa y… quedarnos a las puertas de las semifinales. Estamos convencidos de que este verano será totalmente diferente. México, 1998 Bonita, lo que se dice bonita, para muchos no es. Tampoco le dio excesiva suerte a sus portadores, que cayeron eliminados en octavos de final. Sin embargo, se trata sin duda de una de las camisetas más particulares de cuantas se han visto en la historia de los mundiales. Y es que la marca ABA Sport pensó que era un buen momento para innovar y decidieron hacer un guiño a la mitología azteca. Para ello, incluyeron en la zamarra mexicana La Piedra del Sol, que representa el rostro de Tonatiuh, precisamente el dios azteca del astro. Una combinación cuanto menos curiosa. Italia, 2002 En 2002 los futbolistas ya eran considerados iconos de imagen para las marcas. La gomina y los tatuajes se hacían cada vez más visibles al tiempo que los bigotes desaparecían de los campos. En este contexto se enmarca la camiseta que la selección italiana vistió en la cita de Corea del Sur en 2002 y en la que fue eliminada por la anfitriona en octavos. Una prenda revolucionaria que cambiaba las reglas de la indumentaria en el fútbol. De camisetas anchas en las que predominaba la comodidad se pasaba a elásticas ajustadas al cuerpo del futbolista y con tejidos transpirables. No aptas para todos los cuerpos: ¿te imaginas a Ronaldo o Puskas vistiéndolas? Nigeria, 2018 Vale, quizá todavía no haya marcado la historia sobre el terreno de juego. Pero lo sucedido con la camiseta de Nigeria no tiene precedentes. No solo cuenta con un diseño totalmente rompedor e innovador, sino que antes de venderse su federación ya había recibido más de 3 millones de pre-pedidos. Una vez puestas a la venta, las existencias se agotaron en minutos y son varias las tiendas que han encontrado colas de futboleros en busca de la elástica de “Las Águilas”. De hecho, se ha dado un fenómeno desconocido hasta ahora, la reventa, donde a día de hoy duplica su precio oficial.

Todos los aficionados españoles estamos viviendo estos días de Campeonato del Mundo con el corazón en un puño y los brazos apoyados en la mesa de un bar. Mientras nuestra selección va sacando adelante sus partidos -por el momento con más pena que gloria-, los bares, conscientes de la oportunidad que un evento de este calado supone, no dudan en llenar el almacén, decorar sus establecimientos y rescatar o crear promociones específicas para los días de partido de España, esto es, aproximadamente cada 5 días. Pero, ¿por qué esperar todo ese tiempo? ¿De verdad no es posible rentabilizarlo más? Especialmente en zonas turísticas y grandes ciudades, hay viviendo o de paso aficionados de prácticamente todas las selecciones que participan en el torneo. Por eso, los partidos de este campeonato son la ocasión perfecta para llenar tu bar y, como consecuencia directa, incrementar los beneficios. Y es que en ocasiones jugar efectivo también gana partidos, y si no que se lo digan a Francia. Por eso, en #LoVemosEnElBar te damos algunos consejos para que no solo llenes en los partidos de España, sino que aproveches un acontecimiento de esta magnitud para atraer clientes de otras selecciones como la inglesa, la belga o la mexicana: La Tri, una afición de 10 que sueña con hacer algo grande México ya está en octavos de final. El equipo azteca está siendo una de las revelaciones del torneo, igual que su afición, que está dando una lección de cómo “bancar” y vibrar con su selección. Todo indica a que van a “dar guerra” en el torneo, por lo que la ilusión de la colonia mexicana en España no dejará de aumentar. En este sentido, una buena idea es la de recibir a una de las aficiones más animadas de la competición con música, ¿y qué mejor que una de las playlist de #LoVemosEnElBar de Spotify? Sin duda, la lista “Desde Rusia con amor” es la idónea para atraer a los aficionados del equipo tricolor, ya que entre sus canciones se encuentra la que ha compuesto Maná para apoyar a la selección mexicana: “El gladiador mexicano (Vamos México)", una pieza inspiradora y que desprende energía positiva para alentar al equipo durante el torneo. Pero, si realmente quieres hacerles sentirse como en casa, no pueden faltar unos clásicos nachos con guacamole en tu establecimiento. Aunque su elaboración no es complicada, te damos un consejo: si quieres que realmente aprecien tus nachos y que verdaderamente sean caseros, hazlos con totopos, no utilices los típicos chips. Además, puedes incluir otras recetas sencillas como las quesadillas o los tacos.  Los ingleses, una hinchada fiel a la que conquistarás con comida y deporte Los de Gareth Southgate también han pasado la fase de grupos. Los hinchas ingleses viven el fútbol como si de una religión se tratase. Y no es para menos: la selección inglesa, comandada por el “killler” Harry Kane, es una de las favoritas. A los ingleses les encanta el fútbol, pero también les gusta España y su clima. Por eso, no es extraño que te encuentren con varios grupos dispuestos a animar a los “Pross”.  Verás que, durante un partido, los ingleses son todo intensidad. Gritarán, cantarán, animarán y se desgañitarán. Así que algo que no puede faltar son las bebidas. Hay que refrescar las gargantas. Pero como bien sabemos en España, una buena bebida debe ir acompañada de una importante ración de comida y, atendiendo a los platos típicos británicos, el fish and chips y el jacked potato se configuran como las mejores opciones para que ellos se sientan como en una de sus taverns y para tu bar, pues su elaboración no es excesivamente compleja. Para la previa, ponles algunos himnos futboleros con los que entrar en calor (te recomendamos la lista “La previa del partido en tu bar”, que incluye el Three Lions dedicado a su selección) y, si dispones de billar, ponlo en pleno funcionamiento, ya que son muy aficionados. Los belgas, ilusionados con dar la sorpresa Otra de las selecciones clasificadas para octavos es la belga, un conjunto que ha generado muchas expectativas entre seguidores de todo el mundo y que cuenta con jugadores diferenciales como Mertens, De Bruyne, Hazard o Lukaku. Y entonces, ¿cómo atraes a sus hinchas? Muy sencillo, postres de chocolate, cerveza belga y patatas fritas. Sí, patatas fritas, como lo lees. Las conocidas como “frites” son patrimonio del país y un aperitivo ideal para servir mientras el fútbol es el protagonista. Este plato, acompañado de alguna salsa como la andalouse, hará que se sientan como en las mismísimas Flandes y Valonia. Como último consejo, que no falten banderas de todos los equipos que compiten en este Campeonato del Mundo, y que las redes sociales de tu establecimiento hagan su función y lo promocionen para que los usuarios sepan dónde se ven todos los partidos del torneo.

Para muchos, el Campeonato del Mundo de fútbol es el evento deportivo por excelencia, solo equiparable a los Juegos Olímpicos. Una competición que perdura en la memoria de aficionados de todo el planeta, que acumulan recuerdos de jugadores, estadios, ciudades, árbitros -Al Ghandour siempre estará en nuestra memoria-, entrenadores y, también, camisetas. Aunque, para ser justos, mientras que hay algunas que el peso de los años ha hecho olvidar, otras permanecen y permanecerán para siempre en la retina de los futboleros. En #LoVemosEnElBar queremos compartir nuestro particular armario de camisetas mundialistas, que han sido elegidas tanto por su diseño como por la historia que tienen detrás. Brasil, 1970 Un equipo para la historia con un jugador para la eternidad, Edson Arantes do Nascimento, Pelé. En 1970 en México, Brasil y el considerado “Mejor deportista del siglo XX” por el COI consiguieron su tercera estrella al vencer en la final a Italia en el primer mundial televisado en color. El broche de oro para la carrera de un genio al que siempre se le recuerda vistiendo la verdeamarela más clásica, sin marca, publicidad o extraños brillos. Una camiseta de culto que permanece totalmente vigente en el imaginario colectivo. Holanda, 1974 De acuerdo, nunca llegaron a ganar un Campeonato del Mundo. De hecho, perdieron las dos finales que jugaron (Alemania en 1974 y Argentina en 1978). Pero a la “Naranja Mecánica” es justo medirla por el legado que dejó y no por las copas que alzó. Y es que pocas selecciones han sido capaces de ser reconocibles por su juego, evolucionar y revolucionar el balompié. Si acaso, el Brasil de 1970, la España del “Tiki-Taka” y ésta, la Holanda del fútbol total. Dirigida por Rinus Michaels, capitaneada por Johan Cruyff y con jugadores de la talla de Johan Neeskens, Johnny Rep, Ruud Krol o los hermanos Van der Kerkhoff; fue pionera en la presión en todo el campo, en jugar sin un 9 puro, en intercambiar las posiciones entre jugadores y en llegar al área triangulación tras triangulación. Su camiseta naranja es actualmente una de las más icónicas, solicitadas y vendidas entre los amantes del fútbol retro. Inglaterra, 1982 Para muchos, una de las camisetas más perfectas que jamás se ha hecho. Con ella se plantó Inglaterra en el torneo de España en 1982. No podemos decir que les fuese muy bien, pues cayeron eliminados en segunda ronda a pesar de contar en sus filas con peloteros como Kevin Keegan o Glenn Hoodle. Hoy en día es objeto de coleccionista, prácticamente pieza de museo, pues se trata de una prenda revolucionaria en la Inglaterra de la época. Y es que fue la primera vez que dejaron de lado los diseños planos característicos de entonces (camiseta blanca total y escudo). Admiral fue la culpable. Una marca de ropa interior que llegó a vestir a la selección inglesa. Fue ella la que introdujo las franjas, de modo que si querías vestir como tu equipo debías tener una camiseta Admiral, no cualquier otra. Tras un éxito mundial, Admiral se declaró en bancarrota en 1982 y fue vendida. Hace pocos años resurgió y es proveedor deportivo de, por ejemplo, la selección de Gibraltar. Francia, 1984 y 1998 Barthez, Thuram, Lizarazu, Deschamps, Karembeu, Djorkaeff, Desailly… y Zidane, sobre todo Zidane. El genio salió una vez más de la lámpara en Saint Denis, en su casa, en una final en la que la Brasil de Rivaldo, Ronaldo o Bebeto no pudo hacer nada para contener a los “Bleu”. Cayeron por 3 a 0. Para el recuerdo esa camiseta azul que portaba el 10 y que vio una de sus exhibiciones más recordadas. A su vez, se trata de un homenaje a la que vistió el combinado galo en 1984, en otro torneo que ganaron y que también se disputó en su país. Una final de infausto recuerdo para La Roja por cierto. Argentina, 1986 Si la de Holanda de 1974 es una de las camisetas retro más solicitadas, la de Argentina de 1986 no le anda a la zaga, ni mucho menos. Mítica elástica de Le Coq Sportif que pasó a la historia, en su versión azul, por enseñar al mundo cómo se marcan, en un mismo partido, un Gol del Siglo y otro con la Mano de Dios. ¿De qué planeta viniste, Diego? Alemania, 1990 Nos acercamos a los mundiales más recientes, aquellos con un recuerdo más nítido, y viajamos hasta Italia 90, el primer Campeonato del Mundo con juego en disquete para ordenadores. Eso sí, en 3 colores. En aquella edición reinó Alemania Federal. Al poco tiempo se uniría con Alemania Democrática, pero antes tuvo tiempo de conseguir su estrella a costa de la Argentina de Ruggeri, Maradona, Burruchaga o Sensini. En el cuadro teutón, nombres que nos suenan familiares (Illgner, Klinsmann, Matthäus…) vistieron uno de los diseños más celebrados de Adidas, con los colores de la bandera presentes en el frontal. De hecho, en el próximo campeonato de Rusia el equipo germano llevará una camiseta inspirada en la de los campeones de 1990. USA, 1994 Cuando se supo que Estados Unidos iba a organizar un campeonato de estas características, más de uno se echó las manos a la cabeza. ¿Cómo es posible? Un país para el que el fútbol ni siquiera se jugaba con los pies y donde llamaban “soccer” a nuestro deporte rey. Pues bien, el torneo de 1994 no solo fue el espaldarazo definitivo para el fútbol en el país, sino que presentó ante los ojos del mundo a una selección con jugadores muy carismáticos (solo hay que recordar al “rockero” pelirrojo Alexi Lalas, las rastas de Cobi Jones, el look a lo “Machete” de Marcelo Balboa o a Tony Meola) y enfundados en una camiseta que dio mucho que hablar. Y es que Adidas abandonó la sobriedad habitual en sus diseños para añadir un cuello en “v” nada común en la época y un estampado de grandes estrellas -en honor la bandera estadounidense- sobre un color azul que evocaba a un tejido vaquero, otra de las señas de identidad del país. El equipo llegó a pasar de ronda, si bien se encontraron con el que a la postre sería el campeón, Brasil, y su aventura terminó en octavos. España, 1994 No podemos dejar pasar la oportunidad de elegir una de las camisetas de España. Podríamos escoger la del torneo de Sudáfrica por el recuerdo que conlleva, pero la verdad es que si ha habido un diseño rompedor en La Roja ese ha sido, sin duda, el de 1994. Además, el modelo que llevaremos en Rusia está inspirado en éste, con los ya míticos -y polémicos- “rombos” conformando franjas verticales. De aquél campeonato recordamos para siempre el codazo a Luis Enrique, el golazo de Goiko a Alemania, el fallo de Julio Salinas a lo Cardeñosa y… quedarnos a las puertas de las semifinales. Estamos convencidos de que este verano será totalmente diferente. México, 1998 Bonita, lo que se dice bonita, para muchos no es. Tampoco le dio excesiva suerte a sus portadores, que cayeron eliminados en octavos de final. Sin embargo, se trata sin duda de una de las camisetas más particulares de cuantas se han visto en la historia de los mundiales. Y es que la marca ABA Sport pensó que era un buen momento para innovar y decidieron hacer un guiño a la mitología azteca. Para ello, incluyeron en la zamarra mexicana La Piedra del Sol, que representa el rostro de Tonatiuh, precisamente el dios azteca del astro. Una combinación cuanto menos curiosa. Italia, 2002 En 2002 los futbolistas ya eran considerados iconos de imagen para las marcas. La gomina y los tatuajes se hacían cada vez más visibles al tiempo que los bigotes desaparecían de los campos. En este contexto se enmarca la camiseta que la selección italiana vistió en la cita de Corea del Sur en 2002 y en la que fue eliminada por la anfitriona en octavos. Una prenda revolucionaria que cambiaba las reglas de la indumentaria en el fútbol. De camisetas anchas en las que predominaba la comodidad se pasaba a elásticas ajustadas al cuerpo del futbolista y con tejidos transpirables. No aptas para todos los cuerpos: ¿te imaginas a Ronaldo o Puskas vistiéndolas? Nigeria, 2018 Vale, quizá todavía no haya marcado la historia sobre el terreno de juego. Pero lo sucedido con la camiseta de Nigeria no tiene precedentes. No solo cuenta con un diseño totalmente rompedor e innovador, sino que antes de venderse su federación ya había recibido más de 3 millones de pre-pedidos. Una vez puestas a la venta, las existencias se agotaron en minutos y son varias las tiendas que han encontrado colas de futboleros en busca de la elástica de “Las Águilas”. De hecho, se ha dado un fenómeno desconocido hasta ahora, la reventa, donde a día de hoy duplica su precio oficial.

Todos los aficionados españoles estamos viviendo estos días de Campeonato del Mundo con el corazón en un puño y los brazos apoyados en la mesa de un bar. Mientras nuestra selección va sacando adelante sus partidos -por el momento con más pena que gloria-, los bares, conscientes de la oportunidad que un evento de este calado supone, no dudan en llenar el almacén, decorar sus establecimientos y rescatar o crear promociones específicas para los días de partido de España, esto es, aproximadamente cada 5 días. Pero, ¿por qué esperar todo ese tiempo? ¿De verdad no es posible rentabilizarlo más? Especialmente en zonas turísticas y grandes ciudades, hay viviendo o de paso aficionados de prácticamente todas las selecciones que participan en el torneo. Por eso, los partidos de este campeonato son la ocasión perfecta para llenar tu bar y, como consecuencia directa, incrementar los beneficios. Y es que en ocasiones jugar efectivo también gana partidos, y si no que se lo digan a Francia. Por eso, en #LoVemosEnElBar te damos algunos consejos para que no solo llenes en los partidos de España, sino que aproveches un acontecimiento de esta magnitud para atraer clientes de otras selecciones como la inglesa, la belga o la mexicana: La Tri, una afición de 10 que sueña con hacer algo grande México ya está en octavos de final. El equipo azteca está siendo una de las revelaciones del torneo, igual que su afición, que está dando una lección de cómo “bancar” y vibrar con su selección. Todo indica a que van a “dar guerra” en el torneo, por lo que la ilusión de la colonia mexicana en España no dejará de aumentar. En este sentido, una buena idea es la de recibir a una de las aficiones más animadas de la competición con música, ¿y qué mejor que una de las playlist de #LoVemosEnElBar de Spotify? Sin duda, la lista “Desde Rusia con amor” es la idónea para atraer a los aficionados del equipo tricolor, ya que entre sus canciones se encuentra la que ha compuesto Maná para apoyar a la selección mexicana: “El gladiador mexicano (Vamos México)", una pieza inspiradora y que desprende energía positiva para alentar al equipo durante el torneo. Pero, si realmente quieres hacerles sentirse como en casa, no pueden faltar unos clásicos nachos con guacamole en tu establecimiento. Aunque su elaboración no es complicada, te damos un consejo: si quieres que realmente aprecien tus nachos y que verdaderamente sean caseros, hazlos con totopos, no utilices los típicos chips. Además, puedes incluir otras recetas sencillas como las quesadillas o los tacos.  Los ingleses, una hinchada fiel a la que conquistarás con comida y deporte Los de Gareth Southgate también han pasado la fase de grupos. Los hinchas ingleses viven el fútbol como si de una religión se tratase. Y no es para menos: la selección inglesa, comandada por el “killler” Harry Kane, es una de las favoritas. A los ingleses les encanta el fútbol, pero también les gusta España y su clima. Por eso, no es extraño que te encuentren con varios grupos dispuestos a animar a los “Pross”.  Verás que, durante un partido, los ingleses son todo intensidad. Gritarán, cantarán, animarán y se desgañitarán. Así que algo que no puede faltar son las bebidas. Hay que refrescar las gargantas. Pero como bien sabemos en España, una buena bebida debe ir acompañada de una importante ración de comida y, atendiendo a los platos típicos británicos, el fish and chips y el jacked potato se configuran como las mejores opciones para que ellos se sientan como en una de sus taverns y para tu bar, pues su elaboración no es excesivamente compleja. Para la previa, ponles algunos himnos futboleros con los que entrar en calor (te recomendamos la lista “La previa del partido en tu bar”, que incluye el Three Lions dedicado a su selección) y, si dispones de billar, ponlo en pleno funcionamiento, ya que son muy aficionados. Los belgas, ilusionados con dar la sorpresa Otra de las selecciones clasificadas para octavos es la belga, un conjunto que ha generado muchas expectativas entre seguidores de todo el mundo y que cuenta con jugadores diferenciales como Mertens, De Bruyne, Hazard o Lukaku. Y entonces, ¿cómo atraes a sus hinchas? Muy sencillo, postres de chocolate, cerveza belga y patatas fritas. Sí, patatas fritas, como lo lees. Las conocidas como “frites” son patrimonio del país y un aperitivo ideal para servir mientras el fútbol es el protagonista. Este plato, acompañado de alguna salsa como la andalouse, hará que se sientan como en las mismísimas Flandes y Valonia. Como último consejo, que no falten banderas de todos los equipos que compiten en este Campeonato del Mundo, y que las redes sociales de tu establecimiento hagan su función y lo promocionen para que los usuarios sepan dónde se ven todos los partidos del torneo.

Las ferias o eventos de restauración son una ocasión perfecta para obtener ideas, conocer e intercambiar pareceres con compañeros y personas influyentes del sector y, cómo no, descubrir las últimas novedades y tendencias que marcarán el futuro de la hostelería. Trazando un paralelismo futbolístico, ir a una feria sería como un ojeador que viaja a un Campeonato del Mundo sub-20 o sub-17 para encontrar los diamantes en bruto que más tarde marcarán una época en su club. En este sentido, una de las principales ferias de restauración en España es Hostelco, cita bianual que este año tuvo lugar en Barcelona. Un cónclave único para la hotelería, restauración y colectividades donde se presentan las últimas soluciones del sector Horeca. Cómo cada edición, este acontecimiento fue organizado por Fira de Barcelona y por la Federación Española de Asociaciones de Fabricantes de Maquinaria para Hostelería, Colectividades e Industrias Afines (FELAC). Consolidada y con un gran crecimiento respecto a la celebrada en el 2016, Hostelco 2018 reunió a los principales líderes del mercado y presentó una serie de novedades que te contamos en #LoVemosEnElBar. Una edición estratégica En esta ocasión, Hostelco se celebró de manera conjunta con el salón internacional de Alimentación, Bebidas & Food Service, Alimentaria. Esta cita se convirtió en una de las mayores plataformas internacionales para la industria de la alimentación, la gastronomía y el equipamiento hotelero porque ofreció, en el mismo recinto, la oferta más completa y variada tanto a la distribución como al canal Horeca. Rafael Olmos, presidente del comité organizador (FELAC), afirmó que ésta fue una edición clave a nivel estratégico a la hora de consolidar la línea de recuperación del sector iniciada en 2014. Las cifras así lo atestiguan: 4.500 empresas expositoras de 70 países, 150.000 visitantes registrados (70% nacionales y 30% internacionales) de 156 países y un impacto estimado de 200 millones de euros. Innovación y tecnología: la gran apuesta En hostelería, igual que en el mundo del fútbol, el cambio está a la orden del día -incluso es cuestión de horas, y si no que se lo digan a Lopetegui y a Hierro-, y ahí es donde las nuevas tecnologías tienen un papel protagonista, ya que han conseguido, entre otras cosas, mejorar la experiencia de cliente y trabajadores, pero también la relación entre ambos. Hostelco apostó, una vez más, por la innovación, mostrando las últimas novedades en productos, tecnologías y diversas soluciones de vanguardia en equipos y maquinarias para hostelería y restauración. Una de las principales apuestas en esta edición fue la puesta en marcha de espacios de demostraciones con aplicación real de los productos y servicios, como “The Hostelco Experience - Live Hotel”, un espacio de 950 metros cuadrados donde se recreaban la recepción y cuatro habitaciones de un hotel de última generación, con el fin de mostrar lo último en interiorismo e innovación tecnológica. Con la vista puesta en el sector hotelero, Resuinsa presentó su primera lavandería diseñada especialmente para textiles inteligentes en España. La instalación que está revolucionando el sector hotelero ha sido posible gracias a la tecnología RFID, que digitaliza todo el proceso de control de los artículos, de forma que se conoce tanto el número de lavados como la pérdida de las prendas gracias a un “chip” que controla la trazabilidad del producto y que permite dejar atrás el recuento manual. La revolución móvil Con las nuevas soluciones tecnológicas que se presentaron en Hostelco, los hosteleros descubrieron que podían controlar desde el móvil, entre otras cosas, la gobernanza del hotel o la música que suena en su establecimiento, pequeñas gestiones pero que facilitan sus tareas diarias. Xenon mostró dos soluciones innovadoras en este evento para que tanto la música como los derechos de autor sean una opción legal para un equipo profesional de música en un bar o restaurante: Por un lado, la app Music Station da la opción de realizar una gestión total de las canciones y su calidad desde el móvil, perfecta para bares, hoteles y restaurantes. Por otro lado, si lo que deseas es interactuar con tus clientes mediante la música, Selector es tu aplicación. Con ella puedes acercarte a los huéspedes de tu hotel o clientes de tu bar y conocer sus gustos y preferencias musicales. Pero los móviles ofrecen muchas más soluciones revolucionarias. Por ejemplo, para la gestión de colas. ICG presentó una aplicación con la que los clientes pueden ver, a través de un código QR, los diferentes productos que forman parte de la carta y la información de estos (alérgenos, ingredientes, calorías…), hacer un pedido y pagarlo desde el móvil. De esta forma, ya no tienen que esperar en las colas para solicitar su comida. Por último, mencionar la evolución de las máquinas de café, pensadas para ayudar a los baristas a servirlos de forma perfecta y fomentar la personalización de cara al consumidor, de modo que el trabajador pueda personalizar al máximo diferentes parámetros para conseguir un café al gusto del consumidor. Además, las nuevas máquinas destacan por su diseño, ergonomía, la reducción de la huella de CO2 y el consumo de energía e, incluso, por facturar al hostelero no por kilos, sino por el café consumido. Como ves, son muchas las soluciones tecnológicas que te permitirán modernizar tus servicios y tu negocio.

"Yo tenía un entrenador que cuando llegábamos al vestuario, nos decía: «No palabra». Era yugoslavo. Estábamos una hora sin hablarnos. Pensaba que la activación llegaba de esa forma. Ahora, en cambio, los jugadores ponen una música ratonera. Retumba todo, pero a ellos les activa". Son palabras de Vicente Del Bosque, campeón del mundo en 2010 al frente de la selección.  De sus declaraciones se desprende que, efectivamente, los tiempos han cambiado, en el terreno de juego pero también dentro del vestuario. Y estaremos todos de acuerdo en que si algo necesitamos ahora, tras un inicio del torneo “complicado”, son jugadores activados: un Sergio Ramos extramotivado tirando del carro, a Piqué “secando” delanteros, a Isco con el traje de mago cada vez que reciba, a Silva desmontando sistemas defensivos a un toque, a Koke y Busquets repartiendo balones y criterio, a De Gea parando lo imparable y a Iniesta haciendo de Iniesta. Y si para ello es necesario recurrir a la música, bienvenida sea. Del metal al flamenco, pasando por Estopa, Amaral, el reggaeton y el vallenato Pero, ¿cuáles son esas canciones “ratoneras” a las que se refiere Don Vicente? Hemos buscado y rebuscado en entrevistas y declaraciones de los jugadores de La Roja y ya sabemos cuál es la música que les activa. Tras analizarlas y recopilarlas, estamos convencidos de que provocarán el mismo efecto en los clientes de tu bar, así que toma nota y disfruta de la lista de hits que se escuchan en el vestuario del equipo de todos: Como ves, sabemos que a Piqué le tira, por razones obvias, “La Bicicleta” de Carlos Vives y Shakira. Otros géneros -muy diferentes- también están presentes en sus preferencias con canciones como “No woman, no cry” de Bob Marley & The Wailers, “Fake Love” de Drake, “Picky” de Joey Montana o “Smells Like Teen Spirit”, celebrado himno de Nirvana. De central a central: Sergio Ramos es de flamenco y cante jondo. De hecho, es amigo íntimo de José Mercé, se le ha visto cantar a Vicente Amigo, le gusta Canelita, toca el cajón y la guitarra y no ha dudado en coger el micrófono cuando ha tocado (que cada uno juzgue si es mejor que se dedique a la percusión y la cuerda): Por su parte, Iniesta pone el pop español en la lista de La Roja. Amigo personal de los Estopa, también le gustan Dani Martín, Melendi o los Hombres G. Y aquí llega una de las sorpresas. Busquets, la sobriedad en persona (al menos en el campo y ante los micrófonos), es fan del reggaeton y el vallenato, siendo algunas de sus canciones favoritas “Andas en mi cabeza” de Chino & Nacho, “Bailando” de Enrique Iglesias, “Reggaeton Lento” de CNCO o “La Gozadera” de Gente de Zona. David Silva sigue los pasos de Busquets y se decanta por los ritmos latinos. Su canción para activarse: “Moviendo Caderas” de Yandel y Daddy Yankee. Y si Busquets y Silva podrían irse juntos de concierto, lo mismo podrían hacer Jordi Alba e Iniesta. Porque el lateral izquierdo también es seguidor confeso de la música española. Antonio Orozco, Manuel Carrasco o Camarón de la Isla, entre sus preferencias.  Antes de ponerse bajo palos, David De Gea se activa con la banda metal Slipknot. Su compañero de posición, Pepe Reina, es fan de Amaral. Por último, en el centro del campo de La Roja el contraste es la nota predominante: mientras que Isco es de El Barrio (gusto que comparte con Sergio Ramos), Koke opta por Calvin Harris para salir enchufado a los partidos. Como ves, la lista que sale es más bien variada. Perfecta para poder triunfar con todos los públicos en tu bar. *Recuerda que estas listas es para que te inspires y obtengas ideas para tu establecimiento. La reproducción de listas de Spotify en un bar puede ser objeto de sanción. Para poder utilizar cualquier obra musical o audiovisual protegida, ya sea nacional o extranjera, necesitas una licencia SGAE.

Las ferias o eventos de restauración son una ocasión perfecta para obtener ideas, conocer e intercambiar pareceres con compañeros y personas influyentes del sector y, cómo no, descubrir las últimas novedades y tendencias que marcarán el futuro de la hostelería. Trazando un paralelismo futbolístico, ir a una feria sería como un ojeador que viaja a un Campeonato del Mundo sub-20 o sub-17 para encontrar los diamantes en bruto que más tarde marcarán una época en su club. En este sentido, una de las principales ferias de restauración en España es Hostelco, cita bianual que este año tuvo lugar en Barcelona. Un cónclave único para la hotelería, restauración y colectividades donde se presentan las últimas soluciones del sector Horeca. Cómo cada edición, este acontecimiento fue organizado por Fira de Barcelona y por la Federación Española de Asociaciones de Fabricantes de Maquinaria para Hostelería, Colectividades e Industrias Afines (FELAC). Consolidada y con un gran crecimiento respecto a la celebrada en el 2016, Hostelco 2018 reunió a los principales líderes del mercado y presentó una serie de novedades que te contamos en #LoVemosEnElBar. Una edición estratégica En esta ocasión, Hostelco se celebró de manera conjunta con el salón internacional de Alimentación, Bebidas & Food Service, Alimentaria. Esta cita se convirtió en una de las mayores plataformas internacionales para la industria de la alimentación, la gastronomía y el equipamiento hotelero porque ofreció, en el mismo recinto, la oferta más completa y variada tanto a la distribución como al canal Horeca. Rafael Olmos, presidente del comité organizador (FELAC), afirmó que ésta fue una edición clave a nivel estratégico a la hora de consolidar la línea de recuperación del sector iniciada en 2014. Las cifras así lo atestiguan: 4.500 empresas expositoras de 70 países, 150.000 visitantes registrados (70% nacionales y 30% internacionales) de 156 países y un impacto estimado de 200 millones de euros. Innovación y tecnología: la gran apuesta En hostelería, igual que en el mundo del fútbol, el cambio está a la orden del día -incluso es cuestión de horas, y si no que se lo digan a Lopetegui y a Hierro-, y ahí es donde las nuevas tecnologías tienen un papel protagonista, ya que han conseguido, entre otras cosas, mejorar la experiencia de cliente y trabajadores, pero también la relación entre ambos. Hostelco apostó, una vez más, por la innovación, mostrando las últimas novedades en productos, tecnologías y diversas soluciones de vanguardia en equipos y maquinarias para hostelería y restauración. Una de las principales apuestas en esta edición fue la puesta en marcha de espacios de demostraciones con aplicación real de los productos y servicios, como “The Hostelco Experience - Live Hotel”, un espacio de 950 metros cuadrados donde se recreaban la recepción y cuatro habitaciones de un hotel de última generación, con el fin de mostrar lo último en interiorismo e innovación tecnológica. Con la vista puesta en el sector hotelero, Resuinsa presentó su primera lavandería diseñada especialmente para textiles inteligentes en España. La instalación que está revolucionando el sector hotelero ha sido posible gracias a la tecnología RFID, que digitaliza todo el proceso de control de los artículos, de forma que se conoce tanto el número de lavados como la pérdida de las prendas gracias a un “chip” que controla la trazabilidad del producto y que permite dejar atrás el recuento manual. La revolución móvil Con las nuevas soluciones tecnológicas que se presentaron en Hostelco, los hosteleros descubrieron que podían controlar desde el móvil, entre otras cosas, la gobernanza del hotel o la música que suena en su establecimiento, pequeñas gestiones pero que facilitan sus tareas diarias. Xenon mostró dos soluciones innovadoras en este evento para que tanto la música como los derechos de autor sean una opción legal para un equipo profesional de música en un bar o restaurante: Por un lado, la app Music Station da la opción de realizar una gestión total de las canciones y su calidad desde el móvil, perfecta para bares, hoteles y restaurantes. Por otro lado, si lo que deseas es interactuar con tus clientes mediante la música, Selector es tu aplicación. Con ella puedes acercarte a los huéspedes de tu hotel o clientes de tu bar y conocer sus gustos y preferencias musicales. Pero los móviles ofrecen muchas más soluciones revolucionarias. Por ejemplo, para la gestión de colas. ICG presentó una aplicación con la que los clientes pueden ver, a través de un código QR, los diferentes productos que forman parte de la carta y la información de estos (alérgenos, ingredientes, calorías…), hacer un pedido y pagarlo desde el móvil. De esta forma, ya no tienen que esperar en las colas para solicitar su comida. Por último, mencionar la evolución de las máquinas de café, pensadas para ayudar a los baristas a servirlos de forma perfecta y fomentar la personalización de cara al consumidor, de modo que el trabajador pueda personalizar al máximo diferentes parámetros para conseguir un café al gusto del consumidor. Además, las nuevas máquinas destacan por su diseño, ergonomía, la reducción de la huella de CO2 y el consumo de energía e, incluso, por facturar al hostelero no por kilos, sino por el café consumido. Como ves, son muchas las soluciones tecnológicas que te permitirán modernizar tus servicios y tu negocio.

"Yo tenía un entrenador que cuando llegábamos al vestuario, nos decía: «No palabra». Era yugoslavo. Estábamos una hora sin hablarnos. Pensaba que la activación llegaba de esa forma. Ahora, en cambio, los jugadores ponen una música ratonera. Retumba todo, pero a ellos les activa". Son palabras de Vicente Del Bosque, campeón del mundo en 2010 al frente de la selección.  De sus declaraciones se desprende que, efectivamente, los tiempos han cambiado, en el terreno de juego pero también dentro del vestuario. Y estaremos todos de acuerdo en que si algo necesitamos ahora, tras un inicio del torneo “complicado”, son jugadores activados: un Sergio Ramos extramotivado tirando del carro, a Piqué “secando” delanteros, a Isco con el traje de mago cada vez que reciba, a Silva desmontando sistemas defensivos a un toque, a Koke y Busquets repartiendo balones y criterio, a De Gea parando lo imparable y a Iniesta haciendo de Iniesta. Y si para ello es necesario recurrir a la música, bienvenida sea. Del metal al flamenco, pasando por Estopa, Amaral, el reggaeton y el vallenato Pero, ¿cuáles son esas canciones “ratoneras” a las que se refiere Don Vicente? Hemos buscado y rebuscado en entrevistas y declaraciones de los jugadores de La Roja y ya sabemos cuál es la música que les activa. Tras analizarlas y recopilarlas, estamos convencidos de que provocarán el mismo efecto en los clientes de tu bar, así que toma nota y disfruta de la lista de hits que se escuchan en el vestuario del equipo de todos: Como ves, sabemos que a Piqué le tira, por razones obvias, “La Bicicleta” de Carlos Vives y Shakira. Otros géneros -muy diferentes- también están presentes en sus preferencias con canciones como “No woman, no cry” de Bob Marley & The Wailers, “Fake Love” de Drake, “Picky” de Joey Montana o “Smells Like Teen Spirit”, celebrado himno de Nirvana. De central a central: Sergio Ramos es de flamenco y cante jondo. De hecho, es amigo íntimo de José Mercé, se le ha visto cantar a Vicente Amigo, le gusta Canelita, toca el cajón y la guitarra y no ha dudado en coger el micrófono cuando ha tocado (que cada uno juzgue si es mejor que se dedique a la percusión y la cuerda): Por su parte, Iniesta pone el pop español en la lista de La Roja. Amigo personal de los Estopa, también le gustan Dani Martín, Melendi o los Hombres G. Y aquí llega una de las sorpresas. Busquets, la sobriedad en persona (al menos en el campo y ante los micrófonos), es fan del reggaeton y el vallenato, siendo algunas de sus canciones favoritas “Andas en mi cabeza” de Chino & Nacho, “Bailando” de Enrique Iglesias, “Reggaeton Lento” de CNCO o “La Gozadera” de Gente de Zona. David Silva sigue los pasos de Busquets y se decanta por los ritmos latinos. Su canción para activarse: “Moviendo Caderas” de Yandel y Daddy Yankee. Y si Busquets y Silva podrían irse juntos de concierto, lo mismo podrían hacer Jordi Alba e Iniesta. Porque el lateral izquierdo también es seguidor confeso de la música española. Antonio Orozco, Manuel Carrasco o Camarón de la Isla, entre sus preferencias.  Antes de ponerse bajo palos, David De Gea se activa con la banda metal Slipknot. Su compañero de posición, Pepe Reina, es fan de Amaral. Por último, en el centro del campo de La Roja el contraste es la nota predominante: mientras que Isco es de El Barrio (gusto que comparte con Sergio Ramos), Koke opta por Calvin Harris para salir enchufado a los partidos. Como ves, la lista que sale es más bien variada. Perfecta para poder triunfar con todos los públicos en tu bar. *Recuerda que estas listas es para que te inspires y obtengas ideas para tu establecimiento. La reproducción de listas de Spotify en un bar puede ser objeto de sanción. Para poder utilizar cualquier obra musical o audiovisual protegida, ya sea nacional o extranjera, necesitas una licencia SGAE.

A escasos días de empezar el Campeonato del Mundo de Rusia, los jugadores ya están poniendo sus piernas a punto en la concentración y en los partidos previos al torneo. El objetivo, llegar al máximo para ganar todos los partidos y traerse el trofeo de vuelta a España. Para tu bar o restaurante también van a ser unos días importantes, ten en cuenta que el fútbol es un potente generador de negocio y que los partidos de España son a la hora perfecta para que los aficionados llenen los bares. Por eso, no sólo sirve con retransmitir en directo el partido, hay que sacarle el máximo partido. Y ahora es el momento ideal para ir preparando la que será la gran cita durante el próximo mes para tu local.   Como calentamiento para lo que viene, has de saber que el 3 de junio España juega un amistoso frente a Suiza (21:00 horas) y, además, es el Día Mundial de Repetir, una buena oportunidad para fidelizar a tus clientes con un 2x1 o un descuento en alguno de tus productos estrella. Además, puedes preparar una porra para que tus clientes más futboleros se sientan partícipes del torneo, una buena razón para volver cada partido a tu local. También, decorar el establecimiento acorde al gran acontecimiento que llega y en función del combinado nacional al que animes tú o tus clientes (pista: camiseta roja y pantalón azul). Si quieres ir un paso más allá y darlo todo -como hizo Ronaldo en su fiesta de cumpleaños-, puedes optar por el viaje gastronómico y preparar un menú temático del campeonato con el que diferenciarte de tu competencia. Para ayudarte, en #LoVemosEnElBar te traemos algunas sugerencias: 1. Inauguración del torneo El 14 de junio comienza la competición que tendrá a todo el planeta pegado al televisor. Un Rusia-Arabia Saudí que a priori no pinta apasionante -aunque aquí nos gusta tanto el fútbol que a punto estuvimos de pasarnos por el Carranza para verles contra Argelia-, si bien no debemos subestimar que es el partido inaugural, uno de los más seguidos. Y es que los aficionados tenemos muchas ganas de fútbol. En el caso de que quieras tematizar tu carta, uno de los platos típicos rusos es el Pelmeni, una especie de gyozas. Se trata de unos saquitos cocidos rellenos de carne o de pollo y acompañados de diferentes tipos de salsas. El falafel también tiene que estar en tu carta ese día.  ¿Y qué es el falafel? Unas croquetas hechas con judías y garbanzos que son santo y seña de la gastronomía de Arabia Saudí. Ambos platos son muy consistentes, por lo que no olvides tener la cámara llena de bebida para acompañarlas. 2. 15 de junio: Día Mundial de la Tapa y debut de España Apúntate esta fecha en el calendario. No solo es el primer partido de España, todo un duelo “ibérico” frente a la Portugal de Cristiano, sino que es el día de una de nuestras costumbres más populares (y no es la siesta ni ovacionar a Iniesta). Es el Día Mundial de la Tapa. Tortilla de patata, paella valenciana, pulpo a la gallega, huevos rotos o jamón serrano y queso manchego son nuestras sugerencias para que sirvas en una noche mágica donde todos los españoles estarán disfrutando (esperemos que así sea) del equipo liderado por Lopetegui.   3. Los grandes favoritos y sus platos estrella Además de España, hay selecciones que se perfilan como grandes candidatas para hacerse con el trofeo -aunque vayan a perder-. Hay, por lo tanto, muchas posibilidades de que, tarde o temprano, nuestro equipo se cruce con una de ellas. Una oportunidad única para adaptar tu carta y hacer una noche temática especial con motivo del partidazo. Toma nota, porque estas son algunas de las especialidades típicas de los grandes favoritos: Alemania: la Bratwurstes la salchicha tradicional por excelencia. Otro de los platos estrella alemanes es el chucrut, repollo imprescindible de la gastronomía teutona. Es, además, la guarnición perfecta para los platos principales, por lo que el chucrut junto con la salchicha Bratwurst es el equipo ganador en tu cocina. Brasil: Las coxinhas son el aperitivo perfecto para ver los partidos de la selección de Tite. Consiste en una pechuga de pollo envuelta en masa y rellena de queso. Pero por si esto no te parece suficiente, los pão de queixo serán la guinda perfecta para aquellos amantes del fútbol y la gastronomía “canharinha”. Argentina: La empanada argentina es un plato típico que nunca falta en una fiesta. Un buen asado también es la seña de identidad de la cocina país de Messi, Higuain, Agüero y compañía. Inglaterra: El Jacket Potato es uno de los platos típicos británicos que no puede faltar en tu carta. Se trata de una patata cocida en el horno hasta que la piel está crujiente. El interior se puede rellenar con muchas combinaciones, pero las más famosas son atún y mayonesa o queso y alubias. 4. Final del Campeonato del Mundo: Una celebración especial Todavía no sabemos quién disputará el partido final del torneo, pero de lo que sí estamos seguros es que el 15 de julio es el Día Mundial de Adorar a las Vacas -sí, como lo lees-, una ocasión perfecta para un menú muy especial de carne para festejar el triunfo de, esperemos, los que van de rojo. 5. Productos sin Gluten Como último consejo, te recomendamos que incluyas en tu carta platos sin gluten para todos aquellos clientes que, ya sea por dieta o porque padecen la enfermedad celíaca, requieren de este tipo de productos. Así, te aseguras de que esas personas también podrán disfrutar de tus platos mientras vibran con el mejor fútbol. Recuerda que podrás estar al día de todos los partidos y diales del campeonato en nuestra programación.

Echar la vista atrás en la historia de los mundiales es recordar el codazo de Tassotti a Luis Enrique, el fatídico gol anulado frente a Corea, la lección de fútbol que nos dio Zizou en el 2006, el fallo de Zubizarreta ante Nigeria en el 98, los cuatro goles de Butragueño en México… Y por supuesto, a Puyol despegando en el área alemana, a Van der Vaart tratando sin éxito de repeler el tiro de Iniesta y a Casillas alzando el trofeo al cielo de Johannesburgo. Y es que siempre es más fácil recordar las alegrías y decepciones de nuestro equipo. Sin embargo, desde que se celebró el primer Campeonato del Mundo, son muchas las historias y anécdotas, algunas inverosímiles y hasta esperpénticas, que se han sucedido en las 20 ediciones que, hasta el momento, se han disputado. Te invitamos echar la vista atrás para recordar alguna de estas “curiosidades”: 1930 - Héctor Castro, el “divino manco” uruguayo El primer Campeonato del Mundo se disputó en Uruguay en el año 1930. Allí, el conjunto charrúa acabó levantando el trofeo con un protagonista de excepción, Héctor Castro, apodado “divino manco”. Castro fue uno de los héroes de la final, pues marcó el 4 a 2 en la victoria de la selección uruguaya sobre Argentina. Nada extraño si no fuese porque a Castro le faltaba un brazo, extremidad que perdió en un accidente con una motosierra a los 13 años. Un ejemplo de superación único hasta el momento. La Segunda Guerra Mundial supuso la cancelación de dos mundiales, los correspondientes a 1942 y 1946. Durante la contienda, Ottorino Barassi, vicepresidente de la federación internacional, fue el encargado de que el trofeo estuviese a buen recaudo, a salvo de un probable expolio por parte del ejército nazi. 1950 - Descalzos y orgullosos Brasil, 1950. La renuncia de Birmania abre de par en par las puertas del Campeonato del Mundo a la selección de la India, que había sido la revelación de los JJOO de Londres dos años antes. En aquél torneo, llamaron la atención de todos porque sus jugadores no usaban botas de fútbol. Jugaban solo con una venda a modo de protección. Continuaron jugando descalzos hasta que en los Juegos Olímpicos de Helsinki de 1952 algunos futbolistas sufrieron congelaciones en los dedos. 1950 – La Azzurra, en barco hasta Brasil tras un accidente aéreo El 4 de mayo de 1949, 18 jugadores del equipo bautizado como “Il Grande Torino”, uno de los conjuntos más fuertes de Italia en la época, perdieron la vida en un accidente aéreo. La “Tragedia de Superga” supuso no solo un tremendo impacto para el club, sino también para todo el fútbol italiano y, especialmente, para la selección Azzurra que el año siguiente iba a disputar el campeonato de Brasil. 1962 – El árbitro que se vengó de la URSS El 3 de junio de 1962, Colombia y la todopoderosa URSS, con Lev Yashin “La Araña Negra” bajo palos, se enfrentaban en el primer partido del torneo de Chile. El encargado de impartir justicia era Joao Etzel Filho, un colegiado brasileño que al final hizo todo lo contrario. A falta de media hora para cumplirse el tiempo reglamentario, la URSS ganaba sin dificultades al cuadro cafetero por 4 goles a 1. Una serie de decisiones parciales de Filho provocaron que Colombia acabase empatando aquél partido. Filho admitió años después haber pitado a favor de Colombia: "Yo empaté aquel partido. Soy descendiente de húngaros y odio a los rusos desde que invadieron Hungría en 1956". Una venganza con silbato. 1962 – El torneo más duro El campeonato de Chile también es recordado como el más duro, por no decir violento, de la historia. Los propios anfitriones protagonizaron el considerado encuentro más sucio de la historia de los mundiales. Fue el que les enfrentó a Italia, calentado previamente por prensa y equipos y bautizado después como “La Batalla de Santiago”. Basta con ver las imágenes para darse cuenta de que no se ha exagerado nada: Pero no fue el único. De hecho, si este es considerado el Campeonato del Mundo más violento es por algo: el tercer día de competición 34 jugadores ya habían caído lesionados y se alcanzaron los 50 en el cuarto. 1966 - Antonio Ubaldo Rattín, el “culpable” de que existan las tarjetas Rattín era el capitán de la selección de Argentina en el campeonato de 1966.  En un partido de cuartos de final frente a Inglaterra, el árbitro Rudolf Kreitlein acabó expulsando al jugador de la albiceleste de manera verbal, ya que no existían las tarjetas. La razón, las continuas quejas de Rattín, que incluso llegó a pedir un intérprete para protestar al colegiado. Para evitar más situaciones como estas, se decidió establecer las tarjetas amarillas y rojas para el siguiente torneo, celebrado en México en 1970. 1982 – El jeque que anuló un gol en España En 1982, y con el estadio José Zorrilla como testigo, un espectador logró que el árbitro anulase un gol a la selección francesa. Pero el aficionado no era un cualquiera. Era un jeque de Kuwait, hermano del Emir para más señas. Corría el minuto 35 de la segunda parte y Francia dominaba por 3 a 1. Genghini para Platini, que con el exterior habilita a Giresse, que controla y marca. 4 a 1. O eso parecía. Porque los jugadores de Kuwait se quejan de que un espectador había hecho sonar un silbato y les ha confundido. En la grada, un hombre indica al equipo kuwaití que se retire. Era Fahad Al-Ahmed Al-Jaber Al-Sabah, el jeque. No contento con su protesta, decide bajar a “charlar” con el colegiado soviético Miroslav Stipar, que finalmente accedió a anular el gol. ¿Qué razones tan convincentes le daría? 1998 – El amuleto Barthez Francia jugó en casa -y ganó- el campeonato de 1998. Desailly, Pires, Deschamps, Lizarazu, Zidane, Djorkaeff… Un auténtico equipazo en el que también estaban Laurent Blanc y Fabien Barthez, que instauraron un ritual que acabó convirtiéndose en garantía de buena suerte. Concretamente, el central besaba la calva de su portero antes de que comenzase el partido. Tan bien les fue que, a pesar de no poder disputar la final por estar expulsado, Blanc repitió el gesto en el vestuario antes de medirse a Brasil. Hasta el mismísimo presidente de la República, Jacques Chirac, acabó besando la despejada cabeza de Barthez.  2010 – El guaraní para jugar al despiste  Llegamos al 2010, nuestro campeonato favorito, nuestra estrella sobre el escudo. Un distintivo que costó y por el que se sufrió frente a selecciones como Suiza, Chile, Alemania, Portugal… y Paraguay, al que vencimos con gol de Villa -benditos postes-. El conjunto albirrojo, dirigido por el Tata Martino, evitó que los españoles se enterasen de lo que estaban hablando durante el partido recurriendo al guaraní, lengua indígena que se enseña a todos los habitantes del país en el colegio. Afortunadamente, esta táctica no surtió todo el efecto que esperaban. 2018 – El seleccionador, destituido a dos días del inicio del torneo   De esta historia inverosímil también somos protagonistas, aunque lamentablemente no de manera indirecta como en la anterior. La destitución de Lopetegui, seleccionador español, a dos días del debut en el campeonato del combinado nacional es un hecho sin precedentes. Todo comenzó con el anuncio de su fichaje por el Real Madrid tres días antes del partido ante Portugal correspondiente a la primera fase. A partir de ese momento, rumores, especulaciones y un ambiente enrarecido en el seno de la federación y el vestuario tuvieron como consecuencia la destitución, horas después, del técnico vasco. Para muchos, un ridículo histórico de “La Roja” que la convirtió en el hazmerreír del mundo del fútbol. Para otros, una decisión acertada, pues el equipo era lo primero y requería toda la concentración. Para nosotros, una piedra más en el camino que estamos seguros el equipo podrá esquivar en el camino hacia la gloria de Moscú.

A escasos días de empezar el Campeonato del Mundo de Rusia, los jugadores ya están poniendo sus piernas a punto en la concentración y en los partidos previos al torneo. El objetivo, llegar al máximo para ganar todos los partidos y traerse el trofeo de vuelta a España. Para tu bar o restaurante también van a ser unos días importantes, ten en cuenta que el fútbol es un potente generador de negocio y que los partidos de España son a la hora perfecta para que los aficionados llenen los bares. Por eso, no sólo sirve con retransmitir en directo el partido, hay que sacarle el máximo partido. Y ahora es el momento ideal para ir preparando la que será la gran cita durante el próximo mes para tu local.   Como calentamiento para lo que viene, has de saber que el 3 de junio España juega un amistoso frente a Suiza (21:00 horas) y, además, es el Día Mundial de Repetir, una buena oportunidad para fidelizar a tus clientes con un 2x1 o un descuento en alguno de tus productos estrella. Además, puedes preparar una porra para que tus clientes más futboleros se sientan partícipes del torneo, una buena razón para volver cada partido a tu local. También, decorar el establecimiento acorde al gran acontecimiento que llega y en función del combinado nacional al que animes tú o tus clientes (pista: camiseta roja y pantalón azul). Si quieres ir un paso más allá y darlo todo -como hizo Ronaldo en su fiesta de cumpleaños-, puedes optar por el viaje gastronómico y preparar un menú temático del campeonato con el que diferenciarte de tu competencia. Para ayudarte, en #LoVemosEnElBar te traemos algunas sugerencias: 1. Inauguración del torneo El 14 de junio comienza la competición que tendrá a todo el planeta pegado al televisor. Un Rusia-Arabia Saudí que a priori no pinta apasionante -aunque aquí nos gusta tanto el fútbol que a punto estuvimos de pasarnos por el Carranza para verles contra Argelia-, si bien no debemos subestimar que es el partido inaugural, uno de los más seguidos. Y es que los aficionados tenemos muchas ganas de fútbol. En el caso de que quieras tematizar tu carta, uno de los platos típicos rusos es el Pelmeni, una especie de gyozas. Se trata de unos saquitos cocidos rellenos de carne o de pollo y acompañados de diferentes tipos de salsas. El falafel también tiene que estar en tu carta ese día.  ¿Y qué es el falafel? Unas croquetas hechas con judías y garbanzos que son santo y seña de la gastronomía de Arabia Saudí. Ambos platos son muy consistentes, por lo que no olvides tener la cámara llena de bebida para acompañarlas. 2. 15 de junio: Día Mundial de la Tapa y debut de España Apúntate esta fecha en el calendario. No solo es el primer partido de España, todo un duelo “ibérico” frente a la Portugal de Cristiano, sino que es el día de una de nuestras costumbres más populares (y no es la siesta ni ovacionar a Iniesta). Es el Día Mundial de la Tapa. Tortilla de patata, paella valenciana, pulpo a la gallega, huevos rotos o jamón serrano y queso manchego son nuestras sugerencias para que sirvas en una noche mágica donde todos los españoles estarán disfrutando (esperemos que así sea) del equipo liderado por Lopetegui.   3. Los grandes favoritos y sus platos estrella Además de España, hay selecciones que se perfilan como grandes candidatas para hacerse con el trofeo -aunque vayan a perder-. Hay, por lo tanto, muchas posibilidades de que, tarde o temprano, nuestro equipo se cruce con una de ellas. Una oportunidad única para adaptar tu carta y hacer una noche temática especial con motivo del partidazo. Toma nota, porque estas son algunas de las especialidades típicas de los grandes favoritos: Alemania: la Bratwurstes la salchicha tradicional por excelencia. Otro de los platos estrella alemanes es el chucrut, repollo imprescindible de la gastronomía teutona. Es, además, la guarnición perfecta para los platos principales, por lo que el chucrut junto con la salchicha Bratwurst es el equipo ganador en tu cocina. Brasil: Las coxinhas son el aperitivo perfecto para ver los partidos de la selección de Tite. Consiste en una pechuga de pollo envuelta en masa y rellena de queso. Pero por si esto no te parece suficiente, los pão de queixo serán la guinda perfecta para aquellos amantes del fútbol y la gastronomía “canharinha”. Argentina: La empanada argentina es un plato típico que nunca falta en una fiesta. Un buen asado también es la seña de identidad de la cocina país de Messi, Higuain, Agüero y compañía. Inglaterra: El Jacket Potato es uno de los platos típicos británicos que no puede faltar en tu carta. Se trata de una patata cocida en el horno hasta que la piel está crujiente. El interior se puede rellenar con muchas combinaciones, pero las más famosas son atún y mayonesa o queso y alubias. 4. Final del Campeonato del Mundo: Una celebración especial Todavía no sabemos quién disputará el partido final del torneo, pero de lo que sí estamos seguros es que el 15 de julio es el Día Mundial de Adorar a las Vacas -sí, como lo lees-, una ocasión perfecta para un menú muy especial de carne para festejar el triunfo de, esperemos, los que van de rojo. 5. Productos sin Gluten Como último consejo, te recomendamos que incluyas en tu carta platos sin gluten para todos aquellos clientes que, ya sea por dieta o porque padecen la enfermedad celíaca, requieren de este tipo de productos. Así, te aseguras de que esas personas también podrán disfrutar de tus platos mientras vibran con el mejor fútbol. Recuerda que podrás estar al día de todos los partidos y diales del campeonato en nuestra programación.

Echar la vista atrás en la historia de los mundiales es recordar el codazo de Tassotti a Luis Enrique, el fatídico gol anulado frente a Corea, la lección de fútbol que nos dio Zizou en el 2006, el fallo de Zubizarreta ante Nigeria en el 98, los cuatro goles de Butragueño en México… Y por supuesto, a Puyol despegando en el área alemana, a Van der Vaart tratando sin éxito de repeler el tiro de Iniesta y a Casillas alzando el trofeo al cielo de Johannesburgo. Y es que siempre es más fácil recordar las alegrías y decepciones de nuestro equipo. Sin embargo, desde que se celebró el primer Campeonato del Mundo, son muchas las historias y anécdotas, algunas inverosímiles y hasta esperpénticas, que se han sucedido en las 20 ediciones que, hasta el momento, se han disputado. Te invitamos echar la vista atrás para recordar alguna de estas “curiosidades”: 1930 - Héctor Castro, el “divino manco” uruguayo El primer Campeonato del Mundo se disputó en Uruguay en el año 1930. Allí, el conjunto charrúa acabó levantando el trofeo con un protagonista de excepción, Héctor Castro, apodado “divino manco”. Castro fue uno de los héroes de la final, pues marcó el 4 a 2 en la victoria de la selección uruguaya sobre Argentina. Nada extraño si no fuese porque a Castro le faltaba un brazo, extremidad que perdió en un accidente con una motosierra a los 13 años. Un ejemplo de superación único hasta el momento. La Segunda Guerra Mundial supuso la cancelación de dos mundiales, los correspondientes a 1942 y 1946. Durante la contienda, Ottorino Barassi, vicepresidente de la federación internacional, fue el encargado de que el trofeo estuviese a buen recaudo, a salvo de un probable expolio por parte del ejército nazi. 1950 - Descalzos y orgullosos Brasil, 1950. La renuncia de Birmania abre de par en par las puertas del Campeonato del Mundo a la selección de la India, que había sido la revelación de los JJOO de Londres dos años antes. En aquél torneo, llamaron la atención de todos porque sus jugadores no usaban botas de fútbol. Jugaban solo con una venda a modo de protección. Continuaron jugando descalzos hasta que en los Juegos Olímpicos de Helsinki de 1952 algunos futbolistas sufrieron congelaciones en los dedos. 1950 – La Azzurra, en barco hasta Brasil tras un accidente aéreo El 4 de mayo de 1949, 18 jugadores del equipo bautizado como “Il Grande Torino”, uno de los conjuntos más fuertes de Italia en la época, perdieron la vida en un accidente aéreo. La “Tragedia de Superga” supuso no solo un tremendo impacto para el club, sino también para todo el fútbol italiano y, especialmente, para la selección Azzurra que el año siguiente iba a disputar el campeonato de Brasil. 1962 – El árbitro que se vengó de la URSS El 3 de junio de 1962, Colombia y la todopoderosa URSS, con Lev Yashin “La Araña Negra” bajo palos, se enfrentaban en el primer partido del torneo de Chile. El encargado de impartir justicia era Joao Etzel Filho, un colegiado brasileño que al final hizo todo lo contrario. A falta de media hora para cumplirse el tiempo reglamentario, la URSS ganaba sin dificultades al cuadro cafetero por 4 goles a 1. Una serie de decisiones parciales de Filho provocaron que Colombia acabase empatando aquél partido. Filho admitió años después haber pitado a favor de Colombia: "Yo empaté aquel partido. Soy descendiente de húngaros y odio a los rusos desde que invadieron Hungría en 1956". Una venganza con silbato. 1962 – El torneo más duro El campeonato de Chile también es recordado como el más duro, por no decir violento, de la historia. Los propios anfitriones protagonizaron el considerado encuentro más sucio de la historia de los mundiales. Fue el que les enfrentó a Italia, calentado previamente por prensa y equipos y bautizado después como “La Batalla de Santiago”. Basta con ver las imágenes para darse cuenta de que no se ha exagerado nada: Pero no fue el único. De hecho, si este es considerado el Campeonato del Mundo más violento es por algo: el tercer día de competición 34 jugadores ya habían caído lesionados y se alcanzaron los 50 en el cuarto. 1966 - Antonio Ubaldo Rattín, el “culpable” de que existan las tarjetas Rattín era el capitán de la selección de Argentina en el campeonato de 1966.  En un partido de cuartos de final frente a Inglaterra, el árbitro Rudolf Kreitlein acabó expulsando al jugador de la albiceleste de manera verbal, ya que no existían las tarjetas. La razón, las continuas quejas de Rattín, que incluso llegó a pedir un intérprete para protestar al colegiado. Para evitar más situaciones como estas, se decidió establecer las tarjetas amarillas y rojas para el siguiente torneo, celebrado en México en 1970. 1982 – El jeque que anuló un gol en España En 1982, y con el estadio José Zorrilla como testigo, un espectador logró que el árbitro anulase un gol a la selección francesa. Pero el aficionado no era un cualquiera. Era un jeque de Kuwait, hermano del Emir para más señas. Corría el minuto 35 de la segunda parte y Francia dominaba por 3 a 1. Genghini para Platini, que con el exterior habilita a Giresse, que controla y marca. 4 a 1. O eso parecía. Porque los jugadores de Kuwait se quejan de que un espectador había hecho sonar un silbato y les ha confundido. En la grada, un hombre indica al equipo kuwaití que se retire. Era Fahad Al-Ahmed Al-Jaber Al-Sabah, el jeque. No contento con su protesta, decide bajar a “charlar” con el colegiado soviético Miroslav Stipar, que finalmente accedió a anular el gol. ¿Qué razones tan convincentes le daría? 1998 – El amuleto Barthez Francia jugó en casa -y ganó- el campeonato de 1998. Desailly, Pires, Deschamps, Lizarazu, Zidane, Djorkaeff… Un auténtico equipazo en el que también estaban Laurent Blanc y Fabien Barthez, que instauraron un ritual que acabó convirtiéndose en garantía de buena suerte. Concretamente, el central besaba la calva de su portero antes de que comenzase el partido. Tan bien les fue que, a pesar de no poder disputar la final por estar expulsado, Blanc repitió el gesto en el vestuario antes de medirse a Brasil. Hasta el mismísimo presidente de la República, Jacques Chirac, acabó besando la despejada cabeza de Barthez.  2010 – El guaraní para jugar al despiste  Llegamos al 2010, nuestro campeonato favorito, nuestra estrella sobre el escudo. Un distintivo que costó y por el que se sufrió frente a selecciones como Suiza, Chile, Alemania, Portugal… y Paraguay, al que vencimos con gol de Villa -benditos postes-. El conjunto albirrojo, dirigido por el Tata Martino, evitó que los españoles se enterasen de lo que estaban hablando durante el partido recurriendo al guaraní, lengua indígena que se enseña a todos los habitantes del país en el colegio. Afortunadamente, esta táctica no surtió todo el efecto que esperaban. 2018 – El seleccionador, destituido a dos días del inicio del torneo   De esta historia inverosímil también somos protagonistas, aunque lamentablemente no de manera indirecta como en la anterior. La destitución de Lopetegui, seleccionador español, a dos días del debut en el campeonato del combinado nacional es un hecho sin precedentes. Todo comenzó con el anuncio de su fichaje por el Real Madrid tres días antes del partido ante Portugal correspondiente a la primera fase. A partir de ese momento, rumores, especulaciones y un ambiente enrarecido en el seno de la federación y el vestuario tuvieron como consecuencia la destitución, horas después, del técnico vasco. Para muchos, un ridículo histórico de “La Roja” que la convirtió en el hazmerreír del mundo del fútbol. Para otros, una decisión acertada, pues el equipo era lo primero y requería toda la concentración. Para nosotros, una piedra más en el camino que estamos seguros el equipo podrá esquivar en el camino hacia la gloria de Moscú.

Síguenos en redes sociales

9,8 k followers 2.9k fans

Tweets #LoVemosEnElBar


@VodafoneEmpresa
@VodafoneEmpresa

📍 Los festivos son la ocasión perfecta para atraer clientes a tu bar o restaurante. Conoces las ventajas de usar #GoogleMaps https://t.co/utzBI6S9H8 👆 Saber la distancia exacta desde un punto a tu negocio ✌ Conocer el tiempo de espera en tu local #LoVemosEnElBar #Hostelería


@VodafoneEmpresa
@VodafoneEmpresa

¿A quién le darías el #premio gastro-futbolero "Gran Reserva Hulio"? Haz tu apuesta y comprueba si has acertado con el resultado en #LoVemosEnElBar https://t.co/TBItqgCYsz #Hostelería #Horeca


Retwitteado por ijordae
@VodafoneEmpresa
@VodafoneEmpresa

👀 Dicen que la comida entra por los ojos. Pero también es importante cuidar otros detalles de tu restaurante. 🍽 Por ejemplo, la distribución de las mesas 👉 Toma nota de todas las técnicas de #marketing visual tu negocio https://t.co/mktSJTjaxI #LoVemosEnElBar #Hostelería


Retwitteado por Jesus Perez Perez
@VodafoneEmpresa
@VodafoneEmpresa

👀 Dicen que la comida entra por los ojos. Pero también es importante cuidar otros detalles de tu restaurante. 🍽 Por ejemplo, la distribución de las mesas 👉 Toma nota de todas las técnicas de #marketing visual tu negocio https://t.co/mktSJTjaxI #LoVemosEnElBar #Hostelería


Retwitteado por Manuel Ariza Coca
@VodafoneEmpresa
@VodafoneEmpresa

👀 Dicen que la comida entra por los ojos. Pero también es importante cuidar otros detalles de tu restaurante. 🍽 Por ejemplo, la distribución de las mesas 👉 Toma nota de todas las técnicas de #marketing visual tu negocio https://t.co/mktSJTjaxI #LoVemosEnElBar #Hostelería


@VodafoneEmpresa
@VodafoneEmpresa

👀 Dicen que la comida entra por los ojos. Pero también es importante cuidar otros detalles de tu restaurante. 🍽 Por ejemplo, la distribución de las mesas 👉 Toma nota de todas las técnicas de #marketing visual tu negocio https://t.co/mktSJTjaxI #LoVemosEnElBar #Hostelería


Retwitteado por Almu
@VodafoneEmpresa
@VodafoneEmpresa

Serás un jugador 🔝 por tu comida, la calidad y la imagen de tus platos 🍽 Para ayudarte a cuidar el fondo y la forma de tus creaciones gastronómicas, en #LoVemosEnElBar te traemos los trucos para lograr el emplatado perfecto 👉https://t.co/RiVV0qxHsZ #Hostelería #Horeca


@VodafoneEmpresa
@VodafoneEmpresa

Serás un jugador 🔝 por tu comida, la calidad y la imagen de tus platos 🍽 Para ayudarte a cuidar el fondo y la forma de tus creaciones gastronómicas, en #LoVemosEnElBar te traemos los trucos para lograr el emplatado perfecto 👉https://t.co/RiVV0qxHsZ #Hostelería #Horeca


@VodafoneEmpresa
@VodafoneEmpresa

Una #newsletter 📩 es la oportunidad perfecta para fidelizar o conseguir nuevos clientes para tu restaurante o bar. En #LoVemosEnElBar te damos 8 consejos https://t.co/IZoDOA9S9S para cear la tuya #Hostelería #Horeca


Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo... Más información