Consejos para llenar el bar

Pedidos online: cómo elegir el mejor sistema para tu restaurante

Uno de los grandes desafíos a los que nos enfrentamos en tiempos de COVID-19 es la digitalización. Esto ha afectado a todos los sectores, incluidos la restauración. Algunos ya venían desenvolviendo su negocio en el área digital, mientras que a otros, por el contrario, les ha pillado desprevenidos. Nada que no se pueda solucionar.

Nos hemos visto obligados a reinventarnos y vemos que el reto de seguir el ritmo que marca la actualidad, con los continuos cambios de limitaciones de aforo y horarios, es una tarea difícil de realizar.

Internet ofrece múltiples ventajas de las que tu negocio se puede aprovechar ahora más que nunca. Entre ellas, gestionar pedidos online. Sin embargo, esta no es una tarea sencilla, porque a la vez que nos ofrece beneficios, también requiere familiarizarse con un sistema que, a priori, puede parecer complejo. En este post te damos algunos consejos para que puedas estar al día y ofrecer servicio online en tu negocio.

1. Página web, el escaparate con el que debes empezar

Lo primero que tienes que hacer es estar visible en internet, y para ello necesitas un site. No te preocupes, puedes hacerlo de una manera sencilla e incluso a coste 0. ¿Cómo? Existen múltiples plataformas online que te permiten crear una página web de forma intuitiva y personalizada, e incluso si das una serie de reglas a la plataforma, ésta es capaz de crearla automáticamente. Entre las más conocidas están WIX o Wordpress.

Además de presentar tu negocio y mostrar tus servicios y menú, ganas visibilidad entre la gente joven, que cada vez más recurre a Internet para buscar nuevas alternativas.

Otra gran ventaja es que puedes recibir reservas a través de tu página web e incluso desde ésta puedes hacer que te lleguen pedidos online. Las plataformas para crear webs incluyen una serie de ‘pluggins’ cuya instalación te permite recibir y gestionar pedidos de comida a domicilio, por ejemplo. Lo único que debes definir es el radio de ubicación para realizar las entregas, el precio y la descripción de cada plato, y los sistemas de pago que permites. Automáticamente, la plataforma lo integra todo en tu web y, ¡voilà!

2. Redes Sociales: proyectando tu web

A las personas nos gusta ver lo que ofrecen los restaurantes, y si tiene buena pinta, mejor. Instagram o Facebook pueden servirte como aliados. Muestra lo que tienes a modo de catálogo, interactúa con tus clientes fieles o posibles clientes y muéstrales lo que tu local les puede ofrecer. Además, no te olvides que puedes redirigir a estos usuarios a tu página web para que también hagan sus pedidos online o reservas desde la misma.

3. TPV, imprescindible para la gestión de tus pedidos online

El TPV (Terminal de Punto de Venta) es un software que nos va a ayudar en la gestión del proceso de venta: emisión de facturas, tickets de comida, tiempo de espera, sistemas de pago, etc. Su objetivo principal es facilitar, agilizar, organizar y gestionar todas las actividades de la venta en un mismo dispositivo. Es decir, cumple la función de una caja registradora, pero en versión 2.0.

De cara a simplificar la gestión de tus pedidos online, lo ideal es que el TPV que utilizas habitualmente esté conectado con el sistema de pedidos de tu web. ¿Para qué? Para que cuando alguien realice un pedido, la mercancía se descuente automáticamente del stock registrado en tu TPV. Por ejemplo, si un cliente pide una hamburguesa, se descontarían automáticamente del stock de tu TPV dos rebanadas de pan, 150 gramos de carne y un tomate. Esto evita que te quedes sin stock a la hora de ofrecer tus pedidos online.

4. Plataformas delivery, el complemento necesario

Hay una gran cantidad de empresas de reparto para elegir. Ahora bien, elige con conocimiento de causa. Infórmate de sus políticas y sé consciente de cuál te interesa más. No por estar en todas las plataformas vas a obtener más beneficios. La elección del partner con el que realices el reparto de comida es fundamental, pues va a ser un factor determinante en la percepción que el cliente tenga de tu negocio. Si el pedido llega tarde o con desperfectos importantes, es probable que tus clientes se queden con una mala imagen de tu restaurante, cuando el problema puede haber estado en el reparto. Por ello, dedica tiempo a seleccionar la mejor.

5. Reseñas, la clave para que tu fama se exitenda  

Estar en Internet va a aportarte críticas, buenas, constructivas y malas. El primer paso para estar en Internet es aceptar que no a todo el mundo le va a gustar tu producto, pero no debes darles más importancia de las que merecen. Esfuérzate por conseguir críticas buenas, y responde amablemente a aquellas que no lo sean tanto. Cuidar la reputación online de tu negocio es determinante para trasladar una impresión positiva a potenciales clientes.

Las reseñas, además, te van a ayudar a posicionarte en los buscadores de restaurantes. Cuantas más opiniones positivas obtengas, más atractivo será tu negocio para que el cliente entre en tu página y se convierta en un usuario fiel a tus servicios.

Estos tips pueden servirte de ayuda para los tiempos que corren. Sin embargo, no olvides actualizar todos los contenidos que subas a la red. Por ejemplo, si publicas tu carta en la página web y quitas algún tipo de comida, actualízala. Si ya no vas a contratar los servicios de delivery de alguna plataforma, asegúrate bien que te has dado de baja y que ya no apareces en ella para que no se realicen pedidos en vano. Gestionar un sistema de pedidos online requiere un gran esfuerzo de atención por mantenerlo al día, pero a su vez te puede reportar importantes beneficios, especialmente en la situación actual en la que los pedidos a domicilio están adquiriendo gran relevancia.

Quizás también te interese