Consejos para llenar el bar

Nuevas tendencias en restauración: Más innovadoras que el VAR

Si hasta el fútbol -que históricamente ha mostrado más animadversión a la tecnología que Ibrahimovic a Guardiola- se ha decidido a apostar por la innovación para mejorar sus prestaciones, el mundo de la hostelería y la restauración no iba a ser menos. Por eso, son muchos los negocios que se han decidido a digitalizar sus procesos para conseguir una mayor optimización de sus tiempos y recursos. Otros, además, han ido un paso más allá y se han convencido de aplicar las últimas innovaciones para conseguir diferenciarse del resto. Pero, ¿cuáles son esas tendencias innovadoras en restauración? En #LoVemosEnElBar te las mostramos:

Una experiencia completa, desde el móvil

El comensal consulta la carta antes de llegar al restaurante, elige los platos, envía la orden a la cocina, disfruta de su comida y paga. Todo desde el teléfono móvil. Una experiencia de cliente completamente digital que reduce el servicio por mesa en hasta 30 minutos, aumentando la rotación. Es la propuesta de MrNoow, una aplicación disponible tanto para Android como para iOS que pretende revolucionar el mundo de la hostelería.

Gestión de colas

Tan sencillo como avisar a los clientes a través de su smartphone de que su mesa ya está libre, de esta forma no tienen que esperar en la cola y pueden aprovechar su tiempo para dar un paseo, hacer un recado o tomar algo tranquilamente. Existen diversas plataformas capaces de proveer de este servicio, entre otras: SinCola -permite solicitar tickets desde el teléfono y recibir información sobre cuánta gente tiene por delante- o Smartline. ¡Qué bien le hubiese venido a Faubert! Que en vez de estar dormitando en el banquillo podría haber esperado en el vestuario echando su siesta a que el entrenador le avisara para entrar al campo.

Pre-pedido

Pongamos que un cliente tiene el tiempo justo para comer y, por ejemplo, volver al trabajo. Que pueda pedir su comida de camino al restaurante y no tener que esperar a que el personal de sala vaya a tomarle nota es un beneficio que redunda tanto en el usuario, que tendrá que esperar menos; como en el restaurante, que optimizando los tiempos puede alcanzar una mayor rotación de mesas, atender a más comensales y, por consiguiente, obtener mayores beneficios. Para conseguirlo, son varias las apps que en países como Estados Unidos o Australia han hecho del pre-pedido una realidad, como Allset o Skip. De momento, en España tendremos que esperar, creemos que no tanto como Javi Navarro para debutar con la Selección (lo hizo con 32 años y 9 meses).

Gestión de turnos de los empleados

Establecer los turnos de los camareros y cuadrar las horas, especialmente en temporada alta, puede ser una de las labores más tediosas y complicadas para el responsable de un bar o restaurante. Vaya, que seguramente te guste menos que a Mágico González entrenar. La tecnología ha conseguido mejorar este proceso -se habla de un 80% en ahorro de tiempo- y facilitarlo mediante plataformas que además de automatización, permiten una clara visualización de los turnos por parte del responsable y de los empleados. Algunos ejemplos son 7shifts y When I Work.

Gestión de inventario y pedidos a proveedores

Otra tendencia, también en España, es la centralización y digitalización del proceso de pedido a proveedores, además de la gestión del inventario. Recursos hay varios, comenzando por Philomarket, una empresa valenciana que en un principio fue un marketplace de proveedores para hostelería pero que, con el tiempo, se ha convertido en un sistema gestor de pedidos e inventario que permite ahorrar tiempo y dinero, pero también ver las estadísticas y facturas online. Por su parte, BlueCart dispone de una herramienta llamada Restaurant Inventory Magamente Tool para gestionar en tiempo real y desde el móvil todo el inventario. Shopping Leeks también ayuda al dueño del restaurante o al jefe de cocina posibilitando enviar vía app y en dos clics los pedidos a los proveedores.

Pagar por colarse

Sí, como lo lees. Pero espera, suena peor de lo que en realidad es. Y es que puedes pagar por colarte siempre y cuando el dinero vaya destinado a una buena causa. Es decir, es un “cuele” solidario. Esta es la iniciativa que han puesto en marcha desde Charitywait, donde el restaurante en cuestión destina una serie de plazas a clientes dispuestos a pagar algo más por comer o cenar antes que el resto. Ese plus irá dirigido a una causa benéfica que el propio establecimiento haya seleccionado previamente, no al negocio. Por su parte, el cliente se asegura que la próxima mesa que quede libre será la suya.

Quizás también te interese

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo... Más información