Mercado de fichajes: Claves para fichar a un camarero estrella

Analizar la situación es esencial para un buen entrenador: tan importante es el control del balón como la disposición táctica sin él, ¿verdad?

Pues en tu caso y en el bar, igual: antes de ponerte a buscar personal, párate y piensa en tu entorno. ¿Qué necesidades específicas demanda tu negocio? Qué tipo de clientes te visitan, cuándo tienes picos de trabajo, qué tipo de platos sirves… Es cierto que, en este sector, no hay estadísticas incuestionables y que el olfato y experiencia juegan un rol muy importante –que se lo digan a Aduriz-, pero nunca está de más dedicar un par de minutos extra a analizar nuestros movimientos.

Este sencillo análisis te ayudará a establecer objetivos y fichar al crack que estás buscando y no a supuestos jugones que desestabilicen tu equipo y que tengas que “colocar” en otro sitio en el próximo periodo de fichajes.

Antes de contratar, piensa si de verdad es necesario

En #LoVemosEnElBar te proponemos un simple ejercicio para poner a prueba tu intuición: anota en una tabla los datos de las últimas 5 o 10 veces que contrataste un camarero extra, reflejando la fecha. Añade tres columnas, para marcar si esa contratación fue planificada o una llamada de emergencia y reflejar si tu bar se llenó o no, de modo que sepas si la contratación estaba justificada o todo lo contrario. Ejemplo:

Fecha ¿Planificada? ¿Emergencia? ¿Necesidades cubiertas?
06/04/2017 X
14/03/2017 X No

Ah, y recuerda que puedes contratar por horas: analiza bien los picos de trabajo para no pagar de más los “por si las moscas”. A la larga y si es una práctica recurrente, pagar 8 horas al día en vez de 4, marca la diferencia a final de mes.

Dónde y en qué fijarte a la hora de contratar un camarero para tu bar

Una vez que ya hayas afinado tu intuición y sepas si verdaderamente necesitas contratar a alguien, puedes dar comienzo a la búsqueda de candidatos, esto es, ponte el traje de Monchi y encuentra a aquellos jugadores con actitudes para ser las verdaderas estrellas de tu bar. ¿Dónde y cómo? Aquí tienes algunos consejos:

1: Necesidades por cubrir. “Cuando tu única herramienta es un martillo, todo te parece un clavo”. A distintos, retos, distintos perfiles. ¿El puesto supone una interacción constante con el cliente o estar tras la barra desempeñando una función más mecánica que requiere mayor concentración? Quizás para un puesto te interese más la experiencia y en otro la actitud o positividad. Piensa bien a qué problemas se enfrentará tu empleado y cómo crees que debería resolverlos: hay competencias que vienen bien en todos los puestos, pero, en unos, son clave y en otros, un valor añadido, pero no imprescindible. Recuerda: ¡nadie es perfecto, así que no te vuelvas loco buscando un mirlo blanco!

2: Apóyate en las referencias (o en la tecnología). Si tienes algún compañero del gremio, quizá conozca a alguien en busca de trabajo que pueda echarte un cable. Si no, puedes utilizar algún servicio como Jobadntalent, Cornerjob o Jobtoday que, además, según dicen sus responsables, ayudan a agilizar el proceso de contratación. En el argot futbolístico, serían los intermediarios que peinan y conocen el mercado. Por último, cuando ya tengas a alguien en mente, si es posible, pregunta a antiguos empleadores qué tal desempeñó su puesto el aspirante (no es lo mismo ser un goleador en la liga kazaja que en la Bundesliga). Podrían darte claves que te ayuden a posteriori en la gestión del personal de tu bar.

3: Trabajo bajo presión. Como sabes, los bares pueden convertirse en hora punta en un campo más hostil que el Camp Nou para Figo en sus primeros partidos como madridista. Saber gestionar emociones negativas es esencial en un puesto en el que el trato con el cliente es clave. Pregunta al candidato o candidata si tiene algún ejemplo reciente de cómo resolvió una situación tensa con un cliente.

4: Pregunta. Aunque tengas muy claro a quién vas a contratar, si tienes un socio, comparte tus impresiones con él. También puedes consultar a un colega del sector. O a un amigo o familiar. Casi siempre, una visión desde fuera, incluso desde el punto de vista del consumidor, es muy enriquecedora.

5: Cuida tu cartera de eventuales. Puede ser que no necesites un camarero a tiempo completo, sino un apoyo temporal. Es una muy buena idea tratarle como un miembro más de la plantilla por dos razones de peso: primero, por empatía y profesionalidad, obviamente. Y segundo, porque quizás tengas que recurrir a él en el futuro. Hazlo sentir como uno más y se implicará y estará disponible cuando lo necesites. Fórmale para hacerle sentir un miembro del equipo y para que conozca tu manera de hacer las cosas.

Diseña tu logo y tu carta con herramientas gratuitas
Previous post
Cómo crear un logo y una carta para tu bar gratis
Circuito de Assen
Next post
Circuitos MotoGP™: Assen, “La Catedral” de las dos ruedas
Back

Widget Support

SHARE

Mercado de fichajes: Claves para fichar a un camarero estrella

© 2016 Vodafone España S.A.U. Avda. América 115, 28042 Madrid