#LoVemosEnElBar: El O’Connor’s Irish Pub se llena para vivir la final de la Copa del Rey entre Barça y Alavés

David contra Goliat, un recién ascendido frente a “El Rey de Copas”, dos ciudades volcadas con sus equipos y una pasión compartida independientemente de que vistieses rayas blaugranas o albiazules.

Y es que en el considerado para muchos como el “partido más bonito de la temporada”, cualquier cosa podía pasar. Aunque el cuadro culé partía como favorito, Vitoria entera iba a empujar a su equipo siguiendo a rajatabla su conocido “Beti Alavés”. El conjunto gasteiztarra llegaba crecido y con ganas de resarcirse de aquella fatídica final de Dortmund, donde un autogol de Delfí Geli les arrebató de la manera más cruel la copa de la UEFA a los Tomic, Desio, Karmona, Téllez, Javi Moreno, Contra o Cruyff.

Pero el fútbol les deparaba otra cita para la historia y 17 años después la escuadra comandada por Manu García se enfrentaba al más difícil todavía, el Barcelona de la “MSN”. Si bien la final se jugaba en el Vicente Calderón, en #LoVemosEnElBar quisimos comprobar de primera mano cómo Vitoria-Gasteiz se volcaba desde primera hora con su equipo, el “Glorioso”. La ciudad aguardaba a que rodase el balón engalanada, con múltiples banderas decorando de blanco y azul los balcones de la capital vasca.

En las calles, las gargantas calentaban motores camino del bar para ver la final de la Copa del Rey en compañía y compartir los nervios con el resto de futboleros. Precisamente uno de los establecimientos donde más seguidores vascos se concentraron fue el O’Connor’s Irish Pub, un clásico del centro de Vitoria donde el deporte juega un papel protagonista, al más puro estilo irlandés.

Aficionados de todas las edades se preparaban allí para el partido desde las horas previas, ataviados con sus camisetas albiazules y dispuestos a vivir una jornada histórica. Antes del pitido inicial, Luis Touza, propietario del O’Connor’s Irish Pub, nos atendió para contarnos que el bar se abrió “en 1997, por lo que va a hacer 20 años”. En su caso particular, son ya 16 al frente y recuerda que “son muchas las anécdotas” vividas. Si tuviese que encontrar un denominador común en toda esta etapa, ese sería “el fútbol. Es un bar muy céntrico y con el deporte conseguimos juntar a todos los amigos. Especialmente en los días de fútbol, se nota mucho. Ya veis cómo está el bar hoy”.

Y tanto. Los alavesistas que llenaron el O’Connor’s vibraron con su equipo, se dejaron llevar por la euforia con el gol de Theo Hernández, se vieron capaces de dar la sorpresa y, al final, aunque con una derrota, continuaron celebrando con orgullo la temporada que su equipo les ha brindado.

Etapas épicas del Tour
Previous post
5 etapas épicas para la historia del Tour de Francia
Concurso Twitter #lovemosenelbar
Next post
Gana una entrada doble para un partido de LaLiga Santander o LaLiga 1|2|3| con el concurso de #LoVemosEnElBar
Back

Widget Support

SHARE

#LoVemosEnElBar: El O’Connor’s Irish Pub se llena para vivir la final de la Copa del Rey entre Barça y Alavés

© 2016 Vodafone España S.A.U. Avda. América 115, 28042 Madrid