Dream Team

#LoVemosEnElBar: Así se disfrutó “El Clásico” en el Restaurante El Valle Hermoso

El Barça - Madrid no es solo El Clásico del fútbol español. Es el de todo el mundo. 600 millones de personas en más de 180 países vieron su último enfrentamiento, el de la jornada 14 de LaLiga Santander. Una audiencia que triplica la de la Superbowl y duplica la de la final de la última Eurocopa. Por supuesto, en #LoVemosEnElBar no podíamos perdérnoslo y el Restaurante El Valle Hermoso nos abrió sus puertas para vivirlo con ellos.

Ubicado en el barrio de Alameda de Osuna de la capital y especializado en cocina española tradicional, durante todo el partido fue “territorio madridista”.

Entre regate y regate de Messi y Cristiano, las paradas de Ter Stegen y Keylor Navas y las carreras por la banda de Carvajal o Jordi Alba, conocimos a otro de los protagonistas de la tarde, Pedro Arenas, encargado de El Valle Hermoso, donde lleva más de 21 años trabajando. Pedro lo tiene claro, el fútbol es un apoyo para su negocio: “Yo aconsejaría a todos los bares que lo contratasen, ya que de tenerlo a no tenerlo se nota un aumento de la facturación. Es un motivo de satisfacción disfrutar del ambiente, la gente y el bar lleno”.

Y si los actores principales sobre el césped del Camp Nou fueron los goleadores Luis Suárez y Sergio Ramos, en el Restaurante El Valle Hermoso fueron los aficionados los que llevaron la voz cantante, comentando cada jugada y celebrando el gol en el tiempo de descuento del capitán de la selección española.

Aunque no todos coincidían en quién fue el mejor jugador del encuentro o qué equipo había estado mejor, sí lo hacían en que si el fútbol se disfruta en el bar como en ningún otro sitio es “por el ambiente, que siempre es mejor que en casa”. En #LoVemosEnElBar no podemos estar más de acuerdo con ellos.

Quizás también te interese

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo... Más información