Consejos para llenar el bar

Los mejores pinchos con productos de otoño para tu bar

LaLiga va camino de su ecuador, ya está concluyendo la fase de grupos de Champions, los bares vuelven a estar llenos de aficionados durante el fin de semana, la luz del sol pide la hora cada día un poco más temprano… No cabe duda de que estamos en otoño.

En esta estación dejamos de lado las “pachangas” de pretemporada con poco o nada en juego, pero también los gazpachos, las ensaladillas rusas y los helados. Y no solo porque retomamos la intención de cuidar la línea -excepto cuando hay partido, día en el que ese propósito desaparece rápidamente-, sino porque empezamos a consumir platos más propios de esta época del año.

Con el final del verano llega también uno de los clásicos para los bares y restaurantes: el cambio de carta, ese momento en el que tienes que darle más vueltas a la cabeza que Bielsa para hacer una alineación. En este sentido, puedes volver a lo mismo de todos los años o tratar de innovar: ¿quién dijo que los platos creativos son solo para los restaurantes de estrella Michelin?  

El Dream Team de los pinchos de bar

La clave para que tu oferta culinaria tenga éxito es utilizar productos de temporada. Si hay algo en lo que destaca España con respecto a otros muchos países, eso es en la gastronomía, y con materia prima de calidad es posible hacer platos dignos del Modric de los restaurantes.

Sobre el terreno, los reyes en los bares son los pinchos. Algo que parece tan sencillo, en la realidad nos permite crear un ilimitado abanico de posibilidades para sorprender a los clientes. Y es que, además de los de toda la vida, también podemos incluir pinchos únicos y originales que no tenga nadie más en la zona. Para conseguirlo no hay que buscar los ingredientes más raros ni las técnicas más avanzadas, sino ser creativo a la hora de combinarlos.

Aquí os mostramos algunas ideas para que creéis un menú único de pinchos y llenéis vuestras “gradas” de aficionados.

  • Saquitos de cecina rellenos de castañas: este fruto es uno de los más populares en esta época, y aunque la forma más común de verla es asada, a la hora de cocinar dan mucho más juego en almíbar.

Cómo prepararlo: no tiene más truco que envolver una castaña en almíbar en una loncha de cecina formando un saco. Después se puede utilizar un palillo para cerrarlo, que también servirá como soporte a la hora de comer.

  • Pulga de solomillo con escalivada: una buena carne ibérica por sí sola merece la pena, pero si además se acompaña de una guarnición con pimientos y berenjenas de temporada, será irresistible.

Cómo prepararlo: horneamos el pimiento, la berenjena y la cebolla durante aproximadamente una hora. Después, retiramos la piel del pimiento y la berenjena y mezclamos. Por otro lado, pasamos el filete de solomillo ibérico por la plancha. Cuando esté todo hecho solo falta montar la pulga.

  • Dips de pollo “al estilo Narváez”: presentamos una nueva variación de los clásicos fingers de pollo. En lugar de empanarlos de forma tradicional los empanaremos con kikos molidos.

Cómo prepararlo: en primer lugar tenemos que machacar los kikos, que servirán para hacer el empanado. Después salpimentamos los trozos de pollo, los pasamos por harina, huevo y los kikos molidos y los freímos. Podemos acompañarlos de una salsa de queso o de guacamole.

  • Pinchos de sardina ahumada con crema de queso y mermelada de pimientos: este es uno de esos montaditos resultado de la pura creatividad del chef, pues no se necesitan nociones de cocina para elaborarlo. Tranquilos, la sardina ya se puede comprar ahumada.

Cómo prepararlo: untamos una rebanada de pan con la crema de queso y ponemos encima la sardina ahumada. Finalmente extendemos un poco de mermelada de pimiento, que también se puede comprar ya hecha.

  • Roscas de queso y salmón: para elaborar este pincho únicamente hace falta pan de molde, crema de queso y salmón ahumado. Lo demás es cuestión de maña.

Cómo prepararlo: untamos el pan de molde con la crema de queso (es fundamental que esté a temperatura ambiente) y colocamos encima una loncha de salmón. Ahora viene lo mejor. Con cuidado vamos enrollando la rebanada de pan y, cuando esté completamente enrollada, la envolvemos en film transparente. Finalmente la metemos en la nevera unos 15 minutos para que se asiente la forma, y antes de servir la cortamos en ‘rolls’.

  • Tacos de setas y calabaza confitada: aprovechando la temporada tanto de los hongos como de las verduras, es posible preparar otro de los pinchos otoñales que puedes incluir en tu menú y que también es muy fácil de hacer.

Cómo prepararlo: por un lado, salteamos las setas con un poquito de aceite, sal y una pizca de cúrcuma. Por otro lado, troceamos la calabaza, la sazonamos con laurel o tomillo y la cubrimos con aceite de oliva a baja temperatura (60º). Dejamos que se confite durante unos 20 minutos, tiempo tras el cual la mezclamos con las setas. Cogemos la tortilla para hacer el taco y la rellenamos con la mezcla anterior.

Ya veis que es muy sencillo crear pinchos originales que marquen la diferencia, solo hace falta buena materia prima, algún que otro utensilio de cocina y mucha imaginación. Estos pinchos serán el complemento perfecto al buen ambiente y al fútbol, un tridente con el que llenar tu bar será mucho más sencillo.

Quizás también te interese