Fútbol

Los 10 récords más curiosos del mundo del fútbol

Hay récords, y récords. Algunos son curiosos, otros inconcebibles, otros parecen imposibles de batir… y hay unos cuantos que pueden llegar a parecer incluso absurdos.

Porque figurar en el Libro Guinness de los Récords es muy tentador en muchos aspectos de la vida. La hostelería no es una excepción, ni mucho menos. Por ejemplo, consiguiendo el récord de la barra de tapas más grande del mundo. Lo batieron los 300 establecimientos de Sevilla que se unieron para crearla a orillas del Guadalquivir. Un entorno incomparable para un banquete sin igual.

Fuente: ABC Sevilla

Pero la hostelería no es el único sector que quiere hacerse un hueco en la historia con un Guinness. También el fútbol cuenta con marcas, cuanto menos, curiosas y sorprendentes. A continuación recopilamos algunas de ellas.

  • El gol más rápido de la historia

Ni Messi, ni Cristiano, ni Neymar, ni goleadores de la vieja escuela como Salva Ballesta, Fernando Morientes, ‘Pippo’ Inzaghi o Santillana.

El gol más rápido tiene un autor uruguayo.

No, no eres tú. Lo sentimos, Luis.

El ‘charrúa’ Ricardo Olivera tardó tan solo 2,08 segundos en anotar. Ocurrió el 26 de diciembre de 1998, en un partido entre el Río Negro y Soriano Interior. Ahí es nada. Olivera adelantó a Río Negro a los dos segundos (literalmente) del inicio del partido. Apodado como “Chispero”, el jugador afirma que ese gol cambió su vida “Fue un sueño realmente porque sabía que algún día se podía dar”, comentó. Aquí tienes el gol:

  • El jugador con más edad

El futbolista más veterano en jugar en un equipo de primera de una liga nacional fue el mexicano “Chava” Reyes.

Él tenía 71 años y 121 días cuando en 2008 vistió la camiseta de Chivas en un partido ante Pumas. Tiene el récord, pero también “truco”: fue en su partido homenaje y solo jugó un minuto. Toda nuestra admiración.

Foto: Mugs Noticias

PD: Donato, Carboni, os retirasteis siendo unos chavales.

  • El jugador más joven de la historia

El boliviano Mauricio Baldivieso debutó con tan solo 12 años en un partido profesional, en el club Aurora en 2009. Concretamente, un 19 de julio. Además, dirigido desde el banquillo por su padre, Julio César Baldivieso, otrora uno de los futbolistas bolivianos más importantes.

Este récord vino con polémica, pues los directivos de su club prohibieron su participación en el resto del Torneo Clausura. Así, padre e hijo decidieron tomar la puerta de salida.  

Foto: La Vanguardia

  • Gol más lejano de la historia

En 2013, el entonces portero del Stoke, el bosnio Asmir Begovic, marcó el gol más lejano jamás registrado.

Fue en un partido contra el Southampton y, para más inri para los ‘Saints’, a los 13 segundos de empezar el partido. Peor comienzo imposible.

Begovic introdujo el balón en la portería contraria desde nada más y nada menos que 91,9 metros de distancia. Es decir, desde su propia portería. Dentro vídeo:

  • Más penaltis fallados en un solo partido

Los aficionados de Alavés y Villarreal le recordarán. Genio y figura Martín Palermo. Pero en un Argentina-Colombia celebrado el 4 de julio de 1999 no fue ni lo uno ni lo otro. Fue, más bien, un gafe desde los 11 metros.

El delantero, un goleador nato, falló ¡3! penaltis. Y encima, la albiceleste perdió por 3 a 0. Día redondo para los cafeteros.

  • El jugador con más kilos

Tanta clase como kilos. William “Fatty” Foulke, portero inglés de finales del siglo XIX y principios del XX, antes de ser futbolista fue jugador de cricket en Inglaterra. El guardameta medía 1,93 metros de altura y pesaba… ¡150 kilos! No debía tener muchos problemas para “tapar” portería.

Foto: La Paradinha

  • Mayor goleada en un partido internacional

El partido entre la selección de Australia y Samoa Americana fue de todo menos equilibrado.

El 11 de abril de 2001, los ‘aussies’ vencieron por ¡31 goles a 0!

Pero este partido también tiene su historia. A Samoa Americana le prohibieron utilizar a 19 de sus jugadores convocados por problemas con los pasaportes y los sub-20 se tuvieron que quedar “en casa” debido a los exámenes. Total, que jugaron con juveniles frente a un equipo profesional.

En este récord se esconde otro más, y es que en este partido el jugador Archie Thompson marcó 13 goles y se coronó como el jugador que más goles ha anotado en un solo partido. A modo de curiosidad, Thompson juega hoy, con 40 años, en el Racing Murcia, en categoría preferente. ¿Y quién entrena a ese equipo? Uno de nuestros favoritos, el gran David Vidal, mítico entrenador de Logroñes, Murcia, Las Palmas, Lleida, Rayo… Suerte, Archie.

  • Gol en propia puerta más rápido

Pat Kruse tiene el dudoso honor de haberse marcado el gol en propia puerta más rápido del mundo. Fue en 1977 y Kruse era jugador del Torquay United. Este defensa se anotó un gol de cabeza a los seis segundos de dar inicio el partido. El partido entre su equipo y el Cambridge United acabó con 2-2.

Como curiosidad, el primer gol en propia puerta en la historia del fútbol también se produjo en Inglaterra, en el 1888. Fue obra de Gershom Cox, del Aston Villa F.C, en un partido frente al Wolverhampton.

  • La expulsión más rápida

David Pratt es el jugador que más rápido ha recibido una cartulina roja en la historia del fútbol. Fue en 2008, a los tres segundos de dar inicio al partido, cuando el entonces delantero del Chippenham Town hizo una dura entrada a un rival. Antes de él, Giuseppe Lorenzo tenía ese récord, ya que en 1990, a los 10 segundos de comenzar el partido, agredió a otro jugador.

  • Gol más potente de la historia

¿Te puedes imaginar a cuánta velocidad iba el balón cuando Hami Mandirali tiró a puerta? ¡A 266 km/h!

Mandirali es un entrenador y exfutbolista turco, que pasó la mayor parte de su carrera en el Trabzonspor. Antes de ese gol, él mismo tenía el récord, ya que había conseguido uno con la selección turca a 233 km/h.

  • Partido más largo de la historia

En el partido más largo del mundo participaron 2.357 jugadores y duró 120 horas, es decir, cinco días.

Se celebró en Chile en 2016 y, para cuando el árbitro decretó el fin del partido, el marcador lucía un “ajustado” 505-504 a favor del equipo que vestía de blanco. En este encuentro jugaron desde futbolistas profesionales a otros aficionados.

Quizás también te interese