Fútbol

Los 10 himnos más emocionantes del mundo del fútbol

El de los himnos es, para muchos, uno de los momentos más emocionantes de las grandes competiciones futbolísticas: mundiales, campeonatos de Europa, competiciones nacionales e internacionales

Unos minutos de comunión total entre aficionados y jugadores, el instante de recordar grandes gestas, poner sus revoluciones a mil y activarse bajo unos acordes cantados a pleno pulmón por un estadio lleno a rebosar, una melodía para expresar el orgullo de vestir unos colores y para reivindicar la pertenencia a un grupo o colectivo.

Y aunque a todos nos tira el escudo y como con el himno de nuestro equipo no sentimos con ningún otro, lo cierto es que hay varios que sólo con escucharlos consiguen ponernos la piel de gallina, seamos del club o selección que seamos.

Cánticos, música, bufandas al aire… y un estallido de emoción

En este post queremos revivir esa sensación, por eso hemos hecho una recopilación de himnos que no tienen por qué ser los más bonitos, ni los más armoniosos, ni siquiera los más conocidos: son, desde nuestro punto de vista, algunos de los más emocionantes del mundo del fútbol. En otras palabras, himnos que del subidón serían capaces de convertir a Riquelme y a Özl, futbolistas de esos que los argentinos denominan “pechofríos”, en una mezcla entre Gatusso y Luis Enrique.

Activa el altavoz o ponte los cascos, que comenzamos:

1. You’ll Never Walk Alone – Liverpool

No podía faltar. Porque además de su letra, su música y la historia que arrastra, escucharlo con música o a capela es uno de los momentos más espectaculares que un aficionado al fútbol puede disfrutar.

Un himno asociado inevitablemente al Liverpool y a Anfield, aunque los seguidores del Celtic o del Borussia Dortmund también lo han hecho suyo, así que hemos buscado un enfrentamiento entre alemanes e ingleses para disfrutar del You’ll Never Walk Alone en su máxima expresión:

2. Sunsine of Leith - Hibernian

No salimos de las Islas Británicas, pero dejamos Inglaterra para viajar hasta Escocia, concretamente a Edimburgo, ciudad del Hibernian, club histórico del barrio de Leith y uno de los clásicos del fútbol del país, aunque siempre a la sombra de Rangers y Celtic.

Del mismo barrio son The Proclaimers, mítico grupo escocés (sí, los conoces, son los de 500 Miles) autor de la canción Sunsine of Leith, que los “Hibs” adoptaron como himno oficial del equipo.

El gran momento para ellos llegó en 2016, cuando disputaron en Hampden Park la final de la copa escocesa. El Hibernian, en aquella época en segunda división, venció al Glasgow Rangers y los 30.000 aficionados que se desplazaron a la capital entonaron el Sunsine of Leith de esta manera. Impresionante:

3. Himno Nacional Brasileño - Selección de Brasil

El Campeonato del Mundo de Brasil, celebrado en 2014, nos dejó algunos momentos imborrables, como fue el 5-1 que nos endosó Holanda o el 7-1 que los anfitriones recibieron de Alemania en la que fue una de las grandes sorpresas del torneo.

Sin embargo, siempre recordaremos la pasión, la emoción y la energía con la que los locales cantaban su himno antes de cada partido. Para muestra, los partidos antes Croacia y México, en los que incluso una vez acabada la música, jugadores y afición continuaban cantando. Julio César o Neymar no pudieron contener las lágrimas:

4. I'm Forever Blowing Bubbles - West Ham

Esto es lo que sucede cuando más de 35.000 almas corean al unísono el himno del West Ham United en el último partido que el equipo de Londres disputó en su estadio histórico, Upton Park, más conocido como Boleyn Ground:

Este himno tiene un título un tanto peculiar, “I’m Forever Blowing Bubbles”, que traducido al español sería “siempre estoy soplando burbujas”, y una historia muy particular. Fundado en 1895, el West Ham es el equipo que representa a la clase obrera de Londres, un club modesto que a lo largo de sus 123 años “solamente” ha conseguido tres FA Cups, una Community Shield y una Recopa de Europa, pero de cuya cantera han salido jugadores como Rio Ferdinand, Franck Lampard o Michael Carrick.

Esta canción, compuesta en Estados Unidos en 1919, alcanzó gran popularidad en el Reino Unido, y en la década de los años 20 un entrenador del West Ham la hizo suya para motivar a sus jugadores. A diferencia de otros himnos, este es todo lo contrario a una canción de guerra: estamos ante una oda al fracaso, una canción sobre sueños y esperanzas que se desvanecen. Por esta razón, los aficionados de la clase trabajadora de los “Hammers” pronto se identificaron con ella. Hoy en día, las burbujas se hacen presentes no solo en su estadio, sino también en todos los campos que visitan, como por ejemplo en el mítico Wembley:

5. Haka - Selección de Nueva Zelanda

La Haka es una danza ritual de origen maorí que representa la unidad de la tribu, la fuerza y el orgullo. Aunque en sus orígenes era utilizada antes de una batalla para intimidar a un enemigo (y en el deporte, en cierto sentido, sigue teniendo esa connotación), ahora también es una muestra de respeto y hospitalidad.

Los impulsores de esta danza como ritual como previa a los partidos fueron los All Blacks, el equipo de rugby neozelandés, si bien su uso se ha extendido a las selecciones nacionales de Nueva Zelanda de todos los deportes.

Las dos versiones más comunes son la Haka Ka Mate, que es considerada la oficial en el deporte, y la polémica Haka Kapa O Pango, más agresiva en sus formas y que generó controversia en su momento al incluir un gesto con el pulgar en la garganta.

Aquí, una muestra de la haka en los diferentes deportes, incluido, por supuesto, el fútbol (minuto 14:47).

6. Flower of Scotland - Selección de Escocia

Recurrimos a otro himno nacional, en este caso el de Escocia, que en fútbol, al igual que en rugby, compite bajo su propia bandera y no bajo la del Reino Unido, como sí hacen por ejemplo en atletismo o en todas las disciplinas de los Juegos Olímpicos.

Uno de los himnos oficiosos de la selección del trébol es “Flower of Scotland”, adoptado por los aficionados al rugby en 1974. Se trata de una canción mucho más beligerante que otras, donde algunas frases hacen referencias a aquellos “que lucharon y murieron por un pedacito de colina y cañada” o al “ejército del orgulloso Eduardo”.

El siguiente vídeo es un manual de épica sobre un terreno de juego: neblina, lluvia, gaitas, un público enfervorizado… Como para no salir a por todas:

7. Himno del Centenario - Sevilla

De acuerdo, no es el himno oficial del equipo, pero no hay duda de que es el que más ha calado en los últimos años. Desde que El Arrebato lo interpretase por primera vez en 2005, han sido muchos los momentos que ha acompañado al equipo y muchos los títulos que se han levantado al son de esta melodía.

La afición lo sabe de memoria y lo canta a capela antes de los grandes partidos, como en este vídeo de los momentos previos a un encuentro frente al Real Madrid.

8. Roma, Roma, Roma - AS Roma

Antes de cada partido y desde 1974, en el Olímpico suena el “Roma, Roma, Roma”; himno oficial del equipo giallorossi, obra del cantautor italiano Antonello Venditti. En su letra se incluyen loas y alabanzas al club, convirtiéndolo en uno de los más bonitos y emotivos del mundo del fútbol.

9. Himno de la UEFA Champions League

Desde 1992, es la música que nos produce ese cosquilleo especial que sólo los grandes partidos consiguen transmitir.

Este majestuoso himno es una composición del inglés Tony Britten, realizada a partir de unos arreglos de la pieza “Zadok The Priest”, del compositor barroco alemán Georg Friedrich Händel.

La letra incluye los tres idiomas oficiales de la UEFA: alemán, inglés y francés. De hecho, la letra del estribillo es “Die Meister, Die Besten, Les Grandes Equipes, The Champions”.

Su duración total es de 3 minutos y las televisiones que retransmiten los partidos están obligadas a emitir una versión reducida antes y después del encuentro.

10. La Marsellesa - Selección de Francia

“Allons enfants de la Patrie, Le jour de gloire est arrivé!”… Uno de los himnos más reconocibles y probablemente, junto al de Rusia, musicalmente uno de los más bonitos. Desde 1975 es el himno oficial de Francia y, como tal, se entona antes de cualquier partido de sus selecciones.

Aquí, una de las interpretaciones recientes más emotivas:

  • Bonus track - Himno del Pescara

No podíamos terminar este post sin sacar del cajón del fútbol modesto esta pequeña maravilla que, siendo sinceros, está a bastante distancia del resto de los himnos anteriores. El Pescara es un equipo italiano de la Serie B, el equivalente a la segunda división española, que tiene un himno, digamos, muy familiar para nosotros.

Tanto que estamos seguros de que os sonará a todos. El reto es identificarlo antes del estribillo, donde ya es inconfundible:

Quizás también te interese

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo... Más información