Consejos para llenar el bar

Llegan las celebraciones de Navidad: Prepara tu bar para el momento clave de tu temporada

Si hay una época del año en la que a todos nos invade el espíritu de la generosidad, esa es la Navidad. Los grupos de amigos se reúnen en los bares para celebrar que se acaba el año, y no es raro oír cómo debaten para decidir quién paga la ronda, pues tienden a ofrecerse más candidatos que el resto del año. Cosas como ésta solo pasan en Navidad. Dice la leyenda que hasta Cristiano dejó tirar un penalti a un compañero en estos días.

Más allá de rumores como el de CR7, de lo que no hay duda es de que la afluencia de público en hostelería siempre es mayor en Navidad, por lo que bares y restaurantes deben estar preparados.

Con todas esas personas en las calles buscando dónde tomar algo o dónde cenar, el reto es diferenciarse del resto de competidores. Y, al igual que los grandes partidos, éste se decidirá por los detalles, por iniciativas originales y atractivas. Por esto, si tienes un bar es aconsejable que dediques tu tiempo a pensar cómo sorprender a tus clientes; no querrás que te pase como a Florentino, que ha perdido a la estrella de su Belén.

Ideas decorativas para impresionar a tus clientes

La decoración es uno de los factores clave que no debes olvidar en Navidad. A continuación, te damos algunas ideas para impregnar tu local con la esencia propia de esta época, atraer a nuevos clientes y hacer que el rato que pasen en tu bar deje poso en ellos.

  • Los colores que no pueden faltar son el rojo, el verde, el blanco y el dorado. Son, además, colores cálidos y muy acogedores para contrarrestar el frío propio del invierno. Comprar servilletas y manteles de dichos colores es una licencia que te puedes permitir en esta época del año.
  • Los adornos navideños son otro sí o sí (o como dirían en la Premier League, un ‘must’). Aunque sea repetitivo, no se concibe que un local no tenga un árbol de navidad o alguna tira de espumillón. Una buena idea es utilizar adornos como piñas, muérdago, acebo o velas. Eso sí, menos es más, aboga por la simplicidad. No es bueno recargar en exceso el local. A continuación, te mostramos algunos ejemplos de negocios que sufren el llamado por los expertos ‘efecto Neymar en zona mixta’, que de tantos adornos que lleva encima tras un partido llega a resultar agobiante.

Fuente: 6sqft.com

Fuente: Google

  • El ambiente musical, navideño pero original. ¿Cuántas veces entramos en un restaurante en el que solo se escuchan villancicos cantados por niños? Hay otras alternativas que, manteniendo la esencia de la música de Navidad, resultan más atractivas. Por ejemplo, puedes reproducir un disco de versiones de villancicos de Frank Sinatra, o incluso contratar a un cantante y ofrecer música en directo. Para ayudarte e inspirarte en este punto, hemos preparado esta lista de Spotify.

  • Pon especial atención al escaparate, pues es lo primero que los clientes ven. No tiene sentido que tu bar esté repleto de adornos navideños si desde fuera no se lo haces saber a los consumidores. Por ello, es aconsejable hacerles una pequeña llamada de atención colocando luces o guirnaldas.

Pon en práctica tu jugada perfecta para Navidad

Esta época festiva es el momento del año perfecto para dejar volar tu imaginación y creatividad, y convertir en acciones las ideas que hayas recopilado durante el año.

  • Prepara un brunch navideño los fines de semana de diciembre. Si algo caracteriza a la Navidad es que reúne a las familias, y muchas eligen los bares para pasar un rato de su día en buena compañía. Si además ofreces un brunch de desayuno con temática navideña, el impacto emocional es mayor. Entre los platos que puedes diseñar destacan el tronco de navidad, o brownies con un guiño a Papá Noel.

Fuente: Brunchear.com

  • Sortea un jamón o una cesta de productos entre tus clientes: reparte una serie de papeletas y el cliente que tenga la misma terminación que la del primer premio de la Lotería de Navidad será el afortunado.
  • Organiza una cena benéfica: otro de los espíritus que nos invade en Navidad es el de la solidaridad, y es un buen momento del año para ayudar a quienes más lo necesitan y hacer partícipe de ello a tus clientes. Para esto puedes confeccionar un menú durante un día y anunciar que el dinero que se recaude de la venta de cada menú -o al menos una parte- irá destinado a una ONG. De esta manera no solo muestras tu solidaridad ante tus clientes, sino que además acrecientas su satisfacción por contribuir a una causa benéfica.
  • ¿Qué sería de la Navidad sin el 28 de diciembre? Con el fin de hacer pasar un buen rato a tus clientes, te proponemos idear alguna inocentada divertida. Por ejemplo, anunciar que Chinginskiy vuelve a casa por Navidad o cobrar los cafés al triple del precio normal y, cuando des la vuelta, acompañarla de un mensaje en un papel o servilleta: “Inocente, Inocente”.

La Navidad es una época entrañable del año, pero también es comercialmente muy activa y positiva para los bares y restaurantes. Por ello, te recomendamos prepararla muy bien e impresionar a tus clientes con ideas originales que les despierten las ganas de pasar tiempo en tu local durante las navidades, pero también después de este período.

Quizás también te interese

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo... Más información