Fútbol

Las mayores goleadas de la Selección Española: ¿cuántas eres capaz de recordar?

La temporada ha acabado para muchos futbolistas, aunque no para todos. Mientras algunos se encuentran disfrutando ya de las playas de Ibiza y Formentera, para otros la FIFA ha reservado una nueva ventana de partidos internacionales. Y los aficionados y los bares, por supuesto, estamos encantados. Porque el fútbol de selecciones nos gusta, y mucho además.

En el horizonte se vislumbran dos nuevos compromisos para nuestra Selección: uno ante Suecia que se presume complicado y otro que, al menos a primera vista, apunta a goleada, pues el rival será las Islas Feroe. Y aunque no hay rival pequeño y cualquiera te puede dar un susto, desde #LoVemosEnElBar nos ha parecido un pretexto maravilloso para recordar las grandes goleadas de la Selección.

En esta lista hay partidos amistosos, de fase de clasificación para la Eurocopa o Campeonato del Mundo, e incluso de Copa Confederaciones. Acompáñanos en este viaje repleto de futbolistas clásicos y goles. ¡Y no olvides preparar tu bar para los próximos partidos de la Selección!

  • España-Bulgaria: 13-0

El 21 de mayo de 1933 la Selección española lograba la goleada más abultada de su trayectoria internacional. El débil combinado de Bulgaria visitaba un embarrado Chamartín. Los chicos de José María Mateos, conocido como el primer gran seleccionador español, no tuvieron piedad alguna de los búlgaros y con un 13-0 despacharon el asunto. Seis tantos de Chacho, tres de Elícegui, dos de Luis Regueiro, uno de Bosch y un autogol de Mitchalov rubricaron el histórico resultado.

  • España-Portugal: 9-0

España y Portugal se han enfrentado 32 veces en total. En la primera ocasión, España apeó a los lusos de la fase clasificatoria del Mundial de Italia 1934. En el partido de ida, el 10 de marzo de 1934, la selección goleó a Portugal por 9-0, con el presidente de la República, Niceto Alcalá Zamora, viéndolo desde el palco del campo de fútbol de Chamartín. El delantero del Oviedo, Isidro Lángara, marcó cinco goles; Luis Regueiro, dos; y Chacho y Ventolrá uno cada uno. El segundo partido, en Lisboa, también se decantó del lado del equipo español. Ganó 1-2, ambos tantos otra vez de Lángara.

  • España-Malta: 12-1

Probablemente uno de los partidos más célebres de la historia del fútbol español. El encuentro, que se disputó en el Villamarín en diciembre del 83, supuso la clasificación de España para la Eurocopa de 1984. Sirvió también para lavar la imagen del fútbol patrio tras la desastrosa participación en el Mundial 1982, organizado en España. Desde entonces, el combinado nacional se ha clasificado para todos los Mundiales y casi todas las Eurocopas que siguieron (salvo la de 1992 en Suecia).

  • España-Albania: 9-0

​El combinado nacional ha endosado a su rival nueve goles en un mismo partido hasta en cuatro ocasiones. En 1990, España derrotó sin piedad a Albania en la primera fase de clasificación para la Eurocopa. A pesar del buen resultado, no se clasificaría para la competición continental que se celebraría dos años más tarde en Suecia. Como ocurrió con la última gran goleada, el encuentro sirvió para quitarse el mal sabor de boca que había dejado la participación en el Campeonato del Mundo celebrado unos meses antes en Italia, en el que España cayó contra Yugoslavia en octavos de final.

  • España-Bulgaria: 6-1

En la fase de grupos del Campeonato del Mundo de Francia, la selección española se enfrentaba a Bulgaria, Nigeria y Paraguay. Tras perder en el primer partido frente a los nigerianos (¡Ay Zubizarreta!), y empatar contra los paraguayos, los chicos de Javier Clemente arrollaron sin piedad a la Bulgaria de Stoichkov. De poco sirvió realizar un magnífico partido, dos goles en la primera parte y cuatro en la segunda, ninguna de las dos selecciones logró clasificarse para la siguiente fase. Paraguay, segundo, se midió contra Nigeria, ya clasificada, en un plácido encuentro que terminó con victoria sudamericana y el pase a los octavos de final para ambos conjuntos.

  • España-Austria: 9-0

Fue la primera de las goleadas de la era Camacho. Corría el año 1999 y se produjo en los partidos de clasificación para la Eurocopa del 2000. La víctima fue Austria. El combinado rival cayó por 9-0 y sufrió a un gran Raúl, que se coronó en Mestalla con 4 goles en un equipo en el que también destacaban Guardiola o Valerón.​ 

  • España-San Marino: 9-0

Todo apuntaba a que el efecto Camacho estaba sentando bien a la selección. El último año antes del nuevo milenio fue realmente fructífero en cuanto a goleadas. En esta ocasión, Luis Enrique fue el gran protagonista de la noche al endosarle un ‘hat-trick’ a los sanmarinenses. El asturiano comandó al equipo hacia un nuevo triunfo en la fase clasificatoria para la Eurocopa del 2000 de Bélgica y Holanda. 

  • España-Chipre: 8-0

Podría decirse que esta etapa, con Antonio Camacho como entrenador nacional, fue uno de los mejores momentos que ha disfrutado la selección antes de vivir la época dorada del fútbol español. Al menos, en lo que a goleadas se refiere.

Esta vez le tocó a Chipre ser la víctima. La Selección le metió ocho goles, tres de ellos de Urzaiz y otros tres de Julen Guerrero, además de los de Hierro y César Martín. La goleada ante Chipre sirvió para clasificar a España a la Eurocopa.

  • España-Tahití: 10-0

España llegaba como máxima favorita a la Copa Confederaciones de 2013 tras ganar la Eurocopa en 2012. La selección dirigida por Del Bosque derrotó por 10-0 a una débil Haití con cuatro goles de Fernando Torres, tres de Villa, dos de Silva y uno de Mata. Aquel mismo año caería de manera abultada frente a la que sería la anfitriona del Mundial 2014, Brasil, en lo que sería el comienzo del fin de la era Del Bosque.

  • España-Liechtenstein: 8-0

España vapuleó a Liechtenstein por segunda vez consecutiva, pues en 2016 ya le habían endosado la misma cantidad de goles, y llegaba a acariciar la clasificación directa para el Campeonato del Mundo de Rusia. Se trata de la mayor goleada conseguida por la selección fuera de España. El conjunto dirigido por Julen Lopetegui abrió el marcador con un tanto de Sergio Ramos de cabeza, hizo goles de todos los tipos, y Morata se destapó como el mejor del partido, ofreciéndose, desmarcándose y anotando dos dianas.

Quizás también te interese