Consejos para llenar el bar

Gastromarketing para vender más

Quizá no lo creas, pero el marketing es como Casemiro, está en todos los sitios. Mires donde mires, ahí aparece. A veces, de una manera más notoria. Otras pasa más desapercibido, pero siempre es crucial para su equipo. Si juega bien, las opciones de llevarse el partido se incrementan de manera exponencial. Exactamente igual que el marketing para tu negocio: si lo diriges correctamente y cumple con su función, se multiplican las opciones de ganar.

La adaptación concreta del marketing al mundo de la hostelería es lo que denominamos “gastromarketing” y, aunque sus vertientes y aplicaciones son más numerosas que los botes de gomina gastados por Mijatovic en toda su carrera, que ya es decir, nos gustaría plantearte algunas estrategias sencillas, pero eficientes, para que apliques a tu bar o restaurante.

Porque quizá pienses que esto del marketing no va con tu negocio, que es solo para negocios modernos y que estás bien cómo estás. Pero no nos engañemos, la posibilidad de llenar más tu negocio es más apetecible que para un delantero centro un pase entre líneas de Iniesta.

5 acciones de gastromarketing para tu negocio

Como diría Bale si tuviese un restaurante: “Beneficios, afluencia y posicionamiento. Por ese orden”. Y el medio para conseguirlo no es otro que el gastromarketing.

Y, para lograrlo, diferenciarse es clave: la generalización de Internet y la llegada de las nuevas tecnologías han provocado una apertura del mercado. En otras palabras, cada vez tienes más competencia.

Pero también ha traído ventajas: gracias a las redes sociales, la proliferación de aplicaciones y herramientas o a los nuevos métodos de pago, los establecimientos pueden interactuar de manera más activa con sus usuarios habituales y llegar a potenciales clientes que antes no hubiesen podido alcanzar.

Pero ya está bien de pases verticales. Ahora es el momento del juego directo. A continuación, algunas ideas de gastromarketing para captar más clientes:

1. Incentiva las fotos en tu restaurante

No hace falta que te digamos, porque seguro que lo has visto, que cada vez se fotografía más la comida. Las culpables de esta nueva tendencia son las redes sociales, especialmente Instagram, donde se ha creado toda una cultura de la imagen alrededor de la gastronomía.

Si te gustan las redes sociales, estás de enhorabuena. Si no, mejor únete al “enemigo”. Porque es en Instagram donde debes estar. Ahora mismo, en esta red hay más de 90 millones de fotografías usando el hashtag #food (comida).

Esta realidad te conduce, irremediablemente, a dos acciones de gastromarketing:

  • Crea tu perfil de Instagram y comienza a visibilizar tu local y a subir imágenes de tus platos. Asegúrate de que están bien enfocadas, bien iluminadas, que la comida tenga una apariencia apetecible y cuida la composición: la regla de los dos tercios siempre da buenos resultados y transmite naturalidad -divide mentalmente la imagen en 9 partes y ubica los elementos que quieras destacar en uno de los 4 puntos de intersección-.

Foto: TheGreenCreator.com

Si la fotografía no es lo tuyo, no te preocupes, porque tienes aliados. Hay algunas apps que te servirán para retocar de una manera muy sencilla las fotos que tomes de tus platos: te recomendamos Prisma Photo Editor o Foodie, con las que podrás incluir impresionantes filtros.

- Consigue que tus comensales suban fotos y etiqueten tu perfil. Seguramente en muchos casos saldrá de ellos mismos, pero si no sucede… ¡anímalos a que suban sus fotos! Una buena opción es, por ejemplo, incluir un reclamo al final de la carta o impreso en el mantel. Por ejemplo:

“Sube una imagen a tus redes sociales con el hashtag #nombredelrestaurante o etiquétanos y podrás participar en el sorteo de una cena en nuestro restaurante”. El premio puede ser una cena, un código de descuento, un postre… lo que consideres, pero lo importante es que no solo tú hables de tu negocio en redes, sino que tus clientes también te posicionen a través de sus perfiles personales.

2. El packaging, reflejo de la imagen de tu restaurante

Probablemente, tu negocio se haya subido a la ola del reparto a domicilio. Si no es así, seguro que al menos pones cafés para llevar.

En este sentido, es clave que prestes especial atención a los recipientes y las bolsas en los que introduces tus productos. Ten en cuenta que son soportes que salen a la calle, están en constante movimiento, por lo que son una poderosa herramienta para llamar la atención -para bien o para mal- de otros usuarios en las calles.

No hace falta que busques diseños muy llamativos, de hecho, en ocasiones en la simplicidad está el buen gusto y la capacidad de llamar la atención. Mira este ejemplo de Embutique: nombre de la empresa, logo, descripción del tipo de comida y alguna frase para captar. No es necesario nada más, el usuario que vea estos envases por la calle tiene toda la información que necesita para saber qué hace tu restaurante. Es, en definitiva, un soporte publicitario más.

3. Súmate a las tendencias

En el mundo del marketing es clave tener un punto de visionario. Adelantarte al resto. En el gastromarketing sucede exactamente lo mismo. Quizá no se trate tanto de inventar, sino de estar al día de todas las tendencias que comienzan a despuntar desde el punto de vista gastronómico y hostelero.

Así, es esencial “subirse a ese barco” cuando todavía está zarpando. Por ejemplo, hoy en día se aprecia cada vez más de un restaurante que sea sostenible, que sea saludable –“healthy food”- y que tenga opciones tanto para veganos y vegetarianos como para intolerantes al gluten.

Por tanto, ofrecer esas opciones en tus menús te permitirá posicionarte también en ese mercado y abrir la puerta a nuevos clientes que hasta el momento eran inalcanzables. Otra opción vinculada a una tendencia es utilizar envases reciclables.

4. Aprovecha la actualidad de las redes sociales

Cada plataforma tiene una función distinta y, por tanto, tu estrategia debe adaptarse a lo que quieras conseguir en ellas. Sin embargo, no puedes permanecer ajeno a las tendencias en redes, sino que debes sacar partido y convertirlas en un trampolín para tu negocio. ¿Cómo hacerlo? Por ejemplo, utiliza los stories de Instagram como escaparate. Muestra el día a día de tu restaurante, desde cómo se gestiona la cocina en plena hora punta hasta el lado más divertido de los cocineros cuando están relajados. Todo aquello que contribuya a visibilizar a tu restaurante.

Otra opción muy interesante es aprovechar el tirón de los días mundiales. En Twitter casi siempre son trending topic, una buena oportunidad para utilizar los hashtags que se muevan y llegar a más usuarios. Un ejemplo: el 18 de diciembre es el día mundial del cochinillo asado. ¿Por qué no preparas un menú basado en este plato y lo promocionas en redes sociales? De esta manera te diferenciarás de tu competencia y captarás nuevos clientes.

5. Cuida la atención al cliente en el ecosistema digital

Que el cliente siempre tiene la razón puede no ser siempre cierto. De lo que no cabe duda es de que un cliente satisfecho es siempre un buen prescriptor. Para mantener esta satisfacción es bueno cuidar la atención al cliente que proporcionas, y no solo cuando los comensales van a tu bar. También es importante hacerlo en las plataformas digitales en las que estás presente.

Contestar siempre a las opiniones y reseñas que los clientes dejan en espacios como TripAdvisor es clave. No caigas en el error de contestar solo cuando son buenos comentarios. Si alguna reseña es más crítica, responde agradeciendo el comentario y asegurando de que tomarás nota para mejorar. No seas como Van Gaal, piensa siempre en positivo. 

Como has visto, son muchas las ideas con las que puedes visibilizar a tu bar o restaurante. Ser original y diferenciarte de la competencia es esencial en una buena estrategia de gastromarketing, especialmente en un momento en el que el marketing es cada vez más personalizado gracias al auge de plataformas digitales. Como en todo en la vida, solo tienes que dar con la tecla adecuada.

sin etiquetas

Quizás también te interese