Redes Sociales

Diccionario Foodie vol. II - Especial redes sociales: Entiende por fin a tus clientes

Las modas gastronómicas, como todas, tienen una máxima indiscutible: si no pronuncias términos “trendy”, no formas parte del universo foodie. En esta ocasión hablaremos de sprunch, hygge, freakshake, meal-surfing, foodtrotters... Si tras leer esto has puesto la misma poker face que pusimos cuando Rusia nos echó del Campeonato del Mundo, es que no te has leído el primer volumen de nuestro diccionario foodie. Si es así, te animamos a ello antes de continuar con esta segunda edición.

Lo primero que debes hacer para entrar en el universo foodie es abrir tu mente. No solo a nivel idiomático -ya sabes que, como casi todas las modas, la mayoría de términos son mezcla de lenguas-, sino también a nivel de creatividad. Y es que ser foodie es más que un adjetivo. Es un estilo de vida, una forma de ser y de ver el mundo. Y esta visión se plasma a través de las redes sociales, especialmente a través de Instagram.

Como buen anfitrión, debes estar al tanto de las etiquetas que se ponen en Instagram y de las expresiones al más puro estilo “Masterchef”. A continuación te revelamos unas cuantas:

  • Sprunch: un domingo perfecto debería incluir planes de Spa + Esta es la fusión que ha originado este concepto, ideal para posturear en tus redes sociales. El Iberostar Grand Hotel Mercey (Santa Cruz de Tenerife) ya ha inaugurado esta práctica con algunos de sus clientes. Seguro que Cristiano no tarda en dejarse caer por allí…

  • Hygge: si no conoces esta palabra, a partir de ahora va a ser tu mantra. Se refiere a una filosofía de vida cuya finalidad es buscar la felicidad. Extrapolado al entorno de la gastronomía, hablamos de todas aquellas comidas con las que no solo nos chupamos los dedos, sino que disfrutamos de todo el proceso de elaboración.
  • Freakshake: este puede que sea el fenómeno más extraño de todos. si hay algo divertido a la hora de cocinar es que puedes utilizar cualquier tipo de alimento y mezclarlo con otros de la forma más extravagante posible. Entender estas combinaciones es más difícil que imaginar un partido con buen rollo entre Isco y Solari. Para hacer un freakshake solo necesitas un batido y cualquier otra comida con la que a priori no lo mezclarías. Por ejemplo: un batido con gofres, donuts, e incluso hamburguesas. Ya lo dice el refranero, los polos opuestos se atraen… Te mostramos todo un ejemplo de freakshake en su máxima expresión.

  • Meal-surfing: ¿te dijeron tus padres alguna vez eso de: “no te vayas con desconocidos”? Pues olvídalo ahora. El meal-surfing podría ser el “Tinder” para los foodies. Se trata de una moda que consiste en compartir mesa y comida con personas que no conoces. Cuánto han cambiado el mundo la globalización y las redes sociales…
  • Foodtrotters: cualquier instagramer que se precie dedica mucho de su tiempo a viajar y a conocer lugares nuevos. Sin embargo, hay dos formas de hacerlo, o bien viajar por el placer de descubrir rincones inexplorados, o tomar la decisión sobre el destino en función de su gastronomía. Si en la planificación de tu viaje incluyes restaurantes a los que tienes que ir, platos típicos de cada zona que no puedes quedarte sin probar o vinos propios de la zona a la que vas, eres un foodtrotter.
  • Flat white: cada vez son más las cafeterías en las que, en vez de pedir un café con leche, tienes que pedir un caffé latte. Esta tendencia sigue en aumento, pero además debes añadir un nuevo término a tu diccionario cafetero, flat white. Se trata de un café servido en una taza ligeramente más pequeña que la del café con leche, y se prepara con dos shots de café espresso (en lugar de uno, que es la medida estándar para el latte). Por encima lleva una capa fina de espuma.
  • Chifa: la cocina fusión es otra de las modas gastronómicas que están más en boga en la actualidad, hasta tal punto que la combinación de técnicas culinarias ha originado nuevos tipos de cocina con nombre propio. Es el caso de la cocina chifa, que es la versión china de la cocina peruana tradicional. Algunos de los platos característicos son el arroz chaufa, el tallarín salteado o el pollo chijaukai o tallarín salteado, como el que vemos en esta imagen.

Fuente: Cookpad

  • Bao bun: podríamos decir que es la versión moderna del clásico montadito. El bao bun se diferencia del bocata en el tipo de pan que utiliza, pues en este caso es un pan que se cocina en la típica vaporera asiática. En boca es mucho más suave que el pan tradicional de occidente, por lo que es una opción perfecta para tu #instastreetfood.
  • Foraging: no eres un real fooder si no te preocupas por la comida saludable. Dieta paleolítica, dieta vegetariana, dieta baja en grasas… Constantemente vemos nuevas fórmulas para cuidar nuestra alimentación, y el foraging es una de ellas. Su principio más básico radica en alimentarse según lo que nos da la “Madre Naturaleza”. Es decir, basar tu cocina en elementos como frutos silvestres, flores, hierbas, etc. Probablemente esta sería la dieta escogida por Marcos Llorente, un fijo de la paleolítica.
  • Mermaid toast: la traducción literal sería “tostadas sirena”, y ya te adelantamos que este es el plato más instagramero de toda la lista. Son tostadas que se elaboran con diferentes variedades de algas. Pero no algas cualquiera, sino aquellas que aporten colores vivos al plato, como azules, verdes o lilas.

Fuente: Instagram

  • Unicorn food: es la categoría de productos dentro de la que se englobarían, por ejemplo, las mermaid toasts. Básicamente, es todo alimento extremadamente colorido, que recuerde a ese universo de unicornios y arco iris propio de la infancia. Eso sí, siempre con colorantes naturales.

Ahora es el momento de interiorizar todos estos términos foodies para poder  hablar de ello con tus clientes más modernos. Si te ha pasado como a nosotros al leer el artículo y se te ha hecho la boca agua, te animamos a elaborar alguno de estos platos y compartirlo en tus redes. Con eso y con los conocimientos adquiridos en nuestro diccionario, ya jugarás en la Champions de los foodies.

 

Quizás también te interese