Consejos para llenar el bar

¿Día de partido? Repasa con nosotros

Retransmitir un partido en el bar: pones la televisión, ubicas las mesas y a esperar a que lleguen los clientes. Fácil, ¿verdad? También le parecía fácil a Abreu marcar su gol y a Cardeñosa el suyo y mira cómo acabaron por confiarse… Un día de partido, especialmente si es uno de los grandes de la temporada, es una oportunidad única para atraer y fidelizar clientes. Por eso todo debe salir bien. A buen seguro que estos partidos comparten con otras fechas señaladas el título de “día que más se llena el bar”, y no precisamente de parroquianos ya conocidos, sino de nuevos (y potenciales) clientes que aparecen al calor del fútbol. Ofrecerles tu mejor versión es clave, quién sabe si después de ese partido no acabas siendo su bar de referencia para ver el fútbol, con lo que esto conllevaría en cuanto a consumo y, por lo tanto, beneficios para tu negocio. En Lo Vemos en el Bar estamos para ayudarte y queremos que siempre que pongas el fútbol en tu bar, todo salga como en el España-Italia de la final de la Eurocopa de 2012, perfecto. Para ello, te damos una lista de cosas que repasar antes de que un grupo de futboleros hambrientos entre en tu bar:

Revisa las líneas de visión desde todas las posiciones

Pocas cosas más frustrantes para un futbolero que llegar a un bar con el tiempo justo y no encontrar una buena ubicación para verlo. Tampoco es plato de buen gusto que la mesa de delante te impida ver toda la pantalla o que no seas capaz de distinguir el marcador ni el balón porque estás demasiado lejos. Para evitarlo, revisa que la visión desde todas las mesas y ángulos será cómoda para los clientes. Si no es así, piensa en reducir tu zona deportiva o en poner una nueva pantalla.

Cuidado con las luces

Si las luces del bar reflejan en las pantallas y dificultan la visualización del partido, oriéntalas hacia otro lado o trata de adaptar la intensidad de la luz para que el reflejo sea, por lo menos, soportable.

El sonido, también protagonista

El sonido no puede ser como el portero, el gran olvidado de todos los premios futbolísticos. Un sonido deficiente puede dar al traste con una retransmisión, y es que para muchos futboleros tan importante es la imagen como los comentarios (aunque sea para criticarlos y llevar la contraria) y el sonido ambiente. Asegúrate de que los clientes que han ido a ver el fútbol escuchan sin problema el partido, pero modula el volumen de modo que no sea molesto para otros clientes que están disfrutando de una conversación ajenos al encuentro.

Que las pantallas hagan el calentamiento

No esperes al último momento para preparar la emisión. La televisión, al igual que los futbolistas, rinde mejor con un buen calentamiento. Por eso, sé previsor y enciéndela un rato antes del partido, así podrás comprobar que la señal llega correctamente y que la calidad de la imagen es la esperada. Si algo no funcionase, tendrías tiempo de llamar al servicio técnico y que te diesen unas instrucciones para arreglarlo.

Tú tienes el mando

¿Qué pasa si de repente tienes que ajustar el volumen o la señal comienza a fallar? ¿Y si quieres cambiar durante el descanso a otro partido? Es importante que tengas siempre el mando a distancia cerca, en un lugar que te permita acceder a él en pocos segundos y ajustar todo lo que no esté funcionando correctamente.

Limpieza

Una imagen vale más que mil palabras, y si no que se lo digan al Pato Sosa en su presentación como jugador colchonero. pato-sosa-gif Bromas aparte, es importante que tanto pantalla como mesas estén limpias, ya que los futboleros por su equipo pueden aguantar muchas cosas, pero eso no significa que vayan a tropezar con la misma piedra dos veces. En resumidas cuentas, mantén limpio el local, porque puede que un cliente pueda tragar con la suciedad una vez si el partido ya ha empezado o está cerca de hacerlo y no tiene muchas alternativas, pero para el siguiente encuentro buscará otra opción.

Quizás también te interese