Consejos para llenar el bar

Cómo escoger los mejores uniformes para el personal de tu bar o restaurante

¿Recuerdas nuestro post sobre camisetas míticas de la historia del fútbol? Pues ahora es el turno de tu negocio. Porque igual que a los grandes futbolistas los recuerdas enfundados en un uniforme, lo mismo sucede con los grandes de la hostelería. Y, lo creas o no, ambos mundos tienen más similitudes de las que a priori pudiese parecer. Y si no, mira estas fotos:

Vale, puede que comparando a Chicote con Modric o Robben se nos haya ido un poco de las manos, pero los tres, en lo suyo, son unos superclase. Y no nos engañemos, su vestimenta laboral les imprime una personalidad que contribuye a la creación de una marca o sello propio.

Eso es precisamente lo que debes conseguir en tu negocio. Para lograrlo, diferentes elementos entran en juego: decoración, tematización, carta, chef y, también, los uniformes del personal, que colaboran como un jugador más a que los usuarios te identifiquen como un bar o restaurante con estilo propio. Te damos algunos consejos para elegir los más adecuados:

1. Ten claro el concepto de tu restaurante y lo que quieres transmitir

Por ejemplo, si tienes un restaurante de comida sana o vegetariana, los uniformes deben transmitir comunión con la naturaleza. Por eso, te recomendamos que utilices los tonos verdes o tierra, no necesariamente en todo el uniforme, pero sí en complementos visibles como el delantal.

Si, en cambio, tu establecimiento ofrece las últimas tendencias en cocina de mercado o fusión, tus clientes no se esperarán unos uniformes clásicos de traje, sino más bien un estilo desenfadado o moderno, con algunas “licencias” para los camareros como llevar zapatillas, pantalones remangados, mangas dobladas, etc.

2. La comodidad y la practicidad, claves

Un camarero tiene que estar continuamente en movimiento, de un lado para otro, agachándose, estirándose. Por eso, es esencial que su uniforme le permita realizar todas sus tareas cómodamente. En este sentido, es recomendable no utilizar ropa excesivamente ceñida que pueda dificultar su movimiento o demasiado holgada que pueda dar lugar a enganchones.

Asimismo, es deseable incluir un delantal en el uniforme, no solo por su utilidad para evitar las manchas en el resto de las prendas, también porque normalmente incluyen bolsillos y compartimentos, muy socorridos en el día a día del camarero, especialmente si además llevan velcro.

Si no incluye bolsillos, siempre puedes dotar a tus camareros de una riñonera o bolsa donde puedan guardar el bloc de notas y el dinero.

Por último, en la búsqueda de la comodidad de tus empleados considera un factor importante, si la persona está de cara al público o no. Así, es más habitual ver a camareros en camisa, mientras que los trabajadores de cocina pueden vestir una camiseta que les ayude a soportar el calor habitual de la estancia.

3. Ten en cuenta a tu público

Ya has valorado el concepto de tu negocio y la comodidad de tus camareros, pero no debes olvidar a otro actor fundamental, un tercero tan importante como Cavani para Neymar y Mbappé o Pjanic para Cristiano y Mandzukic. Se trata del público, de tus clientes.

¿Qué esperan ellos cuando van a tu bar? Es la pregunta que debes hacerte. Si tienes un local tradicional, con un menú caro y gran parte de tu clientela son personas de edad media-alta, probablemente lo que más les puede sorprender en tus camareros es un look especialmente desenfadado. Estarán más cómodos -generalmente- con empleados que vistan prendas más formales y elegantes, donde predominen colores como el negro y el blanco. Tal y como hizo la Cultural Leonesa en otra increíble, a la par que inolvidable, fusión entre hostelería y fútbol:

En cambio, si tu restaurante está pensado para un público joven, debes buscar todo lo contrario, que se identifiquen con los camareros mediante un atuendo casual y moderno.

Por último, si tu negocio no se puede encasillar ni en un tipo ni en otro y está conceptuado para clientes de cualquier edad, a los que ofreces una cocina cuidada y un menú de precio medio-alto, puedes optar por una opción sofisticada y elegante, pero sin renunciar a formas más modernas en cuello y flancos, como en el siguiente ejemplo:

4. Calidad y seguridad de los materiales

Nos hemos centrado mucho, hasta este momento, en la apariencia de los uniformes, aunque de manera indisociable debemos considerar la calidad de los materiales con los que se han confeccionado. Estos deben absorber la humedad y no arrugarse con facilidad. Además, es básico que sean tejidos fáciles de lavar y de rápido secado. También es necesario tener en cuenta su durabilidad.

Mención aparte para las manchas. Cuando más resistentes a éstas sean los materiales, mejor.

Además, como en cada aspecto de tu bar, la calidad debe ir acompañada de seguridad. Por esto, y especialmente en el caso de la vestimenta del equipo de cocina, los materiales no deben ser inflamables en caso de contacto con el fuego.

5. Otros consejos

En este epígrafe incluiremos, al primer toque, otros consejos que están relacionados con los uniformes para tu personal:

  • Es recomendable que los uniformes de hombres y mujeres sean similares en lo que a diseño y estilo se refiere.
  • Los empleados de cocina necesitarán otros elementos de vestuario como gorros o guantes que también deberás valorar.
  • Si el uniforme incluye zapatos, presta especial atención a la comodidad de los mismos y a que sus suelas estén confeccionadas con materiales antideslizantes.
  • Evita los colores blancos o claros en las mangas y puños de las camisas, pues son las partes que con mayor facilidad se pueden manchar.
  • En las entrevistas con potenciales trabajadores, déjales claro el “dress-code” o reglas de vestimenta para que, en caso de contratación, luego no haya ninguna incidencia o problema.

Además de todos estos consejos, hay uno transversal y que, independientemente del estilo o las prendas por las que te decidas, todos los restaurantes deben cumplir: la apariencia del personal debe ser impecable, por lo que la higiene de los trabajadores debe combinarse con la limpieza del uniforme para dar la mejor imagen posible ante los clientes.

Quizás también te interese