Consejos para llenar el bar

Cese de actividad: novedades que te afectan si eres autónomo de hostelería

El sector de la hostelería es uno de los grandes perjudicados a nivel económico como consecuencia de la pandemia. Sin embargo, hasta ahora aquellos hosteleros que mantuvieran el servicio de comida a domicilio no podían solicitar la prestación por cese de actividad. Esto ha cambiado tras el reciente anuncio del Ejecutivo, que flexibiliza esta ayuda. Te contamos todo lo que debes saber.

Las ayudas económicas que el Gobierno ha puesto a disposición de los autónomos desde el inicio de la pandemia han suscitado interés y polémica a partes iguales. La prestación por cese de actividad es una de las más solicitadas. Según la Seguridad Social, más de 250.000 trabajadores por cuenta propia la han pedido en alguna de sus modalidades.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha anunciado una novedad con respecto a esta bonificación: flexibiliza el acceso para los autónomos del sector hostelero. Concretamente, para aquellos empresarios que no tengan reparto a domicilio o recogida en local, aunque en su comunidad esté permitido. 

Los constantes cambios y actualizaciones relacionados con la cobertura y el alcance de las ayudas económicas se traducen en un escenario de incertidumbre. A continuación, te explicamos qué requisitos debe cumplir un autónomo hostelero para solicitar la prestación por cese de actividad.

Claves para que los autónomos hosteleros accedan a la ayuda por cese de actividad

Hasta el momento, solo podían solicitar esta prestación los negocios “afectados por una suspensión temporal de toda la actividad como consecuencia de resolución de la autoridad competente como medida de contención de la propagación del virus”. Y es precisamente en la descripción de “toda” la actividad donde está la clave, pues se entendía que los negocios que tuviesen una actividad parcial mediante entregas a domicilio no estaban completamente paralizados.

Tras la modificación, esta excepción desaparece siempre y cuando no realicen el reparto a domicilio. Es decir, los autónomos que estén “en situación de suspensión de actividad temporal, sin reparto a domicilio ni recogida en el local”, pueden solicitarla.

Para solicitar la prestación es necesario presentar una declaración responsable ante la mutua. En ella debes reconocer que no estás ejerciendo la posibilidad de servicio a domicilio ni recogida en local mientras dura la suspensión temporal de actividad.

Cuantía de la prestación económica por cese de actividad

En este sentido no se han producido cambios, y se mantiene una bonificación del 50% de la base mínima de cotización. Si el autónomo solicitante pertenece a una familia numerosa, dicha cantidad se incrementará un 20%. Este porcentaje podrá aumentar incluso al 40%, si convive con familiares de primer grado que tengan derecho a esta prestación.

La decisión de flexibilizar el acceso a la ayuda por cese de actividad resuelve así uno de los grandes obstáculos a los que se enfrentaban los trabajadores de este sector. Aunque la ley no excluía al colectivo de negocios que mantenían el reparto o recogida, las mutuas alegaban que el desarrollo “parcial” de la actividad les impedía acceder a la prestación.

Quizás también te interese