En La Barra hablamos de

Fútbol

Tú, como dueño de bar que eres, sabes perfectamente cuáles son los periódicos que tienen más éxito entre tus clientes: los deportivos. Estos diarios maridan a la perfección con un café, unos churros, un pincho de tortilla, un menú del día… combinan, en definitiva, con todo lo que sirves. Y claro, tú también sueles ojearlos cuando el bar no está a tope. Por eso seguro que recordarás cuando el Sport decía que Beckham estaba hecho por el Barça, que el acuerdo para que Villa vistiese de blanco era total, que Cristiano en 2006 iba a firmar por el Valencia o que Zidane estaba a tiro de ser culé. Sí, todo esto sucedió en una portada. Pero también te acordarás de algunos juegos de palabras, más o menos afortunados, que encabezaron los periódicos: “Ney-Mar de dudas”, Fabio “Cannamalo”, “Tor…Pedro”, etc. Puestos a ser sinceros, nosotros con los juegos de palabras y los fichajes fallidos disfrutamos más que Guti en Pachá y que Mascherano yendo al suelo, por eso hemos querido recopilar algunas de las mejores -para otros serán las peores- portadas de los diarios deportivos españoles. 1. Superdeporte: embutidos contra los árbitros Rodrigo De Paul fue futbolista del Valencia de 2004 a 2006. No dejó muchos momentos memorables sobre el verde, pero sí una portada para el recuerdo del periódico valenciano Superdeporte. En agosto de 2014, De Paul vio la roja directa frente al Sevilla apenas un minuto después de haber entrado en el campo por un codazo. El Comité de Competición sancionó al argentino con 4 partidos, algo que sirvió a Superdeporte para llamar al estamento arbitral “chorizos”. Eso sí, de una manera muy gráfica: 2. Marca: Iniesta, el nuevo Figo Según Marca, el de Fuentealbilla iba a acabar en Concha Espina hace ya unos cuantos años. Y por “solo” 60 millones. Desde luego hubiese sido una jugada redonda, aunque nos hubiese privado de ver en el Bernabéu a “jugones” como Mahamadou Diarra, Emerson, Gago, Essien, Altintop o nuestro querido y siempre añorado Thomas…   3. Mundo Deportivo: fichajes ''hechos'' del Barça que acabaron...en Madrid Muy atentos a los jugadores “madridistas” que podría haber tenido el Barcelona según el Mundo Deportivo: Zidane, Robben, Bale, Ramos, Benzema, Beckham y hasta CR7. Al final en vez de Robben tuvieron a Geovanni y a Hleb, en el lugar de Zidane a Petit, a Rochemback por Beckham, a Maxi López por CR7 y a Chigrinsky por Ramos. Igualito. 4. Marca: fichajes ''hechos'' del Madrid que acabaron... en Barcelona Pero esto no es un problema solo de la prensa “culé”. Cogemos el puente aéreo en la otra dirección y vemos cómo Alves, Neymar, Cesc, Ronaldinho, Suárez o Eto’o iban sin duda a vestir de blanco… pero no. 5. Simeone, el Macaulay Culkin del Manzanares La de los juegos de palabras es una saga ya antigua. Desde el mítico “Bebeto canta porque Mauro… Silva” o el “Xavi es de ciudad y Vicente… Del Bosque”, los medios de comunicación deportivos han ido adentrándose en este mundillo hasta llegar al día de hoy, donde no es extraño ver una portada o una noticia con un juego de palabras. Uno de los especialistas en estas lides es el Marca, que en 2014 ya se despachó con esta maravilla en la previa de un partido de Champions entre Barcelona y Atlético de Madrid: Nos imaginamos la situación en esa redacción debatiendo si, realmente, esta era la portada que debían sacar: Los redactores que tuvieron la idea... El compañero serio defensor del periodismo tradicional... El director de la sección... El que lo manda a imprimir... Tú cuando lo lees... Sea como fuere, vaya nuestra admiración por delante.  6. Sportyou, ¿doble o triple combo? No sabríamos responder a esa pregunta. O sí, no estamos seguros. Porque creemos que hay algo que se nos escapa en esta portada de SportYou. Ok, Forlán es uruguayo y metió dos goles. Pero, ¿la palabra “Uruguapa” es por uruguayo y Europa, por uruguayo y guapa o por todo lo anterior? 7. El Barça, saco de boxeo de Superdeporte El diario deportivo valenciano vuelve a la carga. En este caso, el destino de sus críticas es el Barça, cuyo empeño por fichar al entonces capitán valencianista Mathieu no pareció gustar mucho en la capital del Turia. Al final, el traspaso dejó 20 millones de euros en las arcas ché, lo que, siendo un defensa de casi 31 años en ese momento, no está nada mal. Eso sí, antes se quedaron a gusto con esta portada: De lo que comentan sobre que las negociaciones con Oblak iban por buen camino no diremos nada… 8. Las rimas con Luis Enrique...no siempre salen bien Sí, las rimas con el nombre del seleccionador nacional han sido siempre recurrentes en los ambientes futboleros. Todos recordamos aquella que insinuaba un probable parentesco familiar de “Lucho” con cierto compañero nigeriano que luego protagonizó un celebrado anuncio para Renault. Sí, ese. El caso es que el diario As recurrió a una rima para ilustrar un desencuentro del técnico asturiano con Messi. Su manera de titular fue, cuanto menos, curiosa y arriesgada, no apta para todos los entendedores. Vaya, que la rima no les salió muy allá: 9. Real Madrid, Barcelona y los peligros de minusvalorar a un rival Si has llegado hasta aquí, habrás visto que tanto los periódicos de Barcelona como los de Madrid se han equivocado con fichajes. Algo que también tienen en común es que los resultados han dejado en entredicho alguna de sus portadas. Dos casos son especialmente representativos: En 2009, Vicente Boluda, entonces presidente del Real Madrid, declaró en la previa de una eliminatoria frente al Liverpool que “en el partido de vuelta volveremos a ganar por 1-2" y que "allí se van a abrir y les vamos a chorrear”. Pues bien, el Marca tampoco se mostró especialmente impresionado por el aura de Anfield y, en su portada, tituló “Esto es Anfield… ¿Y qué? El resultado final: 4-0 a favor del Liverpool y “chorreo” para la historia. El pasado año, en Barcelona se celebró el rival que le tocó al cuadro azulgrana en el sorteo de cuartos de final. Antes del primer partido el Mundo Deportivo tituló “Roma, el que querían”. Después del encuentro de ida, que el Barça ganó 4 a 1, todos daban por buena esa portada. Tanto que el Sport se animó con un “Ya tocan las semis”. El problema fue que, en la vuelta, la Roma, contra pronóstico, se clasificó al vencer por 3-0. Quizá entonces algunos se diesen cuenta de que hubiesen preferido otro rival. 10. Que no nos falte el drama “Tragedia final en Madrid”, “Esta es la cara del hombre que aleja al Real Madrid de La Liga”, “No merecen seguir ni un día más”, “Verdugo Turienzo”… Cuánto drama cuando el fútbol es alegría. Puede que alguna redacción necesitase en aquél momento una visita de Joaquín…

El de los himnos es, para muchos, uno de los momentos más emocionantes de las grandes competiciones futbolísticas: mundiales, campeonatos de Europa, competiciones nacionales e internacionales… Unos minutos de comunión total entre aficionados y jugadores, el instante de recordar grandes gestas, poner sus revoluciones a mil y activarse bajo unos acordes cantados a pleno pulmón por un estadio lleno a rebosar, una melodía para expresar el orgullo de vestir unos colores y para reivindicar la pertenencia a un grupo o colectivo. Y aunque a todos nos tira el escudo y como con el himno de nuestro equipo no sentimos con ningún otro, lo cierto es que hay varios que sólo con escucharlos consiguen ponernos la piel de gallina, seamos del club o selección que seamos. Cánticos, música, bufandas al aire… y un estallido de emoción En este post queremos revivir esa sensación, por eso hemos hecho una recopilación de himnos que no tienen por qué ser los más bonitos, ni los más armoniosos, ni siquiera los más conocidos: son, desde nuestro punto de vista, algunos de los más emocionantes del mundo del fútbol. En otras palabras, himnos que del subidón serían capaces de convertir a Riquelme y a Özl, futbolistas de esos que los argentinos denominan “pechofríos”, en una mezcla entre Gatusso y Luis Enrique. Activa el altavoz o ponte los cascos, que comenzamos: 1. You’ll Never Walk Alone – Liverpool No podía faltar. Porque además de su letra, su música y la historia que arrastra, escucharlo con música o a capela es uno de los momentos más espectaculares que un aficionado al fútbol puede disfrutar. Un himno asociado inevitablemente al Liverpool y a Anfield, aunque los seguidores del Celtic o del Borussia Dortmund también lo han hecho suyo, así que hemos buscado un enfrentamiento entre alemanes e ingleses para disfrutar del You’ll Never Walk Alone en su máxima expresión: 2. Sunsine of Leith - Hibernian No salimos de las Islas Británicas, pero dejamos Inglaterra para viajar hasta Escocia, concretamente a Edimburgo, ciudad del Hibernian, club histórico del barrio de Leith y uno de los clásicos del fútbol del país, aunque siempre a la sombra de Rangers y Celtic. Del mismo barrio son The Proclaimers, mítico grupo escocés (sí, los conoces, son los de 500 Miles) autor de la canción Sunsine of Leith, que los “Hibs” adoptaron como himno oficial del equipo. El gran momento para ellos llegó en 2016, cuando disputaron en Hampden Park la final de la copa escocesa. El Hibernian, en aquella época en segunda división, venció al Glasgow Rangers y los 30.000 aficionados que se desplazaron a la capital entonaron el Sunsine of Leith de esta manera. Impresionante: 3. Himno Nacional Brasileño - Selección de Brasil El Campeonato del Mundo de Brasil, celebrado en 2014, nos dejó algunos momentos imborrables, como fue el 5-1 que nos endosó Holanda o el 7-1 que los anfitriones recibieron de Alemania en la que fue una de las grandes sorpresas del torneo. Sin embargo, siempre recordaremos la pasión, la emoción y la energía con la que los locales cantaban su himno antes de cada partido. Para muestra, los partidos antes Croacia y México, en los que incluso una vez acabada la música, jugadores y afición continuaban cantando. Julio César o Neymar no pudieron contener las lágrimas: 4. I'm Forever Blowing Bubbles - West Ham Esto es lo que sucede cuando más de 35.000 almas corean al unísono el himno del West Ham United en el último partido que el equipo de Londres disputó en su estadio histórico, Upton Park, más conocido como Boleyn Ground: Este himno tiene un título un tanto peculiar, “I’m Forever Blowing Bubbles”, que traducido al español sería “siempre estoy soplando burbujas”, y una historia muy particular. Fundado en 1895, el West Ham es el equipo que representa a la clase obrera de Londres, un club modesto que a lo largo de sus 123 años “solamente” ha conseguido tres FA Cups, una Community Shield y una Recopa de Europa, pero de cuya cantera han salido jugadores como Rio Ferdinand, Franck Lampard o Michael Carrick. Esta canción, compuesta en Estados Unidos en 1919, alcanzó gran popularidad en el Reino Unido, y en la década de los años 20 un entrenador del West Ham la hizo suya para motivar a sus jugadores. A diferencia de otros himnos, este es todo lo contrario a una canción de guerra: estamos ante una oda al fracaso, una canción sobre sueños y esperanzas que se desvanecen. Por esta razón, los aficionados de la clase trabajadora de los “Hammers” pronto se identificaron con ella. Hoy en día, las burbujas se hacen presentes no solo en su estadio, sino también en todos los campos que visitan, como por ejemplo en el mítico Wembley: 5. Haka - Selección de Nueva Zelanda La Haka es una danza ritual de origen maorí que representa la unidad de la tribu, la fuerza y el orgullo. Aunque en sus orígenes era utilizada antes de una batalla para intimidar a un enemigo (y en el deporte, en cierto sentido, sigue teniendo esa connotación), ahora también es una muestra de respeto y hospitalidad. Los impulsores de esta danza como ritual como previa a los partidos fueron los All Blacks, el equipo de rugby neozelandés, si bien su uso se ha extendido a las selecciones nacionales de Nueva Zelanda de todos los deportes. Las dos versiones más comunes son la Haka Ka Mate, que es considerada la oficial en el deporte, y la polémica Haka Kapa O Pango, más agresiva en sus formas y que generó controversia en su momento al incluir un gesto con el pulgar en la garganta. Aquí, una muestra de la haka en los diferentes deportes, incluido, por supuesto, el fútbol (minuto 14:47). 6. Flower of Scotland - Selección de Escocia Recurrimos a otro himno nacional, en este caso el de Escocia, que en fútbol, al igual que en rugby, compite bajo su propia bandera y no bajo la del Reino Unido, como sí hacen por ejemplo en atletismo o en todas las disciplinas de los Juegos Olímpicos. Uno de los himnos oficiosos de la selección del trébol es “Flower of Scotland”, adoptado por los aficionados al rugby en 1974. Se trata de una canción mucho más beligerante que otras, donde algunas frases hacen referencias a aquellos “que lucharon y murieron por un pedacito de colina y cañada” o al “ejército del orgulloso Eduardo”. El siguiente vídeo es un manual de épica sobre un terreno de juego: neblina, lluvia, gaitas, un público enfervorizado… Como para no salir a por todas: 7. Himno del Centenario - Sevilla De acuerdo, no es el himno oficial del equipo, pero no hay duda de que es el que más ha calado en los últimos años. Desde que El Arrebato lo interpretase por primera vez en 2005, han sido muchos los momentos que ha acompañado al equipo y muchos los títulos que se han levantado al son de esta melodía. La afición lo sabe de memoria y lo canta a capela antes de los grandes partidos, como en este vídeo de los momentos previos a un encuentro frente al Real Madrid. 8. Roma, Roma, Roma - AS Roma Antes de cada partido y desde 1974, en el Olímpico suena el “Roma, Roma, Roma”; himno oficial del equipo giallorossi, obra del cantautor italiano Antonello Venditti. En su letra se incluyen loas y alabanzas al club, convirtiéndolo en uno de los más bonitos y emotivos del mundo del fútbol. 9. Himno de la UEFA Champions League Desde 1992, es la música que nos produce ese cosquilleo especial que sólo los grandes partidos consiguen transmitir. Este majestuoso himno es una composición del inglés Tony Britten, realizada a partir de unos arreglos de la pieza “Zadok The Priest”, del compositor barroco alemán Georg Friedrich Händel. La letra incluye los tres idiomas oficiales de la UEFA: alemán, inglés y francés. De hecho, la letra del estribillo es “Die Meister, Die Besten, Les Grandes Equipes, The Champions”. Su duración total es de 3 minutos y las televisiones que retransmiten los partidos están obligadas a emitir una versión reducida antes y después del encuentro. 10. La Marsellesa - Selección de Francia “Allons enfants de la Patrie, Le jour de gloire est arrivé!”… Uno de los himnos más reconocibles y probablemente, junto al de Rusia, musicalmente uno de los más bonitos. Desde 1975 es el himno oficial de Francia y, como tal, se entona antes de cualquier partido de sus selecciones. Aquí, una de las interpretaciones recientes más emotivas: Bonus track - Himno del Pescara No podíamos terminar este post sin sacar del cajón del fútbol modesto esta pequeña maravilla que, siendo sinceros, está a bastante distancia del resto de los himnos anteriores. El Pescara es un equipo italiano de la Serie B, el equivalente a la segunda división española, que tiene un himno, digamos, muy familiar para nosotros. Tanto que estamos seguros de que os sonará a todos. El reto es identificarlo antes del estribillo, donde ya es inconfundible:

Tú, como dueño de bar que eres, sabes perfectamente cuáles son los periódicos que tienen más éxito entre tus clientes: los deportivos. Estos diarios maridan a la perfección con un café, unos churros, un pincho de tortilla, un menú del día… combinan, en definitiva, con todo lo que sirves. Y claro, tú también sueles ojearlos cuando el bar no está a tope. Por eso seguro que recordarás cuando el Sport decía que Beckham estaba hecho por el Barça, que el acuerdo para que Villa vistiese de blanco era total, que Cristiano en 2006 iba a firmar por el Valencia o que Zidane estaba a tiro de ser culé. Sí, todo esto sucedió en una portada. Pero también te acordarás de algunos juegos de palabras, más o menos afortunados, que encabezaron los periódicos: “Ney-Mar de dudas”, Fabio “Cannamalo”, “Tor…Pedro”, etc. Puestos a ser sinceros, nosotros con los juegos de palabras y los fichajes fallidos disfrutamos más que Guti en Pachá y que Mascherano yendo al suelo, por eso hemos querido recopilar algunas de las mejores -para otros serán las peores- portadas de los diarios deportivos españoles. 1. Superdeporte: embutidos contra los árbitros Rodrigo De Paul fue futbolista del Valencia de 2004 a 2006. No dejó muchos momentos memorables sobre el verde, pero sí una portada para el recuerdo del periódico valenciano Superdeporte. En agosto de 2014, De Paul vio la roja directa frente al Sevilla apenas un minuto después de haber entrado en el campo por un codazo. El Comité de Competición sancionó al argentino con 4 partidos, algo que sirvió a Superdeporte para llamar al estamento arbitral “chorizos”. Eso sí, de una manera muy gráfica: 2. Marca: Iniesta, el nuevo Figo Según Marca, el de Fuentealbilla iba a acabar en Concha Espina hace ya unos cuantos años. Y por “solo” 60 millones. Desde luego hubiese sido una jugada redonda, aunque nos hubiese privado de ver en el Bernabéu a “jugones” como Mahamadou Diarra, Emerson, Gago, Essien, Altintop o nuestro querido y siempre añorado Thomas…   3. Mundo Deportivo: fichajes ''hechos'' del Barça que acabaron...en Madrid Muy atentos a los jugadores “madridistas” que podría haber tenido el Barcelona según el Mundo Deportivo: Zidane, Robben, Bale, Ramos, Benzema, Beckham y hasta CR7. Al final en vez de Robben tuvieron a Geovanni y a Hleb, en el lugar de Zidane a Petit, a Rochemback por Beckham, a Maxi López por CR7 y a Chigrinsky por Ramos. Igualito. 4. Marca: fichajes ''hechos'' del Madrid que acabaron... en Barcelona Pero esto no es un problema solo de la prensa “culé”. Cogemos el puente aéreo en la otra dirección y vemos cómo Alves, Neymar, Cesc, Ronaldinho, Suárez o Eto’o iban sin duda a vestir de blanco… pero no. 5. Simeone, el Macaulay Culkin del Manzanares La de los juegos de palabras es una saga ya antigua. Desde el mítico “Bebeto canta porque Mauro… Silva” o el “Xavi es de ciudad y Vicente… Del Bosque”, los medios de comunicación deportivos han ido adentrándose en este mundillo hasta llegar al día de hoy, donde no es extraño ver una portada o una noticia con un juego de palabras. Uno de los especialistas en estas lides es el Marca, que en 2014 ya se despachó con esta maravilla en la previa de un partido de Champions entre Barcelona y Atlético de Madrid: Nos imaginamos la situación en esa redacción debatiendo si, realmente, esta era la portada que debían sacar: Los redactores que tuvieron la idea... El compañero serio defensor del periodismo tradicional... El director de la sección... El que lo manda a imprimir... Tú cuando lo lees... Sea como fuere, vaya nuestra admiración por delante.  6. Sportyou, ¿doble o triple combo? No sabríamos responder a esa pregunta. O sí, no estamos seguros. Porque creemos que hay algo que se nos escapa en esta portada de SportYou. Ok, Forlán es uruguayo y metió dos goles. Pero, ¿la palabra “Uruguapa” es por uruguayo y Europa, por uruguayo y guapa o por todo lo anterior? 7. El Barça, saco de boxeo de Superdeporte El diario deportivo valenciano vuelve a la carga. En este caso, el destino de sus críticas es el Barça, cuyo empeño por fichar al entonces capitán valencianista Mathieu no pareció gustar mucho en la capital del Turia. Al final, el traspaso dejó 20 millones de euros en las arcas ché, lo que, siendo un defensa de casi 31 años en ese momento, no está nada mal. Eso sí, antes se quedaron a gusto con esta portada: De lo que comentan sobre que las negociaciones con Oblak iban por buen camino no diremos nada… 8. Las rimas con Luis Enrique...no siempre salen bien Sí, las rimas con el nombre del seleccionador nacional han sido siempre recurrentes en los ambientes futboleros. Todos recordamos aquella que insinuaba un probable parentesco familiar de “Lucho” con cierto compañero nigeriano que luego protagonizó un celebrado anuncio para Renault. Sí, ese. El caso es que el diario As recurrió a una rima para ilustrar un desencuentro del técnico asturiano con Messi. Su manera de titular fue, cuanto menos, curiosa y arriesgada, no apta para todos los entendedores. Vaya, que la rima no les salió muy allá: 9. Real Madrid, Barcelona y los peligros de minusvalorar a un rival Si has llegado hasta aquí, habrás visto que tanto los periódicos de Barcelona como los de Madrid se han equivocado con fichajes. Algo que también tienen en común es que los resultados han dejado en entredicho alguna de sus portadas. Dos casos son especialmente representativos: En 2009, Vicente Boluda, entonces presidente del Real Madrid, declaró en la previa de una eliminatoria frente al Liverpool que “en el partido de vuelta volveremos a ganar por 1-2" y que "allí se van a abrir y les vamos a chorrear”. Pues bien, el Marca tampoco se mostró especialmente impresionado por el aura de Anfield y, en su portada, tituló “Esto es Anfield… ¿Y qué? El resultado final: 4-0 a favor del Liverpool y “chorreo” para la historia. El pasado año, en Barcelona se celebró el rival que le tocó al cuadro azulgrana en el sorteo de cuartos de final. Antes del primer partido el Mundo Deportivo tituló “Roma, el que querían”. Después del encuentro de ida, que el Barça ganó 4 a 1, todos daban por buena esa portada. Tanto que el Sport se animó con un “Ya tocan las semis”. El problema fue que, en la vuelta, la Roma, contra pronóstico, se clasificó al vencer por 3-0. Quizá entonces algunos se diesen cuenta de que hubiesen preferido otro rival. 10. Que no nos falte el drama “Tragedia final en Madrid”, “Esta es la cara del hombre que aleja al Real Madrid de La Liga”, “No merecen seguir ni un día más”, “Verdugo Turienzo”… Cuánto drama cuando el fútbol es alegría. Puede que alguna redacción necesitase en aquél momento una visita de Joaquín…

El de los himnos es, para muchos, uno de los momentos más emocionantes de las grandes competiciones futbolísticas: mundiales, campeonatos de Europa, competiciones nacionales e internacionales… Unos minutos de comunión total entre aficionados y jugadores, el instante de recordar grandes gestas, poner sus revoluciones a mil y activarse bajo unos acordes cantados a pleno pulmón por un estadio lleno a rebosar, una melodía para expresar el orgullo de vestir unos colores y para reivindicar la pertenencia a un grupo o colectivo. Y aunque a todos nos tira el escudo y como con el himno de nuestro equipo no sentimos con ningún otro, lo cierto es que hay varios que sólo con escucharlos consiguen ponernos la piel de gallina, seamos del club o selección que seamos. Cánticos, música, bufandas al aire… y un estallido de emoción En este post queremos revivir esa sensación, por eso hemos hecho una recopilación de himnos que no tienen por qué ser los más bonitos, ni los más armoniosos, ni siquiera los más conocidos: son, desde nuestro punto de vista, algunos de los más emocionantes del mundo del fútbol. En otras palabras, himnos que del subidón serían capaces de convertir a Riquelme y a Özl, futbolistas de esos que los argentinos denominan “pechofríos”, en una mezcla entre Gatusso y Luis Enrique. Activa el altavoz o ponte los cascos, que comenzamos: 1. You’ll Never Walk Alone – Liverpool No podía faltar. Porque además de su letra, su música y la historia que arrastra, escucharlo con música o a capela es uno de los momentos más espectaculares que un aficionado al fútbol puede disfrutar. Un himno asociado inevitablemente al Liverpool y a Anfield, aunque los seguidores del Celtic o del Borussia Dortmund también lo han hecho suyo, así que hemos buscado un enfrentamiento entre alemanes e ingleses para disfrutar del You’ll Never Walk Alone en su máxima expresión: 2. Sunsine of Leith - Hibernian No salimos de las Islas Británicas, pero dejamos Inglaterra para viajar hasta Escocia, concretamente a Edimburgo, ciudad del Hibernian, club histórico del barrio de Leith y uno de los clásicos del fútbol del país, aunque siempre a la sombra de Rangers y Celtic. Del mismo barrio son The Proclaimers, mítico grupo escocés (sí, los conoces, son los de 500 Miles) autor de la canción Sunsine of Leith, que los “Hibs” adoptaron como himno oficial del equipo. El gran momento para ellos llegó en 2016, cuando disputaron en Hampden Park la final de la copa escocesa. El Hibernian, en aquella época en segunda división, venció al Glasgow Rangers y los 30.000 aficionados que se desplazaron a la capital entonaron el Sunsine of Leith de esta manera. Impresionante: 3. Himno Nacional Brasileño - Selección de Brasil El Campeonato del Mundo de Brasil, celebrado en 2014, nos dejó algunos momentos imborrables, como fue el 5-1 que nos endosó Holanda o el 7-1 que los anfitriones recibieron de Alemania en la que fue una de las grandes sorpresas del torneo. Sin embargo, siempre recordaremos la pasión, la emoción y la energía con la que los locales cantaban su himno antes de cada partido. Para muestra, los partidos antes Croacia y México, en los que incluso una vez acabada la música, jugadores y afición continuaban cantando. Julio César o Neymar no pudieron contener las lágrimas: 4. I'm Forever Blowing Bubbles - West Ham Esto es lo que sucede cuando más de 35.000 almas corean al unísono el himno del West Ham United en el último partido que el equipo de Londres disputó en su estadio histórico, Upton Park, más conocido como Boleyn Ground: Este himno tiene un título un tanto peculiar, “I’m Forever Blowing Bubbles”, que traducido al español sería “siempre estoy soplando burbujas”, y una historia muy particular. Fundado en 1895, el West Ham es el equipo que representa a la clase obrera de Londres, un club modesto que a lo largo de sus 123 años “solamente” ha conseguido tres FA Cups, una Community Shield y una Recopa de Europa, pero de cuya cantera han salido jugadores como Rio Ferdinand, Franck Lampard o Michael Carrick. Esta canción, compuesta en Estados Unidos en 1919, alcanzó gran popularidad en el Reino Unido, y en la década de los años 20 un entrenador del West Ham la hizo suya para motivar a sus jugadores. A diferencia de otros himnos, este es todo lo contrario a una canción de guerra: estamos ante una oda al fracaso, una canción sobre sueños y esperanzas que se desvanecen. Por esta razón, los aficionados de la clase trabajadora de los “Hammers” pronto se identificaron con ella. Hoy en día, las burbujas se hacen presentes no solo en su estadio, sino también en todos los campos que visitan, como por ejemplo en el mítico Wembley: 5. Haka - Selección de Nueva Zelanda La Haka es una danza ritual de origen maorí que representa la unidad de la tribu, la fuerza y el orgullo. Aunque en sus orígenes era utilizada antes de una batalla para intimidar a un enemigo (y en el deporte, en cierto sentido, sigue teniendo esa connotación), ahora también es una muestra de respeto y hospitalidad. Los impulsores de esta danza como ritual como previa a los partidos fueron los All Blacks, el equipo de rugby neozelandés, si bien su uso se ha extendido a las selecciones nacionales de Nueva Zelanda de todos los deportes. Las dos versiones más comunes son la Haka Ka Mate, que es considerada la oficial en el deporte, y la polémica Haka Kapa O Pango, más agresiva en sus formas y que generó controversia en su momento al incluir un gesto con el pulgar en la garganta. Aquí, una muestra de la haka en los diferentes deportes, incluido, por supuesto, el fútbol (minuto 14:47). 6. Flower of Scotland - Selección de Escocia Recurrimos a otro himno nacional, en este caso el de Escocia, que en fútbol, al igual que en rugby, compite bajo su propia bandera y no bajo la del Reino Unido, como sí hacen por ejemplo en atletismo o en todas las disciplinas de los Juegos Olímpicos. Uno de los himnos oficiosos de la selección del trébol es “Flower of Scotland”, adoptado por los aficionados al rugby en 1974. Se trata de una canción mucho más beligerante que otras, donde algunas frases hacen referencias a aquellos “que lucharon y murieron por un pedacito de colina y cañada” o al “ejército del orgulloso Eduardo”. El siguiente vídeo es un manual de épica sobre un terreno de juego: neblina, lluvia, gaitas, un público enfervorizado… Como para no salir a por todas: 7. Himno del Centenario - Sevilla De acuerdo, no es el himno oficial del equipo, pero no hay duda de que es el que más ha calado en los últimos años. Desde que El Arrebato lo interpretase por primera vez en 2005, han sido muchos los momentos que ha acompañado al equipo y muchos los títulos que se han levantado al son de esta melodía. La afición lo sabe de memoria y lo canta a capela antes de los grandes partidos, como en este vídeo de los momentos previos a un encuentro frente al Real Madrid. 8. Roma, Roma, Roma - AS Roma Antes de cada partido y desde 1974, en el Olímpico suena el “Roma, Roma, Roma”; himno oficial del equipo giallorossi, obra del cantautor italiano Antonello Venditti. En su letra se incluyen loas y alabanzas al club, convirtiéndolo en uno de los más bonitos y emotivos del mundo del fútbol. 9. Himno de la UEFA Champions League Desde 1992, es la música que nos produce ese cosquilleo especial que sólo los grandes partidos consiguen transmitir. Este majestuoso himno es una composición del inglés Tony Britten, realizada a partir de unos arreglos de la pieza “Zadok The Priest”, del compositor barroco alemán Georg Friedrich Händel. La letra incluye los tres idiomas oficiales de la UEFA: alemán, inglés y francés. De hecho, la letra del estribillo es “Die Meister, Die Besten, Les Grandes Equipes, The Champions”. Su duración total es de 3 minutos y las televisiones que retransmiten los partidos están obligadas a emitir una versión reducida antes y después del encuentro. 10. La Marsellesa - Selección de Francia “Allons enfants de la Patrie, Le jour de gloire est arrivé!”… Uno de los himnos más reconocibles y probablemente, junto al de Rusia, musicalmente uno de los más bonitos. Desde 1975 es el himno oficial de Francia y, como tal, se entona antes de cualquier partido de sus selecciones. Aquí, una de las interpretaciones recientes más emotivas: Bonus track - Himno del Pescara No podíamos terminar este post sin sacar del cajón del fútbol modesto esta pequeña maravilla que, siendo sinceros, está a bastante distancia del resto de los himnos anteriores. El Pescara es un equipo italiano de la Serie B, el equivalente a la segunda división española, que tiene un himno, digamos, muy familiar para nosotros. Tanto que estamos seguros de que os sonará a todos. El reto es identificarlo antes del estribillo, donde ya es inconfundible:

Si hablamos de futbolistas y apodos, llegaremos pronto a una conclusión: un mismo mote sirve para varios jugadores. A Migueli, Puyol y Sergio Ramos se les ha conocido en diferentes etapas de su carrera como “Tarzán”; a Cruyff y Valerón, como “El Flaco”; “Il Bello” fue el sobrenombre de Cannavaro, pero también de Maldini; por no hablar de “La Bestia” Baptista, apelativo que compartía con el checo Jan Koller. Por lo tanto, a cada apodo le corresponden diferentes nombres, dependiendo del país o la época. Lo mismo ocurre con bebidas tan presentes en nuestro día a día como el café. Dependiendo de dónde se tome, se pedirá de una u otra manera. Ninguna igual. De hecho, ni parecida. Porque seguro que más de una vez, detrás de la barra, te has quedado en blanco cuando te han pedido un “champú”, o has tenido que preguntar al cliente que a qué se refería con eso de una “maceta”. Desde #LoVemosEnElBar te invitamos a que compruebes si conoces los tragos regionales de España o tienes más dudas que Camacho con el funcionamiento del VAR. El mecanismo es sencillo: 10 tragos, 10 preguntas y una puntuación. ¿Eres el que más sabe de tragos regionales? //

En el fútbol no hay tiempo para lamentos. Aunque todavía perdure cierto regusto amargo por el papel de la selección en el Campeonato del Mundo, las competiciones oficiales están a punto de retomarse y el aficionado ya tiene la mente puesta en el comienzo de una nueva temporada. Sin embargo, lo cierto es que ahora mismo estamos inmersos en un período que, a los futboleros, ni fu ni fa. Más o menos como la temporada pasada de la Real Sociedad o el paso de Huntelaar por el Madrid, que te deja frío. Por eso, antes de que los internacionales vuelvan de vacaciones, de que el balón vuelva a rodar en LaLiga y de que Joaquín vuelva a enseñarnos a los 37 años de qué va eso de “la finta y el sprint”, queremos dar carpetazo definitivo a la temporada 2017-2018. Algunos dirán que eso es cosa del Balón de Oro, pero nosotros somos como Guti, vamos por libre. Así que inauguramos unos galardones un poco particulares, los Premios gastro-futboleros de #LoVemosEnElBar, en los que destacamos a los mejores (o peores, según cómo se mire), jugadores y equipos de la pasada temporada. Porque nada nos gusta más que mezclar bares y fútbol. ¡Comenzamos! //

Si hablamos de futbolistas y apodos, llegaremos pronto a una conclusión: un mismo mote sirve para varios jugadores. A Migueli, Puyol y Sergio Ramos se les ha conocido en diferentes etapas de su carrera como “Tarzán”; a Cruyff y Valerón, como “El Flaco”; “Il Bello” fue el sobrenombre de Cannavaro, pero también de Maldini; por no hablar de “La Bestia” Baptista, apelativo que compartía con el checo Jan Koller. Por lo tanto, a cada apodo le corresponden diferentes nombres, dependiendo del país o la época. Lo mismo ocurre con bebidas tan presentes en nuestro día a día como el café. Dependiendo de dónde se tome, se pedirá de una u otra manera. Ninguna igual. De hecho, ni parecida. Porque seguro que más de una vez, detrás de la barra, te has quedado en blanco cuando te han pedido un “champú”, o has tenido que preguntar al cliente que a qué se refería con eso de una “maceta”. Desde #LoVemosEnElBar te invitamos a que compruebes si conoces los tragos regionales de España o tienes más dudas que Camacho con el funcionamiento del VAR. El mecanismo es sencillo: 10 tragos, 10 preguntas y una puntuación. ¿Eres el que más sabe de tragos regionales? //

En el fútbol no hay tiempo para lamentos. Aunque todavía perdure cierto regusto amargo por el papel de la selección en el Campeonato del Mundo, las competiciones oficiales están a punto de retomarse y el aficionado ya tiene la mente puesta en el comienzo de una nueva temporada. Sin embargo, lo cierto es que ahora mismo estamos inmersos en un período que, a los futboleros, ni fu ni fa. Más o menos como la temporada pasada de la Real Sociedad o el paso de Huntelaar por el Madrid, que te deja frío. Por eso, antes de que los internacionales vuelvan de vacaciones, de que el balón vuelva a rodar en LaLiga y de que Joaquín vuelva a enseñarnos a los 37 años de qué va eso de “la finta y el sprint”, queremos dar carpetazo definitivo a la temporada 2017-2018. Algunos dirán que eso es cosa del Balón de Oro, pero nosotros somos como Guti, vamos por libre. Así que inauguramos unos galardones un poco particulares, los Premios gastro-futboleros de #LoVemosEnElBar, en los que destacamos a los mejores (o peores, según cómo se mire), jugadores y equipos de la pasada temporada. Porque nada nos gusta más que mezclar bares y fútbol. ¡Comenzamos! //

Igual que Pirlo siempre encontraba la mejor opción de pase, hay aficionados que siempre dan con la forma de hacerse oír entre las miles de personas que pueblan las gradas de los estadios. Los hay que cantan voz en grito a coro con sus compañeros de tribuna. Otros, los menos, expresan todo aquello que quieren contar a través de las pancartas, un trozo de tela, plástico o papel que les sirve para mandar mensajes de todo tipo. Porque las hay reivindicativas, grandes, pequeñas, desafortunadas, con gracia, irónicas, directas, preparadas con juegos de palabras… Estamos seguros de que ahora mismo recuerdas al menos una que te ha sacado una sonrisa. Nosotros también, pero puestos a pensar, decidimos que era más útil recopilar las mejores en un post. Así que hemos tirado de memoria futbolera -la misma a la que invocamos para que nos haga olvidar rápido el España vs Rusia o el peinado de Neymar- para reunir las mejores que hemos visto en un campo de fútbol. La importancia de medir bien los tiempos A buen seguro estos hinchas ingleses no se esperaban que su selección cayese tan pronto en el torneo de Brasil de 2014 (fueron últimos en su grupo). Es de alabar que, más allá de la decepción con su equipo, decidiesen tomárselo con tan buen humor y hacer esta pancarta: “Vuelos a Río – 1.200 libras Disfrutar del ambiente – 2.000 libras Hotel – 2.000 libras Llegar después de que te eliminen – No tiene precio”   Messi, los extraterrestres vienen a por ti Vale, quizá la pancarta por sí sola no quede en el recuerdo, pero ¿y si la combinas con semejante disfraz? Todo cobra sentido. Y nosotros que pensábamos que con vestirnos de sevillana o de torero para animar a La Roja éramos de lo más pintoresco de una grada…. Isco, yo que tú me lo pensaba Isco, ¿tú has probado los miguelitos de La Roda? Hemos estado en Albacete y sabemos de lo que hablamos: hojaldre, crema, azúcar glasé… Sales ganando con el cambio, créenos. Skrtel, un tipo muy duro El Liverpool tiene, gracias a Anfield, uno de los campos con mayor mística de todo el mundo, con el You’ll Never Walk Alone uno de los himnos más emocionantes del fútbol mundial, con The Kop uno de los grupos de animación más intensos, con Salah uno de los mejores jugadores… Y con el eslovaco Skrtel tenía un tipo muy muy duro. Es más, tras leer esta pancarta uno piensa que Pablo Alfaro, Vinnie Jones o Juanma López eran angelitos: “Martin Skrtel es tan duro que pide un BigMac en el Burger King y se lo ponen”. Bravo. El Signal Iduna Park y una de las mejores aficiones de Europa “En el camino de la Copa perdida”. Este fue el mensaje del impresionante tifo que los aficionados del Borussia Dortmund formaron durante la visita del Málaga al Signal Iduna Park en la Champions de 2013. El conjunto alemán acabó llegando a la final de ese año, que perdió ante el Bayern Munich.   Una aldea poblada por irreductibles renanos que resiste, todavía y como siempre, al invasor El Bochum es un equipo alemán de Renania del Norte que actualmente juega en segunda división. Lejos queda su mejor época, con varios años seguidos en la Bundesliga. En un partido frente al Kaiserlautern, otro clásico germano venido a menos en los últimos tiempos, sus hinchas colocaron esta pancarta de Asterix, el pequeño e irreductible galo, expulsando a la mascota de su rival de un puntapié. Quizá en ese momento no lo necesitaban, pero ahora mismo no les vendría mal darle un buen trago a la marmita para, al menos, volver a la Bundesliga. El Emirates da la bienvenida a sus nuevos ¿fichajes? Ya sabemos que, en la prensa y en TV, la rumorología sobre fichajes está a la orden del día. Esto provoca la ilusión del aficionado de a pie, al que se le ilumina la mirada solo con leer los titulares y pensar en el equipazo que va a tener el próximo año. Pero, ¿qué pasa si luego no llega ninguno? ¿Qué ocurre si te prometen a Suárez y te tienes que conformar con Bendtner? ¿Si ya ves a Rooney vestido de gunner y te traen a Gervinho? Una de dos, o te resignas o haces como estos aficionados que se plantaron en el Emirates con esta pancarta, con la que dan la bienvenida al club a todos aquellos fichajes que sonaron pero jamás llegaron. En Argentina no hay discusión Devoción es lo que sienten los argentinos con Diego Armando Maradona. En una de las múltiples batallas que se libran en la guerra por saber quién fue el mejor del siglo pasado, si “el Diego” o Pelé, los aficionados albicelestes lo dejaron bien claro con esta pancarta. Y claro, Maradona encantado: Twitter, no eres bienvenido en Glasgow Los aficionados del Rangers se han cansado de perder contra su eterno rival, el Celtic. Y puestos a buscar culpables, parece que no les hace mucha gracia que sus jugadores lo den todo en las redes sociales… y no en el campo de fútbol. Así que les dejaron este mensajito: Menos tiempo tuiteando y más tiempo entrenando”. Porque los árbitros también tienen sus fans El inglés Mark Clattenburg es uno de los árbitros más mediáticos del mundo del fútbol. Ha impartido justicia en la Premier, en mundiales, en Juegos Olímpicos y en la Champions League. De hecho, fue el encargado de arbitrar la final entre Atlético de Madrid y Real Madrid en 2016. Actualmente continúa en activo en la liga de Arabia Saudí. Antes de partir, los aficionados ingleses quisieron despedirle con honores e incluso se vio una pancarta dedicada a su persona, algo nada común al tratarse de un árbitro. En ella se podía leer “Clattenburg: Árbitro, líder, leyenda”. Un ejemplo a seguir. El colombiano que, en realidad, no quería estar allí Este aficionado colombiano utilizó una pancarta para dar explicaciones a su pareja por haberse marchado a Brasil a ver a su selección. La excusa no tiene desperdicio. Un mensaje para su ex “Saludos para mi ex, la paso mejor sin ti” fue el mensaje que un aficionado mexicano aprovechó para mandar a su expareja en un partido de la “tri”. No se le ve muy apesadumbrado por la ruptura, para ser sinceros. Siempre positivo, nunca negativo Si en España Louis Van Gaal llegó a ser objeto de chanzas y hasta le dedicaron un guiñol con cabeza de ladrillo, en Manchester su figura fue mucho más respetada. Tanto como para cambiar el nombre a la ciudad, a pesar de que al mando de los Red Devils solo consiguió una FA Cup. “El Elegido” no es Lebron, es un asturiano Como lo lees. Uno de los apodos de Lebron James es “El Elegido”, sin embargo, en Manchester no opinan lo mismo. Juan Mata tuvo un reconocimiento “peculiar” por parte de una afición que siempre le ha apreciado. En inglés, “El Elegido” se traduce como “The Chosen One”. Jugando con el parecido en la pronunciación de “One” y “Juan”, los hinchas ingleses le dedicaron esta pancarta. El Sabio eterno Porque con él sí que empezó todo, y no con Kevin Roldán. El fallecimiento de Luis Aragonés, artífice desde el banquillo de la primera Eurocopa de España, llenó los campos de toda España de pancartas en homenaje a “El Sabio”. “Zapatones” seguro que guardaría con especial cariño las que le dedicaron en el Calderón y esta de Valencia, con un mensaje “Usted nos guio hacia la gloria” que resume como ninguna el legado de Luis en el fútbol español.

Para muchos, el Campeonato del Mundo de fútbol es el evento deportivo por excelencia, solo equiparable a los Juegos Olímpicos. Una competición que perdura en la memoria de aficionados de todo el planeta, que acumulan recuerdos de jugadores, estadios, ciudades, árbitros -Al Ghandour siempre estará en nuestra memoria-, entrenadores y, también, camisetas. Aunque, para ser justos, mientras que hay algunas que el peso de los años ha hecho olvidar, otras permanecen y permanecerán para siempre en la retina de los futboleros. En #LoVemosEnElBar queremos compartir nuestro particular armario de camisetas mundialistas, que han sido elegidas tanto por su diseño como por la historia que tienen detrás. Brasil, 1970 Un equipo para la historia con un jugador para la eternidad, Edson Arantes do Nascimento, Pelé. En 1970 en México, Brasil y el considerado “Mejor deportista del siglo XX” por el COI consiguieron su tercera estrella al vencer en la final a Italia en el primer mundial televisado en color. El broche de oro para la carrera de un genio al que siempre se le recuerda vistiendo la verdeamarela más clásica, sin marca, publicidad o extraños brillos. Una camiseta de culto que permanece totalmente vigente en el imaginario colectivo. Holanda, 1974 De acuerdo, nunca llegaron a ganar un Campeonato del Mundo. De hecho, perdieron las dos finales que jugaron (Alemania en 1974 y Argentina en 1978). Pero a la “Naranja Mecánica” es justo medirla por el legado que dejó y no por las copas que alzó. Y es que pocas selecciones han sido capaces de ser reconocibles por su juego, evolucionar y revolucionar el balompié. Si acaso, el Brasil de 1970, la España del “Tiki-Taka” y ésta, la Holanda del fútbol total. Dirigida por Rinus Michaels, capitaneada por Johan Cruyff y con jugadores de la talla de Johan Neeskens, Johnny Rep, Ruud Krol o los hermanos Van der Kerkhoff; fue pionera en la presión en todo el campo, en jugar sin un 9 puro, en intercambiar las posiciones entre jugadores y en llegar al área triangulación tras triangulación. Su camiseta naranja es actualmente una de las más icónicas, solicitadas y vendidas entre los amantes del fútbol retro. Inglaterra, 1982 Para muchos, una de las camisetas más perfectas que jamás se ha hecho. Con ella se plantó Inglaterra en el torneo de España en 1982. No podemos decir que les fuese muy bien, pues cayeron eliminados en segunda ronda a pesar de contar en sus filas con peloteros como Kevin Keegan o Glenn Hoodle. Hoy en día es objeto de coleccionista, prácticamente pieza de museo, pues se trata de una prenda revolucionaria en la Inglaterra de la época. Y es que fue la primera vez que dejaron de lado los diseños planos característicos de entonces (camiseta blanca total y escudo). Admiral fue la culpable. Una marca de ropa interior que llegó a vestir a la selección inglesa. Fue ella la que introdujo las franjas, de modo que si querías vestir como tu equipo debías tener una camiseta Admiral, no cualquier otra. Tras un éxito mundial, Admiral se declaró en bancarrota en 1982 y fue vendida. Hace pocos años resurgió y es proveedor deportivo de, por ejemplo, la selección de Gibraltar. Francia, 1984 y 1998 Barthez, Thuram, Lizarazu, Deschamps, Karembeu, Djorkaeff, Desailly… y Zidane, sobre todo Zidane. El genio salió una vez más de la lámpara en Saint Denis, en su casa, en una final en la que la Brasil de Rivaldo, Ronaldo o Bebeto no pudo hacer nada para contener a los “Bleu”. Cayeron por 3 a 0. Para el recuerdo esa camiseta azul que portaba el 10 y que vio una de sus exhibiciones más recordadas. A su vez, se trata de un homenaje a la que vistió el combinado galo en 1984, en otro torneo que ganaron y que también se disputó en su país. Una final de infausto recuerdo para La Roja por cierto. Argentina, 1986 Si la de Holanda de 1974 es una de las camisetas retro más solicitadas, la de Argentina de 1986 no le anda a la zaga, ni mucho menos. Mítica elástica de Le Coq Sportif que pasó a la historia, en su versión azul, por enseñar al mundo cómo se marcan, en un mismo partido, un Gol del Siglo y otro con la Mano de Dios. ¿De qué planeta viniste, Diego? Alemania, 1990 Nos acercamos a los mundiales más recientes, aquellos con un recuerdo más nítido, y viajamos hasta Italia 90, el primer Campeonato del Mundo con juego en disquete para ordenadores. Eso sí, en 3 colores. En aquella edición reinó Alemania Federal. Al poco tiempo se uniría con Alemania Democrática, pero antes tuvo tiempo de conseguir su estrella a costa de la Argentina de Ruggeri, Maradona, Burruchaga o Sensini. En el cuadro teutón, nombres que nos suenan familiares (Illgner, Klinsmann, Matthäus…) vistieron uno de los diseños más celebrados de Adidas, con los colores de la bandera presentes en el frontal. De hecho, en el próximo campeonato de Rusia el equipo germano llevará una camiseta inspirada en la de los campeones de 1990. USA, 1994 Cuando se supo que Estados Unidos iba a organizar un campeonato de estas características, más de uno se echó las manos a la cabeza. ¿Cómo es posible? Un país para el que el fútbol ni siquiera se jugaba con los pies y donde llamaban “soccer” a nuestro deporte rey. Pues bien, el torneo de 1994 no solo fue el espaldarazo definitivo para el fútbol en el país, sino que presentó ante los ojos del mundo a una selección con jugadores muy carismáticos (solo hay que recordar al “rockero” pelirrojo Alexi Lalas, las rastas de Cobi Jones, el look a lo “Machete” de Marcelo Balboa o a Tony Meola) y enfundados en una camiseta que dio mucho que hablar. Y es que Adidas abandonó la sobriedad habitual en sus diseños para añadir un cuello en “v” nada común en la época y un estampado de grandes estrellas -en honor la bandera estadounidense- sobre un color azul que evocaba a un tejido vaquero, otra de las señas de identidad del país. El equipo llegó a pasar de ronda, si bien se encontraron con el que a la postre sería el campeón, Brasil, y su aventura terminó en octavos. España, 1994 No podemos dejar pasar la oportunidad de elegir una de las camisetas de España. Podríamos escoger la del torneo de Sudáfrica por el recuerdo que conlleva, pero la verdad es que si ha habido un diseño rompedor en La Roja ese ha sido, sin duda, el de 1994. Además, el modelo que llevaremos en Rusia está inspirado en éste, con los ya míticos -y polémicos- “rombos” conformando franjas verticales. De aquél campeonato recordamos para siempre el codazo a Luis Enrique, el golazo de Goiko a Alemania, el fallo de Julio Salinas a lo Cardeñosa y… quedarnos a las puertas de las semifinales. Estamos convencidos de que este verano será totalmente diferente. México, 1998 Bonita, lo que se dice bonita, para muchos no es. Tampoco le dio excesiva suerte a sus portadores, que cayeron eliminados en octavos de final. Sin embargo, se trata sin duda de una de las camisetas más particulares de cuantas se han visto en la historia de los mundiales. Y es que la marca ABA Sport pensó que era un buen momento para innovar y decidieron hacer un guiño a la mitología azteca. Para ello, incluyeron en la zamarra mexicana La Piedra del Sol, que representa el rostro de Tonatiuh, precisamente el dios azteca del astro. Una combinación cuanto menos curiosa. Italia, 2002 En 2002 los futbolistas ya eran considerados iconos de imagen para las marcas. La gomina y los tatuajes se hacían cada vez más visibles al tiempo que los bigotes desaparecían de los campos. En este contexto se enmarca la camiseta que la selección italiana vistió en la cita de Corea del Sur en 2002 y en la que fue eliminada por la anfitriona en octavos. Una prenda revolucionaria que cambiaba las reglas de la indumentaria en el fútbol. De camisetas anchas en las que predominaba la comodidad se pasaba a elásticas ajustadas al cuerpo del futbolista y con tejidos transpirables. No aptas para todos los cuerpos: ¿te imaginas a Ronaldo o Puskas vistiéndolas? Nigeria, 2018 Vale, quizá todavía no haya marcado la historia sobre el terreno de juego. Pero lo sucedido con la camiseta de Nigeria no tiene precedentes. No solo cuenta con un diseño totalmente rompedor e innovador, sino que antes de venderse su federación ya había recibido más de 3 millones de pre-pedidos. Una vez puestas a la venta, las existencias se agotaron en minutos y son varias las tiendas que han encontrado colas de futboleros en busca de la elástica de “Las Águilas”. De hecho, se ha dado un fenómeno desconocido hasta ahora, la reventa, donde a día de hoy duplica su precio oficial.

Igual que Pirlo siempre encontraba la mejor opción de pase, hay aficionados que siempre dan con la forma de hacerse oír entre las miles de personas que pueblan las gradas de los estadios. Los hay que cantan voz en grito a coro con sus compañeros de tribuna. Otros, los menos, expresan todo aquello que quieren contar a través de las pancartas, un trozo de tela, plástico o papel que les sirve para mandar mensajes de todo tipo. Porque las hay reivindicativas, grandes, pequeñas, desafortunadas, con gracia, irónicas, directas, preparadas con juegos de palabras… Estamos seguros de que ahora mismo recuerdas al menos una que te ha sacado una sonrisa. Nosotros también, pero puestos a pensar, decidimos que era más útil recopilar las mejores en un post. Así que hemos tirado de memoria futbolera -la misma a la que invocamos para que nos haga olvidar rápido el España vs Rusia o el peinado de Neymar- para reunir las mejores que hemos visto en un campo de fútbol. La importancia de medir bien los tiempos A buen seguro estos hinchas ingleses no se esperaban que su selección cayese tan pronto en el torneo de Brasil de 2014 (fueron últimos en su grupo). Es de alabar que, más allá de la decepción con su equipo, decidiesen tomárselo con tan buen humor y hacer esta pancarta: “Vuelos a Río – 1.200 libras Disfrutar del ambiente – 2.000 libras Hotel – 2.000 libras Llegar después de que te eliminen – No tiene precio”   Messi, los extraterrestres vienen a por ti Vale, quizá la pancarta por sí sola no quede en el recuerdo, pero ¿y si la combinas con semejante disfraz? Todo cobra sentido. Y nosotros que pensábamos que con vestirnos de sevillana o de torero para animar a La Roja éramos de lo más pintoresco de una grada…. Isco, yo que tú me lo pensaba Isco, ¿tú has probado los miguelitos de La Roda? Hemos estado en Albacete y sabemos de lo que hablamos: hojaldre, crema, azúcar glasé… Sales ganando con el cambio, créenos. Skrtel, un tipo muy duro El Liverpool tiene, gracias a Anfield, uno de los campos con mayor mística de todo el mundo, con el You’ll Never Walk Alone uno de los himnos más emocionantes del fútbol mundial, con The Kop uno de los grupos de animación más intensos, con Salah uno de los mejores jugadores… Y con el eslovaco Skrtel tenía un tipo muy muy duro. Es más, tras leer esta pancarta uno piensa que Pablo Alfaro, Vinnie Jones o Juanma López eran angelitos: “Martin Skrtel es tan duro que pide un BigMac en el Burger King y se lo ponen”. Bravo. El Signal Iduna Park y una de las mejores aficiones de Europa “En el camino de la Copa perdida”. Este fue el mensaje del impresionante tifo que los aficionados del Borussia Dortmund formaron durante la visita del Málaga al Signal Iduna Park en la Champions de 2013. El conjunto alemán acabó llegando a la final de ese año, que perdió ante el Bayern Munich.   Una aldea poblada por irreductibles renanos que resiste, todavía y como siempre, al invasor El Bochum es un equipo alemán de Renania del Norte que actualmente juega en segunda división. Lejos queda su mejor época, con varios años seguidos en la Bundesliga. En un partido frente al Kaiserlautern, otro clásico germano venido a menos en los últimos tiempos, sus hinchas colocaron esta pancarta de Asterix, el pequeño e irreductible galo, expulsando a la mascota de su rival de un puntapié. Quizá en ese momento no lo necesitaban, pero ahora mismo no les vendría mal darle un buen trago a la marmita para, al menos, volver a la Bundesliga. El Emirates da la bienvenida a sus nuevos ¿fichajes? Ya sabemos que, en la prensa y en TV, la rumorología sobre fichajes está a la orden del día. Esto provoca la ilusión del aficionado de a pie, al que se le ilumina la mirada solo con leer los titulares y pensar en el equipazo que va a tener el próximo año. Pero, ¿qué pasa si luego no llega ninguno? ¿Qué ocurre si te prometen a Suárez y te tienes que conformar con Bendtner? ¿Si ya ves a Rooney vestido de gunner y te traen a Gervinho? Una de dos, o te resignas o haces como estos aficionados que se plantaron en el Emirates con esta pancarta, con la que dan la bienvenida al club a todos aquellos fichajes que sonaron pero jamás llegaron. En Argentina no hay discusión Devoción es lo que sienten los argentinos con Diego Armando Maradona. En una de las múltiples batallas que se libran en la guerra por saber quién fue el mejor del siglo pasado, si “el Diego” o Pelé, los aficionados albicelestes lo dejaron bien claro con esta pancarta. Y claro, Maradona encantado: Twitter, no eres bienvenido en Glasgow Los aficionados del Rangers se han cansado de perder contra su eterno rival, el Celtic. Y puestos a buscar culpables, parece que no les hace mucha gracia que sus jugadores lo den todo en las redes sociales… y no en el campo de fútbol. Así que les dejaron este mensajito: Menos tiempo tuiteando y más tiempo entrenando”. Porque los árbitros también tienen sus fans El inglés Mark Clattenburg es uno de los árbitros más mediáticos del mundo del fútbol. Ha impartido justicia en la Premier, en mundiales, en Juegos Olímpicos y en la Champions League. De hecho, fue el encargado de arbitrar la final entre Atlético de Madrid y Real Madrid en 2016. Actualmente continúa en activo en la liga de Arabia Saudí. Antes de partir, los aficionados ingleses quisieron despedirle con honores e incluso se vio una pancarta dedicada a su persona, algo nada común al tratarse de un árbitro. En ella se podía leer “Clattenburg: Árbitro, líder, leyenda”. Un ejemplo a seguir. El colombiano que, en realidad, no quería estar allí Este aficionado colombiano utilizó una pancarta para dar explicaciones a su pareja por haberse marchado a Brasil a ver a su selección. La excusa no tiene desperdicio. Un mensaje para su ex “Saludos para mi ex, la paso mejor sin ti” fue el mensaje que un aficionado mexicano aprovechó para mandar a su expareja en un partido de la “tri”. No se le ve muy apesadumbrado por la ruptura, para ser sinceros. Siempre positivo, nunca negativo Si en España Louis Van Gaal llegó a ser objeto de chanzas y hasta le dedicaron un guiñol con cabeza de ladrillo, en Manchester su figura fue mucho más respetada. Tanto como para cambiar el nombre a la ciudad, a pesar de que al mando de los Red Devils solo consiguió una FA Cup. “El Elegido” no es Lebron, es un asturiano Como lo lees. Uno de los apodos de Lebron James es “El Elegido”, sin embargo, en Manchester no opinan lo mismo. Juan Mata tuvo un reconocimiento “peculiar” por parte de una afición que siempre le ha apreciado. En inglés, “El Elegido” se traduce como “The Chosen One”. Jugando con el parecido en la pronunciación de “One” y “Juan”, los hinchas ingleses le dedicaron esta pancarta. El Sabio eterno Porque con él sí que empezó todo, y no con Kevin Roldán. El fallecimiento de Luis Aragonés, artífice desde el banquillo de la primera Eurocopa de España, llenó los campos de toda España de pancartas en homenaje a “El Sabio”. “Zapatones” seguro que guardaría con especial cariño las que le dedicaron en el Calderón y esta de Valencia, con un mensaje “Usted nos guio hacia la gloria” que resume como ninguna el legado de Luis en el fútbol español.

Para muchos, el Campeonato del Mundo de fútbol es el evento deportivo por excelencia, solo equiparable a los Juegos Olímpicos. Una competición que perdura en la memoria de aficionados de todo el planeta, que acumulan recuerdos de jugadores, estadios, ciudades, árbitros -Al Ghandour siempre estará en nuestra memoria-, entrenadores y, también, camisetas. Aunque, para ser justos, mientras que hay algunas que el peso de los años ha hecho olvidar, otras permanecen y permanecerán para siempre en la retina de los futboleros. En #LoVemosEnElBar queremos compartir nuestro particular armario de camisetas mundialistas, que han sido elegidas tanto por su diseño como por la historia que tienen detrás. Brasil, 1970 Un equipo para la historia con un jugador para la eternidad, Edson Arantes do Nascimento, Pelé. En 1970 en México, Brasil y el considerado “Mejor deportista del siglo XX” por el COI consiguieron su tercera estrella al vencer en la final a Italia en el primer mundial televisado en color. El broche de oro para la carrera de un genio al que siempre se le recuerda vistiendo la verdeamarela más clásica, sin marca, publicidad o extraños brillos. Una camiseta de culto que permanece totalmente vigente en el imaginario colectivo. Holanda, 1974 De acuerdo, nunca llegaron a ganar un Campeonato del Mundo. De hecho, perdieron las dos finales que jugaron (Alemania en 1974 y Argentina en 1978). Pero a la “Naranja Mecánica” es justo medirla por el legado que dejó y no por las copas que alzó. Y es que pocas selecciones han sido capaces de ser reconocibles por su juego, evolucionar y revolucionar el balompié. Si acaso, el Brasil de 1970, la España del “Tiki-Taka” y ésta, la Holanda del fútbol total. Dirigida por Rinus Michaels, capitaneada por Johan Cruyff y con jugadores de la talla de Johan Neeskens, Johnny Rep, Ruud Krol o los hermanos Van der Kerkhoff; fue pionera en la presión en todo el campo, en jugar sin un 9 puro, en intercambiar las posiciones entre jugadores y en llegar al área triangulación tras triangulación. Su camiseta naranja es actualmente una de las más icónicas, solicitadas y vendidas entre los amantes del fútbol retro. Inglaterra, 1982 Para muchos, una de las camisetas más perfectas que jamás se ha hecho. Con ella se plantó Inglaterra en el torneo de España en 1982. No podemos decir que les fuese muy bien, pues cayeron eliminados en segunda ronda a pesar de contar en sus filas con peloteros como Kevin Keegan o Glenn Hoodle. Hoy en día es objeto de coleccionista, prácticamente pieza de museo, pues se trata de una prenda revolucionaria en la Inglaterra de la época. Y es que fue la primera vez que dejaron de lado los diseños planos característicos de entonces (camiseta blanca total y escudo). Admiral fue la culpable. Una marca de ropa interior que llegó a vestir a la selección inglesa. Fue ella la que introdujo las franjas, de modo que si querías vestir como tu equipo debías tener una camiseta Admiral, no cualquier otra. Tras un éxito mundial, Admiral se declaró en bancarrota en 1982 y fue vendida. Hace pocos años resurgió y es proveedor deportivo de, por ejemplo, la selección de Gibraltar. Francia, 1984 y 1998 Barthez, Thuram, Lizarazu, Deschamps, Karembeu, Djorkaeff, Desailly… y Zidane, sobre todo Zidane. El genio salió una vez más de la lámpara en Saint Denis, en su casa, en una final en la que la Brasil de Rivaldo, Ronaldo o Bebeto no pudo hacer nada para contener a los “Bleu”. Cayeron por 3 a 0. Para el recuerdo esa camiseta azul que portaba el 10 y que vio una de sus exhibiciones más recordadas. A su vez, se trata de un homenaje a la que vistió el combinado galo en 1984, en otro torneo que ganaron y que también se disputó en su país. Una final de infausto recuerdo para La Roja por cierto. Argentina, 1986 Si la de Holanda de 1974 es una de las camisetas retro más solicitadas, la de Argentina de 1986 no le anda a la zaga, ni mucho menos. Mítica elástica de Le Coq Sportif que pasó a la historia, en su versión azul, por enseñar al mundo cómo se marcan, en un mismo partido, un Gol del Siglo y otro con la Mano de Dios. ¿De qué planeta viniste, Diego? Alemania, 1990 Nos acercamos a los mundiales más recientes, aquellos con un recuerdo más nítido, y viajamos hasta Italia 90, el primer Campeonato del Mundo con juego en disquete para ordenadores. Eso sí, en 3 colores. En aquella edición reinó Alemania Federal. Al poco tiempo se uniría con Alemania Democrática, pero antes tuvo tiempo de conseguir su estrella a costa de la Argentina de Ruggeri, Maradona, Burruchaga o Sensini. En el cuadro teutón, nombres que nos suenan familiares (Illgner, Klinsmann, Matthäus…) vistieron uno de los diseños más celebrados de Adidas, con los colores de la bandera presentes en el frontal. De hecho, en el próximo campeonato de Rusia el equipo germano llevará una camiseta inspirada en la de los campeones de 1990. USA, 1994 Cuando se supo que Estados Unidos iba a organizar un campeonato de estas características, más de uno se echó las manos a la cabeza. ¿Cómo es posible? Un país para el que el fútbol ni siquiera se jugaba con los pies y donde llamaban “soccer” a nuestro deporte rey. Pues bien, el torneo de 1994 no solo fue el espaldarazo definitivo para el fútbol en el país, sino que presentó ante los ojos del mundo a una selección con jugadores muy carismáticos (solo hay que recordar al “rockero” pelirrojo Alexi Lalas, las rastas de Cobi Jones, el look a lo “Machete” de Marcelo Balboa o a Tony Meola) y enfundados en una camiseta que dio mucho que hablar. Y es que Adidas abandonó la sobriedad habitual en sus diseños para añadir un cuello en “v” nada común en la época y un estampado de grandes estrellas -en honor la bandera estadounidense- sobre un color azul que evocaba a un tejido vaquero, otra de las señas de identidad del país. El equipo llegó a pasar de ronda, si bien se encontraron con el que a la postre sería el campeón, Brasil, y su aventura terminó en octavos. España, 1994 No podemos dejar pasar la oportunidad de elegir una de las camisetas de España. Podríamos escoger la del torneo de Sudáfrica por el recuerdo que conlleva, pero la verdad es que si ha habido un diseño rompedor en La Roja ese ha sido, sin duda, el de 1994. Además, el modelo que llevaremos en Rusia está inspirado en éste, con los ya míticos -y polémicos- “rombos” conformando franjas verticales. De aquél campeonato recordamos para siempre el codazo a Luis Enrique, el golazo de Goiko a Alemania, el fallo de Julio Salinas a lo Cardeñosa y… quedarnos a las puertas de las semifinales. Estamos convencidos de que este verano será totalmente diferente. México, 1998 Bonita, lo que se dice bonita, para muchos no es. Tampoco le dio excesiva suerte a sus portadores, que cayeron eliminados en octavos de final. Sin embargo, se trata sin duda de una de las camisetas más particulares de cuantas se han visto en la historia de los mundiales. Y es que la marca ABA Sport pensó que era un buen momento para innovar y decidieron hacer un guiño a la mitología azteca. Para ello, incluyeron en la zamarra mexicana La Piedra del Sol, que representa el rostro de Tonatiuh, precisamente el dios azteca del astro. Una combinación cuanto menos curiosa. Italia, 2002 En 2002 los futbolistas ya eran considerados iconos de imagen para las marcas. La gomina y los tatuajes se hacían cada vez más visibles al tiempo que los bigotes desaparecían de los campos. En este contexto se enmarca la camiseta que la selección italiana vistió en la cita de Corea del Sur en 2002 y en la que fue eliminada por la anfitriona en octavos. Una prenda revolucionaria que cambiaba las reglas de la indumentaria en el fútbol. De camisetas anchas en las que predominaba la comodidad se pasaba a elásticas ajustadas al cuerpo del futbolista y con tejidos transpirables. No aptas para todos los cuerpos: ¿te imaginas a Ronaldo o Puskas vistiéndolas? Nigeria, 2018 Vale, quizá todavía no haya marcado la historia sobre el terreno de juego. Pero lo sucedido con la camiseta de Nigeria no tiene precedentes. No solo cuenta con un diseño totalmente rompedor e innovador, sino que antes de venderse su federación ya había recibido más de 3 millones de pre-pedidos. Una vez puestas a la venta, las existencias se agotaron en minutos y son varias las tiendas que han encontrado colas de futboleros en busca de la elástica de “Las Águilas”. De hecho, se ha dado un fenómeno desconocido hasta ahora, la reventa, donde a día de hoy duplica su precio oficial.

Desde Italia a Brasil, pasando por México, Estados Unidos, Corea del Sur y Japón, Alemania y Sudáfrica, entre otros. España ha competido, con suerte dispar, en 15 ediciones del Campeonato del Mundo. Siempre recordaremos la final en Johannesburgo en la que Andrés Iniesta nos hizo campeones y el sueño de todo un país se convirtió en una realidad. Pero no todo fueron celebraciones y victorias. Jugadas polémicas, fracasos futbolísticos, la maldición de los cuartos o  tandas de penaltis que nos obligaron a hacer las maletas antes de tiempo han marcado la historia de la selección a lo largo de los mundiales. Desde la primera participación de España en el Campeonato del Mundo de Italia en 1934. Una cuarta posición para la historia y el mítico gol de Zarra en Brasil 1950. La selección de Naranjito y la decepción de nuestro equipo nacional en España 1982. Los 4 goles de Butragueño en Querétaro contra Dinamarca y otra triste despedida en cuartos de final en los penaltis contra Bélgica en México 1986. El codazo de Tassotti que no solo le dolió a Luis Enrique sino a toda España, y el fallo de Julio Salinas que certificó nuestra eliminación de Estados Unidos 1994 frente a Italia. El robo de Al Gandohur frente a Corea del Sur en el Campeonato de Japón y Corea en el 2002. Una nueva decepción en Alemania 2006 frente a la Francia de Zidane. Y hasta llegar a la primera estrella de nuestra camiseta con la consecución del Campeonato del Mundo en Sudáfrica 2010. Muchos años de decepciones y éxitos que podrán culminarse durante el mes de julio con otra posible estrella, gracias a un equipo capitaneado por Fernando Hierro y con jugadores como Asensio, Costa, Iniesta, Gerard Piqué, Sergio Busquets y Sergio Ramos. Os invitamos a conocer y rememorar la historia de los mundiales más recordados por España:

"Yo tenía un entrenador que cuando llegábamos al vestuario, nos decía: «No palabra». Era yugoslavo. Estábamos una hora sin hablarnos. Pensaba que la activación llegaba de esa forma. Ahora, en cambio, los jugadores ponen una música ratonera. Retumba todo, pero a ellos les activa". Son palabras de Vicente Del Bosque, campeón del mundo en 2010 al frente de la selección.  De sus declaraciones se desprende que, efectivamente, los tiempos han cambiado, en el terreno de juego pero también dentro del vestuario. Y estaremos todos de acuerdo en que si algo necesitamos ahora, tras un inicio del torneo “complicado”, son jugadores activados: un Sergio Ramos extramotivado tirando del carro, a Piqué “secando” delanteros, a Isco con el traje de mago cada vez que reciba, a Silva desmontando sistemas defensivos a un toque, a Koke y Busquets repartiendo balones y criterio, a De Gea parando lo imparable y a Iniesta haciendo de Iniesta. Y si para ello es necesario recurrir a la música, bienvenida sea. Del metal al flamenco, pasando por Estopa, Amaral, el reggaeton y el vallenato Pero, ¿cuáles son esas canciones “ratoneras” a las que se refiere Don Vicente? Hemos buscado y rebuscado en entrevistas y declaraciones de los jugadores de La Roja y ya sabemos cuál es la música que les activa. Tras analizarlas y recopilarlas, estamos convencidos de que provocarán el mismo efecto en los clientes de tu bar, así que toma nota y disfruta de la lista de hits que se escuchan en el vestuario del equipo de todos: Como ves, sabemos que a Piqué le tira, por razones obvias, “La Bicicleta” de Carlos Vives y Shakira. Otros géneros -muy diferentes- también están presentes en sus preferencias con canciones como “No woman, no cry” de Bob Marley & The Wailers, “Fake Love” de Drake, “Picky” de Joey Montana o “Smells Like Teen Spirit”, celebrado himno de Nirvana. De central a central: Sergio Ramos es de flamenco y cante jondo. De hecho, es amigo íntimo de José Mercé, se le ha visto cantar a Vicente Amigo, le gusta Canelita, toca el cajón y la guitarra y no ha dudado en coger el micrófono cuando ha tocado (que cada uno juzgue si es mejor que se dedique a la percusión y la cuerda): Por su parte, Iniesta pone el pop español en la lista de La Roja. Amigo personal de los Estopa, también le gustan Dani Martín, Melendi o los Hombres G. Y aquí llega una de las sorpresas. Busquets, la sobriedad en persona (al menos en el campo y ante los micrófonos), es fan del reggaeton y el vallenato, siendo algunas de sus canciones favoritas “Andas en mi cabeza” de Chino & Nacho, “Bailando” de Enrique Iglesias, “Reggaeton Lento” de CNCO o “La Gozadera” de Gente de Zona. David Silva sigue los pasos de Busquets y se decanta por los ritmos latinos. Su canción para activarse: “Moviendo Caderas” de Yandel y Daddy Yankee. Y si Busquets y Silva podrían irse juntos de concierto, lo mismo podrían hacer Jordi Alba e Iniesta. Porque el lateral izquierdo también es seguidor confeso de la música española. Antonio Orozco, Manuel Carrasco o Camarón de la Isla, entre sus preferencias.  Antes de ponerse bajo palos, David De Gea se activa con la banda metal Slipknot. Su compañero de posición, Pepe Reina, es fan de Amaral. Por último, en el centro del campo de La Roja el contraste es la nota predominante: mientras que Isco es de El Barrio (gusto que comparte con Sergio Ramos), Koke opta por Calvin Harris para salir enchufado a los partidos. Como ves, la lista que sale es más bien variada. Perfecta para poder triunfar con todos los públicos en tu bar. *Recuerda que estas listas es para que te inspires y obtengas ideas para tu establecimiento. La reproducción de listas de Spotify en un bar puede ser objeto de sanción. Para poder utilizar cualquier obra musical o audiovisual protegida, ya sea nacional o extranjera, necesitas una licencia SGAE.

Desde Italia a Brasil, pasando por México, Estados Unidos, Corea del Sur y Japón, Alemania y Sudáfrica, entre otros. España ha competido, con suerte dispar, en 15 ediciones del Campeonato del Mundo. Siempre recordaremos la final en Johannesburgo en la que Andrés Iniesta nos hizo campeones y el sueño de todo un país se convirtió en una realidad. Pero no todo fueron celebraciones y victorias. Jugadas polémicas, fracasos futbolísticos, la maldición de los cuartos o  tandas de penaltis que nos obligaron a hacer las maletas antes de tiempo han marcado la historia de la selección a lo largo de los mundiales. Desde la primera participación de España en el Campeonato del Mundo de Italia en 1934. Una cuarta posición para la historia y el mítico gol de Zarra en Brasil 1950. La selección de Naranjito y la decepción de nuestro equipo nacional en España 1982. Los 4 goles de Butragueño en Querétaro contra Dinamarca y otra triste despedida en cuartos de final en los penaltis contra Bélgica en México 1986. El codazo de Tassotti que no solo le dolió a Luis Enrique sino a toda España, y el fallo de Julio Salinas que certificó nuestra eliminación de Estados Unidos 1994 frente a Italia. El robo de Al Gandohur frente a Corea del Sur en el Campeonato de Japón y Corea en el 2002. Una nueva decepción en Alemania 2006 frente a la Francia de Zidane. Y hasta llegar a la primera estrella de nuestra camiseta con la consecución del Campeonato del Mundo en Sudáfrica 2010. Muchos años de decepciones y éxitos que podrán culminarse durante el mes de julio con otra posible estrella, gracias a un equipo capitaneado por Fernando Hierro y con jugadores como Asensio, Costa, Iniesta, Gerard Piqué, Sergio Busquets y Sergio Ramos. Os invitamos a conocer y rememorar la historia de los mundiales más recordados por España:

"Yo tenía un entrenador que cuando llegábamos al vestuario, nos decía: «No palabra». Era yugoslavo. Estábamos una hora sin hablarnos. Pensaba que la activación llegaba de esa forma. Ahora, en cambio, los jugadores ponen una música ratonera. Retumba todo, pero a ellos les activa". Son palabras de Vicente Del Bosque, campeón del mundo en 2010 al frente de la selección.  De sus declaraciones se desprende que, efectivamente, los tiempos han cambiado, en el terreno de juego pero también dentro del vestuario. Y estaremos todos de acuerdo en que si algo necesitamos ahora, tras un inicio del torneo “complicado”, son jugadores activados: un Sergio Ramos extramotivado tirando del carro, a Piqué “secando” delanteros, a Isco con el traje de mago cada vez que reciba, a Silva desmontando sistemas defensivos a un toque, a Koke y Busquets repartiendo balones y criterio, a De Gea parando lo imparable y a Iniesta haciendo de Iniesta. Y si para ello es necesario recurrir a la música, bienvenida sea. Del metal al flamenco, pasando por Estopa, Amaral, el reggaeton y el vallenato Pero, ¿cuáles son esas canciones “ratoneras” a las que se refiere Don Vicente? Hemos buscado y rebuscado en entrevistas y declaraciones de los jugadores de La Roja y ya sabemos cuál es la música que les activa. Tras analizarlas y recopilarlas, estamos convencidos de que provocarán el mismo efecto en los clientes de tu bar, así que toma nota y disfruta de la lista de hits que se escuchan en el vestuario del equipo de todos: Como ves, sabemos que a Piqué le tira, por razones obvias, “La Bicicleta” de Carlos Vives y Shakira. Otros géneros -muy diferentes- también están presentes en sus preferencias con canciones como “No woman, no cry” de Bob Marley & The Wailers, “Fake Love” de Drake, “Picky” de Joey Montana o “Smells Like Teen Spirit”, celebrado himno de Nirvana. De central a central: Sergio Ramos es de flamenco y cante jondo. De hecho, es amigo íntimo de José Mercé, se le ha visto cantar a Vicente Amigo, le gusta Canelita, toca el cajón y la guitarra y no ha dudado en coger el micrófono cuando ha tocado (que cada uno juzgue si es mejor que se dedique a la percusión y la cuerda): Por su parte, Iniesta pone el pop español en la lista de La Roja. Amigo personal de los Estopa, también le gustan Dani Martín, Melendi o los Hombres G. Y aquí llega una de las sorpresas. Busquets, la sobriedad en persona (al menos en el campo y ante los micrófonos), es fan del reggaeton y el vallenato, siendo algunas de sus canciones favoritas “Andas en mi cabeza” de Chino & Nacho, “Bailando” de Enrique Iglesias, “Reggaeton Lento” de CNCO o “La Gozadera” de Gente de Zona. David Silva sigue los pasos de Busquets y se decanta por los ritmos latinos. Su canción para activarse: “Moviendo Caderas” de Yandel y Daddy Yankee. Y si Busquets y Silva podrían irse juntos de concierto, lo mismo podrían hacer Jordi Alba e Iniesta. Porque el lateral izquierdo también es seguidor confeso de la música española. Antonio Orozco, Manuel Carrasco o Camarón de la Isla, entre sus preferencias.  Antes de ponerse bajo palos, David De Gea se activa con la banda metal Slipknot. Su compañero de posición, Pepe Reina, es fan de Amaral. Por último, en el centro del campo de La Roja el contraste es la nota predominante: mientras que Isco es de El Barrio (gusto que comparte con Sergio Ramos), Koke opta por Calvin Harris para salir enchufado a los partidos. Como ves, la lista que sale es más bien variada. Perfecta para poder triunfar con todos los públicos en tu bar. *Recuerda que estas listas es para que te inspires y obtengas ideas para tu establecimiento. La reproducción de listas de Spotify en un bar puede ser objeto de sanción. Para poder utilizar cualquier obra musical o audiovisual protegida, ya sea nacional o extranjera, necesitas una licencia SGAE.

Echar la vista atrás en la historia de los mundiales es recordar el codazo de Tassotti a Luis Enrique, el fatídico gol anulado frente a Corea, la lección de fútbol que nos dio Zizou en el 2006, el fallo de Zubizarreta ante Nigeria en el 98, los cuatro goles de Butragueño en México… Y por supuesto, a Puyol despegando en el área alemana, a Van der Vaart tratando sin éxito de repeler el tiro de Iniesta y a Casillas alzando el trofeo al cielo de Johannesburgo. Y es que siempre es más fácil recordar las alegrías y decepciones de nuestro equipo. Sin embargo, desde que se celebró el primer Campeonato del Mundo, son muchas las historias y anécdotas, algunas inverosímiles y hasta esperpénticas, que se han sucedido en las 20 ediciones que, hasta el momento, se han disputado. Te invitamos echar la vista atrás para recordar alguna de estas “curiosidades”: 1930 - Héctor Castro, el “divino manco” uruguayo El primer Campeonato del Mundo se disputó en Uruguay en el año 1930. Allí, el conjunto charrúa acabó levantando el trofeo con un protagonista de excepción, Héctor Castro, apodado “divino manco”. Castro fue uno de los héroes de la final, pues marcó el 4 a 2 en la victoria de la selección uruguaya sobre Argentina. Nada extraño si no fuese porque a Castro le faltaba un brazo, extremidad que perdió en un accidente con una motosierra a los 13 años. Un ejemplo de superación único hasta el momento. La Segunda Guerra Mundial supuso la cancelación de dos mundiales, los correspondientes a 1942 y 1946. Durante la contienda, Ottorino Barassi, vicepresidente de la federación internacional, fue el encargado de que el trofeo estuviese a buen recaudo, a salvo de un probable expolio por parte del ejército nazi. 1950 - Descalzos y orgullosos Brasil, 1950. La renuncia de Birmania abre de par en par las puertas del Campeonato del Mundo a la selección de la India, que había sido la revelación de los JJOO de Londres dos años antes. En aquél torneo, llamaron la atención de todos porque sus jugadores no usaban botas de fútbol. Jugaban solo con una venda a modo de protección. Continuaron jugando descalzos hasta que en los Juegos Olímpicos de Helsinki de 1952 algunos futbolistas sufrieron congelaciones en los dedos. 1950 – La Azzurra, en barco hasta Brasil tras un accidente aéreo El 4 de mayo de 1949, 18 jugadores del equipo bautizado como “Il Grande Torino”, uno de los conjuntos más fuertes de Italia en la época, perdieron la vida en un accidente aéreo. La “Tragedia de Superga” supuso no solo un tremendo impacto para el club, sino también para todo el fútbol italiano y, especialmente, para la selección Azzurra que el año siguiente iba a disputar el campeonato de Brasil. 1962 – El árbitro que se vengó de la URSS El 3 de junio de 1962, Colombia y la todopoderosa URSS, con Lev Yashin “La Araña Negra” bajo palos, se enfrentaban en el primer partido del torneo de Chile. El encargado de impartir justicia era Joao Etzel Filho, un colegiado brasileño que al final hizo todo lo contrario. A falta de media hora para cumplirse el tiempo reglamentario, la URSS ganaba sin dificultades al cuadro cafetero por 4 goles a 1. Una serie de decisiones parciales de Filho provocaron que Colombia acabase empatando aquél partido. Filho admitió años después haber pitado a favor de Colombia: "Yo empaté aquel partido. Soy descendiente de húngaros y odio a los rusos desde que invadieron Hungría en 1956". Una venganza con silbato. 1962 – El torneo más duro El campeonato de Chile también es recordado como el más duro, por no decir violento, de la historia. Los propios anfitriones protagonizaron el considerado encuentro más sucio de la historia de los mundiales. Fue el que les enfrentó a Italia, calentado previamente por prensa y equipos y bautizado después como “La Batalla de Santiago”. Basta con ver las imágenes para darse cuenta de que no se ha exagerado nada: Pero no fue el único. De hecho, si este es considerado el Campeonato del Mundo más violento es por algo: el tercer día de competición 34 jugadores ya habían caído lesionados y se alcanzaron los 50 en el cuarto. 1966 - Antonio Ubaldo Rattín, el “culpable” de que existan las tarjetas Rattín era el capitán de la selección de Argentina en el campeonato de 1966.  En un partido de cuartos de final frente a Inglaterra, el árbitro Rudolf Kreitlein acabó expulsando al jugador de la albiceleste de manera verbal, ya que no existían las tarjetas. La razón, las continuas quejas de Rattín, que incluso llegó a pedir un intérprete para protestar al colegiado. Para evitar más situaciones como estas, se decidió establecer las tarjetas amarillas y rojas para el siguiente torneo, celebrado en México en 1970. 1982 – El jeque que anuló un gol en España En 1982, y con el estadio José Zorrilla como testigo, un espectador logró que el árbitro anulase un gol a la selección francesa. Pero el aficionado no era un cualquiera. Era un jeque de Kuwait, hermano del Emir para más señas. Corría el minuto 35 de la segunda parte y Francia dominaba por 3 a 1. Genghini para Platini, que con el exterior habilita a Giresse, que controla y marca. 4 a 1. O eso parecía. Porque los jugadores de Kuwait se quejan de que un espectador había hecho sonar un silbato y les ha confundido. En la grada, un hombre indica al equipo kuwaití que se retire. Era Fahad Al-Ahmed Al-Jaber Al-Sabah, el jeque. No contento con su protesta, decide bajar a “charlar” con el colegiado soviético Miroslav Stipar, que finalmente accedió a anular el gol. ¿Qué razones tan convincentes le daría? 1998 – El amuleto Barthez Francia jugó en casa -y ganó- el campeonato de 1998. Desailly, Pires, Deschamps, Lizarazu, Zidane, Djorkaeff… Un auténtico equipazo en el que también estaban Laurent Blanc y Fabien Barthez, que instauraron un ritual que acabó convirtiéndose en garantía de buena suerte. Concretamente, el central besaba la calva de su portero antes de que comenzase el partido. Tan bien les fue que, a pesar de no poder disputar la final por estar expulsado, Blanc repitió el gesto en el vestuario antes de medirse a Brasil. Hasta el mismísimo presidente de la República, Jacques Chirac, acabó besando la despejada cabeza de Barthez.  2010 – El guaraní para jugar al despiste  Llegamos al 2010, nuestro campeonato favorito, nuestra estrella sobre el escudo. Un distintivo que costó y por el que se sufrió frente a selecciones como Suiza, Chile, Alemania, Portugal… y Paraguay, al que vencimos con gol de Villa -benditos postes-. El conjunto albirrojo, dirigido por el Tata Martino, evitó que los españoles se enterasen de lo que estaban hablando durante el partido recurriendo al guaraní, lengua indígena que se enseña a todos los habitantes del país en el colegio. Afortunadamente, esta táctica no surtió todo el efecto que esperaban. 2018 – El seleccionador, destituido a dos días del inicio del torneo   De esta historia inverosímil también somos protagonistas, aunque lamentablemente no de manera indirecta como en la anterior. La destitución de Lopetegui, seleccionador español, a dos días del debut en el campeonato del combinado nacional es un hecho sin precedentes. Todo comenzó con el anuncio de su fichaje por el Real Madrid tres días antes del partido ante Portugal correspondiente a la primera fase. A partir de ese momento, rumores, especulaciones y un ambiente enrarecido en el seno de la federación y el vestuario tuvieron como consecuencia la destitución, horas después, del técnico vasco. Para muchos, un ridículo histórico de “La Roja” que la convirtió en el hazmerreír del mundo del fútbol. Para otros, una decisión acertada, pues el equipo era lo primero y requería toda la concentración. Para nosotros, una piedra más en el camino que estamos seguros el equipo podrá esquivar en el camino hacia la gloria de Moscú.

Muchos se refieren a la Copa del Rey como “el torneo del KO”, pero para nosotros es algo mucho más grande: es el partido más bonito y esperado del año, la competición más impredecible, un título que grandes y modestos sueñan con levantar cada año. Este sábado se disputa una nueva final en un escenario inédito: el Wanda Metropolitano. Barcelona y Sevilla jugarán un partido a todo o nada. Un encuentro con un título en liza que puede suponer para el equipo de Nervión la rúbrica perfecta para una temporada notable y para el cuadro culé la oportunidad de incrementar su ventaja como “Rey de Copas”. Sin embargo, desde #LoVemosEnElBar nos encanta echar la vista atrás, tirar de archivo y recordar grandes hazañas y efemérides futbolísticas. Por eso hemos recopilado en esta infografía interactiva las 10 finales que, a nuestro juicio, han sido las mejores de la competición. Pasa el cursor de tu ratón por delante de los años y disfruta de la historia de la Copa del Rey.

Echar la vista atrás en la historia de los mundiales es recordar el codazo de Tassotti a Luis Enrique, el fatídico gol anulado frente a Corea, la lección de fútbol que nos dio Zizou en el 2006, el fallo de Zubizarreta ante Nigeria en el 98, los cuatro goles de Butragueño en México… Y por supuesto, a Puyol despegando en el área alemana, a Van der Vaart tratando sin éxito de repeler el tiro de Iniesta y a Casillas alzando el trofeo al cielo de Johannesburgo. Y es que siempre es más fácil recordar las alegrías y decepciones de nuestro equipo. Sin embargo, desde que se celebró el primer Campeonato del Mundo, son muchas las historias y anécdotas, algunas inverosímiles y hasta esperpénticas, que se han sucedido en las 20 ediciones que, hasta el momento, se han disputado. Te invitamos echar la vista atrás para recordar alguna de estas “curiosidades”: 1930 - Héctor Castro, el “divino manco” uruguayo El primer Campeonato del Mundo se disputó en Uruguay en el año 1930. Allí, el conjunto charrúa acabó levantando el trofeo con un protagonista de excepción, Héctor Castro, apodado “divino manco”. Castro fue uno de los héroes de la final, pues marcó el 4 a 2 en la victoria de la selección uruguaya sobre Argentina. Nada extraño si no fuese porque a Castro le faltaba un brazo, extremidad que perdió en un accidente con una motosierra a los 13 años. Un ejemplo de superación único hasta el momento. La Segunda Guerra Mundial supuso la cancelación de dos mundiales, los correspondientes a 1942 y 1946. Durante la contienda, Ottorino Barassi, vicepresidente de la federación internacional, fue el encargado de que el trofeo estuviese a buen recaudo, a salvo de un probable expolio por parte del ejército nazi. 1950 - Descalzos y orgullosos Brasil, 1950. La renuncia de Birmania abre de par en par las puertas del Campeonato del Mundo a la selección de la India, que había sido la revelación de los JJOO de Londres dos años antes. En aquél torneo, llamaron la atención de todos porque sus jugadores no usaban botas de fútbol. Jugaban solo con una venda a modo de protección. Continuaron jugando descalzos hasta que en los Juegos Olímpicos de Helsinki de 1952 algunos futbolistas sufrieron congelaciones en los dedos. 1950 – La Azzurra, en barco hasta Brasil tras un accidente aéreo El 4 de mayo de 1949, 18 jugadores del equipo bautizado como “Il Grande Torino”, uno de los conjuntos más fuertes de Italia en la época, perdieron la vida en un accidente aéreo. La “Tragedia de Superga” supuso no solo un tremendo impacto para el club, sino también para todo el fútbol italiano y, especialmente, para la selección Azzurra que el año siguiente iba a disputar el campeonato de Brasil. 1962 – El árbitro que se vengó de la URSS El 3 de junio de 1962, Colombia y la todopoderosa URSS, con Lev Yashin “La Araña Negra” bajo palos, se enfrentaban en el primer partido del torneo de Chile. El encargado de impartir justicia era Joao Etzel Filho, un colegiado brasileño que al final hizo todo lo contrario. A falta de media hora para cumplirse el tiempo reglamentario, la URSS ganaba sin dificultades al cuadro cafetero por 4 goles a 1. Una serie de decisiones parciales de Filho provocaron que Colombia acabase empatando aquél partido. Filho admitió años después haber pitado a favor de Colombia: "Yo empaté aquel partido. Soy descendiente de húngaros y odio a los rusos desde que invadieron Hungría en 1956". Una venganza con silbato. 1962 – El torneo más duro El campeonato de Chile también es recordado como el más duro, por no decir violento, de la historia. Los propios anfitriones protagonizaron el considerado encuentro más sucio de la historia de los mundiales. Fue el que les enfrentó a Italia, calentado previamente por prensa y equipos y bautizado después como “La Batalla de Santiago”. Basta con ver las imágenes para darse cuenta de que no se ha exagerado nada: Pero no fue el único. De hecho, si este es considerado el Campeonato del Mundo más violento es por algo: el tercer día de competición 34 jugadores ya habían caído lesionados y se alcanzaron los 50 en el cuarto. 1966 - Antonio Ubaldo Rattín, el “culpable” de que existan las tarjetas Rattín era el capitán de la selección de Argentina en el campeonato de 1966.  En un partido de cuartos de final frente a Inglaterra, el árbitro Rudolf Kreitlein acabó expulsando al jugador de la albiceleste de manera verbal, ya que no existían las tarjetas. La razón, las continuas quejas de Rattín, que incluso llegó a pedir un intérprete para protestar al colegiado. Para evitar más situaciones como estas, se decidió establecer las tarjetas amarillas y rojas para el siguiente torneo, celebrado en México en 1970. 1982 – El jeque que anuló un gol en España En 1982, y con el estadio José Zorrilla como testigo, un espectador logró que el árbitro anulase un gol a la selección francesa. Pero el aficionado no era un cualquiera. Era un jeque de Kuwait, hermano del Emir para más señas. Corría el minuto 35 de la segunda parte y Francia dominaba por 3 a 1. Genghini para Platini, que con el exterior habilita a Giresse, que controla y marca. 4 a 1. O eso parecía. Porque los jugadores de Kuwait se quejan de que un espectador había hecho sonar un silbato y les ha confundido. En la grada, un hombre indica al equipo kuwaití que se retire. Era Fahad Al-Ahmed Al-Jaber Al-Sabah, el jeque. No contento con su protesta, decide bajar a “charlar” con el colegiado soviético Miroslav Stipar, que finalmente accedió a anular el gol. ¿Qué razones tan convincentes le daría? 1998 – El amuleto Barthez Francia jugó en casa -y ganó- el campeonato de 1998. Desailly, Pires, Deschamps, Lizarazu, Zidane, Djorkaeff… Un auténtico equipazo en el que también estaban Laurent Blanc y Fabien Barthez, que instauraron un ritual que acabó convirtiéndose en garantía de buena suerte. Concretamente, el central besaba la calva de su portero antes de que comenzase el partido. Tan bien les fue que, a pesar de no poder disputar la final por estar expulsado, Blanc repitió el gesto en el vestuario antes de medirse a Brasil. Hasta el mismísimo presidente de la República, Jacques Chirac, acabó besando la despejada cabeza de Barthez.  2010 – El guaraní para jugar al despiste  Llegamos al 2010, nuestro campeonato favorito, nuestra estrella sobre el escudo. Un distintivo que costó y por el que se sufrió frente a selecciones como Suiza, Chile, Alemania, Portugal… y Paraguay, al que vencimos con gol de Villa -benditos postes-. El conjunto albirrojo, dirigido por el Tata Martino, evitó que los españoles se enterasen de lo que estaban hablando durante el partido recurriendo al guaraní, lengua indígena que se enseña a todos los habitantes del país en el colegio. Afortunadamente, esta táctica no surtió todo el efecto que esperaban. 2018 – El seleccionador, destituido a dos días del inicio del torneo   De esta historia inverosímil también somos protagonistas, aunque lamentablemente no de manera indirecta como en la anterior. La destitución de Lopetegui, seleccionador español, a dos días del debut en el campeonato del combinado nacional es un hecho sin precedentes. Todo comenzó con el anuncio de su fichaje por el Real Madrid tres días antes del partido ante Portugal correspondiente a la primera fase. A partir de ese momento, rumores, especulaciones y un ambiente enrarecido en el seno de la federación y el vestuario tuvieron como consecuencia la destitución, horas después, del técnico vasco. Para muchos, un ridículo histórico de “La Roja” que la convirtió en el hazmerreír del mundo del fútbol. Para otros, una decisión acertada, pues el equipo era lo primero y requería toda la concentración. Para nosotros, una piedra más en el camino que estamos seguros el equipo podrá esquivar en el camino hacia la gloria de Moscú.

Muchos se refieren a la Copa del Rey como “el torneo del KO”, pero para nosotros es algo mucho más grande: es el partido más bonito y esperado del año, la competición más impredecible, un título que grandes y modestos sueñan con levantar cada año. Este sábado se disputa una nueva final en un escenario inédito: el Wanda Metropolitano. Barcelona y Sevilla jugarán un partido a todo o nada. Un encuentro con un título en liza que puede suponer para el equipo de Nervión la rúbrica perfecta para una temporada notable y para el cuadro culé la oportunidad de incrementar su ventaja como “Rey de Copas”. Sin embargo, desde #LoVemosEnElBar nos encanta echar la vista atrás, tirar de archivo y recordar grandes hazañas y efemérides futbolísticas. Por eso hemos recopilado en esta infografía interactiva las 10 finales que, a nuestro juicio, han sido las mejores de la competición. Pasa el cursor de tu ratón por delante de los años y disfruta de la historia de la Copa del Rey.

Síguenos en redes sociales

10,4 k followers 2.9k fans

Tweets #LoVemosEnElBar


@VodafoneEmpresa
@VodafoneEmpresa

Prepara tu bar para la previa de los partidos de Champions #UCL 🏆 de esta noche con la mejor música y los himnos más futboleros ⚽ https://t.co/2nlfJ2KeJq #LoVemosEnElBar #Hostelería


Retwitteado por Aceber ~
@VodafoneEmpresa
@VodafoneEmpresa

Marca la diferencia en tu #bar o #restaurante dando un toque original a tus emplatados https://t.co/g9WtA3hysi #LoVemosEnElBar #Hostelería


@VodafoneEmpresa
@VodafoneEmpresa

Marca la diferencia en tu #bar o #restaurante dando un toque original a tus emplatados https://t.co/g9WtA3hysi #LoVemosEnElBar #Hostelería


@VodafoneEmpresa
@VodafoneEmpresa

Hoy el mejor fútbol se disputa en tu bar. #Argentina a la final de la #CopaLibertadores. ¿Quién será el ganador del #RiverBoca? Nosotros #LoVemosEnElBar https://t.co/9xwfAWUunp https://t.co/VVUnRU0UCa


@VodafoneEmpresa
@VodafoneEmpresa

Cuando Iniesta y Ronaldinho iban a fichar por el Madrid, Ramos y Zidane por el Barça...En #LoVemosEnElBar repasamos las portadas más icónicas de los diarios de fútbol español https://t.co/htsZdYA1Fw #Hosteleria #Horeca


@VodafoneEmpresa
@VodafoneEmpresa

🍢🍡 Los #pinchos son los reyes de los bares. Toma nota del Dream Team de este aperitivo estrella y llena tu negocio de #Hostelería 👉 https://t.co/C5zXv65OAt #LoVemosEnElBar #Horeca


Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo... Más información