En La Barra hablamos de

Consejos para llenar el bar

Ante la rápida extensión del COVID-19, muchos negocios de restauración y hostelería se han visto obligados a cerrar sus puertas al público de manera temporal. Otros han mantenido cierto nivel de actividad gracias a la modalidad de envío de comida a domicilio. Unos y otros, sin embargo, tienen algo en común: están ante un escenario desconocido y jugando un partido frente a un rival del que apenas tienen referencias. Aun así, todos saben que, empleándose a fondo, la victoria es segura y todo volverá a la normalidad. Para empezar, hay algo que sí está claro: al COVID-19 se le rompen las líneas defensivas con unos hábitos de higiene muy concretos, y evitando jugarle cuerpo a cuerpo, manteniendo las distancias. Esta táctica es especialmente necesaria en aquellos restaurantes o negocios que siguen abiertos para dar servicio a domicilio a los ciudadanos. Ante este partido, te explicamos cuáles son las medidas que debes tomar si regentas un negocio de hostelería, así como las que deben cumplir las empresas y personas encargadas de repartir tus productos. Medidas de higiene personal La Confederación Empresarial de Hostelería de España ha elaborado una guía de buenas prácticas para los establecimientos y trabajadores del sector turístico. Este documento pretende asegurar la actividad de estas empresas o negocios, con especial hincapié en la salud de los empleados y clientes. Para ello ha basado todas sus recomendaciones en las instrucciones proporcionadas por el Ministerio de Sanidad, entidades como HOSBEC (Asociación Empresarial Hostelera de Benidorm, Costa Blanca y Comunidad Valenciana) y organismos como CEPYME, CEOE, UGT y CCOO. Entrando en materia, hay una serie de medidas que, como ciudadanos, todos debemos tomar, independientemente de si somos responsables de un negocio o no: Hay que lavarse las manos frecuentemente, con agua y jabón o alcohol desinfectante. Es recomendable hacerlo a menudo, independientemente de los objetos que hayas tocado. La OMS ha publicado, además, una infografía con los pasos a seguir para lavarse bien las manos. Tanto los repartidores como los empleados de un negocio deben dejar, al menos, un metro de distancia con cualquier persona, especialmente con las que tengan síntomas. Es decir, a la hora de entregar un pedido al repartidor, debes evitar el contacto físico, y nunca acercarte demasiado. Cada vez que quieras toser o estornudar, hazlo en el hueco interior del codo, no sobre la mano. Después, lávate las manos. Evita tocarte con ellas la cara, concretamente los ojos, la boca y la nariz, pues son éstas las vías de entrada del virus a nuestro organismo. Desinfección de tu negocio Mantener abierta tu cocina para elaborar pedidos que posteriormente se entregarán a domicilio o con una finalidad social (por ejemplo, se han dado casos de restaurantes que entregan comida a los trabajadores sanitarios) es, sin duda, un gesto muy loable en esta circunstancia. Pero debes extremar las precauciones de limpieza del local para evitar que el virus se propague. En este sentido, sé extremadamente cauteloso y sigue estas medidas a rajatabla: El Ministerio de Sanidad advierte de que hay que realizar limpieza y desinfección de las instalaciones a menudo. Céntrate en la limpieza de superficies, pomos de las puertas, lavabos, suelos, teléfonos, fogones, caja, etc. Se recomienda utilizar lejía, además de guantes de vinilo o acrilonitrilo. En caso de usar guantes de látex, es recomendable llevar debajo unos de algodón. Recuerda ventilar el local a menudo, asegurando una renovación del aire suficiente. Instala dispensadores de gel desinfectante para que todo el que entre y salga de tu local pueda utilizarlos. Debes lavar y desinfectar la vajilla a temperaturas superiores a 80ºC, ya que el virus no es tan resistente al calor. No olvides lavar bien, y a menudo, los manteles, las servilletas y la ropa de trabajo, también a temperaturas elevadas a más de 60ºC. A la hora de cocinar los alimentos, también deberías intentar hacerlo por encima de los 70º, en la medida de lo posible, y mantener la cadena de frío. ¿Qué medidas de prevención deben tomar los repartidores? La cadena que sigue el alimento tiene que contar con garantías de seguridad en su totalidad. No sirve de nada que tú, como dueño del local, extremes las precauciones, si la persona que se encarga de transportar tu comida a su destinatario no lo hace. En este engranaje, el rol de los repartidores es clave, y por ello también deben seguir ciertas recomendaciones en aras de prevenir el contagio del COVID-19. Son las siguientes: El repartidor no debe tener ningún contacto físico con el cliente, respetando el metro mínimo de separación establecido. Lo recomendable es que el repartidor coloque la bolsa en la puerta del domicilio, toque el timbre para avisar al cliente, y se vaya para que éste pueda abrir la puerta y cogerlo. Además, no será necesaria la firma del ticket de entrega. Las bolsas deberán estar precintadas. Es recomendable que los pagos se realicen, en la medida de lo posible, con tarjeta de crédito, para que no haya contacto a través de monedas o billetes. Es cierto que, según afirma la OMS, el riesgo de contagio por billetes, monedas o tarjetas es muy bajo, pero siempre es preferible ser cautelosos. Es importante que tanto la propiedad como los trabajadores y las personas que entren en el negocio (repartidores, proveedores, etc.) cumplan estas medidas recomendadas por el Ministerio de Sanidad y la OMS. El objetivo es unir fuerzas para frenar la expansión del COVID-19 y volver a la normalidad lo antes posible. De igual manera, puedes utilizar plataformas como las redes sociales para avisar a tus clientes de que sigues cocinando para que ellos no tengan que salir, fomentando el movimiento #YoMeQuedoEnCasa.

La pandemia está paralizando la economía europea, y en España ha tomado tal velocidad que todo ha cambiado de forma radical en las últimas semanas. El pasado sábado 14 de marzo, se hacía efectiva la medida tomada por la Comunidad de Madrid: la Administración regional ordenó, la clausura de todos sus comercios (salvo los de alimentación y primera necesidad), entre los que se encuentran bares y restaurantes. Esta decisión, provocada por el rápido avance del coronavirus, se trata de una medida inaudita en la historia de la Comunidad. El mismo sábado, el Gobierno decretaba el estado de alarma, durante al menos 15 días, que limita el movimiento de los ciudadanos en toda España. Dados los efectos negativos que acarreará esta decisión, el Consejo de Ministros anunció el pasado el 17 de marzo, a través de un Real Decreto-ley firmado el mismo organismo y publicado en el BOE del día 18, un paquete de medidas económicas para inyectar al sector empresarial toda la liquidez que necesita para mantenerse operativo durante la crisis del coronavirus. Analizamos de qué manera influye al sector HORECA. Ayudas al sector turístico y hostelería El presidente del Gobierno Pedro Sánchez dio a conocer el plan de choque con cuatro paquetes de medidas para hacer frente al impacto que la emergencia del COVID-19 está teniendo ya en la sociedad y en la economía. Una parte de las medidas tiene como objetivo ofrecer apoyo a los colectivos y sectores más directamente afectados por el COVID-19, entre los que se incluyen las pequeñas y medianas empresas, el colectivo de los autónomos y el sector turístico y el hostelero, afectado de inmediato por las cancelaciones de reservas y la limitación de movimientos y reuniones. Sin embargo, no están solos. Las empresas del sector turístico y hostelero recibirán ayudas para minimizar los efectos del COVID-19. Estas son las que se refieren directamente a la hostelería: - Financiación específica para autónomos del sector Se dispone una línea de financiación dotada con 400 millones de euros para otorgar préstamos a las empresas y trabajadores por cuenta propia del sector turístico a través del Instituto de Crédito Oficial, así como de las actividades relacionadas que se estén viendo afectadas por la actual situación. - Ampliación de bonificaciones a la Seguridad Social Se amplía la protección de los trabajadores fijos discontinuos del sector turístico, de forma que las empresas se reducen un 50% las cotizaciones que pagan por sus trabajadores siempre que "que inicien o mantengan" en alta en la Seguridad Social a dichos empleados con contratos "fijos discontinuos" durante los meses de "febrero, marzo, abril, mayo, junio" de 2020. Así lo señala el artículo 13 Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19. - Aplazamientos del pago de impuestos En ese mismo Decreto-ley, en el artículo 14, se especifica que para evitar posibles tensiones de tesorería de autónomos y pequeñas y medianas empresas, el Gobierno flexibiliza los aplazamientos del pago de impuestos durante seis meses, previa solicitud, con bonificación en los tipos de interés. Según cálculos del Ejecutivo, permitirá inyectar hasta 14.000 millones de euros de liquidez. - Aplazamiento del reembolso de los préstamos La tercera medida específica permite que las empresas que han recibido préstamos de la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa puedan aplazar su reembolso. No obstante, hay que tener en cuenta los siguientes supuestos: Que la crisis sanitaria provocada por el COVID 19 haya originado en los beneficiarios de estos préstamos períodos de “inactividad, reducción en el volumen de las ventas o interrupciones en el suministro en la cadena de valor que les dificulte o impida atender al pago de la misma”. En otras palabras, que pueda demostrar que la pandemia está afectando directamente a su actividad. Que su plazo de vencimiento sea inferior a 6 meses. - Los autónomos que vean reducidos sus ingresos, podrán recibir prestación por falta de actividad En el capítulo II de Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.  El Gobierno facilitará también la prestación por cese de actividad a los trabajadores por cuenta propia afectados por esta crisis sanitaria. El cobro de la prestación será "compatible con la exoneración del pago de cuotas a la Seguridad Social" y con la aprobación de ERTE para sus trabajadores, si el autónomo tiene asalariados contratados. Según se apunta desde la Administración, la prestación será para aquellos autónomos que hayan visto sus actividades suspendidas o sus facturaciones decaídas un 75%. Las empresas del sector de la hostelería, restauración y turismo son una de las grandes afectadas por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Estas ayudas constituyen una forma de minimizar todo lo posible los efectos que este período pueda causar. No obstante, es una situación transitoria que recuperará la normalidad. Volveremos a ver los bares repletos de gente, y podremos volver a disfrutar del fútbol en ellos.

Ante la rápida extensión del COVID-19, muchos negocios de restauración y hostelería se han visto obligados a cerrar sus puertas al público de manera temporal. Otros han mantenido cierto nivel de actividad gracias a la modalidad de envío de comida a domicilio. Unos y otros, sin embargo, tienen algo en común: están ante un escenario desconocido y jugando un partido frente a un rival del que apenas tienen referencias. Aun así, todos saben que, empleándose a fondo, la victoria es segura y todo volverá a la normalidad. Para empezar, hay algo que sí está claro: al COVID-19 se le rompen las líneas defensivas con unos hábitos de higiene muy concretos, y evitando jugarle cuerpo a cuerpo, manteniendo las distancias. Esta táctica es especialmente necesaria en aquellos restaurantes o negocios que siguen abiertos para dar servicio a domicilio a los ciudadanos. Ante este partido, te explicamos cuáles son las medidas que debes tomar si regentas un negocio de hostelería, así como las que deben cumplir las empresas y personas encargadas de repartir tus productos. Medidas de higiene personal La Confederación Empresarial de Hostelería de España ha elaborado una guía de buenas prácticas para los establecimientos y trabajadores del sector turístico. Este documento pretende asegurar la actividad de estas empresas o negocios, con especial hincapié en la salud de los empleados y clientes. Para ello ha basado todas sus recomendaciones en las instrucciones proporcionadas por el Ministerio de Sanidad, entidades como HOSBEC (Asociación Empresarial Hostelera de Benidorm, Costa Blanca y Comunidad Valenciana) y organismos como CEPYME, CEOE, UGT y CCOO. Entrando en materia, hay una serie de medidas que, como ciudadanos, todos debemos tomar, independientemente de si somos responsables de un negocio o no: Hay que lavarse las manos frecuentemente, con agua y jabón o alcohol desinfectante. Es recomendable hacerlo a menudo, independientemente de los objetos que hayas tocado. La OMS ha publicado, además, una infografía con los pasos a seguir para lavarse bien las manos. Tanto los repartidores como los empleados de un negocio deben dejar, al menos, un metro de distancia con cualquier persona, especialmente con las que tengan síntomas. Es decir, a la hora de entregar un pedido al repartidor, debes evitar el contacto físico, y nunca acercarte demasiado. Cada vez que quieras toser o estornudar, hazlo en el hueco interior del codo, no sobre la mano. Después, lávate las manos. Evita tocarte con ellas la cara, concretamente los ojos, la boca y la nariz, pues son éstas las vías de entrada del virus a nuestro organismo. Desinfección de tu negocio Mantener abierta tu cocina para elaborar pedidos que posteriormente se entregarán a domicilio o con una finalidad social (por ejemplo, se han dado casos de restaurantes que entregan comida a los trabajadores sanitarios) es, sin duda, un gesto muy loable en esta circunstancia. Pero debes extremar las precauciones de limpieza del local para evitar que el virus se propague. En este sentido, sé extremadamente cauteloso y sigue estas medidas a rajatabla: El Ministerio de Sanidad advierte de que hay que realizar limpieza y desinfección de las instalaciones a menudo. Céntrate en la limpieza de superficies, pomos de las puertas, lavabos, suelos, teléfonos, fogones, caja, etc. Se recomienda utilizar lejía, además de guantes de vinilo o acrilonitrilo. En caso de usar guantes de látex, es recomendable llevar debajo unos de algodón. Recuerda ventilar el local a menudo, asegurando una renovación del aire suficiente. Instala dispensadores de gel desinfectante para que todo el que entre y salga de tu local pueda utilizarlos. Debes lavar y desinfectar la vajilla a temperaturas superiores a 80ºC, ya que el virus no es tan resistente al calor. No olvides lavar bien, y a menudo, los manteles, las servilletas y la ropa de trabajo, también a temperaturas elevadas a más de 60ºC. A la hora de cocinar los alimentos, también deberías intentar hacerlo por encima de los 70º, en la medida de lo posible, y mantener la cadena de frío. ¿Qué medidas de prevención deben tomar los repartidores? La cadena que sigue el alimento tiene que contar con garantías de seguridad en su totalidad. No sirve de nada que tú, como dueño del local, extremes las precauciones, si la persona que se encarga de transportar tu comida a su destinatario no lo hace. En este engranaje, el rol de los repartidores es clave, y por ello también deben seguir ciertas recomendaciones en aras de prevenir el contagio del COVID-19. Son las siguientes: El repartidor no debe tener ningún contacto físico con el cliente, respetando el metro mínimo de separación establecido. Lo recomendable es que el repartidor coloque la bolsa en la puerta del domicilio, toque el timbre para avisar al cliente, y se vaya para que éste pueda abrir la puerta y cogerlo. Además, no será necesaria la firma del ticket de entrega. Las bolsas deberán estar precintadas. Es recomendable que los pagos se realicen, en la medida de lo posible, con tarjeta de crédito, para que no haya contacto a través de monedas o billetes. Es cierto que, según afirma la OMS, el riesgo de contagio por billetes, monedas o tarjetas es muy bajo, pero siempre es preferible ser cautelosos. Es importante que tanto la propiedad como los trabajadores y las personas que entren en el negocio (repartidores, proveedores, etc.) cumplan estas medidas recomendadas por el Ministerio de Sanidad y la OMS. El objetivo es unir fuerzas para frenar la expansión del COVID-19 y volver a la normalidad lo antes posible. De igual manera, puedes utilizar plataformas como las redes sociales para avisar a tus clientes de que sigues cocinando para que ellos no tengan que salir, fomentando el movimiento #YoMeQuedoEnCasa.

La pandemia está paralizando la economía europea, y en España ha tomado tal velocidad que todo ha cambiado de forma radical en las últimas semanas. El pasado sábado 14 de marzo, se hacía efectiva la medida tomada por la Comunidad de Madrid: la Administración regional ordenó, la clausura de todos sus comercios (salvo los de alimentación y primera necesidad), entre los que se encuentran bares y restaurantes. Esta decisión, provocada por el rápido avance del coronavirus, se trata de una medida inaudita en la historia de la Comunidad. El mismo sábado, el Gobierno decretaba el estado de alarma, durante al menos 15 días, que limita el movimiento de los ciudadanos en toda España. Dados los efectos negativos que acarreará esta decisión, el Consejo de Ministros anunció el pasado el 17 de marzo, a través de un Real Decreto-ley firmado el mismo organismo y publicado en el BOE del día 18, un paquete de medidas económicas para inyectar al sector empresarial toda la liquidez que necesita para mantenerse operativo durante la crisis del coronavirus. Analizamos de qué manera influye al sector HORECA. Ayudas al sector turístico y hostelería El presidente del Gobierno Pedro Sánchez dio a conocer el plan de choque con cuatro paquetes de medidas para hacer frente al impacto que la emergencia del COVID-19 está teniendo ya en la sociedad y en la economía. Una parte de las medidas tiene como objetivo ofrecer apoyo a los colectivos y sectores más directamente afectados por el COVID-19, entre los que se incluyen las pequeñas y medianas empresas, el colectivo de los autónomos y el sector turístico y el hostelero, afectado de inmediato por las cancelaciones de reservas y la limitación de movimientos y reuniones. Sin embargo, no están solos. Las empresas del sector turístico y hostelero recibirán ayudas para minimizar los efectos del COVID-19. Estas son las que se refieren directamente a la hostelería: - Financiación específica para autónomos del sector Se dispone una línea de financiación dotada con 400 millones de euros para otorgar préstamos a las empresas y trabajadores por cuenta propia del sector turístico a través del Instituto de Crédito Oficial, así como de las actividades relacionadas que se estén viendo afectadas por la actual situación. - Ampliación de bonificaciones a la Seguridad Social Se amplía la protección de los trabajadores fijos discontinuos del sector turístico, de forma que las empresas se reducen un 50% las cotizaciones que pagan por sus trabajadores siempre que "que inicien o mantengan" en alta en la Seguridad Social a dichos empleados con contratos "fijos discontinuos" durante los meses de "febrero, marzo, abril, mayo, junio" de 2020. Así lo señala el artículo 13 Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19. - Aplazamientos del pago de impuestos En ese mismo Decreto-ley, en el artículo 14, se especifica que para evitar posibles tensiones de tesorería de autónomos y pequeñas y medianas empresas, el Gobierno flexibiliza los aplazamientos del pago de impuestos durante seis meses, previa solicitud, con bonificación en los tipos de interés. Según cálculos del Ejecutivo, permitirá inyectar hasta 14.000 millones de euros de liquidez. - Aplazamiento del reembolso de los préstamos La tercera medida específica permite que las empresas que han recibido préstamos de la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa puedan aplazar su reembolso. No obstante, hay que tener en cuenta los siguientes supuestos: Que la crisis sanitaria provocada por el COVID 19 haya originado en los beneficiarios de estos préstamos períodos de “inactividad, reducción en el volumen de las ventas o interrupciones en el suministro en la cadena de valor que les dificulte o impida atender al pago de la misma”. En otras palabras, que pueda demostrar que la pandemia está afectando directamente a su actividad. Que su plazo de vencimiento sea inferior a 6 meses. - Los autónomos que vean reducidos sus ingresos, podrán recibir prestación por falta de actividad En el capítulo II de Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.  El Gobierno facilitará también la prestación por cese de actividad a los trabajadores por cuenta propia afectados por esta crisis sanitaria. El cobro de la prestación será "compatible con la exoneración del pago de cuotas a la Seguridad Social" y con la aprobación de ERTE para sus trabajadores, si el autónomo tiene asalariados contratados. Según se apunta desde la Administración, la prestación será para aquellos autónomos que hayan visto sus actividades suspendidas o sus facturaciones decaídas un 75%. Las empresas del sector de la hostelería, restauración y turismo son una de las grandes afectadas por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Estas ayudas constituyen una forma de minimizar todo lo posible los efectos que este período pueda causar. No obstante, es una situación transitoria que recuperará la normalidad. Volveremos a ver los bares repletos de gente, y podremos volver a disfrutar del fútbol en ellos.

En marzo vuelven las competiciones europeas: se juegan los octavos de final de la Champions y los dieciseisavos de la Europa League. Martes, miércoles y jueves vuelven a convertirse en noches especiales en las que grupos de amigos se reúnen en los bares para disfrutar del mejor fútbol. Son días en los que los aficionados al balompié, sin importar a qué equipo apoyen, salen a la calle en busca de un lugar donde tomar algo y relajarse. No hay duda de que la afluencia de público en hostelería crece durante estas semanas, por lo que bares y restaurantes deben estar preparados para la ocasión. El reto es diferenciar tu negocio del resto y conseguir atraer a los aficionados esos días clave. Y, al igual que los grandes partidos, éste se decidirá por los detalles, por iniciativas originales y atractivas. Por esto, si tienes un bar es aconsejable que dediques tu tiempo a pensar cómo sorprender a tus clientes y tener todo listo para una cita tan importante. No querrás que te pase como a Madrid y Barça en Copa del Rey, que verán la final desde el sofá de su casa. En este post te traemos la checklist definitiva, la lista de cosas que no pueden faltar en tu bar o restaurante en las noches de Champions. Coge papel y boli. Haz la previa y organiza tu propia quiniela Si algo nos gusta hacer en los bares es apostarnos la siguiente ronda… Adelántate al partido y crea tu propia quiniela en el bar para que tus clientes ‘se piquen’ entre ellos. Un pique sano, no como el de Setién y Bordalás o el de Ibrahimovic y Guardiola. Más bien como el de Jenni Hermoso y Oshoala, delanteras del FC Barcelona ambas y que están luchando por el pichichi en la liga este año. Según lleguen los clientes al bar, incítales a participar en la quiniela para dar más emoción a la noche de Champions. Calentando motores en 3, 2, 1… Pantalla de televisión o proyector, a punto No hay nada más frustrante que encender la televisión en el momento álgido, bebida en mano y dispuesto a dejarte la piel por tu equipo, y que no funcione. No puede haber incidencias técnicas de última hora, así que es importante que te asegures de que tu proyector no dará problemas a la hora de la verdad. Si tu equipo audiovisual tiene más recaídas que Dembelé, no te lo pienses: llama a tu técnico de confianza para que ponga a punto tu televisor. Más vale prevenir que curar. Ten en cuenta que en noches de Champions se juegan simultáneamente dos partidos. Si tienes más de una pantalla, averigua cómo puedes ofrecer a la vez ambos partidos. De este modo, no estarás limitando tu oferta y conseguirás atraer a más clientes. Incluso puedes “provocar” una competición entre ellos para ver quién canta el gol más alto. El local, un estadio en miniatura Como sabes, la Champions es una competición especial. ¿Quién no se emociona al escuchar el himno más reconocible del mundo del fútbol? Por eso, no deben faltar los elementos decorativos que hagan sentir a tus clientes como si estuviesen en el propio estadio. Pon a punto tus altavoces, porque el himno de la Liga de Campeones se tiene que escuchar hasta en Parla. Si no quieres que la música deje de sonar, te proponemos unas cuantas ideas para que tu bar suene a Champions. Puedes aprovechar también para crear un Wall Of Fame en tu bar o incluso enmarcar la equipación de fútbol, lo que favorecerá crear un entorno futbolero.  Si no te convence la idea de las vitrinas y las camisetas enmarcadas, puedes hacerte con un par de pizarras y escribir en ella datos interesantes del mundo del fútbol. ¡Los hay de todo tipo! También puedes optar por llamar la atención con ofertas como esta: Foto: Ideal Comida, bebida y pipas, por favor Como son días laborables, tus clientes acudirán al bar hambrientos y sedientos tras un duro día de trabajo. Es importante que no falte tanto la bebida como la comida. ¡Que no te pille el toro! Aprovisiónate de patatas fritas, frutos secos o una buena oferta de bocadillos. Puedes aprovechar para darles nombres ingeniosos y relacionados con el entorno futbolístico. ¿Necesitas inspiración? No te preocupes porque también aquí puedes encontrar un buen puñado de ideas. Las bebidas también son un aspecto importante y que no puedes dejar al azar. Como ocurre con la comida, te damos algunas ideas para rebautizar las bebidas de tu establecimiento con nombres de ‘jugones’. Recuerda que la originalidad y la creatividad son muy relevantes para captar clientes, y es que ofrecer algo único suele ser la mejor idea para que vengan a tu negocio. ¿Por qué no innovar en tu carta de bebidas aunque sea solo en días de partido? Las redes sociales, en tu 11 ideal Las redes sociales son tu mejor aliado. Tu socio ideal. Ellas son Xavi y tú eres Messi. Si vas a poner tu establecimiento a punto para vivir una noche de Champions especial, es muy importante que lo compartas con tus usuarios. Hay muchas formas creativas de hacerlo. Por ejemplo, puedes organizar una porra en Twitter y sortear un refresco o una ración de croquetas entre los que acierten el resultado. Tampoco esperes a los últimos días, anuncia a bombo y platillo el esperado encuentro. Que tus potenciales clientes sepan que pueden ver toda la jornada en tu bar será un plus, así que una buena idea para que se queden con la copla es compartiendo creatividades como esta, anunciando el partido en cuestión: Marzo es el mes perfecto para engancharte a la temporada futbolera, por lo que puede convertirse en el inicio de una época comercialmente muy activa y positiva para los bares y restaurantes. Por ello, te recomendamos prepararla muy bien e impresionar a tus clientes con ideas originales que les despierten las ganas de acudir a tu local durante las jornadas de Champions, pero también por qué no, de LaLiga. Aprovecha el tirón de una competición como esta y convierte a tu establecimiento en la referencia futbolera de tu barrio o ciudad.

El poder del color es mucho mayor del que podemos imaginar. Las diferentes tonalidades pueden influirnos tanto en nuestras emociones como en nuestro estado mental. Un color puede relajarnos, enfadarnos, calmarnos, agobiarnos, estresarnos, etc., sin apenas darnos cuenta. En la hostelería, igual que en el mundo del fútbol, los colores se sienten. Aunque unas personas más que otras, eso está claro: Nuestro cerebro reacciona de diferentes maneras ante lo que nos rodea y, enfocados en el marketing, existe una ciencia que lo estudia: el neuromarketing. Pongamos el ejemplo de un equipo, el Real Madrid en este caso, que busca motivar a sus aficionados y que vayan al estadio ante una eliminatoria de Champions en la que parten con desventaja y deben remontar. Para ello, utiliza un vídeo que debe hacer creer a sus aficionados que la remontada es posible. El club, con buen criterio, incluirá el gol de Ramos al Atleti o el de Mijatovic a la Juve, que generan en la parroquia merengue una emoción mucho mayor que una recopilación de grandes jugadas de Drenthe, de pases diagonales de Woodgate o una secuencia de carreras por la banda de Faubert. Diferente contexto = diferentes emociones. Ahí reside la clave del buen neuromarketing. Existen tres tipos de neuromarketing: el auditivo (los sonidos), el kinestésico (el gusto, olfato y tacto) y el visual. Nosotros, en esta ocasión, nos vamos a centrar en el visual, para poder hablar de cómo afectan los colores en las decisiones de los consumidores. El color es la forma más poderosa de impacto visual que se puede utilizar, ya que tienen efectos muy directos en el subconsciente de las personas. Aspectos previos a tener en cuenta Antes de utilizar un color u otro, hay que tener claros algunos puntos para aprovechar la técnica de los colores de la mejor manera posible. ¿Cuál es el público al que te quieres dirigir? No es lo mismo dirigirse a niños, que a jóvenes o adultos. Dependiendo de la edad, nos llegan las percepciones de formas distintas. Por otro lado, ¿cuáles son los valores que quieres asociar a tu negocio? Un ejemplo claro y sencillo es lo eco. Si se quiere dar una imagen de negocio ecológico y responsable, el color que elegirás es bastante evidente (el que visten el Cacereño, el Guijuelo, el Atlético Mancha Real, el Cornellá, el Coruxo y el archiconocido Ludogorets. ¿Lo tienes?). Por último, ¿qué sensaciones quieres transmitir y suscitar con tu negocio? Cada color genera emociones diferentes. Neuromarketing de los colores En algunos casos puede resultar muy obvio cuál es la sensación que se asocia a un determinado color, pero en otros es realmente sorprendente. A continuación analizamos qué expresa cada uno según esta ciencia. Toma nota, porque te ayudará a decidir por ejemplo los tonos predominantes en la decoración de tu local o el color de vajilla y manteles. Blanco Foto: Twitter El blanco es el color de la inocencia, la pureza, la bondad, la luz, el respeto. Es un color simple y limpio. Por eso, las empresas que suelen utilizar este color buscan transmitir sencillez y cuidado. A la hora de decorar tu restaurante, el blanco es también muy luminoso y ligero.   Rojo Foto: Twitter El color excitante. Aumenta el ritmo cardíaco, y con él cualquier tipo de deseo, como el del apetito. Incita a la acción, y así lo está demostrando el Liverpool esta temporada. Tiene un gran nivel emocional y es un color que se relaciona con el amor, la pasión, la fortaleza, etc. Son muchas las marcas que utilizan este color para generar deseo en sus clientes, y así despertar sus emociones. Se utiliza, sobre todo, para lanzar ofertas y rebajas de las marcas. Sin embargo, no se recomienda utilizarlo en exceso, ya que si se hace puede provocar estrés e irritabilidad. Es decir, que tus clientes quieran irse cuanto antes del local porque no se sientan a gusto. Un color solo recomendado para los detalles. Azul Foto: Twitter ¿En qué lugares piensas cuando visualizas el color azul? Fácil, ¿no? Cielo y mar. Al contrario que el color rojo, el azul disminuye el ritmo cardíaco de las personas. De hecho, este color se asocia a la libertad, la paz, la confianza, la seguridad, la lealtad, etc. Las empresas que más utilizan estos colores son las de seguros y transportes, entre otras, ya que generan confianza en los clientes. Entre los restaurantes, aquellos con un claro matiz marinero. Resulta curioso que las redes sociales, en su mayoría, se decanten también por el color azul, con el objetivo claro de transmitir seguridad. Amarillo Foto: Twitter El amarillo anima a la acción. Es energético, alegre, denota felicidad e inteligencia. Segrega serotonina, lo que nos hace sentir creativos y alegres. Al ser un color que llama mucho la atención, al igual que con el rojo, hay que tener cuidado con su uso excesivo, ya que puede generar irritación y sobresaturación. Seguro que tienes en mente qué famosa hamburguesería utiliza el amarillo tanto en su logo como en sus locales. Por tanto, corremos el riesgo de que se asocie el restaurante con la comida rápida. Utilizar con cautela (como a Vinicius). Naranja Foto: Twitter El color juvenil. El naranja tiene algunas características similares al amarillo, como la felicidad, y al rojo, como la energía. Es el color de la diversión, por eso, algunas empresas lo utilizan para el call to action, invitando así al movimiento en eventos y lanzamientos de manera juvenil y divertida. Verde Foto: Twitter Armonía, naturaleza, frescura, salud, vida, tranquilidad, ecología… El llamado color de la esperanza es muy buscado y utilizado por numerosas empresas y negocios, ya que genera menos estrés, que, al fin y al cabo, es lo que todas las personas anhelan. Es, además, el color con el que se identifica a un local responsable, sostenible y que cuida el medio ambiente. Y sí, el Ludogorets y el Atlético Mancha Real visten de verde. Rosa Foto: 20 Minutos A nadie se le olvida el impacto positivo que tuvo la camiseta rosa en el Real Madrid. Es el color de la amistad y el amor. Se asocia con la belleza, los perfumes, la feminidad, el romanticismo, etc. Morado Foto: LaNazione.it El morado es un color que proyecta lujo y sofisticación, poder y ambición. Ayuda a solucionar los problemas, aporta calma y relajación. Equipos como la mítica Fiorentina en el Calcio (inolvidable ver a los Chiesa, Mijatovic, Batistuta, Rui Costa o Roberto Baggio enfundados en la zamarra viola) o el Anderlecht belga siempre lo han vestido orgullosos. Hasta el Real Madrid vistió una camiseta morada en la 2016-2017. Negro Foto: ABC El negro es el color elegante por excelencia. Representa la formalidad, la seriedad, el poder, el misterio… Quizá por eso no hay muchos equipos que lo elijan como color oficial de su primera equipación. Algunos como el Barça, el Chelsea o el Sevilla se han atrevido con el negro en su segunda camiseta. Contrastándolo con otros colores se potencia mucho más su efecto. Elegir un color para representar los valores de un negocio no es algo sencillo ni sin importancia. Por esta razón debes conocer el impacto que tienen los colores en los posibles clientes antes de elegir uno, y poder, así, escoger el más indicado según lo que quieras transmitir a tus visitantes.

En marzo vuelven las competiciones europeas: se juegan los octavos de final de la Champions y los dieciseisavos de la Europa League. Martes, miércoles y jueves vuelven a convertirse en noches especiales en las que grupos de amigos se reúnen en los bares para disfrutar del mejor fútbol. Son días en los que los aficionados al balompié, sin importar a qué equipo apoyen, salen a la calle en busca de un lugar donde tomar algo y relajarse. No hay duda de que la afluencia de público en hostelería crece durante estas semanas, por lo que bares y restaurantes deben estar preparados para la ocasión. El reto es diferenciar tu negocio del resto y conseguir atraer a los aficionados esos días clave. Y, al igual que los grandes partidos, éste se decidirá por los detalles, por iniciativas originales y atractivas. Por esto, si tienes un bar es aconsejable que dediques tu tiempo a pensar cómo sorprender a tus clientes y tener todo listo para una cita tan importante. No querrás que te pase como a Madrid y Barça en Copa del Rey, que verán la final desde el sofá de su casa. En este post te traemos la checklist definitiva, la lista de cosas que no pueden faltar en tu bar o restaurante en las noches de Champions. Coge papel y boli. Haz la previa y organiza tu propia quiniela Si algo nos gusta hacer en los bares es apostarnos la siguiente ronda… Adelántate al partido y crea tu propia quiniela en el bar para que tus clientes ‘se piquen’ entre ellos. Un pique sano, no como el de Setién y Bordalás o el de Ibrahimovic y Guardiola. Más bien como el de Jenni Hermoso y Oshoala, delanteras del FC Barcelona ambas y que están luchando por el pichichi en la liga este año. Según lleguen los clientes al bar, incítales a participar en la quiniela para dar más emoción a la noche de Champions. Calentando motores en 3, 2, 1… Pantalla de televisión o proyector, a punto No hay nada más frustrante que encender la televisión en el momento álgido, bebida en mano y dispuesto a dejarte la piel por tu equipo, y que no funcione. No puede haber incidencias técnicas de última hora, así que es importante que te asegures de que tu proyector no dará problemas a la hora de la verdad. Si tu equipo audiovisual tiene más recaídas que Dembelé, no te lo pienses: llama a tu técnico de confianza para que ponga a punto tu televisor. Más vale prevenir que curar. Ten en cuenta que en noches de Champions se juegan simultáneamente dos partidos. Si tienes más de una pantalla, averigua cómo puedes ofrecer a la vez ambos partidos. De este modo, no estarás limitando tu oferta y conseguirás atraer a más clientes. Incluso puedes “provocar” una competición entre ellos para ver quién canta el gol más alto. El local, un estadio en miniatura Como sabes, la Champions es una competición especial. ¿Quién no se emociona al escuchar el himno más reconocible del mundo del fútbol? Por eso, no deben faltar los elementos decorativos que hagan sentir a tus clientes como si estuviesen en el propio estadio. Pon a punto tus altavoces, porque el himno de la Liga de Campeones se tiene que escuchar hasta en Parla. Si no quieres que la música deje de sonar, te proponemos unas cuantas ideas para que tu bar suene a Champions. Puedes aprovechar también para crear un Wall Of Fame en tu bar o incluso enmarcar la equipación de fútbol, lo que favorecerá crear un entorno futbolero.  Si no te convence la idea de las vitrinas y las camisetas enmarcadas, puedes hacerte con un par de pizarras y escribir en ella datos interesantes del mundo del fútbol. ¡Los hay de todo tipo! También puedes optar por llamar la atención con ofertas como esta: Foto: Ideal Comida, bebida y pipas, por favor Como son días laborables, tus clientes acudirán al bar hambrientos y sedientos tras un duro día de trabajo. Es importante que no falte tanto la bebida como la comida. ¡Que no te pille el toro! Aprovisiónate de patatas fritas, frutos secos o una buena oferta de bocadillos. Puedes aprovechar para darles nombres ingeniosos y relacionados con el entorno futbolístico. ¿Necesitas inspiración? No te preocupes porque también aquí puedes encontrar un buen puñado de ideas. Las bebidas también son un aspecto importante y que no puedes dejar al azar. Como ocurre con la comida, te damos algunas ideas para rebautizar las bebidas de tu establecimiento con nombres de ‘jugones’. Recuerda que la originalidad y la creatividad son muy relevantes para captar clientes, y es que ofrecer algo único suele ser la mejor idea para que vengan a tu negocio. ¿Por qué no innovar en tu carta de bebidas aunque sea solo en días de partido? Las redes sociales, en tu 11 ideal Las redes sociales son tu mejor aliado. Tu socio ideal. Ellas son Xavi y tú eres Messi. Si vas a poner tu establecimiento a punto para vivir una noche de Champions especial, es muy importante que lo compartas con tus usuarios. Hay muchas formas creativas de hacerlo. Por ejemplo, puedes organizar una porra en Twitter y sortear un refresco o una ración de croquetas entre los que acierten el resultado. Tampoco esperes a los últimos días, anuncia a bombo y platillo el esperado encuentro. Que tus potenciales clientes sepan que pueden ver toda la jornada en tu bar será un plus, así que una buena idea para que se queden con la copla es compartiendo creatividades como esta, anunciando el partido en cuestión: Marzo es el mes perfecto para engancharte a la temporada futbolera, por lo que puede convertirse en el inicio de una época comercialmente muy activa y positiva para los bares y restaurantes. Por ello, te recomendamos prepararla muy bien e impresionar a tus clientes con ideas originales que les despierten las ganas de acudir a tu local durante las jornadas de Champions, pero también por qué no, de LaLiga. Aprovecha el tirón de una competición como esta y convierte a tu establecimiento en la referencia futbolera de tu barrio o ciudad.

El poder del color es mucho mayor del que podemos imaginar. Las diferentes tonalidades pueden influirnos tanto en nuestras emociones como en nuestro estado mental. Un color puede relajarnos, enfadarnos, calmarnos, agobiarnos, estresarnos, etc., sin apenas darnos cuenta. En la hostelería, igual que en el mundo del fútbol, los colores se sienten. Aunque unas personas más que otras, eso está claro: Nuestro cerebro reacciona de diferentes maneras ante lo que nos rodea y, enfocados en el marketing, existe una ciencia que lo estudia: el neuromarketing. Pongamos el ejemplo de un equipo, el Real Madrid en este caso, que busca motivar a sus aficionados y que vayan al estadio ante una eliminatoria de Champions en la que parten con desventaja y deben remontar. Para ello, utiliza un vídeo que debe hacer creer a sus aficionados que la remontada es posible. El club, con buen criterio, incluirá el gol de Ramos al Atleti o el de Mijatovic a la Juve, que generan en la parroquia merengue una emoción mucho mayor que una recopilación de grandes jugadas de Drenthe, de pases diagonales de Woodgate o una secuencia de carreras por la banda de Faubert. Diferente contexto = diferentes emociones. Ahí reside la clave del buen neuromarketing. Existen tres tipos de neuromarketing: el auditivo (los sonidos), el kinestésico (el gusto, olfato y tacto) y el visual. Nosotros, en esta ocasión, nos vamos a centrar en el visual, para poder hablar de cómo afectan los colores en las decisiones de los consumidores. El color es la forma más poderosa de impacto visual que se puede utilizar, ya que tienen efectos muy directos en el subconsciente de las personas. Aspectos previos a tener en cuenta Antes de utilizar un color u otro, hay que tener claros algunos puntos para aprovechar la técnica de los colores de la mejor manera posible. ¿Cuál es el público al que te quieres dirigir? No es lo mismo dirigirse a niños, que a jóvenes o adultos. Dependiendo de la edad, nos llegan las percepciones de formas distintas. Por otro lado, ¿cuáles son los valores que quieres asociar a tu negocio? Un ejemplo claro y sencillo es lo eco. Si se quiere dar una imagen de negocio ecológico y responsable, el color que elegirás es bastante evidente (el que visten el Cacereño, el Guijuelo, el Atlético Mancha Real, el Cornellá, el Coruxo y el archiconocido Ludogorets. ¿Lo tienes?). Por último, ¿qué sensaciones quieres transmitir y suscitar con tu negocio? Cada color genera emociones diferentes. Neuromarketing de los colores En algunos casos puede resultar muy obvio cuál es la sensación que se asocia a un determinado color, pero en otros es realmente sorprendente. A continuación analizamos qué expresa cada uno según esta ciencia. Toma nota, porque te ayudará a decidir por ejemplo los tonos predominantes en la decoración de tu local o el color de vajilla y manteles. Blanco Foto: Twitter El blanco es el color de la inocencia, la pureza, la bondad, la luz, el respeto. Es un color simple y limpio. Por eso, las empresas que suelen utilizar este color buscan transmitir sencillez y cuidado. A la hora de decorar tu restaurante, el blanco es también muy luminoso y ligero.   Rojo Foto: Twitter El color excitante. Aumenta el ritmo cardíaco, y con él cualquier tipo de deseo, como el del apetito. Incita a la acción, y así lo está demostrando el Liverpool esta temporada. Tiene un gran nivel emocional y es un color que se relaciona con el amor, la pasión, la fortaleza, etc. Son muchas las marcas que utilizan este color para generar deseo en sus clientes, y así despertar sus emociones. Se utiliza, sobre todo, para lanzar ofertas y rebajas de las marcas. Sin embargo, no se recomienda utilizarlo en exceso, ya que si se hace puede provocar estrés e irritabilidad. Es decir, que tus clientes quieran irse cuanto antes del local porque no se sientan a gusto. Un color solo recomendado para los detalles. Azul Foto: Twitter ¿En qué lugares piensas cuando visualizas el color azul? Fácil, ¿no? Cielo y mar. Al contrario que el color rojo, el azul disminuye el ritmo cardíaco de las personas. De hecho, este color se asocia a la libertad, la paz, la confianza, la seguridad, la lealtad, etc. Las empresas que más utilizan estos colores son las de seguros y transportes, entre otras, ya que generan confianza en los clientes. Entre los restaurantes, aquellos con un claro matiz marinero. Resulta curioso que las redes sociales, en su mayoría, se decanten también por el color azul, con el objetivo claro de transmitir seguridad. Amarillo Foto: Twitter El amarillo anima a la acción. Es energético, alegre, denota felicidad e inteligencia. Segrega serotonina, lo que nos hace sentir creativos y alegres. Al ser un color que llama mucho la atención, al igual que con el rojo, hay que tener cuidado con su uso excesivo, ya que puede generar irritación y sobresaturación. Seguro que tienes en mente qué famosa hamburguesería utiliza el amarillo tanto en su logo como en sus locales. Por tanto, corremos el riesgo de que se asocie el restaurante con la comida rápida. Utilizar con cautela (como a Vinicius). Naranja Foto: Twitter El color juvenil. El naranja tiene algunas características similares al amarillo, como la felicidad, y al rojo, como la energía. Es el color de la diversión, por eso, algunas empresas lo utilizan para el call to action, invitando así al movimiento en eventos y lanzamientos de manera juvenil y divertida. Verde Foto: Twitter Armonía, naturaleza, frescura, salud, vida, tranquilidad, ecología… El llamado color de la esperanza es muy buscado y utilizado por numerosas empresas y negocios, ya que genera menos estrés, que, al fin y al cabo, es lo que todas las personas anhelan. Es, además, el color con el que se identifica a un local responsable, sostenible y que cuida el medio ambiente. Y sí, el Ludogorets y el Atlético Mancha Real visten de verde. Rosa Foto: 20 Minutos A nadie se le olvida el impacto positivo que tuvo la camiseta rosa en el Real Madrid. Es el color de la amistad y el amor. Se asocia con la belleza, los perfumes, la feminidad, el romanticismo, etc. Morado Foto: LaNazione.it El morado es un color que proyecta lujo y sofisticación, poder y ambición. Ayuda a solucionar los problemas, aporta calma y relajación. Equipos como la mítica Fiorentina en el Calcio (inolvidable ver a los Chiesa, Mijatovic, Batistuta, Rui Costa o Roberto Baggio enfundados en la zamarra viola) o el Anderlecht belga siempre lo han vestido orgullosos. Hasta el Real Madrid vistió una camiseta morada en la 2016-2017. Negro Foto: ABC El negro es el color elegante por excelencia. Representa la formalidad, la seriedad, el poder, el misterio… Quizá por eso no hay muchos equipos que lo elijan como color oficial de su primera equipación. Algunos como el Barça, el Chelsea o el Sevilla se han atrevido con el negro en su segunda camiseta. Contrastándolo con otros colores se potencia mucho más su efecto. Elegir un color para representar los valores de un negocio no es algo sencillo ni sin importancia. Por esta razón debes conocer el impacto que tienen los colores en los posibles clientes antes de elegir uno, y poder, así, escoger el más indicado según lo que quieras transmitir a tus visitantes.

Estamos en un momento en el que la innovación tecnológica está dando lugar a nuevos modelos de negocio. Y es que, más allá del VAR en el mundo del fútbol o el ojo de halcón en el tenis, la tecnología está permitiendo adaptar otros ecosistemas, como los del sector de la restauración, al contexto digital actual. Una de las grandes novedades que seguirá creciendo a lo largo del año es la impresión de comida en 3D. ¿Te imaginas poder imprimir los alimentos que más les apetezcan a tus visitantes y en el momento que quieran? Esta es la principal ventaja de este avance, además del carácter innovador y diferencial que supone para los clientes. Muy probablemente hayas escuchado hablar de las impresoras 3D y de los usos que se le dan en a la hora de fabricar prótesis, calzado e incluso coches. Desde hace algunos años, este tipo de tecnología dio el salto a la producción de comida y no son pocos los bares y restaurantes que han decidido hacerse con estas impresoras. ¿Cómo funciona la impresión de comida en 3D? Es normal que escuchar la frase “imprimir comida” suene más confuso que escuchar a Sergio Ramos hablar inglés. Sin embargo, la explicación a que se pueda elaborar contenido comestible a través de una impresora es mucho más sencilla que la táctica de un equipo de Clemente.  El sistema es muy similar al de una impresora convencional. La comida, que sería la tinta, se introduce en una cápsula que, a su vez, está controlada por un mecanismo que la dirige según el aspecto que le quieras dar al alimento. Finalmente, la comida sale por una boquilla que irá dando la forma que hayas pensado para el plato. Los ingredientes que puedes utilizar son muy variados. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta que el único requisito es que quepan por la boquilla, la encargada de imprimir la comida.  Ya quieras elaborar una pieza central del plato, un acompañamiento o una guarnición, podrás introducir cualquier tipo de materia prima como masas, azúcares, chocolate, carne picada e incluso cereales o frutos secos. 5 aplicaciones de la impresión en 3D en tu restaurante Las impresoras 3D de comida ofrecen una serie de ventajas a los establecimientos que las utilizan. Por un lado, la sorpresa que generan al cliente. Los consumidores no están acostumbrados a ver comida impresa, por lo que ganarás un punto positivo sorprendiéndoles con un plato original. Por otra parte, permiten desarrollar plenamente la creatividad del cocinero, que puede diseñar los platos exactamente como quiera. Sin embargo, probablemente nos cueste imaginar el alcance real de la impresión de comida en 3D. Estas son las principales aplicaciones que permite: 1. Elaboración de platos con diseños únicos y totalmente personalizados Las impresoras 3D cuentan con la ventaja de que dan forma a cualquier tipo de diseño, sin importar la configuración que tengan. Esto otorga un toque único a tus platos, en los que cada cocinero puede “imprimir” su propio carácter. Por ejemplo, para hacer postres ya no es necesario ceñirse a la forma de un molde, sino que el chef puede hacer posible cualquier aspecto. Es el caso de Dinara Kasko, una pastelería ucraniana, que vende postres tan curiosos como este: Foto: 3dnatives.com 2. Desarrollo creativo y sorpresivo de ingredientes muy tradicionales Sin duda el chocolate es uno de los ingredientes estrella en las impresiones en 3D, pero también es quizá el más habitual en la carta de postres de cualquier restaurante. Este tipo de impresoras permite dotarle de un aspecto novedoso a la par que sorprendente, y contribuir una vez más a generar el factor sorpresa tan positivo para tus clientes. Por ejemplo, puedes imprimir chocolate en forma de teclado de ordenador. Foto: Pinterest 3. Inclusión de más trampantojos en tu carta Ya sabes que un trampantojo es la forma de denominar a un plato que parece algo totalmente distinto de lo que realmente es. Este tipo de creaciones, más tradicionales de la cocina vanguardista, se convierten en una opción muy recurrente de llevar a cabo gracias a las impresoras 3D. Una idea: puedes presentar un “huevo frito” en el que la yema sea un melocotón y la clara sea una nube de azúcar. En este caso ambos ingredientes se pueden obtener mediante impresión en 3D. 4. Aumento de las opciones veganas o celiacas en tu menú Cada vez más comensales piden menús vegetarianos, veganos o celiacos, y no siempre los bares cuentan con una amplia variedad. Tener una impresora de comida en 3D te permite atender casi cualquier petición. Indirectamente muestra a tu restaurante como una alternativa vegana, evitando la “discriminación” que pueden sentir en ciertas ocasiones los clientes que siguen este tipo de alimentación. 5. Incremento del poder de viralización en redes sociales La originalidad de los platos impresos en 3D hace que los comensales sientan la necesidad de compartir en sus redes sociales las fotos de lo que están comiendo. Es posible que algunos no mencionen a tu restaurante, pero muchos sí lo harán, y esto te permite ganar visibilidad también entre los usuarios de redes. La impresión de comida en 3D es una alternativa que, si bien todavía no es muy común encontrarla en restaurantes, adquirirá cada vez mayor relevancia. En este contexto se abre ante ti la oportunidad perfecta de destacar sobre tu competencia. No solo por ofrecer platos curiosos y diferentes, sino por ser el primero en hacerlo. Como en todo, convertirte en pionero de una acción hace que todo el mundo se acuerde de ti. Todavía nos compadecemos de Karius…

Todo futbolero de pro tiene un calendario marcado con las fechas más relevantes de la temporada: la final de la Champions, El Clásico, la final de la Copa del Rey, los partidos de la Selección o, incluso, los siempre emocionantes playoffs de LaLiga SmartBank. Al igual que ocurre en el deporte rey, el sector de la restauración también tiene cada año unos días que deben ser intocables para tu negocio. Y no, en este caso no hablamos de las vacaciones o las festividades de toda la vida, que también. Las ferias o eventos de restauración más importantes. ¿Por qué? Porque son una buena oportunidad de escuchar a otros compañeros de profesión, tomar ideas y reunirse para intercambiar opiniones o conocer las últimas tendencias del sector. Enero: 22 al 26 de enero: Feria Internacional de Turismo (FITUR). (IFEMA, Feria de Madrid, Madrid). Febrero: 3 al 5 de febrero: H&T, Salón Profesional del Equipamiento, Alimentación y Servicios para Hostelería y Turismo. (Palacio de Congresos y Exposiciones de Málaga). 4 de febrero: GastroMarketing, VII Congreso de Marketing gastronómico. (Palacio de Congresos y Exposiciones de Málaga). 5 al 9 de febrero: Xantar, Salón Internacional de Turismo gastronómico (Ourense, Galicia). 7 al 23 de febrero: Gastrofestival Madrid (Madrid). 16 al 18 de febrero: Meat Attraction (IFEMA, Madrid). 17 de febrero: Salón Selección Málaga, Guía Peñín (NH Málaga, Málaga). 20 al 21 de febrero: Congreso Internacional de Turismo Gastronómico, FoodTrex Pamplona (Feria Internacional de Turismo, Navartur). 24 al 26 de febrero: Hospitality Innovation Planet (IFEMA, Madrid). 27 al 29 de febrero: Experiencia Verema Valencia (Hotel Balneario Las Arenas, Valencia). 28 de febrero al 1 de marzo: BioCultura A Coruña (EXPOCoruña, La Coruña). Marzo: 13 al 15 de marzo: Barcelona Beer Festival (L´Hospitalet de Llobregat, Barcelona). 14 y 15 de marzo: ViveEco Market (Feria de Valladolid). 14 al 24 de marzo: Passeig de Gourmets (Passeig de Gràcia, Barcelona). 18 y 19 de marzo: World Olive Oil Exhibition (IFEMA, Madrid). 30 de marzo al 2 de abril: Salón de Gourmets (IFEMA, Madrid). Abril: 20 al 23 de abril: Alimentaria (Barcelona). 20 al 23 de abril: Hostelco 2020. Salón internacional del equipamiento para la restauración, hotelería y colectividades. Fira Barcelona (Barcelona). 21 de abril: Salón de las burbujas y Salón del Vermut, Guía Peñín (Palacio de Neptuno, Madrid). Mayo: 4 de mayo: Experiencia Verema Murcia (sede por confirmar). 7 al 10 de mayo: BioCultura Barcelona (Palau Sant Jordi, Barcelona). 11 de mayo: Salón Selección Palma de Mallorca, Guía Peñín (GPRO Valparaiso Palace, Palma de Mallorca). Junio: 3 y 4 de junio: Organic Food Iberia, Feria Profesional Internacional del Sector Ecológico (IFEMA, Madrid). 22 de junio: Salón Selección Las Palmas, Guía Peñín (Hotel Santa Catalina, Las Palmas). Julio: 29 de julio al 2 de agosto: Fiesta del Albariño (Cambados, Galicia). Septiembre: 18 al 20 de septiembre: Salón Internacional del Chocolate (Palacio de Cibeles, Madrid). Octubre: 26 al 27 de octubre: Salón de los Mejores Vinos de España (IFEMA, Madrid). 20 al 22 de octubre: Fruit Attraction (IFEMA, Madrid) Feria internacional de las frutas y hortalizas. Noviembre: 13 al 15 de noviembre: Eat2Go (IFEMA, Madrid) Feria internacional de la industria del 13 al 15 de noviembre: Salón Internacional del Vending y Restauración Automática (IFEMA, Madrid). 14 al 17 de noviembre: INTERSICOP (Salón Internacional de panadería, pastelería, heladería y café) (IFEMA, Madrid). 24 de noviembre: Salón de las Estrellas, Guía Peñín (Ático de Chamartín, Madrid). 26 al 29 de noviembre: BioCultura Madrid (IFEMA Madrid). Diciembre: Fecha por determinar: Gijón Se Come (Recinto Ferial Luis Adaro, Gijón) Fecha por determinar: Fitruf (Sarrión, Teruel) Como ves, las opciones son muchas y muy variadas: el mes de febrero está copado de propuestas y citas muy interesantes. Barcelona es la ciudad en la que estar en abril… Puede que te parezca complicado a la hora de escoger a qué ferias debes acudir. Nuestro consejo es que hagas un balance de a cuáles te interesa más ir o cuáles se ajustan más a tus necesidades. Por ejemplo, ¿te gustaría desarrollar en tu negocio nuevos canales de venta digital? Eat2Go es el evento al que no debes faltar. ¿Quieres ofrecer el ‘Messi’ de los vermuts? No te pierdas el Salón del Cava y el Vermut 2020.

Estamos en un momento en el que la innovación tecnológica está dando lugar a nuevos modelos de negocio. Y es que, más allá del VAR en el mundo del fútbol o el ojo de halcón en el tenis, la tecnología está permitiendo adaptar otros ecosistemas, como los del sector de la restauración, al contexto digital actual. Una de las grandes novedades que seguirá creciendo a lo largo del año es la impresión de comida en 3D. ¿Te imaginas poder imprimir los alimentos que más les apetezcan a tus visitantes y en el momento que quieran? Esta es la principal ventaja de este avance, además del carácter innovador y diferencial que supone para los clientes. Muy probablemente hayas escuchado hablar de las impresoras 3D y de los usos que se le dan en a la hora de fabricar prótesis, calzado e incluso coches. Desde hace algunos años, este tipo de tecnología dio el salto a la producción de comida y no son pocos los bares y restaurantes que han decidido hacerse con estas impresoras. ¿Cómo funciona la impresión de comida en 3D? Es normal que escuchar la frase “imprimir comida” suene más confuso que escuchar a Sergio Ramos hablar inglés. Sin embargo, la explicación a que se pueda elaborar contenido comestible a través de una impresora es mucho más sencilla que la táctica de un equipo de Clemente.  El sistema es muy similar al de una impresora convencional. La comida, que sería la tinta, se introduce en una cápsula que, a su vez, está controlada por un mecanismo que la dirige según el aspecto que le quieras dar al alimento. Finalmente, la comida sale por una boquilla que irá dando la forma que hayas pensado para el plato. Los ingredientes que puedes utilizar son muy variados. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta que el único requisito es que quepan por la boquilla, la encargada de imprimir la comida.  Ya quieras elaborar una pieza central del plato, un acompañamiento o una guarnición, podrás introducir cualquier tipo de materia prima como masas, azúcares, chocolate, carne picada e incluso cereales o frutos secos. 5 aplicaciones de la impresión en 3D en tu restaurante Las impresoras 3D de comida ofrecen una serie de ventajas a los establecimientos que las utilizan. Por un lado, la sorpresa que generan al cliente. Los consumidores no están acostumbrados a ver comida impresa, por lo que ganarás un punto positivo sorprendiéndoles con un plato original. Por otra parte, permiten desarrollar plenamente la creatividad del cocinero, que puede diseñar los platos exactamente como quiera. Sin embargo, probablemente nos cueste imaginar el alcance real de la impresión de comida en 3D. Estas son las principales aplicaciones que permite: 1. Elaboración de platos con diseños únicos y totalmente personalizados Las impresoras 3D cuentan con la ventaja de que dan forma a cualquier tipo de diseño, sin importar la configuración que tengan. Esto otorga un toque único a tus platos, en los que cada cocinero puede “imprimir” su propio carácter. Por ejemplo, para hacer postres ya no es necesario ceñirse a la forma de un molde, sino que el chef puede hacer posible cualquier aspecto. Es el caso de Dinara Kasko, una pastelería ucraniana, que vende postres tan curiosos como este: Foto: 3dnatives.com 2. Desarrollo creativo y sorpresivo de ingredientes muy tradicionales Sin duda el chocolate es uno de los ingredientes estrella en las impresiones en 3D, pero también es quizá el más habitual en la carta de postres de cualquier restaurante. Este tipo de impresoras permite dotarle de un aspecto novedoso a la par que sorprendente, y contribuir una vez más a generar el factor sorpresa tan positivo para tus clientes. Por ejemplo, puedes imprimir chocolate en forma de teclado de ordenador. Foto: Pinterest 3. Inclusión de más trampantojos en tu carta Ya sabes que un trampantojo es la forma de denominar a un plato que parece algo totalmente distinto de lo que realmente es. Este tipo de creaciones, más tradicionales de la cocina vanguardista, se convierten en una opción muy recurrente de llevar a cabo gracias a las impresoras 3D. Una idea: puedes presentar un “huevo frito” en el que la yema sea un melocotón y la clara sea una nube de azúcar. En este caso ambos ingredientes se pueden obtener mediante impresión en 3D. 4. Aumento de las opciones veganas o celiacas en tu menú Cada vez más comensales piden menús vegetarianos, veganos o celiacos, y no siempre los bares cuentan con una amplia variedad. Tener una impresora de comida en 3D te permite atender casi cualquier petición. Indirectamente muestra a tu restaurante como una alternativa vegana, evitando la “discriminación” que pueden sentir en ciertas ocasiones los clientes que siguen este tipo de alimentación. 5. Incremento del poder de viralización en redes sociales La originalidad de los platos impresos en 3D hace que los comensales sientan la necesidad de compartir en sus redes sociales las fotos de lo que están comiendo. Es posible que algunos no mencionen a tu restaurante, pero muchos sí lo harán, y esto te permite ganar visibilidad también entre los usuarios de redes. La impresión de comida en 3D es una alternativa que, si bien todavía no es muy común encontrarla en restaurantes, adquirirá cada vez mayor relevancia. En este contexto se abre ante ti la oportunidad perfecta de destacar sobre tu competencia. No solo por ofrecer platos curiosos y diferentes, sino por ser el primero en hacerlo. Como en todo, convertirte en pionero de una acción hace que todo el mundo se acuerde de ti. Todavía nos compadecemos de Karius…

Todo futbolero de pro tiene un calendario marcado con las fechas más relevantes de la temporada: la final de la Champions, El Clásico, la final de la Copa del Rey, los partidos de la Selección o, incluso, los siempre emocionantes playoffs de LaLiga SmartBank. Al igual que ocurre en el deporte rey, el sector de la restauración también tiene cada año unos días que deben ser intocables para tu negocio. Y no, en este caso no hablamos de las vacaciones o las festividades de toda la vida, que también. Las ferias o eventos de restauración más importantes. ¿Por qué? Porque son una buena oportunidad de escuchar a otros compañeros de profesión, tomar ideas y reunirse para intercambiar opiniones o conocer las últimas tendencias del sector. Enero: 22 al 26 de enero: Feria Internacional de Turismo (FITUR). (IFEMA, Feria de Madrid, Madrid). Febrero: 3 al 5 de febrero: H&T, Salón Profesional del Equipamiento, Alimentación y Servicios para Hostelería y Turismo. (Palacio de Congresos y Exposiciones de Málaga). 4 de febrero: GastroMarketing, VII Congreso de Marketing gastronómico. (Palacio de Congresos y Exposiciones de Málaga). 5 al 9 de febrero: Xantar, Salón Internacional de Turismo gastronómico (Ourense, Galicia). 7 al 23 de febrero: Gastrofestival Madrid (Madrid). 16 al 18 de febrero: Meat Attraction (IFEMA, Madrid). 17 de febrero: Salón Selección Málaga, Guía Peñín (NH Málaga, Málaga). 20 al 21 de febrero: Congreso Internacional de Turismo Gastronómico, FoodTrex Pamplona (Feria Internacional de Turismo, Navartur). 24 al 26 de febrero: Hospitality Innovation Planet (IFEMA, Madrid). 27 al 29 de febrero: Experiencia Verema Valencia (Hotel Balneario Las Arenas, Valencia). 28 de febrero al 1 de marzo: BioCultura A Coruña (EXPOCoruña, La Coruña). Marzo: 13 al 15 de marzo: Barcelona Beer Festival (L´Hospitalet de Llobregat, Barcelona). 14 y 15 de marzo: ViveEco Market (Feria de Valladolid). 14 al 24 de marzo: Passeig de Gourmets (Passeig de Gràcia, Barcelona). 18 y 19 de marzo: World Olive Oil Exhibition (IFEMA, Madrid). 30 de marzo al 2 de abril: Salón de Gourmets (IFEMA, Madrid). Abril: 20 al 23 de abril: Alimentaria (Barcelona). 20 al 23 de abril: Hostelco 2020. Salón internacional del equipamiento para la restauración, hotelería y colectividades. Fira Barcelona (Barcelona). 21 de abril: Salón de las burbujas y Salón del Vermut, Guía Peñín (Palacio de Neptuno, Madrid). Mayo: 4 de mayo: Experiencia Verema Murcia (sede por confirmar). 7 al 10 de mayo: BioCultura Barcelona (Palau Sant Jordi, Barcelona). 11 de mayo: Salón Selección Palma de Mallorca, Guía Peñín (GPRO Valparaiso Palace, Palma de Mallorca). Junio: 3 y 4 de junio: Organic Food Iberia, Feria Profesional Internacional del Sector Ecológico (IFEMA, Madrid). 22 de junio: Salón Selección Las Palmas, Guía Peñín (Hotel Santa Catalina, Las Palmas). Julio: 29 de julio al 2 de agosto: Fiesta del Albariño (Cambados, Galicia). Septiembre: 18 al 20 de septiembre: Salón Internacional del Chocolate (Palacio de Cibeles, Madrid). Octubre: 26 al 27 de octubre: Salón de los Mejores Vinos de España (IFEMA, Madrid). 20 al 22 de octubre: Fruit Attraction (IFEMA, Madrid) Feria internacional de las frutas y hortalizas. Noviembre: 13 al 15 de noviembre: Eat2Go (IFEMA, Madrid) Feria internacional de la industria del 13 al 15 de noviembre: Salón Internacional del Vending y Restauración Automática (IFEMA, Madrid). 14 al 17 de noviembre: INTERSICOP (Salón Internacional de panadería, pastelería, heladería y café) (IFEMA, Madrid). 24 de noviembre: Salón de las Estrellas, Guía Peñín (Ático de Chamartín, Madrid). 26 al 29 de noviembre: BioCultura Madrid (IFEMA Madrid). Diciembre: Fecha por determinar: Gijón Se Come (Recinto Ferial Luis Adaro, Gijón) Fecha por determinar: Fitruf (Sarrión, Teruel) Como ves, las opciones son muchas y muy variadas: el mes de febrero está copado de propuestas y citas muy interesantes. Barcelona es la ciudad en la que estar en abril… Puede que te parezca complicado a la hora de escoger a qué ferias debes acudir. Nuestro consejo es que hagas un balance de a cuáles te interesa más ir o cuáles se ajustan más a tus necesidades. Por ejemplo, ¿te gustaría desarrollar en tu negocio nuevos canales de venta digital? Eat2Go es el evento al que no debes faltar. ¿Quieres ofrecer el ‘Messi’ de los vermuts? No te pierdas el Salón del Cava y el Vermut 2020.

Cada vez es más habitual ver innovaciones tecnológicas en las grandes cadenas de restauración, pero también en la hostelería en general. Una tendencia que, sin duda, seguirá creciendo. Pero en este sector ocurre igual que en el fútbol. Aunque hay una gran cantidad de jugadores muy buenos, las estrellas están todavía a años luz de distancia. Lo mismo pasa con los restaurantes: muchos se esfuerzan por ser más tecnológicos, pero solo unos pocos forman parte de la élite. En este sentido, les damos el mismo consejo que le daríamos a un canterano: mira hacia los mejores y toma ejemplo de ellos. Por eso, desde #LoVemosEnElBar hemos elaborado un ranking de los restaurantes más tecnológicos del mundo. Toma nota: 1. Sublimotion El restaurante más caro del mundo es también uno de los que entran en este ranking. Paco Roncero está al frente de Sublimotion, situado en Ibiza. El equipo que ha dado forma a este proyecto se compone de cocineros, diseñadores, ingenieros, ilusionistas, escenógrafos, arquitectos, guionistas y coreógrafos. Cócteles que se remueven solos, platos de comida que bajan del techo y gafas de realidad virtual son algunos de los aspectos más característicos del restaurante. 2. Utraviolet Este restaurante, regentado por Paul Peiret y ubicado en Shangai, está considerado como otro de los más tecnológicos del mundo. Y no es para menos… La conexión con los cinco sentidos es el principal objetivo del establecimiento multisensorial, cuyo servicio se limita únicamente a diez comensales. En todo el espacio se proyectan imágenes, sonidos y luces que envuelven al comensal en una atmósfera 360º. Según el chef, Ultraviolet opta por un menú ‘psycho taste’ compuesto por 22 platos. 3. Imano Londres es la sede de Inamo, una propuesta gastronómica en la que la tecnología está muy presente. El cliente controla íntegramente el pedido a través de una pantalla que se proyecta en su mesa. Además, cuenta con dos salas de juego interactivas en las que puedes jugar simultáneamente con otros clientes. 4. Alinea Alinea es un restaurante de Chicago que aplica la vanguardia y la innovación tecnológica directamente en sus platos. Tanto que ofrece un ‘menú científico’ en el que los comensales pueden degustar incluso globos comestibles de helio. Una puesta en escena vanguardista que no deja indiferente a nadie. Fuente: El Mundo 5. Dalu Robot Este fue el primer establecimiento en China que optó por los robots camareros. De esta forma los clientes interactúan con ellos, que además tienen la capacidad de imitar a personajes como Darth Vader o Wall-e, e incluso de bailar con los comensales. 6. Robot.He Esta misma línea de robots camareros la sigue el restaurante Robot.He, perteneciente al grupo Alibaba y ubicado en el supermercado Hema de Shangai. Tanto la selección de los pedidos como su preparación y entrega en la mesa se realizan automáticamente y con la intervención de robots. 7. C1 Espresso Café Esta cafetería de Nueva Zelanda está situada en una antigua oficina de correos. Su peculiaridad es el innovador sistema de tubos que ha instalado en el techo del local, a través de los cuales “viajan” los pedidos. Así, la comida llega de la cocina a las mesas desde dichos tubos, que inicialmente se construyeron con la idea de que la velocidad media fuese de 140 kilómetros por hora. Sin embargo, para garantizar el buen mantenimiento de los alimentos, dicha velocidad se redujo. Foto: TripAdvisor Esta es una muestra de cómo los restaurantes pueden incorporar diferentes innovaciones tecnológicas, algunas quizá muy utópicas para tu negocio. Sin embargo, sí conviene dejar de pensar en tu bar como un establecimiento más tradicional y adaptarlo a los nuevos consumidores, más familiarizados con la tecnología. Y es que las viejas leyendas también pueden quedarse desfasadas. Que no te pase como a Valverde.  

En posts anteriores hablábamos sobre la importancia de aprovechar los días internacionales para incrementar la visibilidad de tu negocio. Pues bien, 2020 llega con uno que no puedes pasar por alto. El 16 de enero se celebra el Día Internacional de la Croqueta, uno de los platos que mejor acogida tiene entre los clientes. Aprovechando esta fecha, desde #LoVemosEnElBar queremos rendirle nuestro particular tributo, como antes hicieron otros en el mundo del fútbol, aunque con distinta suerte: Iniesta elevó la croqueta al arte de lo sublime Neymar la bajó hasta el mismísimo suelo (en repetidas ocasiones) Las croquetas son a la cocina lo que Rafa Nadal es al tenis: la inmensa mayoría de gente las adora, pero siempre hay a quien no le gustan. Por eso suelen ser uno de los platos estrella en cualquier bar o restaurante. Además, la gran versatilidad que ofrecen hace que puedas desarrollar toda tu creatividad a la hora de elegir los ingredientes. Algunos como el jamón, el pollo, la ropa vieja, el queso o el boletus son más típicos. Los más vanguardistas apuestan por sabores como morcilla con manzana, pistacho o chipirones en su tinta. Sea cual sea la especialidad que elijas, lo que está claro es que no puedes pasar por alto la celebración de este día. Te ayudamos proporcionándote algunas ideas originales con las que diferenciarte de tu competencia. 1. Crea un menú degustación solo de croquetas Si celebras el día internacional de las croquetas, estás prácticamente obligado a ofrecer una degustación. Los clientes lo esperan, y tú puedes aprovechar la oportunidad para dar a conocer a tu bar por sus croquetas. En lugar de optar únicamente por las más clásicas, es la ocasión perfecta para innovar e incluir croquetas que no tengan en otros bares. Un ejemplo de los tipos de croquetas que puedes ofrecer en este menú degustación es el siguiente: - croquetas de jamón - croquetas de bacalao - croquetas de salmón - croquetas de calabacín - croquetas de carabineros - croquetas de pimientos de piquillo - croquetas de pera, queso y nueces - croquetas de pollo al curry Para hacer más interesante la degustación puedes retar a tus clientes a que adivinen todos los sabores. Si aciertan, les invitas a una bebida. Eso sí, siempre que tengan ningún tipo de alergia alimentaria. 2. Organiza un showcooking para tus clientes La excepcionalidad de este día es motivo suficiente para realizar alguna acción distinta para tus clientes. El 16 de enero es una fecha en la que puedes organizar un showcooking invitando a un cocinero popular que enseñe a los asistentes a cocinar las mejores croquetas. Además, puedes plantearlo con fines benéficos, para incentivar la participación tanto del chef como de los clientes. 3. Crea un ebook con tus mejores recetas de croquetas Aprovecha los recursos que ofrecen la tecnología y la digitalización para fidelizar a los usuarios que consumen en tu bar o restaurante. Una buena alternativa para conseguirlo es elaborar un ebook descargable en el que plasmes tus mejores recetas de croquetas y ofrecérselo a los usuarios de redes sociales a modo de regalo de celebración de este día. 4. Comparte en Youtube los secretos de tus croquetas Si crees que cocinas las mejores croquetas de todos los establecimientos de tu zona, el 16 de enero es el día para demostrarlo. Graba un vídeo en el que tu cocinero comparta los trucos de unas buenas croquetas y compártelo en Youtube. De esta manera puedes viralizarlo también en tus redes sociales y fomentar que los usuarios que lo vean sientan la necesidad de ir a tu restaurante a probar las croquetas. 5. Elabora la 'ruta croquetera' del barrio Tu objetivo como hostelero es diferenciarte de tu competencia y captar a tus clientes, pero en días como este puede ser buena opción remar todos hacia una misma dirección. Por ello puedes plantear una acción conjunta junto con otros bares de la zona y crear una ruta croquetera, de forma que los clientes pasen un día entero probando todas las croquetas del barrio. Puedes inspirarte en este “croquemapa” elaborado por la web Croquetas en Madrid. Es sencillo: simplemente debes ponerte de acuerdo con el resto de bares, elaborar un mapa con la ubicación de todos aquellos que participen y distribuirlo entre los vecinos. Si quieres hacerlo más atractivo, puedes plantear la opción de crear una web en la que los clientes puedan votar cuál ha sido la croqueta que más les haya gustado. El Día Internacional de la Croqueta puede convertirse en una gran celebración que compartir con tus clientes. Solo necesitas un poco de imaginación y creatividad para destacar sobre el resto de establecimientos.

Cada vez es más habitual ver innovaciones tecnológicas en las grandes cadenas de restauración, pero también en la hostelería en general. Una tendencia que, sin duda, seguirá creciendo. Pero en este sector ocurre igual que en el fútbol. Aunque hay una gran cantidad de jugadores muy buenos, las estrellas están todavía a años luz de distancia. Lo mismo pasa con los restaurantes: muchos se esfuerzan por ser más tecnológicos, pero solo unos pocos forman parte de la élite. En este sentido, les damos el mismo consejo que le daríamos a un canterano: mira hacia los mejores y toma ejemplo de ellos. Por eso, desde #LoVemosEnElBar hemos elaborado un ranking de los restaurantes más tecnológicos del mundo. Toma nota: 1. Sublimotion El restaurante más caro del mundo es también uno de los que entran en este ranking. Paco Roncero está al frente de Sublimotion, situado en Ibiza. El equipo que ha dado forma a este proyecto se compone de cocineros, diseñadores, ingenieros, ilusionistas, escenógrafos, arquitectos, guionistas y coreógrafos. Cócteles que se remueven solos, platos de comida que bajan del techo y gafas de realidad virtual son algunos de los aspectos más característicos del restaurante. 2. Utraviolet Este restaurante, regentado por Paul Peiret y ubicado en Shangai, está considerado como otro de los más tecnológicos del mundo. Y no es para menos… La conexión con los cinco sentidos es el principal objetivo del establecimiento multisensorial, cuyo servicio se limita únicamente a diez comensales. En todo el espacio se proyectan imágenes, sonidos y luces que envuelven al comensal en una atmósfera 360º. Según el chef, Ultraviolet opta por un menú ‘psycho taste’ compuesto por 22 platos. 3. Imano Londres es la sede de Inamo, una propuesta gastronómica en la que la tecnología está muy presente. El cliente controla íntegramente el pedido a través de una pantalla que se proyecta en su mesa. Además, cuenta con dos salas de juego interactivas en las que puedes jugar simultáneamente con otros clientes. 4. Alinea Alinea es un restaurante de Chicago que aplica la vanguardia y la innovación tecnológica directamente en sus platos. Tanto que ofrece un ‘menú científico’ en el que los comensales pueden degustar incluso globos comestibles de helio. Una puesta en escena vanguardista que no deja indiferente a nadie. Fuente: El Mundo 5. Dalu Robot Este fue el primer establecimiento en China que optó por los robots camareros. De esta forma los clientes interactúan con ellos, que además tienen la capacidad de imitar a personajes como Darth Vader o Wall-e, e incluso de bailar con los comensales. 6. Robot.He Esta misma línea de robots camareros la sigue el restaurante Robot.He, perteneciente al grupo Alibaba y ubicado en el supermercado Hema de Shangai. Tanto la selección de los pedidos como su preparación y entrega en la mesa se realizan automáticamente y con la intervención de robots. 7. C1 Espresso Café Esta cafetería de Nueva Zelanda está situada en una antigua oficina de correos. Su peculiaridad es el innovador sistema de tubos que ha instalado en el techo del local, a través de los cuales “viajan” los pedidos. Así, la comida llega de la cocina a las mesas desde dichos tubos, que inicialmente se construyeron con la idea de que la velocidad media fuese de 140 kilómetros por hora. Sin embargo, para garantizar el buen mantenimiento de los alimentos, dicha velocidad se redujo. Foto: TripAdvisor Esta es una muestra de cómo los restaurantes pueden incorporar diferentes innovaciones tecnológicas, algunas quizá muy utópicas para tu negocio. Sin embargo, sí conviene dejar de pensar en tu bar como un establecimiento más tradicional y adaptarlo a los nuevos consumidores, más familiarizados con la tecnología. Y es que las viejas leyendas también pueden quedarse desfasadas. Que no te pase como a Valverde.  

En posts anteriores hablábamos sobre la importancia de aprovechar los días internacionales para incrementar la visibilidad de tu negocio. Pues bien, 2020 llega con uno que no puedes pasar por alto. El 16 de enero se celebra el Día Internacional de la Croqueta, uno de los platos que mejor acogida tiene entre los clientes. Aprovechando esta fecha, desde #LoVemosEnElBar queremos rendirle nuestro particular tributo, como antes hicieron otros en el mundo del fútbol, aunque con distinta suerte: Iniesta elevó la croqueta al arte de lo sublime Neymar la bajó hasta el mismísimo suelo (en repetidas ocasiones) Las croquetas son a la cocina lo que Rafa Nadal es al tenis: la inmensa mayoría de gente las adora, pero siempre hay a quien no le gustan. Por eso suelen ser uno de los platos estrella en cualquier bar o restaurante. Además, la gran versatilidad que ofrecen hace que puedas desarrollar toda tu creatividad a la hora de elegir los ingredientes. Algunos como el jamón, el pollo, la ropa vieja, el queso o el boletus son más típicos. Los más vanguardistas apuestan por sabores como morcilla con manzana, pistacho o chipirones en su tinta. Sea cual sea la especialidad que elijas, lo que está claro es que no puedes pasar por alto la celebración de este día. Te ayudamos proporcionándote algunas ideas originales con las que diferenciarte de tu competencia. 1. Crea un menú degustación solo de croquetas Si celebras el día internacional de las croquetas, estás prácticamente obligado a ofrecer una degustación. Los clientes lo esperan, y tú puedes aprovechar la oportunidad para dar a conocer a tu bar por sus croquetas. En lugar de optar únicamente por las más clásicas, es la ocasión perfecta para innovar e incluir croquetas que no tengan en otros bares. Un ejemplo de los tipos de croquetas que puedes ofrecer en este menú degustación es el siguiente: - croquetas de jamón - croquetas de bacalao - croquetas de salmón - croquetas de calabacín - croquetas de carabineros - croquetas de pimientos de piquillo - croquetas de pera, queso y nueces - croquetas de pollo al curry Para hacer más interesante la degustación puedes retar a tus clientes a que adivinen todos los sabores. Si aciertan, les invitas a una bebida. Eso sí, siempre que tengan ningún tipo de alergia alimentaria. 2. Organiza un showcooking para tus clientes La excepcionalidad de este día es motivo suficiente para realizar alguna acción distinta para tus clientes. El 16 de enero es una fecha en la que puedes organizar un showcooking invitando a un cocinero popular que enseñe a los asistentes a cocinar las mejores croquetas. Además, puedes plantearlo con fines benéficos, para incentivar la participación tanto del chef como de los clientes. 3. Crea un ebook con tus mejores recetas de croquetas Aprovecha los recursos que ofrecen la tecnología y la digitalización para fidelizar a los usuarios que consumen en tu bar o restaurante. Una buena alternativa para conseguirlo es elaborar un ebook descargable en el que plasmes tus mejores recetas de croquetas y ofrecérselo a los usuarios de redes sociales a modo de regalo de celebración de este día. 4. Comparte en Youtube los secretos de tus croquetas Si crees que cocinas las mejores croquetas de todos los establecimientos de tu zona, el 16 de enero es el día para demostrarlo. Graba un vídeo en el que tu cocinero comparta los trucos de unas buenas croquetas y compártelo en Youtube. De esta manera puedes viralizarlo también en tus redes sociales y fomentar que los usuarios que lo vean sientan la necesidad de ir a tu restaurante a probar las croquetas. 5. Elabora la 'ruta croquetera' del barrio Tu objetivo como hostelero es diferenciarte de tu competencia y captar a tus clientes, pero en días como este puede ser buena opción remar todos hacia una misma dirección. Por ello puedes plantear una acción conjunta junto con otros bares de la zona y crear una ruta croquetera, de forma que los clientes pasen un día entero probando todas las croquetas del barrio. Puedes inspirarte en este “croquemapa” elaborado por la web Croquetas en Madrid. Es sencillo: simplemente debes ponerte de acuerdo con el resto de bares, elaborar un mapa con la ubicación de todos aquellos que participen y distribuirlo entre los vecinos. Si quieres hacerlo más atractivo, puedes plantear la opción de crear una web en la que los clientes puedan votar cuál ha sido la croqueta que más les haya gustado. El Día Internacional de la Croqueta puede convertirse en una gran celebración que compartir con tus clientes. Solo necesitas un poco de imaginación y creatividad para destacar sobre el resto de establecimientos.

Queda tiempo, pero ve preparándote: la Unión Europea ha decidido que los plásticos desechables deben desaparecer en 2021. Esto también afecta a bares y restaurantes, especialmente si te has sumado a la tendencia ‘take away’ y ofreces comida para llevar. Esta iniciativa por parte de la UE responde a las necesidades de los consumidores. Cada vez son más conscientes de los problemas medioambientales y esperan que los restaurantes actúen en consecuencia. Reducir la dependencia de tu bar o restaurante en plásticos de un solo uso es una buena manera de mostrar a tus clientes de que tú también quieres aportar tu granito de arena en favor del medio ambiente. Aunque a priori puede parecer más difícil que ver a Guardiola capitaneando a los blancos, no tienes que asustarte. Existen alternativas desechables, no contaminantes y asequibles para todos los bolsillos.Te proponemos un puñado de medidas para que empieces a olvidar el plástico en tu negocio. Primer paso: elaborar un listado de los plásticos de los que prescindir Está demostrado que la sociedad está más concienciada sobre el uso que darle al plástico y a la hora de elegir un restaurante o bar, se priorizan las opciones responsables con el medio ambiente. Incluso los grandes futbolistas como Iniesta o El Guaje se muestran proactivos en la guerra contra el plástico, participando en el reto viral #YoElijoPlaneta, promovido por National Geographic. Probablemente el listado de productos plásticos que utilizas en tu día a día sea muy largo. Pero no te preocupes. Te recomendamos que empieces por los más básicos, para que después te sea más sencillo deshacerte de otros con más presencia. Puedes empezar a revisar el uso que le das o con qué materiales están fabricados. Por ejemplo: Botellas de agua Utensilios de cocina Copas o vasos de plástico Tapas de ollas o tuppers Rollo para embalaje, de plástico Bolsas (de basura, para llevar...) Envases de comida para llevar Envase de palillos Como hemos dicho, estas son algunas sugerencias de productos plásticos de los que puedes prescindir. Si quieres seguir adelante en tu guerra contra el plástico compartimos contigo una serie de pasos: 1. Utiliza pajitas de papel Hay opciones muy buenas a las típicas pajitas de plástico. Durante este año hemos visto cómo algunos restaurantes han optado por reemplazarlas, mientras que otros decidieron eliminarlas por completo.   Una buena idea es dejar de facilitar las pajitas a menos que lo soliciten: lleva las bebidas a una mesa sin pajitas y, si los clientes las solicitan, llévales una pajita de papel. De este modo, tus clientes usarán menos pajitas de lo normal, reduciendo el uso general de plásticos. 2. Utiliza recipientes de acero inoxidable en vez de plásticos La ventaja de usar este tipo de recipientes no es únicamente medioambiental, sino también culinaria. Y es que la comida que guardamos en envases de plástico tiende a coger el sabor y olor del mismo, mientras que si optamos por un recipiente de acero o loza esto no ocurre. 3. Hazte con dispensadores de vidrio, cerámica o acero inoxidable para guardar los condimentos De la misma forma que sucede con la comida pasa con los condimentos, sobre todo con las especias, que suelen ser muy aromáticas. Mantener sus propiedades organolépticas es más sencillo en frascos de vidrio que en botes de plástico. 4. Utiliza tapas para cubrir ollas, cacerolas o recipientes del estilo en lugar de film transparente En lugar de cubrir los alimentos con un envoltorio de plástico normal, utiliza papel de aluminio o incluso las propias tapas de acero. También puedes optar por papel encerado o papel pergamino asegurado con una goma elástica. O bien, lo más sencillo, un paño de cocina o una servilleta de tela sobre un frasco con una goma elástica. A la hora de almacenar alimentos también podemos elegir bolsas de silicona reutilizables que son aptas para ser congeladas. Las bolsas de silicona duran mucho más y son menos propensas a liberar toxinas que sus homólogas plásticas. El material base del que están hechos es sílice (arena derivada del cuarzo), que se encuentra comúnmente en todo el mundo. También puedes encontrar bolsas de tela lavables con cierre de cremallera o velcro, pero no tienen un cierre tan hermético y por lo general no se utilizan para cocinar. 5. Evita los productos plásticos de decoración Decorar tu restaurante está muy bien, es incluso necesario para convertirlo en un lugar acogedor. Sin embargo, muchos establecimientos tienden a comprar adornos de plástico. Te recomendamos que apeles a tu creatividad para utilizar elementos decorativos de otros materiales. Por ejemplo, puedes abogar por el bambú o el mimbre, que además de ser original, son muy estéticos. Y si no te lo crees, atento a este ejemplo: Foto: Pinterest 6. Cambia las bolsas de basura de plástico por otras biodegradables Los restaurantes generan elevadas cantidades de basura diarias. Si en vez de utilizar bolsas de plástico optas por bolsas biodegradables reduces considerablemente el impacto medioambiental. Estas bolsas suelen estar fabricadas con materiales como almidón de patata o maíz mezclado con fibras sintéticas degradables. Hay algunos restaurantes que van más allá y directamente eliminan las bolsas de basura. Es el caso de Silo, un establecimiento ubicado en Brighton (Reino Unido), que no cuenta con un cubo de basura en la cocina. Su chef, Douglas McMaster, es uno de los principales abanderados del movimiento “zero waste”, y utiliza todos los restos orgánicos que sobran como abono natural. 7. Asóciate con proveedores que utilicen materiales reciclables La conciencia medioambiental no implica solo que tu restaurante contribuya directamente a reducir los plásticos, sino que también involucres en esta tarea a tus proveedores. Si todos los negocios de hostelería estableciesen acuerdos únicamente con empresas sostenibles el impacto negativo se reduciría todavía más. 8. Compra la materia prima envuelta o empaquetada en papel o cajas de cartón Comprar ingredientes a granel no solo te ayudará a reducir los costes de los alimentos, sino a reducir el número de envases para tirar. La idea es la misma que en los supermercados: evitar el plástico que únicamente sirve para trasladar productos y sustituirlo por opciones más ecológicas. 9. ¿Ofreces la posibilidad de comprar comida para llevar? Facilita cubiertos de madera desechables o que estén fabricados a base de material reciclable No todos los pedidos para llevar tienen que incluir cubiertos, pues no siempre son necesarios. Si recibes pedidos “take away” por vía online una buena opción es incluir una pregunta en el proceso que sea "¿Necesita cubiertos?", para así saber en qué ocasiones los debes introducir. Si el pedido se realiza físicamente o por teléfono, realiza esta pregunta a los clientes directamente. 10. El café, en vasos de papel Cada vez son más las personas que piden en bares un café para llevar, bien sea de camino al trabajo o simplemente para dar un paseo. En lugar de utilizar vasos de plástico escoge otros de papel o que sean desechables. Lo mismo ocurre con los removedores: mejor que sean de madera. Reducir el plástico en tu bar o restaurante es más fácil de lo que crees. La clave está en adoptar estas pequeñas medidas diariamente e incorporarlas en tu día a día. Por otro lado puedes “educar” a tus clientes y acostumbrarles también a que ellos mismos soliciten diversas alternativas al plástico.  

¡Cambiamos de década! 2020 es el momento perfecto para reflexionar sobre en qué punto está tu bar o restaurante y cómo puede adaptarse a este nuevo período. Exactamente lo que debería hacer Celades con el Valencia que quiere construir. Está muy bien que mantengas la esencia del bar “de toda la vida”, pero no te recomendamos dar la espalda a los nuevos hábitos de consumo. Si, por el contrario, acabas de abrir tu propio negocio, ¡bienvenido al loco mundo de la restauración! Tienes la oportunidad de hacerte un hueco y darte a conocer definiendo una estrategia acorde a la actualidad y al tipo de clientes al que te quieres dirigir. Ya sabemos que es más fácil verlo desde la distancia que hacerlo –lo que se conoce como filosofía Karius-, y por eso te damos algunas claves que te pueden ayudar en tu camino hacia el éxito. 1. Súmate a las tendencias: fast casual, veggie...etc Los hábitos de consumo están cambiando, eso es innegable. Ignorar tendencias como el fast casual o la comida vegana repercutirá negativamente en tu negocio, pues te cerrarás la posibilidad de captar un nicho de clientes cada vez más importante. Algunas ideas: incrementa tu oferta de platos vegetarianos y veganos, opta por productos de comercio justo y cuida la estética de tus platos. No olvides que entran por los ojos, y tu objetivo es conseguir que los jóvenes sientan la necesidad de compartirlos en Instagram… Eso será síntoma de que estás alineado con las tendencias actuales. 2. A la vanguardia de la tecnología No insistimos porque sí. Las innovaciones tecnológicas están cada vez más presentes en nuestro día a día, y se ha convertido en una exigencia para muchos clientes. Disponer de un sistema de pago a través del móvil o contar con un mecanismo de reservas automático son factores que ya no son una opción, sino casi una obligación. No hace falta que te conviertas en un gurú de la tecnología, pero sí que ofrezcas un mínimo a tus clientes. 3. Calendario de porras de eventos deportivos Tú mejor que nadie sabes las pasiones que despierta el fútbol y todo lo que mueve. Aprovéchalo y conviértelo en un aliado para tu negocio. ¿Cómo? Muy sencillo: elabora un calendario con los eventos deportivos del año y organiza porras. Además de ser un incentivo para que tus clientes te visiten, es una buena manera de fidelizarlos.  4. Haz que tus clientes hablen de ti Puedes creer que eres el mismísimo Maradona de los bares, pero si tus clientes no lo perciben no tienes nada que hacer. Tu objetivo debe ser que éstos se vayan satisfechos y que después te recomienden, ya sea a través de Google, redes sociales o el clásico boca-oreja. Si consigues crearte un hueco en la mente de los usuarios, tienes mucho camino recorrido. 5. Ofrece comida casera y de calidad Conquistar a través del estómago es un clásico en condiciones –no como el último Barça-Madrid–, especialmente en los negocios de hostelería. Si no das comida de calidad a tus clientes da igual que tengas el mejor local o que seas tan simpático como Luka Dončić. Tanto si tu restaurante tiene un estilo más tradicional como si optas por la comida vanguardista, que sea siempre comida casera. Pocas cosas hay peor que ir a un restaurante y notar que la comida es congelada, así que asegúrate de que la calidad esté por encima de todo.   6. Organiza semanas gastronómicas de otros países  Las redes sociales actúan como integradores culturales, pues son plataformas en las que interactúa gente de cualquier país e intercambian opiniones. En plena época de la globalización, tu restaurante no puede sino sumarse a esta tendencia. Una buena fórmula es organizar semanas gastronómicas protagonizadas por diferentes países, de forma que durante esos días ofrezcas platos típicos de cada uno. Esta acción te permite además ofrecer novedades a tus clientes y evitar así que se aburran de ir a tu bar. El restaurante Kalma, ubicado en el hotel Marriott Auditorium de Madrid, organiza periódicamente este tipo de jornadas.   7. Varía tu carta con frecuencia Ya hemos hablado en alguna ocasión de lo importante que es sorprender a tus clientes, y más en un momento en que la oferta de bares y restaurantes no deja de crecer. Tienes mucha competencia y necesitas diferenciarte del resto, así que deberías plantearte renovar tu carta cada 3 meses, coincidiendo con el cambio de estaciones y aprovechando así los productos de temporada. Tanto si ya regentas un restaurante como si es uno de los planes que tienes de cara a 2020, te recomendamos tomar nota de estos 7 consejos, aplicables para todos los negocios de restauración. Recuerda que, igual que en el fútbol, lo importante no es cómo empieza el partido, sino cómo acaba.  

Queda tiempo, pero ve preparándote: la Unión Europea ha decidido que los plásticos desechables deben desaparecer en 2021. Esto también afecta a bares y restaurantes, especialmente si te has sumado a la tendencia ‘take away’ y ofreces comida para llevar. Esta iniciativa por parte de la UE responde a las necesidades de los consumidores. Cada vez son más conscientes de los problemas medioambientales y esperan que los restaurantes actúen en consecuencia. Reducir la dependencia de tu bar o restaurante en plásticos de un solo uso es una buena manera de mostrar a tus clientes de que tú también quieres aportar tu granito de arena en favor del medio ambiente. Aunque a priori puede parecer más difícil que ver a Guardiola capitaneando a los blancos, no tienes que asustarte. Existen alternativas desechables, no contaminantes y asequibles para todos los bolsillos.Te proponemos un puñado de medidas para que empieces a olvidar el plástico en tu negocio. Primer paso: elaborar un listado de los plásticos de los que prescindir Está demostrado que la sociedad está más concienciada sobre el uso que darle al plástico y a la hora de elegir un restaurante o bar, se priorizan las opciones responsables con el medio ambiente. Incluso los grandes futbolistas como Iniesta o El Guaje se muestran proactivos en la guerra contra el plástico, participando en el reto viral #YoElijoPlaneta, promovido por National Geographic. Probablemente el listado de productos plásticos que utilizas en tu día a día sea muy largo. Pero no te preocupes. Te recomendamos que empieces por los más básicos, para que después te sea más sencillo deshacerte de otros con más presencia. Puedes empezar a revisar el uso que le das o con qué materiales están fabricados. Por ejemplo: Botellas de agua Utensilios de cocina Copas o vasos de plástico Tapas de ollas o tuppers Rollo para embalaje, de plástico Bolsas (de basura, para llevar...) Envases de comida para llevar Envase de palillos Como hemos dicho, estas son algunas sugerencias de productos plásticos de los que puedes prescindir. Si quieres seguir adelante en tu guerra contra el plástico compartimos contigo una serie de pasos: 1. Utiliza pajitas de papel Hay opciones muy buenas a las típicas pajitas de plástico. Durante este año hemos visto cómo algunos restaurantes han optado por reemplazarlas, mientras que otros decidieron eliminarlas por completo.   Una buena idea es dejar de facilitar las pajitas a menos que lo soliciten: lleva las bebidas a una mesa sin pajitas y, si los clientes las solicitan, llévales una pajita de papel. De este modo, tus clientes usarán menos pajitas de lo normal, reduciendo el uso general de plásticos. 2. Utiliza recipientes de acero inoxidable en vez de plásticos La ventaja de usar este tipo de recipientes no es únicamente medioambiental, sino también culinaria. Y es que la comida que guardamos en envases de plástico tiende a coger el sabor y olor del mismo, mientras que si optamos por un recipiente de acero o loza esto no ocurre. 3. Hazte con dispensadores de vidrio, cerámica o acero inoxidable para guardar los condimentos De la misma forma que sucede con la comida pasa con los condimentos, sobre todo con las especias, que suelen ser muy aromáticas. Mantener sus propiedades organolépticas es más sencillo en frascos de vidrio que en botes de plástico. 4. Utiliza tapas para cubrir ollas, cacerolas o recipientes del estilo en lugar de film transparente En lugar de cubrir los alimentos con un envoltorio de plástico normal, utiliza papel de aluminio o incluso las propias tapas de acero. También puedes optar por papel encerado o papel pergamino asegurado con una goma elástica. O bien, lo más sencillo, un paño de cocina o una servilleta de tela sobre un frasco con una goma elástica. A la hora de almacenar alimentos también podemos elegir bolsas de silicona reutilizables que son aptas para ser congeladas. Las bolsas de silicona duran mucho más y son menos propensas a liberar toxinas que sus homólogas plásticas. El material base del que están hechos es sílice (arena derivada del cuarzo), que se encuentra comúnmente en todo el mundo. También puedes encontrar bolsas de tela lavables con cierre de cremallera o velcro, pero no tienen un cierre tan hermético y por lo general no se utilizan para cocinar. 5. Evita los productos plásticos de decoración Decorar tu restaurante está muy bien, es incluso necesario para convertirlo en un lugar acogedor. Sin embargo, muchos establecimientos tienden a comprar adornos de plástico. Te recomendamos que apeles a tu creatividad para utilizar elementos decorativos de otros materiales. Por ejemplo, puedes abogar por el bambú o el mimbre, que además de ser original, son muy estéticos. Y si no te lo crees, atento a este ejemplo: Foto: Pinterest 6. Cambia las bolsas de basura de plástico por otras biodegradables Los restaurantes generan elevadas cantidades de basura diarias. Si en vez de utilizar bolsas de plástico optas por bolsas biodegradables reduces considerablemente el impacto medioambiental. Estas bolsas suelen estar fabricadas con materiales como almidón de patata o maíz mezclado con fibras sintéticas degradables. Hay algunos restaurantes que van más allá y directamente eliminan las bolsas de basura. Es el caso de Silo, un establecimiento ubicado en Brighton (Reino Unido), que no cuenta con un cubo de basura en la cocina. Su chef, Douglas McMaster, es uno de los principales abanderados del movimiento “zero waste”, y utiliza todos los restos orgánicos que sobran como abono natural. 7. Asóciate con proveedores que utilicen materiales reciclables La conciencia medioambiental no implica solo que tu restaurante contribuya directamente a reducir los plásticos, sino que también involucres en esta tarea a tus proveedores. Si todos los negocios de hostelería estableciesen acuerdos únicamente con empresas sostenibles el impacto negativo se reduciría todavía más. 8. Compra la materia prima envuelta o empaquetada en papel o cajas de cartón Comprar ingredientes a granel no solo te ayudará a reducir los costes de los alimentos, sino a reducir el número de envases para tirar. La idea es la misma que en los supermercados: evitar el plástico que únicamente sirve para trasladar productos y sustituirlo por opciones más ecológicas. 9. ¿Ofreces la posibilidad de comprar comida para llevar? Facilita cubiertos de madera desechables o que estén fabricados a base de material reciclable No todos los pedidos para llevar tienen que incluir cubiertos, pues no siempre son necesarios. Si recibes pedidos “take away” por vía online una buena opción es incluir una pregunta en el proceso que sea "¿Necesita cubiertos?", para así saber en qué ocasiones los debes introducir. Si el pedido se realiza físicamente o por teléfono, realiza esta pregunta a los clientes directamente. 10. El café, en vasos de papel Cada vez son más las personas que piden en bares un café para llevar, bien sea de camino al trabajo o simplemente para dar un paseo. En lugar de utilizar vasos de plástico escoge otros de papel o que sean desechables. Lo mismo ocurre con los removedores: mejor que sean de madera. Reducir el plástico en tu bar o restaurante es más fácil de lo que crees. La clave está en adoptar estas pequeñas medidas diariamente e incorporarlas en tu día a día. Por otro lado puedes “educar” a tus clientes y acostumbrarles también a que ellos mismos soliciten diversas alternativas al plástico.  

¡Cambiamos de década! 2020 es el momento perfecto para reflexionar sobre en qué punto está tu bar o restaurante y cómo puede adaptarse a este nuevo período. Exactamente lo que debería hacer Celades con el Valencia que quiere construir. Está muy bien que mantengas la esencia del bar “de toda la vida”, pero no te recomendamos dar la espalda a los nuevos hábitos de consumo. Si, por el contrario, acabas de abrir tu propio negocio, ¡bienvenido al loco mundo de la restauración! Tienes la oportunidad de hacerte un hueco y darte a conocer definiendo una estrategia acorde a la actualidad y al tipo de clientes al que te quieres dirigir. Ya sabemos que es más fácil verlo desde la distancia que hacerlo –lo que se conoce como filosofía Karius-, y por eso te damos algunas claves que te pueden ayudar en tu camino hacia el éxito. 1. Súmate a las tendencias: fast casual, veggie...etc Los hábitos de consumo están cambiando, eso es innegable. Ignorar tendencias como el fast casual o la comida vegana repercutirá negativamente en tu negocio, pues te cerrarás la posibilidad de captar un nicho de clientes cada vez más importante. Algunas ideas: incrementa tu oferta de platos vegetarianos y veganos, opta por productos de comercio justo y cuida la estética de tus platos. No olvides que entran por los ojos, y tu objetivo es conseguir que los jóvenes sientan la necesidad de compartirlos en Instagram… Eso será síntoma de que estás alineado con las tendencias actuales. 2. A la vanguardia de la tecnología No insistimos porque sí. Las innovaciones tecnológicas están cada vez más presentes en nuestro día a día, y se ha convertido en una exigencia para muchos clientes. Disponer de un sistema de pago a través del móvil o contar con un mecanismo de reservas automático son factores que ya no son una opción, sino casi una obligación. No hace falta que te conviertas en un gurú de la tecnología, pero sí que ofrezcas un mínimo a tus clientes. 3. Calendario de porras de eventos deportivos Tú mejor que nadie sabes las pasiones que despierta el fútbol y todo lo que mueve. Aprovéchalo y conviértelo en un aliado para tu negocio. ¿Cómo? Muy sencillo: elabora un calendario con los eventos deportivos del año y organiza porras. Además de ser un incentivo para que tus clientes te visiten, es una buena manera de fidelizarlos.  4. Haz que tus clientes hablen de ti Puedes creer que eres el mismísimo Maradona de los bares, pero si tus clientes no lo perciben no tienes nada que hacer. Tu objetivo debe ser que éstos se vayan satisfechos y que después te recomienden, ya sea a través de Google, redes sociales o el clásico boca-oreja. Si consigues crearte un hueco en la mente de los usuarios, tienes mucho camino recorrido. 5. Ofrece comida casera y de calidad Conquistar a través del estómago es un clásico en condiciones –no como el último Barça-Madrid–, especialmente en los negocios de hostelería. Si no das comida de calidad a tus clientes da igual que tengas el mejor local o que seas tan simpático como Luka Dončić. Tanto si tu restaurante tiene un estilo más tradicional como si optas por la comida vanguardista, que sea siempre comida casera. Pocas cosas hay peor que ir a un restaurante y notar que la comida es congelada, así que asegúrate de que la calidad esté por encima de todo.   6. Organiza semanas gastronómicas de otros países  Las redes sociales actúan como integradores culturales, pues son plataformas en las que interactúa gente de cualquier país e intercambian opiniones. En plena época de la globalización, tu restaurante no puede sino sumarse a esta tendencia. Una buena fórmula es organizar semanas gastronómicas protagonizadas por diferentes países, de forma que durante esos días ofrezcas platos típicos de cada uno. Esta acción te permite además ofrecer novedades a tus clientes y evitar así que se aburran de ir a tu bar. El restaurante Kalma, ubicado en el hotel Marriott Auditorium de Madrid, organiza periódicamente este tipo de jornadas.   7. Varía tu carta con frecuencia Ya hemos hablado en alguna ocasión de lo importante que es sorprender a tus clientes, y más en un momento en que la oferta de bares y restaurantes no deja de crecer. Tienes mucha competencia y necesitas diferenciarte del resto, así que deberías plantearte renovar tu carta cada 3 meses, coincidiendo con el cambio de estaciones y aprovechando así los productos de temporada. Tanto si ya regentas un restaurante como si es uno de los planes que tienes de cara a 2020, te recomendamos tomar nota de estos 7 consejos, aplicables para todos los negocios de restauración. Recuerda que, igual que en el fútbol, lo importante no es cómo empieza el partido, sino cómo acaba.