Redes Sociales

8 consejos para enviar la newsletter de tu restaurante a tus clientes

Son muchos los bares y restaurantes que, como la tecnología o el fútbol, viven en una constante evolución: cambian su carta, los proveedores, incorporan nuevas funcionalidades o servicios para sus clientes, organizan eventos, amplían o innovan en sus retransmisiones deportivas, etc. Todos estos cambios se establecen con un único objetivo: dar un mejor servicio a clientes, actuales y potenciales. Sin embargo, si estas novedades no se comunican correctamente, se pierde una valiosa oportunidad de fidelizar o conseguir nuevos usuarios. En este sentido, ¿has pensado en enviar una newsletter? Créenos cuando te decimos que no es tan complicado, especialmente una vez que automatices algunos procesos, como encontrar una plantilla o ajustar la base de usuarios que la recibirán. Y es que, al igual que sucede con los equipos que fichan a muchos jugadores en un solo verano, al principio puede costar algo más ensamblar las piezas, pero una vez conseguido los resultados pueden ser espectaculares. Te ayudamos con estos 8 consejos:

1. Crea tu propia base de datos

Por ejemplo, incluyendo en tu web un formulario de suscripción para incentivar a los usuarios a que dejen sus datos. A cambio, puedes ofrecerles alguna promoción exclusiva. Otra opción es utilizar tus redes sociales, publicando en ellas sorteos o concursos especiales en los que puedan participar a cambio, claro, de darte su email. Pero hay más: cupones descuento, WiFi gratis para clientes registrados, recompensa por invitar a un amigo, etc.

2. Elige la plataforma de envíos adecuada

Para optimizar al máximo tu -seguro que escaso- tiempo, la opción más recomendable es utilizar una plataforma de envíos. No te preocupes, porque las hay gratuitas y que cumplen perfectamente con su función. Te damos 3 ejemplos: MailChimp, MailRelay y Acumbamail. Todas ellas tienen planes gratis en función del número de usuarios a los que quieras enviar el email. Su uso es muy intuitivo -en sus webs disponen de tutoriales que te guían paso a paso- y, lo mejor de todo, todas te proveen de métricas sobre cómo ha ido el envío: cuántos usuarios han abierto, cuántos han hecho clic, quiénes se han dado de baja, qué emails no existen, etc.

3. Escoge bien el diseño de la plantilla

La plantilla debe ser fácilmente editable, contar con un diseño cuidado y, sobre todo, responsive, esto es, que se adapte para su visualización en el móvil, PC o cualquier dispositivo. La buena noticia es que todas las plataformas que te hemos comentado en el punto anterior disponen de plantillas precargadas que podrás editar y personalizar a tu gusto, por lo que no será necesario hacer una inversión inicial.

4. El contenido, útil e interesante

Ofrece a los receptores del email algo que llame su atención, sin olvidar que el objetivo primordial es conseguir más visitas en tu restaurante. Algunos ejemplos de contenidos que puedes incluir en una newsletter:

  • Promociones especiales: 2x1, 3x2, ofertas de grupo, descuentos en días determinados (como hace el cine con el día del espectador), etc.
  • Ofertas limitadas: Imagina que quieres librarte de excedentes de un determinado producto o que quieres testar cómo funciona una nueva bebida. Aprovecha tu newsletter e incluye estas ofertas aunque, eso sí, te recomendamos que sean limitadas en el tiempo, para conseguir trasladar a tus usuarios ese sentimiento de urgencia o de productos limitados.
  • Nuevos platos de la carta
  • Retransmisiones deportivas destacadas de la semana
  • Opiniones de clientes
  • Entrevistas con el staff para transmitir cercanía con el usuario

Ejemplo de plantilla de newsletter

Propuesta de diseño donde se destaca una oferta. Fuente: Pinterest

En este punto, es importante que la newsletter no esté sobrecargada de contenidos y que siga una estructura clara. Más de 3-4 contenidos puede hacer que se disperse la atención, que el usuario se aburra y que acabe cerrando. En cuanto a las imágenes, el consejo es bien sencillo: que sean apetecibles y “generen hambre” con solo verlas. Ejemplo de newsletter donde la imagen es la protagonista

Ejemplo de newsletter donde la imagen tiene casi todo el protagonismo. Fuente: Pinterest

Importante: No olvides insertar uno o varios call to action (llamadas a la acción) como “Reserva ahora y te invitamos a…”, “Reserva tu mesa y disfruta de un descuento en…”, etc. Preferiblemente, inclúyelos en un botón con una tipografía o un color diferente y que dirijan a una landing page o a la sección de reservas de tu web.

5. El asunto, clave para llamar la atención del usuario

Gran parte de la responsabilidad del éxito de una newsletter la tiene el asunto (título que aparece en el email de envío). Ten en cuenta que estamos acostumbrados a recibir decenas de emails cada día, por lo que un asunto que capte la atención es básico para conseguir la apertura del usuario. Algunos consejos:

  • Mejor que sea breve.
  • Claro y explícito sobre lo que el usuario se va a encontrar dentro (“Descuento en carta especial para ti”); o todo lo contrario, misterioso, que incentive su curiosidad y ganas de abrirlo (“Este mes es diferente en…”, “Te hemos escuchado: Todo esto te espera”).
  • Incluye símbolos de exclamación e interrogación siempre que sea posible
  • Utiliza emoticonos o caracteres especiales tipo 👏👉đŸșđŸ•đŸłđŸ—đŸ”âšœđŸ§đŸŽâ˜•đŸ©
  • Crea sentimiento de urgencia: “¡Última semana! Descuento especial en carta”

6. No sobreimpactes

Una newsletter debe tener una periodicidad determinada, pero es muy importante no sobreimpactar en el usuario, pues conseguirás el efecto totalmente contrario al que buscas y finalmente dejará de leerte o cancelará su suscripción. En función del tipo de novedades que quieras comunicar, escoge la periodicidad: semanal, quincenal o mensual. Puedes hacerla diaria, por supuesto, pero no lo recomendamos, ya que es complicado que cada día cambies de carta o haya algo reseñable que contar. Si retransmites deporte u organizas eventos, una buena opción es enviarla semanalmente con el listado de partidos o actividades y las ofertas asociadas a esas retransmisiones.

7. Encuentra el día y la hora que mejor funciona

Especialmente en los primeros envíos, cambia de día y hora para poder obtener datos de cuándo consigues un mayor porcentaje de apertura. Se trata, en definitiva, de encontrar tu hueco en la bandeja de correo de los usuarios. Si bien es cierto que cada base de datos es diferente, sí existen algunos consejos comunes:

  • No envíes en fin de semana: Los sábados y domingos los usuarios suelen abrir menos su correo.
  • Evita el lunes: Y es que las bandejas suelen estar más cargadas como consecuencia del anterior punto. Cuantos más mails pendientes tengan los clientes, más difícil será destacar. Varios estudios han analizado los mejores días para enviar y estos suelen ser los martes, miércoles y jueves.
  • Las mañanas, mejor que las tardes: Por las tardes, ya sea porque hay trabajo acumulado del día o porque los usuarios tienden a relajarse al acercarse el fin de la jornada laboral, los resultados suelen ser peores que por las mañanas.

8. Mide para mejorar

Se suele decir que lo que no se puede medir, no se puede mejorar. Por esta razón, ten en cuenta todos los ratios que te dan las plataformas de envío y analiza qué contenidos funcionan mejor, qué asuntos se han abierto más o qué usuarios son los más fieles para ir apuntalando envío a envío tu newsletter.

Quizås también te interese

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Si continĂșa utilizando este sitio asumiremos que estĂĄ de acuerdo... MĂĄs informaciĂłn