6 consejos para ahorrar dinero haciendo la compra para tu bar. ¡Márcale un gol a los gastos!

Si los beneficios de tu negocio no llegan a lo esperado y tienen una relación inversamente proporcional a la cantidad de comida que sobra en tu almacén cada día, tienes un problema.

Y es que puede que lleves más años en esto de la restauración que Hiddink o Trapattoni en los banquillos, pero el mercado evoluciona, la cantidad y los gustos de tus clientes también y cada vez hay más proveedores y, por lo tanto, más opciones. Por eso, siempre es bueno optimizar tu táctica al hacer la compra para que sobre lo menos posible, ahorres e incrementes los beneficios.

Desde #LoVemosEnElBar queremos ser lo que Monchi al entrenador del Sevilla y darte una lista de buenos consejos que aumenten el rendimiento de tu despensa para que tú elijas tus favoritos y hagas la mejor compra posible:

1. Parte siempre del escandallo: El escandallo una herramienta que nos permitirá determinar el coste de un plato por persona en función de la materia prima necesaria para prepararlo. Ojo, no se utiliza para determinar el precio de venta, ya que en él entran en juego otros factores como los gastos en personal, energía, costes de producción, etc. Es importante que siempre esté actualizado, pues los productos pueden cambiar de precio en función de su estacionalidad. Utilizando esta herramienta y haciendo un seguimiento de los costes podremos reducir la merma en hasta un 30% y por consiguiente ahorrar en nuestra compra.

El escandallo se suele utilizar en formato tabla, incluyendo campos como los ingredientes necesarios para hacer el plato (si es ración, tendrás que dividir el coste total entre el número de personas para la que esté pensada), el peso bruto y neto, la merma, el precio unitario (coste que tiene cada ingrediente, normalmente expresado en euros por kilo) y el precio total (sobre el peso bruto. Lo que hemos pagado en total). Os mostramos un ejemplo:

Ejemplo de escandallo

2. Nombra una persona fija para hacer la compra: La experiencia es un grado, por lo que es recomendable que siempre sea la misma persona (o tú mismo) la que pueda hacer la compra o el pedido en el proveedor habitual, ya que conocerá los productos y los precios, pudiendo identificar cuándo estos suben o bajan y decidir las cantidades.

3. Prueba diferentes proveedores y encuentra uno de confianza: Para poder tomar una decisión con criterio, es necesario probar y valorar diferentes opciones para quedarte con la que mejor se adapte a tu negocio. Un buen proveedor será aquél que, además de aportarte productos de calidad, te permita ajustar mejor las cantidades del pedido a tu demanda, te aconseje sobre las mejores opciones y ejecute correctamente los envíos, en tiempo y forma.

Encontrar al proveedor perfecto no significa que no sigas mirando opciones, ya que pueden aparecer nuevas oportunidades, pero sí favorecerá una continuidad en la materia prima de tus platos y la creación de una relación de confianza que permita sacar el máximo partido para tu local.

4. Prevé los picos de asistencia: Como en casi todo, la planificación juega un papel estratégico. Prever los grandes acontecimientos deportivos, festivos o culturales que vayan a incrementar la asistencia a tu local te ayudará a tener el almacén listo. Además, te permitirá adelantar la producción y guardar productos previamente elaborados, por ejemplo envasados al vacío, para que los precios de la materia no se disparen también para ti en fechas como la Navidad.

5. Prueba antes de comprar en grandes cantidades: Si has decidido ofrecer en tu establecimiento un nuevo pincho, ración o plato que necesita nuevos ingredientes, no te dejes llevar por el entusiasmo y evita una compra compulsiva. Primero tienes que evaluar si tendrá aceptación entre tus clientes o existe la posibilidad de que acabes con un almacén lleno de un ingrediente que no vas a usar porque apenas piden ese plato. Es decir, introduce poco a poco ese nuevo plato y testea si tiene éxito. Si es así, ya habrá tiempo de comprar grandes cantidades.

6. Ayúdate de la tecnología: Aplicaciones móviles como Shopping Leeks posibilitan un mayor control y automatización de tus pedidos de una forma más sencilla, permitiéndote guardar tus productos y proveedores habituales y hacer la compra en pocos clics, prescindiendo del papel y boli. Como consecuencia de un mayor control, te ayuda además a reducir las mermas.

Ranking futbolistas en RRSS
Previous post
Los 10 futbolistas más influyentes en las redes sociales
TerrazasPortada
Next post
Tu terraza de verano, tu mejor fichaje: Consejos para sacarle el máximo partido
Back

Widget Support

SHARE

6 consejos para ahorrar dinero haciendo la compra para tu bar. ¡Márcale un gol a los gastos!

© 2016 Vodafone España S.A.U. Avda. América 115, 28042 Madrid