Consejos para llenar el bar

6 claves para posicionar la web de tu negocio en Google

En posts anteriores hemos hablado de la importancia que tiene una buena web para los bares y restaurantes. Es lo primero que ven muchos de los clientes, para los que la confianza que les transmita la página contribuye a su decisión de ir o no. Luis Aragonés no se ganó a la afición de la selección por arte de magia, sino a base de generarles seguridad y de hacerles creer que, con ese equipo, era posible “ganar y ganar y volver a ganar”. Pues con la página de tu restaurante pasa lo mismo.

La relación entre la web y el usuario sigue cierta progresión, tiene que construirse poco a poco según éste se vaya convenciendo de lo que ve. Sin embargo, para que los clientes lleguen a tu página, ésta tiene que estar fácilmente accesible en Google.

Y es que esta plataforma gana todos los años la Champions de los buscadores sin que exista, a día de hoy, un rival capaz de poner en entredicho su hegemonía. Entender su funcionamiento te permitirá sacarle el máximo rendimiento. Tu objetivo debe ser que la web de tu restaurante aparezca en la primera página de Google. Esto es, en el top 10 de resultados de búsqueda.

El SEO, tu gran aliado para captar clientes

Y aquí el crack que tu negocio necesita no es otro que el SEO (Search Engine Optimization), es decir, el conjunto de acciones que se llevan a cabo para mejorar el posicionamiento de forma orgánica. En el extremo opuesto estaría el SEM, una técnica de pago para aumentar posicionamiento.

Haciendo un nuevo símil futbolístico, el SEO sería el Alavés, que sacando todo el partido de muchos jugadores fichados a coste 0 está haciendo un auténtico temporadón; y el SEM sería el Manchester City, que también la está haciendo pero previamente ha tirado de talonario. Al final, tanto los aficionados de un equipo como de otro están más que satisfechos y ambos clubes cumplirán con creces con sus objetivos. Diferentes estrategias, mismo resultado.

Volviendo a la web de tu negocio, existen diversas técnicas que te ayudarán a conseguir este fin. En este post te damos algunas claves para optimizar tu posicionamiento.

  • Elige las palabras clave adecuadas

A priori puede parecer más sencillo de lo que realmente es. Seleccionar las palabras clave (keywords) perfectas para posicionar tu web es uno de los primeros pasos que debes llevar a cabo. Para comenzar, realiza una búsqueda de qué keywords son las más potentes en el sector de la hostelería, siempre en función del tipo de establecimiento que tengas. 

Puede resultarte útil ponerte en la mente de tu cliente. Este barrido es interesante también para saber qué palabras no funcionan. Una vez que las hayas seleccionado, teniendo en cuenta aquellas que se utilizan más, recuerda incluirlas con cierta asiduidad en la web pero sin pasarte, para evitar penalizaciones de Google.

Además, es importante tener en cuenta qué posibilidades tienes según la competencia que tenga la keyword. Por ejemplo, si tienes un restaurante italiano, lo lógico es que trates de posicionarte bajo la palabra clave “restaurante italiano”. Sin embargo, debes tener en cuenta que la competencia por esta keyword será más elevada, pues tiene 553 millones de resultados. Te recomendamos que ajustes un poco más y busques las keywords más específicas (long-tail), por ejemplo “menú restaurante italiano en Madrid” o “restaurante italiano en Les Corts Barcelona”.

  • El contenido audiovisual es cada vez más importante

Google otorga cada vez más importancia a las imágenes y los vídeos que al texto. Por un lado, los buscadores posicionan mejor las fotos. Por otra parte, la visualización de los vídeos hace que el usuario permanezca más tiempo en la página, y eso supone puntos a favor de cara a Google, pues interpreta que ofrecemos un contenido de calidad.

Por ello es recomendable que en tu web incluyas contenido audiovisual; y si es propio, mejor. En este sentido, conviene adaptar tu contenido para que pueda ser visto también desde móvil, lo cual contribuirá al posicionamiento. Es decir, procura que las fotos y los vídeos estén adecuados al formato móvil (diseño responsive).

  • No te olvides de las mataetiquetas

Son unas etiquetas informativas que se añaden en el código HTML de una página y que dan información sobre la categorización de la misma. La finalidad de estos ‘tags’ de título y descripción es hacer que nuestro contenido sea inteligible para Google. Vendrían a ser como el comentarista del partido.

Facilitan al motor de búsqueda la información que necesita saber sobre la web. De esta forma, la plataforma decidirá si posicionarlo o no. Por esto es importante utilizar metaetiquetas que Google entienda, como “title”, “description”, “robots”, “content”, etc.

  • Los enlaces son garantía de calidad

Tan importante como incluir links internos es generar links externos. Si otra web enlaza a nuestro contenido, Google lo entiende como una recomendación de contenido de calidad, y lo posiciona mejor. Eso sí, los enlaces tienen que ser de páginas que cuenten con una buena reputación. Por otro lado, conectar nuestras propias páginas favorece la navegación por la web, hace que el usuario esté más tiempo, y Google lo premia.

  • Ofrece contenido de interés para los usuarios

Si tienes una web de un restaurante, no escribas sobre zapatos. Esto es algo tan obvio como que Bogarde no tenía “ADN Barça”.

Intenta averiguar qué esperan encontrar tus usuarios, además de tu menú. Un recurso útil -y atractivo- es incluir un blog o una página en la que publiques artículos relacionados con el sector, herramientas para tus clientes, o cualquier tipo de información con la que captar su atención (nuevos platos, eventos, retransmisiones deportivas de la semana, etc).

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de redactar el contenido es hacerlo ‘SEO-friendly’; es decir, incluir las palabras clave más potentes y pensar en él en clave más audiovisual.

  • Las redes sociales se convierten en tu mejor aliado

Hoy en día el mundo se mueve a través de las redes sociales. Tanto es así que se han convertido en una importante referencia a nivel de posicionamiento. Si enlazas tus redes sociales a tu web, redirigirás hacia ella todo el tráfico proveniente de la enorme difusión que éstas generan. Y aquí hacemos como cuando CR7 enseña abdominales, un poco de autopromoción: recuerda que tenemos varios posts para ayudarte a sacarles todo el partido.

Un buen posicionamiento en Google puede ayudarte mucho en tu expansión digital. Tienes la posibilidad de abrir ante ti una fuente imparable de clientes potenciales si consigues aparecer en las primeras páginas del buscador. El balón está en tu campo; en tu mano está aprovechar la jugada o perder la oportunidad de ganar visibilidad.

Quizás también te interese