6 claves para diseñar la web de tu restaurante

Crear una página web no es complicado. De hecho, siguiendo algunos tutoriales de Internet y utilizando gestores como WordPress puedes tener la tuya en unas horas. Sin embargo, hacerla bien y que cumpla con el verdadero objetivo de una página empresarial, incrementar tus clientes, ya es más complejo. Casi tanto como penetrar en una defensa de 5 entrenada por Lippi y con Capello de segundo o tanto como despeinar a Mijatovic.

Si nos permites, nos gustaría ser tu ayudante y echarte una mano en el planteamiento táctico de tu web. Y si ya la tienes, aún queda mucho partido y siempre estás a tiempo de hacer un par de retoques que te permitan mejorar en todas las líneas y asegurar el resultado. Tiramos de pizarra y te enseñamos 6 claves para crear o adaptar la web de tu restaurante:

1. Diseño responsive

Que si el césped estaba alto, que no era uniforme, que se levantaba al chutar… Excusas hay muchas y aquí de lo que se trata es de tener jugadores que jueguen igual de bien en el Bernabéu que en el campo de tierra del barrio, que den un pase con la misma precisión en el Wanda que el estadio del Selaya cántabro.

En el diseño de tu web pasa algo similar. Por eso, debes contar con una web todoterreno, esto es, adaptada a cualquier dispositivo y que sea igual de atractiva para el usuario que la visualiza en el ordenador, para el que la ve desde el móvil o para el que lo hace desde la tablet. Es decir, tiene que tener un diseño responsive.

Ten en cuenta que el 94,6% de los españoles se conectan a Internet a través del móvil, por lo que un diseño adaptado es básico. En este sentido, la mayor parte de las plantillas gratuitas de WordPress están ya optimizadas. De todos modos, antes de escoger una o tirar de un diseñador para tu web, asegúrate siempre de que tiene en cuenta el responsive.

Mira el ejemplo del restaurante Gran Clavel:

2. Sencillez y experiencia de usuario

Seamos sinceros: la web de tu restaurante no tiene que ser como un equipo de Guardiola, donde prime “lo bonito”. Puede ser como el Leganés de Garitano, más sencilla pero tremendamente efectiva, explotando al máximo sus fortalezas.

Y es que hay veces que menos es más, por lo que si no quieres complicarte excesivamente con el diseño, lo mejor es que cuides la experiencia de usuario ofreciéndole una navegación sencilla, con los principales elementos visibles y accesibles a un solo clic y con la información más necesaria a la vista: carta/menú, galería de imágenes, localización y contacto/reservas. Facilítale su decisión. A modo de ejemplo, la web del restaurante Kint del Mercado Vallehermoso de Madrid.

3. Imágenes del interior y de producto

Ojos que no ven… bar vacío. Hoy en día también se come con la vista, solo hay que navegar unos minutos por las redes sociales para darse cuenta de cómo fotografiar platos y restaurantes se ha convertido en una tendencia.

Del mismo modo que a pie de calle suele generar desconfianza no ver el interior del establecimiento, la web es la carta de presentación de un restaurante y la que puede hacer al cliente decidirse por cenar en tu local, así que muestra lo mejor en ella: incluye imágenes del interior (salas), del ambiente y de algunos productos para enseñar cómo es el restaurante y cómo es la comida.

Para las imágenes de platos, te damos algunas recomendaciones:

  • Muestra platos grandes y con una menor cantidad de comida de la que sueles servir. Los usuarios perciben como más elaborado y de calidad un plato bien presentado y con menos cantidad que uno hasta arriba de comida.
  • Hay ciertos alimentos que llaman más la atención en las imágenes por su color, forma o por las sensaciones que trasmiten: ensaladas frescas con aceite de oliva, postres y pasteles, carne al punto, frutas con colores llamativos, etc.
  • Las fotografías que tomes, mejor sobre fondo blanco, así si cambias de diseño podrás reutilizarlas con una mayor facilidad.

4. La carta, siempre presente

No a todo el mundo le gustan las sorpresas -si no que se lo digan a Joaquín cuando vio llegar a Lopera a la fiesta de Halloween-, y menos cuando están buscando un lugar para celebrar una comida en grupo o en pareja. Por eso, en tu web deberá figurar, siempre, la carta. Además, mejor si tiene su propia sección en el menú de navegación.

Y, si te lo estás preguntado, sí, es preferible incluir también los precios. Es más, es casi imprescindible. Imagina que un posible cliente está consultando tu web y la de la competencia, la suya sí incluye precios y la tuya no. Es un cliente que has perdido, y es que si las sorpresas en la comida pueden no ser agradables, a la hora de pagar lo serán menos todavía.

En este aspecto, solo un consejo: integra la carta en el cuerpo de la propia página y no la adjuntes como un PDF o un Word descargable, pues la visualización será más lenta y más complicada para el usuario. Un ejemplo sencillo es el del restaurante Bizikletak.

5. Reservas online

¿Cómo le explicas hoy en día a un usuario que puede hacer transferencias bancarias, comprar un billete de avión o pagar un taxi por Internet pero para reservar mesa en tu restaurante tiene que llamar por teléfono?

Los tiempos en la Red corren más rápido que Overmars la banda (cuando jugaba en el Arsenal, porque en el Barcelona…). Por esta razón, permitir a tus potenciales clientes reservar directamente desde la web es prácticamente innegable. No te preocupes, no es complicado incluir una funcionalidad de este tipo en tu página. De hecho, existen plugins de WordPress como Booking Calendar o Easy Reservations de sencilla instalación y uso.

6. La dirección, visible desde múltiples puntos

La cercanía puede ser otro punto a favor de tu restaurante, pues no siempre un potencial cliente estará dispuesto a recorrer más kilómetros que Juanfran y Carvajal juntos solo para cenar. Facilítales su decisión incluyendo la dirección del establecimiento no solo en la zona de contacto, sino también en el footer (es visible en todas las secciones de la web).

Puestos a mejorar la experiencia del usuario en la web, debes saber que existen varios plugins para incorporar, de manera gratuita, la tecnología Google Maps a tu web, localizar el restaurante en un mapa y permitir al cliente encontrar la ruta más corta desde su ubicación, como hacen en Lobbo.

Por último, aunque no menos importante y aunque no sea un consejo propiamente para tu web, te recomendamos que des de alta tu negocio en Google My Business, mucha gente lo utiliza y te permitirá aumentar la visibilidad de tu negocio.

 

Champions Restaurant League - lovemosenelbar
Previous post
Champions Restaurant League: 8 restaurantes “diferentes” en Europa
Cómo utilizar Instagram Stories para tu restaurante
Next post
10 formas de utilizar Instagram Stories para tu restaurante
Back

Widget Support

SHARE

6 claves para diseñar la web de tu restaurante

© 2016 Vodafone España S.A.U. Avda. América 115, 28042 Madrid