Fútbol

11 curiosidades de la historia de los mundiales: jugadores descalzos, el jeque que anuló un gol...

Echar la vista atrás en la historia de los mundiales es recordar el codazo de Tassotti a Luis Enrique, el fatídico gol anulado frente a Corea, la lección de fútbol que nos dio Zizou en el 2006, el fallo de Zubizarreta ante Nigeria en el 98, los cuatro goles de Butragueño en México… Y por supuesto, a Puyol despegando en el área alemana, a Van der Vaart tratando sin éxito de repeler el tiro de Iniesta y a Casillas alzando el trofeo al cielo de Johannesburgo.

Y es que siempre es más fácil recordar las alegrías y decepciones de nuestro equipo. Sin embargo, desde que se celebró el primer Campeonato del Mundo, son muchas las historias y anécdotas, algunas inverosímiles y hasta esperpénticas, que se han sucedido en las 20 ediciones que, hasta el momento, se han disputado. Te invitamos echar la vista atrás para recordar alguna de estas “curiosidades”:

1930 - Héctor Castro, el “divino manco” uruguayo

El primer Campeonato del Mundo se disputó en Uruguay en el año 1930. Allí, el conjunto charrúa acabó levantando el trofeo con un protagonista de excepción, Héctor Castro, apodado “divino manco”.

Castro fue uno de los héroes de la final, pues marcó el 4 a 2 en la victoria de la selección uruguaya sobre Argentina. Nada extraño si no fuese porque a Castro le faltaba un brazo, extremidad que perdió en un accidente con una motosierra a los 13 años. Un ejemplo de superación único hasta el momento.

La Segunda Guerra Mundial supuso la cancelación de dos mundiales, los correspondientes a 1942 y 1946.

Durante la contienda, Ottorino Barassi, vicepresidente de la federación internacional, fue el encargado de que el trofeo estuviese a buen recaudo, a salvo de un probable expolio por parte del ejército nazi.

1950 - Descalzos y orgullosos

Brasil, 1950. La renuncia de Birmania abre de par en par las puertas del Campeonato del Mundo a la selección de la India, que había sido la revelación de los JJOO de Londres dos años antes. En aquél torneo, llamaron la atención de todos porque sus jugadores no usaban botas de fútbol. Jugaban solo con una venda a modo de protección.

Continuaron jugando descalzos hasta que en los Juegos Olímpicos de Helsinki de 1952 algunos futbolistas sufrieron congelaciones en los dedos.

1950 – La Azzurra, en barco hasta Brasil tras un accidente aéreo

El 4 de mayo de 1949, 18 jugadores del equipo bautizado como “Il Grande Torino”, uno de los conjuntos más fuertes de Italia en la época, perdieron la vida en un accidente aéreo.

La “Tragedia de Superga” supuso no solo un tremendo impacto para el club, sino también para todo el fútbol italiano y, especialmente, para la selección Azzurra que el año siguiente iba a disputar el campeonato de Brasil.

1962 – El árbitro que se vengó de la URSS

El 3 de junio de 1962, Colombia y la todopoderosa URSS, con Lev Yashin “La Araña Negra” bajo palos, se enfrentaban en el primer partido del torneo de Chile.

El encargado de impartir justicia era Joao Etzel Filho, un colegiado brasileño que al final hizo todo lo contrario.

A falta de media hora para cumplirse el tiempo reglamentario, la URSS ganaba sin dificultades al cuadro cafetero por 4 goles a 1. Una serie de decisiones parciales de Filho provocaron que Colombia acabase empatando aquél partido.

Filho admitió años después haber pitado a favor de Colombia: "Yo empaté aquel partido. Soy descendiente de húngaros y odio a los rusos desde que invadieron Hungría en 1956". Una venganza con silbato.

1962 – El torneo más duro

El campeonato de Chile también es recordado como el más duro, por no decir violento, de la historia.

Los propios anfitriones protagonizaron el considerado encuentro más sucio de la historia de los mundiales. Fue el que les enfrentó a Italia, calentado previamente por prensa y equipos y bautizado después como “La Batalla de Santiago”. Basta con ver las imágenes para darse cuenta de que no se ha exagerado nada:

Pero no fue el único. De hecho, si este es considerado el Campeonato del Mundo más violento es por algo: el tercer día de competición 34 jugadores ya habían caído lesionados y se alcanzaron los 50 en el cuarto.

1966 - Antonio Ubaldo Rattín, el “culpable” de que existan las tarjetas

Rattín era el capitán de la selección de Argentina en el campeonato de 1966. 

En un partido de cuartos de final frente a Inglaterra, el árbitro Rudolf Kreitlein acabó expulsando al jugador de la albiceleste de manera verbal, ya que no existían las tarjetas. La razón, las continuas quejas de Rattín, que incluso llegó a pedir un intérprete para protestar al colegiado.

Para evitar más situaciones como estas, se decidió establecer las tarjetas amarillas y rojas para el siguiente torneo, celebrado en México en 1970.

1982 – El jeque que anuló un gol en España

En 1982, y con el estadio José Zorrilla como testigo, un espectador logró que el árbitro anulase un gol a la selección francesa. Pero el aficionado no era un cualquiera. Era un jeque de Kuwait, hermano del Emir para más señas.

Corría el minuto 35 de la segunda parte y Francia dominaba por 3 a 1. Genghini para Platini, que con el exterior habilita a Giresse, que controla y marca. 4 a 1. O eso parecía.

Porque los jugadores de Kuwait se quejan de que un espectador había hecho sonar un silbato y les ha confundido. En la grada, un hombre indica al equipo kuwaití que se retire. Era Fahad Al-Ahmed Al-Jaber Al-Sabah, el jeque.

No contento con su protesta, decide bajar a “charlar” con el colegiado soviético Miroslav Stipar, que finalmente accedió a anular el gol. ¿Qué razones tan convincentes le daría?

1998 – El amuleto Barthez

Francia jugó en casa -y ganó- el campeonato de 1998. Desailly, Pires, Deschamps, Lizarazu, Zidane, Djorkaeff… Un auténtico equipazo en el que también estaban Laurent Blanc y Fabien Barthez, que instauraron un ritual que acabó convirtiéndose en garantía de buena suerte.

Concretamente, el central besaba la calva de su portero antes de que comenzase el partido. Tan bien les fue que, a pesar de no poder disputar la final por estar expulsado, Blanc repitió el gesto en el vestuario antes de medirse a Brasil.

Hasta el mismísimo presidente de la República, Jacques Chirac, acabó besando la despejada cabeza de Barthez. 

2010 – El guaraní para jugar al despiste 

Llegamos al 2010, nuestro campeonato favorito, nuestra estrella sobre el escudo. Un distintivo que costó y por el que se sufrió frente a selecciones como Suiza, Chile, Alemania, Portugal… y Paraguay, al que vencimos con gol de Villa -benditos postes-.

El conjunto albirrojo, dirigido por el Tata Martino, evitó que los españoles se enterasen de lo que estaban hablando durante el partido recurriendo al guaraní, lengua indígena que se enseña a todos los habitantes del país en el colegio. Afortunadamente, esta táctica no surtió todo el efecto que esperaban.

2018 – El seleccionador, destituido a dos días del inicio del torneo

 

De esta historia inverosímil también somos protagonistas, aunque lamentablemente no de manera indirecta como en la anterior. La destitución de Lopetegui, seleccionador español, a dos días del debut en el campeonato del combinado nacional es un hecho sin precedentes.

Todo comenzó con el anuncio de su fichaje por el Real Madrid tres días antes del partido ante Portugal correspondiente a la primera fase. A partir de ese momento, rumores, especulaciones y un ambiente enrarecido en el seno de la federación y el vestuario tuvieron como consecuencia la destitución, horas después, del técnico vasco.

Para muchos, un ridículo histórico de “La Roja” que la convirtió en el hazmerreír del mundo del fútbol. Para otros, una decisión acertada, pues el equipo era lo primero y requería toda la concentración. Para nosotros, una piedra más en el camino que estamos seguros el equipo podrá esquivar en el camino hacia la gloria de Moscú.

Quizás también te interese

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo... Más información