Consejos para llenar el bar

10 errores de traducción en cartas que te sacarán una sonrisa

No descubrimos nada nuevo si decimos que, como aficionados al fútbol, hay algunos nombres que nos ha costado mucho pronunciar correctamente, ¿o acaso sabrías decir con toda seguridad si Seedorf se pronuncia “Sidorf”, “Sedorf” o “Seidorf”? ¿O si Kluivert era “Kloivert”, "Kluiver” o “Klauvert”? Por no hablar de Müller, al que hemos llamado “Muler” o “Moler”, cuando lo correcto es “Múla”. A otros como Szczesny, Srna, Grzegorz Krychowiak, Mkhitaryan y Kolodziejczak los hemos dejado por imposibles.

Sin embargo, siempre ha habido quien ha apostado porque nos entendamos todos y hacer una traducción libre que resulte simple y comprensible. Solo así se entiende que Chupe, jefe de peñas del Betis años atrás, decidiese llamar “Pepe” al central bosnio Faruk Hadzibegic o que el mito sevillista Alhaji Momodo Njle responda a “Biri-Biri”.

En restauración esta práctica tiene más riesgo. Buscando que los menús sean entendibles para clientes de otros países, algunos bares y restaurantes traducen sus cartas de una manera, llamémoslo así, libre, “free style”, dando lugar a divertidas confusiones. Hemos recopilado 10 errores de traducción en menús que han conseguido sacarnos una sonrisa:

El vino que viene y va

En ocasiones, el traductor de Google tiene más peligro que Ramos en un córner en el descuento. De ahí que el siguiente restaurante confundiese el vino, la bebida, con la conjugación del verbo “venir”. El resultado: traducir “Vino en botella” como “He/She came in a bottle” (él/ella vino en una botella).

Fuente: @iago_f_b

La increíble historia del lomo saltarín

Como lo lees. Si Cristiano o Godín pueden alcanzar casi cualquier balón en un salto de cabeza, la capacidad de salto de este filete no se queda atrás. O al menos es lo que se intuye de esta traducción.

El “lomo saltado” con carne, patatas y verduras se transforma, cuando lo pide un cliente que no domina el español, en un “join jumped”, es decir, en la “unión saltada”. La traducción adecuada en este caso hubiese sido “stir-fried (salteado) loin (lomo).

Fuente: PerúFail

Pero esto no es todo, pues esta carta incluye otra maravillosa traducción. El “Pescado a lo macho” (con salsa de marisco) ha sido traducido, de manera literal, como “Male with fish”, es decir, “hombre con pescado”.

¿Qué pasa si le propones a un turista comer leones?

Algo así es que lo sucede si interpretamos, de manera literal, la siguiente traducción.

El plato ofertado es el cocido leonés, esto es, de León, que se sirve todos los días. La transcripción no tiene desperdicio y viene en dos partes:

Fuente: @YagoBelmondo

“Cooked Lions”: Leones cocidos. Que oye, para ser una carne tan exótica y venir con pan, bebida y poste, por 15 euros no está nada mal.

“Everyone Days”: Todo el mundo días.

Como Guardiola e Ibramihovic en el Barça: juntos pero no “in a mess”

Seguro que en algún hotel has visto el típico letrero de “scrambled eggs” (huevos revueltos) para desayunar. Algo que claramente no han hecho en este restaurante de Toledo, donde sirven los ajos y las gambas “in a mess” (en un lío).

Fuente: @Nylsa_

Una miel de armas tomar

El mató es un tipo de queso fresco, típico de Baleares y Cataluña, que se puede servir con miel. Una vez más, Google Translate vino al rescate para deleitarnos con esta traducción:

Fuente: @BonaBosch

¿Perdón?

Todavía estamos buscando una explicación o un indicio que nos permita descifrar qué es lo que han intentado hacer aquí:

Fuente: @NenaAbollada

Ni para ti ni para mí, un poco en inglés y otro poco en español

De pocas cosas nos alegramos más que del ascenso de un equipo modesto. Este año el Huesca jugará en LaLigaSantander y no vemos el momento de pasarnos por El Alcoraz.

Eso sí, como el equipo dé la campanada y se clasifique para competiciones europeas, más vale que este restaurante oscense se prepare para recibir a las aficiones visitantes. Primera lección: “Ensalada” no se traduce como “ensalad” ni “fruta del tiempo” como “fruit time”.

Fuente: @AliciaNindu

Para no jugársela

Los errores de traducción no solo se dan en inglés, también cuando se traduce al catalán. Desde aquí nos declaramos admiradores de quien tradujo la comida “callos” como si de las durezas del pie se tratase.

Estamos convencidos de que ese día nadie pidió ese plato.

Si pides boquerones, ten cuidado por dónde pisas

“Big holes in vinegar”. O lo que es lo mismo, “grandes agujeros en vinagre”. No nos podemos imaginar qué pensarían todos aquellos que no supiesen español cuando lo leyeron.

Fuente: @itgalan

A los hijos del Rock and Roll, SAL-MO-NEEEEEE-TEEEEEEEEEES

Seguro que lo que le vino a Miguel Ríos a la cabeza cuando vio este menú que intentaba traducir “Salmonetes de Roca”:

Fuente: ABC Trans Links

Quizás también te interese

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo... Más información