Consejos para llenar el bar

10 alternativas al uso de plásticos en tu negocio

Queda tiempo, pero ve preparándote: la Unión Europea ha decidido que los plásticos desechables deben desaparecer en 2021. Esto también afecta a bares y restaurantes, especialmente si te has sumado a la tendencia ‘take away’ y ofreces comida para llevar. Esta iniciativa por parte de la UE responde a las necesidades de los consumidores. Cada vez son más conscientes de los problemas medioambientales y esperan que los restaurantes actúen en consecuencia.

Reducir la dependencia de tu bar o restaurante en plásticos de un solo uso es una buena manera de mostrar a tus clientes de que tú también quieres aportar tu granito de arena en favor del medio ambiente.

Aunque a priori puede parecer más difícil que ver a Guardiola capitaneando a los blancos, no tienes que asustarte. Existen alternativas desechables, no contaminantes y asequibles para todos los bolsillos.Te proponemos un puñado de medidas para que empieces a olvidar el plástico en tu negocio.

Primer paso: elaborar un listado de los plásticos de los que prescindir

Está demostrado que la sociedad está más concienciada sobre el uso que darle al plástico y a la hora de elegir un restaurante o bar, se priorizan las opciones responsables con el medio ambiente. Incluso los grandes futbolistas como Iniesta o El Guaje se muestran proactivos en la guerra contra el plástico, participando en el reto viral #YoElijoPlaneta, promovido por National Geographic.

Probablemente el listado de productos plásticos que utilizas en tu día a día sea muy largo. Pero no te preocupes. Te recomendamos que empieces por los más básicos, para que después te sea más sencillo deshacerte de otros con más presencia. Puedes empezar a revisar el uso que le das o con qué materiales están fabricados. Por ejemplo:

  • Botellas de agua
  • Utensilios de cocina
  • Copas o vasos de plástico
  • Tapas de ollas o tuppers
  • Rollo para embalaje, de plástico
  • Bolsas (de basura, para llevar...)
  • Envases de comida para llevar
  • Envase de palillos

Como hemos dicho, estas son algunas sugerencias de productos plásticos de los que puedes prescindir. Si quieres seguir adelante en tu guerra contra el plástico compartimos contigo una serie de pasos:

1. Utiliza pajitas de papel

Hay opciones muy buenas a las típicas pajitas de plástico. Durante este año hemos visto cómo algunos restaurantes han optado por reemplazarlas, mientras que otros decidieron eliminarlas por completo.  

Una buena idea es dejar de facilitar las pajitas a menos que lo soliciten: lleva las bebidas a una mesa sin pajitas y, si los clientes las solicitan, llévales una pajita de papel. De este modo, tus clientes usarán menos pajitas de lo normal, reduciendo el uso general de plásticos.

2. Utiliza recipientes de acero inoxidable en vez de plásticos

La ventaja de usar este tipo de recipientes no es únicamente medioambiental, sino también culinaria. Y es que la comida que guardamos en envases de plástico tiende a coger el sabor y olor del mismo, mientras que si optamos por un recipiente de acero o loza esto no ocurre.

3. Hazte con dispensadores de vidrio, cerámica o acero inoxidable para guardar los condimentos

De la misma forma que sucede con la comida pasa con los condimentos, sobre todo con las especias, que suelen ser muy aromáticas. Mantener sus propiedades organolépticas es más sencillo en frascos de vidrio que en botes de plástico.

4. Utiliza tapas para cubrir ollas, cacerolas o recipientes del estilo en lugar de film transparente

En lugar de cubrir los alimentos con un envoltorio de plástico normal, utiliza papel de aluminio o incluso las propias tapas de acero. También puedes optar por papel encerado o papel pergamino asegurado con una goma elástica. O bien, lo más sencillo, un paño de cocina o una servilleta de tela sobre un frasco con una goma elástica.

A la hora de almacenar alimentos también podemos elegir bolsas de silicona reutilizables que son aptas para ser congeladas. Las bolsas de silicona duran mucho más y son menos propensas a liberar toxinas que sus homólogas plásticas. El material base del que están hechos es sílice (arena derivada del cuarzo), que se encuentra comúnmente en todo el mundo. También puedes encontrar bolsas de tela lavables con cierre de cremallera o velcro, pero no tienen un cierre tan hermético y por lo general no se utilizan para cocinar.

5. Evita los productos plásticos de decoración

Decorar tu restaurante está muy bien, es incluso necesario para convertirlo en un lugar acogedor. Sin embargo, muchos establecimientos tienden a comprar adornos de plástico. Te recomendamos que apeles a tu creatividad para utilizar elementos decorativos de otros materiales. Por ejemplo, puedes abogar por el bambú o el mimbre, que además de ser original, son muy estéticos. Y si no te lo crees, atento a este ejemplo:

Foto: Pinterest

6. Cambia las bolsas de basura de plástico por otras biodegradables

Los restaurantes generan elevadas cantidades de basura diarias. Si en vez de utilizar bolsas de plástico optas por bolsas biodegradables reduces considerablemente el impacto medioambiental. Estas bolsas suelen estar fabricadas con materiales como almidón de patata o maíz mezclado con fibras sintéticas degradables.

Hay algunos restaurantes que van más allá y directamente eliminan las bolsas de basura. Es el caso de Silo, un establecimiento ubicado en Brighton (Reino Unido), que no cuenta con un cubo de basura en la cocina. Su chef, Douglas McMaster, es uno de los principales abanderados del movimiento “zero waste”, y utiliza todos los restos orgánicos que sobran como abono natural.

7. Asóciate con proveedores que utilicen materiales reciclables

La conciencia medioambiental no implica solo que tu restaurante contribuya directamente a reducir los plásticos, sino que también involucres en esta tarea a tus proveedores. Si todos los negocios de hostelería estableciesen acuerdos únicamente con empresas sostenibles el impacto negativo se reduciría todavía más.

8. Compra la materia prima envuelta o empaquetada en papel o cajas de cartón

Comprar ingredientes a granel no solo te ayudará a reducir los costes de los alimentos, sino a reducir el número de envases para tirar. La idea es la misma que en los supermercados: evitar el plástico que únicamente sirve para trasladar productos y sustituirlo por opciones más ecológicas.

9. ¿Ofreces la posibilidad de comprar comida para llevar? Facilita cubiertos de madera desechables o que estén fabricados a base de material reciclable

No todos los pedidos para llevar tienen que incluir cubiertos, pues no siempre son necesarios. Si recibes pedidos “take away” por vía online una buena opción es incluir una pregunta en el proceso que sea "¿Necesita cubiertos?", para así saber en qué ocasiones los debes introducir. Si el pedido se realiza físicamente o por teléfono, realiza esta pregunta a los clientes directamente.

10. El café, en vasos de papel

Cada vez son más las personas que piden en bares un café para llevar, bien sea de camino al trabajo o simplemente para dar un paseo. En lugar de utilizar vasos de plástico escoge otros de papel o que sean desechables. Lo mismo ocurre con los removedores: mejor que sean de madera.

Reducir el plástico en tu bar o restaurante es más fácil de lo que crees. La clave está en adoptar estas pequeñas medidas diariamente e incorporarlas en tu día a día. Por otro lado puedes “educar” a tus clientes y acostumbrarles también a que ellos mismos soliciten diversas alternativas al plástico.  

Quizás también te interese